Psicóloga: “La autogestión emocional clave para controlar el estrés”
08:20 AM / 12/08/2017-Psicóloga Yajaira Nucette / Mariana Tello
Agencias

En una vida tan agitada y entre tantas responsabilidades los padres pueden estar inmersos en un mundo de estrés que en ocasiones explota de la manera menos indicada o contagia a los niños.

Ante este tema, la psicóloga Yajaira Nucette presenta algunas ideas a realizar cuando se vive un momento de estrés.

 

 

Ser papás es un rol que convive con toda una serie de responsabilidades personales, laborales y familiares. La ansiedad, depresión, incertidumbre y los miedos constantes, pueden ser parte de las crisis que enfrentan padres de familias ante las exigencias cada vez mayores para mantenerse competitivos y alcanzar el nivel de vida esperado.

Ciertamente nadie nos les enseña a padres cómo hacerlo sin que los niveles de estrés puedan afectar su desempeño y convivencia con los hijos. Y por muchos deseos que puedan tener de manejarse de manera equilibrada frente a sus hijos las emociones pueden traicionarles.

¿Cuántas veces se han sentido estresados y avergonzados por haber sabido gestionar tu estrés, rabia y frustración?

Partir de la conciencia de donde se derivan estas emociones puede ser un buen inicio. Es el arte de autoconocernos, de saber calibrar y detectar cuando esas emociones empiezan a atraparnos y muchas veces nos llevan a perder el control de nosotros mismos. Revisar nuestros esquemas mentales y revisar nuestras experiencias tempranas también nos permitirá sanar hechos de nuestra vida. No hablemos solo de control, de aumentar la razón ante la emoción. Hablemos de conocernos profundamente para así partir de los cambios y control necesario en nuestro rol de ser papas.

Mejorar la autogestión emocional es un factor básico para educar a nuestros hijos en un clima balanceado y saludable.

 

Aquí algunas ideas de qué hacer cuando estamos viviendo sentimientos de estrés.

 

 

1 Clave: cuenta hasta 10  antes de reaccionar. Esto les permite enfriar el estado de ánimo antes de emitir una conducta inapropiada.

2 Organizarse. Incluso el tiempo de calidad con tus hijos. El tiempo laboral y así sucesivamente. Y es que para el buen desarrollo de nuestros hijos, una de las cosas más importantes, es el tiempo que pasemos con ellos. Y además, nos ayuda a gestionar nuestro estrés y disminuirlo. Ideal al llegar a casa  buscar tiempo para relajarse con los hijos, leer un cuento, jugar a un juego de mesa, conversar con ellos, ver TV entre otras actividades recreativas.

3 Identificar los detonantes de la emoción que te genera estrés, desde situaciones internas hasta circunstancias externas. Esta opción puede ser complicada de realizar, sobre todo por uno mismo. En ocasiones podemos necesitar la ayuda de otra persona para darnos cuenta de este proceso. Una vez conscientes es mucho más sencillo reflexionar y considerar posibilidades de conducta.

4 Es importante también que tengas un tiempo estipulado para ti, para realizar algo que te guste y te llene, que te ayude a alejar los nervios y centrarte en el disfrute del presente. Esta actividad puede ser del tipo que desees: leer, jugar a futbol, pintar, hacer ejercicios, escuchar música. Lo que te haga sentir tranquilo.  Sentir que tienes tiempo para ti, aunque sea poco, te liberará (a ti y a tus hijos). Es muy diferente tener que afrontar el día a día disfrutando de un tiempo para ti mismo, que sin hacerlo.

5 Reducir los periodos en los cuales estamos atrapados en la emoción que nos estresa. Muchas veces a través de pensamientos automáticos nos quedamos fijados mentalmente en la situación que genero el malestar.

6 Durante el tiempo que pases con tu familia, evita estar enganchado a tu móvil o cualquier tecnología. Esto no hace más que fomentar el estrés y no centrarte en las prioridades. Puedes consultarlo cuando tus hijos estén dormidos, pero evita eso de hallarte con ellos y estar pendiente de tu teléfono y de tus redes sociales. Si lo necesitas, también puedes marcarte un horario y proponerte seguirlo. Pautarte un objetivo, te ayudará e irás observando que te sientes mucho más cohesionado con tus hijos desde entonces.

7 Busca ayuda en tu pareja cuando estés emocionalmente desajustado. Comunícate. Se sinceró incluso con tus hijos. Definitivamente siempre la clave estará en fomentar la comunicación entre los miembros de la familia.

Para poder educar a tus hijos como realmente merecen y como todos lo merecen en la familia, debes revisar estos niveles de estrés que dificultan la vida diaria. Desde la conciencia e incluso la ayuda profesional. Todo ello valdrá la pena.

 

Publicidad
Publicidad
Mira las fotos de nuestros amiguitos en la sección Fotoquito
0Comentarios