Publicidad

Actualizado hace 44 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Política y Economía
08:58 AM / 14/02/2018
Expertos miran elecciones de abril
Yesibeth Rincón
0
Archivo

Humberto Castillo, exrector suplente del CNE, es fiel defensor del sistema electoral venezolano, el cual califica de 100% auditable y considera que hay garantías suficientes para las elecciones más importantes del país.

Luis Salamanca, analista político y exrector suplente del CNE, opina que la oposición debe escoger el candidato ya y debe ser unitario y único. Además de prepararse para las elecciones más “leoninas” de la historia. 

Humberto Castillo, exrector suplente del CNE: “No es verdad que haya un mecanismo para coaccionar”

—¿Técnicamente el CNE está preparado para unas presidenciales en tan corto tiempo?
—No es la primera vez que el CNE hace elecciones en un período de tiempo muy corto. Cuando hubo la elección del presidente Maduro a raíz del fallecimiento del presidente Chávez, esa elección se hizo en un mes y se cumplieron todos los requisitos necesarios para garantizar todas las condiciones.

—¿Cuáles son las garantías electorales que el CNE debe ofrecer?
—Las garantías son las que se han ofrecido en toda elección, entre 10 y 17 auditorías que se hacen en presencia de testigos de todos los factores políticos, incluso, en algunos casos de acompañantes internacionales que también participan en algunas de estas auditorías. Esas son todas las garantías, hemos dicho que el sistema electoral venezolano es auditable 100%.

—Pero la oposición dice que el sistema es ventajista, e incluso, denuncian la implementación de voto abierto o asistido...

—El voto asistido ha existido en todas las elecciones desde que se estructuró el sistema automatizado, pero tiene su normativa. No es verdad que haya un mecanismo para coaccionar al votante. El voto asistido es un ciudadano que no tiene las condiciones para por sí mismo ejercer su derecho al voto y selecciona a alguien que lo va a ayudar, una misma persona no puede asistir a varios electores. Si esas denuncias tienen algo de veracidad sería algo excepcional.

—¿Cuál es la razón por la que los venezolanos en el exterior no pueden votar?
—No tengo la información, pero normalmente en las embajadas nuestras se prepara todo y pueden ejercer su derecho al voto. Claro, tienen que reportar su cambio de residencia, esa puede ser una razón por la que muchos venezolanos no pueden ejercer su derecho. Si siguen estando en su residencia habitual, sin hacer este cambio no pueden votar.

—Las personas que están fuera dicen que han ido a las embajadas y el RE no está abierto, ¿por qué el CNE no lo ha abierto ni publicitado?
—El RE es permanente, pero seguramente esos ciudadanos lo que quieren en este momento es hacer el cambio, no inscribirse. Parece ser que para estas elecciones habrá un nuevo corte y dentro de ese corte van a abrir un lapso para cambio de residencia. Considero que debe hacer un tiempo para que la gente pueda actualizar sus datos.

—¿Por qué no aceptar la observacional internacional de la OEA, UE y ONU?
—Para los venezolanos está muy claro cuál ha sido el papel de la OEA con relación a Venezuela, ha sido de agresión permanente. El sistema de observación de la OEA es concebido para descalificar los sistemas electorales que no le son afectos, además Venezuela se separó de la OEA y es como un contrasentido que a estas alturas la OEA pretenda ser observador. Eso no quiere decir que no vaya a haber observadores independientes, amplios.
 

Luis Salamanca, exrector suplente del CNE: “Serán las elecciones más irregulares de Venezuela”

—¿Técnicamente el CNE está preparado para unas presidenciales en tan corto tiempo?
—Técnicamente sí. Ya lo demostró el 14 de abril de 2013, pero  en este caso no es  una elección sobrevenida y tiene margen de tiempo para hacerla con tiempo. Hay un desespero del Gobierno por hacer las elecciones de manera atropellada, además consigue a la oposición desorganizada, fragmentada, quitándole a los electores opositores que son mayoría la posibilidad de que se expresen justamente, limpiamente y democráticamente. Se trata de hacer una elección para que la gane Maduro (...).

—¿Cuáles son las garantías electorales que el CNE debe ofrecer?
—Primero, la fecha tiene que establecerse objetivamente y cercana a la transmisión de mando; la observación internacional que lo cambiaron por un acompañamiento que no es autónomo, no es libre, tú no puedes hacer observaciones  críticas, siempre son informes complacientes son afectos al Gobierno (...). Todo depende de la fecha porque hay una cantidad de auditorías al sistema automatizado de votación, la más importante de todas la auditoría al software de votación, auditoría a las huellas, al sistema de totalización, se chequean códigos fuente, son una serie de auditorías que se hacen precisamente por la desconfianza de los actores políticos que participan. (...) Es una elección atropellada porque el Gobierno gana en el caos.

—¿Cuál es la razón por la que los venezolanos en el exterior no pueden votar?
—Los consulados tienen años que no registran o cambian residencia porque el Gobierno sabe que los que están en el extranjero votan por la oposición, el voto extranjero yo lo calculo en 1.500.000 personas, pero solo están registrados 110 mil electores desde hace muchos años atrás, desde hace cinco años no se registra nadie. A mucha gente le cambiaron los consulados y están muy lejos de donde viven, en el caso de Miami lo pasaron para Atlanta. No les conviene que participen porque esa gente por sí sola decide el resultado.

—¿Usted cree que la oposición si deba ir a la elección?
—Si la oposición puede tener un candidato único, si tiene la maquinaria y los testigos preparados, porque habrá mucho lío en los centros electorales y éstas van a ser las elecciones más irregulares de Venezuela, sí se la tienen que jugar. El chavismo después de 2013 que ganó Maduro ha descendido su votación, está alrededor de los seis millones de votos. Los 8 millones de la ANC son falsos, Smartmatic dijo que al menos habían inflado el resultado en un millón de votos. Pero si el sector que tiene siete millones que sacó en 2013, luego 7,8 millones en las parlamentarias, pero luego no pudo demostrar su votación salvo en el plebiscito donde sacó 7,5 millones, entonces, se mueve en la cuota de los 7 millones, por eso el Gobierno no quiere enfrentarse en unas elecciones competitivas y justas. Si el sector que está en la MUD  no va igual habrá otros candidatos. Si puede ser unitario y único, y contar con maquinaria, yo me la juego.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEPolítica y Economía
Ver más