Revisa estos 10 tips para inculcar la obediencia a los niños
08:20 AM / 13/10/2017-Ana Padrón (Pasante) / Mariana Tello (Editora)
Agencias

Crear niños obedientes, es importante para toda la familia, con la obediencia los niños aprenden a acatar las normas que le dan sus padres, son mejores educados y les trae como consecuencia la felicidad y la paz absoluta. Mientras que la desobediencia acarrea dudas, temor y falta de confianza en los niños. 

 

Formar niños obedientes, hará adultos sanos, capaces de ser críticos, con razonamiento y toma de decisiones. Los padres deben aprender a evitar el NO rotundo, y mostrarles una mejor alternativa, paciencia, autocontrol y acompañamiento, las normas deben ser puestas según la edad que tenga, explicando primero porqué se debe hacer y qué beneficios trae hacer ese mandato que dice mamá y papá y mostrar las consecuencias.

 

 

María Aponte, Licenciada en Orientación de la Conducta, te enseña 10 tips para educar a tu niño con respeto y así aumentar su obediencia.

 

Muestra con tu ejemplo lo que debe hacer un niño, ejemplo: siéntate en la mesa a comer para que él sepa donde se come.

 

Sé más creativa y explica las cosas con una canción o muéstrale una alternativa. Ejemplo: No quiere bañarse, bueno vamos a bañar a tu juguete preferido y vamos cantando.

 

Evita el NO, explicar cada acción con la consecuencia que esta pueda tener, para que el niño aprenda a ver los resultados que les daría realizar lo que quieren.

 

Establece las normas de la casa, e invítalo a que el participe y establezca las suyas, como por ejemplo, enseñar a los más grandes que todos deben lavar el plato donde se come.

 

Pinta o imprime con dibujo las normas, y ponerlas en un lugar visible para que ellos las recuerden constantemente.

 

 

Establece consecuencias que puedas cumplir. Ejemplo, si no arreglan su cuarto no habrá salida de cine esta semana.

 

Explica el porqué de las cosas, no debes pegarle a tu hermanito porqué eso lo lastima, a nadie se le pega.

 

Los castigos deben ser de acuerdo a la falta. Bajo ningún concepto deben ser con golpes o gritos, de lo contrario, estamos amedrentando y no enseñando. Puesto que con golpes y miedo el niño lo deja de hacer, pero delante de ti, lo seguirá haciendo pero a escondidas de ti.

 

Crianza respetuosa no significa hablarle bonito cuando se va a implantar la norma. Es decir, no le dirás: ¡Mi amor no hagas esto que es malo mi chiquito! Tiene que ser con voz temple, segura y sin gestos, pero sin gritar.

 

Sea flexible con las normas, pero debe cumplirlas porque sino perderá autoridad.

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad
Publicidad
Mira las fotos de nuestros amiguitos en la sección Fotoquito
0Comentarios