Publicidad

Actualizado hace 17 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
09:28 AM / 11/05/2018
Instalación de “puntos rojos”,  otra controversia de cara a las elecciones del 20-M
Priselen Martínez Haullier
0
Archivo referencial

La instalación de  los “puntos rojos” cerca de los  centros de votación  es uno de los aspectos más polémicos que se  sigue debatiendo a lo interno de la Comisión de Alto Nivel que integran el Consejo Nacional Electoral (CNE)  y los representantes  de los cinco candidatos presidenciales que participarán en la contienda del 20 de mayo. 

En la reunión del pasado miércoles con el Plan República,  los comandos de Henri Falcón y de Javier Bertucci volvieron a plantear el tema por considerarlo como un acto de “ventajismo y proselitismo político por parte del Gobierno” en pleno proceso comicial y que se experimentó durante el simulacro que estuvo supervisado por el Poder Electoral.

Según la normativa establecida y acordada con el CNE estos deben ser situados a más de 200 metros de distancia de los centros electorales, pero esta no ha sido respetada por los representantes del oficialismo, aseguraron los voceros de Falcón y Bertucci, así como representantes de la asociación civil Súmate que ha venido vigilando paso a paso los preparativos del proceso. 

 Ya el candidato Falcón, en su visita al Zulia el miércoles,  había advertido  que no se puede permitir ni la presencia de los “puntos rojos”, ni el “voto asistido” como  “chantaje político” hacia los funcionarios públicos y al ciudadano por lo que aseveró que  seguirán ejerciendo presión “con mucha fuerza” entre las condiciones, así como con los coordinadores de los 14.551 centros habilitados que se comportan como “miembros del partido”.   

Por otro lado, Carlos Melo, representante de  Falcón en la comisión, informó que el último acuerdo quedó en que “los puntos rojos o  de información de los partidos sean ubicados más allá de  200 metros de los centros de votación y quedó prohibida la publicidad electoral”. 

Explicó “que pueden hacer  su mecanismo de control (exit poll) lleven su cuenta, pero nada de presiones y coerción hacia los votantes”. 

Pero, el comando de campaña de Esperanza por el Cambio del candidato Javier Bertucci objetó esta condición porque consideran que es una acción proselitista. 
 “Nos parece que es hacer proselitismo político el día de las elecciones”, declaró Carlos Jiménez, jefe del equipo nacional a este rotativo.

“No es que se ubiquen a 200 de metros, es que no puede haber puntos rojos porque se identifica con el partido de Gobierno y se identifica con una candidatura, y la campaña está suspendida a partir del 17 de mayo”, aseveró Jiménez. 
“Vamos a denunciar cualquier atropello que pretendan hacer el día de las elecciones, estamos del lado del pueblo y vamos a estar en contra de cualquier acto que lesione el derecho al voto”, indicó el representante de Bertucci.

Francisco Castro, director de Súmate, por su parte, alertó, a través de un medio nacional,  que “hay una intimidación hacia los actores y electores, además de la coacción a los ciudadanos que se ha perfeccionado a través del Carnet de la Patria para votar por una tendencia y puedan recibir el Clap, los bonos y el premio ofrecido por Maduro a quienes voten. Como nunca, se persigue a los empleados públicos para que asistan a los eventos de campaña”. 

Criticó “el ventajismo descarado” durante el simulacro con la instalación de los puntos rojos en las adyacencias de los centros de votación.


Frente a estos señalamientos de ventajismo, Eduardo Labrador, coordinador electoral del Comando Simón Bolívar en el Zulia,  respondió que el Psuv cuenta con más de 13 mil puntos en todo el país que son las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez constituidas por el partido para las contiendas electorales “y la oposición le tiene miedo porque  son las que garantizan la victoria electoral de la revolución. Esos señores no tienen pueblo, están divididos y cada día surgen sus diferencias, mientras que nosotros estamos más unidos y consolidados”. 

“Estaremos desplegados en todo el país. Esa maquinaria ratificará al presidente Nicolás Maduro y damos la plena garantía de que el 20 de mayo será una gran fiesta participativa y protagónica del pueblo venezolano”, expresó el dirigente. 

Recordó que “la distancia y la instalación de los puntos es una normativa del Consejo Nacional Electoral que siempre hemos cumplido”.


Otro de los aspectos que también se discutió y estableció, según Melo,  un registro para el voto asistido, “una persona solo tendrá la oportunidad de asistir  a un votante que presente una discapacidad o no sepa cómo votar”. 


En total son 18 auditorías las que se deben realizar a los cuadernos de votación, del software, el sistema biométrico (huella), la comunicación, de empaque y registro de todas las máquinas que se van a utilizar. 

En cuanto al sistema biómetrico, explicó Melo,  que de los 20 millones de electores registrados 1 millón 118 mil personas presentan problemas con sus huellas por lo que se estableció un criterio para la autorización de su  votación  y un límite de votantes sin huellas por cada una de las máquinas, es decir, nueve admitidos por cada mesa.

  

A pocos días del proceso electoral, las organizaciones políticas con el CNE siguen ajustando las normas en intensos debates diarios en la sede del Poder comicial para dejar las reglas claras para el 20-M.
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEPolítica y Economía
Ver más