Psicóloga presenta pautas para ayudar a los niños a superar sus miedos
08:20 AM / 09/08/2017-Mariana Tello
Agencias

Temer a los extraños, a separarse de sus padres, a la oscuridad, al colegio... son miedos evolutivos. Son temores comunes a casi todos los niños propios de una etapa evolutiva concreta. Están asociados a las distintas fases del desarrollo y van variando a medida que evolucionan las características cognitivas, sociales o emocionales de los niños.

 

 

“Dentro de los miedos infantiles más comunes están, el miedo a la oscuridad, el quedarse solos sin que nadie los pueda ayudar, miedo a ciertos animales como perros bravos, cucarachas, arañas; algunos de estos  miedos están relacionados con el pensamiento fantasioso que muchos todavía elaboran y en donde les cuesta deslindar la realidad de la fantasía de sus mentes, de allí la ocurrencia sobre todo en los miedos a la oscuridad donde el niño piensa que ve sombras extrañas o personajes que pasan por su cuarto”, destacó a PITOQUITO la psicóloga Helymar Márquez.

 

 

Muchos de estos miedos se ven inducidos por el ambiente externo y otros están fundados en experiencias negativas en casa o fuera de ella. Estos últimos pueden servir a los padres como alarma para identificar situaciones de maltrato o abuso a su hijo.

 

 

Cuando un miedo aparece, destaca la especialista “lo importante es ir llevando al niño al concepto de que los miedo muchas veces se producen en la cabeza y muchos no son reales por lo que al alumbrar con una linterna verán que nada ocurre afuera, es importante ayudarlos a ir enfrentado poco a poco esos miedos recordando que para ellos son significativos para que vayan ganado confianza en sí mismo”.

 

¿Cómo ayudar al niño a superar el miedo?

 

a) Primero, identificar lo que produce miedo.

 

b) Hablar sobre las cosas que le causan temor, que se sienta escuchado.

 

c) Ser comprensivos. Procurar que no se sienta avergonzado ni regañado.

 

d) Transmitirle seguridad y confianza, siempre con un tono relajado.

 

e) Alentarle a que se enfrente a sus temores de forma gradual, aunque al principio sea con nuestra ayuda, sin forzarlos y elogiando sus conductas valerosas.

 

f) Fomentar su autoestima y autonomía.

 

g) Enseñarle maneras de contrarrestar la ansiedad: escuchar música, relajarse, o actividades que le mantengan ocupado (contar fichas, enumerar comidas favoritas).

 

h) Concederle algún poder sobre la situación (encender una pequeña luz, tener una pequeña mascota).

 

i) Predicar con el ejemplo, de forma que tenga en nosotros un modelo adecuado de superación.

 

j) Ofrecer al niño una visión positiva del mundo. Hay que enseñarle a no preocuparse excesivamente por las cosas y a encontrar soluciones a los problemas que le surjan.

 

k) Mucho humor. Un buen antídoto contra el miedo es transformar aspectos aterradores en características graciosas mediante dibujos y bromas.

Publicidad
Publicidad
Pitoquito saluda a sus lectores
0Comentarios