Publicidad

Actualizado hace 30 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
10:22 AM / 13/04/2018
‘El Comegente pintor’ se había comido un caballo
A. Mendoza / Agencias
0
Cortesía

En un container abandonado vivió Luis Alfredo González Hernández, el llamado ‘comegente pintor’, procesado por desmembrar y comerse a su pareja, hace dos meses, en una finca del estado Miranda. La investigación no se ha detenido. 

Douglas Rico,  director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), informó que “Luis González Hernández vivió en un contenedor  abandonado en un terreno, en el sector Las Palmitas de Río Chico, en Miranda”. 

 Allí, los detectives del Cicpc hicieron varias pesquisas, en las que determinaron que “dio muerte a un caballo y fabricó artesanías con la piel”, agregó el reporte de Rico en su cuenta en Instagram. 

Allí, los detectives encontraron otra pintura en la que, de nuevo, se aprecia el color rojo como el principal elemento de un rostro pintado sobre madera. 

A Miranda, ‘El Comegente Pintor’ llegó desde Lara. El diario La Prensa, de Barquisimeto, informó que “es oriundo de Yaritagua (estado Yaracuy), y también vivió en Barquisimeto, donde se le vio mendigando en las calles”. 

“Se movía entre el terminal de pasajeros y  la avenida Vargas de  Barquisimeto”, agrega el reporte. “Está casado y tiene hijos. Su familia vive en Yaritagua”, indicaron los funcionarios.

 Al ‘Comegente Pintor’ lo capturaron efectivos del Cicpc, la semana pasada, en Barlovento. En una hacienda de Río Chico dio muerte a su pareja, Lisandro Rosales, de quien comió la carne. 

“A raíz de su confesión, los cuadros que se encontraron en la casa, de su supuesta autoría, fueron trasladados a Caracas para practicarles pruebas de antropología forense. Dijo que los había pintado con la sangre de su pareja”, comentaron efectivos al momento de la detención. 

 Pese a que González Hernández dio la versión de un supuesto ‘pacto’ entre él y Rosales para que le hiciera servicio funerario (“matarlo, comerlo y pintar cuadros con su sangre”), las investigaciones posteriores revelaron que el móvil fue el pasional.

“Se desencadenó una discusión entre ellos. González lo mató, lo desmembró y comió parte del cuerpo”, agregaron reportes del Ministerio de Interior y Justicia. 

Los vecinos de Rosales lo extrañaron y avisaron a la policía, que comenzó a investigar el caso. “En las pesquisas en la finca se encontraron restos óseos, huesos largos, dientes... Todo fue trasladado a la morgue de Bello Monte”, trascendió. 

La investigación continúa.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS