Publicidad

Actualizado hace 153 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
10:14 AM / 14/09/2018
“El Lobo Feroz” ya está ante la justicia en Colombia
A. Mendoza / Agencias
0
Agencias

Ya está en Colombia. Ante la justicia de su país, procesado por —al menos— 276 abusos sexuales a menores está Juan Carlos Sánchez Latorre, apodado “El Lobo Feroz”, quien fue capturado en Venezuela. 


Sánchez Latorre fue extraditado a Colombia atendiendo una petición de la cancillería de ese país que fue aprobada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas, en junio. 


El lunes 10, dos funcionarios de Interpol llegaron desde Colombia a Caracas para encargarse del traslado de Sánchez Latorre quien, desde febrero, estaba recluido en el Internado Judicial de El Rodeo II, en Guatire. 


 La vicefiscal general de Colombia, María Paulina Riveros, explicó que “Sánchez Latorre deberá responder ante la ley por  acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, pornografía infantil y actos sexuales abusivos con menor de 14 años”. 


Al aeropuerto internacional de El Dorado, que sirve a Bogotá, llegó, ayer a mediodía Sánchez Latorre, escoltado por los funcionarios de Interpol que fueron a buscarlo a Caracas.
El traslado del procesado no pudo materializarse el martes porque, según informó el diario El Heraldo, “una aerolínea se negó a transportar al reo. La traba hizo que se pospusiera el traslado hasta el jueves (ayer)”. 


El diario barranquillero citó fuentes de Migración Colombia,  la primera escala administrativa que cumplió Sánchez Latorre al aterrizar, ayer a mediodía, en Bogotá. “Migración debe identificarlo plenamente y traspasarlo luego a Fiscalía”, comentaron fuentes de esa dependencia a El Heraldo. 


A Sánchez Latorre lo capturaron en Maracaibo el 29 de noviembre de 2017. Funcionarios de Interpol Venezuela, en conjunto con efectivos de México y Colombia, le seguían la pista por una investigación que inició en el país azteca meses antes y que produjo la captura del cómplice de “El Lobo Feroz”.


 Ese apodo se lo configuró el propio Sánchez: era como se identificaba en el correo electrónico desde el cual enviaba los videos en los que documentó, con precisión de número, los abusos sexuales que cometía contra menores de edad en Barranquilla. 


“Frecuentaba salas de juegos de centros comerciales de Barranquilla, abordaba a menores y les ofrecía dinero para llevarlos a sitios donde realizaba actos sexuales y les mostraba pornografía infantil”, agregó la vicefiscal Riveros. 


La larga mano de la justicia no se detuvo hasta ponerlo  frente a un juez.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS