Publicidad
El Sol es una gran esfera de gas caliente
10:00 AM / 14/09/2018 - Agencias
Agencias

Conceptualmente el  sol es una estrella. Es una enorme esfera de gas caliente que está brillando y girando. Aparece mucho más grande y más brillante que las otras estrellas porque estamos  cerca de él. Esta estrella es el  centro de nuestro sistema solar. Todos los planetas en nuestro sistema solar, incluyendo la Tierra, giran alrededor del Sol.

 

¿Cómo brilla el Sol?

 El Sol brilla quemando hidrógeno y convirtiéndolo en helio en su centro. Este proceso es llamado fusión nuclear. La fusión sucede cuando los elementos más ligeros son forzados a ser elementos más pesados. Cuando esto sucede, una tremenda cantidad de energía es creada. El Sol convierte aproximadamente 5 millones de toneladas de masa en energía cada segundo. Esta energía calienta al Sol y, a su vez, el Sol calienta a la Tierra y a todos los otros planetas.

 

El Sol ha estado brillando alrededor de 4.6 billones de años y continuará brillando alrededor de 5 billones de años más.

 

El sol es una enorme y brillante esfera de gas caliente. La mayor parte de este gas es hidrógeno (un 70%) y helio (un 28%). Carbono, nitrógeno y oxígeno aparecen en un 1.5% y el otro 0.5% está hecho de pequeñas cantidades de muchos otros elementos tales como neón, hierro, silicio, magnesio y azufre. El Sol brilla porque está quemando el hidrógeno en helio en su centro extremadamente caliente. Esto significa que conforme el tiempo avanza, el Sol tiene menos hidrógeno y más helio.

 

El sol es enorme, contiene 99.8% de toda la masa del Sistema Solar entero. Tiene 864,000 millas (1,392,500 kilómetros) de diámetro. Esto es 109 veces el diámetro de la Tierra. El Sol pesa alrededor de 333,000 veces tanto como la Tierra. Es tan grande que alrededor de 1,300,000 planetas Tierras podrían caber dentro del Sol.

 

 La razón de que el Sol y la mayoría de los grandes objetos en el espacio, como las estrellas, planetas y grandes lunas sean redondos es que ellos están formados y colapsados bajo la fuerza de su propia gravedad. Nuestro sistema solar comenzó como una nube de gas y polvo gigante, que girando lentamente se colapsó bajo su propia gravedad. Conforme la nube se contrajo cada vez más, su giro aumentó (como un patinador girando y agrupando sus brazos). Como el material se colapsa o contrae sobre sí mismo, lo más natural es que la forma que adquiera sea una esfera. La gravedad también tiene el efecto de tratar de tirar el material hacia el centro de la masa de un objeto. Debido a los efectos de rotación, el Sol no es una esfera perfecta. Se abulta ligeramente más en su ecuador.

 

 

¿ Te gustó la nota ?
0Comentarios

Tema

de la semana
Cinco consejos para mantener las defensas altas en los niños