Publicidad
Tres razones para llevar a tu hijo con gripe al pediatra
10:30 AM / 11/02/2019 - Mariana Tello
Agencias

Aunque la gripe es común en  los niños existen síntomas de alerta que debes tomar en cuenta si la gripe de tu hijo no mejora o cada día se va complicando.

 

El pediatra Leonardo Escobar precisa tres síntomas que debes considerar de atención especializada si tu hijo tiene gripe, estos son:

 

 

1. Fiebre de más de 5-7 días de evolución

En estos casos es conveniente explorar al niño y valorar la realización de algunas pruebas para descartar infección por bacterias. La fiebre no es más que un mecanismo de defensa del organismo, no es ningún signo de gravedad. Hay que valorar siempre el estado general del niño.

 

Si con fiebre está contento, no hay motivo de alarma (aunque la fiebre sea elevada). Si con fiebre está tristón, apagado, arrugado en una manta, es lo esperable y normal (a los adultos también nos pasa). Solo en el caso de que esté decaído, incluso en los periodos sin fiebre, es cuando sería conveniente acudir al pediatra.

 

2. Dificultad respiratoria

Es importante indicar que la dificultad para respirar no es que el niño tenga congestión nasal y haga ruidos al respirar por la nariz. Esto es molesto y hace que los niños se encuentren incómodos, pero es normal, como en cualquier catarro.

 

Lo que se debe vigilar es que el niño no utilice musculatura accesoria para poder respirar: es decir, se le hunden o se le marcan las costillas o mueve mucho la barriga al respirar. Estos movimientos indican que su cuerpo necesita un sobreesfuerzo para poder mantener una buena ventilación, y esto puede sugerir algún tipo de complicación, que debe ser valorada por un pediatra.

En general, cuando un niño tiene dificultad para respirar, no genera dudas en los padres. Si hay dudas, es que el niño probablemente no tenga ningún problema.

 

3. Deshidratación

Un niño bien hidratado es aquel que tiene saliva en la boca, que babea, que llora con lágrima, que orina en cantidad normal y que tiene una piel elástica y turgente que al soltarla vuelve rápidamente a su sitio (no se queda arrugada)

 

¿ Te gustó la nota ?

Lo más visto

Prepara estas ricas bolitas de papa con queso