Publicidad

Actualizado hace 171 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Sucesos
08:00 PM / 11/09/2019
Descuartizaron a venezolano en hostal de Perú
Agencias
Vía prensa peruana

 
Un venezolano y un peruano (de Ica) fueron descuartizados en un hostal en Perú. Los restos, según la prensa de ese país, fueron trasladados en un taxi y abandonados en un antiguo terminal de  Fiori, en Lima.

Como Rubén Matamoros Delgado, de 22 años, fue identificado el cuerpo del venezolano. Lo hicieron por unos tatuajes que tenía Matamoros.  En uno se leía el nombre de Adaliz.

Matamoros llevaba tres meses en Perú

A ATV+ Noticias, este miércoles 11 de septiembre, el padre de Rubén Matamoros declaró que su hijo era amigo de Jafet Caleb Torrico Jara, de 24 años, la otra víctima. 


De Torrico se dijo que su sueño era convertirse en policía.

Jafet Torrico quería ser policía


Además, el padre de Matamoros precisó que el  venezolano de 22 años no se hospedaba en ese lugar y pidió a la justicia peruana que encuentren a los culpables. 


Rubén Matamoros Delgado y su familia habían llegado al Perú hace 3 meses, en busca de un futuro mejor. Las investigaciones aún siguen su curso. 
 
Según ATV+Noticias, se van atando cabos en busca de los autores de la tortura, asesinato y descuartizamiento de dos personas en San Martín de Porres. Las cámaras de los negocios colindantes al hostal Señor de Sipán captaron a una mujer dirigiendo a tres hombres y otra chica que suben las partes de los cuerpos en bolsas a un taxi. 


Las imágenes fueron captadas a las 12:30 de la noche frente al hospedaje ubicado en el asentamiento humano Luis Alberto Sánchez, en Fiori. Una joven, de cabello largo, rodea una camioneta y da instrucciones a los demás, quienes suben extraños bultos a la maletera de una station wagon. "Todos estaban apurados y con evidente nerviosismo". 

El certificado de necropsia determinó que una de las posibles causas del fallecimiento sería por traumatismo cervical.


La Policía sospecha que ambos fueron descuartizados cuando aún estaban con vida.
Este macabro hecho fue descubierto la mañana del lunes 9 de septiembre, luego de que se hallaran restos cercenados en tres sitios distintos, en el local del otrora terminal terrestre Fiori, otros en la Urb. Los Eucaliptos, en San Martín de Porres, y en las inmediaciones de la Plaza de Acho, en el Rímac. Estaban en bolsas y en una maleta.


En Perú 21 dicen que fueron los logotipos de las toallas que envolvían los restos humanos los que llevaron a la Policía a la escena de este impactante doble homicidio. Se trata del hotel Señor de Sipán, ubicado en la calle Unión, cerca del exterminal.
Los peritos de Criminalística realizaron las pruebas de luminol en este lugar y así determinaron que ahí se cometió el crimen.

En el portal de Perú 21 se lee que  "se tuvo acceso a los videos de las cámaras de seguridad del hotel y de los locales cercanos. Estos muestran que un taxi blanco, de placa CON-507, llegó a 00:30 horas del lunes al frontis del hospedaje.


Una mujer de cabello largo bajó e ingresó al hotel. Un minuto después salió con dos hombres que cargaban una pesada bolsa de rafia y un ventilador, que subieron a la maletera del vehículo. Luego apareció otra mujer y un tercer hombre con otro paquete.


Estos cerraron la maletera, subieron al auto y se fueron del lugar. En una esquina estaba otro sujeto en una moto que, al parecer, escoltaba a los homicidas.


Tras las citadas evidencias, los investigadores intervinieron al venezolano Rafael Salazar, quien trabajaba como recepcionista en el hostal, y al taxista que habría trasladado a los asesinos. Ellos son interrogados en la Dirincri.


Una de las hipótesis que baraja la Policía es que detrás de este doble asesinato estaría la venta de droga al menudeo". 


Trascendió que trabajadores del hostal, entre ellos un venezolano, fueron llevados a declarar ante las autoridades policiales.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS