Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2017 Mon, 23 Apr 2018 06:15:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[Participar o abstenerse hace el juego]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Participar-o-abstenerse-hace-el-juego-20180423-0062.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Participar-o-abstenerse-hace-el-juego-20180423-0062.html La incertidumbre invade los pensamientos y las actitudes políticas de la gente. No hay nada claro y tampoco existe camino seguro. A la elección del 20-M se va  sin emoción ni esperanza. 
Por primera vez una elección desapasionada. Sin competencia para la gran mayoría. Victoria cantada triunfo asegurado. Un proceso electoral frío como un tempano de hielo. Planificado y programado para respaldar la estrategia política del gobierno. Que necesita oxigenarse en popularidad y bañarse de una estela de corte democrático. Elecciones adelantadas con voto controlado. Casi una trampa casa bobos. Una obra de teatro con elenco contratado y una distribución de papeles consensuada. 
¡Qué culpa tiene la estaca que el sapo brinque y se estaque!  Unas elecciones a imagen y semejanza del oficialismo. Proyectadas para alcanzar metas propias de la estrategia que favorezca al gobierno.
     Aunque parezca una paradoja le hace el juego quien divide para participar y también quien divide llamando a la abstención. Simplemente, porque solo será competitiva con un candidato único de la oposición, un único programa, una misma  propuesta y un solo mensaje. Que la elección se produzca representando la polarización existente en el país. Unidos ambos bandos. Cada quien representando su propio modelo, su propio sistema democrático y socialista y su imagen programática.  Pero, además será necesario un CNE integrado paritariamente a nivel de junta directiva y de mesas electorales. Con el férreo control del proceso que se tiene hoy es imposible ganar una elección. Incluso competir dignamente. 
Pero mientras la institucionalidad siga siendo manejada al capricho de quienes gobiernan –se atrasan o adelantan elecciones—no habrá condiciones y garantías para participar en unas libres elecciones.      Allí está la tragedia. Es la división opositora la que respalda paradójicamente la estrategia política del Chavismo. Como consecuencia del desbordamiento de los egos y el sobre salto de las pretensiones y ambiciones personales de quienes han fingido en algún momento ser líderes o dirigentes principales. Una oposición dividida ideológicamente, estratégica y organizativamente contribuye con la supremacía y preferencia que hoy tiene el gobierno en amplias capas de la población. 
 
 

]]>
<![CDATA[El golpe dentro del golpe, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-dentro-del-golpe-por-Jose-Vicente-Rangel-20180423-0061.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-dentro-del-golpe-por-Jose-Vicente-Rangel-20180423-0061.html Lo que ocurre en Brasil con Lula —y poco antes con Dilma— tiene el mismo desarrollo y propósito de lo sucedido en otras naciones de la región. El formato es similar, al igual que la finalidad que lo impulsa

No nos llamemos a engaño en cuanto a que se  trata de meras coincidencias y no de la ofensiva neoliberal planeada al detalle por los poderes fácticos que se propusieron, primero, desestabilizar la región para impedir el auge y consolidación del movimiento popular, democrático, progresista, y, luego, el asalto definitivo al poder.


2) Estamos en presencia de una operación de alta política que dispone de abundantes recursos económicos, expertos en comunicación, planificadores con vasta experiencia en la conformación de escenarios en los que pugnan fuerzas en conflicto y veteranos en la ejecución de acciones con logros en diferentes lugares del mundo. 
Política concebida para ser ejecutada, específicamente, en Latinoamérica y el Caribe. Últimamente con mayor intensidad, cuando el imperio tomó conciencia de la importancia de la región. De su potencial en recursos naturales —muy superiores a los de otras zonas del mundo—, y con un valor geopolítico fundamental en futuras contiendas bélicas.
 El descuido del pasado, la visión cómoda sobre el “patio trasero”, cambió y aceleró procesos, en función de modificaciones sustanciales de carácter estratégico, debido a la presencia de potencias mundiales como China y Rusia que antes no existía.
     3) ¿Golpe continuado o golpe dentro del golpe? No importa el calificativo. Lo que importa es la existencia de un plan político-militar sobre la región con sustento ideológico y desarrollos que tienen que ver con determinadas circunstancias. 
Un plan con antecedentes, cuando se impuso lo que se llamó para la época “la internacional de las espadas”, y, posteriormente, el “Plan cóndor”, sustentado en las prácticas represivas más abyectas. Brasil vivió esa experiencia, al igual que Uruguay, Paraguay, Venezuela, Bolivia. En Chile, el modelo fue reformulado para adaptarlo a una realidad novedosa para el momento como fue la desestabilización y derrocamiento de un gobierno popular, de signo socialista, producto de una elección democrática.
      4) A partir de finales de la década de 1.990 se produce el fenómeno —que se extiende por toda la región— del acceso al gobierno de movimientos populares por la vía del sufragio. 
Fenómeno éste que  coge de sorpresa a las oligarquías locales, a la derecha y a los Estados Unidos. Es el chavismo en Venezuela, el kirchnerismo en Argentina, el frente popular en Uruguay, Lula en Brasil, el movimiento de Evo Morales en Bolivia y otras experiencias de igual naturaleza que, de manera simultanea, ponen en marcha una política antimperialista y de renovación de la democracia. 
Los gobiernos norteamericanos reaccionaron, como siempre, con el anacrónico planteamiento neoliberal y el empleo de la fuerza, y logran con el empleo de abundantes recursos económicos, de un operativo articulado con el factor mediático que, por el desarrollo de las modernas tecnologías de la comunicación, adquiere rango de poder y comienza a operar con eficiencia.
     5) La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff declaró, en el marco de la actual crisis, que “el encarcelamiento de Lula constituye una nueva fase del golpe”. En efecto, del golpe que la derrocó a ella. Porque la verdad es no se puede hablar solo de un golpe en particular, sino de la ejecución de un plan adaptado a las circunstancias que en un momento dado puede fracasar, pero que persiste en el tiempo hasta alcanzar el éxito. 
Como sucedió el 11 de abril de 2.002 en Venezuela que, pese al fracaso, se viene repitiendo desde entonces con diferentes expresiones, como son los intentos por penetrar la Fuerza Armada, la guarimba o la acción  desestabilizadora del Parlamento. En Brasil, el éxito del golpe contra la presidenta Rousseff, no les resolvió a los golpistas el problema del poder porque Lula tenía garantizado, a corto plazo, el retorno a la presidencia por la vía electoral. El riesgo para la contrarrevolución era muy grande y había que actuar sin importar para nada el respeto a las reglas de juego de la democracia. Había que ejecutar el golpe dentro del golpe, o lo que es lo mismo, el golpe continuado.
     6) En Venezuela hemos vivido con intensidad esa experiencia durante 20 años, y gracias a la madurez del pueblo y a una conducción acertada, las distintas modalidades del golpe fracasaron. Espero que la que esta en marcha, que pretende ser la respuesta a la elección del próximo 20 de mayo —que viene con todos los hierros— fracase también.

Claves secretas
•DE NUEVO, con motivo de la actual campaña electoral, se plantea la contradicción entre los resultados que arrojan las encuestas y la realidad nacional. Hay sectores, la derecha y los grupos que giran en torno a la política norteamericana, que se hacen ilusiones. Que comienzan a utilizar encuestas de empresas de dudosa reputación, empresas tarifadas que nunca aciertan. Que aquellos que las pagan creen que poniéndolas a circular tendrán éxito…
• PERO LA historia revela lo contrario: que la manipulación de encuestas, la pretensión de influir en el electorado con ellas, es pura pérdida…
•  SE OBSERVA ya, en esta campaña, dos asuntos: la pretensión de engañar al electorado a través de encuestas falsificadas; de crear en la opinión pública la sensación de que se impondrá determinado candidato, y si éste no triunfa denunciar fraude; o bien, crear el caldo de cultivo para que el golpismo, siempre en acecho, intente una aventura…
•  LA DESESPERACION que se observa en la Casa Blanca respecto al caso venezolano, y el conjunto de fuerzas que se ha puesto de acuerdo para actuar, obliga a estar alertas. El descuido o la indiferencia, son actitudes suicidas o cómplices en las actuales circunstancias. Trump puede ser un bocón, pero es un irresponsable capaz de cualquier locura. Es el hombre más peligroso en la historia de los gobernantes norteamericanos y del mundo. 
Amenaza con una facilidad sorprendente que obliga a pensar si en el ámbito de los extravíos en que vive, puede cumplir los anuncios que hace. Pregunto: si este magnate arrogante, elemental, que ejerce actualmente un liderazgo para el cual no está preparado, le da la gana de hacer realidad sus presagios, ¿qué pasaría en el mundo y cual seria la suerte de la humanidad?…
•  EL PERIODISTA Manuel Felipe Sierra es un profesional estudioso, bien documentado y con experiencia. Sus trabajos en la televisión y en algunos diarios orientan, ayudan a entender lo que sucede en el país. Sierra acaba de publicar un libro de ensayos breves, con una prosa que cautiva al lector. Su título provocador: “El poder no es para idiotas”. Recomiendo su lectura…
• EL PAPA está próximo a designar un nuevo Cardenal para Venezuela. Muy probablemente la escogencia de Francisco recaerá en el Arzobispo de Valencia, Reinaldo Del Prete…
•  FRASE DEL  expresidente brasileño Lula, preso hoy en Curitiba: “Jamás podrán encadenar mis sueños”. Cierto, y pienso que su cautiverio durará poco tiempo. El gobierno de ladrones y  de jueces venales de Brasil se desplomará más temprano que tarde…
• SE conoció la cooperación de Mark Zuekerberg (Facebook) con el Fiscal Especial Müller y el FBI para pasar toda la data sobre casos abiertos: como el de la actriz porno y sus relaciones con Trumph…
•  AHORA EL mundo vive bajo el temor que provoca un insensato que está al frente del país más poderoso de la tierra.-

]]>
<![CDATA[El problema de Pdvsa está en Miraflores, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-problema-de-Pdvsa-esta-en-Miraflores-por-Rafael-Ramirez-20180422-0003.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-problema-de-Pdvsa-esta-en-Miraflores-por-Rafael-Ramirez-20180422-0003.html  

A Petróleos de Venezuela, PDVSA, la destrozaron y ahora la van a privatizar. Esto es el punto central de acuerdo en el nuevo pacto entre el madurismo y sectores de la derecha. En esto coinciden los candidatos que se alternarán en el nuevo co-gobierno de facto que tenemos.

 

La privatización en puertas de PDVSA va a significar la estocada final al corazón de la Patria y será un punto de inflexión, de ruptura, entre el madurismo y el chavismo. Por esta razón, lo van a hacer con mucho cuidado, las transnacionales y los nuevos grupos de poder económico, no importa de qué signo, transnacionales y burguesía al fin, empujarán a estos Judas a un punto donde tendrán que tirar todo al abismo, tal vez ya estamos allí y no nos damos cuenta.

 

Y es que de eso se trata, que no nos demos cuenta, y hablo de todos los venezolanos, los civiles, los militares, los trabajadores, el ciudadano común y corriente, el que está en el caos del día a día, hablo de todo el pueblo.

 

Siempre recuerdo una frase que le gustaba repetir a mi muy respetado General Müeller Rojas que decía “en Venezuela, las cosas más serias se dicen echando vaina”, es tan cierto esto que podríamos parafrasear para decir que “en el madurismo, la entrega del país está ocurriendo en medio de este desastre”. Y es que detrás del caos y la improvisación, en medio de la chanza y el escándalo, se está destruyendo al país y nuestras posibilidades de recuperarlo. Nos están retrogradando a un nivel de dependencia e indefensión tal, que han echado por la borda todos los avances políticos, económicos y sociales de la Revolución Bolivariana.

 

Nos ha caído encima, han copado el poder, individuos y grupos que han transformado al Gobierno y la vida del país en una verdadera pesadilla para el pueblo venezolano. No hay talento, no hay conocimiento, no hay principios, no hay escrúpulos. Hay sí mucho egoísmo, ansias de poder, crueldad, mentira, cinismo, corrupción y una ética del pranato que ha sacado, ha estimulado, las peores conductas de la sociedad. Por otra parte, desde la oposición se ha fortalecido un sector violento, anti nacional y profundamente intolerante, autoritario. Es la lógica de aniquilación del otro. Son caimanes de un mismo charco, con el perdón de los queridos caimanes.

 

El tema petrolero, es el tema del país. Nos guste o no, esa es la palanca para el futuro, no podemos renegar de ella, debemos reconocernos como país petrolero, tenemos petróleo para 300 años y está allí, es patrimonio de todos los venezolanos, como el Orinoco, Guayana, los Andes, los Llanos o el Caribe. 

 

Yo sé, sabemos, que es un tema pesado, no es un tema popular, es complejo y requiere conocimientos, mucho estudio, por ello ha existido la tendencia de dejarlo a los “expertos”, separando a amplios sectores de la sociedad de su entendimiento, discusión, vigilancia. Así, desde el “Olimpo de las élites” se deciden los asuntos petroleros de espaldas al pueblo, no solo del nuestro, también de pueblos del mundo entero.

 

Es el imperio de las transnacionales, con sus centros de pensamiento, sus institutos especializados, su propio sistema financiero, sus gobiernos, sus ejércitos, sus grandes escritorios jurídicos, sus tribunales, sus medios de comunicación, su egoísmo y su ética del despojo y acumulación de riquezas. “La cuestión petrolera”, como dice el Dr. Bernard Mommer, es un conflicto internacional entre los intereses de los países productores y los grandes países consumidores, que plagó todo el siglo XX de invasiones, intervenciones, dictaduras, golpes de Estado. Nuestro país es claro ejemplo de esta historia del despojo.

 

De tal manera que, si se quiere conducir a este país con éxito, hay que saber de petróleo, más aún si se pretenden introducir profundos cambios políticos, económicos y sociales. Hacer una Revolución.

 

Cuando el comandante Chávez me designó como su Ministro de Energía y Minas, por allá un 17 de Julio de 2002, veníamos del golpe de Estado y sabíamos, percibíamos, que vendrían con más desestabilización e intentarían actuar desde PDVSA contra el país. Estaba cantado el Sabotaje Petrolero, solo que nadie imaginó que fuese tan cruento. Nunca como antes resultó tan evidente que la empresa nacional, la vieja PDVSA, que se suponía debía estar subordinada al Estado venezolano, al servicio del país, se había convertido, cual “Caballo de Troya”, en el agente de los intereses transnacionales, producto de la nefasta “apertura petrolera” desplegada en los estertores de la IV República.

 

En aquellos años de la IV República sucedió igual, en medio de la absoluta debilidad del Estado, de sucesivos Gobiernos sin apoyo popular, ni calidad política, en medio del caos de la situación económica generado por el colapso del régimen fiscal petrolero, y de un proceso de debilitamiento de la vieja PDVSA, medraron y entraron nuevamente las empresas transnacionales a tomar el control del sector petrolero.

 

La vieja PDVSA, al contrario de lo que han dicho las grandes corporaciones de la desinformación, estaba colapsada, debilitada y en franco proceso de privatización. Ya habían entregado la producción y el control de las operaciones a través de los “Convenios Operativos” y las llamadas “Asociaciones Estratégicas”, se había entregado la Faja Petrolífera del Orinoco a las transnacionales, convirtiendo las reservas más grandes de petróleo del mundo, en bitumen, en la llamada “Faja Bituminosa del Orinoco”, produciendo orimulsión y “crudo sintético” lo que se convirtió en el festín de la Exxon Mobil, La Conoco-Phillips, entre otros.

 

Lo impulsores de la “apertura” justificaban la entrega diciendo que ahora el país “producía más petróleo”, pero ocultaban que estos “nuevos barriles” solo pagaban 1% de regalías y 0% de Impuestos Petroleros. Es decir que esos “nuevos barriles” no dejaban ingresos al país. Al mismo tiempo esos “nuevos barriles” torpedeaban el sistema de cuotas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), por lo que, entre otras razones, se desplomó el precio del petróleo a niveles de 11 dólares el barril, pero además se daba un 40% de descuentos sobre este precio para el mercado norteamericano, que era cerca del 80% del destino de nuestras ventas. Entonces los promotores de la “apertura” no solo pagaban 1% de regalía al Estado y 0% de impuesto, sino que lo hacían sobre un precio de 11 dólares el barril, con un descuento del 40%, al final el pago se hacía sobre un ¡precio real de 4.4 dólares el barril!

 

Por otra parte, y para asegurarse de que PDVSA no fuese capaz de retomar sus obligaciones, debilitaron a la empresa al extremo que tenía una pérdida acumulada (déficit) para 1998 de 14 mil millones de dólares, ya había entregado sus operaciones medulares de producción, taladros, perforación, inyección de agua, vapor y gas, transporte, procesamiento, almacenamiento, terminales, los sistemas de control y automatización, “el cerebro de PDVSA”, hasta los campos en las áreas operativas. Existía un proceso de tercerización acelerado que mantenía en condiciones de “contratados permanentes”, “tercerizados”, a más de 30.000 trabajadores. Por supuesto que durante la “apertura” todos los servicios, materiales y obras se importaban y contrataban al complejo industrial norteamericano. En el país solo se “ensamblaba y montaba” porque no había otra manera, el petróleo estaba aquí.

 

Aquello fue una decisión política, fue desde Miraflores que se permitió, no es para nada un tema técnico, siempre se oculta el tema petrolero con un manto “tecnocrático”, ¡No!, siempre son decisiones políticas. La IV Republica no entendió que estaba entregando lo único que podría haber salvado al país: el petróleo.

 

De la aquella “apertura” solo se beneficiaron la meritocracia petrolera, que se convirtieron en agentes, empleados y socios de las transnacionales, el sector terciario y de servicios de nuestra economía que medraba alrededor de las transnacionales y por supuesto los sectores financieros y sus medios de comunicación que aplaudían y estimulaban la “modernidad” y el ambiente “propicio” para la inversión en Venezuela. Mientras la crisis estructural del modelo rentista petrolero se profundizaba y hacia insostenible.

 

Este despojo fue, sin embargo, articulado de una manera muy precisa y cuidadosa en el ámbito legal y contractual, cosa extraña, las transnacionales y la vieja PDSVSA cuidaron las formas. Pasaron por el antiguo Congreso, por la antigua Corte Suprema de Justicia, se aseguraron los arbitrajes internacionales, pues sentían que mantendrían su nuevo esquema por muchos años más. Además, Venezuela era el ensayo de un modelo petrolero que las transnacionales luego impulsarían en otros países petroleros, sobre todo de la OPEP.

 

No previeron las transnacionales la debilidad real de sus agentes políticos en el país, de los partidos AD y Copei, que la crisis económica era insostenible, que estaban montados sobre una bomba social que explotó el 27 de febrero de 1989 y que la IV República no tenía un liderazgo capaz de sostener al país y menos de manejar las consecuencias de económicas-sociales del nuevo sistema petrolero. Colapsaron.

 

Llegó el comandante Chávez, el 4 de febrero de 1992 y luego en 1999 la extraordinaria victoria de la Revolución Bolivariana. Se instalaría un gobierno popular y revolucionario.

 

Es curioso, pero no resulta nada extraño, que el país no-petrolero, no entendiera bien las causas de la grave crisis económica del país. Más allá de los estudiosos del tema, académicos y uno que otro político, el país no entendía bien, no lograba “desenmarañar” el origen petrolero de la crisis. Y es algo que siempre sucede. El único contacto real de la industria petrolera con el resto del país es en la “bomba” de gasolina (estaciones de servicio). De resto, es un negocio y una actividad, que se desarrolla confinada en las “áreas” e instalaciones de la industria o en el ámbito internacional, que realmente emplea pocos trabajadores, pero genera más del 90% del ingreso del país.

 

Así, el país no-petrolero solo siente si la “situación” del país va bien o mal por su calidad de vida y la posibilidad de acceder, de distintas maneras, a la renta petrolera. Por eso resulta tan fácil “vender” explicaciones de las causas reales del deterioro de la economía, cuando lo petrolero va mal y crear expectativas o “vender” soluciones que todas pasan, generalmente, por entregar el petróleo, para obtener “más dinero” a cambio. Es una ética extraña, generada de una actividad minera extractiva por excelencia. Es siempre una respuesta fácil a los problemas.

 

El Sabotaje Petrolero, develó, por primera vez de forma clara e indubitable para todo el país político y, sobre todo, para el pueblo, la verdadera razón del golpe de Estado de abril de 2002 y la naturaleza anti-nacional de la vieja PDVSA, quien había salido a la calle a disputarle el poder al pueblo para defender su nuevo modelo petrolero, el de las transnacionales, la “apertura petrolera”. Así de claro, sencillo y brutal, quedó expuesto por primera vez en nuestra historia el tema petrolero como un actor clave en el devenir político y económico del país.

 

El comandante Chávez lo entendió de inmediato. Nos hizo “clic” a todos, los distintos elementos de la “apertura petrolera”, los escritos y denuncias de tantas voces silenciadas por la apabullante maquinaria de propaganda que la soportaba. La derrota del Sabotaje, el control de PDVSA, su refundación y la creación de la Nueva PDVSA permitió al país no-petrolero a entrar, por primera vez, en las entrañas de la industria petrolera, conocer a sus trabajadores, sus relaciones de trabajo, su cultura, su estructura, calco fiel de la estructura transnacional, su falta de relación con el país real, con su comunidad, con los problemas del país, pero a la vez, permitió conocer sus dificultades, sus capacidades, sus posibilidades de convertirse en un instrumento de liberación de nuestro pueblo. Un agente transformador, ahora al servicio del interés nacional, una Nueva PDVSA que ahora si sería del pueblo.

 

La autoproclamada “meritocracia petrolera” fue derrotada con el Sabotaje y con ella el mito de su “superioridad” técnica. Ellos mismos se creyeron indispensables e insustituibles y por eso fueron al sabotaje, pensaron que pondrían a este pueblo de rodillas. Es la prepotencia de las élites, es algo que no se cura, se supera y ya.

 

Demostramos que tal “superioridad” de la “meritocracia” era solo un mito. Durante el Sabotaje Petrolero ellos llevaron la producción de petróleo en enero del 2003 a tan solo 23 mil barriles/día y pararon completamente al Complejo Refinador de Paraguaná, no exportábamos petróleo. Pero en tan solo dos meses los trabajadores y gerentes patriotas, todos juntos, todo el pueblo, llevamos la producción a tres millones de barriles día y logramos restablecer a plena capacidad las Refinerías, abastecer el mercado interno y volver a exportar petróleo. Superamos el caos creado por el sabotaje, sus terribles consecuencias económicas, después vendrían las “guarimbas”.

 

Debo decir, de manera clara muy clara y responsable que, se restablecieron las operaciones porque se designaron a las personas idóneas en los distintos puestos de dirección de la empresa, sobre todo en las responsabilidades operacionales, gerentes patriotas, que teníamos por montones, con muchos años de experiencia técnica, mucho compromiso, conocimiento de las instalaciones para restablecer y mantener las operaciones de la Nueva PDVSA. No vaya a creer nadie que el comandante Chávez cometería la irresponsabilidad de designar a sus “acólitos políticos” o “amigos” en la dirección de PDVSA. Todos sabíamos de la complejidad de las operaciones y del negocio petrolero. Si lo hubiésemos hecho como ha hecho el madurismo, jamás habríamos podido recuperar las operaciones.

 

Pero cosa curiosa, a partir del momento en que tomamos el control de la industria comenzó una campaña, que nunca ha cesado y que ahora el madurismo la ha exacerbado, de que nosotros, la Revolución, los trabajadores, no teníamos capacidad para manejar la industria y destruiríamos PDVSA. Jamás dijeron nada de lo que ellos hicieron en la “apertura”, ni del desastre del Sabotaje, sino que han mentido de manera sistemática y “Gobeliana”, si se puede utilizar este término.

 

Resulta curioso que algunos voceros les gusta repetir que antes, con Chávez, era todo más fácil porque “teníamos el barril a cien”. Se olvida, se oculta, a las nuevas generaciones, todos los años de combate a la agresión y la desestabilización, en las peores condiciones, sin ejército, sin PDVSA: Golpe de Estado, Sabotaje Petrolero, colapso de la economía, “guarimbas”, referéndum revocatorio, injerencia internacional, Mr. Bush y un largo etc. Se le hace un daño tremendo a la revolución y al PSUV cuando con este tipo de aseveraciones se le desarma ideológicamente para entender que pasa ahora.

 

A partir de la derrota del Sabotaje Petrolero vino la ofensiva revolucionaria para rescatar al petróleo, ponerlo al servicio del pueblo, convertir a PDVSA en una empresa popular, desmontar la nefasta “apertura petrolera” y desplegar nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera. El manejo soberano del petróleo para apalancar el desarrollo de un modelo distinto al rentista petrolero, basado en el trabajo, una distribución popular de la renta petrolera para saldar la deuda social con nuestro pueblo, era la prioridad, acabar con la exclusión, abatir la pobreza, la pobreza crítica.

 

Logramos restablecer nuestro Régimen Fiscal al 33.33% de Regalía, nuestros impuestos al 50%, acabar con los descuentos en el precio de exportación, diversificar nuestros mercados internacionales y captar, traer al país, ¡más de 500 mil millones de dólares de renta petrolera! Por eso, el país no-petrolero, sentía el bienestar y la calidad de vida, la economía iba muy bien. Ahora tendríamos el reto, en el nuevo periodo de Gobierno con el comandante Chávez, de dar el salto en lo económico-productivo, en superar el modelo rentista petrolero que implantaron las transnacionales hace 100 años en el país.

 

Sabíamos que, para mantener nuestra Política Petrolera, había que fortalecer a nuestra empresa nacional petrolera, nuestra Nueva PDVSA, no podíamos darnos el lujo de improvisar. Por ello nos empeñamos en recuperar todas sus capacidades: recuperamos los “Convenios operativos” y las “Asociaciones Estratégicas”, las actividades primarias: exploración, perforación, producción. Operaciones acuáticas, inyección de agua, vapor y gas, procesamiento de gas. Nuestro sistema de Refinación, el gas, nuestros terminales, sistemas informáticos de control, certificamos las mayores reservas de petróleo del mundo, nacionalizamos y operamos la Faja Petrolífera del Orinoco, hicimos plataformas petroleras, perforación y producción costa afuera, creamos nuestra flota de buques y sobre todo cuidamos a nuestros trabajadores.

 

Se acabó la tercerización y los jóvenes profesionales, técnicos, obreros, por miles, querían incorporarse a la Nueva PDVSA, al “Batallón Faja”, a las Refinerías, porque no solo se les ofrecía un futuro profesional, sino una posibilidad cierta, real, directa, de trabajar por el desarrollo del país y por el bienestar de nuestro pueblo. No solo era petróleo, era, sobre todo, ¡Patria!

 

Toda esta orientación de nuestra Política Petrolera y de la Nueva PDVSA tenían su origen en Miraflores. Nuevamente, no se trataba de un asunto técnico, sino de la orientación política revolucionaria que le dio el comandante Chávez al sector. Yo estuve allí doce años, lo puedo decir, sin el apoyo del presidente Chávez no hubiésemos avanzado mucho tiempo en nuestra política petrolera, pues enfrentamos de manera radical a lo más poderoso del capital. Lo hicimos y lo hicimos bien, de manera honesta y eficaz.

 

Desde que murió el presidente Chávez, no he hecho más que defender su obra. En particular su Política Petrolera, la “Plena Soberanía Petrolera” y su gran obra: la Nueva PDVSA. Así completa, la Nueva PDVSA Roja Rojita. Soy el único que la defiende, que lo defiende. Todos guardan silencio. No entiendo, no tengo estómago para callar, tengo la moral en alto y la ética suficiente para defenderlo siempre.

 

Yo invito y exijo al que vaya a dar una opinión sobre nuestra Política Petrolera o sobre nuestro desempeño al frente de la Nueva PDVSA estudie y revise toda la información antes de acusar, condenar o “tuitear”. Allí están todos nuestros números, es la única empresa del Estado que los tiene. Es fácil, no resulta tan complicado, pues todos los hicimos públicos. Entre a internet y revise los informes de gestión de la Empresa, sus informes y balances, los Informes Financieros auditados internacionalmente, los informes de gestión entregados a la Asamblea Nacional, a la Contraloría General de la Republica, mis presentaciones públicas al sector petrolero, financiero, socios internacionales.

 

Esto resulta muy importante, primero por un mero asunto de ética y responsabilidad, pero sobre todo porque el madurismo ha desplegado una campaña sin precedentes contra nuestra gestión en PDVSA, la gestión durante el gobierno del presidente Chávez, en su gobierno, una campaña más brutal que cualquier campaña de la derecha, porque el madurismo decidió privatizar a PDVSA y necesitan una excusa para hacerlo. No saben cómo  porque, como políticos que son, intuyen que va a resultar un problema para ellos acabar, vender por pedazos o eliminar, declarando la quiebra, la única empresa importante de los venezolanos, la única empresa internacional y la responsable de sostener la economía del país.

 

Ellos se “despacharon” el Arco Minero, lo entregaron a las empresas transnacionales, las mismas que el comandante Chávez expulsó del país porque no produjeron ni un gramo de oro, por la sencilla razón de que no había, no hay, una fuerza social y política suficientemente fuerte para hacerle frente. Poco le importó al madurismo las razones que tuvo el Estado para expulsar a estas empresas, el daño que le están provocado a estas áreas tan sensibles ambientalmente y mucho menos la opinión de los pueblos originarios, las demarcaciones de tierras indígenas, la debida y obligatoria discusión con ellos. No les importó. Conocidos grupos económicos nacionales en alianza con la transnacional minera favorecida hicieron grandes ganancias en la bolsa de Toronto, solo por tener la información privilegiada, acordada, de la entrega del Gobierno.

 

Pero en el caso de la Política Petrolera, de PDVSA, saben que es más complicado, no le va a ser nada fácil entregar el principal activo de la Republica, así de sencillo, sin que reaccionen los obreros, militares y todo el cuerpo critico de nuestra sociedad.

 

¿Como llegaron a esta decisión o esta situación? Están frente a las consecuencias de sus errores, improvisaciones y acuerdos con los sectores privados. Están frente al colapso de PDVSA.

 

En primer lugar, el presidente Maduro no entiende nada del tema petrolero, ciertamente no tendría que entenderlo, pero tampoco ha tenido la suficiente humildad y conciencia para reconocerlo y pedir ayuda. Obviamente no quiso trabajar conmigo, con nuestro equipo, lo cual era contradictorio con la idea del Comandante Chávez y de los que votamos por Maduro: habría una continuidad del Gobierno Bolivariano, puesto que era un muy buen Gobierno, porque nuestro pueblo votó masivamente por Chávez en diciembre de 2012 y porque el Presidente Chávez, en vida, en plena campaña me ratificó como Ministro y Presidente de PDVSA para su próximo periodo de Gobierno. Esa intención del presidente Chávez está grabada, lo dijo en público, ante el pueblo y la opinión pública. Es curioso que, para el madurismo, la palabra de Chávez valga tan poco o la usen con pinzas, a conveniencia.

 

Pero cuando Maduro, desde el mismo 2013 me manifestó su intención de removerme de mis responsabilidades, de “refrescar” la industria, yo no lo acepté. Le dije que no, que era irresponsable, porque era obvio que tendríamos problemas económicos y que estaba haciendo lo mismo que Capriles dijo que haría tan pronto asumiera la presidencia, algo que, por supuesto, nunca sucedió.

 

No me gustó para nada, pero le dije que haríamos un esfuerzo extraordinario para que él pudiese hacer frente a la situación económica que se venía encima, por supuesto, con un conjunto de medidas que, tomadas a tiempo y con valor, lograrían evitar el desencadenamiento de esta crisis que hoy sufrimos.

 

Le dije que aportaríamos 43 mil millones de dólares en el 2014, con una producción de 3 millones de barriles día y una emisión de papeles de PDVSA por 11 mil millones para avanzar en una política de unificación cambiaria, además de otras recomendaciones.

 

Nosotros cumplimos, PDVSA hizo los aportes prometidos y mantuvo los niveles operacionales (por cierto, esto que digo se puede corroborar en la información de la empresa que es publica). Pero Maduro no cumplió, dilapidó esos recursos en CENCOEX y no tomó las medidas económicas sugeridas. Por eso salgo de PDVSA. Luego salí del país a cumplir mi asignación en el Consejo de Seguridad de la ONU, todo ello en aras de la disciplina y la unidad que le juré a Chávez. Tarde entendí que el madurismo abusó de nuestra credulidad, tenían otro plan.

 

Confieso que me concentré en mi nueva responsabilidad en la ONU y no quise intervenir en PDVSA para evitar que se dijera que yo estaba “renuente” a entregar el cargo, abandonar mi posición de “confort”. No me conocen, se equivocaron y se siguen equivocando conmigo.

 

Pero me comenzaron a llegar informaciones preocupantes desde PDVSA, malas noticias. En el Ministerio de Petróleo sacaron a más de doscientos trabajadores de la Institución, como si hubiese caído el gobierno, cuadros técnico-políticos,  borraron los discursos y fotos de nuestro período. Comenzó la persecución de lo que ellos llaman “los ramiristas”, es decir los muchachos de Chávez.

 

En PDVSA la misma situación. Más grave, porque al frente de la seguridad interna, pusieron a un funcionario del SEBIN que estuvo muchos años adentro y que representa los intereses de uno de los grupos del madurismo. Comenzaron las persecuciones, detenciones y secuestro de trabajadores, que siguen presos, sin derecho a la defensa. Son presos del madurismo.

 

Comienzan a destituir a los líderes de las áreas, los que derrotaron al Sabotaje Petrolero, los que tienen el conocimiento preciso, los que conocen los detalles, los líderes de cada proceso. Grave error. Por otra parte, la Vice Presidencia de Finanzas es ocupada por uno del círculo íntimo (y después por otro, y luego por otro) del madurismo. Sin ningún tipo de conocimiento, ni experiencia. No atendía el trabajo, porque tenía otros cargos y otra agenda. Comenzaron los hechos masivos de corrupción y los retrasos en los pagos a contratistas, proveedores de bienes y servicios.

 

Solo una vez me llamó Eulogio del Pino, para, manifestarme su preocupación y nerviosismo porque no podía tomar decisiones y lo nombrarían ministro de petróleo. Le dije, “ten cuidado con lo que haces, si no tienes control no puedes garantizar la operación, pero va a ser tu responsabilidad”. Ante unas declaraciones que dió, pidiendo disculpas y asumiendo “errores” por la nacionalización que hicimos de las operaciones acuáticas, viajé a Caracas y lo visité a su Despacho. Le dije, “mira, no te vayas a convertir en el entreguista de nuestra política petrolera” no escuchó, hoy está preso.

 

Cosa curiosa, las dos veces que visité La Campiña desde que dejé mi puesto, los trabajadores salieron espontáneamente a saludarme y luego las nuevas “autoridades” los destituían o movían a otras posiciones, acusados de “ramiristas”.  Absurdo.

 

Algo pasaba, Maduro nunca quiso hablar conmigo. Solo lo hacían los compañeros del Gobierno o del Partido PSUV, de manera secreta. Evidentemente algo pasaba, algo pasa. Ya para entonces el ambiente era de miedo, de persecución, de autoritarismo. Mientras la situación económica se agravaba, de manera acelerada, de una forma trágica para todo el país.

 

Comienzo a recibir números y más detalles del desastre en PDVSA. Comenzó la caída abrupta de la producción y al mismo tiempo las acusaciones de corrupción en contra de mi gestión y de PDVSA. Me indignaron las acusaciones de Guevara y su combo de inmorales desde la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, me mandaron un emisario a extorsionarme para “impedir una investigación” ¡los mande al carajo! Yo tengo todos los argumentos y respaldos de mi gestión, la honestidad y el compromiso revolucionario son para mi indivisibles en mis responsabilidades y funciones, en mi vida. Pero más me indignó que nadie dijese nada en mi defensa dentro de la Asamblea, solo un Comunicado de la fracción de la Patria. Nadie argumentó, ni defendió la gestión revolucionaria en PDVSA, la gestión con Chávez.

 

No me dejaron ir a Caracas para defenderme, “no se puede reconocer a la Asamblea”. Decidí introducir un recurso en mi defensa, con mis alegatos, al Tribunal Supremo de Justicia. Se discutió en plenaria y fue emitida una sentencia favorable a mis alegatos que es crucial para mi defensa, para la defensa de la verdad.

 

Al mismo tiempo, los sucesos violentos en Caracas, nunca vistos en el periodo bolivariano, la actuación de la oposición, de los organismos de seguridad, los más de 120 muertos, el deterioro económico y social y la incapacidad del gobierno para hacer frente a esta situación, el ascenso acelerado al poder de este grupo extraño de maduristas, me obligó a comenzar a hacer públicas mis opiniones.

 

Estaba claro ya para mí que este Gobierno no era chavista, mucho menos revolucionario y que me convertirían en el responsable de todos los errores del madurismo. Estaba “vetado”, no pude declarar, ni dar mis opiniones en un país donde, ahora, la censura y la persecución de ideas se ha convertido en una constante. Esto para nada significaba que no defendiera la integridad de la Patria y nuestros principios de soberanía y no injerencia en nuestros asuntos internos en la ONU. Así lo hice, lo hice con éxito.

 

Nombran una Junta Directiva, donde Del Pino se mantiene en la Presidencia, pero designan actores políticos, en los cargos Directivos, operacionales de la empresa. Las personas que nombraron no tenían ningún conocimiento de la empresa o del negocio. No se puede hacer eso con una empresa petrolera, es muy irresponsable. Al mismo tiempo, ya con una franca persecución de trabajadores y una verdadera cacería de brujas interna con el argumento de la “corrupción”, nadie se atreve a tomar decisiones, a firmar contratos. Eso, en una operación tan dinámica como la petrolera resulta en la paralización de la empresa.

 

Sale Del Pino y llega Nelson Martínez a la Presidencia de PDVSA, él siempre fue el candidato de Maduro para ese puesto. Venía de Citgo, después fue Ministro. Llegó con otro grupo, otra Junta Directiva, nadie que supiese del negocio. El colapso de la producción de petróleo y de las capacidades de refinación y procesamiento, ya eran más que evidentes. 

 

Mis escritos y opiniones, además de mi intención manifiesta de optar por la candidatura presidencial en el seno del chavismo, provocó el rompimiento con Maduro y mi renuncia a la posición de Representante Permanente del país ante la ONU. Vino el ataque salvaje, frontal, la actuación miserable de un Fiscal que no tiene moral para acusar a nadie, un poeta triste.

 

Se invita, bajo engaño a la Junta Directiva de Citgo, nombrada por Maduro, a una reunión en la Campiña, se les detiene con escándalo. Luego se nombra al General Quevedo al frente de PDVSA y del Ministerio de Petróleo. Detienen a Del Pino y a Martínez, con escándalo y video en VTV. Ya los detenidos en PDVSA llegan al centenar. Parece un propósito deliberado, político. En todo caso, se les niega el derecho a la defensa y al debido proceso.

 

En este tema el Fiscal tiene una agenda propia de protagonismo, arremete contra elementos de nuestra política petrolera, como es el caso de la fórmula de precios, con un total desconocimiento del tema, ignorancia, mala intención y un odio que no sé de dónde le salió. Siempre un comportamiento extraño, destemplado.

 

Comienza un fenómeno impensable en la empresa, los trabajadores, técnicos, ingenieros, supervisores, comienzan a abandonar la empresa por miles, se estiman 37 mil. No aguantan la situación económica del país, el maltrato en PDVSA, ser tratados como corruptos, delincuentes, humillados. Un estado generalizado de sospecha, de molestia. El General Quevedo no sabe nada de petróleo, ni la Junta Directiva que plantaron. Pero el problema no está allí, está en Miraflores, donde se toman estas decisiones absurdas e improvisadas.

 

Ahora, con una producción que a duras penas llega a 1.4 millones de barriles/día, con las refinerías a 30% de su capacidad de procesamiento, con miles y miles de técnicos y profesionales abandonando la industria, con un manejo caótico de las finanzas y sin un plan de emergencia o rescate de la producción, el madurismo decide entregar la empresa a las transnacionales.

 

Ya la ha venido rematando por pedazos, cediendo participación, proyectos, reservas, lo han hecho con el petróleo y el gas, pero ahora se trata de entregar el control, las operaciones. Maduro emite un decreto ilegal, donde le da al ministro Quevedo potestades de modificar los contratos de las Empresas Mixtas con los socios privados. Contratos aprobados por la Asamblea Nacional, de interés público, que deben ser del conocimiento, de la discusión de los ciudadanos. Pero no, ya no será así, los modificaran las transnacionales de acuerdo a sus intereses. Por otra parte, el Decreto instruye saltarse, así a la torera, ¡todos los procedimientos de control establecidos en la Administración Publica!

 

Con todo respeto al General, ¿De dónde va a sacar los “nuevos contratos” de la industria petrolera? Lo primero que hizo fue reunirse con las transnacionales, ellas lo harán por el Estado Venezolano. Al madurismo no le importa. Están desesperados.

 

Maduro, desarmo un reloj, PDVSA, la industria petrolera, y ahora no sabe cómo hacer que funcione y no funciona. Ahora lo va a entregar, lo está entregando. La historia lo juzgara. Así como se entregó el Arco Minero, así entregan a PDVSA, entre el caos y el escándalo. Buscarán excusas: el precio, la corrupción, la conspiración. Lo cierto es que ha fracasado estruendosamente y ha abierto las puertas para que la derecha entre a “boca jarro” a nuestras instituciones.

 

Pero evidentemente este no es un problema técnico, el problema de PDVSA es político, está en Miraflores. Maduro ya entregó y dió luz verde para hacer lo que les venga en gana con PDVSA, los voceros de la derecha claman por la privatización de PDVSA. Y no solo de PDVSA, ahora se habla de privatizar servicios públicos y empresas del Estado.

 

Lo digo con conocimiento de causa. Esto no solo es un error mayúsculo y una torpeza sin precedentes, sino que constituye un crimen contra la Patria y significará entregar nuestra soberanía y cualquier posibilidad de salir de esta crisis. Nosotros sabemos que los problemas que atraviesa nuestra querida empresa se pueden resolver, el petróleo está allí y tenemos el conocimiento y los trabajadores para hacerlo. Lo haremos.

 

Mientras tanto debemos desenmascarar, alertar, una y otra vez, del fracaso de Maduro y el tremendo crimen contra la Patria que significa destruir y entregar a nuestra empresa petrolera, PDVSA. Nosotros volveremos y la rescataremos de este caos de incompetencia e indolencia. Los trabajadores y las fuerzas morales del país deben levantarse y ponerle freno a este desastre. Con Chávez Siempre ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Frente a 1958, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Frente-a-1958-por-Eduardo-Fernandez-20180420-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Frente-a-1958-por-Eduardo-Fernandez-20180420-0073.html En 1957, para variar, Venezuela estaba sometida a una dictadura militar. Los partidos políticos estaban inhabilitados. Los líderes políticos encarcelados, exiliados, asesinados o en la lucha clandestina. Los medios de comunicación silenciados. Aquella dictadura no permitía ninguna expresión crítica.


Una Asamblea Constituyente espúrea, para variar, había dictado una Constitución al servicio de la dictadura. En esa Constitución, sin embargo se les había colado un artículo que establecía que el periodo constitucional duraba cinco años y que al término de ese periodo había que celebrar elecciones universales, directas y secretas para elegir a un nuevo presidente. El año 1957 por tanto, era un año electoral.

La oposición, como de costumbre, discutía entre participar en las elecciones o no. Por supuesto, no existían condiciones para una elección transparente y limpia.

En esas circunstancias Luis Herrera Campins, exilado por la dictadura en Münich, Alemania, escribió un notable ensayo que tituló “Frente a 1958” y lo subtítulo: “Material de discusión política electoral venezolana”.

He considerado pertinente recordar algunas de las frases de aquel ensayo. Decía Herrera: “Soy de los que creen con firmeza de convicción en la recuperación democrática a través de los caminos cívicos del sufragio universal. La vía engañosa de la conspiración o del golpe de estado parece más corta, pero presenta riesgos terribles que la experiencia histórica demuestra con bastante claridad”.

También decía Luis Herrera: “La oposición venezolana tiene que superar la vacilación con que se ha enfrentado al problema electoral de 1958”, en otras líneas “La vida política venezolana del porvenir dependerá por largos años de la solución que se logre en esta oportunidad”… “La dictadura venezolana es un gobierno ilegitimo tanto por su origen (fraude electoral) como por el ejercicio del poder, pero hay un hecho cierto que no se puede desconocer: la dictadura existe y gobierna”.

Y, frente al tema de votar o no votar, decía Luis Herrera: “Mi posición es exactamente igual a la que sustenté en 1952. Hay que participar en las elecciones. Peores consecuencias traería una abstención electoral que pondría en las manos del azar el porvenir venezolano”.

Y agregaba: “La abstención no solo es una posición romántica, equivocada y teórica sino también una deserción política llamada a allanar el camino de la prolongación dictatorial”.

Y terminaba diciendo: “Ir a las elecciones no significa, como cierta propaganda tendenciosa se complace en afirmar, cohonestar fraudes, sino hacer acto de briosa presencia cívica en el momento de buscar nuevos rumbos para el país”.

Seguiremos conversando.

 

 

Eduardo Fernández
@EFernandezVE

]]>
<![CDATA[Deshojando la margarita, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Deshojando-la-margarita-por-Maryclen-Stelling-20180420-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Deshojando-la-margarita-por-Maryclen-Stelling-20180420-0072.html Venezuela, inmersa en  un contexto de crisis multidimensional, paradójicamente  está sometida a una definición cada vez más subjetiva de la política a medida que se aproximan las elecciones del  20-M. 
Las fuerzas políticas se enfrentan al desafío planteado por el uso simbólico de la política y las percepciones ciudadanas. Desde allí se construyen amenazas, peligros, certezas y seguridades. Arsenal perceptual que media la relación con la política, el adversario, los hechos y, por supuesto,  con las elecciones.  Suerte de lentes con los que nos encaminamos hacia la confrontación  electoral, caracterizada por la  agudización de la polarización y la fractura que afecta las fuerzas de oposición. 
La ciudadanía va a las urnas provista de una serie de actitudes y comportamientos políticos aprendidos, que influirán en la manera como evaluarán y reaccionarán ante el próximo proceso electoral.  La forma como se percibe el sistema político indudablemente  incidirá en los niveles de participación electoral, en la abstención y en la decisión de por quién votar.
¿Qué está en juego?  ¿Qué se debate? Especulaciones y hechos;   la confianza o desconfianza en el en el sistema político, Gobierno, y el propio proceso electoral; la satisfacción o insatisfacción con la gestión; la permanencia o cambio de Gobierno;  la identificación partidista y la  participación  electoral. La convicción de elecciones competitivas y libres compite con la  “certeza” de   fraude electoral, que  mina la legitimidad del voto como medio de participación.
A un mes de las elecciones, ¿cómo influyen las evaluaciones del sistema político en la decisión ciudadana de votar?  Entran en juego las valoraciones positivas o negativas del sistema electoral. Las de carácter positivo  invitan a la participación, mientras que las negativas conducen a una aversión al sistema político, minan la legitimidad del voto e inducen a la apatía política.  La desconfianza no necesariamente inhibe la práctica democrática del voto, dado que la opción de votar se presenta como vía para castigar y responsabilizar  al Gobierno y sus funcionarios del “fracaso”. Quienes desean influir en las decisiones políticas -pero  no consideran el sufragio como la vía para defender sus intereses o como una forma no efectiva para cambiar el gobierno- pueden apelar a modos de participación no electorales, protesta, violencia, sabotaje, presión internacional hasta el extremo de desear la  invasión…
Voto, no voto, participo mucho, poquito, nada
@maryclens
 

]]>
<![CDATA[La Cumbre de las Américas y las tres grandes crisis de la Doctrina Monroe]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Cumbre-de-las-Americas-y-las-tres-grandes-crisis-de-la-Doctrina-Monroe-20180423-0060.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Cumbre-de-las-Americas-y-las-tres-grandes-crisis-de-la-Doctrina-Monroe-20180423-0060.html Comprender los basamentos históricos del Sistema Interamericano  y ubicarlos como etapa del desarrollo de la Doctrina Monroe permitirá   predecir las próximas acciones del Departamento de Estado.

Desde el siglo XIX, Estados Unidos pretendía reservarse el derecho de dominio sobre Latinoamérica y el Caribe. 
Así lo hizo evidente James Monroe, el quiento presidente de esa nación, en su discurso, en el que estableció las bases para bloquear las pretensiones hegemónicas de potencias europeas sobre la región.
Comprender los basamentos históricos de lo que conocemos hoy como Sistema Interamericano, creado con la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1948, y ubicar este mecanismo de integración como una etapa del desarrollo histórico de la Doctrina Monroe, nos permitirá comprender y hasta predecir las próximas acciones del Departamento de Estado para América Latina.

De Lima (2018) a Punta del Este (1962): refuerzo del unilateralismo

Hagamos un ejercicio de análisis cronológico de la época actual, hacia el pasado, a pesar de que suene extraño recordemos que la historia, así como el tiempo, no tiene un desarrollo lineal, sino circular. 
Por lo tanto si lo analizamos desde este ciclo histórico hacia atrás, podemos darnos cuenta de nuevos elementos que a lo mejor el análisis tradicional de la historia lo suele opacar.

Al día de hoy, existe una buena cantidad de gobiernos de países latinoamericanos y caribeños, que cumplen las líneas del Departamento de Estado, por ejemplo con el reforzamiento de las políticas de aislamiento a Venezuela, e incluso en el caso de las recientes acciones militares de la OTAN sobre Siria.

Esta demostración de alineamiento político regional con Norteamérica, lo observamos en la recientemente clausurada VIII Cumbre de las Américas realizada en Lima, espacio donde el vicepresidente Mike Pence, realizó una serie de reuniones bilaterales e incluso atendió a la oposición venezolana para estudiar la imposición de más sanciones a este país.

La agenda oficial de la Cumbre obvió las judicializaciones a líderes populares como en el caso de Ecuador, Brasil y Colombia, así como los cientos de activistas políticos de izquierda, asesinados.

Nacimiento de la Cumbre

La Cumbre de las Américas nació con la intención de consolidar el mencionado Sistema Interamericano bajo el cual EE UU lograba legalizar su dominación a través del derecho internacional.

En 1994 se celebró la primera Cumbre de las Américas, en Miami, con el objetivo principal de consolidar un único macro Tratado de Libre Comercio (TLC),  el cual se comenzó a implementar ese mismo año con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), por México, EE UU y Canadá. 

Este mismo acuerdo se intentó expandir por todo el continente en la III Cumbre de las Américas, realizada en Canadá en 2001, donde se propuso oficialmente el Alca.

La Cumbre de las Américas puede decirse que es una etapa en el desarrollo histórico de la Doctrina Monroe, la cual pasó por numerosas reconfiguraciones.

Una de las más importantes, fue la de 1904 cuando sufre un cambio sustancial, pues a partir del Corolario Roosevelt, la política exterior de EE UU toma un carácter más agresivo y se reserva el derecho de intervención en asuntos internos de otros Estados, con el pretexto de defender los intereses de los países de la región en contra de influencias extracontinentales, a pesar de que en realidad ejecutan la “política del Garrote” para cumplir los suyos propios.

No obstante, en el Sistema Interamericano es la actualización que ha tenido mayores grados de efectividad y perdurabilidad, pues ha garantizado por 70 años la protección de la influencia de los EE UU por encima de otros actores en el concierto internacional.

Tenemos como ejemplo práctico, la realización en Punta del Este, en Uruguay, de la octava reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, convocada por el Consejo de la OEA a fin de aislar a Cuba que representaba una “amenaza”, pues cumplía los intereses de potencias ajenas a la región, y fungía como promotor del comunismo.

Así como en Punta del Este en 1962, 56 años después, la Cumbre en Lima funge como órgano ejecutor del Departamento de Estado, para consolidar el sistema de dominación del hemisferio, aislando sistemáticamente a gobiernos que no se alinean a la política del Departamento de Estado y, además, permite a la administración Trump, refrescar su presencia militar en la zona con países como Colombia, Ecuador y Argentina.

A pesar de ello, el “América para los americanos”, como se resume el principio básico de la Doctrina Monroe, está pasando por diversas dificultades. 

Podemos decir que esta doctrina injerencista ha tenido tres grandes crisis y actualmente estamos viviendo la tercera. Las mismas las analizaremos esta vez de forma cronológica a la manera ‘tradicional’.

Etapas de las crisis de la Doctrina Monroe

Primera etapa 1830-1890

Desde mediados del siglo XIX, tenemos como ejemplo la ocupación de Reino Unido sobre la Guayana Británica, en 1831, y las Islas de las Malvinas, en 1833, el bloqueo de Francia e Inglaterra al puerto del Río de la Plata, entre 1845 y 1850.
 Luego, con la restauración parcial en la República Dominicana, entre 1861 al 1865, paralelamente se dio la intervención francesa en la formación del Imperio de México en 1862, donde se impuso al austríaco Maximiliano como emperador. 

Ya a finales del siglo XIX, Reino Unido nuevamente realizó un intento de colonización en la Costa Mosquitia en Nicaragua en 1895 y el bloqueo naval al gobierno de Cipriano Castro en Venezuela, apoyado por Francia e Italia, de 1902 a 1903.

¿Qué pasaba Internamente en los EE UU?

Estaba desarrollando su capacidad Industrial en el norte del país, mientras el sur se negaba a abandonar el sistema esclavista y latifundista, cuya elite se beneficiaba de las grandes rentas por los productos de la actividad agropecuaria.

Ambos sistemas llegaron a altos niveles de incompatibilidad desde la década de los años 40, con la Fiebre del Oro y la anexión de más de la mitad del territorio de México en el 47, hasta que después en la Guerra Civil entre 1861 y 1866, se impusiera el sistema industrial del norte acoplándose así definitivamente el sistema capitalista en el país.

 Segunda etapa 1950-1980

Durante la Guerra Fría hubo dos casos de actuaciones de potencias extracontinentales, en la región .

El primero es el apoyo de la Urss a diversos movimientos de liberación nacional y otros grupos antiimperialistas y comunistas en países como Nicaragua, Salvador, República Dominicana, Granada y el caso más paradigmático, Cuba, donde el M 26 logró realizar la revolución cubana en 1959.

El segundo caso, es la invasión del Reino Unido nuevamente a las Islas Malvinas en 1982, durante la cual la respuesta de EE UU dejó mucho que desear pues se comprobó que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), firmado en 1947, solo fungía para servir a los intereses unilaterales de los EE UU que lograba por esta vía, legitimar su dominación a través del marco del derecho internacional, como ya lo mencionamos, entendemos el Sistema Interamericano como una nueva actualización de la Doctrina Monroe.

Tercera etapa: 2001- ¿ ?

Podemos atrevernos a sugerir una tercera etapa en cuanto a los casos en los que los principios de la Doctrina Monroe han sido puestos de lado.

Esta se encuentra en el marco de la actual ‘Guerra Fría 2.0’ que está surgiendo con el choque de intereses de EE UU con los de Rusia y China. 
China ha logrado ser uno de los principales aliados comerciales de los países de la región caribeña y suramericana, mientras Rusia, por su parte, ha logrado consolidar relaciones estratégicas con Venezuela, Cuba, Bolivia y Ecuador, y un acercamiento importante con países como Chile, Argentina y Brasil, entre otros.

Conclusión

Las piezas se están moviendo para una nueva aplicación de la política del ‘garrote’ de la potencia norteamericana, se acercan las elecciones presidenciales en Venezuela y ya varios gobiernos integrantes del Grupo de Lima, declararon que no van a reconocer las elecciones, sin mencionar las declaraciones de altos representantes de Europa y EE UU que dejan en evidencia el contraataque. ¿Qué pasará los días previos y luego del 20 de mayo?

Sin embargo, no todo está acabado, a diferencia de 1962, cuando el Sistema Interamericano no tenía ningún contrapeso, actualmente existen mecanismos de integración alternativos como la Alab-TCP, Petrocaribe, Unasur, Celac, que cumplen un papel importante en equilibrar las relaciones de fuerza dentro del continente americano.

Menos existía la contra-Cumbre o la Cumbre de los Pueblos, que sirve como una oportunidad de articulación de diferentes movimientos sociales que logran elevar su voz disidente en contra del imperialismo.

Igualmente tenemos que resaltar que es la primera vez que China y Rusia tienen un acercamiento tan importante a Latinoamérica y el Caribe, ya que ven esta región como un buen destino para sus inversiones, que representa alrededor de 7.6 % en el PIB mundial.

A diferencia del mundo bipolar, donde las fronteras de cada polo se encontraban claramente marcadas, a razón también del choque de dos sistemas políticos y económicos antagónicos, en el surgimiento de este orden multipolar, esa división no está definida.

Puesto que no existe un sistema que le haga contrapeso al capitalismo, todos los actores en el concierto internacional se encuentran articulados por la globalización y las zonas de influencias incluyendo los ‘espacios vitales’ se encuentran en disputa.

]]>
<![CDATA[Hervido de gallina y mondongo, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hervido-de-gallina-y-mondongo-por-Nemesio-Montiel-20180420-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hervido-de-gallina-y-mondongo-por-Nemesio-Montiel-20180420-0069.html Cuando a comienzos de los años noventa del siglo pasado, fui Secretario de Cultura de la Gobernación del Estado Zulia, me propuse con mucho amor y paladar, hacer un mapa gastronómico de Maracaibo.


 Es decir, ubicar en la ciudad la mejor expresión de la gastronomía popular, las comidas típicas que el marabino viene haciendo durante generaciones. los mejores mondongos, las especiales empanadas, los exquisitos yoyos, las mandocas, macarronadas maracuchas, buñuelos, iguana en coco, caldo de coco, bollitos pelones los sabrosos hervidos de gallinas, el más repotenciador hervido de armadillo, los callejeros pastelitos, el sorpresivo hervido de res, las hallacas, el carnero en coco en sus diversas versiones y  el espinazo en sopa. Toda la variedad del pescado y la inventiva del cocinero o cocinera con la carne de res, puerco y pavo. El chivito tierno y muchas otras variedades gastronómicas que caracterizan al pueblo maracaibero y zuliano en general.
En esa oportunidad, distribuimos esa guía culinaria a los hoteles y centros culturales para motivar a propios y visitantes a degustar lo que en términos de comida propia prepara nuestra gente. A pesar de la cantidad de nuevos restaurantes en la ciudad que ofrecen sofisticados platos en base a lo típico e internacional, se mantenía muchas ventas de lo estrictamente tradicional en casas de familias o atractivos espacios, sobre todo los fines de semana. Nuestros hermanos citadinos de esta gran urbe siempre buscan deleitarse con   algo propio de nuestra región. Lamentablemente esto ha desaparecido. Hace unos meses atrás, descubrí un mondongo muy bien preparado y sabroso en la zona suroeste. Una familia que tiene años, solo los domingos, ofreciendo su especial mondongo Tristemente ya no está. Pero, la acuciosidad antropológica y gastronómica me llevó a descubrir un típico centro de comida nativa en el Centro Comercial Olivos Plaza, al fondo de Mercasa, donde encontramos comida zuliana todos los días y en especial los fines de semana. el, 19 de abril lo disfrutamos en familia. Ojalá que le demos vigencia a nuestra identidad zuliana y a la zulianidad. Sería muy original y hermoso prepararles a nuestras madres en su día, un exquisito almuerzo típico marabino.

]]>
<![CDATA[Destitución, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Destitucion-por-Roberto-Malaver-20180420-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Destitucion-por-Roberto-Malaver-20180420-0067.html ¡Amarren esos locos, que perdieron el juicio! Así nos grita la gente cada vez que nuestros compañeros entran y salen de la Asamblea en desacato. Y verdad que tienen razón, porque ya hemos destituido al dictador Maduro no sé cuántas veces, es como aquello de re-empujar, que a uno lo empujan más de una vez. 
El peo es que el compañero Espoleta Allup choca dos veces con la misma piedra que le sacan, es decir, cuando fue presidente del Desacato, le dio seis meses al dictador, y después se comportó como cuando dimos el golpe del 11 de abril, que yo no fui, que yo no dije eso, que me mal interpretaron, y ahora volvió, volvió, volvió  nuevamente a caer en lo mismo, y tomó la palabra y demostró todo lo desfachatado que se puede ser en la vida, dijo que estamos en nuestro derecho, y que el antejuicio de mérito al dictador procede, y nosotros, los que no tenemos ningún mérito, porque ya los hemos perdido todos, nos quedamos levantando la mano derecha, como debe ser, para que nos contaran y cantaran aprobado.
Los compañeros en el exterior también nos dijeron por teléfono, menos mal que no lo declararon por nuestros queridos medios, que estábamos locos de bola a bola y en carambola facilita. Y el compañero Julio -Matemático- Borges, diciendo que él nos apoya, y que seguirá  luchando por la democracia en el exterior pidiendo más sanciones contra el país, y que no le pregunten por los diez y seis millones de dólares que les dio Mike Pence en Perú, porque esos los tiene Antonio –Pensionado- Ledezma, que es el nuevo Presidente en el exilio, y los necesita para su próxima toma de posición. En medio de esta locura oposicionista, nos vamos a volver más locos cuando, el 20 de mayo, el dictador Maduro gane las elecciones y nosotros tenemos que volver a la Asamblea en Desacato a levantar la mano derecha para aprobar ooootra destitución. Es una vaina que se cuenta al abuelito de Heidi, y no lo cree. 
Mientras tanto, Falcón Crest nos sigue tirando misiles por abstencionistas, y echo el pendejo sigue en campaña electoral boicoteando el boicot que nosotros, por órdenes del compañero Donald –Invasor-Trump estamos llevando a cabo y a general descontento. Y mientras todos los precios suben y suben hasta más allá de más nunca, nosotros bajamos y bajamos en la aceptación de la gente que parece que ya se está dando cuenta de lo malagente que somos un sueño imposible que busca la noche.
El papá de Margot está dando vueltas alrededor de la mesa, y dice: “Es colombiano. En seis meses salimos del dictador. Abandono de cargo. Destituido. Sáquenmelo, carajo” Y se va al cuarto y agarra la puerta y le mete aquel coñazo tan duro, que se escuchó una voz afuera que dijo: “Esto no lo aguanta nadie, carajo”
- Payaso, soy un triste payaso.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Corrupción, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Corrupcion-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180420-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Corrupcion-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180420-0068.html La Asamblea Nacional venezolana tomó la decisión, por 105 contra 2 votos, de autorizar la continuación del juicio que llevan adelante magistrados del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, en contra de Nicolás Maduro. El juicio se desarrolla por acusación y denuncias de la Fiscal General de la República, también en el exilio, Luisa Ortega Díaz. 
El fondo es la corrupción, en este caso la que se produjo por sobornos y sobreprecios en la contratación de obras del Estado venezolano con la empresa Odebrecht. El nombre de Maduro ha salido a la luz en declaraciones de funcionarios de la citada empresa, quienes afirman haberle entregado, en dos oportunidades, dinero en efectivo  por casi 50 millones de dólares, al entonces canciller de la República. Y, en general, hasta ahora, se habla de 98 millones de dólares en sobornos.
Estás declaraciones son suficientes para impulsar una investigación en contra del citado funcionario. Pero no estamos hablando sólo de sobornos y sobreprecios, es que también hay que rescatar que el 80% de las obras contratadas no han sido terminadas y la mayoría tiene porcentajes muy bajos de ejecución. Emblemático para nosotros es el caso del Puente Cacique Nigale en nuestro Estado Zulia. Su piedra fundacional fue colocada en acto público en plena campaña electoral de 2006. 12 años después el avance de la obra se encuentra en un 16% sin perspectivas de que pueda ser continuada en plazos prudenciales. Así mismo pueden ser mencionados el sistema de transporte Caracas-Guarenas-Guatire, la línea 5 del Metro de Caracas, la línea 2 del Metro de Los Teques, la culminación del tercer puente sobre el río Orinoco, entre otras. 
Todo esto no es más que la punta del iceberg de todo un proceso de corrupción que clama al cielo. Es una corrupción generalizada, que se constata en todos los niveles de gobierno, desde los más altos hasta los más modestos.
 Mientras quienes llegaron al poder con el discurso de la redención del pueblo, se corrompen alarmantemente, la población venezolana sucumbe en la tragedia del hambre, de la escasez, de la pésima prestación de servicios públicos, de la galopante inseguridad, del caos sin sentido.
La historia le dedicará muchas páginas a la descripción de los procesos de corrupción de estas últimas dos décadas. En Venezuela no hay justicia. En nuestro país no hay Constitución ni ley. Todo ha sido proscrito por la acción de unos irresponsables que solo muestran interés por el poder sin detenerse a considerar el profundo, en muchos casos irreparable, daño que le han hecho a nuestra nación. 
Si por este caso de Odebrecht han sido enjuiciados, perseguidos, sentenciados, destituidos u obligados a renunciar presidentes y expresidentes de varios países latinoamericanos ¿Por qué el de Venezuela aprovecha la impunidad que él mismo ha generado para librarse de la justicia? 
Nicolás Maduro merece ser enjuiciado. Pero no solo por este caso. Maduro merece ser enjuiciado por delitos de lesa humanidad, por haber ordenado el ataque y la muerte de más de cien jóvenes que salieron a luchar por la libertad de Venezuela, por haber ordenado el asesinato de venezolanos que públicamente se habían rendido, por los daños ambientales en el arco minero, por traición a la patria, por la corrupción de Pdvsa y muchas otras corrupciones, por la emergencia humanitaria en alimentación, salud y educación, por la destrucción de la economía venezolana y por haber auspiciado el más grave proceso inflacionario que hayamos vivido en nuestra historia y en el mundo entero.
Por esas razones hemos votado a favor de la continuación del juicio contra Maduro.
 Que se profundice la investigación, que podamos superar el bloqueo a la justicia, que se demuestre su culpabilidad y que sigamos luchando por librar a Venezuela de la desgracia madurista. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Eleonora empresaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Eleonora-empresaria-20180420-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Eleonora-empresaria-20180420-0070.html Se da en el artículo un ejemplo de la empresaria carente de reglas básicas para mejorar su empresa. “Eleonora ha hecho nuevamente una de las suyas: me avisa que mi traje estará listo para el miércoles, que pase sin falta a buscarlo. 
 Ante tantas seguridades supero el drama del carro que tengo en el taller; tomo un taxi que me lleva por los intrincados vericuetos de las Minas de Baruta, retando un aguacero fino pero constante, capaz de metérsele a uno directamente en los pulmones y finalmente, sorteando otros obstáculos, de los cuales sería largo hablar, me encuentro con una casa infranqueable en la que, después de constantes timbrazos seguidos de toques violentos a la puerta, que terminan en puñetazos, se asoma cautelosa a una ventana el rostro hermético de la única asistente de Eleonora, una indocumentada boliviana y me dice con su hablar cantado: “La señora salió, y su vestido no está listo. Que si quiere venir mañana que llame antes”.

 Rabia, frustración, deseos de ser la reencarnación del Ayatola Komeini y tener el poder de un gobernante ruso antes de la Perestroika, me embargan. Lo grave es que esta escena se ha venido repitiendo constantemente durante los quince años de nuestra relación cliente-modista. ¿Por qué regreso siempre a ella, a sabiendas que el caso volverá a repetirse con variaciones sobre el mismo tema, y que, en forma recónditamente deseada, habrá sido propiciada por la propia Eleonora, para disfrutar el sádico placer de mi humillación?

 Eleonora es un verdadero portento con sus manos y con su creatividad: se imagina la moda mucho antes de que aparezca en los costosos figurines que sus clientes le llevan o que la vea desfilar en las crónicas de la alta costura. Ella sabe combinar los colores; sabe utilizar los tejidos apropiados; sabe que es lo que le queda bien a cada uno. 
 Al mismo tiempo Eleonora es un talento desaprovechado. Con su ingenio, su imaginación y su buen gusto podría no sólo competir con los nombres locales, sino también proyectarse en el ámbito internacional. Si se propusiera podría emular a Carolina Herrera y no le faltarían capitales y apellidos dispuestos a ayudarla. Constantemente sus clientes le aconsejamos lo que debe hacer: aumentar el número de sus asistentes; aplicar las reglas de la división del trabajo; invertir en una infraestructura que mejore el taller.
 
 Eleonora no nos hace caso y no nos hará caso nunca, y por eso, ella es como esa semilla sin germinar; esa mina horadada con métodos primitivos; esa tierra parcelada, como un conuco, para rendir tan sólo el escaso alimento diario.
 
 En Eleonora está representada buena parte de las virtudes y de los defectos del pequeño empresario venezolano. Como tiene un mercado cautivo no es capaz de ampliar su propio ámbito de operaciones; sin garra, sin ambición; sin orden; sin puntualidad; sin prioridades; sin tecnicismos; sin metas; sin respeto hacia el público y menos aún hacia su clientela ya cimentada, entierra día a día la chispa del ingenio, la inmensa creatividad que podría colocarla en los primeros planos del mundo ¿Hay alguna solución? Como siempre la hay y, como siempre, está en la educación que hay que impartir. Una educación para la libre empresa, que enseñe al artesano y al mecánico, que ingresa al mercado de trabajo, a ser el dueño de sus propios riesgos, porque no basta sacar del horno de los institutos tecnológicos y de las escuelas técnicas a estudiantes con títulos para que sean frustrados asalariados toda su vida, sino que hay que formarlos para que se constituyan en empresarios de sus iniciativas, para que aprendan a vivir en el mundo competitivo que cada vez los va rodeando más de cerca.

 Llueve: el piso está resbaladizo y el tráfico es intrincado ¿me convendrá llegarme hasta la casa de Eleonora?
 

]]>
<![CDATA[Yo no quiero resignarme, por: Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Yo-no-quiero-resignarme-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180419-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Yo-no-quiero-resignarme-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180419-0073.html  Yo no quiero resignarme a vivir en un país en el que todo aumenta descontroladamente de precios, menos la vida humana que cada día vale menos. Lamentablemente, de lo único que en Venezuela no hay inflación es del valor de la vida que incluso cada día baja de precio hasta el punto  que prácticamente no vale nada. Los precios de numerosos productos  están ya  prácticamente dolarizados pero seguimos recibiendo los salarios y sueldos en bolívares devaluados que no alcanzan para nada. Para comprar un caucho o una batería, se requieren varios meses o incluso años de salario. Los bonos que regala el presidente a los que él quiere, no alcanzan ni para comprar un pollo o medio kilo de queso.  Con la  pensión que recibo no puedo comprar cada mes ni la mitad de las pastillas de valsartán que debo tomar todos los días.

 Yo no quiero resignarme a vivir en un país en el que el pranato y  la delincuencia se han adueñado de calles, parques, plazas;  y ni siquiera las escuelas, los hospitales, los autobuses, las iglesias,  y las viviendas son lugares seguros.

 Yo no quiero resignarme a vivir en un país donde los continuos apagones y bajones nos hacen vivir en una zozobra permanente, y   acudimos  al trabajo bravos y trasnochados, sin haber  descansado lo suficiente.  Apagones y bajones que nos dañan y destruyen los aparatos eléctricos, y no tenemos a quién reclamar ni cómo repararlos.   Hace unos días los apagones quemaron la unidad del aire de la sala de mi casa y el técnico al que llamé me presupuestó el arreglo en sesenta y ocho millones de bolívares. ¿Dónde voy a sacar yo ese dinero con el sueldo miserable de profesor?

Yo no quiero resignarme a que las escuelas y universidades se estén quedando vacías,  sin  profesores,  porque el sueldo no les alcanza ni para pagar el transporte y huyen en desbandada en busca de otras oportunidades que les permitan al menos comer y atender las necesidades del hogar;  también cada día  acuden menos alumnos porque no tienen cómo ir a la escuela, no han comido y tampoco la escuela les da de comer. El gobierno repite el cuento de que en Venezuela tenemos educación gratuita y de calidad, sin reconocer que la calidad nunca ha existido  y que hoy incluso no tenemos ya ni siquiera educación.

  Yo no quiero resignarme a seguir escuchando impávido  las acusaciones de corrupciones y robos multimillonarios que se vienen haciendo los que están en el gobierno y los que estuvieron y cayeron en desgracia. Algo verdaderamente vergonzoso que nos evidencia la metástasis de ese  cáncer espantoso que ha destruido el corazón de la república y nos ha dejado a casi todos miserables.

Yo no quiero resignarme a ver cómo el transporte público está siendo sustituido por camiones donde la gente viaja como si fuera ganado. 

Yo no quiero resignarme a ver venezolanos que se alimentan de la basura,  a madres que lloran impotentes la muerte de sus hijos a los que no  atendieron en  los hospitales  porque carecían  de lo más elemental.

Pero tampoco me voy a ir de mi querida  Venezuela, que hoy nos necesita más que nunca. Uno no abandona a su madre cuando está enferma. Seguiré trabajando cada vez con más tesón, compromiso y pasión por salir de este gobierno antes de que termine de destruirnos por completo.

 

]]>
<![CDATA[¿Qué pasará en Venezuela?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-pasara-en-Venezuela-20180419-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-pasara-en-Venezuela-20180419-0067.html  

El contexto político que atraviesa el país actualmente está inmerso en un mar de contradicciones y desesperanzas,  la apatía manifiesta por la gente ante la clase política gobernante y opositora es generalizada, a solo un mes de celebrarse la elección presidencial se evidencia el desinterés ante los candidatos, al punto que podría deducir desde mi visión politológica que el sistema político venezolano ha fracasado, sus actores principales han puesto en cuidados intensivos la esencia de cambio que trasmite la democracia.

A la fecha muchas personas me preguntan qué va a ocurrir en el país, si vale la pena ir a votar, si abstenerse es una solución, si los magistrados en el exilio, en conjunto con la fiscal pueden destituir al presidente y ante esas interrogantes mis consideraciones.

Primero, el acto de ir a votar es un deber y un derecho, sin embargo en la coyuntura país, donde el rechazo a la gestión de gobierno es evidente y cuando los candidatos opositores no capitalizan la confianza de los electores y su credibilidad está entredicho, la decisión de no votar es una manifestación que podría asimilarse con el voto en blanco.

Segundo, considero que la decisión de la MUD de no participar fue otro craso error, ya que a pesar que sus líderes principales están inhabilitados pudieron sumar fuerzas y voluntades en torno a una figura de consenso que les permitiera reconstruir la confianza y levantar la esperanza del pueblo. En tal sentido llamar al boicot es atentar contra la institucionalidad democrática que aunque está resquebrajada es deber de los partidos políticos luchar por rescatarla, antes de meter la cabeza en la tierra como el avestruz.

Tercero, pretender que la moción, aprobada por la Asamblea Nacional con 105 votos a favor y dos en contra, que también contempla el arresto del presidente y le da el visto bueno al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que está en el exilio, para que prosiga con el caso, con el apoyo de la ex fiscal general, es otra burla más al pueblo venezolano, ya que esa acción no tiene asidero jurídico, ni capacidad política viable, ciertamente si dicha acción se hubiese realizado dentro del contexto interno de las instituciones del país, era la vía, es la correcta, pero ni los llamados magistrados en el exilio ni la ex fiscal gozan de competencias constitucionales para ordenar el ejecútese a través de la fuerza de tal solicitud. Al contrario soy de los que pienso que Luisa Ortega Díaz debería estar tras las rejas ya que fue cómplice y actora de las estafas de este régimen desde sus inicios.

Ante lo expresado anteriormente, es importante resaltar que mientras la comunidad internacional reconozca la figura del presidente Nicolás Maduro como la máxima autoridad del país, por ende de sus instituciones no habrá ninguna acción directa en contra de su investidura como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, evidencia de esto los embajadores de las distintas naciones mantienen sus representación diplomática en el país, a excepción de Perú, Panamá y España y recientemente se recibió Cartas Credenciales por parte de los embajadores de Irak, Nicaragua, República Dominicana y Sudáfrica, aunado que España restablece los canales de diálogo diplomático entre los dos gobiernos y acuerda el retorno de sus embajadores.

Por otra parte, debo aclarar responsablemente que mientras las Fuerzas Armadas estén bajo la obediencia, disciplina y subordinación de su Comandante en Jefe, es decir del presidente no habrá vía insurreccional que atente contra su institucionalidad, ya que el monopolio de la armas la maneja el Estado y su capacidad de combatir sublevaciones ha sido altamente eficiente, ya que aunque han sido unos pésimos gobernantes a favor de las mayorías, han sido excelentes estrategas para mantenerse en el poder.

Finalmente, debo precisar que es imperante reingeniar la oposición democrática con nuevos actores y referentes políticos que surjan y luchen desde las entrañas de Venezuela, no desde el exterior, se demanda un nuevo proyecto país ante el fracaso de este inútil gobierno, sin esperar que sean naciones extranjeras las que vengan a resolver nuestros propios problemas.

 

 

 

]]>
<![CDATA[La recuperación de Pdvsa y el decreto presidencial]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-recuperacion-de-Pdvsa-y-el-decreto-presidencial-20180418-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-recuperacion-de-Pdvsa-y-el-decreto-presidencial-20180418-0098.html El decreto presidencial era un instrumento fundamental para lograr la recuperación de la producción. Con ello, se dinamiza y se acortan los procesos engorrosos y burocráticos dentro de Pdvsa.

En el marco de la emergencia económica entró en vigencia el decreto presidencial  3.368 de fecha 12 de abril, que dispone un régimen especial de carácter transitorio y de medidas administrativas que contribuyan con las capacidades productivas de la industria petrolera nacional Pdvsa.
Los alcances del decreto presidencial, plantea el acompañamiento de la Contraloría General de la República, para vigilar que se cumplan con la transparencia de los procesos y acciones que se deban realizar en el marco del reimpulso y transformación de Pdvsa.
El Decreto con rango de ley tiene como objetivo reorganizar las operaciones petroleras y minimizar el burocratismo dentro de Pdvsa y sus empresas mixtas, con la finalidad de recuperar las capacidades de producción de crudo.
El decreto presidencial era un instrumento fundamental para lograr la recuperación de la producción. Con ello, se dinamiza y se acortan los procesos engorrosos y burocráticos dentro de Pdvsa.  Dentro del marco de la transparencia.
Hoy en día la producción de Pdvsa esta rondando los 1.6 millones de barriles diarios. Hay una producción diferida de cerca de 600.000 bpd, que podrían ser recuperados con una inmediata acción de contratación y de puesta en marcha del programa y estrategia de ejecución. Adicionalmente, hay cerca de 1 millón de barriles diarios que se han dejado de producir, en buena parte por falta de inversiones en las aéreas medulares, así como en la infraestructura que debe soportar la explotación de los hidrocarburos.  Tanto en el subsuelo como en superficie, es necesario rescatar los activos que posee la industria. Todo lo atinente a la transportación del crudo y de los productos. 
Los Mejoradores instalados, necesarios para el procesamiento del petróleo. Las instalaciones de almacenamiento, transporte y embarque del mismo para su envió a los mercados internacionales. En fin, todas y cada una de las actividades medulares de nuestra Industria petrolera nacional.
Ahora bien, si bien es cierto que, gracias a Dios, se ha elaborado el Decreto Presidencial, no es menos cierto que las personas que dirigen la Corporación deben tomar decisiones ágiles, oportunas, transparentes y de gran impacto en la recuperación de la producción. Para ello, es necesario reordenar y adecuar el personal requerido para tales  acciones. Pdvsa tiene en su seno muchas personas competentes y con experiencia para llevar a cabo la acción de rescate de la producción. Este aspecto es fundamental. Evitar la burocracia y  la falta de decisión.
Estamos en una emergencia nacional. Cada día que pasa, se están dejando de producir barriles de petróleo que bien sirven para que Venezuela tenga mejores ingresos para atender las necesidades básicas de la población. 
La empresa privada comprometida con el país ha estado demostrando su disposición y capacidad para respaldar a Pdvsa en su estrategia de recuperación de la producción. Se han presentado proyectos  concretos de subsuelo, de infraestructura, de ingeniería, procura y construcción de facilidades, para atender nuevas inversiones como aquellas de operación y mantenimiento de instalaciones ya existentes.
Los proyectos para la recuperación de la producción traerán consigo financiamientos de entidades internacionales que han mostrado interés  en financiar  a Pdvsa y las empresas privadas nacionales en el área energética.
La otra fuente de financiamiento que tiene Pdvsa a la mano son las propias empresas mixtas. Muchos de sus socios estarían interesados en recuperar la producción y estabilizarla.  Se espera para el año 2018 que nuestra producción se consolide en 1.7 millones de barriles diarios y para los años 2019 al 2022, garantizar una producción de 2.8 millones de barriles diarios, con la esperanza de llegar a los 3.5 MB para el año 2023. 
Algunos y no todos los socios de Pdvsa en las empresas mixtas, están dispuestos a invertir y apostar por la recuperación de la producción. Aquellos socios que no hayan cumplido con los compromisos de inversiones y de producción deben ser sustituidos por otros que están dispuestos a invertir en materia de hidrocarburos.
Las actuales autoridades de Pdvsa en cabeza del Mayor General Manuel Quevedo, tienen clara la situación. El decreto presidencial busca dinamizar nuestra industria petrolera y ponerla a tono con las circunstancias que vive nuestro país. La conjugación de varios factores hará posible  la recuperación de la producción y de la propia empresa.
Hemos señalado en varios de nuestros artículos anteriores, la necesidad de redimensionar a Pdvsa para dedicarla a su labor fundamental de explotación y producción de nuestros hidrocarburos, sin desmérito de las otras actividades que realizar, sobre todo de los aportes que se realizan en el área social, apalancando las grandes Misiones Sociales.
Pdvsa se recuperará y todo será para el bien de nuestra querida Venezuela, que ha sido golpeada por las grandes potencias mundiales. El objetivo central es y será el petróleo y nuestras riquezas naturales.
Defendamos a nuestra Industria Petrolera. Es defender a nuestra Venezuela, para el bien de nuestros hijos y nietos. De ella dependeremos por muchos años. Mantengamos nuestra independencia y soberanía.

]]>
<![CDATA[Sin estar en guerra ni tragedias]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Sin-estar-en-guerra-ni-tragedias-20180418-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Sin-estar-en-guerra-ni-tragedias-20180418-0085.html Hace varios años, cuando usted veía por el noticiero del canal de su preferencia los sucesos inhumanos de la guerra en Irak y Afganistán, los conflictos armados africanos o los desmanes que dejó el huracán Katrina, difícilmente usted podía imaginar que esos horrores -o algo similar-lo padeceríamos más adelante, y mucho menos que fuese sin estar sumergidos en un conflicto bélico o por haber sufrido un evento natural desafortunado.
Generalmente, en los países que sobrellevan estos acontecimientos se experimentan profundas contracciones de su  economía, incrementos de los índices de mortalidad, baja calidad de los servicios públicos, huidas masivas de capitales y personas (estos últimos solicitan la condición de refugiados en otros países), declives en todos los sectores socioeconómicos y un sinnúmero de desequilibrios sociales.
La crisis que se respira en cada esquina se le atribuye a un paquete de decisiones erráticas y a la terquedad en su implementación.  Es decir, la destrucción es  “hecha en Venezuela”, dado que sólo nosotros somos responsables de la política económica y el ordenamiento del sistema jurídico político que establecemos en la nación. Concretamente, nadie nos mandó a imprimir billetes sin respaldo para generar esta hiperinflación caótica, ni mucho menos nadie nos ordenó imponer una Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta que rompiera con el orden democrático. Hemos sido nosotros solitos que le pusimos los ingredientes a la depresión nacional.
Muchos analistas internacionales vaticinan que Venezuela está transitando el camino de Siria por muchas razones. Aunque guardemos las distancias, hay muchas coincidencias. Por ejemplo: Tenemos prácticas represivas del Estado contra los civiles, transgredimos las garantías básicas de la participación democrática, protegemos a miembros del grupo terrorista de Hezbolá con documentación falsa y financiamiento, incrementamos el número de venezolanos que salen del país intentando ingresar a otras naciones con la condición migratoria de refugiados, recibimos pocos vuelos internacionales, reducimos nuestra producción petrolera, encarcelamos a menores de edad que se reúnen para manifestar su desacuerdo con el gobierno, vivimos con interrupciones de los servicios básicos permanentemente, perseguimos a dirigentes políticos, líderes sindicales y comunitarios constantemente, y diariamente estamos más aislados de la comunidad internacional.
Hacer una cronología de la devastación del país es una tarea para llorar. Pareciera que el apocalipsis se está ensayando en nuestro territorio, pero sin terremotos, tsunamis, huracanes o erupciones volcánicas ocasionados por la madre naturaleza; simplemente, el cataclismo ha sido originado por los “padres gobierneros”. 
Ya basta la ola de cinismo. Han sido suficientes tantos naufragios. Ya no queda nada por destruir, camaradas. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: El lobo del hombre]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-lobo-del-hombre-20180418-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-lobo-del-hombre-20180418-0083.html Vivir en sociedad de manera armónica para una más sana y pacífica convivencia requiere de la voluntad de sus integrantes de someterse al imperio de la ley. 


Esto es estrictamente indispensable, habida cuenta de que el ordenamiento jurídico viene a ser el factor y pivote central que determina las reglas del juego sociales, lo debido y lo prohibido en el comportamiento público y privado de los hombres.


A lo largo de los siglos, muchos filósofos han dado válidas explicaciones al respecto, muy señaladamente, Thomas Hobbes (1588-1679); además de Montesquieau, Rousseau, Voltaire y Enmanuel Sieyes, entre otros, a quienes se les tiene como pilares fundamentales del moderno Estado y el sistema democrático.
¿Por qué es indispensable y necesaria la obediencia a la Ley? La razón más valedera está contenida en la tesis del británico Hobbes, el filósofo que acuñó en su libro “Leviatán”, la célebre expresión “Homo hominis lupus” (El hombre es el lobo del hombre).


Según lo señala J. Ferrater en su Diccionario de Filosofía, (Ariel Filosofía), Hobbes concibe al hombre como un ser fundamentalmente antisocial.
Ello sucede porque como los hombres tienen todos las mismas aspiraciones, tienen también las mismas esperanzas de conseguir los fines que le apetecen. Pero sucede que como no todos pueden alcanzar los objetivos y disfrutar de esas mismas cosas, nacen las rivalidades y se convierten en enemigos naturales, empujados por tres factores: La competencia, la desconfianza y el deseo de fama.


La primera de esas causas de disputas hace que los hombres quieran la ganancia; la segunda, vale decir, la desconfianza, hace que los hombres quieran seguridad; y la tercera --el deseo de fama--, que quieran reputación. Como quiera que el hombre vive en su estado natural como salvaje, esta condición lo torna violento e irrespetuoso del derecho de los demás, manteniéndolo en permanente “guerra de todos contra todos”, y en consecuencia, convertido en el lobo del hombre mismo.


Si se dejara que los hombres siguieran su naturaleza, vale decir, permanecer en estado salvaje sin ley ni orden que permita la armónica convivencia, la vida en sociedad sería inviable: Cada quien lucharía por arrebatarle los bienes y la reputación a los demás, lo que daría por resultado una permanente guerra civil y la anarquía absoluta. Explica Hobbes: “…en su estado natural todos los hombres tienen el deseo y la voluntad de causar daño, lo que hace que se tengan miedo entre sí y desconfíen los unos de los otros.


Si se permitiera esa situación, al final toda convivencia social quedaría destruida”. ¿Qué solución propone Hobbes como remedio a la anarquía que impide el orden social y la paz?  De ello nos referiremos en la próxima entrega.

Continuará…

]]>
<![CDATA[¿Qué hay detrás de los nuevos ataques en Siria?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-hay-detras-de-los-nuevos-ataques-en-Siria-20180417-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-hay-detras-de-los-nuevos-ataques-en-Siria-20180417-0075.html Los ataques fueron limitados y se dieron tras varios días de haberse anunciado, pues el objetivo era evitar cualquier baja en las tropas rusas o iraníes que combaten en Siria.

En la madrugada del sábado 14 los gobiernos de EEUU, Francia y Reino Unido lanzaron poco más de 100 misiles sobre blancos en torno a las ciudades sirias de Damasco y Homs. 
El justificativo oficial era que se trataba de una represalia por el hecho que el gobierno sirio empleó gases letales contra civiles para recuperar un pueblo en las cercanías de la capital de su país. La primera ministra May dijo que no se podía permitir que se usaran armas prohibidas en cualquier parte del mundo, incluyendo un pueblo de Inglaterra.
Dichos atraques se han dado sin que haya habido un mandato de las Naciones Unidas o una votación en el Parlamento. 
Los ataques fueron limitados y se dieron tras varios días de haberse anunciado, pues el objetivo era evitar cualquier baja en las tropas rusas o iraníes que combaten en Siria.
Ni Irán ni Rusia respondieron a los bombardeos, aunque Moscú ha dicho que un 70% de los misiles lanzados fueron interceptados por el sistema antibalístico que los soviéticos le habían proporcionado a Damasco décadas atrás. Con ello querían desacreditar dichas acciones así como la tecnología súper-desarrollada que Trump prometió iba a demostrar.
Washington, Paris y Londres se jactan de lo exitoso de su accionar, pero no queda claro qué va a pasar luego. Pocos días antes del supuesto ataque químico atribuido a Assad, Trump había dicho que las tropas de su país iban a dejar Siria para que otros se encarguen de ella puesto que ya habían cumplido su misión de derrotar al autodenominado “Estado Islámico” (Daesh).
Ahora Trump amenaza con volver a repetir nuevas acciones si es que se vuelven a emplear “gases químicos”. El problema está en que:
1)    No hay pruebas contundentes que el gobierno sirio hubiese utilizado éstos. 
2)    No hay ningun organismo internacional independiente que haya corroborado ello.
3)    La oposición siria también ha sido acusada de emplear gases.
4)    En cualquier posible avance del ejército oficial sirio sus rivales van a poder tratar de contrarrestar ello mostrando fotos de supuestas víctimas de gases.
El problema es más serio pues:
1)    Los mayores depósitos de armas químicas los tiene, precisamente, EEUU y la OTAN
2)    EEUU es la única potencia que ha lanzado bombas atómicas sobre civiles (Japón 1945)  y también ha utilizado masivamente armas químicas matando a decenas o cientos de miles en Corea y Vietnam.
3)    Las mismas potencias que hoy bombardean a Siria por la cuestión de los gases en los ochentas armaron y apoyaron a Saddam Hussein cuando éste lanzó una guerra contra Irán en la que perecieron un millón de personas, y en la cual no hicieron mayor escándalo cuando su aliado Saddam mató a miles de iraníes y también civiles kurdos iraquíes con armas químicas.
Las potencias occidentales acusan a Assad de ser un dictador asesino y criminal y a Rusia e Irán de apuntalarlo, pero estas mismas han transformado a Arabia Saudita en el país más armado del medio Oriente, cuyas guerras en Yemen y su intervención en Bahréin no les merece condena.  
Los sauditas tienen la peor teocracia absolutista del planeta y son quienes han financiado a Al Qaeda y ahora financian grupos fundamentalistas sunitas en Siria que masacran a las minorías religiosas, incluyendo los cristianos.
Los ataques en Siria no están logrando impedir que Assad vaya ganando la guerra con apoyo de Rusia, Irán y Hezbolá de Líbano. A lo que apuntan es a:
1)    Presionar a que haya una solución al conflicto sirio en la cual los aliados de Occidente sean parte del nuevo gobierno o retengan zonas de control (los pro-turcos en el norte y los kurdos por-EEUU en el noreste), y a que se disminuya la presencia de Irán en Siria y la región.
2)    Presionar a Rusia a que baje la guardia en su política internacional en Ucrania y el este europeo.
3)    Buscar distraer a la opinión publica de sus propios país acerca del cuestionamiento a sus respectivos mandatarios (en EEUU Trump tiene denuncias muy serias sobre un supuesto apoyo ruso a su campaña electoral, maltrato de mujeres y un nuevo libro del ex jefe del FBI que le sindica de maniático; en UK está la división del país y del partido conservador en torno al Brexit; y en Francia la ola de huelgas y protestas sociales).
4)    Revitalizar la alianza de la OTAN tras las pugnas que se han venido dando en torno al intento de Trump de imponer aranceles a los productos europeos y a la inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea.       
5)    Revitalizar al antiguo bloque del “mundo libre” contra los supuestos gobiernos autoritarios que les contestan (China, Rusia, Irán, Corea del Norte, Venezuela, etc.). 
Un dato del que no se habla es que Trump debió haber estado el fin de semana del bombardeo a Siria en Lima asistiendo a la cumbre panamericana, pero no fue. Mientras el mundo se concentraba en la guerra en el Medio Oriente dicha cumbre ha sido la primera en excluir a un país que haya fundado tal sistema. Al presidente de Venezuela no se le permitió asistir y los gobiernos de EEUU, Colombia y otros han anunciado que no reconocerán al gobierno que salga electo de las presidenciales de Abril, a las que consideran antidemocráticas. 
Lo ocurrido en Siria es un indicativo de que EEUU quiere hacer una ofensiva global contra el eje Rusia-Irán a nivel global, lo cual ha de tener repercusiones en Latinoamérica cuando se endurezca el trato ante el mayor aliado de ellos en la región: Nicolás Maduro y el Alba.  
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Un Gobierno miserable]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Un-Gobierno-miserable-20180417-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Un-Gobierno-miserable-20180417-0074.html No más. Me niego, como muchos venezolanos, a seguir escuchando casos de familiares y amigos que mueren por falta de medicinas o de insumos médicos como una simple aguja para suturar.Aunque la situación pareciera pasar de lo grave a lo cotidiano porque cada día se va haciendo normal oír decir: “fulano de tal murió de un infarto porque tenía seis meses sin tomarse la pastilla de la tensión porque no la conseguía”, “la vecina de planta baja falleció porque no se pudo dializar”, etc, etc, no podemos dejar de recordar que esta es la fiel muestra de la crisis humanitaria en la nos metió este Gobierno miserable.
Esta semana conocí con Norma Nobles una señora que desde hace 18 años sufre de diabetes y es insulinodependiente, con asombro le escuché decirme que desde hace seis meses no se inyecta las tres dosis diarias de insulina para mantener controlada el azúcar, ¿la razón? No la consigue. No ha caído en el coma diabético porque la crisis la ha obligado a comer sólo dos veces al día y esto medianamente la mantiene estable hasta que “Dios y la Chinita quieran”, como ella misma asegura.
Su esposo, Jesús Zambrano, perdió el empleo, pero vende café en la calle para medio sobrevivir, se enfermó hace tres semanas y esto lo llevó a la “quiebra” porque el dinero que tenía para comprar el café y el azúcar para salir a vender, lo tuvo que usar para comprar la comida que sólo alcanzó para tres días. 
Visita un promedio de 10 farmacias al día, todos los días, esperando conseguir el frasquito de insulina, pero la lucha es en vano. Así como su mujer hay actualmente 2.5 millones de venezolanos que sufren de diabetes según el  Sólo un Gobierno miserable permite que esto ocurra.
El mismo viacrucis viven los pacientes de cáncer, cuya tasa de mortalidad aumentó a 11% en Venezuela el año pasado. Una persona que deba ser operado de esta terrible enfermedad hoy en el país cuyo “Padre de la Revolución” murió a causa de la misma enfermedad, increíblemente tiene que comprar desde la anestesia hasta un frasco de alcohol.
Olivia Rincón, de 56 años, es sólo un caso, de esos 50 mil que se detectan anualmente en Venezuela, según la Sociedad Venezolana de Salud Pública y la Red Defendamos la Epidemiología Nacional. La operaron hace un año de cáncer en el útero, y por no encontrar un catéter para hacerse las radioterapias, la enfermedad le reapareció, pero esta vez el tumor lo tiene en el riñón izquierdo.
Han reprogramado la operación dos veces porque no encuentra una aguja para sutura, y tampoco encuentra cuatro donantes de sangre por quienes está ofreciendo hasta dos millones de bolívares por cada uno que le dé la sangre que requiere; ya no hay donantes voluntarios la crisis ha llevado que hasta los glóbulos rojos se pueden vender. Esta es otra realidad sucede a diario gracias a un Gobierno miserable e indolente.
Las dos historias de estas guerreras y valientes mujeres que cito en mi artículo son de carne y hueso y reflejan la historia de miles de venezolanos que padecen cualquier tipo de enfermedad en este país. 

]]>
<![CDATA[Un nuevo paradigma del desarrollo rural]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-nuevo-paradigma-del-desarrollo-rural-20180417-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-nuevo-paradigma-del-desarrollo-rural-20180417-0073.html Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) representan el más amplio consenso alcanzado por la humanidad sobre el tipo de desarrollo al cual aspiramos. Establecen un mínimo civilizatorio sobre las oportunidades y niveles de bienestar a los cuales cada ser humano tiene derecho y definen las obligaciones de la humanidad respecto de nuestro planeta y sus generaciones futuras.  


Se trata, ni más ni menos, de erradicar la pobreza extrema y el hambre, combatir la desigualdad y la injusticia y solucionar el cambio climático en todos los países y para todas las personas. 


Al definir los ODS en septiembre de 2015, los líderes de 193 naciones aprobaron también un plan de acción para alcanzarlos: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, con metas e indicadores para medir su progreso. Para lograr la gran mayoría de dichas metas e indicadores, es indispensable avanzar en una profunda transformación de las sociedades rurales y de las formas en que nos relacionamos con el campo. Casi ocho de cada diez de los indicadores de la Agenda 2030 están íntimamente vinculados a lo que suceda con las sociedades rurales, y dos de cada diez sólo se pueden lograr en y con el campo. 


Pero sin profundas transformaciones rurales será imposible cumplir las ambiciosas metas de la Agenda 2030, como erradicar la extrema pobreza, el hambre y la malnutrición; lograr la igualdad de género; impulsar la productividad y crear empleos decentes o reducir las desigualdades étnicas, la contaminación del agua, la deforestación y la destrucción de la biodiversidad.


Los ODS representan un profundo cambio respecto del paradigma que nos guio desde la postguerra, según el cual el desarrollo consistía en dejar atrás lo rural y abrazar, en cambio, la urbanización y la industrialización. Los ODS, por el contrario, contienen metas que solo serán alcanzadas redefiniendo el papel de las sociedades rurales en el mundo contemporáneo, incluyendo sus vínculos con el mundo urbano, y promoviendo el desarrollo y acceso al mercado de los pequeños productores. Si en el siglo pasado el desarrollo consistía en superar la ruralidad, en el siglo 21 el desarrollo solo será sinónimo de progreso humano si resulta en sociedades rurales más plenas, con un mayor ejercicio de derechos básicos y una mayor capacidad de aportar a nuestro destino común en el planeta.  


La idea de que el campo es un mundo estático y adverso al cambio se contradice de mil maneras con la realidad: las sociedades rurales de América Latina y el Caribe han vivido profundas transformaciones, especialmente a partir de la década de 1980. Sin embargo, los efectos de esas transformaciones muchas veces no han ido en la dirección del tipo de desarrollo definido por los ODS y la Agenda 2030. 


Hay cuantiosa evidencia de que, en la mayoría de nuestros países, la transformación rural no ha sido socialmente incluyente, y tampoco ha sido ambientalmente sustentable. Las desigualdades no son sólo económicas y sociales, sino también sectoriales, territoriales, étnicas y de género. La pobreza y la baja productividad está concentrada en determinados territorios, en los pequeños productores, indígenas y mujeres.

Hoy las sociedades rurales están peor que las sociedades urbanas en la inmensa mayoría de los indicadores de los ODS, lo que no es compatible con la visión de “no dejar a nadie atrás” que los inspira.
Para impulsar este tipo de desarrollo los cuatro principales organismos multilaterales dedicados al mundo rural, la FAO, el Fida, el Iica y el PMA convocan a los países de la región al evento Las Sociedades Rurales y la Agenda 2030, en Santiago de Chile el 17 de abril, como parte del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible. Su objetivo es tan simple como importante: hacer presente que, sin un nuevo tipo de desarrollo rural, no hay ninguna posibilidad de desarrollo sustentable, no sólo para los habitantes rurales sino para cualquier persona en este planeta. 
 

]]>
<![CDATA[Ganará la Humanidad, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ganara-la-Humanidad-porElias-Jaua-20180417-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ganara-la-Humanidad-porElias-Jaua-20180417-0071.html Escribo este artículo a pocas horas de haberse perpetrado la ilegal, desproporcionada e injusta agresión contra Damasco, Siria, la capital de un país soberano. Estados Unidos, Francia e Inglaterra lanzan este ataque con misiles un día antes de la llegada de la comisión de especialistas que el gobierno sirio había solicitado a Naciones Unidas para investigar el supuesto uso de armas químicas en la ciudad de Duma, por parte del Ejército Sirio en su combate contra los terroristas que durante más de cinco años han causado dolor y muerte con el fin de imponer un gobierno oscurantista, títere de Europa y de los Estados Unidos.

No importan las pruebas, ni importan las razones. Se ataca para favorecer el derrocamiento del gobierno soberano de un pueblo que no se subordina, ni se rinde.

Este atropello contra el derecho internacional, se suma a un conjunto de acontecimientos ocurridos estos últimos días que evidencian el crecimiento del fundamentalismo neoconservador. Las cínicas respuestas ante la demanda de la juventud norteamericana de regulación del uso de armas de fuego; el tratamiento racista a la inmigración centroamericana y el desprecio a la fracasada cumbre de Lima por parte de Donald Trump demuestran el carácter antipolítico, supremacista y belicista de quienes dirigen hoy los Estados Unidos de Norteamérica.

Frente a esta amenaza contra la humanidad, necesario es fortalecer nuestra unidad nacional, consolidar el camino democrático, pacífico y electoral de nuestra revolución; reimpulsar la producción nacional, como tarea prioritaria; profundizar en la formación en valores para la identidad nacional, la soberanía, la diversidad cultural y la convivencia pacífica. Necesario es consolidar la doctrina bolivariana de seguridad y defensa integral, que diseñó nuestro Comandante Chávez, para garantizar nuestra Independencia y el derecho a vivir en paz.

No puedo dejar de denunciar en este punto el hecho bochornoso, protagonizado por tristes figurillas de la oposición apátrida que en Lima le pidieron al enviado del amo la intervención de nuestra amada Patria. Desde ya están condenados por la historia y por nuestro pueblo.

En el contexto internacional se debe promover una corriente en defensa de los principios básicos del derecho internacional, tales como el respeto a la autodeterminación de los pueblos, la resolución pacífica de los conflictos, la migración legal y la condena a la promoción y práctica de cualquier forma de racismo y xenofobia. Se requiere estimular un gran frente mundial de gobiernos, pueblos, y organizaciones que enarbolen estas banderas.

En esta lucha, es fundamental la participación de los sectores democráticos del pueblo norteamericano, quien hoy por hoy son la primera víctima de la cúpula retrograda que les gobierna.

En esta hora vaya nuestro sentimiento más humano con los hombres, mujeres y niños del pueblo Sirio. Nuestras oraciones por Uds. y nuestro compromiso de seguir luchando por un mundo de respeto y paz, desde nuestra trinchera en la Patria de Bolívar.

Como dicen nuestros campesinos y campesinas, cuando es más oscura la noche, más cerca está el amanecer. Tengamos confianza en que la lucha que libramos por la dignidad humana es justa y que vamos a vencer.

La humanidad le ganará a la barbarie. Veremos la alborada de un mundo nuevo. Amén.

]]>
<![CDATA[El extraño asesinato de los periodistas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-extrano-asesinato-de-los-periodistas-20180416-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-extrano-asesinato-de-los-periodistas-20180416-0073.html Los acuerdos de paz garantizan la no extradición de los miembros de las Farc por sus graves crímenes, entre éstos el de narcotráfico. Lo de Santrich queda fuera de ese espacio de impunidad, por ocurrir en fecha posterior.

La ejecución del equipo del diario El Comercio de Ecuador, del periodista Javier Ortega Díaz, el reportero gráfico Paúl Rivas y el conductor de éstos, Efraín Segarra, a manos de su secuestrador, el comandante del bloque narcoguerrillero de las Farc “Oliver Sinisterra”, Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, le llega como anillo al dedo y beneficia a los  gobiernos socialistas de Cuba y Venezuela. 
Le pone sordina a la VIII Cumbre de las Américas, que llama a estrados a sus dictadores por tóxicos para las democracias y por afectar la gobernabilidad de nuestras sociedades. 
Raúl Castro y Nicolás Maduro son los emblemas protuberantes de la corrupción hemisférica. Ella motiva el encuentro de los presidentes de los países miembros de la OEA reunidos en Lima. Pero muy podrido, algo más destila sus humores y llena el ambiente de pestilencias alrededor del asunto de los periodistas ecuatorianos asesinados. 
Las líneas de interés se cruzan, sin querer queriendo. Fijan un perceptible contexto que cabe despejar con cuidado. Acaso deberán hacerlo los gobiernos americanos sin dobleces ni trastiendas, ni disimulos convenientes; para que en la escena de la política se deslinde entre lo que es inherente a la política de lo que es el uso de la democracia no solo para vaciarla de contenidos, sino para disponerla como instrumento de los negocios del narcotráfico como en los casos citados, los de Cuba y Venezuela.
Cuatro días antes de los hechos, el 9 de abril, al presidente colombiano Juan Manuel Santos es informado de la decisión de la Fiscalía, a cargo de Néstor Humberto Martínez, de hacer preso a Jesús Santrich, El Ciego. Es uno de los negociadores de los acuerdos de paz de La Habana. Ha seguido en el narcotráfico y se le reclama desde el Departamento de Justicia norteamericano. 
Los acuerdos de paz garantizan la no extradición de los miembros de las Farc por sus graves crímenes, entre éstos el de narcotráfico. Lo de Santrich queda fuera de ese espacio de impunidad, por ocurrir en fecha posterior. Aún así, las Farc, maquinaria criminal hoy transformada en partido político, reacciona y se solidariza con quien es uno de sus jefes. Denuncia que se ponen en peligro los acuerdos alcanzados entre la amoralidad criminal y la decencia ciudadana. 
Y al caso, desde Venezuela, el dictador Maduro les sirve de caja de resonancia. Asume como propia la cuestión y repite que Estados Unidos tiene las manos metidas en el desaguisado. Es una trampa. Afirma que Colombia y Santos se burlan de los acuerdos.
Es lógico que el tema, sin duda inesperado para el gobernante neogranadino, alguna incidencia tenga en el desenlace de las elecciones presidenciales que fijarán el término del mandato de éste; quien se apresura a deslindar, obviamente, entre una y otra cosa: los acuerdos con las Farc y las mismas Farc, y el grupo irredento de éstas que decide seguir en la guerra y en el mercado de narcóticos. 
Se habla, así, de “un remanente de la guerrilla de las Farc”, en El País de España. “Grupo disidente” le llama El Tiempo de Bogotá. Entre tanto los gobernantes de Colombia y Ecuador citan al “grupo delincuencial”, al “grupo criminal” como lo precisa Santos.
Las dos perspectivas, sin embargo, se juntan. El hilo de Ariadna que las ata es inocultable. Es el narcotráfico y su avance, su presencia envolvente, que no alcanzar diluir los acuerdos de paz como se demuestra. 
En su comunicado, que algunos medios califican de “supuesto”, el grupo narcoguerrillero de Guacho defiende su insurgencia argumentando el incumplimiento por Colombia de los acuerdos de paz y esgrimen que sus asesinados son bajas de guerra por la burla de las negociaciones emprendidas con el gobierno de Lenin Moreno. Casualmente, entre los culpables del “fatal desenlace” que menciona el texto se encuentra el fiscal colombiano que apresa a Santrich.
Parece, pues, que los obstáculos que para el éxito electoral encuentra el candidato cubano-venezolano Gustavo Petro y el costo que le significa a Santos la endeblez de los acuerdos, por haber resuelto sobre la violencia en Colombia sin tocar su razón de fondo – el inexpugnable y multimillonario “negocio” de las drogas, cuyas rutas y dineros no revelan las Farc durante los encuentros de La Habana – ahora mueve intereses coludidos en la estabilización de Maduro, como alternativa. 
El ruido de las ejecuciones, qué duda cabe, distrae lo esencial. La opinión mirará como hecho secundario la condena hemisférica del dictador venezolano y su tutor, Raúl Castro, por una Cumbre en la que ha puesto sus castañas al fuego la administración de Donald Trump.
Al término, la consigna con la que los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana derrotan electoralmente los acuerdos de La Habana ahora reúne, paradójicamente, las causas de Santrich y la de Maduro con la de Castro y con la del Guacho: ¡La paz sí, pero no así! 
El negocio es intocable. Sacrifica a periodistas, como a diario son sacrificadas por igual motivo miles de víctimas en Venezuela.
      
 

]]>
<![CDATA[¡Que se vayan todos!, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-se-vayan-todos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180416-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-se-vayan-todos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180416-0074.html ¡Que se vayan todos! fue un lema surgido espontáneamente en el curso de las protestas populares, piquetes y cacerolazos que caracterizaron a la crisis de diciembre de 2001 en Argentina. La consigna expresaba la crisis de representatividad y el desencanto de la población en relación con sus dirigentes, exigiendo la renuncia masiva de los gobernantes. 


Encuestas y análisis políticos concluyeron que en esos días el 70% de la población apoyaba la consigna "que se vayan todos". En la Venezuela de hoy el rechazo de la población no solo se expresa en los aliados al gobierno, el rechazo se trasladó igual a la mayoría de la dirigencia política opositora que se quedó sin argumentos, sin discursos; que no son capaces de lograr ni siquiera una unión para lograr vencer al gobierno. 


¡Que se vayan todos! es lo que se escucha en el autobús, en los mercados, en los lugares de trabajo, en los comercios, en las escuelas, liceos, universidades, condominios, empresas, aeropuertos, puertos, terminales, en los hogares, pues los ciudadanos están fatigados, hastiados, obstinados de tanta inoperancia gubernamental y política que tienen al país sin efectivo, sin seguridad ciudadana, con una hiperinflación ya inexplicable por los estudiosos de la economía, sin servicios de luz, salud, educación, ahuecada vialidad, apagado alumbrado público, putrefacto aseo urbano... Dan pena. 


El país se encuentra en un dilema para las elecciones presidenciales: el 70% que rechaza al gobierno se encuentra desactivado en el voto prefiriendo abstenerse y dejar que quienes tienen 18 años gobernando muy mal sean reelectos por seis años más con solo el 30%; es decir, prefieren no participar que intentar vencerlo como decían los argentinos en la crisis. 


Con el 70% de rechazo no hay trampa que haga el gobierno que pueda detener su derrota. Muchos sueñan con golpes de Estado; con intervención militar internacional (Muy lejos esta opción pues están entretenidos en Siria); con que la OEA, Grupo de Lima, los presidentes de Canadá, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Chile vengan a Miraflores a acorralar al presidente Maduro para que renuncie; que exista un embargo petrolero, un embargo comercial; que el TSJ de Washington con la Asamblea Nacional logren abrirle un antejuicio de mérito que saque de la silla presidencial al presidente; que cambien a los rectores del CNE; que se produzca una explosión social; que los santos hagan milagro.

Mientras todo eso ocurre, qué se va a hacer para poder soportar es desmadre económico, qué familia (que no tenga ayuda de las remesas internacionales que envían sus familiares, que no gane en moneda extranjera, que no tenga una empresa, comercio, negocio próspero), va a poder soportar el acelerado deterioro de la calidad de vida.


Que se vayan todos los que no están trabajando por mejorar al país, que se vayan todos los que están desmantelando los bienes públicos, que se vayan todos los políticos ineptos; que se vayan todos los matraqueros, ladrones y corruptos; que se vayan todos los que no aportan nada para solucionar la crisis, para que puedan volver todos los que por esta difícil situación se vieron obligados a salir del país. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: El efecto tarabruja]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-efecto-tarabruja-20180416-0077.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-efecto-tarabruja-20180416-0077.html Volaban los venezolanos y las venezolanas hasta remotos paisajes para raspar sus tarjetas de crédito, otorgadas por los bancos con el único propósito de que pudieran “raspar” su “cupo Cadivi”, y eran recibidos en esos países como hermanos, cuando menos, como esplendidos turistas. 
Las líneas aéreas no se daban abasto por más que aumentaran el número y la frecuencia de sus vuelos internacionales y aunque los precios en bolívares comenzaban ya su vertiginoso ascenso a las cumbres de la hiperinflación, nadie parecía notarlo.
El Gobierno mismo esperó hasta última hora, cuando la economía estaba ya por ingresar a la UCI, para desmontar el cadivismo, cuyo menor desaguisado, necesario es decirlo, eran los “raspones” si lo comparamos con quienes sacaban opíparas tajadas verdes. 
Hubo gente que por lo menos voló una vez, otros lo hicieron con una frecuencia que lindaba en lo ilegal. Muchos pudieron comprar casas, carros, motos, hacer negocios, operar a un familiar en una clínica costosa y hasta reconstruirse estéticamente. 
Vuelven a volar los venezolanos y las venezolanas huyendo de la crisis económica que ahora nos raspa a todos por igual, ya no llevan dólares y el trato en esos países ya no es de hermanos, a veces, ni siquiera cortés. Muchos dejan atrás, incluso a la buena de Dios, las casas, los carros, los bienes y hasta el familiar a quien salvaron la vida o la esposa operada como ella o él querían.
Los llamaban bachaqueros y entonces era negocio comprar al detal en los supermercados, a precios regulados, para revender los productos al mayor o al detal. Bastaba con pasar el día haciendo colas en los supermercados y sacar suculenta tajada. El asunto no sólo era ilegal, pues se trataba de productos a precios subsidiados por el Estado con el fin de garantizar la alimentación y la higiene personal y del hogar de los venezolanos, sino que, además, y quizás allí estaba lo peor, era un descarado acto de “viveza” criolla, de ‘joder’ al vecino, al compatriota o por lo menos al prójimo si es que las ideas de ciudadanía y República no le dicen nada.
Muchos hicieron cobres y hasta tenían su “empresa” de bachaquear. En ocasiones eran amigas o amigos que se organizaban para tan feos fines o familias enteras que se dedicaban al asunto sin la menor pizca de los aletazos inflacionarios que ya se sentían alrededor de todos nosotros.
La dirigencia empresarial y política de oposición que ha tratado de derrocar a la revolución Bolivariana desde sus inicios avaló y participó a su nivel de la raspadera y el bachaquerismo. Creyeron que con eso, ahora sí, acabarían con el Gobierno chavista.
Empresarios y dirigentes de oposición aceptaron como la sentencia de un oráculo las locuras económicas que a diario difundía Dólar Today, incluso, los fines de semana cuando no hay mercado de divisas.
El ventarrón que produjo aquellos inofensivos vuelos de la especulación más leonina han bajado de un solo golpe las santamarías de muchas casas de comercio y empresas, desvalorizado el capital de muchas industrias y hasta Dólar Today es acusado ahora de vendérsele a Maduro porque no aumenta el precio del dólar en bolívares con la irracionalidad con la que viene haciéndolo desde hace cinco años. Ahora la meta especulativa son el millón de bolívares por dólar. 
El presidente Nicolás Maduro nos prometió que todo iba a estar bien porque el Gobierno lo iba a controlar todo. Se emitieron leyes, se crearon instituciones contraloras y la cosa iba tan en serio que hasta la más alta jerarquía militar de la República se ocupó del asunto. Al sol de hoy el Gobierno tiene serias dificultades para controlar la caja del Clap y la distribución de insumos y medicamentos en hospitales y centros de salud bajo su cargo.
Todos hemos oído hablar del Efecto Mariposa, pero creímos que se trataba de una grácil Monarca o una tierna Heliconius, no podíamos imaginar que alrededor nuestro aleteaba una marrón y pelu’a tarabruja.
 

]]>
<![CDATA[Cartoon Trump, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cartoon-Trump-porCarola-Chavez-20180416-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cartoon-Trump-porCarola-Chavez-20180416-0076.html Tras la última pataleta pre-apocalíptica de Trump, pensé: ¿Y si es que actúa, así, como un presidente sacado de Los Simpson’s, a propósito?

Vamos a julio de 2013, cuando el hombre del copete espantoso tuiteaba sobre Siria: “Presidente Obama, no ataque a Siria. No hay ganancias pero sí tremendas pérdidas. Guarde su pólvora para otro día (más importante)”. Insistía en agosto: “El presidente debe obtener la aprobación del Congreso para intervenir en Siria.  Un gran error si no lo hace”. Y en septiembre, en mayúsculas, que es como se grita en las redes sociales: “DE NUEVO, A NUESTRO MUY TONTO LÍDER, NO ATAQUE A SIRIA, SI LO HACE MUCHAS COSAS MALAS SUCEDERÁN Y LOS EEUU NO GANARÁ NADA”. Y recordemos la campaña que lo llevó a la presidencia, cuando Trump decía que la millonada que gastan en guerra afuera, debería gastarse dentro del país, en sus ciudadanos. 

De aquel Trump al de hoy, que cuatro días después hablar de un posible retiro de sus tropas de Siria, nos regala una semana que se resume así: Domingo: Rusia e Irán encubren al “animal“ de Al Assad y pagaran todos un alto precio por eso”. Lunes: “Grandes decisiones serán tomadas en las próximas 24-48 horas…(Putin) pagará, todos pagarán” Miércoles: “Prepárense, los misiles llegarán, lindos, nuevos e inteligentes”. 

Y recuerdo aquel insólito “Mi botón es más grande que el tuyo” con todo y flota apuntando, y a las Coreas desfilando juntas en las Olimpíadas y el hermético Kim viajando a Seul para hablar con su nuevo mejor amigo Moon Jae In. Y veo en Moscú, a los ministros de defensa de China y Rusia, conjurando la locura con copete…

Y las cosas se ponen tan color de hormiga, que aunque en Europa, May y Macrón mueven la colita, Merkel, la que manda allá, dice que no va. Y en Washington, el mismísimo Secretario de Defensa sale a poner orden en la pea diciendo que el Congreso es el que decide y que la cosa es delicada. ¡Hasta Fox News y Sara Palin dicen “no a la guerra!”. Y llega el jueves y Trump desinfla: “Puede ser pronto, o no tan pronto… veremos qué pasa, amigos…” 

Y todo es tan repetitivo y grotesco, que jugué con idea loca de que su estupidez sea premeditada para hacer lo que él quiere, a la vez que revienta a quienes lo quieren reventar. 

Pero el viernes bombardeó a Siria, convirtiendo la comiquita en una perversa realidad

]]>
<![CDATA[La suerte está echada, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-suerte-esta-echada-por-Jose-Vicente-Rangel-20180416-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-suerte-esta-echada-por-Jose-Vicente-Rangel-20180416-0024.html 1) El 20 de mayo, fecha fijada por el Consejo Nacional Electoral para realizar la elección presidencial —y la de diputados a las Asambleas regionales y Concejos Municipales— está encima.

Tan solo restan 30 días para que el pueblo venezolano sufrague. Pero la sensación que existe en el país es que, prácticamente, la suerte está echada, salvo que surja algún imponderable. 
    2) ¿A qué obedece esta sensación? Sin duda que a la ausencia de una oposición. De lo que se conoce con el nombre de oposición, es decir, un movimiento coherente, serio, responsable, confiable. Una oposición que se proyecte como alternativa. Que agrupe en su seno a los sectores críticos del gobierno que preside Nicolás Maduro y a un proyecto de país distinto al que representa el proceso bolivariano.
     3) Se me dirá que el vacío no es total, lo cual es cierto, ya que hay varias candidaturas que compiten, más no encarnan lo que se puede considerar como una opción cohesionada, capaz de representar a un vasto sentimiento colectivo. Esto no significa reinvindicar la polarización, la cual no fue ni será en ningún momento expresión de democracia si no, simplemente, ser garantía de orden y respeto institucional.
     4) Me refiero, por tanto, a la participación de tendencias sólidas de la opinión pública, con capacidad para estimular al electorado, con una base organizada, con planteamientos serios y de fondo, con claras  definiciones en políticas económicas, sociales, exterior y de seguridad interna. 
Nada de esto existe en la actualidad, como movimiento organizado, en el campo de la oposición, convertida en la actualidad en un terreo baldío, plagado de contradicciones. Porque el concepto de oposición desapareció prácticamente del escenario nacional. No porque el gobierno acabó con él, sino porque se auto eliminó debido al cúmulo de errores en que incurrió su dirección.
     5) El último error —¡por ahora!— de lo que aún queda de oposición en Venezuela lo cometió el liderazgo que la controlaba, el cogollo blindado de la extinta MUD, que decidió de manera inconsulta, y fuera de toda lógica, abstenerse en el actual proceso electoral. Una oposición que venía de la suicida experiencia de la guarimba, que se desgañitó pidiendo elecciones, insólitamente acordó negarse a participar en un evento convocado de acuerdo a todas las reglas de juego de la democracia. 
Es decir, incurrió en un acto que estimuló la decepción en su base electoral; en una torpeza que solo se explica por el sometimiento de sus dirigentes a los dictados provenientes del combo Gobierno norteamericano-Unión Europea-Grupo de Lima.
     6) ¿Es Henry Falcón —y otros— la oposición? Por muy respetable que luzca el esfuerzo que hace el exgobernador de Lara, y considerar al mismo tiempo que su gesto constituya una demostración de audacia, esta decisión no es vista por el grueso del electorado como expresión global de una oposición. Pudiera ser considerada como una contribución individual —y de un grupo de ciudadanos—, que confirma la ausencia de oposición en el país, ya que  el curso de la actual campaña sería otro si ésta participara unida y cohesionada. Pero lo cierto es que no lo es. El voluntarismo no es suficiente y los resultados del 20/M lo confirmarán. Por eso el titular de esta columna: la suerte está echada.
      7) La candidatura de Nicolás Maduro se impondrá. No solo porque la oposición brilla por su ausencia, sino porque hay una obra  que, más allá de errores y fallas, tiene un profundo contenido social y ha llegado a lo más hondo del pueblo. Y respecto a la candidatura de Henry Falcón, posiblemente logre una respetable votación que automáticamente lo convertiría en líder de la oposición que surja de los escombros de la que fracasó por su infinita torpeza.


Claves secretas
•No sé si el gobierno nacional está haciendo un seguimiento de la actividad que desarrolla el Encargado de Negocios de los Estados Unidos en el país, Todd Robinson. Pero lo cierto es que se está moviendo como un peso pluma. Ejemplos, se presenta nada menos que en el Aula Magna de la UCV con  un mensaje plagado de sospechosas insinuaciones. Luego se va nada menos que al interior de Barlovento, a Birongo, a compartir con la gente de una chocolatería. Después, con todo el equipo de la Embajada, visita la emblemática Plaza Bolívar de Caracas. Y, simultáneamente, la sede de la Asamblea Nacional en desacato. Toda una afrenta a la Asamblea Nacional Constituyente. Un contundente desconocimiento de la legalidad imperante en el país…
•*Un amigo que conoce el funcionamiento de la política y las instituciones de los EE.UU., a quien le pregunté qué opinaba de la hoja de ruta del embajador Robinson, me respondió que no era una provocación personal lo que hacía, porque la actuación de los representantes diplomáticos en el exterior está monitoreada, al detalle, por el Departamento de Estado -- más en un caso como Venezuela. Entonces, ¿qué está detrás de la actividad de Mr. Robinson? ¿Del chocolate de Birongo y del interés por la Asamblea Nacional en desacato?...
•La neutralidad  de Suiza es prácticamente un dogma. Un Estado que rechaza las presiones y exhibe con orgullo su independencia ante cualquier intento por cambiar sus normas legales y tradiciones. Costó mucho, por ejemplo, que cediera a las presiones para que derogara el secreto bancario. Hasta que la expansión del narcotráfico y el lavado de dinero obligó al Estado a ceder. Ahora ese Estado aprueba una lista infame en la cual figuran destacadas figuras del gobierno venezolano y respetables personalidades, exponiéndolas al escarnio público. ¿Indagó el gobierno suizo las acusaciones formuladas en contra de esos ciudadanos venezolanos? ¿Qué poderosos factores determinaron esta deplorable decisión? ¿Qué responsabilidad tiene el embajador de Suiza en Venezuela en tan alevosa iniciativa contra dirigentes de un país como Venezuela, con el que tiene excelentes relaciones?...
•Colombia tiene reservas petroleras por cinco años más. Ante la preocupación que embarga al gobierno colombiano, las petroleras que operan en ese país y la empresa estatal Ecopetrol, han comenzado a utilizar la técnica del fracking que ocasiona graves daños a la naturaleza, como ha quedado demostrado en varios lugares del mundo, incluyendo Estados Unidos…
•Ya no es solo Venezuela la víctima de la cayapa internacional. Ahora se incorpora a la lista nada menos que  Rusia. La motivación la provocó  la Primer ministro de Inglaterra por el caso, atribuido al gobierno ruso, del envenenamiento de un espía de esa nacionalidad y su hija. 
Caso que, de inmediato, tuvo una orientación política antes de producirse una investigación confiable. La mandataria británica con muchos problemas internos --entre otros el Brixit-- y un creciente desprestigio internacional, aprovechó la ocasión para explotar el sentimiento ultra conservador que priva en la mayoria de los gobiernos  europeos y, por supuesto, del presidente Donald Trump. Treinta tantas naciones retiraron sus diplomáticos. Está visto que  el imperio norteamericano y sus acólitos pretenden hacer con el mundo lo que les da la gana. Pero de golpe el tiro les sale por la culata…
•*Que bueno: según el Papa el infierno no existe. Sin embargo, la derecha de la Iglesia católica insiste en que sí, en vez darle las gracias a Francisco.-
 

]]>
<![CDATA[Grupo de Lima: La vía no democrática]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Grupo-de-Lima-La-via-no-democratica-20180416-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Grupo-de-Lima-La-via-no-democratica-20180416-0025.html  América Latina continua en disputa geopolítica. El Grupo de Lima es resultado de ello. La conformación de este bloque de 12 países americanos (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú) tuvo lugar el   8 de agosto de 2017. La razón de ser de este nuevo grupo es el intento de acabar con otros dos espacios en la región: Unasur y Celac. Frente a una agonizante OEA y una Alianza del Pacífico que no logra despegar, el Grupo de Lima es la fórmula elegida como instancia política regional para instaurar el orden conservador.

La historia se repite. El gen de nacimiento de este nuevo espacio geopolítico es el intento de aislar a Venezuela de la misma manera que en su momento la OEA lo hiciera con Cuba. El Grupo de Lima nace para adherirse a los EE UU  y Europa en su cruzada anti Venezuela. Es decir, la región americana necesitaba tener su propia arma para destruir a Venezuela, de la misma manera que lo están intentando los otros dos bloques occidentales. La OEA no lo logró porque viene deslegitimándose desde hace años, y porque ni siquiera cuenta con los votos suficientes para obtener ningún resultado efectivo. En consecuencia, se crea este   espacio sin sostén legal de ningún tipo, pero que sí parte de una sólida coincidencia: procurar conseguir desde afuera aquello que no se puede alcanzar por la vía interna democrática.

De la misma forma que ocurrió con la Alianza del Pacífico, Estados Unidos tampoco aparece como miembro explícito en el Grupo de Lima. Esta es una modalidad diferente empleada en el siglo XXI para crear nuevos espacios supranacionales en América latina tutelados desde el Norte. La creciente imagen negativa que Estados Unidos ha ganado entre la ciudadanía latinoamericana durante los últimos años, les obliga a evitar salir en la foto. Son nuevos tiempos, pero con las mismas viejas intenciones.

El objetivo más concreto del Grupo de Lima es poner punto y final al gobierno chavista en Venezuela por la vía no democrática. La forma directa será el desconocimiento como Presidente de Nicolás Maduro si Este resulta vencedor en las   elecciones del 20 de mayo. Esto implica, en un sentido estricto, desconocer la democracia de un país miembro latinoamericano y su soberanía. Y, por tanto, se inaugura así una peligrosa disputa abierta en la región sobre lo que significa la democracia. Y este es el verdadero meta-objetivo del Grupo de Lima: ser juez y parte en la región, siendo notario de lo ajeno en función de sus propios criterios e intereses. Así pueden pontificar lo que es democracia y lo que no lo es. Y a partir de ahí, llevar a cabo su presión, su ruptura de relaciones diplomáticas y mayor bloqueo comercial y financiero. Todo con la única intención de
 alterar el orden político por la vía no democrática, no electoral (...).

]]>
<![CDATA[Política industrial, tecnológica y de competitividad en una economía dolarizada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-industrial-tecnologica-y-de-competitividad-en-una-economia-dolarizada-20180416-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-industrial-tecnologica-y-de-competitividad-en-una-economia-dolarizada-20180416-0022.html Una de las críticas más recurrentes que hacen quienes se oponen a la dolarización se refiere a la pérdida del manejo de la política cambiaria para apoyar la competitividad de las exportaciones no petroleras.


 
Ciertamente, cuando el gobierno devalúa, los exportadores obtienen más bolívares por cada dólar exportado y así ganan un mayor margen de maniobra para cubrir los gastos locales de salarios, bonos, alquileres, electricidad, agua, gas, teléfono y otros componentes de la estructura de costos que son pagados en bolívares. Pero al dolarizar, el Gobierno no podría manipular el tipo de cambio para respaldar la competitividad cambiaria de las exportaciones privadas.

Teóricamente esto es cierto. Pero en la práctica, el problema se presenta cuando una economía no tiene una oferta exportable diversificada y el tipo de cambio tiende a reflejar la productividad del producto que más se exporta. Justamente, esto es lo que pasa en Venezuela, donde la tasa de cambio tradicionalmente se ha fijado con base en la productividad de la industria petrolera, más no de la productividad promedio de la agricultura e industria.

La crónica tendencia a apreciar/sobrevaluar la tasa de cambio ha estimulado toda clase de importaciones que desplazan la producción nacional y han entronizado un sesgo anti-exportador.

La sobrevaluación de la tasa de cambio como uno de los mecanismos más utilizados para distribuir la renta petrolera alcanza su mayor grado de distorsión con la implantación de regímenes de cambios múltiples. Cuando caen los precios del petróleo, con el argumento de evitar el impacto inflacionario que traería una devaluación lineal, se procede a fijar varias tasas de cambio, reservando la más baja para la importación de alimentos y medicinas.

El racionamiento de divisas activa de inmediato un mercado paralelo hacia el cual se desplaza la demanda insatisfecha, originando así una creciente brecha entre la tasa de cambio oficial y la cotización de la divisa en el mercado paralelo.


 
Este creciente diferencial causa uno de los efectos más perversos del mal manejo de la política cambiaria, el cual se expresa en los fraudes que se cometen en contra del interés nacional, a través de la sobrefacturación de importaciones, la subfacturación de exportaciones, el registro de deuda externa ficticia, las importaciones fantasmas por empresas de maletín, la reventa del cupo electrónico, los “raspacupos” de las TDC  y toda una gama de delitos que son estimulados por el manejo inadecuado de la política cambiaria.

En la aberración del régimen de cambios múltiple, los especuladores cambiarios hallan el caldo de cultivo perfecto para amasar escandalosas ganancias, al revender los petrodólares baratos a un precio mucho mayor. Y como el dólar paralelo deviene en la tasa marcadora en la formación de precios, esto anula el efecto antiinflacionario que se le atribuye a la política cambiaria.

A la luz de todo lo que hemos expuesto, resulta una falacia argumental decir que con la dolarización el gobierno renunciaría al uso de la política cambiaria para apoyar a su sector exportador o para frenar la inflación.

No hay ningún antecedente en el país que demuestre un manejo inteligente de la política cambiaria para estimular la transformación de la economía rentista e importadora en un nuevo modelo productivo exportador. Hasta ahora ha sido todo lo contrario. Debido al mal uso de la política cambiaria, se ha castigado la competitividad internacional y se ha represado buena parte de las presiones inflacionarias que actualmente se han desatado en Venezuela. Lo que sí es cierto es que todos estos incentivos perversos, distorsiones y delitos cambiarios se pueden erradicar de una sola vez con la dolarización.

 


 
La competitividad espuria se basa en manipulaciones de la tasa de cambio, mientras que la competitividad auténtica se sustenta en un permanente proceso de innovaciones radicales e incrementales en los productos y procesos productivos, práctica que permite una mejora sostenida de la calidad, productividad y competitividad internacional.

Lograr la competitividad auténtica exige invertir mucho en la formación del talento humano y en ofrecer mejores remuneraciones (...)

El problema real de la productividad y competitividad de la oferta exportable venezolana no se deriva de los altos costos domésticos que pudieran ser corregidos a través de manipulaciones en la tasa de cambio, sino de la ineficiencia que genera el precario entorno productivo, con pésimos servicios de electricidad, agua, gas, teléfono, internet, etc.; una deteriorada infraestructura de puertos, aeropuertos, autopistas y ferrocarriles; así como la infinidad de trámites, controles y regulaciones que propician la corrupción.

 (...) La compleja problemática del sector industrial requiere un enfoque integral que armonice las políticas macroeconómicas con las políticas industrial, tecnológica y de competitividad, sin descuidar el marco legal y entorno institucional que habrá que fortalecer para crear un ambiente propicio a la inversión industrial y productiva. Especial interés habrá que brindar a las iniciativas para estimular la repatriación de los innovadores, profesionales, técnicos y gerentes venezolanos que se vieron obligados a migrar en búsqueda de mejores condiciones de vida.

En una economía dolarizada, la política industrial, tecnológica y de competitividad están llamadas a ser componentes fundamentales de la política económica para poder reactivar la capacidad industrial ociosa, reconvertir o modernizar la industria existente y reindustrializar la economía venezolana, en función de superar los actuales problemas de desabastecimiento, escasez, acaparamiento y especulación que tanto malestar generan en la población.

]]>
<![CDATA[Bailando pegao, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Bailando-pegao-por-Maryclen-Stelling-20180413-0101.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Bailando-pegao-por-Maryclen-Stelling-20180413-0101.html A medida que se acerca el 20-M, impunemente  se agudiza la crisis económica.  Sometidos e inermes ante la crítica realidad socio-económica y el proceso inflacionario desatado,  incrementa en la ciudadanía el descontento, angustia y una fuerte sensación de   indefensión. 
Sentimientos que se enraízan en la agenda ciudadana, ante una respuesta oficial que se percibe lenta y desfasada frente al avasallamiento de lo que califican como “debacle social y económica”.    Una sensación  de inseguridad se apodera de la población, indefensa ante las fuerzas arrolladoras  del proceso inflacionario.  Expertos definen el sentimiento de inseguridad como un "entramado de representaciones, discursos, emociones y acciones" donde lo objetivo y lo subjetivo están entrelazados de un modo indisociable.  
Un clima de hiperemocionalidad intolerable corre parejo con la hiperinflación sin control.  Miedo, temor, ira y rabia;  pérdida de la fe, inseguridad, ansiedad, sensación de amenaza e insatisfacción acompañan la cotidianidad y, en especial,  la procura diaria de la subsistencia. Asistimos y somos víctimas de un encadenamiento de estados afectivos ante el avasallamiento de la situación económica. 
El entramado emocional forma parte de la representación de la trama hiperinflacionaria que, a su vez,  dota de sentido al mundo de representaciones y emociones.  Un  importante número de personas se perciben como víctimas y se consideran en situación de peligro real y potencial. Problema social que requiere protección y, sobretodo, control y castigo ante el deterioro creciente de la calidad de vida. 
En el ámbito político  y económico se configuran y compiten dos narrativas políticas sobre la crisis, que se establecen como descripción “legítima” de la realidad inflacionaria, apoyadas en relatos mediáticos en pugna y, en determinados casos, con un tratamiento sensacionalista de la crisis. 
La ciudadanía exige respuestas a la guerra de precios y la escasez, al igual que a la  situación general de deterioro de la calidad de vida.  Demanda que incluye tanto castigo al delito como la gestión de la inseguridad, en tanto sensación subjetiva y real.  Ello reclama con carácter de urgencia la   ejecución de una amplia gama de acciones y dispositivos que ataquen la crisis económica y la subjetividad producto de la crisis. 
Ante la magnitud de la grave situación es  imperante  atender  la dimensión económica, la política sin desmeritar la emocional.


@maryclens
 

]]>
<![CDATA[La confusión, por Luis Vicente León]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-confusion-por-Luis-Vicente-Leon-20180413-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-confusion-por-Luis-Vicente-Leon-20180413-0102.html Quiero compartir mi confusión alrededor del proceso político que vivimos. Por una parte, entiendo la frustración de quienes no creen en participar en un proceso electoral sesgado, opaco y manipulado. Es obvio que la probabilidad de que el gobierno entregue el poder es muy baja, excepto si proviene de una implosión. No podemos descartar esa posibilidad, pero tampoco basar el análisis en un “cisne negro”.
Pero a la vez entiendo la tesis de quienes creen que ir a un boicot tiene una probabilidad de éxito nula. Las explicaciones de los pro boicot sobre como producirá un cambio  son muy pobres y la capacidad de generar amenazas creibles más pobre aún, excepto las amenazas de acción internacional, lo que hace a los pro boicot dependientes de una acción que no controlan. 
En todo caso, si la única fuerza opositora del ala boicot son las sanciones, esto me genera otra confusión. Si hablamos de sanciones personales, supongo que su objetivo es crear presión para generar la implosión del chavismo. Entonces Falcón podría representar una opción de negociación con los chavistas disidentes, convirtiéndose en una forma de salir de Maduro a través de la presión del propio chavismo para el reconocimiento del triunfo electoral. Una especie de huida hacia delante para quienes sienten la amenza de verse envueltos en saciones personales. Pero para que eso ocurra Falcón tiene que sacar más votos que Maduro, lo cual es una inconsistencia con la propuesta de boicot.
Las sanciones generales son otra historia. Ahí la teoría indica que se va a por todo. Pero la evidencia ha demostrado que no funcionan. Cuba, Korea, China, Rusia, Zimbabue muestran su fracaso. Y en realidad también Irak, Libia y Siria donde se derivó en otra cosa. Entonces, parece que la propuesta de sanciones esta basada en un error de apreciación de eficiencia o en la necesidad de hacer “algo” aunque no funcione. Es como el padre que castiga sabiendo que no resolverá el problema pero le da remordimiento no hacer nada. El problema es cuando lo que se hace, para cubrir un complejo ético, es peor para la vida de la población que se pretende ayudar. Ya sería fronterizo pedirle sacrificios a quienes viven dentro, mientras yo los veo desde afuera. Pero es aún más complejo pedirle a un pueblo que asuma costos brutales, sabiendo de antemano que la probabilidad de éxito es muy baja. 
El resultado de todo esto podría ser que la mayoría más grande que ha tenido la oposicion en toda la era chavista no vote masivamente,  sin tener una propuesta alternativa, dejando a Maduro en poder y provocando la agudización de sanciones generales, que empeorarán la vida de los venezolanos en general sin provocar cambio de gobierno. 
Claro que puede ocurrir el otro escenario. Que en el camino la gente se anime a votar contra Maduro, el chavismo implosione y los chavistas disidentes defiendan el resultado electoral como una vía para buscar una negociación transicional y salir del problema lo más elegantemente posible. Pero para eso, otra vez, Falcon tendría que tener votos para ganar, algo que los opositores institucionales ven como un pecado mortal. ¿Clarito, no?


luisvleon@gmail.com 

]]>
<![CDATA[La ética del desastre, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-etica-del-desastre-por-Rafael-Ramirez-20180415-0001.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-etica-del-desastre-por-Rafael-Ramirez-20180415-0001.html No pretendo ahondar en el tema de la ética y la moral, puesto que ambos requieren mucho más de un texto y de filósofos para su discusión, pero me parece de lo más importante hablar de este asunto. Sé que tenemos muchos problemas materiales, urgentes todos, no salgo de mi indignación y molestia, porque se ha destrozado el país que juntos levantamos, pero, a pesar de todo eso que es verdad y trascendente, me parece que se deben discutir los aspectos espirituales, los valores y sentimientos que se tienen con respecto a esta crisis. Creo que, a nuestra sociedad, se le ha infringido un terrible daño en su espiritualidad y se ha impuesto en ésta, la ética del desastre. Es una discusión que tenemos que abordar.

 

Todo sistema necesita una ética que lo soporte, le dé justificación y le permita avanzar en su desarrollo. Al final, cada sistema construye o tiene una ética propia, que genera una sociedad y una conducta, que la caracteriza por un período histórico o un momento político que, tarde o temprano, será sustituido por otro con otra ética.

 

En la sociedad, todo individuo adopta una moral, propia, individual, que le da soporte a la ética hegemónica, pero que, cuando se diferencia de ésta y se transforma en conciencia y acción política, prefigura el cambio hacia un nuevo sistema.

 

Así, durante el sistema esclavista, era perfectamente ético tener esclavos; seres humanos propiedad de otros, sin derechos de ningún tipo. Bajo su ética era perfectamente normal, e incluso una distinción social tener esclavos y hacer con ellos lo que le viniera en gana. Claro, esta ética necesitaba conductas y teorías que la sostuviera y reprodujera, por ejemplo: el racismo y la idea de superioridad de unos hombres sobre otros; la iglesia, de cualquiera de las religiones, le daba sustento espiritual a esa barbaridad.

 

Cualquier posición moral distinta a la ética hegemónica, se castigaba con las muertes más violentas. Jesús y Espartaco, inspiraron con su postura moral, un movimiento revolucionario, que, aunque tenían distintos métodos, amenazaban al sistema. Ambos terminaron crucificados porque su ejemplo y su moral, se habían convertido en subversivos para el Imperio Romano.

 

El Feudalismo y el esclavismo se complementaron sin conflicto entre las clases dominantes. Durante siglos convivieron, formaron Imperios, hicieron cruzadas, inquisiciones, saquearon continentes enteros, los conquistaron y colonizaron.

 

Nuevamente, la ética hegemónica le daba justificación a la conquista y al subsecuente saqueo, esclavización y exterminio de sus habitantes. Esa ética se seguía nutriendo de elementos que se adaptaban a las nuevas circunstancias y realidades, como el colonialismo, donde se intentaba legitimar el despojo, con el argumento de que los pueblos originarios “no tenían alma” y por supuesto, ningún tipo de derechos.

 

En nuestra tierra, Bolívar, con su propia moral, luchando por la independencia, contra el Rey de España, liberando esclavos y prefigurando Repúblicas, rompió con la ética hegemónica de la dominación.

 

Es importante detenernos acá, pues El Libertador logró movilizar a todo un pueblo, a los más extraordinarios sacrificios sólo a cambio de la libertad, la grandeza, la dignidad. No había ni “carnets”, ni “bonos”. Pero Bolívar siempre estaba allí, en la primera línea de batalla, de peligro, de sacrificio, con sus soldados. Entonces su moral, estaba respaldada en su acción, su moral irradiaba conciencia a su pueblo, esperanza, fe, credibilidad, porque él era el primero en el ejemplo, en el trabajo, en la guerra. Bolívar, que pudo ser “Emperador”, sólo quiso el título de “Libertador”, no concebía al poder que no estuviese subordinado a las instituciones de la República. Él transcendió su tiempo, nos sigue dando lecciones de moral, de conciencia.

 

Las definiciones éticas y morales, transforman la sociedad cuando vienen acompañadas de la política. Cuando la Revolución Francesa levanta las banderas de la “libertad, igualdad, fraternidad”, está enunciando no sólo los elementos éticos y políticos que darían al traste con el absolutismo de Luis XVI, sino creando las condiciones para el desarrollo del capitalismo, sistema que pugnaba por su hegemonía.  

 

El sustento teórico y ético se lo daría al capitalismo, Adam Smith en su obra “La riqueza de las naciones”, donde establece los fundamentos económicos del capitalismo y enuncia sus fundamentos éticos, cuando habla de la necesidad del egoísmo, “tanto egoísmo como sea posible”, para desarrollar su sistema. Así, la apropiación del trabajo del hombre, el egoísmo y la acumulación de riquezas, quedaron establecidos como elementos fundamentales de la ética del capitalismo.

 

En el capitalismo se preserva un elemento ético común al esclavismo y al feudalismo, que los caracteriza: el egoísmo, la apropiación y acumulación de riquezas, el despojo. Tales valores definen a estos sistemas como profundamente violentos, crueles, inhumanos, no hay otra manera de imponer tales preceptos éticos.

 

En “El Capital” Carlos Marx y Federico Engels definieron las bases teórico-económicas del Socialismo, sus principios éticos fueron establecidos a lo largo de sus obras: la solidaridad, la justicia social, el trabajo, la conciencia del deber social, la hermandad, la unión, la lucha frontal contra el egoísmo, contra la alienación del trabajo, la acumulación de riquezas y contra la explotación del hombre por el hombre. En estos enunciados, hay muchos elementos del cristianismo.

 

A partir de la Revolución Rusa, nuestra historia ha estado sacudida por una confrontación cruenta entre dos sistemas, dos éticas: la del Trabajo y la del Capital. Las grandes transformaciones políticas, económicas, tecnológicas y sobre todo sociales, han estado vinculadas a esa confrontación política, ahora con la urgencia de detener a un sistema, el Capitalista, depredador e insostenible, capaz de acabar con la vida en el planeta.

 

Estamos en una época marcada por la globalización, la globalización del capitalismo con su ética, sus medios, sus ejércitos, marcada por la tecnología, el acceso a la información, el fenómeno de las grandes corporaciones, las redes sociales, en un mundo que cada vez se hace más pequeño, estrecho, más contaminado, con menos recursos. Las telecomunicaciones, las redes, hacen que cualquier evento llegue a todo el planeta en segundos.

 

En este mundo, en este momento, donde el avance de la ciencia y la acumulación de recursos de todo tipo hubiese supuesto la erradicación de los males, que de manera crónica afectan a continentes y pueblos enteros, se siguen perpetrando las injusticias y los crímenes más atroces, que mantienen pueblos enteros sumergidos en el atraso, la pobreza, la exclusión, mientras una minoría de países y sociedades cada vez más ricos, mas egoístas, más crueles, rodeados de muros, se sostienen por la violencia y la supremacía económico-militar, tecnológica. Es la ética del capitalismo la que ha prevalecido.

 

Está claro que la ética del sistema se impone y reproduce desde el poder, y que éste usará todos los recursos a su alcance para aplastar, deformar o asimilar a sus intereses, cualquier otra ética que se le oponga, cualquier moral que lo rete, cualquier sistema alternativo que lo amenace de cualquier forma.

 

Es aquí y ahora donde vivimos. En una realidad de país periférico, con una economía dependiente, mono productor, con el rentismo petrolero instalado y desarrollado a su antojo por las transnacionales petroleras. En medio de una crisis que se ha dejado profundizar irresponsablemente a niveles inimaginables.

 

Pero, a la vez, tenemos un país joven, pleno de recursos, con una historia de libertadores, con una gesta independentista, una guerra fratricida impuesta por el imperio español hace doscientos años, que forjó para siempre el carácter de nuestro Pueblo, tenemos el heroísmo de nuestros ejércitos, los padres de la Patria, que sólo cruzaron fronteras para llevar libertad a otros pueblos, tenemos el ejemplo de Bolívar, de Sucre, de Ricaurte y de tantos héroes. Tenemos nuestro pensamiento Bolivariano, tenemos a Zamora, tenemos a Fabricio, tenemos al Comandante Chávez. Es decir, como sociedad, tenemos una gran reserva ética y moral para sobreponernos a cualquier circunstancia política, a cualquier crisis, a este período de oscurantismo que vivimos en todos los órdenes.

 

Yo reivindico al Comandante Chávez, su épica, su obra, sus logros, su esfuerzo. Lo hago y lo seguiré haciendo, así, sin cálculos políticos, sin tregua. Pase lo que pase, en las circunstancias que me encuentre, seguiré leal al Comandante Chávez, a sus ideas.

 

Jamás pensé que un gobierno que se proclama Chavista, se fuera distanciando de su obra de la manera que lo ha hecho, que haya traicionado el legado por el cual luchamos tanto, por lo que dió su vida.

 

Tampoco pensé, he aquí una fuerte autocrítica, que la persona que llevamos todos los Chavistas a la Presidencia, atendiendo el mensaje del Comandante, se convertiría en el Herodes de la Revolución Bolivariana, el Judas del pueblo y que se rodearía de un círculo extraño de gente que, él sabe bien, el Comandante había hecho de lado, porque no confiaba en ellos.

 

Tampoco imaginé que se desataría esta persecución a la crítica dentro del movimiento, ¡cómo se pueden dejar de lado, a su suerte, a los compañeros con los que se compartieron tantas luchas, que estábamos siempre allí con el Comandante, cumpliendo la misión encomendada! Siempre pensé que ésto sucedería en un gobierno de extrema derecha, producto de un golpe de Estado o tutelado por alguna potencia extranjera.

 

No entiendo cómo los compañeros de armas de Chávez guardan silencio, ante lo que sucede, sus compañeros de lucha desde la Academia, sus afectos, sus ministros. ¿Qué estarán esperando que suceda? Se mantienen aferrados a un deseo, a una expectativa de rectificación, que diariamente es frustrada, una y otra vez.

 

Mientras nuestro Pueblo, ese pueblo tan diverso, no sólo el humilde, el que creyó, el joven, estudiante, profesional, artista, trabajador, campesino, todos, de manera más trágica unos que otros, todos la están pasando mal en el país, no vén salidas, no son felices, no pueden satisfacer sus necesidades materiales ni espirituales. Un desastre.

 

En algún momento pensé que esta actuación del madurismo tenía su origen en problemas ideológicos, lo tiene, pero ya los teníamos con el Comandante, él sabía de esta debilidad del movimiento, había de todo adentro. Por eso trabajó tanto el tema del partido, el PSUV, no otro, trabajó tanto en una definición ideológica, el Socialismo Bolivariano del Siglo XXI, el Plan de la Patria.

 

Es un problema que no hemos sabido, o no supimos atajar a tiempo, aquí otra autocrítica, cuando el Comandante se enfermó, trabajábamos intensamente para que todo estuviera en calma y en orden ante su situación de salud, otros nó, otros ya cuadraban, se cuadraban. Luego cuando se nos fue, los revolucionarios quedamos sujetos a una disciplina dolorosa, la derecha copaba, controlaba y por supuesto, nosotros sobrábamos.

 

Pero todavía no me cuadraba, hasta que creo haber llegado al meollo del asunto: la ética del madurismo es distinta a la del Comandante Chávez.  Son completamente distintas, eso explica buena parte de los problemas que padecemos, eso explica que “tengan estómago” para hacer lo que están haciendo.

 

El Comandante Chávez, era un líder, conductor del Pueblo, Jefe militar y político, de la Revolución. Nadie le disputaba esta posición, tenía la autoridad moral sin discusión.

 

Desde que lo escuché el 4 de febrero, sus discursos, su conducta, después en el gobierno y durante doce años de trabajo de forma intensa y estrecha, en todas las circunstancias posibles, siempre me sentí identificado con sus ideas, las cuales comparto plenamente, y con su ética, la cual es la mía, la de mi familia. Su ejemplo y moral siempre es guía de mi accionar político.

 

Cuando se criticaba el liderazgo “mesiánico” de Chávez, yo decía, esta gente no sabe nada de la esperanza, de la fe, no entienden la relación amorosa del Comandante con el Pueblo, casi religiosa. Esa fuerza, indestructible a pesar de todo lo que ha sucedido, es la única capaz de hacer frente a la brutal campaña de la derecha mundial contra el Comandante Chávez, con todos sus medios, toda su fuerza, pero a la vez, es la única explicación al amor de los pueblos más remotos del mundo, de nuestra región por el Comandante Chávez, su ejemplo, ética y su autoridad moral.

 

El Comandante Chávez, se convirtió así en gran irradiador de conciencia, con su ejemplo, construyendo, en un país, un mundo donde la ética del capitalismo es hegemónica, una nueva ética: cristiana, socialista. Construir una ética distinta, alternativa, en esta sociedad globalizada que tiene enferma el alma, resulta en extremo difícil. Nuestra superioridad moral y ética no puede estar en duda.

 

Él hacia una práctica diaria de su ética, en su trabajo y sobre todo, en su relación con el país, con el pueblo. Era un hombre íntegro, estricto hasta el extremo con la honestidad, de una sola palabra, de decisiones firmes, valiente, profundamente humano, coherente, trabajador, extremadamente sensible al sufrimiento humano, capaz de conmoverse ante la injusticia, no hacia cálculos políticos de ningún tipo.

 

Nunca lo ví hacer trampas, nunca las hizo, nunca mintió, a nadie, nunca comprometió sus principios, aunque era un hombre de fuerte carácter, jamás levantó su mano contra nadie, ni mandó a hacer daño a nadie, nunca abusó del poder, no abandonó a nadie, nunca condenó a nadie. Sabía reconocer el trabajo, el esfuerzo, la honestidad, jamás grabó a sus ministros, a sus compañeros.

 

Era un Jefe justo, humilde, consciente de la necesidad del estudio, era muy estudioso, no era para nada soberbio, escuchaba, para discutir con él había que estar preparado, pero se discutía, no rehuía los problemas, los buscaba.

 

Tenía la conciencia de su rol de Jefe de Estado, siempre actuaba con sentido de transcendencia histórica, de que representaba al país, no sólo por la actitud y vestimenta adecuada, sino por su discurso, su palabra, se declaró anti imperialista, socialista, en contra de la guerra, del ALCA, a favor de Palestina, de los Saharauis, de África, amigo de Cuba, de Fidel, Lula, Evo, Néstor, Correa, Pepe. Buscaba a sus referentes morales, donde estuviesen, sabía que se estaba metiendo en lo hondo, no le importaba, a nosotros tampoco.

 

Tenía un sentido de la justicia, extraordinario. Iba aprendiendo y conociendo al país en su detalle, ahora como gobernante, como Jefe de Estado, de la Revolución. Sabía cuándo el humilde, el soldado, el trabajador, “callaba la novedad” porque era una conducta refleja. Enseñó a nuestro pueblo a hablar, organizarse, estudiar, trabajar, expresarse, así libre, como un acto de conciencia y nó de constricción o chantaje.

 

Sabía que había que construir y fortalecer esta ética en el seno del pueblo por eso: las Misiones Sociales, las Comunas, las brigadas de construcción, la inclusión social, cultural, educativa, los espacios para las nuevas relaciones humanas, de trabajo, de producción. Los programas de salud, las universidades, las escuelas, la alimentación, la ciencia, la tecnología, el conocimiento. Siempre preguntaba ¿Dónde está el socialismo?, esta pregunta que inquietaba a la derecha, realmente abarcaba, de manera indivisible, el componente de la nueva ética.

 

Cada “Aló Presidente” era una clase de política, un mecanismo de irradiación de conciencia, de la nueva ética. Cada acto de gobierno, cada plan, era una enseñanza, un paso hacia adelante, en la dirección correcta de construir un país, otra economía, basada en el trabajo, trabajo liberador, otra ética, basada en la honestidad, la solidaridad, la hermandad, la justicia social, la igualdad, la protección del más débil, de los niños, ancianos, pueblos indígenas. Allí esta su obra, quedó para la historia, sufriendo los embates de la improvisación y del desmantelamiento del que es objeto.

 

Ahora estos valores se han perdido, se han desdibujado, debo decir, con las excepciones de siempre, que no quedan vestigios de la ética del Comandante en la gestión del madurismo, por supuesto, siempre ha estado ausente en la oposición, en la derecha anti nacional.

 

Ahora, tristemente, el madurismo y la oposición coinciden en los valores éticos, por eso no tienen ningún problema de insultarse a muerte y luego darse la mano y “besitos” a escondidas, son amigos, se saludan, está bien ¡pero entonces, no mandes a tus jóvenes a morir en una “guarimba” absurda, en una violencia sin sentido! No prometas castigo, en un discurso altisonante, justicia a los comités de víctimas, para que todo quede igual en aras de un pacto.

 

Por eso coinciden en el aquelarre, la persecución contra los ministros de Chávez, su encarcelamiento, en el linchamiento moral a los hombres de Chávez, aplauden al “pranato” cuando encarcelan a los trabajadores de la Nueva PDVSA, aquellos que los derrotaron en el Sabotaje Petrolero. El madurismo, en su afán de poder, ha dado a la derecha más golpista y radicalmente anti chavista, los argumentos para destrozar el legado de Chávez, sus iniciativas, su política, minimizan su épica, ahora resulta que el Comandante Chávez la tuvo fácil, porque el “petróleo estaba a cien”.

 

Por eso hablo de la política con “p” minúscula, se acabaron las grandes ideas, las grandes discusiones, los grandes retos, el Plan de La Patria, la Venezuela Potencia, la Nueva PDVSA, las Misiones y Grandes Misiones, la esperanza ha sido abatida por la improvisación, los errores, la falta de honestidad y la mentira.

 

Ahora la política y la gestión de gobierno están signadas por la mentira, la trampa, el “tuiter”, una realidad virtual, no existe discusión de los problemas, existe una represión extendida a las ideas, un abuso del poder permanente, nadie sabe quién manda, pero saben que hay muchos jefes y jefas, “asesores”. Hay mucho miedo, todo se graba, se persigue, hay cualquier cantidad de detenidos políticos, secuestrados políticos, sin derechos de ningún tipo, ni a la defensa, ni al debido proceso.

 

No puede tolerarse que hayan muerto tantos jóvenes en las protestas o acciones de calle, que se hayan quemado vivos seres humanos porque parecían Chavistas, o que se produjesen linchamientos, que hubiesen tantas armas en la calle. Se podrá decir lo que sea, pero al final esto demuestra la falta de una política clara, de una posición ética de respeto a la vida. No puede haber tantos presos por razones políticas, aislados, sin ver a sus familias, sin defenderse. No se puede despachar a nadie con un cohete.

 

Se estimula la traición, la deslealtad, todo se compra y se corrompe. Se crea una situación de miseria espiritual cuando ponen al pueblo del 13 de abril, a pelear por una caja “Clap”, por un carnet, en una cola por cualquier cosa. A nadie le importa qué está pasando en realidad, si el problema no es TT en “tuiter”, entonces no hay novedad.

 

Se ha estimulado el egoísmo al máximo, nada de esfuerzo colectivo. Existe una ausencia de gobierno, de la Revolución en las calles, manda el paralelo, mandan los bachaqueros, los malandros imponen su toque de queda, los especuladores hacen lo que les da la gana, no hay nadie capaz de defender al ciudadano.

 

Se utiliza un discurso anti imperialista, pero a la vez se asoman a la puerta de Exxon Mobil para ver si quieren volver al país, o explotar en conjunto el área en la zona en reclamación con Guyana, se paga la mayor contribución para la toma de posesión de Trump a través de CITGO.

 

Se habla en contra del capitalismo y los especuladores financieros, pero se hacen acuerdos y financiamientos con “Goldman Sachs”, cuyo anterior CEO, es el Secretario del Tesoro que impone sanciones financieras al país.

 

Se dice que vamos a la Cumbre de las Américas, “pase lo que pase”, así no quiera el país anfitrión, pero de repente ya no importa ir.

 

Muere el maestro Abreu, no se dice que el madurismo le quitó el apoyo al Sistema desde que el maestro Dudamel, dijo algo en defensa de sus muchachos, víctimas de la violencia. Se aparta a Gustavo Dudamel de su ambiente natural, su Sistema, del cual es el exponente más genuino. Llevan a miles de niños a un evento electoral en el Poliedro, para la foto. No importa, no había comida, los niños lloraban, un desastre, pero están en campaña. Intervienen la Directiva del Sistema como intervienen la Directiva de PDVSA, como si no importara.

 

Se piden sacrificios al pueblo, pero en las apariciones públicas queda claro que la crisis y los sacrificios, no llegan al madurismo. Todo es una chanza, un chiste, un baile, de Salsa, “reaguetón”. No importa, están en campaña.

 

Se crea un partido, “ni fu, ni fa”, sin Chávez, sin los colores de Chávez, no importa, es un movimiento de utilería. Están en campaña, el daño que le hagan al Comandante, a su palabra, no importa.

 

Se van por cientos de miles los jóvenes del país, se van de todos los colores, profesionales, estudiantes, obreros, pueblo, los explotan, los maltratan, se prostituyen, pero el madurismo lo niega, le resta importancia, se les humilla y el “pranato” los maldice y les pide que no vuelvan.

 

Las caras del “pranato” es la mas clara expresión de esta ética del desastre, bajo su área de responsabilidad pasan las peores cosas, el infierno para los pobres, pero no importa, “no es mi competencia”. Hay un ministro que cínicamente dice que en el país no pasa nada, que acusa y miente sobre la corrupción, cuando todos saben quién y por qué lo ha sostenido en sus avatares revolucionarios.

 

Van a cambiar la Constitución del Comandante Chávez, se creó un poder de facto, que legisla, aprueba leyes entreguistas, pero no importa, no importa la Constitución. Las leyes petroleras se violentan sin importar a nadie, los contratos petroleros, que nadie conoce, se aprueban en secreto. Cambiarán o cambiaron el Plan de la Patria, el testamento político de Chávez, no importa, el madurismo quiere diferenciarse, ahora sí pueden cambiar lo que sea sin ningún tipo de remordimiento, es otra ética.

 

El Arco Minero se entrega a las transnacionales, a las mismas que el Comandante expulsó porque jamás sacaron un gramo de oro, pero sí especularon financieramente.  No importa, se muestra un punto de cuenta, sólo las firmas, no el contenido que es completamente distinto a lo que hicieron. No importa, un ministro cuadró todo con un empresario que, por primera vez en su vida, entró al despacho de Chávez, sólo Maduro lo pudo hacer.

 

Se ha descalificado, perseguido, linchado moralmente a la Nueva PDVSA, a la de Chávez, los trabajadores presos o perseguidos, la empresa intervenida por una Junta Directiva que no sabe nada de petróleo, acabaron con su moral, con sus capacidades productivas, cayeron 1,5 millones de barriles día de la producción de petróleo. Han dicho de todo: el precio, la corrupción, conspiración y cualquier cosa que se les ocurra. Pero acaban de emitir un Decreto donde le dan las más amplias facultades al Ministro para que “aumente” la Producción. En la exposición de motivos de su texto, se habla justamente de “ética y de moral”, se habla de “socialismo”.

 

Ahora, después de toda esa cantaleta de la corrupción, asignaciones directas, etc, por Decreto Presidencial permiten, prefisamente, las adjudicaciones directas, pasan por encima de la Ley de Licitaciones, Contrataciones, es decir, de todos los mecanismos de control de la Administración Pública. ¡Los contratos petroleros se adaptarán a los requerimientos de las Transnacionales petroleras!, a las “necesidades del mercado petrolero internacional”. ¡Burda entrega!

 

Lo he advertido, lo he dicho a Díaz Rangel, lo he escrito, por ello me han acusado de todo, me tildaron de traidor y al final, yo tenía razón: entregan PDVSA a las transnacionales para que “resuelvan” lo que su incapacidad destrozó. El baluarte de la soberanía petrolera, se entrega a las transnacionales petroleras. ¿Ahora, qué van a decir? Tendrán que rendir cuentas.

 

Tantas cosas podrían mencionarse, lamentablemente, todo ello ha creado una situación de desesperanza, falta de fe en el futuro, de apego al trabajo, al estudio, al país, se imponen las soluciones desesperadas, individuales, se impone la rabia, el odio, la amargura, la tristeza. Se ha perdido la emoción, las ganas de estar, de participar, el ambiente es pesado, duro, cada vez es más molesto, insostenible. Se resigna el Pueblo a volver atrás, a perder las posibilidades y oportunidades que abrió Chávez. Es una especie de obscurantismo, desesperanza, han matado el impulso revolucionario.

 

Terminando estas largas reflexiones (lo sé y pido disculpas por ello) se produce una reunión crucial del Consejo de Seguridad, parece que estamos a las puertas de una gran confrontación militar en Siria. Los EEUU, Francia y Reino Unido bombardearon Siria, la excusa: un ataque químico que no ha podido ser demostrado. El Consejo de Seguridad había acordado enviar una misión de verificación, no esperaron.

 

Es la ética hegemónica y su violencia, los muertos los pone el Pueblo Sirio, más de 400 mil muertos, 12 millones de desplazados, un país destrozado, en combate contra el terrorismo del ISIS que degüella, mata, y retrocede la sociedad a la edad medieval. Siempre, desde el Consejo de Seguridad de la ONU, a pesar de las presiones, levanté mi voz a favor del pueblo sirio, la paz y la soberanía de ese hermano país.

 

Mientras se utiliza el argumento de la “protección a los civiles”, se guarda silencio sobre quiénes han financiado esa guerra, quiénes armaron y entrenaron a los grupos terroristas y se guarda silencio ante la masacre de civiles en Yemen y ante la matanza de palestinos, los cuales parecen ser, en la ética de la muerte, seres inferiores sin derecho a la vida.

 

Ésta es nuestra realidad. ¡Ay Comandante!, cuánta falta haces en Venezuela y en el mundo. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

 

 

]]>
<![CDATA[Abreu en la real sociedad filarmónica de Londres]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Abreu-en-la-real-sociedad-filarmonica-de-Londres-20180413-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Abreu-en-la-real-sociedad-filarmonica-de-Londres-20180413-0099.html El pasado 15 de mayo del 2016, al gran Maestro venezolano de la música, Dr. José Antonio Abreu, fue designado miembro honorario de la Real Sociedad Filarmónica de Londres (Royal Pilharmonic society.) Especial orgullo para Venezuela y América en general.


 Es el primer latinoamericano quien por méritos propios ingresa a esta prestigiosa academia mundial de la música donde solo están los mejores y al decir de los directivos de la Sociedad se plantea un futuro extraordinario para la música a “través de la motivación de la creatividad, el reconocimiento de la excelencia y la promoción del entendimiento”.
El Maestro ganador de otros tantos premios a nivel nacional e internacional de los cuales resaltamos el Don Juan de Borbón de la Música en Segovia España, y el Premio Nóbel Alternativo; continúa con mucha dinámica presentando proyectos de los Centros de Acción Social para la Música haciendo partícipes activos el mayor número de jóvenes que no han tenido acceso a la formación musical, es un proyecto comunitario de inclusión social de grandes proyecciones. Es activar ese potencial musical que tenemos adormecido en nuestros muchachos de los sectores mas necesitados. Y, Venezuela confía en su orgullo musical quien ha logrado en todo el país la creación exitosa del Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles. Así mismo, desde el año de 1975, La Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar que ahora con Gustavo Dudamel recorre el mundo de manera exitosa y con el elogio de los más exigentes Directores y críticos de las artes auditivas. Todo este increíble trabajo de Abreu, lo han recogido los directivos de la Sociedad para implantar algo similar con los jóvenes en Escocia y otros países de Europa donde se admira lo que hace el ex ministro por la cultura y la música en particular.
En estos tiempos de globalización y transculturación que tocan a Latinoamérica y Venezuela todas las otras expresiones de la cultura y el arte, seguros estamos que siguen las enseñanzas de José Antonio Abreu(QEPD), para reafirmar nuestra identidad nacional y hacer presencia planetaria con nuestros valores humanos y talentos artísticos en el marco de la interculturalidad. En Venezuela tenemos hombres y mujeres atrevidos, inteligentes y creativos que pueden hacer lo mismo. 
Es motivo de gran alegría y complacencia saber que desde 1826 este reconocimiento solo se ha entregado a 118 personas y por vez primera a un latinoamericano y hermano venezolano.

     
 

]]>
<![CDATA[1952, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/1952-por-Eduardo-Fernandez-20180413-0095.html http://www.panorama.com.ve//opinion/1952-por-Eduardo-Fernandez-20180413-0095.html En esas circunstancias extremadamente difíciles, dos líderes democráticos decidieron participar: Jóvito Villalba y Rafael Caldera.

En 1952 Venezuela, para variar, estaba sometida a una dictadura militar. Rómulo Gallegos, el primer presidente de Venezuela elegido por el voto universal, directo y secreto del pueblo, había sido derrocado y enviado al exilio.
El principal partido político del país, Acción Democrática, estaba ilegalizado. En la misma situación estaba el Partido Comunista de Venezuela. Los líderes de esos partidos estaban presos, perseguidos, exilados o en la clandestinidad.

En esas circunstancias, la dictadura convocó una elección para la Asamblea Constituyente. Estaría encargada de elegir al Presidente de la República para el periodo 1952-1957. 
Por supuesto, hubo un debate en la oposición acerca de si se participaba en las elecciones o no. La dirección de Acción Democrática en el exilio se inclinaba por no participar. Los militantes y dirigentes de ese partido en Venezuela se inclinaban por participar.

Dos años antes, el presidente de la Junta Militar, teniente coronel Carlos Delgado Chalboud fue asesinado. En vísperas de las elecciones el secretario general de AD, Leonardo Ruiz Pineda, también fue asesinado. Evidentemente, no había condiciones para unas elecciones limpias y transparentes.
 Sin embargo, en esas circunstancias extremadamente difíciles, dos líderes democráticos decidieron participar: Jóvito Villalba y Rafael Caldera. Contra todos los pronósticos Jóvito Villalba y su partido Unión Republicana Democrática derrotaron a la dictadura el 30 de noviembre de 1952. 
Por supuesto, en la votación de URD hubo una gran cantidad de votos provenientes de las bases populares de AD que entendieron que el camino para salir de la dictadura era concurrir a las urnas electorales.

En el caso de Copei, Rafael Caldera convocó a un mitin en el Nuevo Circo de Caracas, ágora democrática de aquella época, y pronunció un memorable discurso en el cual dijo: “Escogemos la lucha”. Es decir, Copei no tomó el camino de la abstención, sino que se dedicó a recorrer al país llevando un mensaje de rebeldía y de protesta.

URD y Copei no legitimaron a la dictadura con su concurrencia a las elecciones. Al contrario, denunciaron los atropellos y los abusos que se cometían, enfrentaron al régimen y lo derrotaron.

Cinco años más tarde hubo que convocar nuevas elecciones presidenciales. Villalba estaba en el exilio como Gallegos, Betancourt y Gustavo Machado del PCV. El único líder importante que quedaba en el país era Caldera. Para impedirle que participara en las elecciones, la dictadura decidió secuestrarlo en un calabozo de la Seguridad Nacional. 

Tuvieron que inventar un plebiscito que terminó siendo fatal para la dictadura.

Seguiremos conversando.

]]>
<![CDATA[Posiciones y reacciones, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Posiciones-y-reacciones-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180413-0096.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Posiciones-y-reacciones-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180413-0096.html El abuso de impedir el referéndum revocatorio en 2016 y la farsa convocatoria y elección a una ilegitima constituyente en 2017, constituyeron el culmen del deterioro del sistema electoral venezolano.

 La polémica se ha adueñado de la oposición venezolana y del país. La crisis ha sacado a flote nuestras miserias. Pareciera que en esta lucha por la sobrevivencia se estuviera generando un combate de todos contra todos. 
Nos agredimos, nos insultamos. Hay una profunda enfermedad social que nos ha hecho desconfiados, cautos, precavidos. Todo está y todos estamos bajo sospecha. Basta con acceder a redes o a contactos directos para ver como cualquier opinión tiene reacciones casi violentas de quienes la defienden y de quienes la atacan. 
No es fácil, pero tenemos que recuperar la confianza.
Las posiciones sobre el 20 de Mayo son diversas. Ratificaremos las nuestras, abiertos a observaciones y críticas. 
1.- Somos demócratas probados. Siempre hemos participado en los procesos electorales con la convicción de que los ciudadanos, a través del voto, debemos tener la última palabra. 
2.- Desde que los golpistas de 1992 asumieron el poder en Venezuela, año 1999, hemos luchado para frenar el deterioro de la democracia y de la calidad de vida de nuestra gente. Siempre estuvimos claros en la tentación hegemónica y totalitaria de sus líderes y hemos trabajado para vencerlos, con las armas de la precaria democracia. 
3.- Hemos sido defensores de la participación electoral, conscientes de que nunca tendremos todas las condiciones, pero dispuestos a dar la pelea en escenarios adversos.
4.- El rotundo triunfo del 6 de diciembre de 2015, a través del cual el pueblo otorgó las dos terceras partes del parlamento a la oposición venezolana, representó, en vez del reconocimiento a la voluntad popular, la intensificación de una estrategia de corrupción electoral, restricción democrática y abuso de poder. 
5.- El abuso de impedir el referéndum revocatorio en 2016 y la farsa convocatoria y elección a una ilegitima constituyente en 2017, constituyeron el culmen del deterioro del sistema electoral venezolano. Ya no había nada que ocultar.
6.- A pesar de eso, y por nuestra insistencia en que debíamos seguir luchando electoralmente para lograr los cambios que el país anhela, decidimos participar en las elecciones de gobernadores. Allí no quedó la menor duda. El régimen pervirtió el sistema electoral hasta convertirlo en un adefesio para proclamar resultados que lo favorecían sin votos, sin apoyo popular.
7.- Luego de la experiencia Estadal y municipal y conscientes de que este régimen nos ha arrebatado las condiciones mínimas de cualquier proceso electoral, partidos políticos de muy diversa orientación ideológica, con divergencias estratégicas y operativas, entre otros, Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Causa Radical, Movimiento Progresista de Venezuela, Proyecto Venezuela, Alianza Bravo Pueblo, Vente Venezuela; hemos decidido no participar en la farsa presidencial del 20 de Mayo y exigimos que se cumplan las condiciones mínimas para que se pueda dar una verdadera elección en nuestro país. 
8.- Esa decisión ha sido apoyada por sectores de la sociedad civil, iglesias católica y evangélica, trabajadores y empresarios, estudiantes, profesores y autoridades universitarias, chavismo crítico, organizaciones no gubernamentales; todos agrupados, junto a los partidos, en el Frente Amplio Venezuela Libre. Pero además, hemos recibido el apoyo de la gran mayoría de los países del mundo, cuyas instituciones ya han desconocido esa farsa del 20M.
9.- Si ha habido una posición tan amplia de apoyo a una postura radical que presiona para que se den las condiciones para la realización de unas verdaderas elecciones presidenciales este mismo año, ¿qué sentido tiene que rompiendo esa unidad, surjan candidaturas que le hacen el juego al régimen? 
10.- Este es un momento de definiciones. Los venezolanos debemos denunciar el fraude preconsumado y ejercer los mecanismos de presión para lograr las condiciones que nos permitan votar y elegir. 
Yo las reduzco a dos: Designar un nuevo CNE que arregle todos los entuertos y convocar una elección con 5 meses de anticipación. Logremos cada vez más unidad para que esa presión sea más fuerte y obtengamos resultados.


 

]]>
<![CDATA[La muerte de Humberto Njaim]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-muerte-de-Humberto-Njaim-20180413-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-muerte-de-Humberto-Njaim-20180413-0098.html Elegía para un gran intelectual

Es una triste noticia para la Academia, para el Derecho y para el país, por cuanto fue uno de los grandes pensadores de nuestro siglo.

 Esas fuerzas misteriosas que, de existir, establecen el destino fundamental de los seres humanos, que no es otro que el nacimiento y la muerte, han sido antagónicas con los intereses del país, al privarlo de uno de los grandes conocedores del Derecho y de la Ciencia Política. Ayer, 5 de abril, falleció Humberto Njaim, miembro de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales quien, al concluir su carrera universitaria se trasladó al extranjero a la búsqueda de una explicación lógica del acontecer político y del desarrollo del Derecho. Así, realizó estudios en la Freie Universitat de Berlín, así como en la Universidad de Harvard, obteniendo en esta última el Master de Administración Pública. Los profundos conocimientos adquiridos, los desarrollará como Docente en el Iesa y en el Doctorado en Ciencias Políticas de la Facultad de Derecho de la UCV.
El currículo de alguien tan bien preparado y exitoso, está lleno de reconocimientos, sobre todo, como sucediera en su caso, en que, a sus altos conocimientos se unía a su natural cortesía una gran modestia en el trato y en la expresión, que no ocultaban sin embargo la lucidez en la comprensión de los problemas, el elevado verbo de sus disertaciones orales y, el denso contenido de su obra escrita.
Nos deja una serie de libros que, en el campo político nos hacen pensar en el país y en las eventuales salidas que a través de su mente luminosa están proyectados y que habrían podido ser líneas de acción y de cambio. Así, escribió sobre “La corrupción, un problema de estado”, reforzando el tema con su estudio: “Perspectiva y proyecciones de la Convención Interamericana contra la Corrupción”. De su condición de constitucionalista emerge su obra “Concepción y validez de la Constitución Venezolana”, ofreciéndonos también el análisis de la figura más relevante de la misma como lo es el tema de “La democracia participativa: retórica y aprendizaje”.
Igualmente debemos mencionar la obra que escribiera conjuntamente con Ángel Álvarez y Ricardo Combellas, denominada “Opinión política y democracia en Venezuela”.
 Indudablemente que es, en el Derecho Constitucional donde trata de hallar el camino, las transformaciones necesarias y, por ello publica dos textos importantísimos como lo fueron “El sistema político. Democracia y Participación. Principios rectores y consecuencias” y “Constitución y constitucionalismo hoy”.
Todo lo anterior es en el plano intelectual, que fue la esfera en la cual lo conocí y admiré. Desde el punto de vista personal, mi conocimiento es limitado pero certero, porque siempre ví en él al experto de fondo de cada uno de los conceptos que expresaba; al claro y original analista de las situaciones y de los conceptos; pero sobre todo al hombre, justo y generoso en sus apreciaciones y juicios, y al fiel cumplidor de toda la amplia gama de los deberes que recaen sobre un intelectual de gran altura que es, al mismo tiempo, ejemplo y modelo de una hermosa y bien forjada familia. 
Perder a alguien así, es un hecho que enluta al país; pero sobre todo, que crea un gran vacío en el campo de la política y del Derecho en el cual era esencial escuchar su opinión imparcial y objetiva.
Es por lo anterior que estamos tristes, pensando que tenemos que revisar nuevamente los textos que escribiera para que nos sirvan de guía en la mayor parte de los aspectos que son nuestros problemas sin aparente solución hoy en día en Venezuela.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La política]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-politica-20180412-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-politica-20180412-0085.html Recientemente, leía un artículo publicado por el periodista español Francisco Rubiales, titulado “la política, la mejor carrera y sin necesidad de título”, desde su  perspectiva crítica señala que la carrera política parece estar hecha para mediocres ambiciosos y para listos sin capacidad para competir y enfrentarse a la vida, no necesita título alguno, ni idiomas, ni otras habilidades salvo enrolarse en un partido político y someterse al líder con humildad durante un largo periodo, hasta que llegue a la gloria. 
Plantea el autor, que la política es una carrera mejor pagada que cualquier otra profesión y cuando se llega alto y se carece de moral, lo que casi siempre se consigue con paciencia, permite ingresos ocultos que superan cualquier patrimonio, opina que la política es una trocha fácil para acceder al poder y al dinero, sin exámenes, sin exigencias académicas complicadas, sin requisitos morales, sin necesidad de dominar idiomas, sin méritos ni curriculum. 
Para Rubiales, el político conseguirá éxito y podrá garantizar su futuro cuando logre acceder a ciertos niveles de confianza dentro del partido, donde se conocen los secretos y las verdades, desde ese nivel el partido cuidará a sus líderes políticos para que nunca hablen y lo consideraran un miembro del grupo siempre que mantenga la boca cerrada. El dinero nunca le faltará, ni la protección del grupo, dos valores que no pueden ofrecer otras profesiones, “cualquier alcalde de pueblo tiene más poder que un centenar de médicos juntos y a su alrededor suelen bailar ingenieros, arquitectos y empresarios, todos atraídos por el dinero público fácil, del que el alcalde controla el grifo”. 
Según Rubiales, la política se sostiene bajo la complicidad de los votantes, donde se eliminan todas las exigencias lógicas, los controles democráticos, los requisitos éticos y hasta el concepto de servicio al pueblo, sustituyéndolo por un estatus de dominio y de impunidad que permite disfrutar de poder, dinero y brillo social sin ni siquiera rendir cuenta a los ciudadanos. 
Considera el autor que la política en una época del pasado fue patria de grandes hombres, de santos y de héroes admirados, pero hoy es el paraíso de los mediocres, donde el trabajo del político consiste en obedecer lo que le mandan los líderes, donde se le dice lo que se debe hablar, tienen secretos, agendas y relaciones, no hay riesgo siempre que se sometan a la obediencia, a la sumisión, basada en la ley del silencio, como “la omertá”, el código de honor siciliano que prohíbe informar sobre las actividades delictivas consideradas asuntos que incumben a las personas implicadas.
El político, al llegar al poder, tendrán a disposición guardaespaldas, colaboradores y asesores, sin embargo siguen siendo unos ineptos, jamás resuelven los problemas de los ciudadanos y comúnmente dejan las cosas peor como las recibieron, culpando a las administraciones pasadas o justificando su incapacidad a la crisis que ellos mismos crean o la falta de presupuesto.
Aunque la visión de la política del autor se perfila hacia la política española, no dista de la realidad que viven los pueblos latinoamericanos, en donde la clase política se ha corrompido de tal manera que se pierde la capacidad de asombro, estamos viviendo en la época donde se ha perdido el decoro por la honradez, lo ético es dicotómico, lo público se convierte en un festín, la complicidad por obra u omisión ha permitido que la política y los políticos sean vistos como un tumor que hay que extirpar.
Ciertamente hay muchos políticos deshonestos que han manchado el accionar de la política, pero en honor a la verdad también hay políticos excelsos que con hidalguía sobresalen de los salpicados de estiércol para rescatar el valor de la política, bien como lo proclamara Pío XI “la política, en cuanto atiende al interés de la entera sociedad constituye el campo de la más amplia caridad, la caridad política y por encima del cual no cabe señalar otro que el de la misma religión”. Sin embargo los ciudadanos somos corresponsables de nuestra clase política, en palabras de Platón, “el precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”

]]>
<![CDATA[Renunciar al bolívar no es la opción, por Rodrigo Cabezas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Renunciar-al-bolivar-no-es-la-opcion-por-Rodrigo-Cabezas-20180412-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Renunciar-al-bolivar-no-es-la-opcion-por-Rodrigo-Cabezas-20180412-0083.html En atención a la propuesta formulada por parte de respetados economistas y algunos políticos de dolarizar la economía venezolana, me permito como venezolano puntualizar un razonamiento divergente.

No es cualquier cosa este debate para el devenir de la nación. Debe exigirse la máxima responsabilidad de quienes intervengan en él. Los epítetos y descalificaciones personales e ideológicas nada agregan, nada aportan y descalifican a quienes cultivan ese estilo que desnuda la falta de ideas y el intento de cubrirlas con el dogma y la intolerancia. Era deseable que la propuesta de dolarizar no tuviera una carga electoral para evitar interpretaciones subjetivas del interés de quienes la sugieren y le adversan, no es de un liderazgo responsable resolver este tema con encuestas de opinión pública o en un mitin proselitista.


Son varios los argumentos que nos permiten afirmar persuasivamente que renunciar al bolívar como moneda nacional por el dólar norteamericano no es una opción razonable para la economía venezolana y para su pueblo. Veamos. 
1.- La dolarización cercena la soberanía en el ejercicio de la política monetaria y cambiaria al subordinarnos a una moneda extranjera que limitaría la acción del estado nacional frente a emergencias económicas, sociales o desastres naturales. Esto es, colocarse una camisa de fuerza en lo concerniente a la política fiscal. ¿Es razonable que a la economía se le mutile uno de sus principales instrumentos de política económica, la monetaria, que sirve sistémicamente para estabilizarla y consiguientemente hacer crecer el producto? En atención a la experiencia histórica de los países que han alcanzado el desarro llo o son economías emergentes con sus monedas propias, no lo es. 


2.-  Esta medida afectaría cualquier estrategia de diversificación que permita convenios directos de intercambio comercial en nuestras propias monedas u otras y que disminuirían los costos financieros al obviar el uso de la divisa dólar. En igual sentido, pensando en el futuro inmediato, asumir el dólar como la moneda de curso legal, afecta la integración de Venezuela con América Latina y el Caribe en lo relativo a la profundización de los mecanismos de pago intrarregionales con nuestras propias monedas, como el establecido en el Convenio reciproco de pagos de la ALADI y el  ensayo de moneda virtual SUCRE (Sistema Unitario de Compensación Regional).


3.-  La convertibilidad a dólares de nuestro sistema monetario, en un contexto de reducción de los ingresos por exportación petrolera y de declive histórico de las no tradicionales, es absolutamente inviable desde una perspectiva de flujos financieros y desenvolvimiento de la economía real y circulatoria (importaciones, inversión, gasto público, salarios, crédito, ahorro y servicio de deuda). La dramática reducción de actividades de producción y refinación de PDVSA, 2015-2018, complejiza mucho más la coyuntura en lo relativo a un excedente para atender una dolarización masiva de nuestra economía. En consecuencia, el impacto en el crecimiento económico, la desigualdad y la pobreza en el corto plazo sería devastador. Sin corregir los graves desequilibrios macroeconómicos el efecto positivo que pudiera tener en contener el tsunami de precios seria de corto plazo.        

   
En 1989 Venezuela fue sometida a un “experimento” neoliberal que aceleró el decrecimiento cíclico sustentado en un crack  de la inversión. La dolarización no solo no resolvería aquel, sino agravaría la otra variable que cae en barrena con la hiperinflación, el consumo. 


4.- La pérdida de riqueza por la recesión profunda, la inédita y desesperante hiperinflación, la apremiante situación de impago de deuda externa, las dificultades de PDVSA, el antinacional bloqueo financiero internacional, la escasez de alimentos y medicinas que lacera la vida venezolana en lo nutricional y de salud, requiere más que una medida en el campo monetario. 


Abogo por encontrarle espacio a la ciencia económica y a sus instrumentos de política económica, colocando de lado tanta superstición y dogmatismo que nos condujo al peor escenario de gestión publica, el empobrecimiento colectivo. Dado el diagnostico de los graves desequilibrios económicos y sociales que prevalecen en la coyuntura venezolana, es vital tener una visión sistémica, coherente y unitaria de la política económica (fiscal, monetaria, cambiaria, de la producción y el sector externo) que permita generar confianza en los actores económicos: trabajadores, empresarios nacionales e inversionistas extranjeros.  

En definitiva, estamos urgidos de un programa de estabilización y crecimiento económico, anti hiperinflacionario y generador de empleo, que a la vez permita al Estado recuperar su rol de garante y conductor de las estrategias de crecimiento y desarrollo. Es esto y no la dolarización lo que nos hará recuperar la senda del crecimiento y el bienestar de nuestra nación. En rigor histórico los países que vivieron procesos hiperinflacionarios salieron de ello recurriendo a programas de estabilización económica y monetaria inherentes a sus realidades, no fue con magia o retórica.


5.- Finalmente, un último y principal argumento contrario a la dolarización.  El desafío de superar el modelo rentístico petrolero reclama colocar en la agenda decisoria la edificación de la nueva economía productiva que garantice  a las nuevas generaciones un país de oportunidades, productivo  en ruta al desarrollo.

No es posible pensar la Venezuela post-rentística sin que se adelante un acelerado proceso de industrialización especializada para las exportaciones con epicentro en una educación de excelencia, generadora de innovación científico-tecnológica que nos incorpore plenamente a la sociedad del conocimiento global.  

La dolarización nos arrebataría toda posibilidad de ser un país industrializado no solo por nuestros actuales niveles de productividad y competitividad, sino principalmente porque liquidaría la opción de tasas cambiarias subvaluadas que puedan proteger las nuevas exportaciones no petroleras. Renunciar al bolívar y con ello a la política monetaria, cambiaria e industrializadora no se corresponde con el horizonte deseado y posible de nuestra patria. 

 

 

  Economista, Profesor e investigador de LUZ. 
  


 

]]>
<![CDATA[El voto por Falcón, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-voto-por-Falcon-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180412-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-voto-por-Falcon-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180412-0082.html  Confieso que  pasan los días y cada vez comprendo menos la estrategia de los que defienden que no hay que ir a votar. Sobre todo porque yo no veo  que el llamado a no votar esté entusiasmando y movilizando a la población.  ¿Qué nos proponen los que nos piden que no votemos? ¿Que nos quedemos en la casa a esperar que Tibisay Lucena, con su sonrisa forzada y  falsa,   anuncie el triunfo  de Maduro? Y entonces, ¿qué hacemos? ¿Lamentarnos una vez más de que no supimos traducir el descontento   de las mayorías y su  dolor y hambre  en una propuesta para salir de este gobierno?  ¿Salir a gritar que no lo reconocemos? ¿No se intentó algo parecido con lo del abandono de cargo o con los reiterados anuncios de que es colombiano?  
 Pareciera que toda la estrategia se centra  en lograr que cada vez más países reconozcan  que no hay condiciones objetivas para ir a votar y en restricciones económicas que más que acorralar a Maduro y a los suyos, le dan una excusa para culpar a dichas  medidas de la creciente escasez, hambre y miseria. ¿Acaso esperan que haya una explosión social que sólo empeoraría los problemas y alimentaría el odio? Además, ¿qué nos garantiza que el desconocimiento de las elecciones sirva para salir de este gobierno? ¿Acaso sirvió de algo el desconocimiento de la Asamblea Constituyente  o el nombramiento por la Asamblea de un nuevo Tribunal Supremo  de Justicia? 


Donde yo me muevo, por lo general  en zonas populares, la inmensa mayoría de las personas quieren  salir de Maduro (cada vez me cuesta más encontrar a alguien que lo defienda), pero están desconcertados sobre si ir a votar o no votar.  Y el desconcierto se traduce en pesimismo, resignación o en bravura que nadie orienta.  Por eso dicen que no creen ni en el gobierno ni en los líderes de la oposición. Cuando les pregunto por Falcón, algunos dicen que sí van a votar, la mayoría dice que no sabe, y  otros han aceptado la idea que sembraron  algunos radicales  y dicen que Falcón está comprado por Maduro y  va a resultar una  nueva versión de Arias Cárdenas, pues nunca ha dejado de ser chavista. Pero ¿por qué no opinaban así cuando fue el jefe de campaña de Capriles? 
Para mí, el pasado chavista de Falcón es un argumento a su favor. ¿Cuántos de nosotros no escuchamos   con buena voluntad y esperanza el clamor redentor de Chávez y sus propuestas de inclusión, anticorrupción y opción por los más vulnerables? El hecho de que se separó del chavismo cuando comprendió que detrás de la retórica populista se ocultaba la corrupción, las ambiciones enfermizas, la incompetencia   y las ansias desenfrenadas de poder, es para mí otro punto a favor de Falcón. ¿Quién de los que lo lapidan hoy está tan limpio de pecado  como para tirar piedras contra él?

 Por otra parte, yo considero a Falcón una persona noble, honesta, cercano al pueblo y sus problemas,  muy bien formado, con varios postgrados y sobre todo con una gran obra práctica en sus repetidos gobiernos como alcalde y como gobernador de Lara. Creo además que Falcón  puede ser un buen gobernante de transición, que ponga los cimientos a la recuperación de Venezuela pues muchos chavistas estarían dispuestos a acompañarle, cosa que no harían con otros candidatos de la oposición.

]]>
<![CDATA[Abril, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Abril-por-Roberto-Malaver-20180412-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Abril-por-Roberto-Malaver-20180412-0086.html ¡Alumbra lumbre de alumbre esta incertidumbre! Cada vez que llega el mes de abril tenemos que soportar a los chavistas recordándonos buenos días, Venezuela, tenemos nuevo Presidente, y otro montón de vainas de las que todavía nadie de los que participaron allí se arrepiente, por el contrario, ratifican que estarían dispuestos a seguir haciendo lo mismo. 
 Allí están por ejemplo, casi todos los que estuvimos participando en el golpe del 11 de abril, ahora estamos llamando a la abstención y no es no, y ni un paso atrás, ni un paso atrás.  Un día como hoy 13 pegamos la carrera en los cien  metros planos en Miraflores, y allí está ese canal ocho mostrando aquella comedia de la que formamos parte, y seguramente en Bogotá el compañero Pedro Carmona Estanga está escribiendo el segundo tomo de su libro Mi testimonio ante la historia. Hay compañeros que no soportan verse todo el mes de abril huyendo de aquel golpe y salen en bandadas para el exterior, como el padre de Cinthya Machado Zuloaga.
Y hasta el compañero Carlos –Paro- Ortega dice que en este país no hay oposición, y uno no sabe qué hacer, anta tanta incertidumbre, porque el compañero Despacito Fermín nos llama a votar por Falcón Crest y lo que hacemos es burlarnos y ofender al compañero Despacito, porque allí si somos buenos nosotros, insultando, ofendiendo, no ves que esa vaina es facilito, en cambio, la vaina difícil está en tener talento y saber por dónde y para dónde vamos. Ya ni siquiera podemos montarnos en el autobús del progreso, porque nadie sabe dónde paró Embajada Capriles esa vaina. Lo que estamos viviendo la gente de la oposición es un verdadero calvario, porque estamos tristes fané, y descangallados.
Ahora nos dicen que el compañero Antonio –Pensionado- Ledezma es el presidente en el exilio, y además, parece que esta arrecho porque la Asamblea Nacional no lo quiere reconocer. Y tenemos también un Tribunal Supremo en el exilio, que según el compañero Omar –Pozo de la muerte- Barbosa, y que es más ilegal que un fuerte de vidrio, pero eso somos nosotros, que inventamos una serie de vainas y después no sabemos qué hacer con eso. Allí están en Madrid nuestro presidente Ledezma y Matemático Borges hablando con M Punto Rajoy para ver si al fin nos da una ayudita y listo, pero Rajoy está pasando por su peor momento, y con esos dos compañeros allá nosotros creemos que pueden empavar a Rajoy y ojala siga en el poder.
El papá de Margot anda como Hamlet, caminando por la sala del apartamento diciendo: “Voto. No voto. Ser o no ser”. Hasta que llega a la puerta del cuarto y le mete aquel  coñazo tan fuerte, que la puerta de la nevera se abrió y la jarra de agua se vino abajo, y el vecino gritó: “Muérete, desgraciao, antes de que nos mates a todos del susto”.
- Siemrpe que te pregunto que cuándo, cómo y dónde.-  Me canta Margot 
 

]]>
<![CDATA[Qué esperar de Lima, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Que-esperar-de-Lima-por-Leopoldo-Puchi--20180411-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Que-esperar-de-Lima-por-Leopoldo-Puchi--20180411-0089.html La Cumbre de las Américas, es decir, la iniciativa de una reunión periódica entre los mandatarios del continente para abordar los problemas comunes tiene en sí misma un inmenso potencial, porque expresa el propósito de trabajar en conjunto por el progreso de todos los participantes y encierra la voluntad de abordar los conflictos por medio del diálogo y la diplomacia. Sin embargo, ha sido poco lo que se ha avanzado, tal vez porque el propósito inicial, el de la primera Cumbre fundadora, la de Miami en 1994, se sustentaba en una visión unilateral de la integración económica y se basaba en la ideología en boga para entonces del liberalismo económico extremo. 
Y ahora que ha pasado el tiempo ¿qué puede esperarse de la Cumbre de Lima? Sería en realidad una gran oportunidad para que los países del hemisferio abordaran las tensiones existentes entre intereses divergentes para buscar puntos de encuentro. Como siempre, está pendiente en la agenda la creación de mecanismos de cooperación e integración económica, la lucha contra las desigualdades sociales, la amenaza de las guerras en varios puntos del planeta, los derechos humanos.
Sin embargo, aparte del saludo a la bandera de la lucha contra la corrupción, pocos problemas reales serán abordados en Lima: ni la persecución política en Brasil, ni el muro de la frontera mexicana, ni el retroceso de los derechos sociales en los países de la región. Por supuesto, la situación de Venezuela será tratada. Su sola ausencia ya la coloca en primera línea. Por lo demás, son inocultables las grandes dificultades por las que atraviesa: aguda conflictividad política, caída de la producción petrolera, industrial y agrícola, hiperinflación, deterioro de los servicios públicos, ineficiencia de la gestión gubernamental. 
Sería de esperar que se abordaran estos problemas desde la perspectiva de la cooperación y la búsqueda de soluciones a través del diálogo y la diplomacia. Ya existen precedentes para hacerlo así, como el Grupo Contadora en su oportunidad o las recientes conversaciones de paz de Colombia. Pero todo indica que un importante sector de la política estadounidense y varios países han preferido escoger otro camino. No por casualidad el grupo de Contadora es tan distinto al de Lima. El primero buscaba la paz, el segundo se ha hecho parte beligerante de una confrontación. Y a pesar de que no existe ninguna normativa internacional que permita la intervención de uno o varios Estados sobre otro Estado para cambiar sus políticas o su Gobierno, se ha escogido el camino de las sanciones y el bloqueo, sin autorización del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Es muy probable que estos países aspiren a que la Cumbre valide el camino de pugnacidad tomado hasta ahora. En la práctica, será el venezolano común el que sufrirá las consecuencias de una decisión que amplíe el bloqueo actual. Pero también es posible que prevalezca la sensatez, y en lugar del leguaje de las sanciones se imponga el diálogo y la voluntad de paz.
 

]]>
<![CDATA[Recordando el 11 de abril 2002 y la situación actual]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Recordando-el-11-de-abril-2002-y-la-situacion-actual-20180411-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Recordando-el-11-de-abril-2002-y-la-situacion-actual-20180411-0087.html Ayer recordaba el 11 de abril del año 2002: El golpe de Estado en contra del gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, presidido por el Comandante Hugo Chavez Frías.
Para poder entender porque razón ocurrieron esos hechos lamentables e ilegales de abril 2002, hay que hacer referencia a varios hechos relevantes.
En  el año 1998, conquista,democráticamente , la presidencia de la República, Hugo Chávez Frías, luego de haber pasado más de 40 años en el poder los partidos Acción Democrática y Copei, quienes propiciaron los espacios para que surgiera un nuevo líder para gobernar a Venezuela.
Llegado al poder el Comandante Chávez, su primera acción, fue convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, con la finalidad de establecer una nueva constitución y la refundación de la V República.
En 1999 se puso en vigencia la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.   
En año 2000, el Presidente Chávez, es habilitado por la Asamblea Nacional con facultades legislativas, a los fines de darle implantación a la nueva Constitución Nacional. A tal efecto, se aprueban 49 Leyes, las cuales traen consecuencias en la estabilidad política de país. Algunos sectores políticos y económicos reaccionan negativamente. Tratan de desconocerlas. 
Una de esas leyes aprobadas fue la Ley Orgánica de  Hidrocarburos líquidos. Esta ley fue redactada por una Comisión Presidencial de la cual formé parte, y fue decisiva en los sucesos del 11 de abril del 2002. Se profundizó, de manera definitiva, la nacionalización de nuestra industria petrolera iniciada en el año 1975.
En diciembre del año 2001, Fedecamaras y la CTV, convocan un paro nacional, con vista al derrocamiento del gobierno constitucional. Se lleva a cabo, parcialmente, pero ello representó el preludio del mes de abril, cuando, por 47 horas, se dio el golpe de Estado al presidente Chávez.
En jornadas previas al 11 de abril se realizaron muchas reuniones de trabajo entre la meritocracia de Pdvsa y representantes del gobierno. Allí se estableció, claramente, el nivel de compromiso de los factores adversos al gobierno para llevar a cabo la acción ilegal en contra de la democracia.
En el caso de Pedro Carmona Estanga, presidente de Fedecámaras, lideraba el grupo que daría el golpe de Estado, junto a la meritocracia de Pdvsa y algunos militares comprometidos.
Se trató de evitar esos acontecimientos. No hubo factores de diálogo por parte de los insurrectos. La decisión estaba tomada. Le dije a Carmona que él no podía poner a Fedecámaras como escudo de su odisea personal y sus ansias de poder.
De nada sirvieron las gestiones, hasta del mismo Presidente Chávez . Recuerdo el 11 de abril del 2002, cuando el Presidente Chávez me llamó por teléfono, previo a su alocución ese día, para preguntarme sobre las gestiones con los meritocráticos. Le dije “presidente ellos van a la cabeza de la marcha opositora”.
Luego los hechos han sido historia. El Presidente Chávez fue derrocado por 47 horas, asumió el mando el espurio “Carmona” y Chavez regresó a Miraflores, de la mano del pueblo y de los militares.
Recordar el 11 de abril del 2002 y tenerlo presente, se hace necesario hoy más que nunca. Nuevamente se tejen sobre Venezuela momentos de angustia y terror. 
Las circunstancias que vivimos de falta de atención a las necesidades básicas de la población. No funcionan bien la Electricidad (un caos. Nadie responde por nada. Corpoelec Zulia y el Gobernador, hacen lo que les da la gana con los usuarios. Los cortes no son programados. Más de 6 horas diarias. Es el colmo de los colmos); el agua; las comunicaciones. Es un deterioro generalizado de los servicios dependientes del Estado.
¿Será que al Gobernador lo engañan como a un niño o forma parte de la situación planteada.Es el responsable político ante la colectividad del Zulia?
La falta de alimentos y medicinas.  La hiperinflación y con una economía dolarizada unilateralmente por los comerciantes de bienes y servicios, pero con los sueldos y salarios en bolívares devaluados.
Es una situación asfixiante para el común de los venezolanos.
¿Qué futuro tenemos por delante? El problema económico tiene que ser tratado en un acuerdo nacional. Hay que abolir el control de cambio con medidas colaterales que oxigenen la economía y promuevan, tanto la reactivación del aparato productivo nacional  como las inversiones frescas de recursos nacionales e internacionales.
Después del 20 de Mayo. Venezuela aspira al saneamiento de su economía y el restablecimiento de la conciliación social y política, que permita reencontrarnos todos y cada uno de los venezolanos.

]]>
<![CDATA[¡Volveríamos a hacerlo!, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Volveriamos-a-hacerlo-por-Elias-Jaua-Milano-20180410-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Volveriamos-a-hacerlo-por-Elias-Jaua-Milano-20180410-0075.html ¿Lo volveríamos a hacer? Sin duda alguna que lo volveríamos a hacer porque tenemos plena conciencia de que somos parte de este pueblo y de su lucha histórica por tener una patria independiente y construir una sociedad de igualdad, justicia y dignidad.

Desde el 9 de abril de aquel 2002, quienes aprendimos desde muy jóvenes el arte político de “oler la calle” sabíamos que se precipitaban grandes acontecimientos históricos.
 
 El 10 de abril pude observar muy de cerca la concentración opositora en Chuao, urbanización metropolitana de Caracas. Allí percibí el profundo odio de clases que habían inoculado en esa muchedumbre y su disposición a actuar para aniquilar a otros, es decir a nosotros los chavistas.
Solo los humildes llegan hasta el fin. Que siempre será un nuevo comienzo.

Esa noche compartimos la vigilia en las afueras de Miraflores, amaneció el jueves 11 de abril del año en cuestión y lamentablemente mi percepción del día anterior se confirmó.

Ese 11, estábamos reunidos en la sede de la Asamblea Nacional (AN), en la oficina del entrañable compañero Willian Lara, cuando un amigo de la universidad que participa en la marcha opositora me llama y me dice esta gente decidió que va para Miraflores, “están locos, yo me voy a retirar”, me dice.

Le comento la llamada a los compañeros y compañeras. Reunidos en la Presidencia de la AN, Willian Lara expresa “es la marcha de las camisas pardas”. Decidimos ir a Miraflores, cerca de la fuente del vetusto Palacio Federal Legislativo, la periodista Taímen Hernández me pregunta “Habrá un golpe de Estado” le respondo al rompe “solo si hay una felonía del alto mando militar”. La hubo.

Días antes hubo una reunión del denominado Comando de la Revolución, con algunos miembros de aquel alto mando y yo al salir comenté con algunos, “Pinochet se reunió días antes del 11 de septiembre de 1973, con todos los dirigentes de organizaciones revolucionarias para trazar una estrategia de defensa frente a un golpe militar”. Alguien me respondió “Ojalá esta reunión no sea igual”.

11, 12, 13 y 14 de abril fueron días en que no dormimos. Allí estuvimos con los militares patriotas, con el pueblo humilde, con los honestos, con los revolucionarios y revolucionarias, con los y las que siempre llegarán hasta el fin, en la derrota y en el retorno victorioso. Esas horas las dejé testimoniadas en un escrito que hice aquel mismo año, que se llama “Esa fiesta es de otros”.

Fuimos parte del protagonista colectivo de esos días, el pueblo. Lo hicimos porque defendíamos el derecho a gobernar de los que nunca habíamos gobernado, la corriente histórica indígena, bolivariana, zamorista, socialista, democrática popular sintetizada en el mandato democrático de nuestro Comandante Chávez; lo hicimos para defender la soberanía nacional frente a la injerencia extranjera; lo hicimos para evitar la guerra civil,   conjurando el odio de clases que movió y mueve a las élites que quieren que las grandes mayorías vuelvan al régimen de exclusión social y cultural a cualquier costo; lo hicimos para mantener al poder popular en ejercicio del gobierno y demostrar que si podíamos, como lo logramos en los años subsiguientes de esa primera década del siglo XXI, un cambio histórico que permitió el cumplimiento y la ampliación de los derechos y garantías políticas, económicas, sociales y culturales para las grandes mayorías, que hoy defendemos y que vamos a recuperar a plenitud.

Lo volveríamos a hacer.
¿Lo volveríamos a hacer? Sin duda alguna que lo volveríamos a hacer porque tenemos plena conciencia de que somos parte de este pueblo y de su lucha histórica por tener una patria independiente y construir una sociedad de igualdad, justicia y dignidad. Porque tenemos horror a la oligarquía racista, clasista y asesina.

Tenemos conciencia de clase y eso nos mueve como seres humanos para los grandes acontecimientos históricos, para las auténticas transformaciones. Hay muchas maneras de hacer una rebelión, así nos lo enseñó Chávez. La rebelión es permanente, de todos los días contra la burocracia, la corrupción, el reformismo, la restauración de viejas prácticas elitistas y autoritarias.

El próximo 20 de mayo, ya nos preparamos para una rebelión electoral contra la injerencia extranjera y el lacayismo. Vamos con Nicolás, vamos camaradas de todas las horas, de todas las luchas. ¡Vamos a votar!. Otra vez lo haremos, por nuestra historia, por nuestra revolución bolivariana y socialista, por nuestro futuro como Patria libre y soberana.

 
 

]]>
<![CDATA[Dolarizadores, por Luis britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Dolarizadores-por-Luis-britto-Garcia-20180410-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Dolarizadores-por-Luis-britto-Garcia-20180410-0076.html  Si en algo son fecundas las crisis  es en la oferta de curalotodos y remedios mágicos.
Durante la decadencia española, Francisco de Quevedo y Villegas se burlaba de los pícaros que ofrecían solucionar la ruina del Tesoro mediante trampajaulas que ni siquiera ellos entendían.
En la actualidad, un candidato de la oposición centra su programa en el fraude de los fraudes: la dolarización.


Según él, cobrar y pagar en dólares no sólo remediaría todos nuestros males, sino que los haría imposibles.
El paquete mal llamado chileno y la Deuda Eterna engañan creando  la ilusión de que se puede tener todo a cambio de nada, y  concluyen entregando nada a cambio de todo.
El único que saca dólares de la nada es Estados Unidos, que desde 1974 imprime papel verde sin respaldo; los demás tenemos que comprárselos.

 

El sector privado genera menos del 5% de las divisas que nos ingresan  anualmente; el resto de esa masa monetaria dolarizada tendría que proporcionarla el Estado.

La masa monetaria de Venezuela era en 2013 de 1.188.000.000.000 de bolívares, un 44.82% del Producto Bruto Interno (https://www.indexmundi.com/es/datos/venezuela/masa-monetaria).El PBI para 2017 según el FMI sería de 215.307 millones de dólares.

Para obtener las divisas equivalentes aproximativamente a casi la mitad  de esa magnitud deberíamos empezar utilizando la totalidad de nuestras reservas internacionales -que a mediados de 2017 totalizaban 9.928 millones de dólares- y todavía  encontrar otros 999.990 millones de dólares en momentos en que el país confronta problemas de liquidez para satisfacer compromisos internacionales y realizar importaciones indispensables.


¿Cómo lograr que circulen esos dólares en el país? Vendiéndolo. Para ello, anular la soberanía, pues según los dolarizadores, “las políticas monetaria y cambiaria son accesorias”. Luego, rematar las empresas públicas: “Plan de recuperación y apertura del sector petrolero”. “Se llevará a cabo un inventario de todas las empresas expropiadas por el gobierno en los últimos 19 años, con miras a regresarlas al manejo por el sector privado.

 

En los casos en los que no se haya pagado una adecuada indemnización a sus dueños, se buscará saldar esa deuda o regresar la empresa a sus dueños originales. En otros casos, se buscará la asociación o venta a inversionistas privados que permita la inyección de recursos para restablecer las condiciones de producción. Se propondrá la opción de canjes de deuda por inversión como una forma de buscar alternativas de ganar-ganar con los inversionistas”. Vale decir, en lugar de recibir dólares deberemos liquidar en baratillo nuestro patrimonio para pagar deudas imaginarias.}

 

¿Podremos por lo menos comprar barato? Escuchemos a los dolarizadores: “La autoridad monetaria no debe hacer política social”. “Flexibilización de control de precios. Se implementará un esquema de ajuste gradual para llevar los precios de los hidrocarburos en el mercado interno a sus niveles internacionales. De la misma forma, se ajustarán gradualmente los precios de la electricidad y otros bienes y servicios públicos a niveles consistentes con aquellos que prevalecen en otros países de latinoamérica”.

¿No  suena esto como el Paquete Económico que detonó el 27 de febrero y acabó para siempre con AD y Copei? Quien quiera desaparecer, que intente desaparecernos dolarizándonos.

]]>
<![CDATA[Los golpes de Rajoy, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Los-golpes-de-Rajoy-por-Carola-Chavez-20180409-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Los-golpes-de-Rajoy-por-Carola-Chavez-20180409-0078.html Esa mañana, estaba M. Rajoy feliz en su despacho, recortando pensiones por aquí, presupuestos escolares por allá, privatizando hospitales más allá… 

Una mañana de primavera, con churros y chocolate, “churros españoles muy españoles, en español de España, sí, señor, sin dialectos de esos raros algunos llaman idiomas y que no son sino un español mal hablado, un invento diabólico separatista para adoctrinan niños

Menos mal que están los alemanes. Esa gente sí es gente y muy gente es, no como los belgas, que se negaron a encarcelar a Puigdemont, el bandido que hizo un referéndum inconstitucional, mire usted, y que andaría por ahí si no fuera porque hay países serios y alemanes, que no permiten que un golpista vaya y venga, como la sortija, sin que nadie lo detenga…” –pensaba absorto Mariano, mientras el churro remojaba el churro en la taza caliente, cuando una ráfaga helada surcó su despacho trayendo consigo una inexplicable y espesa niebla que desafiaba las puertas y ventanas cerradas del Palacio de la Moncloa.

“Sr. Presidente, afuera están un hombre con una ceja enorme y su vampiro mascota” –anunció un asistente, intentando sacudir la niebla que le hacían tropezar con los muebles. “¡Hombre! Esos son Julio Borges y Antonio Ledezma, mis amigos demócratas que quieren derrocar al Maduro. Hágalos pasar…

De disipó la niebla y aparecieron Ledezma, Borges y una señora que pasaba el coleto refunfuñando: ”Cada vez que viene este bodoque con cejas, tengo que limpiar el hilo de baba que va dejando a su paso… y todo por un sueldo muy por debajo de la media europea…”.  

“Tráigale churros con chocolate a mis amigos” -ordenó Rajoy, pero Ledezma dijo que él prefería desayunar con jamón de Jabugo y un “vinito”. ”Para mis amigos, todo, para Maduro nada|” -rió Mariano y firmó, jocoso, dos sanciones y una declaración contra las elecciones venezolanas, “porque la única elección que reconozco el aquel plebiscito que preguntaba democráticamente a los venezolanos si querían que la fuerza armada derrocara a Maduro…” 

Un asistente interrumpió las carcajadas golpistas y entregó una nota a Rajoy: ”¡Alemania dejó libre al golpista Puigdemont! -dijo Mariano derrumbándose en su sillón-. Dejemos el golpe contra Maduro para otro día, que ahora tengo que defender la democracia española, muy española…”

]]>
<![CDATA[En opinión: Ni él ni tú, nosotros]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ni-el-ni-tu-nosotros-20180409-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Ni-el-ni-tu-nosotros-20180409-0079.html La prueba madre que la extrema polarización con la que se ha conducido la política en Venezuela en los últimos años hace que los bandos implicados pierdan el foco sobre lo esencial de la política, es decir, sobre la gente, es el triste comentario del presidente de la República, Nicolás Maduro, sobre los venezolanos que se van a Miami a lavar pocetas.
No sólo porque como Jefe del Estado Maduro está obligado a proteger a esos venezolanos aunque éstos lo odien, sino porque, además, si son víctimas de la propaganda, como él afirmó, debería dirigir su mal humor contra quienes son los responsables de llevar las comunicaciones de su gobierno y garantizar el derecho a estar informado.
Pero, además, el fenómeno de la alta migración que vive el país no es cuestión de propaganda de acuerdo con lo que el mismo Presidente nos viene diciendo desde hace cinco años: En este país hay una guerra, una guerra que él ha llamado económica y si bien en esta confrontación no explotan bombas, ni truena la metralla, ni hay barricadas en las calles, hay víctimas.
Todas las guerras producen migraciones e indistintamente de la cifra real de compatriotas que han optado por irse del país en medio de la crisis, en un país de gente que no migraba, que por el contrario era receptor de migrantes de América Latina incluso de Europa, lo que viene pasando es como para reflexionar críticamente, atenderlo aquí y a través de las embajadas –sobre todo si como dijo Maduro la están pasando mal afuera- y buscar soluciones.
El Presidente tiene razón al catalogar como “actos de guerra” los ataques al bolívar que se hacen desde Colombia y los EEUU, el secuestro del papel moneda, la imposición de una dolarización forzada a través del llamado Dólar Today, el bloqueo financiero y comercial que nos ha aplicado la Casa Blanca, la injerencia de gobiernos extranjeros para cerrar los caminos democráticos y pedir, abiertamente, el derrocamiento de su gobierno, pero debería entender también, en la misma proporción, que esa guerra que se expresa en el ámbito económico tiene víctimas y hay que atenderlas a todas.
Esta guerra no distingue entre chavistas y antichavistas, entre izquierda y derecha, entre los que se van y los que nos quedamos, quienes han disparado la inflación imponiendo un tipo de cambio irreal y bloqueando a la República económicamente están arruinando al país, es decir, a todos los venezolanos, indistintamente de cómo piensen políticamente o cuál sea su intención de voto para los próximos comicios presidenciales. Ahora más que nunca el Gobierno debe ser gobierno de todos.
La prueba de que esta guerra contra Venezuela no perdona a nadie es que se ha llevado en los cachos a sus principales aliados, a la dirigencia de la oposición que no puede derrotar a Maduro en las próximas elecciones y ni siquiera puede construir un acuerdo mínimo entre ellos para presentar una alternativa creíble al país, entre otras cosas, porque han entregado su autonomía política y su beligerancia a la “comunidad internacional”, como ellos llaman a los gobiernos foráneos que nos han declarado la guerra.
En el binomio de la polarización el Gobierno habla de guerra pero ignora las víctimas y se niega a hablar de una ayuda o cooperación humanitaria para atender la crisis de alimentos y medicinas y la dirigencia de la oposición pide que bloqueen al país financieramente, justifica la dolarización forzada con una tasa de cambio inflada artificiosamente para luego pedir un “canal humanitario” para las víctimas que ellos mismos han ayudado a crear.
Son los dos extremos de una misma cuerda con la que han atado por el cuello y el estómago al país y que es necesario romper para poder ver con meridiana claridad lo que realmente importa acá, la gente, los venezolanos y las venezolanas, ese gran nosotros tricolor.
 

]]>
<![CDATA[Por Maduro, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-Maduro-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180409-0077.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Por-Maduro-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180409-0077.html El acelerado deterioro de la economía venezolana esta desmembrado el pilar fundamental de toda sociedad, la familia. Los terminales terrestres, aéreos y marítimos están llenos de familias despidiendo algún miembro que debe partir en busca de oportunidades de trabajo y progreso para lograr sobrevivir, producto de la aguda crisis que los asfixia en el país.


 Los venezolanos no son propensos a emigrar, cuando lo hacen es porque agotaron todas las opciones para evitar salir del país y al no lograr estabilidad deciden emigrar. Los trabajos de investigación cuantitativos y cualitativos realizados para estudiar el fenómeno migratorio aclaran que el 97% de los encuestados responsabilizan directamente al presidente Maduro como el culpable de que se tenga que emigrar, lo cual está acumulando un odio muy progresivo hacia la figura presidencial y los miembros de su equipo de gobierno, incluso aliados.


El fenómeno migratorio está agarrando fuerza en familias con tendencias oficialistas, quienes a pesar de apoyar al gobierno del presidente Maduro están abandonando el país, pues estas familias viven además el rechazo por parte de venezolanos que conocen sus tendencias políticas, viviendo episodios de señalamientos, reclamos y humillaciones. 


Mientras tanto, el gobierno no propone nada nuevo, al contrario, se empeña en seguir haciéndolo muy mal garantizando un desplome completo de la economía, a tal punto que la crisis se está apoderando de los trabajadores de la administración pública y los estudios de opinión pública arrojan nuevas variables que deben ser estudiadas, por ejemplo, que miembros de las Fuerzas Armadas Nacionales encuestados  manifiestan altos grados de inconformidad por los bajos salarios, pocos beneficios sociales e inclusive se quejan muchísimo de no contar con seguros de salud acordes con los altos costos de hospitalización, lo que está ocasionando el abandono de miembros de las fuerzas armadas al proyecto presidencial generando solicitudes de bajas masivas.


Sin embargo, es de interés evaluar el contexto político y social de las figuras políticas que apoyan al gobierno, dado a que cada día se les están cerrando las posibilidades de maniobrar y es la razón por la cual insisten en permanecer en el poder cueste lo que cueste, debido que al perderlo podrían ser víctimas del repudio, ataques y para muchos les sería imposible mantener su calidad de vida, privilegios inclusive hasta la seguridad personal que le proporciona el gobierno, lo que evidentemente les genera miedo. En la Venezuela de hoy, apoyar al gobierno abiertamente no es popular. 


El presidente Maduro sería derrotado el 20 de mayo de 2018, si todos los electores que lo adversan se activan asistiendo a los centros de votación y organizando la estructura electoral, el rechazo es tal alto que no habría manera de evitar la derrota del gobierno. El gobierno está pasando por un mal momento y sabe que si los electores se activan tendrá que despedirse del poder el 20 de mayo, lo que los obligaría a buscar acercamientos con las nuevas fuerzas de poder para lograr mantenerse en el país sin sufrir persecuciones, enjuiciamientos y embargos a sus bienes.

]]>
<![CDATA[En opinión: Falcón sin emoción]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Falcon-sin-emocion-20180410-0077.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Falcon-sin-emocion-20180410-0077.html A cuarenta y un día de la elección presidencial en Venezuela, sin lugar a duda no hay campaña en la calle, no se siente el sabor ni el sonar de los jingles, vallas, spots publicitarios, actos y propuestas de candidatos. Nada de esto han hecho Nicolás Maduro y Henri Falcón, principales candidatos de esta contienda. 
Falcón arrancó con un tiro en el ala al no contar con el apoyo de la Unidad en pleno, sólo un tercio o menos de esa MUD lo respalda y lo acompaña en sus recorridos; hasta conseguir un jefe de campaña le fue difícil.
Henri sabe cómo hacer campañas, fue alcalde de Barquisimeto en dos oportunidades y gobernador del estado Lara, durante dos períodos, no es un novato en hacer campañas, ganarlas, llegar al poder y trabajar para mostrar resultados, eso se lo reconocen oficialistas y opositores en la entidad larense. 
¿Qué le pasó ahora? Pues no lo sabemos, lo cierto es que no tiene sabor, no le pone sazón al paladar, le falta el ponch y eso se llama emoción. La emoción es despertar las cosquillas de la gente por ir a votar, la sed cambiar. 
En el 2012 luego de las Primarias presidenciales de la oposición para escoger al candidato que se enfrentaría a Hugo Chávez en su tercera elección, salió a la contienda Henrique Capriles Radonski, con el slogan “Hay un camino”, el autobús del progreso y la gorra tricolor como símbolo inequívoco de su campaña y propuesta de cambio. Despertó emoción, sólo que Chávez lo venció, pero se hizo y se sintió la campaña. Resultados, Hugo Chávez 55.7% y Henrique Capriles 44.31%
Ahora bien, Falcón además de la emoción debe resolver el conflicto de la Unidad, sumar a más factores y personalidades, buscar por todas las vías el apoyo del Frente Amplio y el de los asistentes a República Dominicana,  consolidar un sólo discurso, por ejemplo, la propuesta del sueldo en dólares no está mal pero hay que digerirla y reforzar la denuncia contra este Gobierno que nos llevó al desastre social para apagar el rumor de su alianza con el Gobierno.  
El otro punto importante es la organización; sin testigos, ni miembros de mesas ¿quiénes le defienden la elección en caso de ganarla?, sin estos guerreros, que estén atentos y prevenidos para cobrar un eventual triunfo, es imposible que Henri pueda lograr el fin de cualquier competidor: vencer. 
Esta estructura electoral sólo puede lograrla teniendo el apoyo de los partidos,  por lo que al candidato le corresponde resolver estos planteamientos antes de entrar al mes de mayo, de lo contrario vivirá un desenlace sin precedentes: perder sin reconocimiento de la mayoría y sin la remota excusa de culpar a los abstencionistas. 
“Por ahora”, Falcón está raspa’o en emoción.
 

]]>
<![CDATA[Dos plataformas, una enseñanza, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dos-plataformas-una-ensenanza-por---Asdrubal-Aguiar--20180409-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dos-plataformas-una-ensenanza-por---Asdrubal-Aguiar--20180409-0076.html El país es su simple botín, un instrumento para sus asociaciones criminales, tejidas tras el telón del socialismo del siglo XXI.  ¡Miren a Lula da Silva, cabeza del Foro de Sao Paolo, quien desafía a la Justicia y las leyes, y nada le importa enterrarlas! 


No dejo de escrutar, por ende, la escena opuesta. La caída de Carlos Andrés Pérez se cuece al término de la república de partidos, hacia 1989, y éste urge a la Corte Suprema no retardar su absolución o condena; pues al país no se le puede someter ni a su democracia – dice éste - a una incertidumbre capaz de desatar los demonios de la violencia civil. 


Hoy avanzamos hacia un punto de no retorno. Después de la Cumbre de las Américas a celebrarse en Lima, y sobre las espurias elecciones – simulacro clonado de la experiencia dictatorial cubana comunista – convocadas por la igualmente espuria constituyente madurista, Venezuela se convertirá o no en una mala y más perversa réplica de aquélla; o acaso insurgirá de su lecho de enferma con el coraje de los resucitados. 
 
Salvo el “candidato” de utilería Henry Falcón: quien calla frente a la acción de la ONU que afecta nuestro reclamo Esequibo y prefiere rogarle, antes bien, observe el teatro electoral que comparte con el dictador Maduro, nadie en Venezuela duda de la naturaleza del mal absoluto a doblegar. 


No hay un autoritarismo electivo o una democracia deficiente o iliberal. No hay una dictadura, que sí la hay, pero corrupta y militarista. Es lo anterior y algo más, una asociación narco-criminal coludida con el terrorismo, que se teje desde finales del siglo XX para secuestrar Estados en América Latina y vaciarlos de libertades. 


De todo ha hecho para resistir nuestra sociedad hecha rompecabezas, desarraigada de la ciudadanía. Todos los caminos los ha experimentado desde 2001. Todos se han estrellado. Ninguno rasga en la columna vertebral del poder de los cárteles imperantes; de los que se benefician algunas élites, distraídas con sus mendrugos, o quienes pasan agachados, víctimas del círculo de terror establecido.


Pero algo bueno ocurre. Sobre nuestra disolución y anomia nacional, con nuestros pedazos sin rostro que hoy luchan para darse algún rostro, surgen las plataformas de defensa. Suman al país de individualidades que somos y hemos sido, y por ello hemos medrado bajo el peso histórico de padres buenos y fuertes, gendarmes, césares democráticos, que aún nos domeñan. 


Soy Venezuela y el Frente Amplio Venezuela Libre difieren en muchas cosas, pero entienden de prioridades: Salir del crimen organizado que controla al gobierno, y denunciar y desconocer su patraña electoral dictatorial. Aprecian, quizás no todos sus miembros, que se nos muere Venezuela, y ella tiene un sueño. A final, nadie sabe cómo concluirá todo, pero cada quién y cada cual reclama por su creencia, aferrado a sus raíces, haciendo valer su versión o alternativa.


Hemos de curarnos en salud los venezolanos, no obstante. 
Una vez separada Venezuela de la Gran Colombia y al suponer los intrigantes que nunca faltan, que el general José Antonio Páez tiene diferencias con el Encargado del Poder Ejecutivo y su copartidario, general Carlos Soublette, quienes dialogan con símbolos acerca de reformar o no el sistema construido desde 1810, aquéllos se ocupan – reza la crónica - “de dividir a la nación en buenos y malos, que es el más funesto de los errores”.
“Puede una nación dividirse en partidos – reza la misma – y dentro de ellos haber buenos y haber malos; pero adjudicarse la bondad de un partido y darle la maldad a otro, es el más completo desconocimiento de las impulsiones humanas”.


Tuvo que ocurrir un milagro a la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez. Los firmantes del Pacto de Punto Fijo, Rómulo Betancourt, Rafael Caldera, y Jóvito Villalba, en 1958 deponen sus ardientes diferencias, pues abonaban en favor de la tesis del orden y la necesidad de los gendarmes. Se avinen en lo mínimo: El derecho de cada uno a tener su propio partido y su narrativa, pero el compromiso de todos para cuidarse de los enemigos de la democracia, las espadas. 


Los comunistas, amigos del “unanimismo despótico” - como le llama Rómulo - se deslindan. 
En 1964, afirma Rómulo que sus compañeros le insistieron en divorciarse de Caldera, pero prefirió, por el bien del país, no escucharlos. Ambos se habían comprometido a  liquidar, de raíz, la “saña de caínes” que prende desde nuestro amanecer como república. 


El experimento dura 30 años, hasta 1989, cuando la vorágine otra vez nos arrastra y se traga otros 30 años más, hasta 2019. “Ha brotado abundante la semilla de los rencores para ofrecernos por largo tiempo en el campo de la política venezolana el amargo fruto del odio fratricida”, recuerda el cronista de 1836; casi que recrea el río de hiel y de dolor asfixiado que recorre por las venas de la Venezuela agonizante, en esta hora.
  
      
 

]]>
<![CDATA[La ausencia de sensibilidad en el mundo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-ausencia-de-sensibilidad-en-el-mundo-20180410-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-La-ausencia-de-sensibilidad-en-el-mundo-20180410-0078.html Si hoy en día es importante mantener el espacio como patrimonio de toda la humanidad, no menos significativo es que el ser humano deje de agredirse asimismo y de despreciar a los más débiles. 


 A veces uno cuando medita sobre nuestra propia historia, como especie pensante, se da cuenta lo poco que avanzamos en la bondad y lo mucho que trajinamos en nuestro afán destructor. Desde luego, tenemos una carencia de sensibilidad o de responsabilidad, que bien merece repensarse para no caer en absurdas realidades, crecidas por el odio como jamás, a  fin de que podamos adquirir un auténtico compromiso reformista en favor de nuestro propio linaje globalizado, que no fraternizado como debería ser. 


Quizás debiéramos empezar la enmienda por la política, a la que le falta el sello distintivo de servicio. O por las mismas comunidades religiosas a las que les suele faltar precisamente esa ejemplaridad armónica que suelen predicar, yendo al encuentro de todo ser humano para defenderlo de las colonizaciones ideológicas que, en este momento, tanto proliferan. 


En idéntica honda permisiva o de falsedades, suelen estar también algunos liderazgos de organizaciones internacionales, a los que les falta sabiduría para poder discernir. Sálvese el que pueda.Con frecuencia opinamos sobre cualquier materia, y evidentemente, nos solemos confundir. Al final acostumbramos a mezclarlo todo según nuestros propios intereses. El reino de la confusión está aquí en la tierra. Por eso, hay cuestiones, como la de hablar claro, verdadero y profundo, que no pueden debilitarse por más tiempo. 


Nos deshumaniza esta atmósfera de desigualdades e injusticias, avivando un clima de violencia sin límites, pero también nos desequilibra que nos valoren únicamente por lo que producimos. Son tantas las necesidades innatas, que andamos hambrientos de amor. 
No cabe duda de que el derecho a la salud, y en especial a la asistencia médica, forman parte de la Declaración Universal de Derechos Humanos; sin embargo y pese a esa afirmación, actualmente son muchos los ciudadanos en el mundo que no consiguen beneficiarse de la cobertura médica y del acceso a sus servicios. 


Igualmente sucede con el empleo, promoverlo por sí mismo, es ya proteger a las personas. No olvidemos que 25 millones de seres humanos son víctimas de la esclavitud moderna. Ahí están los 150 millones de trabajadores migrantes del mundo recibiendo permanentemente un trato injusto. Ese objetivo, que nos atañe a todos, solo se conseguirá mediante una migración laboral eficaz y mejor gestionada, lo sabemos, pero hacemos apenas nada por solventarlo. 
 

]]>
<![CDATA[Perplejidad, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Perplejidad-por-Eduardo-Fernandez-20180409-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Perplejidad-por-Eduardo-Fernandez-20180409-0013.html  Hay cosas en la política venezolana que producen perplejidad. Todas las encuestas dicen que alrededor de 80% de los venezolanos queremos salir del gobierno de Maduro. Además que 70% de los venezolanos están dispuestos a votar. Sin embargo, la dirección política de la oposición decide renunciar a la vía electoral.


Que el gobierno es tramposo, ya lo sabemos, pero teniendo una votación potencial de 80% no puede ser que se puedan derrotar como en la aplastante victoria de las elecciones de diciembre de 2015.

¿Qué se necesita para derrotar al gobierno? En primer lugar: unidad. Si los venezolanos que queremos salir del gobierno actuamos unidos, saldremos del gobierno. Lamentablemente esa primera condición no ha podido lograrse.

En segundo lugar, una organización eficiente. Tampoco lo hemos logrado. También es necesaria una oferta electoral seria y consensuada. Muchos documentos se han producido para gobernar a Venezuela después de que salgamos del gobierno de Maduro, pero lo cierto es que hasta ahora no se conoce una propuesta atractiva que interprete y aliente a la mayoría de los venezolanos que queremos el cambio.

También se necesita un candidato de unidad nacional. Tampoco ese objetivo fue posible. La dirección política de la oposición no fue capaz de ponerse de acuerdo. Para ganar hay que tener una estrategia compartida. La estrategia del gobierno está muy clara: confrontar y dividir. La estrategia de la alternativa democrática debería ser una amplia y sincera convocatoria a la unidad nacional.

El lenguaje del odio debería ser dejado a los voceros del gobierno. El mensaje de cambio, de la esperanza de la justicia y de la paz debería asumirlo la alternativa democrática.

En estas circunstancias ha surgido la candidatura de Henri Falcón. Es un candidato comprometido con el cambio. He tenido la oportunidad de conversar con él y creo en la sinceridad de sus propósitos.

Quiere un cambio político para que los venezolanos tengamos más y mejor democracia. Quiere un cambio económico para superar la inflación y la recesión. Quiere un cambio social para acabar con el hambre y el empobrecimiento creciente de la población.

Entre votar y no votar, yo prefiero votar. Entre Maduro y Falcón yo prefiero a Falcón.

Seguiremos conversando.


 

]]>
<![CDATA[La corrupción y el cambio de Presidente en Perú]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-corrupcion-y-el-cambio-de-Presidente-en-Peru-20180409-0018.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-corrupcion-y-el-cambio-de-Presidente-en-Peru-20180409-0018.html Pedro Pablo Kuczynski (PPK) renunció a la  presidencia del Perú el 21 de marzo, justo cuando en su país se entra en el otoño. En la nación inca cayó su mandatario de origen polaco y antiguo pasaporte estadounidense

Kuczynski  no llegó ni a Semana Santa ni a completar 20 meses en su cargo. Él se vio obligado a dimitir 24 horas antes que el Congreso peruano debatiese una segunda moción pidiendo su vacancia.
El vicepresidente, Martín Vizcarra, retornó de Canadá, donde actuaba como embajador, a Lima para jurar en el cargo.  
En el primer pedido de vacancia que se dio hacía exactamente 3 meses atrás, PPK salvó su puesto con las justas. 
A él se le acusaba de haberse favorecido de contratos hechos con la multinacional brasilera Odebrecht, tan envuelta en escándalos de corrupción en todo el continente.
Vacancia
 La Constitución peruana dicta que si 2/3 del parlamento vota por la vacancia presidencial ésta se implementa. De allí que se necesitan un mínimo de 87 de los 130 congresistas para que ello se logre. El 21 de diciembre pasado solo 19 de ellos votaron en contra del pedido de vacancia, mientras que 79 (cuatro veces más) pidieron su remoción. 
Pese a que menos del 15% del parlamento avaló a PPK no se consiguió el 66.6% necesario para defenestrarlo pues 21 se abstuvieron y 11  no votaron. 
Lo que entonces libró a PPK de su caída fue que los 10 diputados del centroizquierdista Frente Amplio se retiraron de la votación buscando no apoyar su caída, pues pensaban que quien le iba a substituir seria el fujimorismo que tanto alentaba su salida; y a que 10 diputados del fujimorismo liderados por Kenji Fujimori, el hijo del exdictador Alberto Fujimori entonces preso, se abstuviese a cambio de que 3 días después su padre fuese indultado, con lo cual se dividió dicho partido.
El que PPK dejara libre a Alberto Fujimori (expresidente en 1990-2000) produjo grandes marchas y el que toda la izquierda se volviese a unir demandando una nueva vacancia. 
La gota que colmó el vaso fue el que la bancada fujimorista oficial relevase los videos hechos por su congresista Mamani en los cuales se ve claramente como Kenji y voceros de su grupo y del gobierno le tientan a él a pasarse a su bando ofreciéndole “obras” y porcentajes de los fondos públicos. 
Para entonces la situación se tornó incontenible y hasta la mayoría de los diputados provinciales que quedaban de la amenguada bancada de PPK le pidieron a su jefe que diese un paso al costado.
Estimando que iba a tener unos 100 o más de los 130 congresistas que votasen por su vacancia, PPK dimitió. 
Si en diciembre pasado sus dos vicepresidentes amenazaron con renunciar en bloque junto a él, chantajeando a la izquierda que la presidencia iría a caer a la jefatura fujimorista del congreso, esta vez ninguno de ellos hizo eso. 
El cargo pasó  a su primer vicepresidente Martín Vizcarra.
Vizcarra
Si PPK no tenía partido ni fuerte respaldo legislativo, Vizcarra está peor. Si PPK es un hombre que raspadamente entró en la primera vuelta presidencial y también ganó la segunda, e, igualmente, así salvó el pellejo en el primer pedido de vacancia, Vizcarra es un hombre que llega en condiciones incluso más tenues a la presidencia.
Desde que se inició el restablecimiento de la democracia multipartidaria peruana en 1978 en todos estos 40 años nunca antes un vicepresidente ha debido substituir a un presidente por un extenso periodo. 
Ahora Vizcarra debe completar los dos tercios  restantes del quinquenio de PPK.
Si la fracción minoritaria del fujimorismo con Kenji a la cabeza quiso que PPK gobierne como prisionero suyo, el ala mayoritaria de este mismo movimiento  liderada por su hermana mayor Keiko va a querer hacer lo mismo con Vizcarra.
Vizcarra hará un gobierno débil y es posible que acabe adelantando las elecciones generales. 
Mientras tanto a PPK le espera un inminente proceso judicial. 

Cónclave panamericano 
La primera cumbre internacional a la que Vizcarra tendrá que ir es a la que ha de juntar a todos los mandatarios de las 35 naciones americanas a darse en Lima en apenas 5 días. Para tal ocasión PPK quiso posicionarse como un halcón de Donald Trump, ansiando que la Casa Blanca evite su desplome, e incluso amenazó al presidente venezolano de no dejarlo asistir.
Hoy ni PPK ni el entonces secretario de Estado de EE UU, Rex Tillerson, —que hizo una gira buscando coordinar una acción panamericana conjunta contra Caracas— van a poder asistir a dicha cumbre. Esta última supuestamente va a darse para luchar contra la corrupción continental y era vista como una plataforma para golpear a los gobiernos izquierdistas de la región. 
La caída de PPK ha de incidir en este cónclave.  
 

]]>
<![CDATA[Evaluación de los primeros 100 días de gobierno]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Evaluacion-de-los-primeros-100-dias-de-gobierno-20180409-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Evaluacion-de-los-primeros-100-dias-de-gobierno-20180409-0020.html Cuando un candidato gana las elecciones es que comienza su evaluación, el primer lapso, La Luna Miel: comprende los primeros 100 días, es el que más impacta en la percepción del electorado y predice como será el rendimiento del resto del gobierno, quien debe pasar de las palabras a las acciones concretas.
El creador de este primer lapso evaluativo fue el presidente de EE UU Franklin Delano Roosevelt (FDR), quien asumió su gestión en 1933 bajo la hambruna de la Gran Depresión producto del colapso del mercado de valores, la quiebra de 10.000 bancos y con la cuarta parte de los trabajadores sin empleo. 
FDR,  en el corto plazo de 100 días, de forma firme, dio resultados al electorado, afectado por la terrible crisis económica,  con un ambicioso paquete de reformas legislativas y administrativas, a las que llamó “New Deal” (Nuevo Acuerdo), que le garantizo cuatro periodos consecutivos hasta que lo venció la muerte.
Gobierno y oposición en los primeros 100 días, son evaluados en la misma aula (municipio, estado o país)  y pueden salir aplazados o aprobados, con baja o alta calificación de acuerdo a las expectativas del electorado con relación a sus necesidades.
En el caso venezolano lo que más nos afecta es el tema económico, reflejado en el casi nulo poder adquisitivo, con una hiperinflación del 2% semanal, reventa especulada o bachaqueo de cualquier mercancía. Los precio no tienen control, lo que limita el acceso a la comida y medicinas, como consecuencia, se eleva el nivel de emigración, depresión, desnutrición, enfermedades y muertes.  
Lo económico afecta el bolsillo, el estómago, la salud física y mental. El Gobierno de los 100 días cumplidos debe auto evaluarse, si honestamente ha dado respuesta, no hay de qué preocuparse,  más que de seguir trabajando, pero si anda disperso y las cosas siguen igual o peor, aun queda gestión, hay chace para reparar, el tema es complejo y el pueblo puede cambiar la nota.    
En este primer lapso evaluativo, tanto el Gobierno como la oposición están condicionados por su estado psicológico, que se caracteriza de la siguiente manera: El Gobierno está full de energía, de proyectos, de entusiasmo y si no es el caso, siempre el nuevo mandatario, durante este periodo, contará con la buena fe de la opinión pública, que tiene expectativas altas.
Por su parte, la oposición está de duelo y deprimida; su opción fue derrotada, el esfuerzo pareciera haber sido en vano y además está estresada, no sabe cuál será su destino, la incertidumbre los tortura, por lo que impera la moderación, la prudencia y la cautela.
 

]]>
<![CDATA[Pronósticos, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pronosticos-por-Jose-Vicente-Rangel-20180409-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pronosticos-por-Jose-Vicente-Rangel-20180409-0017.html Las encuestas serias dan como ganador el 20-M a Nicolás Maduro, diagnóstico que es refrendado en los pronósticos privados. La proporción de la victoria es la que fluctúa, la cual oscila entre un triunfo arrollador y un éxito relativo.

1) Los pronósticos acerca de lo que sucederá en los próximos 42 días que quedan para que se realice la elección presidencial del 20 de mayo del año en curso, corren raudos por el país. No hay hogar, ni reunión pública o privada, donde el tema electoral y la conjetura sobre quién ganará la presidencia de la República, esté presente. 
Hay quienes cuestionan esta situación. La descalifican por considerar que se trata de una estrategia inducida por los políticos y medios de comunicación para banalizar la institución del sufragio y desviar la atención de los ciudadanos de los verdaderos problemas que afrontan. Pero también existe la posición —considero que mayoritaria— de los que estiman que lo que ocurre es producto de la madurez del pueblo venezolano del desarrollo, en la práctica, del principio consagrado en la Constitución del 99 sobre la democracia protagónica y participativa. Ahora bien, ¿qué se discute en esos ambientes? Por cierto, sin la violencia de otras ocasiones, lo cual revela algo que uno puede constatar fácilmente, como es que el fenómeno de la polarización extrema a cedido terreno y parece haberse replegado.
     2) Impera en lo que se considera, en primer término, si habrá o no elecciones. Si el país llega al 20 de mayo con normalidad. La mayoría estima que sí. Que la posibilidad de un imprevisto que altere el orden constitucional, está descartada. Los ciudadanos repudian a fondo la violencia, quieren la paz, y que el debate político se de en el marco del respeto a todas las opiniones y puntos de vista.
     3) Igualmente se discute acerca de la participación y de la abstención. El sentimiento abstencionista, fuerte al comienzo, cuando se convocó a elecciones, ha declinado, mientras que la posición favorable a la participación ha crecido considerablemente. Esto quiere decir que las organizaciones políticas que liderizaban la MUD, que decretaron la abstención, negándole legitimidad a la convocatoria del Consejo Nacional Electoral, no pudieron convencer a buena parte del electorado.
      4) Se analiza también el efecto electoral que pudiera tener una candidatura proveniente de las filas opositoras, que desafía la orden de la cúpula de abstenerse, como la de Henry Falcón. Sin duda que este dirigente se la juega. Se restea con una decisión que  desata la agresión de sus ex compañeros y lo coloca en una inconfortable situación que desafía con innegable coraje. Las conjeturas que se formulan en torno a su destino son inciertas, desde el fracaso rotundo por carecer de maquinaria, de proyección nacional y de liderazgo consolidado, hasta augurios del éxito que podría cosechar al derrotar la abstención, lo cual le garantizaría votos para insurgir como nuevo dirigente de la oposición, post 20/M. Otra opción es Javier Bertuci un candidato atípico.
     5) Las encuestas serias dan como ganador el 20/M a Nicolás Maduro, diagnóstico que es refrendado en los pronósticos privados que se suelen hacer. La proporción de la victoria es la que fluctúa, la cual oscila entre un triunfo arrollador y un éxito relativo. Dada la situación de precariedad de la oposición, sus divisiones internas, su carencia de proyecto y errores tan graves como haber delegado en factores internacionales –EE.UU., Unión Europea, Grupo de Lima, etc.-- la conducción de su política, fortalece el pronóstico favorable a Maduro.
      6) Ahora bien, los pronósticos no omiten la ocurrencia de imponderables, dado el poder que posee la coalición forjada y tutelada por la potencia imperial --EE.UU.--, experta en guerra sucia e incontables agresiones a naciones en crisis.
 El descaro con que el propio presidente norteamericano, y sus consejeros más cercanos, hacen llamados a la insubordinación de los mandos militares, los planes del Pentágono para un ataque desde afuera por una fuerza multinacional, la escalada del bloqueo económico y financiero, así como la apabullante e implacable acción de los medios de comunicación, concertados para deformar la realidad venezolana, son aspectos que gravitan peligrosamente sobre el país y mantienen pendiente un riesgo que pudiera aflorar de acuerdo a la evolución de los acontecimientos.
    7) En el marco de estas consideraciones hay que ubicar las dos posiciones que subyacen en el ánimo de la gente: una es la visión optimista que un sector mantiene, de fe en que el país sí puede salir adelante y superar la crisis: otra es la actitud pesimista, difundida con agresividad y de manera persistente. Sin duda que la culminación del proceso electoral y la elección del presidente de la República sería un logro extraordinario, que le daría un impulso formidable al optimismo, así como terminaría por desinflar el pesimismo.

Laberinto
•La paz suscrita por el gobierno de Juan Manuel Santos y la Farc atraviesa por graves dificultades. Analistas colombianos considera que si no hay una rectificación oficial el proceso que generó tantas ilusiones, en Colombia como en la región, fracasará. Lo que  sucede en el vecino país es una especie de reactivación de la violencia, lo cual echa por tierra la esperanza de los colombianos.
•¿De quién  es la responsabilidad  del asesinato de centenares de dirigentes sociales, de exguerrilleros que se acogieron al proceso, y de personas sin filiación política desaparecidas? La sospecha, obviamente, recae sobre Santos y el equipo asesor.
•La gente no se explica la tolerancia con las masacres, desapariciones, agresiones a determinadas zonas pacificadas y el retorno de los paramilitares en conchupancia con los mandos militares, y busca respuesta en la actitud ambigua de Santos. En una especie de doble juego, presente en casi todas sus actuaciones…*Que, por cierto, también destaca en lo que ocurre en las fronteras con Venezuela y Ecuador. El caos en ambas fronteras lo provocaría, deliberadamente, el presidente colombiano, quien lo auspicia para obtener dividendos. Pero la situación se le está complicando peligrosamente.
•Es sorprendente la tolerancia que existe respecto a la violación de los derechos humanos en México. Prácticamente el país tiene un record. Centenares de  jóvenes estudiantes han sido asesinados y lo mismo decenas de periodistas, dirigentes sociales, profesores y ciudadanos en general. Pero el Estado no existe para abrir investigaciones y llevar éstas hasta el final. La impunidad es total. Igual pasa con la inhibición y el silencio cómplice de organismos internacionales como la OEA, Naciones Unidas e incontables ONGs que solo se ocupan, por ejemplo, de lo sucede en Venezuela.
•¿Un provocador? El Encargado de Negocios de los Estados Unidos en Venezuela, Todd Robinson, está muy activo. Viene realizando diversos actos públicos con “mensajes a García”. Ejemplo: Aula Magna de la Universidad Central; fábrica de chocolate en Birongo (Barlovento); reunión junto con el equipo de la Embajada en la Plaza Bolivar de Caracas, y visita a la Asamblea Nacional en desacato.
•En los círculos donde se discute y elabora la política de la oposición —con participación de un representante de los EE UU— se considera qué hacer ante la imposibilidad de impedir  la realización de la elección del 20-M, por ejemplo, apoyar a Henry Falcón, negociando acuerdos para incorporar candidatos del sector abstencionista a las listas de las Asambleas regionales y Concejos Municipales. ¿Tiene sentido esta jugada? ¿Quién sabe?: la desesperación genera sorpresas.
 

]]>
<![CDATA[Juguemos a las elecciones mientras el lobo no está]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Juguemos-a-las-elecciones-mientras-el-lobo-no-esta-20180409-0015.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Juguemos-a-las-elecciones-mientras-el-lobo-no-esta-20180409-0015.html   EE UU parece decidido a echar el resto para impedir que se realicen las elecciones presidenciales, donde se da por descontada la reelección de Nicolás Maduro.

 La situación es de tensa calma en Venezuela, donde hay un pueblo consciente que de aquí hasta el 20 de mayo, fecha de las megaelecciones, pudiera suceder desde intentos de golpe militar, invasión a través de la frontera con Colombia o desde islas caribeñas, incremento del bloqueo comercial y financiero… o absolutamente nada.
Las candidaturas presidenciales lucen apagadas, inconsistentes e intrascendentes, sin excepción, en una competencia presidencial mediocre y aburrida. Internamente, no pasa nada nuevo, la tensión está fuera del país: no se puede descartar cualquier otra agresión temeraria ordenada por el presidente estadounidense Donald Trump.

En las elecciones presidenciales, Maduro se enfrentará al opositor Henri Falcón, exgobernador del estado Lara, el principal contrincante.

EEUU ha dirigido todos sus esfuerzos y mucho dinero para terminar con la Revolución Bolivariana y parece decidido a echar el resto para impedir que se realicen las elecciones, sobre todo las presidenciales, donde se da por descontada la reelección del presidente Nicolás Maduro.

El segundo objetivo de Trump es impedir que una misión de la ONU certifique las elecciones, pues esta se vería obligada a reconocer el triunfo de Maduro, lo que sería grave para Trump, pues le quitaría sustento a la política de sanciones y al bloqueo. Lo único que obstaculizaría que la ONU mande una misión es que se cree un caos, aparentemente “incontrolable” y el Secretario General sea “convencido” de aplicar la “Responsabilidad de Proteger”.

Ésta establece que si el Estado soberano resulta incompetente para garantizar el orden, la “comunidad internacional” se vería obligada a intervenir. Pero no es suficiente la opinión del secretario general. Y comenzaron a funcionar las repetidoras de Trump. Panam´ fue el primer país latinoamericano en imponer sanciones a Venezuela y no se descarta que varios otros hagan caso de la voz del amo.

Mientras, el nuevo canciller de Perú, Néstor Popolizio, ratificó al asumir su cargo, la decisión de retirar la invitación al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que asista a la octava Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima la próxima semana.

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó que las condiciones de organización de los comicios presidenciales del 20 de mayo en Venezuela no permitían una elección “justa y libre”, al reunirse el martes por la noche con una delegación de la oposición venezolana, integrada por Antonio Ledezma, Julio Borges y Carlos Vecchio, quienes sostuvieron que “con dictaduras ni se dialoga ni se va a elecciones”.

También el ministro de Asuntos Exteriores de Holanda, Stef Blok, anunció una gira por las dependencias coloniales de su país en el Caribe, tales como Aruba, Curazao y San Martín, para tratar la crisis en Venezuela y la creciente migración.

Los esfuerzos de Washington están ahora dirigidos a financiar la capacitación en inteligencia de otros países de la región, como Colombia, Brasil, Perú, Chile y México para que apliquen ellos también sanciones contra Venezuela. Pero el panorama no está tan despejado, señala la privada agencia estadounidense de inteligencia Stratfor: Colombia y Brasil, muy pronto tendrán elecciones presidenciales, con posibles triunfos centroizquierdistas.

Los esfuerzos se dirigen a financiar la capacitación en inteligencia de otros países de la región, como Colombia, Brasil, Perú, Chile y México para que apliquen ellos también sanciones contra funcionarios venezolanos, a quienes podrán acusar, con o sin pruebas –eso no importa- de terrorismo, narcotráfico, lavado de dinero o cualquier otro delito, que pudieran abrir juicios internacionales. 

El Grupo de Lima, una organización de países creada por EEUU para presionar al gobierno de Caracas, seguirá presionando, aún cuando le haya sido demasiado difícil convencerlos de tomar medidas directas contra Venezuela.

La reciente reunión de los ministros de finanzas del G-20 en Buenos Aires también fue una oportunidad para buscar más apoyos a las posiciones de Trump, y conminar al funcionariado brasileño presente en la reunión a aplicar sanciones financieras y económicas contra Caracas y poner a disposición del Grupo de Lima sus recursos en inteligencia.

La opinión dominante es que las elecciones se realizarán, pese a que un sector de la oposición llama a la abstención, que se transformará en boicot, en violencia, en la opción de Trump. La última encuesta de Consultores 21 (vinculada a la oposición) indica que 7 de cada 10 venezolanos estarían dispuestos a votar bajo el argumento que el voto es la única arma.

Para el constituyente Julio Escalona –quien pregunta en Últimas Noticias si ¿Llegaremos al 20 de mayo?-, el primer objetivo del gobierno estadounidense –expresado por algunos dirigentes de la oposición- es radicalizar la abstención y el boicot, las sanciones, el bloqueo, el deterioro de la situación social mediante la guerra de precios y la escasez, para que la crisis social pueda llegar a un clímax “incontrolable”.

¿Qué hacer para impedir la humillación de la derrota y que triunfe el “adversario” al cual desprecia? Hasta ahora ha hecho todo lo posible, contando con la oposición interna que le sirve de instrumento. Y salvo trastornos en la economía venezolana por el bloqueo y los intentos de golpe de Estado, el resultado es desastroso, señala el exvicepresidente José Vicente Rangel.

Los antes verborrágicos y amenazantes dirigentes de la oposición hacen mutis por el foro. La dirigencia que no se fue al exterior (muchos de ellos por los caminos verdes hacia Colombia), vive atemorizada luego que los organismos de seguridad capturaran a quienes participaran en las últimas intentonas golpistas y se muestran dispuestos a dar los nombres de los dirigentes que los mandaban y financiaban.

Y mientras tratan de reinstalar la necesidad de diálogo (que ellos sabotearon dos meses atrás), tienden puentes con las autoridades y hacen promesas de que no participarán en nuevas aventuras.


Pareciera que el frente internacional contra Venezuela, muestra grietas, sobre todo por la casi desaparición de la oposición interna, en desbandada y sin planes propios, sin posibilidad de organizarse para participar en una campaña electoral o para sabotearla. Algunos gobiernos de la región se niegan ya a acompañar el suicidio opositor, bajan el tono de la crítica y dudan de participar en la Cumbre americana de Lima, sin Kuczynski, pero con Trump.

Convencido de que los numerosos actos de solidaridad no alcanzan, el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez, realizó una gira internacional para llevar “la verdad de Venezuela” y desmontar las mentiras que difunden los medios de comunicación europeos. Rodríguez denunció la existencia de “una verdadera operación de guerra mediática, de guerra psicológica, casi que de linchamiento en contra de Venezuela”, con “las corporaciones mediáticas como uno de sus aliados”.

Parece que recién ahora toman conciencia de una realidad que tiene más de tres lustros: el país sigue sometido desde 2002 a un cerco mediático internacional, donde la opinión público-mediática, trasnacional y provista de un carácter supra-moral, apela a los derechos humanos, la libertad de expresión, la crisis humanitaria, la ilegitimidad del Gobierno, poderes públicos y próximas elecciones presidenciales del 20-M.

Para la experta Maryclén Stelling, resulta algo tardío, por cuanto se enfrenta a una operación psicológica internacional, concertada, de larga data y de carácter permanente.


Las críticas de sectores chavistas a Maduro y su gabinete también crecen, mientras los Papeles de Panamá y las investigaciones de fiscales estadounidenses salpican a ex altos funcionarios bolivarianos, algunos de ellos muy vinculados la pareja presidencial.

Las críticas alcanzan a los asesores extranjeros que convencieron a la dirigencia a deschavizar el país. Primero trataron de imitar a Chávez –jugando béisbol, bailando, incluso “regañando” públicamente a sus ministros, y al pueblo, luego trataron de echarle la culpa de su ineficacia, ineficiencia, devaneos, incompetencia y corrupción.

“Sus nuevos ministros, acariciando su ego, sostenían que había que resaltar su figura (la de Maduro y la propia), y que ante la escasez de virtudes, entonces, hacer descender la política al terreno de la peor conducta: la trampa, la componenda, la deslealtad, el cinismo, el irrespeto, el “show”, la indolencia “, señala el exministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, acusado de corrupción por el gobierno.

Mientras Maduro centra cada vez más su campaña en las expectativas generadas por la emisión del  Petro, Falcón insiste en la dolarización de la economía, asesorado por Francisco Rodríguez, el principal lobista de los tenedores de deuda venezolanos a través de su firma financiera transnacional Torino Capital.

Seis días después de la muerte de Chávez, hace ya más de cinco años, se dio inicio –con la publicación del artículo "El fallecimiento de Chávez… ¿y su moneda?", escrito por economista estadounidense Steve Hanke- a la campaña contra el bolívar y a favor de su reemplazo por el dólar. Los sucesivos ataques especulativos contra los precios y la moneda, sumado a la incapacidad institucional para hacerle frente, posicionaron el tema, cuyo caldo de cultivo fue el empobrecimiento generado sobre la gran mayoría de la gente por la devaluación y la inflación inducidas.

Sin embargo, la novedad actual radica en que nunca como ahora se habían dado pasos tan claros para la sustitución definitiva del bolívar. Pero tampoco había pasado que buena parte del desenlace electoral pasa por decidir con respecto a ambas propuestas.

Los venezolanos no le tienen mucha confianza al mes de abril, desde el golpe del 11 de ese mes, hace 17 años. La pregunta que se hacen muchos es qué podrá cambiar en el país después de los comicios del 20 de mayo.

La opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) dejó de existir sin que sus dirigentes dejen de huir hacia adelante con denuncias trilladas y esperando que Trump, Uribe, Santos, Macri y Temer les hagan el trabajo -con invasión esperada, añorada, por los más insensatos- , soñando que los llamen a Miraflores a jurar la Presidencia de la República.


Las esperanzas de los dirigentes de la oposición están depositadas (como sus cuentas bancarias) offshore, fuera del país. En Venezuela, en tensa calma, el pueblo espera elegir Presidente. Pero también espera un poco de aire a la situación que la agobia, con soluciones que parecen lejanas a este debate electoral.
 

]]>
<![CDATA[Fuerza Lula, artículo de Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Fuerza-Lula-articulo-de-Rafael-Ramirez-20180407-0044.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Fuerza-Lula-articulo-de-Rafael-Ramirez-20180407-0044.html Es la consigna de los pobres en América Latina. Se ha consumado contra el Presidente Lula Da Silva de Brasil, uno de los actos más ruines de persecución política en nuestra atribulada tierra. Lula, como lo conoce todo el Pueblo, ha sido enviado a la cárcel por la oligarquía brasileña, luego de años de una operación de desprestigio, persecución y hostigamiento político-legal, en lo que se conoce ahora como el “Lawfare”, o “judicialización de la política”, el nuevo instrumento utilizado por las oligarquías, los reformistas y traidores, para eliminar o encarcelar a los dirigentes políticos revolucionarios o populares en nuestra región.

 

Lula da Silva, uno de los dirigentes revolucionarios más emblemático de Suramérica y más prestigioso a nivel mundial, carismático, humilde, conocido y querido por su pueblo, resume en sí mismo el sentir Latinoamericano. Fue trabajador metalúrgico de los grandes complejos industriales de Sao Paulo, Brasil, líder de las huelgas de los obreros metalúrgicos que hicieron tambalear a la dictadura de entonces, dirigente político, socialista, creador del Partido de los Trabajadores (PT). Varias veces fue candidato a la Presidencia, hasta que resultó electo y re electo Presidente del Brasil entre 2002-2010. Su gobierno se caracterizó por una batalla frontal contra la pobreza y la exclusión en su tierra, llegando a lograr que 30 millones de brasileños salieran de la pobreza. Durante su período de gobierno, el Brasil experimentó un sostenido crecimiento económico que triplicó el Producto Interno Bruto per cápita del país, convirtiéndolo en una potencia económica a nivel mundial. Condujo a su país, a la formación de la UNASUR y la revitalización del MERCOSUR.

 

Dejó la Presidencia con más del 80% de popularidad, y fue sucedido en el cargo por la Presidenta Dilma Rousseff, ex guerrillera, ex presa política de la dictadura, torturada y encarcelada por tres años, economista, ex ministra de energía,  jefa de Gabinete del gobierno de Lula, militante del PT y primera mujer que asumió la Presidencia de Brasil, ocupó su cargo entre 2011 al 2016. Dilma, como la conoce su pueblo, no pudo culminar su segundo mandato; fue derrocada en un golpe de Estado parlamentario, promovido por su propio Vicepresidente y actual Presidente del Brasil, Michel Temer. El argumento utilizado para el golpe fue el de la “corrupción”, a pesar de que ella misma encabezó una campaña en contra de este flagelo.

 

La decisión del Sistema Judicial Brasileño, de encarcelar por doce años a Lula, acusándolo de “corrupción pasiva”, negándole la posibilidad de defenderse de las acusaciones en libertad, para participar en las próximas elecciones en las que tiene un amplio apoyo popular para ganar, vino antecedida de una feroz campaña de desprestigio y linchamiento moral de la figura del ex Presidente, a través de las grandes corporaciones mediáticas de su país y de la región y de las redes sociales, manipuladas y orientadas a crear la matriz y las condiciones para agredir al dirigente popular. A Lula se le acusa de “corrupción”, una de las matrices más extendidas y genéricas con las que ahora se ataca y desprestigia a los contendores políticos, sobre todo a los dirigentes revolucionarios.

 

Lo anterior, ha sucedido en Brasil contra Lula y Dilma, justificando con ello la prisión de Lula y el Golpe de Estado contra Dilma; en Argentina contra Cristina Kirchner, ex Presidenta de la República entre 2007 y el 2015 y la Presidenta de “Las Madres de la Plaza de Mayo” Hebe de Bodafini, ambas con causas y acusaciones judiciales; en Ecuador contra el ex Presidente Rafael Correa y el Vicepresidente Jorge Glas, este último en prisión; y en Venezuela contra nosotros, ex ministros y altos funcionarios del gobierno del Presidente Chávez, donde un fiscal de ocasión, hace el triste papel de perseguidor de revolucionarios, en conjunción de propósitos con la extrema derecha de nuestro país.

 

En Brasil, la decisión del Tribunal Supremo fue acompañada de un “ultimátum”, una advertencia clara y abierta de varios generales del Ejército Brasileño, que amenazaban con un Golpe de Estado (otro), si Lula era favorecido por la Justicia, además del odio, tanto odio, de las élites económicas y políticas que a gritos piden la “vendetta” contra el dirigente popular, que se empeñó en hacer programas sociales y una política externa soberana, pero sin cambiar el sistema. Sistema que ahora lo devora.

 

He tenido la suerte y ventaja de haber trabajado estrechamente con todos ellos: con el Presidente Lula y la Presidenta Dilma; con el Presidente Néstor Kirchner y la Presidenta Cristina Kirchner; con El Presidente Correa y su ministro Jorge Glas. A todos los conocí y trabajé con ellos cuando, siendo Ministro de Petróleo del Presidente Chávez y Presidente de PDVSA por doce años, recorrimos incansablemente nuestra región, estableciendo, creando y construyendo toda clase de acuerdos y proyectos; abriendo espacios para nuestro país, para la solidaridad y la unión; fortaleciendo nuestro proyecto Bolivariano, que contempla, como uno de sus elementos más importantes, la integrsación de nuestros pueblos, para poder hacer frente a los grandes centros de poder del capitalismo mundial y avanzar con un proyecto, progresista, propio, con sus diferencias, pero el objetivo común de preservar y defender nuestros recursos y las posibilidades de desarrollo con justicia social.

 

Pude conocer y trabajar con el Presidente Lula junto al Presidente Chávez. Él sabía que el Golpe de Estado de abril del 2002, el Sabotaje Petrolero, Plaza Altamira y toda la desestabilización de ese año, era un intento de derrocarlo antes de que Lula llegara al Poder en Brasil, que ganara las elecciones; impedir que se fuera conformando ese poderoso eje en Suramérica, para mantener aislado al Comandante Chávez, a la Revolución Bolivariana y evitar que el ejemplo venezolano se expandiera por toda la región. Fracasaron en su vano intento de detener a Chávez, impedir que él llevara su voz y ejemplo a todos los países de la Región: Suramérica, Centroamérica y el Caribe.

 

A partir de allí, comenzó a consolidarse un eje revolucionario en la región, nuestra Revolución Bolivariana y el Comandante Chávez, se convirtió en un ejemplo y una posibilidad concreta de liberación, de profundas transformaciones políticas, económicas y sociales. Latinoamérica,  la Patria Grande, se volvía  expresar, renaciendo con nuevos liderazgos.

 

Es por eso que nuestro país ha estado siempre en el ojo del huracán, no sólo porque poseemos las reservas más grandes de Petróleo del mundo, como logramos certificar en el 2007, sino porque Chávez era el ejemplo, la voz y el grito de rebelión desde América latina, desde la cuna de Bolívar, a todos los pueblos pobres y oprimidos: un mundo mejor es posible, un sistema alternativo al capitalismo depredador, explotador, egoísta, devorador del ser humano, destructor de la vida en el planeta, es posible. 

 

Así es que, allí estuvimos, aquel primero de enero de 2003, en la toma de posesión del Presidente Lula; toda Brasilia colmada de pueblo, banderas del PT y de Brasil, ante la mayoría de jefes de Estado de la Región; escuchamos el discurso de “hambre cero” del Presidente Lula e, inmediatamente después de los actos protocolares, comenzó el trabajo y se fijaron las reuniones entre los equipos.

 

Tuvimos que volver casi de inmediato, pues en nuestro país estábamos en pleno combate contra el Sabotaje Petrolero; la “meritocracia” de la vieja PDVSA había ya desplegado todo su odio contra el país, y habían paralizado a la empresa, ¡sólo producíamos 23.000 barriles día de petróleo!; luego, ya en control de las operaciones, la Nueva PDVSA, nosotros juntos, los trabajadores y soldados patriotas, levantamos para el mes de abril-marzo nuestra producción, a los tres millones de barriles día.

 

Eran momentos de ofensiva popular, de la creación de la Nueva PDVSA, por eso me dá tanta indignación y tristeza que hoy día, a quince años de todos aquellos sacrificios, batallas y esfuerzos, de tanto trabajo; nuestra querida Nueva PDVSA, está destrozada en manos del madurismo irresponsable, buscando “conspiraciones”, donde lo que hay es incapacidad, deshonestidad e intereses mezquinos. Hoy nuestra producción de petróleo, a duras penas llega al millón doscientos mil barriles día y; a los instigadores del odio y la división de nuestros obreros, a los perseguidores, no se les ocurre nada mejor que hablar de una supuesta “conspiración” de los “ramiristas” para tumbar la producción, para colapsar PDVSA. ¡Insensatos y miserables! Menos mal los trabajadores petroleros nos conocen, también a nuestro ejemplo y a nuestro discurso, hemos dicho que ¡jamás atentaremos contra el corazón de nuestra patria! Para sacar al madurismo del poder y retomar el legado del Comandante Chávez, no tenemos que destrozar a nuestra querida empresa; al contrario, hay que fortalecerla, porque lo único que salvará a la Revolución Bolivariana, es la Política Petrolera del Comandante Chávez: La Plena Soberanía Petrolera.

 

Todos los candidatos, con sus matices y poses de ocasión, incluyendo el del partido “ni fu ni fa”, contemplan entregar nuestra industria petrolera, como ya está sucediendo, y por ello la debilitan y destrozan. Las transnacionales tocan a las puertas; ya entraron por las ventanas de contratos que nadie conoce, de leyes entreguistas aprobadas en silencio, sin discusión. Sólo los trabajadores petroleros, en control de nuestra empresa fortalecida y poderosa, podrán mantener los espacios donde se asiente la recuperación de nuestro país, será desde la Nueva PDVSA, de entre sus ruinas, con sus trabajadores, que se inicie la recuperación del legado del Comandante Chávez; dilapidado y traicionado por el madurismo.

 

 

Así, habiendo derrotado el Golpe de Estado, el Sabotaje Petrolero, Plaza Altamira y creada la Nueva PDVSA, el Comandante Chávez se desplegó por la región, utilizando al petróleo como un instrumento de liberación de nuestro pueblo; fue el año en que iniciamos las misiones sociales y la ofensiva popular, gracias al control de la renta petrolera, así como, una herramienta para el despliegue internacional y la construcción de nuevos espacios. La Nueva PDVSA era la nave insignia de nuestra Revolución en la Región, luego lo sería en el mundo entero.

 

El trabajo entre los presidentes Chávez y Lula era intenso en el desarrollo de tantas ideas y proyectos para nuestro país, y tantas discusiones de cómo lograr que el gigante suramericano nos ayudara a un proceso de industrialización y al desarrollo de una economía basada en el trabajo, superando el rentismo petrolero, además de cómo defender a nuestros países de la globalización y la supremacía de las grandes potencias capitalistas del mundo.

 

Ambos presidentes lograron acercar a nuestros países, como nunca antes había sucedido en nuestra historia, un acercamiento que, por cierto, siempre fue torpedeado y obstaculizado por las élites de ambos, por sus oligarquías: bloquearon nuestra cooperación petrolera, nuestra relación comercial, los proyectos de cooperación, los programas sociales. Los de allá, le tenían terror al mensaje y a la presencia del Comandante Chávez en tierras brasileñas; los de aquí, no querían salir del eje de dependencia con el norte, mantener sus estructuras monopólicas, y les molestaba mucho la presencia en nuestras tierras, de un líder carismático y humilde, como es el Presidente Lula, que apoyaba y quería verdaderamente a nuestro Comandante Chávez y a nuestro Pueblo.

 

Eran largas sesiones de trabajo y una intensa actividad de intercambios que tuvo sus frutos concretos en un apoyo extraordinario, sobre todo, para diversificar nuestras fuentes de suministro de alimentos, además de, y ésto siempre fue una constante en nuestra cooperación, transferir capacidades a nuestro país, sobre todo en el área agrícola e industrial, para apoyar la diversificación de nuestra economía. Lamentablemente, este esfuerzo no fue continuado y hoy, lamentablemente ambos sectores lucen abandonados y en niveles mínimos de operatividad, lo cual forma parte de los problemas a resolver.

 

Por otra parte, en este esfuerzo, había la intención manifiesta y la necesidad político-económica de fortalecer un eje estratégico para nuestro país y nuestra región: Caracas-Brasilia-Montevideo-Buenos Aires. Era un eje político poderoso, con economías muy importantes que podrían hacerle frente de conjunto, como lo hicieron con éxito, a los intentos norteamericanos de imponernos un acuerdo económico, el ALCA, que terminaría de sepultar nuestras economías. Este eje, luego se complementaría con el eje Bolivariano, Andino: Caracas-Quito-La Paz, con economías y situaciones más parecidas a las nuestras.

 

Ésto sólo para hablar de la geopolítica suramericana, sin mencionar al caribe y Centroamérica. Era la UNASUR, la visión geopolítica del Comandante Chávez, abarcadora, nuestra América, que está muy bien reflejada en su obra, sus discursos y que es estratégica para poder avanzar en un modelo distinto al hegemónico.   

 

Ambos Presidentes estrecharon su amistad y entendimiento, a pesar de que las campañas y manipulaciones del enemigo trataban de separarlos, difundiendo todo tipo de “matrices” y comparaciones.  Al contrario de lo que esperaba la derecha, ambos Líderes estrecharon su relación y hermandad, expresada en cantidad de gestos políticos y humanos. El Presidente Lula Da Silva fue un gran amigo del Comandante Chávez y es un gran amigo del pueblo venezolano.

 

Pero lo que está sucediendo al Presidente Lula y al Brasil, tiene muchas lecciones para nosotros.

 

Las revoluciones pacíficas, siendo el tipo de revoluciones que hemos impulsado,  tienen la característica fundamental que se intenta avanzar en profundas transformaciones políticas, económicas y sociales, en sociedades donde es hegemónico el sistema que se quiere superar. Sistemas asentados por décadas, diseñados para que no pase nada realmente y con sus poderosos medios de poder: económicos, políticos e ideológicos intactos.

 

Así, las fuerzas revolucionarias quedan expuestas a la acción de fuerzas retrogradas, que están listas para dar un zarpazo a la voluntad del pueblo tan pronto tenga oportunidad. Este zarpazo puede ser violento, como lo hicieron en nuestro país con el golpe de Estado del 11 de abril de 2002, el Sabotaje Petrolero de 2002-2003 o el asesinato del Comandante Chávez; puede ser palaciego o “legal” como han hecho contra el Presidente Lugo en Paraguay, con la Presidenta Dilma o ahora, contra el Presidente Lula. Otra forma, más cruel porque requiere de la traición, son los nuevos acuerdos, pactos o acomodos de una nueva clase político-económica con los factores de poder de la oligarquía; tal es el caso de Ecuador y el de Venezuela.

 

En cualquier caso, la derecha, los reformistas o los traidores necesitan borrar del corazón de los pueblos o sencillamente aniquilar física o políticamente, a los líderes populares, revolucionarios o sencillamente, a quienes no se plieguen a la traición o a la entrega.

 

En el pasado se asesinaba y encarcelaba y ya, sin dar explicaciones a nadie. Pinochet, Videla y tantos gorilas hicieron lo que les vino en gana sin muchos argumentos. Stalin asesinó a Trotsky y la noticia se supo muchos años después, cuando ya se había consolidado la infamia contra los Soviéticos.

 

Ahora, producto de la globalización, del fin de la guerra fría, del anticomunismo, la derecha o los perseguidores necesitan otros instrumentos de manipulación, más sofisticados, nuevos. Surge el “lawfare” o “judicialización de la política”.

 

Se trata de manipular y controlar al sistema judicial de un país, abusar del ejercicio del poder y de los órganos del Estado, para lograr, por medios legales o judiciales, neutralizar, destruir o encarcelar a un oponente político. El argumento puede ser cualquiera, pero el que se ha utilizado más, el que resulta muy efectivo porque es genérico y depende del cristal con el que se mire, es el da la “corrupción”, “malversación”, “lavado de capitales” hasta “narcotráfico” o ahora, más recientemente, el de “traidor” o “conspirador”.

 

Cuando se intenta hacer una revolución con las “melladas armas del capitalismo”, con el sistema judicial, los empresarios, banqueros y medios de comunicación que han sostenido y sostienen al sistema que se quiere superar, lo que sucede (pues nunca más van a cometer el error de irse a Miami), es que esos factores de poder de la oligarquía, se agazapan, mimetizan, actúan de manera persistente y sistemática hasta que descubren una rendija, una fisura, una debilidad, una posibilidad de carcomer el impulso originario, comprarlo, crear nuevos intereses, hasta derrotar desde adentro el intento revolucionario.

 

¿Quién puede dudar que en Brasil exista la corrupción, o en Venezuela, o en Colombia, o en Panamá, o en los Estados Unidos?, sólo para mencionar algunos países de toda la gama. Claro que hay corrupción, porque son sistemas capitalistas. Depende del cristal con que se mire.

 

En los Estados Unidos está institucionalizado el “Lobby” entre los Congresistas y Presidentes, es decir, las corporaciones del Tabaco, los Fabricantes de Armas, los Industriales del acero, dan dinero, financian campañas de Congresantes y Presidentes para que éstos, en retribución, aprueben leyes o tomen decisiones que favorezcan sus intereses. Sin embargo, para ellos no es corrupción y ningún medio va a decir que hay corrupción, porque son sus propios medios.

 

En Colombia, el narcotráfico y el paramilitarismo tienen candidatos, jueces, funcionarios de todo tipo y a todos los niveles. Sin embargo, nadie habla de corrupción, nuevamente los medios son de ellos mismos.

 

En Brasil los poderosos grupos económicos, industriales han sostenido dictaduras, políticos de todo tipo, jueces; han hecho lo que les da la gana, sin embargo, nunca ésta se mencionó, hasta que llegó el gobierno de Lula. Entonces, a pesar de que Lula se planteó convivir con ellos, estimularlos, proyectarlos en la región, convencido que le dejarían hacer, que se podría hacer una revolución social con el sistema hegemónico del gigante del Sur, éstos, tan pronto tuvieron la oportunidad, difundieron, profundizaron y activaron toda una campaña en contra de Lula, acusándolo de corrupción. Encontraron una fisura, una debilidad, cuando, durante el gobierno de Dilma, sectores del propio PT aconsejaron montarse en esa matriz, para mejorar la popularidad de la Presidenta.

 

Comenzó el tema de Petrobras, no es que no hubiese corrupción en Petrobras, lo que parecía absurdo es que, inmediatamente, se apuntara a Dilma, pues integraba al Directorio y a Lula, pues era el Presidente. A partir de allí le dieron la espalda a Dirceu, diez años de condena y de manera que luego, ellos mismos no supieron ni cuándo, ni cómo todo el sistema judicial y político, se volteó en contra de Dilma y de Lula. El linchamiento mediático los convirtió, así, de la noche a la mañana, sin ninguna prueba, sin derecho a la defensa, en “corruptos”, neutralizándolos a ellos, los sectores políticos tradicionales, encabezados por Michel Temer, Vicepresidente de fórmula con Dilma, consumaron el golpe de Estado y ahora quieren descabezar al PT y neutralizar a Lula, para que éste no pueda ser el próximo Presidente del Brasil.

 

Igual ha pasado en Ecuador. El Presidente Lenin Moreno, quien ganó porque era el candidato de la Revolución Ciudadana del Presidente Correa, decidió, obviamente al ganar,  tomar otro rumbo. Por supuesto que el Presidente Correa reaccionó, tenía que hacerlo, pero de inmediato, todo el sistema apuntó hacia Correa y su equipo, a pesar de su excelente gobierno, acusándolos de “corrupción”; nuevamente, los medios, las redes sociales, el sistema judicial, actuaron de manera expedita, en alianzas insospechadas con la derecha ecuatoriana y ahora el Vicepresidente Jorge Glas está preso, y el Presidente Correa, hostigado y difamado por el nuevo grupo político, el nuevo pacto.

 

Igualmente, en Argentina, al Presidente Macri, no le basta con tener el poder y desplegar su programa de derecha, nó, ellos necesitan desprestigiar y perseguir al “Kirchnerismo”, en la persona de la Presidenta Cristina y a todo su equipo político, con el ya consabido argumento de la “corrupción”.

 

Lo triste de todo ésto es que, el “lawfare”, “la Judicialización de la política”, es decir, utilizar al Poder Judicial y, en nuestro caso, a la Fiscalía, para la persecución política, es precisamente lo que está haciendo el madurismo contra dirigentes Chavistas y en este caso específico, en mi contra. Nadie duda que en nuestro país haya corrupción, claro que la hay, lo he dicho, en Cadivi, Cencoex, PDVSA, Seniat, Sector Financiero, Empresarios, Ministerios, sector militar, etc.

 

La corrupción es un fenómeno repudiable, anti ético, contra revolucionario que debe ser combatido y extirpado, pero afirmar que sólo es un fenómeno que afecta a PDVSA e inmediatamente se me acusa, sin pruebas, sin derecho a la defensa, utilizando todas las redes sociales, declaraciones irresponsables del Fiscal, del Ministro, del Presidente, se me acusa de todos los males del país, “corrupción”, “conspiración”, y un largo etc. Esto no deja de ser, además de un acto miserable, una clara acción política para tratar de neutralizarme, impedir que fuera al país a postularme como candidato del Chavismo a las Presidenciales, además de ser parte de una operación sistemática de apartarse de todo lo que se asocie al Comandante Chávez, para poder avanzar en la traición a su legado y el nuevo pacto con la derecha venezolana.

 

Resulta cínico que se “tuitée” y se repudie el uso de la justicia y los procedimientos amañados en Brasil para perseguir y encarcelar a Lula, cuando el madurismo hace exactamente lo mismo contra otros ex ministros y dirigentes del Chavismo, que hemos levantado nuestra voz en contra de la situación actual. Y ésto no sólo sucede en el campo civil, sino también en el ámbito militar. Es muy grave lo que sucede en nuestro país, nunca había sucedido en el Gobierno del Presidente Chávez.

Ahora el alto gobierno le da instrucciones al fiscal y éste sale, sin ni siquiera saber de lo que está hablando, a hacer la tarea, que, además, le gusta hacer porque le dá cámara y titulares. Pero también sale el ministro, haciendo gala de cinismo e ignorancia, a despacharse el tema de los graves problemas de PDVSA con la acusación de “corrupción”. Es una línea discursiva, una instrucción, donde se activan los palangristas de siempre, los “bots” de los “tuiters”, los animadores de turno, los aduladores de oficio, con la misma acusación de “corrupción”, además, todos al unísono con la conseja de “¿por qué no viene?”, como si en nuestro país hubiese garantías del debido proceso, de la libertad política, del derecho a la defensa.

Recuerdo muy bien el libro “Causa 1/89” que describía el juicio al general Ochoa en Cuba, por las acusaciones por graves delitos. Era el Comandante Fidel quien pedía cuentas, tenía moral para hacerlo. Cuando el Comandante Chávez pedía cuentas, tenía moral para hacerlo. Pero cuando el madurismo acusa y manipula, ofende y persigue, yo siempre pienso, ¿con qué moral?, con tantos hechos de corrupción que los rodean de manera cotidiana y tanta deslealtad. En mi caso, sería incapaz de condenar a nadie sin escuchar que tiene que decir al respecto, mucho menos abusar del poder para enlodar el nombre de nadie, ni siquiera de mis más enconados enemigos políticos, nunca lo he hecho, nunca lo haré.

Una Revolución requiere de una nueva ética, una épica y un sacrificio. Un acto que logre despertar e irradiar conciencia. Se impone la honestidad y el valor, personal y colectivo. Hoy el pueblo cargaba en hombros a un hombre honesto, dirigente revolucionario de toda Latinoamérica, me recuerda mucho al Comandante Chávez, a su humildad y espíritu de sacrificio. La derecha quiere sepultar a Lula y con él la voluntad de lucha de los pobres de la tierra, atacando su moral, que es el único poder que tenemos los revolucionarios. ¡Fuerza Lula! Con Chávez siempre ¡Venceremos! 

 

 

 

]]>
<![CDATA[En opinión: "El elogio de la locura”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-elogio-de-la-locura-20180406-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-elogio-de-la-locura-20180406-0086.html  Las bibliotecas poco cuidadas, ejemplo de lo cual –tengo que reconocerlo- es la mía, son una fuente de riqueza permanente, sobre todo en los momentos en que nos ofrecen el libro leído hace sopotocientos años, que nos agradó inmensamente y del cual, muchas veces no recordábamos ni el título. Tal cosa me sucedió con el texto “Erasmo de Rotterdam. Triunfo y Tragedia de un humanista”, de la autoría del escritor que iluminó el pasaje de mi infancia a la adolescencia.
 
En efecto, Stefan Zweig, perseguido por su condición de judío, fue una voz permanente de protesta contra las intervenciones bélicas de Alemania en el siglo XX. La obra de Erasmo comentada por Zweig se intitula “El Elogio a la Locura”, y es una sátira ágil de los valores vigentes en la época. Debe señalarse que a Erasmo le sucedió lo mismo que a Voltaire y a algunos otros escritores que, siendo autores de múltiples libros serios, los que resultan conocidos son sus obras más ligeras. Así sucedió con Voltaire y su “Cándido” y con Erasmo de Rotterdam con la que ha sido llamado un chispeante divertimento denominado, en el original, “Laus Stulticiae”.
 
Se vale el autor de una exposición de Doña Estultitia, indiscutiblemente frívola, que hace una crítica profunda de la sociedad en la cual vivió. El texto comienza con la presentación del personaje aludido, quien desprecia los conceptos de su siglo, considerando que solo los que tienen visos de locura son los realmente cuerdos. Para Estulticia el motor de todo quehacer humano no son los juristas enrevesados ni los filósofos profundos, sino los grandes majaderos como Moliere. Es por eso que la obra se llama el “Elogio de la Stulticia”.
 
 Si hablamos del autor, debemos señalar que Erasmo de Rotterdam, a través de su batallar, opera como un hombre justo y carente de prejuicios por considerar que la desgracia espiritual de la naturaleza humana es el fanatismo, con el cual, se destruye la templanza necesaria para vivir en paz. Es por lo anterior que intenta armonizar las contradicciones del espíritu humano, al punto que, para él, cualquier revolución violenta, cualquier tumulto, cualquier altercado multitudinario, contradice la diafanidad de la razón universal con la cual tenemos que estar comprometidos. Considera al efecto que la guerra es la forma más grosera y violenta de dirimir las contradicciones, y con ello es incompatible con el pensamiento racional. Trata así de mitigar los conflictos, intentando comprenderlos, distinguiendo lo que es diferente, simplificando lo confuso y entretejiendo nuevamente las rupturas. 
 
 Erasmo aparece como el unificador, en su propia persona, de las diferentes formas de creación: la Poesía, la Filología, la Teología y toda esfera conceptual en la cual estén presentes los principios altruistas, al punto que, no encuentra ninguna contradicción moral, insalvable entre Jesús y Sócrates; entre la doctrina cristiana y la sabiduría de la antigüedad.
 
 Fue así como para Erasmo, el Renacimiento, con su exuberancia sensual, no era un enemigo de la reforma, sino su hermano. La lucha entre Erasmo y Lutero va a plantear todos los rasgos del humanista frente al apasionado fanatismo de su contendor y es por eso que vale la pena seguirlo en sus múltiples etapas para revalorar a este gran pensador del pasado que escribía para un mundo de paz.
 
 Es por ello que, en este trozo del siglo XXI, en que las grandes potencias están exhibiendo, sin vergüenza alguna, sus terribles instrumentos de guerra, pensamos que es necesario que se renueve el “Elogio de la Estulticia”, para apagar el belicismo de unos Estados que, en su afán de dominio y poder, son capaces de retar a las fuerzas de la naturaleza, sin detenerse ante los daños irreparables que están destinados a destruirlas.
]]>
<![CDATA[Inclusión financiera, por José Grasso Vecchio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Inclusion-financiera-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180406-0057.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Inclusion-financiera-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180406-0057.html Inclusión financiera es el acceso a diversos productos financieros y servicios financieros de calidad, lo que quiere decir, que la inclusión va mucho más allá de una apertura de una cuenta. Con la inclusión financiera, se facilita el acceso de la población a servicios y productos financieros que luego, contribuirán a permitirles más ingresos y una mejor calidad de vida. A nivel macroeconómico, la inclusión financiera impulsa un mayor crecimiento económico.

 

Los sistemas financieros y la banca en general se han dado cuenta desde hace tiempo de que es una tarea inaplazable incorporar en forma masiva y cuanto antes mejor, a grandes cantidades de personas que, en todo el mundo, permanecen inexplicablemente fuera del ámbito bancario, Venezuela no es la excepción. Si bien en nuestro país hemos visto un crecimiento importante de la población bancarizada, en los últimos años falta mucho por hacer.

 

Se puede afirmar que, la búsqueda de nuevas formas de incluir a vastos sectores de la sociedad como usuarios de la banca, y por tanto, como actores de la economía moderna y formal, es ya una tendencia irreversible, especialmente en Venezuela, donde las instituciones financieras han estudiado, puesto en práctica y masificado muchas vías posibles de extender sus servicios hacia todos los estratos sin excepción.

 

Estudios señalan que dos de cada tres ciudadanos que reciben un microcrédito -el instrumento más básico hacia la inclusión financiera- logran incrementar sus ventas y ganancias; de ellos, entre 50% y 95% incorporan prácticas contables y gerenciales a sus negocios.

 

A nivel mundial el número de personas excluidas de los servicios financieros está a la baja. Los esfuerzos por acercar productos de ahorros, crédito, nuevos medios de pagos están creciendo, sin embargo aún existen 2 mil millones de personas sin inclusión financiera.

 

La solución, pasa por lograr que más personas puedan no sólo tener una cuenta bancaria sino que realicen transacciones financieras a través de medios electrónicos.

 

Las nuevas formas de pago nos indican que el futuro es hoy y lo que construiremos cada día, ya que aumenta la confianza en la aceptación de nuevos medios de pago electrónicos que no solo están a la vanguardia en tecnología sino en estándares de seguridad. La innovación nos permite contar con soluciones ágiles donde la preferencia y uso de los medios de pago electrónicos prevalecerá ya que vemos un futuro de medios de pago digitales y pasando a tecnologías sin contacto.

 

 

]]>
<![CDATA[¿Votar o no votar?, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Votar-o--no-votar-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180406-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Votar-o--no-votar-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180406-0005.html La duda existencial  de Hamlet “¿To be or not to be? That  is the question” (Ser o no ser, allí está el problema) se traduce en Venezuela en votar o no votar. Pero sería inconcebible, lamentable y hasta i mperdonable,  que teniendo el 80 % de rechazo, Maduro ganara las elecciones de mayo y recibiera la autorización para terminar de destruir el país.
 Si ganara las elecciones, la oposición no sería derrotada por Maduro, sino que, una vez más, se derrotaría ella misma. ¿Acaso somos masoquistas? Pareciera que, en todos estos años de correr hacia el abismo,  no hemos aprendido nada de tantas marchas y contramarchas, contradicciones, incoherencias, vacilaciones  y enfrentamientos internos. 
Está claro  que muchos ponen más empeño en atacar y destruir a los que piensan distinto dentro de la oposición que en salir de este gobierno que es el causante de este inconcebible desastre.  Como consecuencia, la gente de a pie, que somos la mayoría en el país, ha perdido la ilusión, la esperanza y no sabe qué hacer.   
Tras el fracaso de los que buscaron atajos para salir por la fuerza de este gobierno, o de los ingenuos que pensaban que ante la terrible situación y las gravísimas acusaciones de corrupción, violación de los derechos humanos  e incompetencia, renunciaría el Presidente, se impuso el discurso de una salida democrática y electoral. 
Pero  de nuevo se impusieron los demonios de la división que siembra desconcierto y desesperanza e  impide  aglutinar el descontento de la gente con una única propuesta que entusiasme y se traduzca en fuerza movilizadora y de cambio. Unos dicen que hay que votar, otros dicen que no, pues primero hay que luchar por condiciones electorales propicias. 
Pero pasan los días, y yo no veo clara la estrategia para que se den esas condiciones, y mucho menos que esté entusiasmando a la mayoría. Por todas partes se respira pesimismo y dudas.  Por ello, mucho me temo que llegue el día de las elecciones y la mayoría no sepamos qué hacer. Lo que sí está claro es que, si sigue la duda entre votar o no votar, volverá a ganar Maduro, es decir, la abstención   o mejor, la división y la incapacidad de enfrentar en un solo bloque los gravísimos problemas. ¿Será que, como dicen algunos,  los líderes de la oposición están también ellos, como los del Gobierno, muy lejos de los problemas de escasez, inseguridad y hambre que sufrimos las mayorías y que ya no podemos soportar? 
Todavía estamos a tiempo de lograr un bloque unitario y, en consecuencia, vencedor. 
Los que acompañan a Falcón deben sentarse a negociar con los que dicen que no hay que votar, y presentar una única ruta que nos clarifique qué debemos  hacer y nos devuelva el entusiasmo. Para ello, deben aclararse y aclararnos cuáles son las condiciones mínimas y posibles para ir a votar. Si no se logran, Falcón y los que lo acompañan deben retirarse de la contienda electoral especificando con claridad por qué lo hacen, y cuál es la alternativa a no votar.  Si se logran las condiciones, todos deben hacer un llamado a salir a votar y a defender los votos que nos devuelva la esperanza y posibilite  el cambio necesario.
Necesitamos un verdadero liderazgo aglutinador, que contagie  su entusiasmo apasionado,  cercano a la gente, que convierta en sinfonía a los solistas. 
 

]]>
<![CDATA[La farsa, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-farsa-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180406-0004.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-farsa-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180406-0004.html Nuestro país sucumbe en el marco de una impresionante tragedia humanitaria.

Nuestros ciudadanos están sometidos al hambre; al desabastecimiento de alimentos, medicinas y bienes en general; a un sistema de salud tan precario, que se cuentan por decenas de miles los muertos porque no tienen una medicina o un tratamiento; a una galopante inseguridad que acaba también con miles de vidas; a un deterioro creciente de servicios públicos que hace que la gente viva mal, sin calidad de vida. 
El reporte de protestas en Venezuela durante el pasado mes de marzo, alcanza en números casi a mil. Cerca de mil protestas en un mes que incluye la Semana Santa, es un reflejo de la gravedad de la situación en que vivimos.
En medio de esta realidad, el gobierno, el CNE y el Psuv, que son lo mismo, convocan a una supuesta elección que no es eso, con el fin de prorrogar por seis años más la gestión de un irresponsable que es el primer culpable de la grave crisis que vivimos. No podemos hablar de elección porque no hay elección, no podemos mencionar la palabra abstención porque no hay elección. No podemos hablar de candidatos porque no hay elección. No podemos hablar de voto porque no hay elección. Esto es un fraude, una pantomima, una farsa y nuestra responsabilidad es denunciarlo y exigir que se den las condiciones mínimas para que podamos, este año, hacer una verdadera elección que permita que el pueblo se sienta interpretado por el resultado.
Nunca está de más repetir esas condiciones mínimas: reestructuración del Consejo Nacional Electoral, revisión del registro electoral y de la inscripción de nuevos votantes y reubicación de votantes que se han ido del país, garantía de observación internacional, lapso de al menos 5 meses desde la convocatoria hasta el proceso electoral y cumplimiento del cronograma electoral, despartidización de las estructuras electorales institucionales: juntas territoriales y centros de votación. Cese a la extorsión a través del voto asistido y los puntos rojos. Muchas condiciones adicionales se cumplirían a partir de ese CNE equilibrado. Todo esto está en la Constitución y en la ley. 
Cuando la Unidad Democrática decidió no participar en esta farsa electoral, lo hizo con la convicción de que necesitamos generar cada día más presión para que tengamos este año las elecciones presidenciales con las condiciones mínimas que exigimos. La candidatura de Henry Falcón, sin primarias ni consenso, se convierte en un elemento de apoyo indirecto al régimen que busca legitimarse con la farsa electoral. Lamentablemente Falcón se presta al juego de Maduro. Por eso, todos debemos tener claro que no es candidato de la oposición venezolana, sino que, consciente o inconscientemente, le hace el juego a Maduro y a su estrategia. El llamado o la exigencia que le haríamos es que se retire de esa farsa y se una a la lucha por las condiciones. 
Nosotros no somos abstencionistas. Queremos votar. Pero al votar queremos elegir y, como se presenta el simulacro de Mayo, no podemos participar como si fuéramos chivos directo al matadero, sin ejercer las medidas de presión que sin duda podemos desarrollar. Cuáles serían entonces los escenarios posibles: 1. Que logremos, con presión nacional e internacional, que las condiciones cambien, que suspendan esa farsa del 20M y que este año tengamos verdaderas elecciones. 2. Que nos resignemos a ir a votar, sabiendo que Maduro tiene la farsa montada, y terminemos legitimándolo y acabando con la presión que recibe desde todo el mundo. 3. Lograr deslegitimarla, no participando en esa farsa, desconociendo el resultado y profundizar las presiones para que se dé una verdadera elección este año. 
Pienso que el escenario inaceptable es el segundo. Debemos promover que se dé el primero y, en caso de que no sea posible, forzar el tercero. Para eso tenemos que activarnos y sumar cada día más gente que hable, pero que también luche. XXX


 

]]>
<![CDATA[Campaña, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Campana-por-Roberto-Malaver--20180406-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Campana-por-Roberto-Malaver--20180406-0008.html ¡Se acabó lo que se daba! Partida. Arrancamos con nuestro jefe de campaña Claudio –Despacito- Fermín diciendo que hay que votar para salir del dictador. 


Y dijo que algunos compañeros de ADelante a luchar milicianos y Primero Justicia también estaban dispuestos a salir a votar por Falcón Crest, porque no les queda más remedio. Es decir, que se nota que estamos buscando cuchillo pa nuestro pescuezo, porque todavía no hay diálogo entre nosotros, y Julio- Matemático y Sanciones –Borges sigue dándole la vuelta al mundo pidiendo nada para Venezuela y todo para nosotros los de la oposición. Ese cheque de PDVSA si le salió bueno a Matemático y Sanciones Borges, porque se la pasa montado en un avión llamando a defender la democracia, y con todo y eso algunos ignorantes lo quemaron como un Judas traidor en esta semana santa que acaba de concluir en paz.


Ese comando de campaña del compañero Falcón Crest está que da lástima. Uno los ve ahí sin emoción, sin pasión, pero eso sí, con mucha razón, pero ninguno sabe cómo enfrentar al dictador. Uno ve al compañero Despacito Fermín y cada vez que declara pareciera que estuviera vendiendo el catre. Y así no se puede llegar a ninguna parte. Aunque ya por ahí salió una encuestadora a decir que Falcón Crest le lleva un 16% de ventaja al  dictador, y ya se nota que esa  encuestadora está mintiendo en un 100%. Si nosotros, los que estamos con la abstención, no nos ponemos de acuerdo, es muy difícil que podamos salir del dictador.

Allí acabamos de montar una vaina bien ridícula que ni siquiera tiene fuerza propagandista, es decir, juzgamos al dictador en el exilio, en Colombia, y allí pudimos ver cómo los más inverosímiles personajes de la política de allá y de acá hacían todo lo posible por pasar por gente decente, pero se les caía la cara de vergüenza cuando la cámara los enfocaba, carajo, perdimos hace tiempo la dignidad y la ética, pero hay que hacerse los locos y no reunirse amarraditos todos porque eso causa arrechera, sobre todo abrazar a personajes que han creado falsos positivos y otro montón de vainas que no uno no sabe dónde ubicarlas.


Así que mejor seguimos con nuestra campaña de la tristeza por esas calles y pueblos que nos ven con tanta lástima que provoca decirles: “No es para tanto, cambien esas caras”. Para la próxima rueda de prensa del comando de campaña habrá que poner una musiquita de fondo, para que crean que estamos alegres, porque en verdad os digo, con ese llanto estamos derrotados.
El papá de Margot vio las declaraciones de Despacito Fermín en la televisión y dijo: “Bueno, mijo, se supone que para esos estás tú ahí, para hacer que la gente vote”. Y se fue al cuarto y  le metió ese coñazo tan duro a la puerta, que un vecino gritó: “Sigue así, que vas tumbar el edificio, desgraciado”
- Triste no sé por qué estoy triste. – Me canta Margot 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Ética para corruptos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Etica-para-corruptos-20180406-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Etica-para-corruptos-20180406-0007.html Recientemente fui invitado a dictar una conferencia sobre Ética y Política y me fundamenté en sendas obras de Oscar Diego Bautista, tituladas “La ética y la corrupción en la política y la administración pública y ética para corruptos”, el autor plantea que  históricamente, la corrupción política ha sido objeto de reproche moral en todas las sociedades, los testimonios de diferentes culturas así lo aprueban. 
Desde mediados del siglo XX y hasta la fecha, esto se ha vuelto más evidente, lo mismo en países desarrollados como en países en vías de desarrollo.
Existen diversos organismos para su seguimiento, estudio y combate, entre los que se encuentran Oficinas de Gobierno, Lucha contra el Fraude, Transparencia Internacional, entre otras acciones impulsadas por los gobiernos para fomentar la ética pública. 
La corrupción conlleva a un comportamiento deshonesto, evasión de normas, lo que puede resumir en ausencia de principios y de carácter, asunto que tiene que ver con la ética, con lo público, la ética, al referirse al ámbito público implica necesariamente relacionarse con la política, no se limita a los funcionarios públicos. 
Un buen gobierno requiere funcionarios responsables y políticos responsables, ya que estos son los que toman decisiones y esta depende a su vez de la actuación de sus propios principios.
La ética pública es un elemento importante que hace contrapeso no solo a la corrupción, sino a las distintas actividades antiéticas al inyectar un conjunto de principios y valores y así revitalizar las instituciones públicas y los servidores públicos, como a todos los que ocupan un cargo público y sirven al Estado.
La ética es un instrumento de la caja de herramientas que hay que utilizar para enfrentar la corrupción. La ética está en el centro del debate de las corrientes del pensamiento político contemporáneo entre liberales y comunitaritas, abriéndose espacios en los últimos años en disciplinas como la biología, medicina, negocios, tecnología, donde existe comité de ética.
El comportamiento correcto de los gobernantes, es una condición sine quanon para que exista una eficiente administración, escándalos de corrupción debilitan las instituciones, gobernantes y por ende la democracia. La gente ha confiado en los gobernantes y en los funcionarios que han colocado los mismos para que resuelvan los problemas que les aquejan, los problemas se presentan por carencia de recursos y carencia de recursos éticos, provocando la corrupción, el abuso de autoridad, la negligencia, el nepotismo, quienes se corrompen obtienen beneficios en prejuicio de la sociedad.
En general en la opinión pública existe la idea que en la política y en el gobierno existe corrupción y quienes participan en este ámbito son corruptos, de allí la necesidad de estudiar la ética vista desde la filosofía política, convirtiéndose en un gran desafío. El hombre es lo que piensa, sus actos y comportamientos se rigen en función de su esencia y valores. Cualquier gobierno estará legitimado en la medida que defienda una verdadera ética pública, en virtud de este conlleva responsabilidad, espíritu de servicio y atención al ciudadano. 
La ética aplicada a la función pública es de vital importancia, porque tiene como eje central el servicio, la ética en el gobierno es la ciencia del buen comportamiento de la gobernanza, el buen gobierno, el servicio a la ciudadanía. La ética permite elevar la calidad de la administración pública, mediante la conducta honesta, eficiente, objetiva e integra de los funcionarios públicos en la gestión de gobierno. El servidor público se debe a una sociedad, su sueldo es pagado por la sociedad y por lo tanto tiene una responsabilidad y un compromiso con ella. La ética implica el compromiso y participación ciudadana.
El político y el funcionario público no deben olvidar que están para servir a la comunidad no para servirse de ella, en tal sentido es propicio recordar las palabras de Confucio. “El gobernante se haya obligado, sobretodo, a perfeccionar su inteligencia y su  carácter para conseguir la virtud, si obtiene la virtud recibirá el afecto del pueblo; si goza del afecto del pueblo, su poder se extenderá por toda la región, si ha adquirido poder sobre la región le resultará fácil alcanzar la prosperidad del Estado”. 


 

]]>
<![CDATA[El post 20 de mayo, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-post-20-de-mayo-por-Leopoldo-Puchi-20180405-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-post-20-de-mayo-por-Leopoldo-Puchi-20180405-0034.html Siempre una consulta electoral encierra la potencialidad de un cambio, independientemente de las condiciones en que esta se realice. La grave situación económica, las privaciones de la gente, la ineficiencia gubernamental, los efectos del bloqueo financiero internacional, todo esto inclina la balanza hacia la oposición. Al mismo tiempo, la pérdida de confianza  de sus seguidores en la dirigencia partidista, la reticencia a participar en las elecciones y las divisiones le obstruyen las puertas del éxito.


En un cuadro como este debe pensarse el futuro tanto desde la probabilidad de que gane el Gobierno como la oposición. De modo que es razonable considerar ambos escenarios. Y el elemento común es la dimensión de las tareas del programa de recuperación que tendrá que emprenderse, dadas las características de la crisis por la que atraviesa el país, apenas revelada en su profundidad y extensión por la cifra de 40% de caída del PIB. La magnitud de los problemas que deben enfrentarse y el trabajo que debe  ejecutarse es tan grande que pretender hacerlo con un solo hombro sería  quimérico. No es solo la macroeconomía, sino el reordenamiento del funcionamiento de los servicios públicos e incluso de la vida cotidiana. Pretender hacerlo con un solo hombro sería  quimérico.


La negociación es ineludible, tanto si gana Gobierno como oposición, porque ninguna de las dos grandes fuerzas políticas y sociales desaparecerá al día siguiente de las votaciones del 20 de mayo. Cada una cuenta y tiene capacidad para dar aportes y también para obstruir. El objetivo sería crear un marco de cohabitación de largo plazo a partir de las coordenadas actuales de un modelo mixto de economía, de criterios básicos acordados sobre la distribución de la riqueza y predominancia de la vocación popular del Estado. Sobre esa base, se emprenderían las reformas de institucionalización necesaria para la convivencia de las fuerzas políticas y sociales en pugna, de modo que se pueda relanzar la producción nacional, la petrolera, la agrícola, la industrial, y se emprendan los cambios en los poderes públicos que permitan la presencia compartida de ambos sectores en los poderes públicos.


De ganar la oposición, el diálogo que preceda a la transferencia de mando tendría que contener un acuerdo sobre la institución militar, la progresiva renovación de los poderes y los parámetros de un programa económico sensato. Materias como la absurda propuesta de eliminar la emisión por Venezuela de su propio signo monetario podría bien ser reconsiderada.


Gane oposición o Gobierno, también sería necesario integrar en el diálogo al gobierno de Estados Unidos, puesto que un plan de recuperación de la economía estaría limitado por las sanciones y las tensiones geopolíticas existentes. Un entendimiento de cohabitación en lo interno y un acuerdo de cooperación internacional sentarían las bases  para el relanzamiento de Venezuela.
 

]]>
<![CDATA[El rescate de valores]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-rescate-de-valores-20180404-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-rescate-de-valores-20180404-0085.html El asedio económico, financiero y comercial al que está sujeto Venezuela, no tiene precedente histórico. El bloqueo financiero ha sido total. Venezuela había estado acostumbrado a  desenvolverse  a través del sistema financiero americano. 


Hoy en día esa alternativa está cerrada para Venezuela. Eso significa que los pagos por concepto de venta de petróleo y otros hidrocarburos, así como pagos que el país necesita cancelar a sus acreedores, no pueden realizarse ,a través del sistema financiero americano. También se incluyen las transacciones comerciales de bienes y servicios necesarios para atender las necesidades esenciales del pueblo.
El manejo de las divisas provenientes de la venta de hidrocarburos, se han tenido que buscar alternativas novedosas para evitar las sanciones y la utilización del dólar como moneda de cambio.
En los próximos días arreciarán las sanciones en contra de Venezuela por parte de la Comunidad Europea. Nos preguntamos. Estos países que sancionan a Venezuela señalan la necesidad de un canal “ humanitario” para atender las necesidades básicas de la población. Es una contradicción. Por un lado bloquean el suministro de medicinas y alimentos, y por la otra, ofrecen canales humanitarios. Lo que se busca es el poder político y con ello de nuestros recursos naturales, que es fin y la razón de todo.
Venezuela ha sido objeto de un despilfarro de recursos, de corrupciones nunca antes vistas. Los peces gordísima gozan de buena salud y de dan el lujo de escribir y criticar todo cuanto se hace. Siendo sujetos de aplicárseles todo el peso de la ley. Finalmente, no pasa nada.
El mundo político con vista a las elecciones presidenciales de mayo 20,  estará sujeto a la reelección del Presidente Maduro. La Oposición se ha esfumado y se ha dispersado por conflictos internos y posiciones contradictorias.Son reís de sí mismos.
Con todo este escenario, casi catastrófico. Venezuela sigue adelante. Por mucho que los detractores internacionales ayudados por venezolanos internamente, no podrán acabar con Venezuela. Seguiremos adelante buscando alternativas y re acomodos , en busca del fortalecimiento económico, social y político.
Algunos amigos me dicen “ es que tu eres optimista”. Yo le dijo que si. Soy optimista porque este país es libre, no está sujeto a guerras como otros países. Tenemos una población joven y pujante. Tenemos recursos materiales. Tenemos todo para salir adelante. Lo que si tenemos que fortalecer sin los valores morales y éticos. 
La responsabilidad, el respeto y la probidad en nuestra actuaciones como seres humanos. Estos unidos con la educación, nos harán un pueblo próspero y respetado por el mundo entero.

]]>
<![CDATA[Ventajas y desventajas de la dolarización, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ventajas-y-desventajas-de-la-dolarizacion-por-Victor-Alvarez-20180404-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ventajas-y-desventajas-de-la-dolarizacion-por-Victor-Alvarez-20180404-0076.html

El economista Francisco Rodríguez, coordinador del programa económico del candidato Henri Falcón, ha planteado la dolarización de la economía venezolana. Vamos a evaluar la conveniencia y viabilidad de esta medida, explicando las ventajas y desventajas de la misma.

Una de las críticas más fuertes que actualmente se le hace al Gobierno es su pésimo manejo de la política fiscal, monetaria y cambiaria, toda vez que ha desatado una voraz hiperinflación que ha destruido el signo monetario nacional y el poder adquisitivo de los hogares que viven de un ingreso fijo en bolívares.

Venezuela ha registrado déficits fiscales durante 6 años consecutivos. En 2017 fue de 21 % del PIB. Eso es como una fiebre a 40. Las principales causas se ubican en el irracional subsidio a la gasolina, lo que Pdvsa deja de percibir al vender los petrodólares a una baja tasa de cambio, y los ineficientes subsidios a los bienes y servicios públicos como electricidad, agua, gas, metro, etc. los cuales se financian con desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo que han superado los Bs. 120 billones (120 x 1012). Y al inyectar semejante masa de dinero a una economía contraída -signada por crecientes índices de escasez-, mucha plata detrás de pocos bienes lo que ha hecho es desquiciar la hiperinflación.

A la presión deficitaria se suma la reciente práctica populista y clientelar de repartir bonos que no son fruto de un mejor desempeño productivo. Estos bonos también se financian con emisiones de dinero sin respaldo en la producción. Acabar con el desastre que causa esta manera irresponsable de gastar y financiar el déficit fiscal es justamente lo que se busca con la dolarización.

Análisis costo-beneficio

Cualquier decisión de política pública debe evaluar sus costos y beneficios. Al hacer esta comparación, los reparos más importantes que se le hacen a la dolarización se refieren a la pérdida de la política monetaria y cambiaria para contrarrestar el impacto de los shocks externos que afectan la economía venezolana, según sea el comportamiento de los precios del petróleo.

La política monetaria es la gama de medidas que aplica el BCV para proteger la capacidad adquisitiva del signo monetario nacional, impedir graves desequilibrios en la balanza de pagos, contribuir al crecimiento económico y a la generación de nuevos y mejores empleos. Esto se trata de lograr a través del manejo de la tasa de interés como uno de los instrumentos más potentes de la política monetaria para controlar la oferta-demanda de dinero. Como la inversión reacciona inversamente al comportamiento de la tasa de interés, en períodos de desaceleración, estancamiento o contracción económica, la autoridad monetaria disminuye la tasa de interés para estimular la inversión productiva. Pero cuando la economía está recalentada debido a un intenso ritmo de actividad, entonces el instituto emisor sube la tasa de interés para mesurar la expansión económica y evitar que se desquicien los precios.

Por su parte, la política cambiaria es clave para preservar el poder de compra externo de la moneda nacional. La productividad laboral es muy diferente entre los sectores de bienes y servicios transables internacionalmente. Cuando una economía no tiene una oferta exportable diversificada, el tipo de cambio tiende a reflejar la productividad del producto que más se exporta. Pero una vez que se alcanza un tipo de cambio que exprese la productividad promedio de la agricultura e industria, se reducen las importaciones y se incrementan las exportaciones de bienes transables. Pero para mantener la competitividad internacional no basta la manipulación de la tasa de cambio. Los exportadores están emplazados a mejorar su calidad, productividad y competitividad, lo cual implica invertir en talento humano y ofrecer mejores remuneraciones.

Impacto de la dolarización en el corto y largo plazo

En el corto plazo, el beneficio de dolarizar es que se frenaría en seco la hiperinflación. Ecuador sufrió inflaciones de dos dígitos a lo largo de veinte años, pero a partir de la dolarización en el año 2000, el promedio de inflación apenas llega a 3,8 %. Desde entonces, el ingreso per cápita ha crecido 114 %, liberando a más de tres millones de ecuatorianos de la pobreza extrema. El desempeño del Ecuador dolarizado está entre los mejores en América del Sur.

Pero cuando un país subdesarrollado, con una baja productividad, adopta la moneda de una potencia económica que lo supera ampliamente en niveles de productividad, difícilmente la producción agrícola o industrial del país dolarizado podrá competir internacionalmente. Al igual que Ecuador, Venezuela es un país petrolero. Y al dolarizarse, pierden su capacidad de ajustar el tipo de cambio para respaldar la competitividad de las exportaciones no petroleras. Rafael Correa no pudo respaldar la competitividad cambiaria de las exportaciones no petroleras a través del manejo de la política cambiaria. Y a largo plazo, Venezuela pagaría costos semejantes al renunciar al manejo de la política monetaria y cambiaria.  

Una vez resuelto el problema inflacionario, recuperado el salario real y reducido el nivel de pobreza, Correa quiso eliminar la dolarización en Ecuador porque no podía expandir la economía a través de un aumento del gasto público y de la expansión de la liquidez. Por eso, al evaluar las ventajas y desventajas de la dolarización, hay que identificar y analizar cuáles serían las nuevas fuentes de financiamiento del gasto público, toda vez que ya no habría margen de maniobra para el manejo de la política monetaria con fines de expansión económica.

Dolarización y vulnerabilidad externa

Los países que dependen de un solo producto de exportación sufren de una gran vulnerabilidad externa. Si caen los precios del petróleo, no le entran suficientes divisas para financiar la expansión económica. Al estar dolarizados, se produce una contracción monetaria que presiona un alza en las tasas de interés, cuestión que desestimula la inversión productiva.

Bajo un sistema de flotación libre, el impacto de un shock externo es aliviado a través de la devaluación que encarece los bienes y servicios importados y fortalece la competitividad cambiaria de las exportaciones no petroleras, contribuyendo así a corregir el déficit en la balanza comercial. Bajo un control cambiario con tasa de cambio fija y emisiones desmesuradas de dinero para financiar el déficit fiscal, se ejerce una permanente presión sobre el tipo de cambio paralelo al que se traslada la demanda insatisfecha de divisas. Así, es imposible mantener la oferta de dinero alineada con la tasa de cambio y por eso el dólar paralelo sube de manera incesante.

El régimen de cambios múltiples es la peor manera de administrar la política cambiaria, toda vez que genera incentivos perversos para los cazadores de rentas, especuladores cambiarios y corruptos que lograr amasar jugosas ganancias a través de toda clase de delitos e ilícitos cambiarios, causando un grave daño a los ingresos fiscales, las reservas internacionales y la estabilidad macroeconómica.

A la hora de dolarizar, es necesario considerar la vulnerabilidad externa de Venezuela derivada de la volatilidad de los precios de su principal fuente de divisas, aunque el problema clave en el corto plazo para generar divisas no es la volatilidad de los precios del petróleo, sino la grave caída de la producción de Pdvsa. La pregunta entonces es: ¿En qué rango o banda debería moverse la producción y el precio del petróleo para sostener la dolarización?

La dolarización del salario

La mejor manera de lograr la competitividad internacional no es con base en salarios bajos. Sin embargo, un país que sufre un colapso de los precios del crudo necesita bajar sus sueldos en dólares para estimular inversiones y aumentar la oferta exportable que ayude a compensar la caída de la renta petrolera. Venezuela está lejos de lucir los salarios en dólares más altos de la región.

A la tasa de cambio paralela, el salario mínimo integral de 905 mil bolívares equivale a 4,35 $/mensual. Si la dolarización se aplicara a la última tasa Dicom de 40 mil Bs/$, el ingreso mínimo del trabajador subiría a 23 $/mes. Este nivel seguiría siendo apenas una fracción del sueldo mínimo promedio latinoamericano que está entre $ 350-400. A pesar de su estrepitosa caída, el actual nivel de reservas internacionales alcanzaría para convertir la totalidad del dinero circulante y los depósitos en dólares, a la tasa de cambio derivada de la última subasta del Dicom.

Los salarios dolarizados son tan bajos que su recuperación solo haría mella a la competitividad internacional, una vez que la recuperación económica llegue a un nivel tal que empuje incrementos significativos del salario. Y eso llevará al menos una década. Si la dolarización forma parte de un programa de reformas económicas bien diseñado y ejecutado, se corregirían los desequilibrios fiscales y monetarios que han provocado la hiperinflación. Una vez que la macroeconomía se estabilice y la economía real comience a crecer, los salarios en dólares comenzarán a aumentar, en lugar de seguir deteriorándose como ocurre actualmente.

El problema real de la productividad y competitividad de la oferta exportable venezolana no se deriva de los altos costos laborales, sino de los sobrecostos que genera el precario y deficiente entorno productivo: servicios, infraestructura, trámites, controles y regulaciones que castigan la competitividad. Y con la dolarización, el país renuncia al manejo del tipo de cambio para abaratar los sueldos, servicios y otros factores productivos que se pagan con moneda nacional, toda vez que estos habría que pagarlos en dólares.

Claves para una dolarización exitosa

En economía no hay panaceas. Las medidas cuando se diseñan y aplican bien, resuelven el problema principal, pero también suelen estar acompañas de efectos secundarios no deseados. Bien diseñada y aplicada, la dolarización no tendría por qué generar más costos que beneficios para la mayoría de la población.

Otro problema que se le atribuye a la dolarización es que volvería sal y agua el capital suscrito y pagado de los bancos y otros entes financieros que, convertido en dólares a la tasa Dicom de 40.000 Bs/$, quedaría reducido a $ 75 millones y la cartera de crédito no pasaría de $ 750 millones, monto insuficiente para financiar la reactivación de la economía. Esta relación se deterioraría a medida que la tasa de cambio de bolívares por dólares aumente.

Para que la dolarización sea exitosa debe ir acompañada de un oportuno y suficiente financiamiento externo de los organismos multilaterales. Estos fondos permitirían recapitalizar el sistema bancario, cubrir los déficits del sector público y reestructurar la deuda externa.

El gobierno ha demostrado ser más peligroso que mono con cuchillo de doble filo en el manejo desordenado de las finanzas públicas, en la emisión desproporcionada de dinero y en la administración poco transparente de la renta petrolera. En aras de enderezar el rumbo de la economía y recuperar el bienestar social, urge quitar de sus manos el manejo irresponsable de la política monetaria y cambiaria.

La dolarización temporal de la economía podría ser una medida conveniente para evitar que el gobierno de turno siga emitiendo dinero inorgánico para financiar el déficit de las empresas públicas, erradicando así el principal factor propagador de la hiperinflación que atormenta a las familias y empresas venezolanas. Al dolarizar, se acaba el relajo de la emisión de dinero porque el BCV no puede imprimir dólares.

Ante el pésimo empleo de la política monetaria y cambiaria que ha causado la espiral hiperinflacionaria, es absurdo darse golpes de pecho para dejarle al gobierno los instrumentos de política monetaria y cambiaria que no ha sabido utilizar. Si algo conviene al interés de las familias que viven de un ingreso fijo devorado por la hiperinflación que desencadena un déficit fiscal financiado con emisiones de dinero inorgánico, es precisamente quitarle el uso irresponsable de estos instrumentos. 

Al dolarizar el gobierno de turno perderá el manejo de las políticas monetaria y cambiaria, pero el país saldrá favorecido en el corto plazo al frenar en seco la hiperinflación, cuyos costos sociales y económicos son más difícil de recuperar a largo plazo si se mantiene la indisciplina fiscal y el desequilibrio monetario. @victoralvarezr

 

 

 

 

Víctor Álvarez R.

Premio Nacional de Ciencias

@victoralvarezr

]]>
<![CDATA[Interrogantes y sugerencias, la reconversión, por Rodrigo Cabezas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Interrogantes-y-sugerencias-la-reconversion-por-Rodrigo-Cabezas-20180404-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Interrogantes-y-sugerencias-la-reconversion-por-Rodrigo-Cabezas-20180404-0020.html Dada la importancia del tema para la nación y su economía y, por cuanto, la Gaceta Oficial que la autoriza es literalmente la misma del 6 de marzo de 2007, han surgido un conjunto de interrogantes, dudas y sugerencias que me permito compartir.
El cambio del cono monetario en 2007-2008 se fundamentó en dos premisas elementales. La primera. La economía Venezolana había logrado hacia 2007 un proceso de crecimiento y equilibrio económico- social. El Producto se expandió 1.5 veces entre 1998 y 2007, esto es, de 91 mil millones a 230 mil millones de dólares, lo explicaba una tasa de PIB excepcional, a tal punto que entre 2004 y 2007 alcanzó un promedio interanual superior a 7%; ello explica que el producto per cápita creciera 100% entre 1998 y 2007 de 3.973 a 8.133 US$. La política fiscal hizo un ejecución responsable del presupuesto y mantuvo el déficit manejable por debajo de 2.6%, esto permitía ser optimista en lo relativo al impacto inflacionario para 2008.  Los indicadores de la solvencia externa de la república eran inmejorables fundamentados en el crecimiento de las exportaciones petroleras cuyo comportamiento, entre 2003 y 2007, fue de 22 mil millones a 62.947 millones de dólares, un incremento de 180%. El superávit en la cuenta corriente de la Balanza de Pago se ubicó en promedio en más de 15 mil millones de US$ en los años 2004-2007, ello permitió que las Reservas Internacionales se recuperaran, desde el paro petrolero en 2002 hasta 2007, para ascender a 33.477 millones de US$, cifra superior al Nivel Adecuado de Reserva (NAR) que había calculado el Banco Central de Venezuela, BCV; así mismo, el peso del servicio de deuda externa sobre exportaciones totales se redujo substancialmente de 24% en 1998 a 10,6% en 2007. La CEPAL reconocía entre 2002 y 2006 una reducción de la tasa de pobreza en 18,4%, ubicándose en 27,4% en 2007. 
La segunda, era también cardinal y tenía que ver con aliviar el sistema de cuentas y computo de la economía nacional que afectaba el manejo presupuestario público y privado, así como el sistema bancario- financiero y el comercio de bienes y servicios. Se trataba de una corrección en el cono monetario impostergable por el efecto causado por la inflación en las últimas tres décadas.  
En el actual cuadro 2018 de recesión profunda, hiperinflación, déficit desbordado del sector externo e interno, escasez abierta, presión de deuda hacia el impago y bloqueo financiero norteamericano ¿qué objetivo de economía real puede tener la nueva reconversión monetaria? Desde la aspiración de la anhelada estabilización y crecimiento económico- social de corto y mediano plazo la respuesta no es alentadora. Si bien corrige el sistema de cuentas de la economía lo más probable es que termine siendo cosmética en poco tiempo al no tocar las raíces del desequilibrio macroeconómico.  Una de ellas, entre las principales, es la inédita y desconocida hiperinflación que hace estragos en la vida venezolana. Que los que gobiernan no quieran o no sepan identificar su causa-efecto hace dramática la coyuntura, ya que ésta y sólo ésta es la prioridad de la política económica y del país todo. El Índice de Precios al Consumidor (IPC)  en el primer cuatrimestre de 2007 promedió 0,62, este año 2018 supera el 50%. No hay poder adquisitivo de billete que contenga la hiperinflación.    

      Tema de otro texto es analizar y reconocer sus causas, un sistema cambiario de extrema sobrevaluación inexplicable desde la ciencia económica que provocó el mayor desequilibrio de precios relativos de nuestra economía desde hace tres años y, la desbordada y sorprendente emisión de dinero electrónico en el BCV que viola elementales leyes de la economía real y circulatoria que reconoce un estudiante de primer año de cualquier escuela de economía. 
La reconversión monetaria de 2007-2008 mereció un estudio de viabilidad del BCV en 2006 y un cronograma de un año, 2007, para su preparación e implementación, contratar la elaboración de los nuevos billetes, la regulación y explicación sobre la unidad tributaria aplicable, los estados financieros, el cambio en el sistema de cómputos, la emisión de cheques y demás títulos de crédito, la recepción y distribución de los nuevos billetes y monedas, el calibramiento de los cajeros automáticos de los bancos ( dos meses), la campaña masiva de información a la ciudadanía, entre otros. En atención a la experiencia vivida me he preguntado ¿cómo hará el BCV para realizar todo el proceso hacia el 4 de junio? ¿Por qué a la mitad y no al inicio del año fiscal y contable, 1 enero 2019?, ¿Qué sentido político o económico tiene correr tanto riesgo con el sistema de pago?, ¿lo ocurrido con el billete de 100  es lección no aprendida?
El directorio del BCV presidido por Gastón Parra Luzardo, en 2007, previendo alguna situación de nerviosismo o pánico de los usuarios bancarios, o bien, cualquier falla imputable a lo tecnológico, resolvió  para garantizar la tranquilidad ciudadana, de una parte, que la vieja familia de billetes seguiría circulando conservando su poder liberatorio hasta ser desincorporada o desmonetizada a finales de 2008 y, de la otra, garantizar que el nuevo cono monetario a iniciarse el  1 de enero de 2008 estuviera en un 80% en el sistema bancario y financiero nacional. Sorprende que el BCV en su formato de reconversión 2018 decide desmonetizar radicalmente, para este 4 de junio, los aproximadamente 18 millones 700 mil piezas de billetes que actualmente circulan insuficientemente.  Esto es de vértigo, quizás la mayor preocupación que deseo señalar. ¿Lo pensaron bien los directivos del BCV?            

                     No habrá problema, y sólo se explicaría, si ya tienen garantizado para el mes de mayo no menos de 32 millones de piezas de los billetes nuevos. Lo contrario significará una crisis de efectivo en poder del público muy grave que acarreara desestabilización política, económica y social. ¿No revisaron el porcentaje de no bancarizados en Venezuela? ¿Olvidaron que la economía agrícola venezolana, andes, los llanos y sur del lago más del 70% del pago de nóminas es en efectivo? ¿Se lo advirtieron las autoridades económicas al presidente de la Republica? ¿Porque no dejar que las dos familias de billetes circulen en el segundo semestre de 2018 como mínimo? ¿Porque no remarcar los 18,7 millones de piezas actuales reexpresandoles en las magnitudes del nuevo cono para evitarse sensibles problemas de ausencia de efectivo, hoy apenas el 3% de la Liquidez monetaria, antes que incinerarlos?
Reconversión con hiperinflación no conduce a nada. La nación reclama un programa económico de estabilización con sus componentes fiscal, monetario, cambiario y de producción y, especialmente, el plan para acortar y salir de la destrucción monetaria y de salarios que padecemos. Esta es la sugerencia trascendental por perentoria e inaplazable.
 

]]>
<![CDATA[La paradoja de la abstención]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-paradoja-de-la-abstencion-20180404-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-paradoja-de-la-abstencion-20180404-0022.html Para que  el país cambie el rumbo hacia la superación de la terrible crisis que corroe los cimientos de la Nación, hoy empujada hacia el caos y el colapso por un gobierno que ha demostrado incapacidad, indolencia y falta de voluntad política para enfrentarla, estamos obligados a ponderar responsablemente la conducta a seguir ante los próximas comicios del 20 de mayo.

   Esta es una  oportunidad histórica, para que más de 75% de los venezolanos que se oponen a la reelección del presidente Maduro, se manifiesten de manera contundente.

Paradójicamente, a la abstención juegan la derecha extremista y también el gobierno. De un lado, el liderazgo fracasado de la extinta MUD está llamando a la abstención, para forzar una salida del gobierno por la llamada “comunidad internacional”, vale decir,  por EEUU, la OTAN y sus adláteres  regionales, a través de una “intervención humanitaria” de la que esperan surja un “gobierno de transición”, impuesto por las fuerzas de ocupación.

Justifican la inaceptable declinación de nuestra independencia, porque faltan garantías suficientes para que se exprese fielmente en esas elecciones la soberanía popular, aunque si pasamos a ser una colonia ésta quedaría totalmente constreñida. Del otro lado, consciente de que mermó su base social de apoyo, el gobierno, al jugar a la abstención, está aplicando la lógica de las minorías, buscando repetir su “hazaña” en la elección de alcaldes y gobernadores ayudado por la línea abstencionista de esos opositores. Delsy Rodríguez estimula la abstención cuando afirma que “(…) más nunca se entregá el poder político”, al admitir que si pierden de todos modos desconocerán la voluntad popular.

Aún en condiciones desventajosas, si la votación es masiva tendría la fuerza arrolladora del poder constituyente originario, para propulsar el cambio político que restituya la Constitución y reafirme la soberanía nacional frente a la injerencia imperialista. Sobrevendría la movilización necesaria para vencer la abstención, si hay una alternativa electoral con opción de poder, capaz de interpretar el sentimiento nacional unitario que reclama la atención urgente de la emergencia humanitaria,  enfrentar la corrupción y, un plan de estabilización y de relanzamiento de la economía a partir de la re-valorización del salario y  un nuevo modelo productivo posrentista.


 
 

]]>
<![CDATA[México, a las puertas del falso cambio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mexico-a-las-puertas-del-falso-cambio-20180404-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mexico-a-las-puertas-del-falso-cambio-20180404-0021.html  Arrancó la campaña presidencial en México. El próximo 1 de julio, 89 millones de electores, el más alto de la historia, tendrán la responsabilidad de elegir al sucesor de Enrique Peña Nieto para los próximos cinco años.
Tres, de los cuatro candidatos, tienen preferencia según las encuestas. Andrés Manuel López Obrador, lo intenta por tercera vez, y es sobre quien están puestos los ojos del mundo debido a la semejanza de sus discursos con los del fallecido Presidente de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, cuando ganó por primera vez las elecciones en 1998.
Entre lo que ha dicho, y que a los venezolanos de manera muy particular nos hace sentir una especie de deja vu, está el anuncio de la venta del avión presidencial, el de bajarse sueldo al llegar a la presidencia, darle más poder al pueblo para gobernar de la mano con ellos, acabar con el continuismo, con la corrupción, con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), y pare de contar. 
Sin embargo, a pesar del parecido discursivo con el “comandante Supremo” de Venezuela, y sabiendo el daño que le ocasionó en las dos contiendas pasadas su cercanía ideológica con el socialismo del siglo XXI, López Obrador ha salido al paso para intentar desmarcarse de los señalamientos, y por eso en su primer spot publicitario de campaña “denuncia” que le quieren hacer daño al compararlo con los responsables de la crisis venezolana; y vaya con qué serenidad lo dice, tal cual un corderito.
El segundo aspirante  con mayor preferencia en las encuestas es Ricardo Anaya del Partido Acción Nacional (PAN), organización que sólo ha gobernado dos períodos presidenciales, con Vicente Fox y Felipe Calderón respectivamente.  
Anaya tiene a su favor la juventud, se vende como el hombre de frente con el futuro. Inició su campaña rodeado de jóvenes en un maratón digital con el objetivo de motivarlos para que enviara propuestas de gobierno, buscando empoderar a ese segmento importante de la población que exige mayores oportunidades de estudio, empleo y calidad de vida. En esta elección 12 millones de jóvenes  votarán por primera vez; los llamados “millennials” son el segmento que puede definir el futuro del país azteca.
En contra tiene que su familia reside fuera de México y esta ha sido una de sus mayores críticas; también lo vinculan con hechos de corrupción cuando fue parlamentario.
El tercero en las preferencias es José Antonio Meade, del PRI, organización política con más de 70 años en el poder y que hoy sigue gobernando con Peña Nieto cuyo gobierno ha sido muy criticado por hechos de corrupción, escándalos que van desde la compra de la llamada “Casa Blanca”, hasta la fuga del narcotraficante el “Chapo Guzmán”.  
Meade busca desmarcarse de los colores de su partido por eso en su spot de presentación marca separación con la corrupción y manifiesta que su única mancha es sufrir de vitíligo; por cierto, detalle me pareció interesante por la analogía.
Durante mi estadía en ciudad de México, nada mejor que conversar con los sensores de la política, que no son más que los taxistas y la gente de a pie; ellos son conocedores de la realidad, no se engañan con los spot propagandísticos. Parte de lo que aquí he escrito es producto de sus impresiones sobre la contienda en donde se juegan su futuro, bienestar y progreso; si estuviera en México no pudiera opinar sobre este tema, pero ya en tierra venezolana, sí puedo hacerlo y por eso lo comparto con usted, estimado lector. Ojala que los mexicanos no se equivoquen y escojan la mejor opción o la menos mala, pues de algo sí estamos seguros los venezolanos, y es que sí se puede estar peor. Hoy, nosotros que nos quedamos en el pasado y en el atraso socialmente, al ver amenazas como las que representa López Obrador sentimos que venimos del futuro.
 

]]>
<![CDATA[Resurrección, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Resurreccion-por-Elias-Jaua-Milano-20180404-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Resurreccion-por-Elias-Jaua-Milano-20180404-0023.html Jesús resucitado significa, para las y los que profesamos la fe cristiana, la victoria de la vida sobre la muerte, del bien sobre el mal. Por eso en cada pascua es bueno reflexionar sobre cómo lograr una resurrección permanente de esos valores que nos permitan vivir en una sociedad auténticamente humana.

Nosotros como pueblo debemos esforzarnos para lograr una victoria estratégica en los siguientes planos de nuestra vida social:

En lo ético debemos hacer renacer el tejido de solidaridad que nos caracteriza como pueblo y empeñarnos en hacer el bien entre nosotros y en el espacio y responsabilidad que nos toca desempeñarnos. Que la honestidad prevalezca sobre la corrupción.

En lo social lograr que los niños, niñas, jóvenes y madres embarazadas sean la prioridad en estos momentos de dificultades. Como sociedad debemos proteger, material, espiritual y moralmente, a la generación que desde el presente, proyecta el futuro de la Patria. 
Igual cuidado es obligante, para la sociedad, con los ancianos y ancianas, que son la raíz que nos sustenta como pueblo. Que la humanidad minimice al egoísmo.

En lo político debemos reivindicar nuestro derecho a ser sujetos protagónicos de transformación revolucionaria; a reconocernos en la diversidad de nuestra identidad nacional; a rebelarnos contra lo injusto, a ejercer nuestro derecho a la autodeterminación. Que la política triunfe sobre la guerra.

En lo económico es necesario que terminemos de parir una cultura del trabajo productivo; que levantemos la producción nacional y normalicemos los servicios públicos mediante una política cambiaria que priorice en nuestras necesidades básicas. Una resurrección de la prosperidad desde el campo, la fábrica, desde el servicio público transparente. Que el trabajo venza al facilismo.

Estamos en tiempo de pascua, iniciamos el segundo trimestre de 2018. Abril, el mes de la rebelión, de la libertad, de la Independencia. Vamos compatriotas, vamos a luchar, vamos a vencer, como cantaba Alí Primera, vamos a empujar el Sol para que de nuevo amanezca. Amén.
 

]]>
<![CDATA[Mis preguntas sobre Venezuela, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mis-preguntas-sobre-Venezuela-por-Asdrubal-Aguiar-20180402-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mis-preguntas-sobre-Venezuela-por-Asdrubal-Aguiar-20180402-0085.html Se encuentra afectada por la anomia social y el desarraigo ciudadano. Su urdimbre institucional ha desaparecido. La humana, la que le da auténtica textura al país por sobre los “amos” que se lo apropian políticamente o como botín personal, está a punto de perderse. 
Nuestra identidad moral y patrimonio intelectual, acaso se sostiene en el imaginario de la diáspora, que bien recuerda la que sufren los judíos después de destruido el templo de Jerusalén. 
El caso es que, si los judíos avanzan al exilio conservando sus raíces, resumidas en el Talmud, cabe preguntarse si los venezolanos tenemos el nuestro. 
Debo decir que no hay diagnóstico ni pronóstico posible, ni respuestas a tantos interrogantes, si no asumimos nuestra verdad. 
Los síntomas de la Venezuela enferma son notorios. Somos el segundo país más violento del mundo; estamos sometidos a una dictadura marxista que administra un pro-cónsul desde Caracas bajo dependencia de La Habana; acusamos una inflación y caída del producto interno bruto sin precedentes a nivel global; legiones de niños hambrientos caen muertos en las puertas de los hospitales y la población ha perdido un promedio de diez kilos de peso durante los dos últimos años; el aparato del poder se lo dividen los militares; cerraron las industrias y los comercios, y la moneda de más alta denominación, el billete de 500 bolívares, llamados soberanos, equivalentes a 500.000.000 de bolívares en el pasado y que en el pasado representan 50.000.000 de dólares, hoy valen 2 dólares. Al paso, tenemos a uno de los gobiernos más corruptos del planeta, según Transparencia Internacional.  
¿Vivimos una dictadura corrupta, o militarista, o fascista por regir en ella la mentira como política de Estado? ¿ Es un régimen represor por sus violaciones sistemáticas de derechos humanos, o un totalitarismo que mediante la violencia impone su pensamiento único en las escuelas?
Estas otras preguntas no son impertinentes. 
Algunos observadores internos, moderados, que se dicen progresistas, capaces de mirar el bosque más allá de los árboles, afirman que en Venezuela rige una democracia deficiente. Tal vez una democracia iliberal, o a lo sumo un autoritarismo competitivo. O que, al igual que ocurre en los Estados Unidos, funciona un gobierno digital, de comunicación directa con el pueblo, que hace innecesarias las instituciones de mediación, en una suerte de post-democracia propia del siglo XXI.
Estaríamos, entonces, con independencia de las dos versiones anteriores, ante un problema de naturaleza política, cuya solución ha de ser política, por ende, negociada. Y si posible electoral, pero que al término una u otra vía nos devuelvan hacia las reglas de la Constitución.
El caso es que la realidad es todo lo primero y de conjunto: Hay dictadura del siglo XXI y fascismo, y corrupción, y totalitarismo militarista bolivariano. Pero falta algo más, el condimento diabólico que todo lo trastorna y nadie está dispuesto a digerir, probablemente por vergüenza nacional. No por azar, incluso así, preferimos debatir sobre nuestras falencias democráticas. Nada más. 
El problema es que hay que mirar de frente al mal absoluto que nos tiene como presa a los venezolanos y necesitamos de ayuda para salir del círculo de miedo que nos inhibe y paraliza, como hasta ahora.
En 1958, cuando Venezuela cuenta con 6.000 km de carreteras, tiene dos universidades y el promedio de vida del venezolano frisa sólo 53 años, una generación de civiles insurge y nos devuelve el espíritu de la democracia civil perdida desde 1812. Su proyecto dura algo más de 30 años, hasta cuando se inicia una transición agoniosa, en 1989, que casi dura otros 30 años. 
Lo cierto es que Venezuela cuenta, para 1998, con 92.000 km de carreteras, posee más de 400 instituciones de educación superior, y el promedio de vida del venezolano sube hasta 74 años. ¿Se trató de un milagro? No. Nos modernizamos y dejamos atrás la vida rural. Conocimos el agua blanca y canalizamos las aguas negras. Para finales del pasado siglo, nuestra población, alfabetizada, estudiada, politizada, se hace hipercrítica con sus élites y con el sistema de partidos.  
En esa hora de malestar debida a la caída de los ingresos petroleros – hasta 10 dólares por barril, antes de que a partir de 1999 salten hasta 100 dólares – se suma a la cuestión nuestra el desencanto democrático que afecta al mundo Occidental de finales del siglo XX. 
Se hace cuerpo, otra vez, entre nosotros, el tráfico de las ilusiones. Sobreviene el militarismo de viejo cuño, reeditamos el hombre a caballo y el Mito de El Dorado. Nos hacemos eco de la conseja a cuyo tenor debemos a la última dictadura militar ser modernos y que ese bien lo destruyen los civiles.
Así, nos hacemos en 1999 de otra Constitución, que aprueba una minoría nacional ante la indiferencia de las mayorías; y ella dice que corresponde al Estado desarrollar la personalidad de los venezolanos; modificar nuestros valores, ajustarlos al nuevo credo constitucional, a saber, el bolivariano, el de las espadas, no el de las luces. Y al efecto se establece un modelo de centralización total del poder en cabeza del presidente, teniendo por base a la Fuerza Armada, y la promesa populista de quitarle a los que tienen para darle a los que no tienen.
Pero si todo hubiese sido sólo esto, podríamos decir que en Venezuela apenas hubo una regresión en su historia. Sólo eso.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¡Qué papelón!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Que-papelon-20180402-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Que-papelon-20180402-0086.html El libertador Simón Bolívar dice en su Manifiesto de Cartagena que la impresión de papel moneda fue una de las razones por las que se perdió la primera República. La quinta ha anunciado para junio próximo su segunda reconversión monetaria y aun así, y aunque actúa como agente de un imperio más poderoso que el antiguo español, la oposición está lejos de ser Monteverde.
Lo que queda claro es que la “guerra económica”, como la llama el Gobierno, es una guerra de papel moneda, literalmente. La polarización política llevada al ámbito económico. 
Por un lado el Gobierno no sabe o se niega a saber cuál es el precio del dólar en bolívares aunque esta realidad le salte por todos lados –ver cotización del Dicom, valor del Petro en dólares, etc.- y por el otro la oposición que aliada con capitales de Miami y Cúcuta ha impuesto un precio que tampoco se corresponde con la economía real.
Pero en la economía, como en la política, la fulana polarización les hace a ambos extremos perder el foco sobre lo esencial, sobre la gente, en el caso de la política, y sobre la producción de bienes y servicios, en el caso de la economía.
La MUD o como quiera llamarse la oposición ahora no tiene más propuesta para los venezolanos que la antinomia. Abstenerse es una opción, es verdad, pero es una opción que a la final no es nada o, en todo caso, es eso, abstenerse y ya. La cosa es más vomitiva cuando te percatas, después de escuchar a analistas como Luis Vicente León, que no hay condiciones para ir a elecciones porque ni Leopoldo López ni Enrique Capriles pueden ir como candidatos, ergo, nadie puede ser candidato o candidata, ni para concejal o legislador estatal.
López y Capriles, como dirigentes políticos, han resultado ser como esos chamos que son dueños del bate, los guantes y la pelota y cuando ellos no juegan, nadie juega. Te apuesto con billetes de la futura reconversión monetaria que si alguno de los dos pudiera ser candidato, la oposición iría a las elecciones aunque Tibi Lucena se clonara cinco veces y ocupara todos los cargos del CNE.
En lo económico la oposición ha revivido a los “profetas del desastre” que no saben cómo salir del desastre. Da nauseas ver como dirigentes de oposición se solazan en radio y televisión describiendo lo mal que lo estamos pasando, me recuerdan a esa gente que utiliza niños enfermos o ancianos desvalidos para pedir dinero. 
Por su extremo, el Gobierno dice que tenemos que superar el rentismo ¿pero la monetarización digital de la Faja del Orinoco, es decir, el Petro, no son el rentismo por nuevas vías? El asunto sigue siendo comprar alimentos, medicinas, etc., en el extranjero para distribuirlos por debajo del precio real de las mercancías. 
La distorsión creada en la economía es surrealista. Se anunció un supuesto aumento de la gasolina porque el billete de menor denominación que circulará a partir de junio próximo es de 500 y no habría cómo pagar el combustible ¡a ver! el precio del combustible no se fija a partir de los costos asociados a su producción sino con base a la manipulación monetaria. 
Se supone que esa situación es para beneficiar al pueblo, pero el pueblo más pueblo no tiene carro. Los carritos por puesto, buses y microbuses han desaparecido a pesar de la gasolina despilfarrada. El Gobierno ha admitido que tiene cientos de autobuses de la Misión Transporte paralizados porque no hay dólares para comprar repuestos, pero gasta millones de dólares en comprar aditivos para la gasolina de 95 octanos que usan las camionetas de alta cilindrada con tanques de hasta 120 litros. Qué extraña manera de proteger al pueblo.
Venezuela reclama una revolución productiva que llene de valor el signo monetario, de lo contrario son sólo papeles.
 

]]>
<![CDATA[Intervenciones humanitarias para idiotas, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Intervenciones-humanitarias-para-idiotas-por-Carola-Chavez-20180402-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Intervenciones-humanitarias-para-idiotas-por-Carola-Chavez-20180402-0087.html Hagamos un necesario ejercicio de obviología y hablemos de intervenciónes humanitarias como que suplican los dirigentes de la MUD. Sí, amigui, tus dirigentes.


Veamos: Julio Borges va por el mundo pidiendo sanciones “porque Maduro es un dictador que viola derechos humanos” y Europa y los EEUU rapidito sancionan a Venezuela porque ellos no soportan ver a la gente del tercer mundo sufrir, y tú te lo tragaste. Fue por eso que invadieron -perdón- ayudaron a Iraq y dejaron más de un millón de muertos, que ya no sufren más. Y luego a Libia, porque Gaddafi era maluco, y en Siria, aunque se les enredó el yoyo, la guerra que les montaron con mercenarios terroristas del estado islámico, fue porque Al Assad era maluco también. Por eso tienen en la mira a Irán, y porque allá las mujeres van con velo y tal. Lo raro es que el burka de las mujeres con derecho a nada, o las decapitaciones públicas en Arabia Saudita no molestan a los sancionadores libertarios.

Les molesta, sí, que Maduro sea un “genocida”, sí señor, como Franco, como Hitler, como Clinton, Bush y Obama, porque, según ellos, le niega a su pueblo los alimentos y medicinas (que las sanciones no le permiten comprar). Por eso nos tienen que intervenir a nosotros, no a Sudan del Sur, o al Congo, o a Bangladesh, o a otros países de nuestra misma América, donde las cifras de miseria sobrepasan las nuestras con dramatismo. 

Pero es que también les parte el alma “la diáspora venezolana“: un éxodo sin parangón en la historia, millones de “refugiados” que huyen de esta dictadura hambreadora hacia a otros países buenitos donde les dan todo lo que el dictador Maduro les niega (lagrimita). Y te lo dicen los sancionadores de Europa frente al mar Mediterráneo, convertido en una enorme fosa común para desplazados de guerras y hambrunas africanas. Te lo dice Trump desde Texas, mientras proyecta la altura infranqueable de su muro anti inmigrantes hambrientos centroamericanos.

Les duele Venezuela, no México y sus fosas comunes, ni Colombia, récord mundial en esta materia y en otras aún más horrorosas. Tampoco les duelen sus propios conciudadanos que mueren de pobreza en países que son ricos solo para los ricos. 

¿En verdad, no te huele raro tan selectivo dolor? Yo diría que huele a petróleo pero, claro, la chavista bruta soy yo. 

]]>
<![CDATA[¿En quiénes creen los venezolanos?, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-quienes-creen-los-venezolanos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180402-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-quienes-creen-los-venezolanos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180402-0084.html La descomposición social que vive la sociedad venezolana pulverizó la credibilidad de la dirigencia política y religiosa. Los ciudadanos repudian a la clase política que gobierna y a la clase política que se le opone por considerar que ambas solo piensan en el poder como un mecanismo de bienestar individual y no de bienestar colectivo.

El pasado 31 de marzo de 2018 se cumplió un año de las declaraciones emitidas por la exfiscal Luisa Ortega sobre la ruptura del hilo constitucional que motivaron a la dirigencia política de la debilitada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a iniciar una escala de conflictos de 4 meses para exigirle al gobierno del presidente Nicolás Maduro la renuncia o la convocatoria de elecciones generales, estas protestas se extendieron hasta el 30 de julio del año 2017 con un saldo de 135 personas fallecidas, quienes fueron víctimas de una brutal represión por organismos de seguridad del Estado, grupos civiles armados y la incompetencia de una clase política incapaz de resolver los grandes problemas.


Ahora, un año después, la situación del país es profundamente peor, la calidad de vida de los ciudadanos es un submarino con hueco pues se hunde cada segundo debido a la incapacidad del gobierno de proporcionar desarrollo, productividad, libre mercado, confianza, destacando que lo único que hace el gobierno es espantar la inversión nacional y extranjera con anuncios económicos carentes de motivación y soluciones, un ejemplo es el Petro que no lo entiende ni cree el 90% de la población y con el anuncio de quitarle de nuevo tres ceros a la moneda el gobierno solo certifica una inflación incalculable convirtiendo a Venezuela en el país líder en el mundo de inflación acumulada. 


Sin embargo, la creencia del venezolano es firme a Dios, pero no así a los diferentes hombres y mujeres que comunican la palabra de Dios, la credibilidad de los mismos se está viendo afectada por sus inclinaciones políticas y aumento de riquezas, lo que los feligreses comparan con la clase política, dado a que ambas acumulan bienestar individual gracias a los aportes que dan sus feligreses. Cuando una sociedad deja de creer experimenta estados psicológicos de inestabilidad emocional que los lleva a justificar acciones indebidas bajo la excusa de la búsqueda de bienestar, produciendo así perdidas de valores, conflictos familiares, depresión, pérdida de fe, cambios de ánimos y conductas generando conflictos e insatisfacciones con el entorno. 
En el caso particular de la clase política, para que esta recupere credibilidad debe iniciar una escalada de soluciones a los temas económicos que frenen la escala inflacionaria, generen inversión social, calidad de servicios públicos, seguridad, abastecimiento, la gente necesita una clase política seria, honesta, preparada y que sea capaz de reconocer sus errores. Los venezolanos no se quieren ir del país, sin embargo, la crisis económica del país los obliga a experimentar situaciones emigratorias que para muchos son humillantes por el tipo de activad económica que deben emprender para subsistir.

El venezolano tiene mucho odio acumulado producto del conflicto político por lo que sanar esas heridas llevara mucho tiempo.
En manos de la sociedad está la posibilidad de lograr que el gobierno rectifique o sea cambiado, lo cierto es que no hay excusas para no rectificar, no es justo que el capricho de un sistema político fracasado esté desapareciendo a las diferentes clases sociales y asfixia al más necesitado (donde el pesimismo venció al optimismo).

Venezuela merece ser curada de la epidemia de la ineficiencia, la alegría debe volver al rostro del venezolano pues el país lo tiene todo para lograrlo, recursos humanos, recursos naturales, infraestructura que solo necesita adecuaciones, el país debe vencer el pesimismo y enrumbarse en la ola de lo posible, quienes se empeñan en seguir hablando mal del país sin proponer soluciones  poco a poco van a hacer excluidos y una vez que reflexionen deben ser de nuevo incluidos porque para lograr empezar a creer hacen falta todos. Como lo dijo Martín Luther King “Al final, no recordamos las palabras de nuestros enemigos sino el silencio de nuestros amigos”.

]]>
<![CDATA[El emperador patético, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/--El-emperador-patetico-por-Jose-Vicente-Rangel-20180402-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/--El-emperador-patetico-por-Jose-Vicente-Rangel-20180402-0027.html    Los venezolanos debemos estar conscientes que en el tiempo que falta para la fecha comicial pudiera suceder cualquier cosa: intentos de golpe militar, invasión a través de la frontera con Colombia, incremento del bloqueo.

1) Es patética la desesperación que demuestra el gobierno de Donald Trump respecto a Venezuela. Incluso, ha puesto de lado a otro de sus dolores de cabeza: Corea del Norte. 
Recordemos que el inquilino de la Casa Blanca convirtió al líder norcoreano, al comienzo de su gestión, en una obsesión. Conocido su temperamento y torpeza estuvo a punto de provocar un conflicto bélico colosal, pero finalmente desistió ante la firmeza con que respondió Kim Jong Un, su potencial adversario.
 2) En realidad aún no se sabe, a ciencia cierta, qué es lo que determina las reacciones de Trump, tanto en la política como en la cama. Como lo reseñan numerosos análisis que recogen libros, medios de comunicación y anécdotas referidas por personajes que lo conocen a fondo. Su comportamiento, en distintos escenarios, recuerda el de algunos emperadores romanos que según la historia se caracterizaron por su conducta disoluta, concupiscente y francamente demencial.
3) Este novísimo Emperador tomó la decisión de acabar con el proceso bolivariano, con sus dirigentes más calificados y con el presidente Nicolás Maduro a como dé lugar, para apoderarse de Venezuela, por las riquezas naturales que el país posee, su ejemplo de dignidad y estratégica ubicación geográfica. No importa el costo de la aventura. Se trata de una decisión que sorprende, dado lo desproporcionado de la misma. Sobre todo porque no se compadece con el cúmulo de problemas que encara la nación que dirige y el contexto mundial en que actúa con un protagonismo errático.
 4) La crisis de valores en los Estados Unidos durante el gobierno de Trump se ha agravado, al igual que el desempleo, el endeudamiento, la división de la sociedad, la caída del PIB. Y en materia de política exterior el cuadro no puede ser más inquietante. Una encarnizada lucha contra Rusia en la cual lleva todas las de perder. Un enfrentamiento con la potencia emergente de la actualidad, China. Pérdida de aliados por el manejo caprichoso de los aranceles,  el colapso de la política hacia Afganistán, Medio Oriente y la piedra en el zapato de Iran.
 5) Pero nada de eso parece importarle al presidente de los EE.UU. Su prioridad es la Venezuela bolivariana. Es el objetivo que está en la mira de su imperio. A Trump lo saca de quicio que para lograr su cometido tenga plazo hasta el 20 de mayo de este año, cuando se celebre la elección presidencial convocada por el Consejo Nacional Electoral.
6) ¿Qué hacer para impedir la humillación de la derrota y que triunfe el “adversario” al cual desprecia? Hasta ahora ha hecho todo lo posible, contando con la oposición interna que le sirve de instrumento. 
Y salvo trastornos en la economía venezolana por el bloqueo y los intentos de golpe de Estado, el resultado es desastroso. Pero esta situación sirve para estimular la intención de utilizar todos los recursos con que cuenta Trump —echar el resto como decimos en criollo—, para impedir que las elecciones se realicen el 20/M y Maduro sea reelecto presidente como lo indican todas las encuestas. Tal situación es inaceptable para el imperio, y menos para uno en decadencia, dirigido  por un inepto pantallero, pero por esa misma razón extremadamente peligroso.
 7) Los venezolanos debemos estar conscientes que en el tiempo que falta para la fecha comicial pudiera suceder cualquier cosa: intentos de golpe militar, invasión a través de la frontera con Colombia, incremento del bloqueo, y, quizás, cualquier otra agresión temeraria ordenada por un gobernante que no está  en sus cabales: un Emperador patético.


  *CLAVES SECRETAS*
*PETRO: MADURO ha dado un golpe doble, sin duda con efectos electorales, pero también con sentido creativo, innovador, con una criptomoneda que ha sabido colocar en el centro de las expectativas del país y del mundo. Por una parte eleva el tono del debate, y ante la falta de imaginación de aquellos que lo combaten, actúa como un estadista capaz de trabajar una iniciativa científica --reveladora de que cuenta con un equipo solvente-- y atractiva. Pero a Maduro lo siguen despreciando, tanto el imperio como los cipayos criollos, empeñados en atacarlo con un lenguaje procaz, descalificador, que no le hace mella, mientras él recurre a temas importantes que enriquecen el debate público…*ABANDONO VERGONZOSO: los proyectos de energía eólica Cojoro-Guajira, Edo. Zulia y los Taques-Paraguaná, Edo. Falcón, están abandonados…*EL PROYECTO de la represa en el río Matícora, Municipio Mene Mauroa, Edo. Falcón, está abandonado…*EL PROYECTO del puente Nigale sobre el lago de Maracaibo está abandonado…*EL CONTRABANDO de productos colombianos es descarado. A 20 metros de la alcabala de la Guardia Nacional de Orope, Edo. Táchira, venden productos a precios exagerados. A la pregunta a algunas personas acerca de cómo pasan la mercancía, la respuesta es contundente: pagan equis cantidad de dinero a la Guardia Nacional en Boca de Grita…*LA DIRECCIÓN de la oposición --la que aún queda en el país-- está aterrorizada. Sus nombres están en boca de personajes detenidos por los organismos de seguridad en la última intentona golpista. 
Temen que los detengan. Unos cuantos comprometidos huyeron por la frontera con Colombia, y los que no salieron tienden puentes con las autoridades y hacen promesas de que no participarán en nuevas aventuras…*HAY SÍNTOMAS de que el sólido frente internacional contra Venezuela comienza a resquebrajarse. Muchas razones explican lo que sucede. Ante todo, la casi desaparición de la oposición, la cual no tiene posibilidades de organizarse para participar en una campaña electoral y, menos aún, para sabotearla. Ya los amigos de la oposición afuera no le creen lo que ésta informa. Están conscientes de que si las cosas siguen como van hasta ahora, Maduro se impondrá, holgadamente, el 20/M. Hay naciones que no quieren acompañar a la oposición cipaya a su funeral y por eso bajan el tono de la crítica y utilizan emisarios para explicar cómo ven ellos la nueva situación que se está creando…*PARA LA historia: Manuel Cabieses, periodista chileno, director de la Revista Punto Final, torturado y prisionero durante años durante la dictadura de Pinochet, acaba de dirigirle al presidente de Chile, Sebastián Piñera, una carta en la que le plantea que no asista a la cumbre del “Grupo de Lima”. Le indica que la compañía de gobiernos desacreditados afecta la imagen de Chile, porque “nos asimila a su docilidad con los mandatos de la potencia el norte”…*CABIESES LE recuerda a Piñera “la digna actitud del gobierno conservador del Presidente Jorge Alessandri cuando en 1962 se negó a acatar las presiones para expulsar a Cuba de la OEA”…*”AQUELLA CONDUCTA --agrega Cabieses--, apegada a las mejores tradiciones latinoamericanas, fue muy diferente a la actuación que más tarde tendrían respecto a Venezuela los gobiernos “socialistas” de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. El primero apoyando el fracasado golpe de estado del 2002 y el segundo en complicidad con la agresión que se trama contra Venezuela”…*CONCLUYE EL periodista: “Esta reunión de Lima puede interpelar al presidente venezolano, pero también tiene la obligación de escuchar la defensa de su gobierno. Es lo mínimo que se puede exigir a una reunión de mandatarios que se reclaman democráticos, aunque usted y yo sabemos que varios están muy lejos de serlo”. Más claro no canta un gallo.-

]]>
<![CDATA[En opinión: El dilema opositor]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-dilema-opositor-20180402-0026.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-dilema-opositor-20180402-0026.html Si en algo ha tenido coherencia la élite opositora venezolana es en haber logrado múltiples y variadas estrategias políticas para enfrentar al régimen, después de casi 20 años se repite la misma historia, el Gobierno inmerso en una crisis espantosa, pero con una agenda claramente definida vuelve a llamar a elecciones, mientras que la Oposición repite el debate sobre participar o no.
Trataré en las próximas líneas de hacer un breve análisis sobre la pertinencia de votar o abstenerse, no hay dudas que, en una Democracia, asistir a votar no solo es un derecho, sino que tiene que ser un deber ciudadano (...) ahora bien: ¿hay en Venezuela Democracia? Al hacernos esta pregunta, el argumento del voto queda desvirtuado porque quienes creemos que en Venezuela no hay Democracia, no podríamos aceptar ser parte de convalidar un sistema contrario al que defendemos.
Sin embargo, la ultima encuesta de consultores 21 presentada en el Foro IESA de la semana pasada, indica que 7 de cada 10 venezolanos estarían dispuestos a votar bajo el argumento que el voto es la única arma. 
Otro dato interesante es quienes defienden “votar” y los que promueven la “abstención” coinciden que la participación electoral es la mejor opción, ya que los abstencionista estarían dispuestos a participar si se les garantiza las condiciones electorales que ellos  aspiran, esto tiene sentido y coincide con el dato arrojado por consultores 21 sobre la intención de participar electoralmente de la mayoría de los venezolanos, sin embargo como en todo dilema hay una parte que no cree en ninguna de las opciones anteriores bajo el argumento que “dictadura no sale con votos” a toda esta complejidad hay que agregar que casi un 30% sigue apostando por el Gobierno, algunos sostienen que es un apoyo clientelar pero es un dato que no podemos descartar.
En todo este enjambre de intereses y pociones encontradas hay una sola verdad que se impone: “los pobres hoy son más pobres” más del 90% de los venezolanos coinciden que el país esta sumergido en una terrible crisis que ha afectado la “calidad de vida” llegando inclusive a incidir en la salud mental particular y colectiva, según la encuesta mencionada 69% de los venezolanos siente enojo, desilusión, angustia y desespero.
Una vez más el debate reducido entre votar o abstenerse no es la solución, el punto de partida tiene que ser la Unidad trascendente y honesta, después de alcanzar este objetivo y trazar una sola ruta de acciones, lo demás llegara por consecuencia, el reto para la elite opositora seguirá siendo cómo derrotar sus propios dilemas.

]]>
<![CDATA[¿Cuántos venezolanos se han ido desde que llegó Maduro?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cuantos-venezolanos-se-han-ido-desde-que-llego-Maduro-20180402-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cuantos-venezolanos-se-han-ido-desde-que-llego-Maduro-20180402-0023.html  Frente a estadísticas no verificadas que abundan por ahí, la propuesta es: resaltemos la solidaridad de Venezuela como histórica pionera en el recibimiento de millones de inmigrantes y rechacemos la xenofobia contra venezolanos.

No todo es color de rosa para el que se va de Venezuela y empieza desde cero en otro país. Aunque la patria no vive su mejor momento económico, son muchos los compatriotas que se han regresado a nuestra tierra luego de probar suerte en EE UU, países latinoamericanos, España, entre otros, y fracasar al no poder sobrevivir en esas naciones extranjeras, muchas veces habiéndose gastado el dinero de la venta de la casa y el carro que tenían en Venezuela. Dicho crudamente, se devolvieron de Miami para Caracas siendo más pobres de lo que ya eran.
En este contexto comparto mi conversación (con uno de mis muchos amigos en el "imperio", su nombre es Joseph Gale, un joven estadounidense (gringo) quien me confesó detalles de las grandes dificultades económicas que sufre la clase trabajadora en Estados Unidos.

Más allá de la propaganda ideológica que pretende desacreditar a Venezuela como Estado fallido donde la mayoría de la población está huyendo, hay que aclarar la realidad de los inmigrantes en el mundo.
Los latinoamericanos, y sobre todo los venezolanos, hemos sido generosos al acoger a extranjeros que abandonan su territorio, muchas veces huyendo de escenarios donde su vida ha estado en peligro, por ejemplo, Europa, con dos guerras mundiales, género que millones de españoles, italianos, portugueses, entre otros, dejaran su tierra para establecerse en América.
Desde Asia, los chinos, principales pobladores del globo terráqueo, también han encabezado un éxodo importante hacia Latinoamérica, y millones de japoneses se han aglomerado en Brasil. Paralelamente, como víctimas del sionismo, gente de Siria, Líbano, Palestina y otros países árabes, también se ha mudado a nuestro suelo.
En lo que respecta a inmigrantes latinoamericanos, decenas de millones de mexicanos han penetrado a EEUU y en la actualidad el Presidente Donald Trump hace trámites para construir un controversial muro para negarles acceso.
En circunstancias todavía más dramáticas, cerca de seis millones de colombianos se han refugiado en Venezuela huyendo del terrorismo de Estado y gobiernos forajidos que por 60 años han golpeado a ese país. Asimismo, buscando mayor calidad de vida, ecuatorianos, peruanos, entre otros suramericanos también han emigrado.
Sirvan estos antecedentes para dejar claro que a lo largo de la historia, millones de personas han tomado la respetable decisión de migrar por infinitas razones que no deben ser manipuladas por aparatos de propaganda para desacreditar a pueblos enteros.
Son condenables las campañas mediáticas que ocultan la diáspora o fuga masiva en algunos países en crisis, al mismo tiempo que abultan cifras en otros países que viven etapas menos graves.
No hay cifras oficiales de cuántos venezolanos se han ido del país desde que Maduro es Presidente pero ciertamente no somos líderes en emigración, ni siquiera en Suramérica.
Frente a estadísticas no verificadas que abundan por ahí, la propuesta es: resaltemos la solidaridad de Venezuela como histórica pionera en el recibimiento de millones de inmigrantes y rechacemos la xenofobia contra venezolanos o cualquier otro ciudadano que decida probar suerte en otro país.
 

]]>
<![CDATA[Reconversión y expectativas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconversion-y-expectativas-20180402-0039.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconversion-y-expectativas-20180402-0039.html El Gobierno lanza una bomba  que estremece sin contemplación la estructura social de la sociedad venezolana. Una onda de desconcierto y confusión invade libremente el pensamiento y el sentir de la familia venezolana. El gobierno sorprende a la población con medidas económicas y monetarias. Crea el Petro, como moneda de circulación para la compra y venta de bienes y servicios, cambia el cono monetario y le quita tres ceros al bolívar. Todo esto, En medio de la crítica y socialmente inaguantable situación económica, una hiperinflación gigantesca, una moneda devaluada, sin poder adquisitivo, débil y desaparecida de la banca, el comercio y de los bolsillos de la gente. Terrible escasez de alimentos y medicinas, unos ingresos familiares que no cubren el costo de la cesta básica de alimentos ni los servicios.  
        ¿Qué relación hay entre estas medidas tomadas recientemente y la actual crisis económica? ¿Cuáles son sus consecuencias y como afectara las presentes dificultades? Es lo primero que se pregunta la gente. Lo primero que viene a su mente. Las personas comunes, valga decir más o menos el 80% de la población, cualquier política, medida o acción del gobierno la relacionan con la grave crisis económica que padece.  Y es la lógica, porque estamos atravesando grandes aprietos y entendemos que todo es producto de las políticas del gobierno. Cuando reciban en carne propia sus derivaciones se darán cuenta en que les perjudicaran o beneficiaran. Por ahora será difícil comprenderlas.  La reacción de la gente es de sorpresa colectiva, expectativa y confusión. 
      Tampoco los voceros del gobierno (banco central, ministros de la economía) empezando por el presidente, poseen suficiente pedagogía y capacidad comunicacional, para explicar didáctica y sencillamente estos temas de estricta materia académica. Vimos y oímos al presidente del Banco Central enredado, confundido antes las preguntas del periodista. Por otro lado, los especialistas de la oposición, en las primeras de cambio, se mostraron simplones sin argumentos convincentes ni concluyentes. Un  verdadero maremágnum de opiniones e interpretaciones invadió los espacios mediáticos, sin clarificar la situación de un lado ni de otro lado. 
    Para mucha gente, esto deberá ser explicado claramente. Sus consecuencias. Resultados. ¿O es qué hay objetivos y razones inconfesables para tomar estas medidas? Algunos hasta piensan que las medidas se toman para agudizar el proceso de empobrecimiento que padece la república. En fin, si no se baja la inflación, aparece el efectivo y aumenta la capacidad adquisitiva del bolívar, estas serán unas políticas de maquillaje que buscan fortalecer el poder económico del gobierno.  
   En consecuencia, será fácil entender la ampliación de la crisis por la superposición de un modelo que a todas luces ha fracasado y mantiene al país en el conflicto humanitaria más grande de toda su historia.  Presionado por los llamados países democráticos del mundo en desarrollo. Y por sus vecinos del continente. Recibiendo sanciones económicas y financieras que limitan sus grandes potencialidades y el aprovechamiento cabal de sus inmensos recursos y riquezas naturales. Restringiendo  sus posibilidades de comercio y negociación con el mundo occidental. 

]]>
<![CDATA[Rompiendo el cerco, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Rompiendo-el-cerco-por-Maryclen-Stelling-20180402-0038.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Rompiendo-el-cerco-por-Maryclen-Stelling-20180402-0038.html Recientemente el vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez,  inició una gira internacional para “llevar” lo que denominó  “la verdad de Venezuela” y desmontar las mentiras que difunden los medios de comunicación europeos.  Denunció  la existencia de  “una verdadera operación de guerra mediática, de guerra psicológica, casi que de linchamiento en contra de Venezuela”,  afirmando que “tiene a las corporaciones mediáticas como uno de sus aliados”.

La guerra psicológica, se diseña hacia audiencias extranjeras, y  consiste en el uso planificado de la propaganda y de otras acciones psicológicas para “influir en las opiniones, emociones, actitudes y conductas”,  a fin de  lograr apoyo para la consecución de objetivos definidos. Es una guerra sin fusiles que se libra en la esfera de las ideas y los sentimientos, al igual que  en el terreno de la opinión pública nacional e internacional.

Denunció además un linchamiento, término de connotación moral, suerte de castigo sin juicio previo y sin pruebas al que se somete, en este caso, a un país que se presume culpable de algún delito. Afirmó que, en conjunción con la guerra psicológica, se estaría llevando a cabo un linchamiento mediático internacional.  Ello supone que la difusión de información -producida de forma concertada y  publicada reiterativamente en uno o más medios de información- tiene como  finalidad desprestigiar al país y afectar su credibilidad internacional. 

Los medios definen, asignan significados e interpretan los eventos; conforman representaciones, imágenes y discursos; criminalizan, descalifican, juzgan a nombre de todos;  se convierten en el patrón de legitimidad y en paladines de la justicia.  La  "visibilidad mediada" y la estrategia de la ocultación, en tanto   poder simbólico de los medios, juegan papel fundamental en la guerra psicológica y el linchamiento mediático. 

En ese orden de ideas, el país estaría sometido a una suerte de cerco mediático internacional, donde la opinión público-mediática, universalista y provista de un carácter   supra-moral, apela a los derechos humanos, la libertad de expresión, la crisis humanitaria, la ilegitimidad del Gobierno, poderes públicos y próximas elecciones presidenciales del 20-M. 

Sin desmeritar la importancia y pertinencia de la gira,  en nuestra opinión, resulta algo tardía, por cuanto se enfrenta  a una operación psicológica internacional, concertada, de larga data y de carácter permanente.

]]>
<![CDATA[Las caras de Judas, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-caras-de-Judas-por-Rafael-Ramirez-20180331-0057.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-caras-de-Judas-por-Rafael-Ramirez-20180331-0057.html La situación que nuestro país padece no es más que el resultado de uno de los fraudes más perversos a las legítimas aspiraciones populares y a la buena fe y entrega de nuestro pueblo, es producto de la traición al Comandante Chávez y a su legado.

 

Es Judas, con sus distintas caras en el madurismo, pero siempre es él mismo, con sus rostros y actitudes: sus mentiras y engaños; su cinismo; violencia, intolerancia; su fiesta, indolencia; improvisación; deslealtad; prepotencia y adoración al poder y deidades extrañas. Es Judas, el traidor al pueblo venezolano.

 

Se ha traicionado a los más humildes, en su fe y esperanza, al que ha seguido al Comandante, convencido de que era el único capaz de sacarlo de la miseria, de la exclusión, del gueto político y social, al que lo condenaron por años y en el que vuelve a caer como la maldición de “Sísifo”, como les pasó a las lanzas de Bolívar, a los campesinos de Zamora. Hoy luchan por la comida, medicinas, víctimas de la irresponsabilidad de Judas, luchan por sobrevivir de la violencia en la calle.

 

Se ha traicionado a los humildes que han pasado por las Misiones: los de la Robinson, Ribas, Sucre. ¿Dónde están?, atendieron al llamado de la Revolución, participaron en lo que era el inicio de un proceso de inclusión, pero, además, y éste es el centro del asunto, en la construcción de instancias de participación, democracia protagónica, más allá de las estructuras del Estado, construyendo una conciencia socialista, un espacio de la solidaridad, del empoderamiento del Pueblo. ¿Dónde están las Brigadas de Construcción de la Gran Misión Vivienda? Hoy el Pueblo luce desmovilizado, desmotivado, se cambió la participación y el trabajo por un carnet y una caja de comida, víctimas de la improvisación, incompetencia e indolencia de Judas.

 

También se ha traicionado a los hombres y mujeres de bien, los honestos, trabajadores, profesionales, todos aquellos que trabajamos en la construcción de una patria posible, un sueño que ha sido razón de vida, de posiciones éticas y conductas consecuentes en el tiempo. A los hoy adultos mayores, que durante años lucharon y mantuvieron una actitud digna de esperanza y lucha, los que no se plegaron a la fiesta de la IV República, y que vieron en Chávez una posibilidad de justicia y resarcimiento a la memoria de los que entregaron su vida o su libertad, en los duros años de la guerra del 60. Hoy se debaten entre el silencio, la decepción y la incredulidad por la intolerancia, irrespeto, improvisación y deslealtad de Judas. Otros, ya sienten en su corazón el frío de la nueva traición.

 

Se ha traicionado a los militantes del Chavismo en su buena fe, en su lealtad al Comandante Chávez, en su ingenuidad, en su credulidad de que tal cosa no sería posible nunca más. Han manipulado e irrespetado el sentimiento y la disciplina de los hombres y mujeres que acompañamos al Comandante, de los revolucionarios, de los que asumimos tareas y trabajos sin importar el riesgo, sin cálculos egoístas, con la convicción de que hacíamos el bien, como lo hacía nuestro Jefe. Que lo acompañamos en su Plan, que era el nuestro, bajo sus banderas, que siempre han sido nuestras, en defensa de la posibilidad revolucionaria, que siempre ha sido nuestra pasión y nuestra razón sagrada para luchar. Hoy día, la mal entendida disciplina y el miedo a la persecución, mantienen el silencio entre las filas Chavistas, pero no hay emoción, hay más bien resignación, desencanto.

 

Se ha traicionado a los militantes del PSUV, ¿Dónde está la democracia participativa y protagónica? ¿Dónde está la Dirección Nacional electa en el último Congreso del Partido? ¿Quién discutió la candidatura del madurismo? ¿Quién decide los candidatos para las próximas elecciones? ¿Dónde está el Polo Patriótico? ¿Por qué se creó una estructura política clientelar paralela al Partido que conformó el Comandante Chávez? Una organización “ni fu, ni fa”, donde el Chavismo no aparece por ningún lado. Es el irrespeto, el autoritarismo de Judas.

 

Pero también, y ésto es probablemente mucho más grave que todo, se ha traicionado a los jóvenes, esos que tenían apenas años de nacidos cuando insurgió la Revolución Bolivariana, aquellos que se disfrazaban de “Chavitos” después de la rebelión del 4 de febrero de 1992.  Se ha defraudado a los mismos niños que Chávez abrazó, educó, protegió, por quienes entregó su vida. ¿Dónde están esos niños de entonces? Hoy, muy probablemente, están fuera del país, haciendo cualquier cosa para retomar una vida, lejos de la patria, de la traición. Hoy salen por cientos de miles, aunque el madurismo lo niegue, los jóvenes no ven perspectivas de futuro a este desastre.

 

Se ha traicionado a los oficiales y soldados de la Patria. Poco le ha importado a Judas el honor militar, los códigos y conductas de la vida militar, el heroísmo del 4 de febrero, la épica de la gestación del movimiento Bolivariano desde el seno de la Academia, los años y años de servicio a la patria. Hoy día hay una persecución permanente, miedo a expresarse, todos saben que pueden ser catalogados como “traidores”, detenidos, degradados, ofendidos por el “pranato” político, la violencia, el autoritarismo de Judas.

 

Se ha traicionado a los obreros petroleros, a los que refundaron nuestra empresa, la Nueva PDVSA, de las cenizas del Sabotaje Petrolero, a los hombres y mujeres que se movilizaron, con todo su conocimiento y capacidades, para apoyar el llamado del Comandante Chávez, a asumir las tareas que les correspondían en proteger, explotar y producir de manera exitosa nuestros inmensos recursos de petróleo y gas, de manera responsable y exitosa a favor de nuestra soberanía, de nuestro Pueblo. A los miles y miles de trabajadores, gerentes, jóvenes que se sumaron entusiastas en la construcción de una nueva ética en su relación con el país, en el nacimiento de una creciente y extendida conciencia del deber social.

 

Hoy día la empresa está destrozada, acusada y vilipendiada, se le trata como una entidad corrupta, anti patria. Nuestros muchachos salen por miles de la empresa, la otrora Nueva PDVSA, es el terreno de disputa de los intereses de los distintos sectores del madurismo, se demandan, se pelean los negocios, se debilita, se destruyen sus capacidades de producción y procesamiento, y todo se despacha con el argumento de la “corrupción” y la “conspiración”.  

 

Nuestros muchachos, trabajadores, gerentes, la empresa, otrora orgullo de todos, hoy son víctimas de la irresponsabilidad, la improvisación, la mentira y la crueldad de Judas. Mientras, siguen entregando áreas y operaciones, es la fiesta de las trasnacionales.

 

Pero también se ha traicionado al venezolano, hombre o mujer, que no se involucra ni se quiere involucrar en la política, quien se ha mantenido todos estos años fuera de la diatriba política, el que votó por Chávez y luego por la oposición, o viceversa. Se ha traicionado a la población que espera que las cosas funcionen, que se pueda vivir tranquilo, seguro, que se pueda trabajar, estudiar, divertirse, distraerse. Hoy la vida es un azar, todo está disfuncional, no se puede trabajar, se emigra, “sálvese quien pueda”, empezar otra vez, en otro país, dejar todo atrás por culpa de Judas.

 

Se ha defraudado al otrora extranjero que hizo de nuestra tierra, su patria; que trabaja, que comparte nuestros problemas, nuestra cultura, nuestras inquietudes, aspiraciones como pueblo, a los que han contribuido con su trabajo y cultura a que seamos mejores. Se mantienen en nuestra tierra porque vinieron hace años ya, huyendo de la pobreza, la guerra, de las situaciones extremas. Sus hijos, nacidos en nuestra patria, vuelven a la semilla, buscando la protección de la tierra de sus padres. Desandando el camino.

 

Se ha truncado el paso de la V República, el trabajo de todo un pueblo por más de doce años, de tanto esfuerzo colectivo, superando problemas, conspiraciones, golpe de Estado, Sabotaje Petrolero, desestabilización, violencia. Se ha descarrilado al tren de la Revolución, luego de tanta lucha, de recuperar la soberanía sobre la explotación del petróleo, nacionalizarlo para ponerlo al servicio del pueblo, del país; cuando se habían establecido los pilares fundamentales de la patria, para construir sobre ellos, un nuevo modelo económico, un nuevo sistema con otra ética, otras relaciones, un sistema basado en el trabajo, la solidaridad, el humanismo, la satisfacción de las necesidades materiales y espirituales del ser humano; una sociedad profundamente soberana y justa, de hombres y mujeres libres, como está consagrado en nuestra Constitución de 1999, en nuestro Plan de la Patria.

 

Esta inmensa traición, este daño tan profundo a nuestro país, esta traición a Chávez, es responsabilidad de Maduro, pero tiene más caras, mas expresiones: el madurismo. Este grupo de oportunistas que, sin importarles nada, han apoyado, estimulado y promovido este inmenso fraude, esta estafa al corazón de la Patria. Un grupo de arribistas que, tan pronto se nos fue el Comandante, medraron en debilidades y componendas para hacerse del poder.

 

El Comandante Chávez los había hecho a un lado o los tenía a una distancia prudencial, porque sabía qué intereses representan, sabía de sus debilidades y de su poca calidad humana. Tan pronto se nos fue el Jefe, aprovechando los espacios y las debilidades e inseguridades, fueron medrando en su objetivo y círculo íntimo, se fraguaron las más inverosímiles maniobras palaciegas, al mismo estilo de la IV República, adulando y haciendo favores de todo tipo a su nuevo “jefe”; prestándose a lo que sea para estar allí, donde querían, ellos y los individuos corruptos que los rodean, estimulan, los mantienen, por influir en las decisiones del gobierno, según sus intereses.

 

Maduro se convenció, quiso convencerse, lo necesitaba, en que debía hacer a Chávez a un lado, que él era el nuevo y único “líder” de la Revolución Bolivariana; sus nuevos ministros, acariciando su ego,

 sostenían que había que resaltar su figura, y que ante la escasez de virtudes, entonces, hacer descender la política al terreno de la peor conducta: la trampa, la componenda, la deslealtad, el cinismo, el irrespeto, el “show”, la indolencia. La política sin la grandeza y las razones sagradas del Comandante Chávez.

 

Desde allí comenzaron las fotos, afiches tratando de imitar a Chávez jugando béisbol. El madurismo bailando, “regañando” a sus ministros, irrespetándolos, también al público, buscando algo de autoridad, una autoridad que no tiene, ni se ha ganado, una imitación burda del Comandante que ha resultado en una mueca desagradable, sólo aplaudida por sus acólitos, listos a reír y celebrar cualquier barbaridad o los innumerables errores que se cometen a diario, pero que se han convertido en motivo de orgullo para el séquito.

 

Ahora, en el madurismo, es un mérito, no estudiar, no trabajar, se reivindica la falta de preparación, se improvisa, se es inculto en extremo, no se asumen responsabilidades de nada, siempre la culpa es de otro, de un “enemigo” necesario para la ocasión, siempre se recurre a la “astucia” de sus asesores, especialistas en mentir, ocultar información, es la falta de ética y transparencia en el ejercicio del poder, las caras de Judas.

 

Lamentablemente, una de las caras de Judas, es muy violenta, intolerante, arbitraria, tiene en su haber miles de detenciones, cientos de presos y secuestrados de todo tipo, se hizo cotidiano el horror de los muertos por razones políticas.

 

En el madurismo las cosas se hacen como a Maduro le da la gana, o a su círculo íntimo o a cualquiera de sus seguidores. A Judas no le importan las leyes, ni la Constitución, ni las instituciones, ni el respeto a nada, ni siquiera al Comandante Chávez, puesto que esas leyes, esa Constitución, esas Instituciones, son parte de su Legado.

 

El Comandante Chávez luchó mucho para crear la V República, dotarla de leyes e instituciones del Pueblo, darle legitimidad en una tras otra elección, en un ejercicio pleno de Soberanía, de la democracia protagónica y participativa, y absolutamente subordinada a las instituciones del Estado, con un respeto sagrado a la ley, a la vida humana, a la libertad, sin la maldad de hacerle daño a nadie, sin empresarios, ni pendejos en su entorno. Quien intentara adular al Comandante, chocaba inmediatamente con su honestidad, su lealtad al pueblo y la conciencia de su papel histórico.

 

Judas, se expresa con sus distintas caras todos los días, para desgracia de nuestro pueblo. Todos los días la traición y acción de Judas se manifiesta en los hechos más inverosímiles a los que ahora, como nunca antes, estamos expuestos.

 

El nuestro, es un país y un pueblo sometido al escarnio de la acción de un grupo, enquistado en el poder, violento, improvisado, cínico, ambicioso, intolerante, pero a la vez, inseguro y dispuesto a todo para lograr sus propósitos. Son especialistas en la mentira, en el chantaje y en la manipulación.

 

Manipulan a amplios sectores del país con el recuerdo y amor hacia el Comandante Chávez, cualquier barbaridad se hace en su nombre, o bajo el argumento de que “hay que mantenerse en el poder”, yo pregunto, ¿para qué es el poder?, ¿para seguir hundiendo al país, sepultando a nuestro pueblo en la pobreza, desigualdad, exclusión, producto de un “paquetazo” económico, que es la envidia de cualquier sicario económico?, ¿para hacer fortunas a costa de la destrucción del país?, ¿para seguir entregando el Arco Minero, la Faja Petrolífera del Orinoco?, ¿para seguir destruyendo a PDVSA y luego rematarla?, ¿para acabar con las Misiones de Chávez?, para destruir el trabajo y poner a nuestro pueblo a pelear por una caja de cartón y un carnet para la manipulación?.

 

Hace ya varios años que el Pueblo perdió el poder, el poder lo detenta Judas y su entorno, al servicio de oscuros intereses, anti nacionales, grupos que están dispuestos a entregar a nuestro país y nuestra Revolución, para satisfacer sus intereses.

 

Las caras de Judas se ven todos los días, no importa cuándo, no importa dónde, lamentablemente, las consecuencias de todo ésto la sufrimos todos por igual. Judas ha unificado al país en la tragedia de su incapacidad y en la consigna de terminar con esta pesadilla, que se parece mucho, cada día mas, a lo peor de la IV República. Al punto, que muchos venezolanos, desesperados, añoran tiempos ya superados, quisieran un retroceso, no les importa. Éste, es el grave peligro de lo que está pasando, se ha abonado el camino al fascismo, el salto al vacío, un cruento retroceso.

 

Hace pocos días, rebotó en todas las agencias las imágenes y noticias de una tragedia en una instalación de la policía de Carabobo, donde han muerto 68 venezolanos privados de libertad. Algo así sucedió en el Estado Zulia en tiempos del colapso de la IV República. Se estremece uno con las imágenes, la desesperación de los familiares, a los cuales se les respondió con gases lacrimógenos. La autoridades guardaron silencio por más de doce horas. Es la indolencia, el irrespeto por el pueblo humilde de parte de esta cara de Judas, acostumbrada al “Show” y la irresponsabilidad.

 

La autoridad nacional responsable del sector, no dice nada, evade su responsabilidad. Es la cara del cinismo, crueldad y prepotencia de Judas. Acostumbrados al “malandreo” y al “pranato” en la política, no son capaces de asumir sus responsabilidades en situaciones como éstas, deplorables y producto de su incompetencia. Judas maltrata al pueblo humilde, irrespeta a los jóvenes que, con dolor, han salido del país. 

 

Rebota en medios internacionales que Guyana, gobernado por la derecha y apoyado por transnacionales mineras y petroleras, anuncia que llevará nuestro diferendo por el Esequibo, a la Corte Internacional de Justicia. Esta acción, previsible desde hace tiempo, fue precedida de una decisión del Secretario General de la ONU de no prorrogar los buenos oficios de la Organización en este caso. ¿Por qué sucedió ésto? El Secretario General Gutérres es un político progresista, amigo de nuestros países, es decir, nadie en su sano juicio lo puede acusar de “enemigo” o agente de la CIA.

 

La verdad es que el madurismo, no le prestó atención a este caso, el anterior Secretario General Ban Ki-Moon sometió al menos tres propuestas de mediadores y ninguno fue aceptado por Judas, todos le parecían “agentes” del enemigo. El tema es que, en estos asuntos tan estratégicos e importantes, así como en derecho, se premia la diligencia y se castiga la negligencia. Es la cara improvisada, irresponsable e incompetente de Judas.

 

Pero lo peor es que, al mismo tiempo, los ministros del madurismo, intentaban que los recibiera algún jerarca de la Exxon Mobil, la transnacional más agresiva contra nuestro país y la que está en el proceso de explotación de un yacimiento gigante de petróleo costa afuera, en el área en reclamación. Judas proponía a la transnacional, que hiciésemos una explotación conjunta con ellos, en un área que reclamamos como nuestra. El trato con la transnacional no cuajó, ni siquiera les prestaron atención. Judas sólo mostró debilidad y expuso a nuestro país a lo que hoy sucede. Todo es muy grave.

 

Otro personaje declara, es de los que mejor resumen la cara de Judas, de cinismo, vanidad y deslealtad al Chavismo. Lo notable es que este personaje en particular, que tanto daño le han hecho al Chavismo, con una pésima gestión pública, hacen gala de la mayor prepotencia posible con sus poses de manipuladores, mienten descaradamente sobre la situación del país.

 

Para el madurismo, mentir y manipular es parte de su esencia, Judas no asume ninguna responsabilidad por su incompetencia para gobernar al país. La crisis económica siempre es culpa de una “guerra” que se perdió hace tiempo, se asume como un “líder del Chavismo”, obvia el detalle que buena parte de los que estuvimos con el Comandante estamos fuera del gobierno, perseguidos, que existen líderes militares del 4 de febrero presos, sin embrago, habla de “unidad del Chavismo”.

 

Cuando se les pregunta sobre la evidente y notoria caída de la producción de petróleo en PDVSA, aseguran, con la inconsistencia de los que no saben de lo que están hablando, con su soberbia e irresponsabilidad típica de Judas, de que estos problemas, se deben a la “corrupción”.

 

Para nada mencionan que la situación en PDVSA se desencadena luego de que se persiguió y expulsó de PDVSA, a los equipos técnico-políticos que trabajamos con el Comandante Chávez durante más de doce años, período en que la empresa tuvo excelentes resultados y fue capaz de sostener la economía del país. Nó porque hubiese “precios de cien”, como han dicho para restar méritos a la gestión del Comandante Chávez, sino porque fue conducida con calidad revolucionaria y alto desempeño técnico. Allí están los números, Judas.    

 

No hay una sola reflexión profunda, no habla este autoproclamado “líder” del daño que le han hecho a PDVSA al repartírsela entre los grupos políticos incapaces de dirigir la empresa, pero prestos a asegurarle negocios al madurismo, no dicen que los Directivos de CITGO, presidentes de PDVSA y ministros de Petróleo encarcelados, fueron todos nombrados por Maduro, en su afán de “controlar” la empresa.

 

Se habla de corrupción y se me menciona e involucra, así, de manera irresponsable, se dice que en mi caso hay “serios elementos” que me involucran. Miserables. Yo los conozco, ellos me conocen, por lo que la afirmación es deshonesta y desleal. Yo quiero que debatamos de corrupción, vamos a mencionar nombres y operaciones. Habrá muchos nombres “que les suenen”. Tienen en ese sentido, muchas cosas que explicar al país, sobre todo en sus desempeños públicos.   

 

Pero como he dicho, ya llegará el momento, como decía el Chino Valera Mora, llegará el momento de ajustar las cosas. 

 

Como éstas son muchas caras las de Judas, sin ética, ni moral, pero como les sucede constantemente a los traidores, siempre se les aparece el maestro traicionado, los atormenta su presencia, su recuerdo, los rostros de Chávez. Por eso Judas nos persigue, borra fotos, trunca videos, elimina colores, trata de cambiar la historia, encarcela y persigue, compra y corrompe, como si todos quisieran sus Dinares. Nó Judas, hoy es Domingo de Resurrección.

 

El Pueblo está allí, observando, paciente, con rabia, hastío, decepción, cansancio. Podrás mentir, seguir obrando mal, como Herodes, Pilatos y Judas: es la Trinidad del mal, pero todo lo que va a pasar tiene su tiempo y hora. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[¿Pueden trabajar las personas con Síndrome de Down?, por José Grasso Vecchio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pueden-trabajar-las-personas-con-Sindrome-de-Down-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180331-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pueden-trabajar-las-personas-con-Sindrome-de-Down-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180331-0022.html Recientemente celebramos el Día Mundial del Síndrome de Down, la Asamblea General de las Naciones Unidas decide designar el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down  a partir de 2012. Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades.  Mucho se ha avanzado en los últimos años pero falta por hacer.

 

Anterior a esto, la situación era muy desalentadora, ya que después de prepararse por mucho tiempo, esa meta tan ansiada de poder trabajar, se veía desvanecida rápidamente cuando culminaba la escolarización y no se planteaban expectativas como la oportunidad de ingresar al mercado laboral.

A partir de esta realidad, es que pensamos en qué alternativas incorporar con la mira de lograr una inclusión laboral.

La inmersión de la persona con discapacidad en el mundo laboral es un derecho que comparte con el resto de la ciudadanía. En su caso, además, el verse incorporado en la realidad laboral contribuye decisivamente a aliviar su limitación, a mejorar la imagen y estima de sí misma, y a contemplarse como ciudadanos de igual categoría que las demás.

Existe un principio muy breve pero muy significativo: el término “discapacitado” no debe identificarse con el de “incapaz para trabajar”. Por el contrario, los progresos innegables realizados en el mundo de la educación y de la rehabilitación de los discapacitados han desvelado las ricas y abundantes posibilidades que muchos de ellos poseen para cubrir con garantía un puesto laboral. La idea que debemos defender es que ha llegado el tiempo de que se incorporen estas nuevas y más integradoras formas de empleo, como es el empleo con Apoyo en sus distintas variantes, que en parte sustituyan a las antiguas.

 

El  Empleo con Apoyo, por definición, busca la adecuación entre las capacidades de la persona – que sin duda las tiene – y las necesidades de cubrir determinados puestos o servicios en las empresas e instituciones con capacidad de contratación. El Empleo con Apoyo no tiene por qué ser “el último escalón” en el proceso de inserción laboral. Por el contrario, en lo posible debe ser el primero.

 

Sean éstos u otros los incentivos propuestos, lo importante es que el Empleo con Apoyo sea definitivamente reconocido como medio valioso y necesario en la inserción laboral de las personas con discapacidad; como medio que les proporciona intensa satisfacción durante la mayor parte de su vida, que es etapa laboral; como medio poderoso que les inserta definitivamente y de forma integrada en la sociedad a la que pertenecen.

]]>
<![CDATA[El ardimiento, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-ardimiento-por-Elias-Jaua-20180327-0116.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-ardimiento-por-Elias-Jaua-20180327-0116.html La madrugada del 7 de diciembre de 2012, nuestro Comandante Hugo Chávez regresó de La Habana, traía en su pecho una triste noticia para nosotros, pero no la dijo en ese momento. Aquel amanecer decembrino nos habló de una conversación con Fidel, acerca del "ardimiento" en el alma que lleva a un ser humano a luchar por transformar el mundo, a la llamarada que llevamos los revolucionarios en las manos para encender al mundo de sueños, ideas, luchas y que nunca se apaga.

Esa palabra, más bien concepto, la toma el Comandante de un relato del poeta Luis Alberto Crespo, "El Capitán sin nombre", sobre sus vivencias un 19 de marzo de 1986, en la Población de Elorza:

"Era la primera vez que un oficial de la Armada hablaba como cualquiera de nosotros. Lo vimos arriba de talanqueras, en los toros coleados y luego por las calles piloteando un jeep (….) José León, ese hombre va echar una vaina en este país.

Una mañana después, un 4 de febrero, estaba de nuevo allí mi Capitán de entonces, frente a sí mismo, dolido pero altivo, la misma mirada aquella del 19 de marzo en la plaza de Elorza, nunca destruido, nunca derrotado.

De aquel 4 de febrero proviene su ardimiento".

El 19 marzo de este año 2018 para Elorza me invitaron, y se me vinieron los recuerdos de las tantas veces que allí fui con el Comandante y el privilegio de escuchar en el lugar y en el ahora, de su propia voz, los relatos de sus vivencias, sus alegrías, su indignación frente a la injusticia y el atropello y la forja de un proyecto de poder para el pueblo. Así lo dejó plasmado en el Libro Mi Primera Vida, entrevista de Ignacio Ramonet:

"Elorza se convirtió en una especie de laboratorio sociológico (…) el problema del latifundio o el de la explotación del hombre por el hombre. Allí me di golpe, cara a cara, con el tema indígena".

Un domingo de octubre, parados sobre el Puente que cruza el Arauca a la entrada del pueblo, me dijo nuestro Comandante Chávez:

"Elías, aquí no había puente, se cruzaba el río en chalana. Cuando yo salí de Elorza en 1988, no me acuerdo el día, detuve la embarcación en la mitad del Arauca y lance un cohete como símbolo del ardimiento que llevaba por dentro, y me dije a mi mismo, le voy a echar una vaina a esta oligarquía, para que no siga atropellando al pueblo, voy a voltear esta historia".

Hoy más que nunca, compatriotas, que no se nos enfrié el ardimiento contra la injusticia, contra el atropello, contra quienes pretenden humillarnos como pueblo desde afuera y desde adentro. Que más nunca se nos apague la llamarada que ilumina un porvenir de justicia y dignidad para todos y todas.

Hoy domingo de Ramos, avivamos nuestro ardimiento a favor de los explotados de todas las horas y nos ratificamos en la opción de Cristo, por los humildes.

Si nos preguntan como a los bongueros del Arauca, que narra Rómulo Gallegos en Doña Bárbara: "¿Con quién vamos?", hoy decimos con Dios, con Bolívar, con Chávez, con nuestro pueblo.

]]>
<![CDATA[¿Producimos lo que comemos?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Producimos-lo-que-comemos-20180327-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Producimos-lo-que-comemos-20180327-0114.html ...Al estudiar las cifras desde 1980 hasta 2013 (último año disponible) encuentra que durante ese tercio de siglo históricamente la producción de alimentos ha representado en promedio el 88% de la disponibilidad total,  mientras que las importaciones representan el 12%.

1. Una persistente campaña mediática  e intelectual trata de representarnos como país inútil, incapaz de producir lo que consume, totalmente dependiente de las importaciones y por consiguiente parásito de la exportación de un producto único, el petróleo, cuyos precios nos condenarían alternativamente a auges de derroche y abismos de depresión económica. Con ello se alimenta el mito de la Venezuela “rentista” (basado en la ignorancia de que la ciencia económica, desde David Ricardo, acepta que la única fuente de la “renta” es el trabajo), se culpabiliza a los venezolanos  y se nos convence de que debemos aceptar lo peor, desde la entrega incondicional de nuestros recursos hasta las operaciones más locas de endeudamiento,  pues no nos mereceríamos nada.

2. Un análisis detallado de los datos descubre la realidad. Utilizaremos las cifras de la Hoja de Balance de Alimentos, que desde hace décadas compila y publica anualmente el Instituto Nacional de Nutrición, estudiadas y resumidas a lo largo de varios años por la perspicaz Pasqualina Curcio Curcio.  Las conclusiones de Pasqualina son contundentes, al igual que las de su anterior trabajo La mano visible del mercado: Guerra Económica en Venezuela. Al estudiar las cifras desde 1980 hasta 2013 (último año disponible) encuentra que durante ese tercio de siglo históricamente la producción de alimentos ha representado en promedio el 88% de la disponibilidad total,  mientras que las importaciones representan el 12%.

3. Estos resultados sorprenderán a los lectores; para cualquier duda, pueden consultar las cifras originales en la Hoja de Balance de Alimentos. Indicamos aquí, a título ejemplificativo, algunas magnitudes en forma aproximada, pues consultamos gráficos con barras. En 1980, Venezuela produjo  22.500.000 de Toneladas Métricas de alimentos, e importo unas 4.000.000.  En 2013, produjo unos 46.000.000 millones de toneladas métricas, e importó unos 8.000.000.  Ello arrojaría para ese lapso los ya referidos  totales de 88% de producción interna, y 12% de importaciones.

4. Para el  año 2013, según la misma fuente, la disponibilidad de alimentos ascendió a unos 51 millones de toneladas métricas, de las cuales 43 millones fueron producidas en Venezuela y unos 6 millones importadas. Detallemos aproximativamente algunas magnitudes. Ese mismo año habríamos producido unas 8.100.000 toneladas métricas de cereales, e importado unas 4.800.000 toneladas.  Produjimos unas 9.200.000 toneladas de azúcar y miel, e importamos 980.000. Produjimos cerca de 9.250.000 toneladas de carne, e importamos unas 400.000.

5. ¿Cómo son posibles entonces  el desabastecimiento y el crecimiento exponencial de los precios? Ni el maíz ni el arroz ni la caña de azúcar  se riegan con dólares preferenciales. Tampoco parece posible que en tan pocos años una proporción de 88% de alimentos producidos en el país haya desaparecido. La respuesta al enigma está en la distribución.
 Un oligopolio de comercializadores y distribuidores fuga los productos por la frontera, o  fija los precios que paganos por lo  que producimos en el interior de acuerdo con una cotización de divisas fijada en el exterior, y dosifica lo que llega y no llega al consumidor. Nunca tantos sufrimos en beneficio de tan pocos. Tal es el origen de la escasez, y la clave para remediarla.

]]>
<![CDATA[La abstención solo es útil al continuismo gubernamental, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-abstencion-solo-es-util-al-continuismo-gubernamental-por-Victor-Alvarez-20180327-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-abstencion-solo-es-util-al-continuismo-gubernamental-por-Victor-Alvarez-20180327-0105.html En toda campaña electoral cada candidato arranca con una probabilidad que puede subir o bajar en dependencia de su eficacia para ganar terreno en el segmento de electores que pueden ver con simpatía su oferta electoral. La candidatura de Nicolás Maduro tiene un techo en la clientela electoral del oficialismo y su opción no puede crecer más. Henri Falcón lanza su candidatura en medio de un fuego cruzado entre gobierno y oposición que respectivamente lo consideran un traidor o un quinta-columna.

Paradójicamente, es precisamente en el creciente malestar que hay entre las filas del chavismo y la oposición donde la candidatura de Henri Falcón puede ganar nuevos aliados. Allí hay un importante margen de electores que nunca votarían por Nicolás Maduro, ni por ningún candidato del oficialismo.

Mientras las pugnas internas debilitan el oficialismo, la abstención lo fortalece

El llamado a la abstención puede desembocar en una pérdida de la mejor oportunidad que se le ha presentado a las fuerzas opositoras para conquistar el poder político, al no saber aprovechar las tensiones internas que resquebrajan la coalición dominante del GPP-PSUV.

El Partido Comunista y Patria Para Todos, principales aliados del PSUV en el GPP, han cuestionado públicamente a un gobierno que no han podido contener la escasez, la hiperinflación y el empobrecimiento generalizado de la población. Por otro lado, la persecución desatada contra Luisa Ortega Díaz, Rafael Ramírez, Miguel Rodríguez Torres, son apenas una muestra de la descomposición del oficialismo.

Para deslastrarse de las pugnas internas que amenazan su continuidad en el poder, Maduro decidió crear un nuevo instrumento político y lanzó el año pasado el Movimiento Somos Venezuela como un “nuevo mecanismo social del gobierno bolivariano” para masificar el carnet de la patria y “optimizar el alcance y avance de las misiones socialistas”. En enero de este año, ese “mecanismo social” fue transformado en un partido político: “Hemos decidido legalizar por petición de las bases al Movimiento Somos Venezuela como uno de los movimientos que va a participar con tarjeta electoral en el proceso presidencial”, anunció Maduro.

Movimiento Somos Venezuela vs PSUV

En la disputa por ser la base de la maquinaria electoral encargada de repartir los beneficios que otorga el gobierno a sus incondicionales seguidores, el Movimiento Somos Venezuela saca ventaja al PSUV y demás factores del GPP, toda vez que la clientela electoral del oficialismo ahora se le induce a asociar el beneficio que recibirá con el voto que dará al nuevo instrumento de control social y político.

La conducción del Movimiento quedó a cargo de Delcy Rodríguez quien renunció al PSUV y bajo la línea de inscribirse en el nuevo instrumento político: “Quienes en algún momento tuvimos militancia en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) o cualquier otro partido hemos renunciado a esa militancia para incorporarnos al Movimiento Somos Venezuela. Los invitamos a todos a inscribirse en las redes del Movimiento Somos Venezuela”, fue la línea que lanzó la líder de la nueva maquinaria electoral oficialista que amenaza con desplazar al PSUV.

En la purga desatada para defenestrar a todos aquellos que amenacen la jefatura de Nicolás Maduro, se le tiende un cerco a las aspiraciones de Diosdado Cabello de convertirse en la figura con mayor peso en la coalición política gubernamental. La creación del Movimiento Somos Venezuela es un grito de guerra a Diosdado Cabello y una clara amenaza de arrebatarle el control de la maquinaria partidista. Y en esta disputa interna es mucho el chavismo descontento que Henri Falcón puede atraer a favor de su candidatura, la cual ven como la única capaz de iniciar un proceso de transición sin desatar los demonios de la persecución y la venganza contra todo aquel que huela a chavista.

La abstención  opositora favorece la candidatura oficialista

Los principales partidos de la oposición que no postularon candidato han optado por llamar a la abstención, cuestión que favorece la reelección de Nicolás Maduro. El llamado a la abstención es el reflejo de una interpretación equivocada del momento histórico que vive Venezuela y resulta totalmente funcional a las pretensiones de continuismo gubernamental que se empeña en aferrarse al poder para afianzar su dictadura.

La mala calidad de la acción política de la dirigencia opositora –con su manía de denunciar trampa y fraude después de cada elección-, ha contribuido a crear dudas sobre la opción electoral y a erosionar la institución del voto como el instrumento para lograr los cambios políticos que el país reclama. Mientras factores clave de la oposición sigan creando dudas en torno al sistema electoral, en cada nueva elección será muy difícil revertir la inercia abstencionista. Nadie querrá ir a votar si le han sembrado la certeza de que otra vez le robarán el voto. Y esto  solo favorece al gobierno que ya no puede hacer crecer más a su clientela electoral. ¿Acaso Nicolás Maduro podrá sacar más de 5 millones de votos en medio de esta tragedia nacional?

Dado que los votos del candidato oficialista no van a crecer más allá de su clientela electoral, la candidatura de Henri Falcón tendrá que contrarrestar los votos que le resta la abstención. Sobre todo porque el segmento que ha decidido votar por él aún está lejos de acumular la masa crítica de electores para ganar las presidenciales.

La candidatura de Henri Falcón: un nuevo campo de acción política

Como la MUD rompió con la línea electoral y llamó a la abstención, Henri Falcón ahora intenta abrir un nuevo espacio político de acción en el que busca el apoyo de los seguidores de la MUD descontenta y del chavismo crítico. Por eso Falcón se revela contra la abstención que favorece la continuidad del candidato oficialista. Entre el dilema de ir o no ir a las elecciones hasta tanto se mejoren las condiciones, el ex gobernador de Lara decidió postularse pero sin dejar de exigir mejores condiciones.

Falcón optó por convertir la campaña electoral en su campo de batalla para denunciar el ventajismo y amenaza de fraude gubernamental. Interpreta así el sentir de las fuerzas democráticas que quieren librar la batalla electoral para conquistar pacíficamente el poder, restaurar la República con su independencia de poderes, y retomar la alternancia en el poder. Se trata de lograr la hazaña histórica de vencer el ventajismo y las trampas del oficialismo, evitar que los partidos que no participaron sean ilegalizados y conjurar la amenaza de que se instaure una dictadura constitucionalizada, sustentada en la hegemonía de un partido hegemónico.

Ciertamente, el argumento de los principales partidos de la MUD de no presentarse a las elecciones porque sus líderes se encuentran presos o inhabilitados, facilitó la postulación de Falcón, quien no tenía mucha opción si la escogencia del candidato unitario se hubiese hecho en unas elecciones primarias de la MUD. Pero hasta ahora, Henri Falcón es la alternativa con más opción electoral frente a Maduro. Si bien no tiene nada que buscar en el segmento de la oposición que ha decidido no votar, Falcón puede ganar mucho terreno en los segmentos del chavismo crítico y la oposición descontenta que quieren una salida electoral, pero temen perder su voto bajo las desventajosas condiciones impuestas por el oficialismo.

Si triunfa el abstencionismo no habrá más elecciones en Venezuela

Los dirigentes de la MUD que no fueron capaces ni siquiera de convenir el método para escoger su candidato presidencial, ahora se aferran al pretexto de la falta de condiciones electorales para no participar. No se trata de desconocer que las condiciones electorales son extremadamente desiguales, pero esta desventaja puede verse ampliamente compensada si las fuerzas democráticas complementan sus capacidades y recursos en torno a una candidatura unitaria que capitalice el enorme rechazo que genera la candidatura de Nicolás Maduro y el creciente porcentaje de electores que quiere ir a votar para salir de esta tragedia.

Los llamados a la abstención son un boleto directo a seis años más de tragedia nacional. La superación de un régimen cada vez más autoritario es una de las grandes aspiraciones de las fuerzas democráticas venezolanas. Este objetivo se pudiera lograr si se apartan las mezquindades y ambiciones personales y se apoya una candidatura unitaria. Un gran reto que se le plantea a Falcón es negociar un acuerdo con los precandidatos de la MUD que finalmente no se postularon para que, en lugar de seguir llamando a sus seguidores a la abstención, los llamen a votar y defender activamente el resultado electoral, como única forma de contrarrestar el ventajismo gubernamental y la falta de condiciones electorales.

Todavía hay tiempo para aprovechar el mayoritario rechazo a la reelección  de Nicolás Maduro y el creciente porcentaje del electorado que manifiesta estar dispuesto a votar. Al clamor nacional poco le importa quién es el candidato, lo que le importa es que haya un candidato unitario para enfrentar con opción las pretensiones continuistas del actual gobierno. Es posible crear una invencible mayoría si la dirigencia política llama a votar.

La hazaña política consiste precisamente en atreverse a ganar las elecciones a pesar del ventajismo y maniobras del oficialismo. Más allá de las desventajosas condiciones electorales, la combinación del rechazo a Maduro y la propensión a votar, constituyen las mejores condiciones para ganar las elecciones, tomar el poder político y comenzar la reconstrucción de la Nación.

Dictadura si sale con votos

Esta es una gran lección de la experiencia chilena y otros casos en los que la vía electoral fue el camino que llevó a la transición política de regímenes autoritarios hacia gobiernos democráticos. En esos casos, las fuerzas democráticas entendieron que la única manera de derrotar el ventajismo gubernamental era incentivando a la gente a tomar el camino electoral para masificar el voto, en lugar de llamar a la abstención e inmovilizar al electorado con el argumento de un fraude cantado que escamotearía la voluntad de la mayoría electoral.

Incluso en aquellos casos en los que se cometió un descarado fraude -facilitado por sistemas electorales controlados por el régimen que no garantizaban elecciones transparentes ni resultados confiables-, el propio fraude fue el detonante de la implosión del régimen autoritario.

En Chile, las fuerzas democráticas acudieron a unas elecciones convocadas por la dictadura de Pinochet. Pero en Venezuela buena parte de la dirigencia política opositora esconde las verdaderas razones de su abstención, apelando al pretexto de no participar en unas elecciones convocadas por una Asamblea Nacional Constituyente que carece de legitimidad, debido a la forma como fue convocada y electa. Cada vez está más claro que la verdadera razón para llamar a la abstención  es que ninguno de los partidos claves de la MUD logró imponer su candidato, ya sea porque está preso o fue inhabilitado.

El camino equivocado de la intervención internacional

Como los partidos políticos que no participan en las elecciones seguramente serán ilegalizados, estas organizaciones despliegan una ofensiva internacional que promueve el desconocimiento de las elecciones presidenciales y el endurecimiento de las sanciones internacionales. Pretenden que los gobiernos extranjeros hagan desde afuera lo que la dirigencia política de la oposición no logró hacer dentro de Venezuela. Esperar por la intervención internacional es un pasaporte a la violencia y significa enajenar la conducción política del país a los factores externos que impondrán quién nos va a gobernar.

Las lecciones históricas revelan que los éxitos logrados por la oposición –desde el plebiscito que derrotó a Chávez el 2007, hasta la victoria en las parlamentarias del 2015-, han sido por la vía electoral. Quienes aspiran a una transición pacífica y democrática no tiene otra opción  que tomar la vía electoral, por muy intrincada y difícil que aparezca. Sin elecciones no hay camino y sin camino electoral no hay opción de transición pacífica. @victoralvarezr

]]>
<![CDATA[Vencer el pesimismo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Vencer-el-pesimismo-20180327-0015.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Vencer-el-pesimismo-20180327-0015.html El ánimo de los venezolanos está llegando a niveles de descontrol y genera ira debido a la incapacidad que tienen para cubrir los gastos del hogar.

El pesimismo está dominando la mente de los venezolanos. El precio de los alimentos, medicamentos, repuestos, insumos, materia prima está devastando la vida de los que viven en Venezuela. 
Quien ejerce la presidencia del país y aspirante a ser reelecto el próximo 20 de mayo de 2018 anunció que a la moneda nacional (Bolívar) le van a quitar tres ceros, al igual que en el 2008 cuando crearon el “Bolívar Fuerte”, y que precisamente ese mismo gobierno ante su fracasada política económica se encargó de hacerlo muy débil; ahora, sin otra excusa distinta a la “guerra económica” juega la misma carta pasando de ser “Bolívar Fuerte” a “Bolívar Soberano”, lo que evidentemente no resuelve la crisis, por el contrario, la agudiza.
El ánimo de los venezolanos está llegando a niveles de descontrol y genera ira debido a la incapacidad que tienen para cubrir los gastos del hogar. El gobierno proyecta poder pero no autoridad, pues hoy para poder hacer un trámite de cualquier tipo en oficinas públicas si no se paga a funcionarios y gestores es casi imposible que se logre realizar.
 La corrupción está presente en todos los niveles, desde el cobro de un pasaje del transporte público hasta un permiso de importación. El gobierno nacional cuenta con 308 alcaldes y 19 gobernadores, teniendo así un bloque de aliados, pero parece no ser suficiente porque el país va en picada con una crisis desenfrenada evidenciada en la poca gestión de políticas públicas, la cual, a su vez, está disminuida por falta de recursos económicos, humanos, tecnológicos, voluntad política, acompañada del conflicto entre las corrientes políticas  en disputa: el Madurismo versus el Chavismo; la guerra es evidente.
Del lado de la oposición pasa lo mismo, la ex MUD, ahora Frente Amplio, afina sus baterías en contra de su antiguo compañero Henri Falcón, quien, debemos recordar, en el año 2013 asumió la jefatura de campaña de Capriles a la Presidencia, y hoy es quien enfrenta al presidente Maduro en las elecciones del 20 de mayo de 2018. 
Con esta realidad política los venezolanos se sienten abrumados, y es que, tanto los funcionarios públicos, gobernantes, como los políticos de “oposición” se han concentrado en sus intereses dejando sin soluciones o respuestas a la situación que enfrentan a diario. ¿Quién le habla a los venezolanos, que hoy se ven afectados por la mala calidad del servicio eléctrico, aseo urbano, salud, educación, seguridad y, como si fuera poco se ven en la necesidad de enfrentar que familiares y amigos emigren a otro país?. 
A pesar de este abandono, el venezolano es resiliente y ha buscado la manera de agruparse para ayudarse unos a otros, dando soluciones a muchos de los problemas que los afectan con apoyo de sectores productivos, empresarios, comerciantes, que no se detienen en su objetivo de mantener sus negocios abiertos y lograr enfrentar la crisis de la mano de sus empleados (acción que es recíproca). 
En las crisis nacen muchos emprendimientos, mucha gente vende artículos usados, repara autopartes de vehículos, línea blanca; otros son innovadores en el negocio de los alimentos perecederos y procesados, mientras que otros se han concentrado en empresas de entretenimiento para eventos empresariales, teatro, fiestas, banquetes, fotografía, servicios de seguridad, transporte privado, agencias de viaje preparando paquetes para los venezolanos que  emigran a otras latitudes; pero, también hay otros más audaces que están en el negocio de las criptomonedas e incluso han creado un negocio electrónico, redes sociales o físicamente en sus casas. 
Lo importante de todo esto es que más de 25 millones de ciudadanos quedan en Venezuela  y sin duda eso es una oportunidad. 
Psicólogos coinciden en que se debe lograr vencer el pesimismo rodeándose de ambientes que impulsen el emprendimiento, lo positivo y entretenimiento alejándose de las personas tóxicas (presenciales y virtuales). Otras de las técnicas exitosas es evitar creer en soluciones mágicas, es cierto que muchos logran salir de las crisis rápido pero también pueden caer otra vez muy rápido, así que se debe tener mucho cuidado con oportunidad de negocios que puedan generar problemas futuros. 
Quienes gobiernan a Venezuela y quienes se les oponen no tienen un plan viable para lograr vencer la crisis, así que le toca a los ciudadanos activar mecanismos de organización para presionar a los gobernantes y políticos a tomar los correctivos. 
Quienes proponen no participar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 deberían presentar cuál es su plan una vez que el presidente sea reelecto. Como lo dijo Nakarina Rousseau  “La Crisis solo vence a los débiles y vagos”


 

]]>
<![CDATA[Abrirnos a la autenticidad]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Abrirnos-a-la-autenticidad-20180327-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Abrirnos-a-la-autenticidad-20180327-0103.html Cualquier momento es saludable para intensificar nuestras salas interiores de silencios reflexivos, máxime en un tiempo en el que los lenguajes se confunden y las atmósferas se acrecientan de engaños.  La muestra la tenemos en la propagación de noticias malévolas a través de las redes sociales. 
Por eso, es importante volver al corazón, abrir los ojos para poder acoger lo auténtico y desechar lo falso, esa dimensión superficial y efímera que no deja lugar al verdadero amor e impide la paz. Nuestra propia historia puede darnos claves esperanzadoras, pero también crueldades que debemos evitar.


Así, la trata transatlántica de esclavos, una práctica legalmente sancionada y profundamente vergonzosa, fue en tiempos pasados el mayor movimiento forzado de personas en la historia de la humanidad; pero hoy también lo es, aún seguimos comercializando con personas de manera tácita o expresa. Algo verdaderamente tremendo que cuesta entender, pues aunque hemos avanzado en algunos logros, como el caso de los afrodescendientes, todavía urge reivindicar en el planeta la defensa de la dignidad de cada ser humano; no en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS), acaba de explicar que la tuberculosis es endémica en aquellas poblaciones donde los derechos humanos y la decencia se encuentran limitados.


 Hemos de dignificarnos colectivamente, sin miedo, ni temores. Ya está bien de tantos usureros en camino, del aluvión de charlatanes de inventivas acosándonos, viviendo de la política a cuerpo de rey. Hacen falta en el mundo otros guías, con capacidad verdaderamente de servicio, de entrega incondicional a su pueblo. Nadie puede adoptar el gobierno de nadie como profesión y seguir siendo honesto. La indecencia nos está dejando sin alma. 


Y esto es grave, gravísimo, ya que corremos el riesgo de convertirnos en verdaderos lobos de nosotros mismos. Por tanto, despertemos, no importan los encantadores de serpientes, si es cierto que asentamos esa dimensión internacional aglutinadora, capaz de acorralar y de poner en entredicho la ineficacia de algunos dirigentes. No olvidemos que tras el resultado de esta ineptitud, corrupción y falta de honestidad, permanecen los golpes que nos roban hasta las sonrisas. 


 Ojala aprendamos a asumir responsabilidades y a reconocernos libres en ese compromiso. Nos hace falta para poder avanzar hacia ese mundo más justo, y por ende, más humano. En consecuencia, junto a este grado de humanidad responsable, también necesitamos gobiernos comprometidos con acciones concretas para poner concordia y hacer comunidad. No olvidemos que dos tercios de la población con hambre en el mundo viven en países en conflicto. Por tanto, es necesario recuperar ese espíritu armónico, con la plenitud del significado que esto trae consigo, reflejado en la coherencia entre palabras y hechos, con la consabida generosidad evidente en el adeudo con el bien colectivo. Además, fuera armas. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La cruz florecida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-cruz-florecida-20180327-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-cruz-florecida-20180327-0100.html El Dios de la vida no debe ser representado en un instrumento de muerte. Si la prueba irrefutable de que el Maestro es Dios, la vida misma, es su resurrección, su victoria sobre la muerte; nunca he logrado entender, desde mis tiempos de Escuela Dominical, cómo y por qué la cruz se convirtió en el símbolo central de la cristiandad.
Es verdad que la cruz se resemantizó. En tiempos del Imperio Romano era la inyección letal o la silla eléctrica, más que eso, era una demostración del horror que le esperaba a quien no se sometería a la voluntad suprema del César y sus legiones de centuriones. 
La cruz no sólo era aborrecida, sobre todo, temida.
Como no pudieron apedrearlo, que era la forma en que los judíos le aplicaban la pena de muerte a los herejes o a los que no acataban la ley de Moisés administrada por los rabinos, pidieron a Roma que le crucificara. De esa forma, muriendo como morían los enemigos del Imperio, como murieron miles de personas en todos los territorios ocupados por las legiones del César, creyeron que se librarían de él y pronto sería olvidado.
En consecuencia, la cruz debería ser como la venezolana Cruz de Mayo, cruz florecida, llena de colores y de cantos tan bonitos y alegres que a uno se le olvida la muerte. El madero ya no es más madero sino árbol reverdecido, floreado y cargado de frutos, como esos que talan con saña y desde el tronco mutilado vuelven a la vida.
No pretendo minimizar el martirio de Jesús y lo que su sacrificio en la cruz, su sangre derramada, significa para nosotros los cristianos, porque eso sería negar la misión central de su venida a la tierra como un ser humano. Sin su muerte estaríamos condenados irremisiblemente.
Simplemente, prefiero poner el acento y subrayar con amarillo, azul y rojo lo que hace de su muerte, de su sacrificio, un acto de perdón, de redención.
 En la certeza de que resucitó, de que está vivo y vive en nosotros, porque Jesús, además, es el Dios de lo plural, de lo público, de lo colectivo.
Cristo no puede ser entendido desde el singular. Cuando le oramos o rezamos, aunque estemos solos, siempre lo pensamos como él mismo nos enseñó, como el Padre Nuestro. Nadie dice para referirse a él padre mío, es nuestro.
Es verdad que la cruz nos recuerda permanentemente su sacrificio ¡bien! pero no es menos importante la multiplicación de los panes y los peces, el hacer del agua vino para que siguiera la fiesta, su caminar por las aguas, su última cena, su sermón en la montaña, sus 40 días de ayuno, los cuerazos que tuvo que darle a los mercaderes, con los únicos que Jesús tuvo que usar la fuerza. 
El hecho de que hablaba con las mujeres y les hablaba con respeto aunque hubieran tenido cinco maridos o estuvieran a punto de ser apedreadas por adúlteras.
De verdad que a Jesús se le recuerda más y mejor en la vida que en ese breve instante, pasajero, inevitable y necesario, pero de tránsito. Es como quien se queda en la estación, se queda contemplando la parada y se pierde del viaje, del paisaje, de la compañía.
¿Cuál debería ser el símbolo principal de los cristianos? Jesús en su ministerio usó el pez y aún hoy el pez nos lo recuerda en su condición de Maestro. 
Hay un arte religioso que representa a Dios resucitado entre mantos y nubes blancas y rayos de luz subiendo al cielo, pero quienes nos acercamos más a él por su condición humana, por su ejemplo vivo de ser gente, esas alegorías celestiales siempre nos resultan demasiado distantes, inalcanzables.
Todo lo vivo, incluso lo que muere para volver a la vida, debería recordarnos permanentemente a Dios. 
Honrar la vida sería nuestra mayor ofrenda, proteger su creación, toda ella, nuestro mayor ejercicio de fe ¿Qué sentido tendría que un cristiano vaya por su vida ofendiendo y agrediendo lo vivo, lo creado por Dios y a Dios mismo, para cada Semana Santa caer de rodillas ante el símbolo de la cruz?
 

]]>
<![CDATA[Fábula del perrito seco, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Fabula-del-perrito-seco-por-Carola-Chavez-20180327-0102.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Fabula-del-perrito-seco-por-Carola-Chavez-20180327-0102.html Entonces el perrito se secó. Duró poco más de año y medio echado en la alfombrita, el obediente perrito amaestrado por su amo gringo, que a la hora de la chiquita ni un huesito le lazó.


Hemos visto perritos en nuestras tierras, la historia, tristemente, está llena de ellos. Lo que nunca vimos fue uno que admitiera serlo, meneando la colita fascinado, haciéndose pipí de la felicidad de ser un perro con amo. Empeñado en la vergonzosa misión de hacer de nuestro continente una gran alfombrita, auto erigiéndose como líder de una infame manada, se inventó un club canino donde solo mueven la colita perros de pedigrí.

Juan Manuel Santos se anotó rapidito, porque nadie en estas tierras tiene más pedigrí que él. Santos de los Santos de toda la vida, de los que siempre han mandado en Colombia según les manden a mandar desde el norte. Santos, el perro más fino, que por no apurarse, por no ser gringo como el peruano perruno, no fue el perro alfa de aquella rastrera manada. ¿Quién iba a decirle habría una vacante tan pronto? ¡Qué mala suerte que Santos que ya va de salida!…

Macri que saliva como ninguno cuando ve las barras y estrellas, que mueve esa colita con desparpajo y sin una pizca de gracia, ladra desde el club canino y pela los dientes de lejos, siempre de lejos, con el gringo grandote detrás, como el cobarde perrito alfombrero que es. Macri ve la alfombrita vacía y aúlla de ganas, pero mordiéndole la cola tiene a Piñera, que está reestrenando turno al bate y viene con los dientes pelados ladrándole a Venezuela.

Porque de eso se trata esta perrada, de ladrarle a Venezuela que no se deja amaestrar. Que seamos todos perros para que ellos no se les note tanto, para que sus pueblos no se contagien de la dignidad venezolana y se rebelen, y les saquen la alfombrita, y los boten a patadas. 

Aunque a patadas los saca su amo cuando se vuelven molestos, cuando ponen la plasta en medio de la alfombrita y el hedor es tal que no hay prensa amiga que pueda taparlo. Cuando hay un perro más simpático, cuando al amo le de la perra gana, porque para eso es el amo y el perrito es un perrito. Así le pasó al perrito alfa del Grupo de Lima, que ladrándole a Maduro, prometiéndole su fin, no vio que el suyo estaba tan cerca.

Moraleja: Perro que ladra no muerde, y si le ladra a Venezuela, se seca.

]]>
<![CDATA[La responsabilidad del Frente Amplio, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-responsabilidad-del-Frente-Amplio-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180326-0028.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-responsabilidad-del-Frente-Amplio-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180326-0028.html Todos hacemos falta en ese frente: los sectores, partidos políticos, chavismo crítico, sociedad civil, todos debemos activarnos para darle fuerza. No puede el Frente ser secuestrado por los partidos políticos...

El Frente Amplio Venezuela Libre nace con la intención de lograr una amplia y variada comunión de personas e instituciones en la exigencia de condiciones mínimas para que, de acuerdo a la Constitución y a la ley Venezolana, se dé un proceso electoral que pueda servir de punto de arranque para la reconstrucción de nuestro país. La convocatoria hecha por el CNE para el 20 de Mayo, puede ser calificada como les dé la gana, pero en nada se parece a una elección limpia, transparente. Eso es un simulacro, una farsa electoral a través de la cual Nicolás Maduro quiere extender la humillación a la que tiene sometidos a los venezolanos, a por lo menos seis años más, sin contar con el apoyo de quienes deberían tener la última palabra que son los electores. 
Le corresponde entonces al Frente Amplio un trabajo arduo para conformarse, territorial y sectorialmente, en todo el país. En cada estado, municipio, parroquia, comunidad, centro de estudio y trabajo, gremio profesional, laboral, empresarial, iglesias y organizaciones sociales, debe haber un núcleo de ese Frente amplio. Cada sector, sin perder su identidad y su naturaleza, se integra en el Frente y de allí surgen propuestas que deben convertirse en acciones concretas orientadas al logro del objetivo planteado.
 Para ello es necesario que nos manejemos con absoluta amplitud. Todos hacemos falta en ese frente: los sectores, partidos políticos, chavismo crítico, sociedad civil, todos debemos activarnos para darle fuerza. No puede el Frente ser secuestrado por los partidos políticos, pero tampoco puede ser tomado por las actitudes propias de la antipolítica.
 El Frente somos todos los que, pudiendo tener diferencias, estamos claros en que primero está Venezuela y que la única forma de que nuestro país se recupere es que todos, juntos, logremos el cambio político que clama, esté donde esté, la gran mayoría del pueblo venezolano.
La conformación es un proceso paulatino, pero debemos adelantarlo lo más pronto posible, y cada vez que se vaya constituyendo un núcleo del Frente, debe asumir inmediatamente la acción en su espacio. Las acciones del frente deben estar enmarcadas en jornadas de diversa naturaleza que sirvan para ejercer presión frente a la dictadura de Maduro para que podamos tener, este año, elecciones libres y democráticas en nuestra patria. Actividades como Asambleas de ciudadanos, cabildos abiertos, tomas de espacios públicos, organización de eventos de consulta popular, protestas pacíficas, preparación de elecciones en gremios, colegios profesionales, sindicatos, universidades, sin contar con el CNE, jornadas de desobediencia civil, son algunos de los puntos que pueden integrar la agenda del Frente Amplio Venezuela Libre. 
Junto a estas acciones, debemos desarrollar intensas jornadas de solidaridad social, de acompañamiento a los sectores más vulnerables: personas que viven en pobreza extrema y no pueden lograr alimentación, personas enfermas que no pueden conseguir medicinas ni tratamiento médico, pensionados que viven un suplicio hasta para cobrar sus pensiones que además no alcanzan para nada, jóvenes que luchan por oportunidades de estudio y trabajo. Las Iglesias Católica y Evangélica, entre otras, han hecho propuestas en ese sentido que debemos seguir con atención. Destaca la olla solidaria propuesta para el Domingo de Resurreción en todas las parroquias del país y la atención, en Semana Santa y en el tiempo de Pascua, a esos sectores vulnerables con jornadas especiales. 
Además de esta labor social, la Iglesia Católica ha propuesto una jornada especial de oración, del 19 al 22 de abril, lo cual nos parece una extraordinaria oportunidad para que todo el cristianismo venezolano y mundial se una en un esfuerzo que puede convertirse en otra herramienta poderosa para lograr el cambio en nuestro país. Motivación, organización, acción, oración, son palabras claves en la gestión del Frente Amplio en todos sus niveles. Nadie debe esperar una invitación formal. Todos debemos sentirnos invitados a participar en esta lucha por la salvación de Venezuela.

]]>
<![CDATA[Un sendero minado, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-sendero-minado-por-Jose-Vicente-Rangel-20180326-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-sendero-minado-por-Jose-Vicente-Rangel-20180326-0025.html 1) Estamos a  menos de dos meses de la fecha fijada por el Consejo Nacional Electoral para la realización de la elección presidencial: 20 de mayo de este año.

  Un lapso relativamente corto, pero cargado de acechanzas, de impredecibles acontecimientos, y  una prueba más para la democracia venezolana. Para su capacidad para hacer frente a la conjura nacional e internacional que amenaza su estabilidad. Que pone a prueba los logros sociales y revolucionarios, y de todo cuanto representa la institucionalidad plasmada en la Constitución del 1999. Así como al poderoso arraigo del proceso bolivariano en el seno del pueblo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
    2) Todo lo cual constituye una conquista extraordinaria que está en peligro, lo cual  obliga a los demócratas --y al pueblo en general-- a hacerle frente a la amenaza, a combatirla y derrotarla. Nadie debe engañarse con la actual situación. Ésta hay que asumirla con determinación, con la voluntad de vencer las dificultades. Venezuela --hay que decirlo para que nadie se engañe-- no transita por una vía exenta de riesgos. Por el contrario, lo hace por un sendero minado. Quien se imagine que los venezolanos recorremos un paseo floral está totalmente equivocado.
    3) Porque la conjura contra el país es de las más sórdidas y arteras que haya encarado pueblo alguno. Comenzando por la participación en la agresión de la mayor potencia mundial,  los Estados Unidos, que directamente desde la Casa Blanca, el Pentágono y la CIA, dispara sus letales ataques, a diario, y descaradamente. El gobierno norteamericano ha convertido el derrocamiento del presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, en un problema de honor. Éste no puede llegar al 20/M estando en Miraflores. No debe estar en ese sitial y optar a la reelección, entre otras razones porque los gringos saben perfectamente que Maduro ganará la disputa y que, además, lo logrará limpiamente, con un sistema electoral impecable. Lo saben también porque como cuentan con buena información saben que la oposición en Venezuela no existe. Se autodisolvió, producto de sus errores e insensatez.
    4) A la obsesión imperial de acabar con Maduro y el proceso bolivariano, hay que agregar la sumisa y desvergonzada solidaridad de los gobiernos de la Unión Europea, plegados  totalmente, como nunca antes se había visto, al dictámen de Washington. Y por supuesto, lo mismo participan los gobiernos cipayos de la región que se unen a la agresión cainita contra el pueblo hermano para ganar favores y obtener beneficios crematísticos. Este conjunto de factores conforma una mafia capaz de todo, como a diario lo podemos constatar. Sacrifica el concepto de democracia y adhiere las prácticas de las dictaduras; arremete contra el sufragio y lo convierte en una institución peligrosa que permite que los sectores progresistas de la sociedad, y cualquier cambio social, sea cuestionado; asume la violencia y la sacraliza como el recurso apropiado para reemplazar el voto como fórmula para lograr el poder; desprecia el diálogo porque considera que enmascara la realidad.
    5) Es esta concepción mafiosa de la política, inescrupulosa, hamponil, que al mismo tiempo que exalta las excelencias del Estado de derecho y del ordenamiento jurídico internacional, los viola todos los días, los desprecia con descaro y reinvindica el ejercicio de la fuerza bruta para imponerse, es decir, la vuelta a la ley de la selva. En este contexto, ¿qué puede suceder en los días que faltan para la elección presidencial? Es breve el lapso, pero impredecible lo que puede pasar. Los planes para una intervención armada extrajera están elaborados. Solo aguardan su ejecución. La conspiración interior consiguió tocar a algunos militares mediante la actividad de agentes norteamericanos repartiendo dólares y ofrecimiento visados. Mas gracias al trabajo de  inteligencia del Estado venezolano, el alzamiento que estaba siendo preparado abortó, ¿pero quedan vestigios? La pregunta es pertinente dada la complejidad de la situación. La desesperación de los conjurados, los de adentro y los de afuera, ante el avance ineluctable del tiempo y la impresión de que resulta extremadamente difícil impedir el evento electoral, los conduce a perseverar con tenacidad en cualquier salida, en cualquier método por cruento que sea. Es mucho lo que se juega el imperio y sus secuaces, dados los compromisos contraídos, para dejar de lado y abandonar lo que los mueve: derrocar a Maduro, impedir las elecciones, acabar con el proceso bolivariano, apoderarse de Venezuela, y hacer retroceder la historia. Pero la historia la escriben los pueblos, como es  caso del pueblo venezolano.-
  *CLAVES SECRETAS*
*¿QUÉ LE pasa al presidente Santos? ¿Qué le ha hecho Venezuela? ¿Acaso algo relacionado con familiares suyos en el pasado? Porque los Santos, un poder dentro de la oligarquía, siempre practicaron una política ambigua hacia su vecino. Nos vieron como un país del cual podían extraer beneficios de todo tipo, y se movían sinuosamente para conseguirlo. Con la zalamería que los caracteriza, mientras que en la manga ocultan el puñal. Era Colombia una nación que funcionaba mejor que Venezuela para la época, pero con el tiempo, con la explotación del petróleo y otros recursos, Venezuela la superó. ¿Reconcomio acumulado por eso?...*PERO HAY aspectos personales del mandatario colombiano que destacan como la doblez que observan los que destacan los que lo tratan. Basta con preguntarle a Uribe por él, para que el ex presidente estalle. Porque no le perdona lo que él llama traición, la actuación que tuvo luego de hacerlo Ministro de Defensa. Para otros Santos es capaz de cualquier aventura como la que dirigió, desde el cargo ministerial, cuando ordenó la violación de la soberanía de Ecuador con el bombardeo a la localidad de Sucumbío…*RESPECTO A la situación venezolana, Santos destaca como líder en la región de cualquier iniciativa que se adopte. Cuenta con pleno apoyo político, militar y logístico del gobierno norteamericano. La extensa frontera lo coloca en una posición privilegiada para emprender cualquier operativo bélico. Así como las fuertes vinculaciones que mantiene con el Alto Mando castrense. Ninguna otra nación en esta parte del mundo cuenta con tantos recursos para actuar en una aventura --en calidad de satélite privilegiado--, de cualquier operación planificada por el Pentágono y la CIA…*LA QUINTA columna estará más activa en las próximas semanas. La orden de la cúpula de la conspiración es terminante: es inaceptable, luego de la hemorrágica inversión económica efectuada para impedir la realización de las elecciones, de las expectativas creadas sobre la caída de Maduro, y la apabullante utilización de los medios para desinformar sobre la situación venezolana, que el resultado sea el fracaso. El imperio no puede tolerar semejante afrenta --¿y cómo quedan los cipayos?...*LOS VOCEROS  de la oposición critican el desabastecimiento de productos básicos. Es cierto: hay escasez. Resulta absurdo negarlo. Aun cuando se observa cierta mejoría y el gobierno hace esfuerzos. Pero uno se pregunta, ¿qué esperan los voceros de la oposición para pedirle a sus aliados en el exterior el cese del bloqueo, factor determinante en lo que ocurre? Por supuesto que ¡nada!...*REUNION DEL Alto Mando con todos los Comandantes de unidades operativas del Ejército. Conclusiones del evento: unidad y lealtad absolutas; repudio a la conspiración, al golpe, y defensa a fondo de la soberanía nacional.-
 

]]>
<![CDATA[Entre la abstención y el voto]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Entre-la-abstencion-y-el-voto-20180326-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Entre-la-abstencion-y-el-voto-20180326-0030.html En la presente carrera electoral venezolana hacia el 20 de abril, tal como en el dilema de Hamlet, de la obra de Shakespeare, “tobe, o not tobe, that is the question”, el asunto es “votar o no votar esa es la cuestión”. Lo dilemático está condensado en la masa antichavista que representa evidentemente la mayoría del registro electoral. Más del 70% de los electores. Precisamente donde encontramos el voto duro abstencionista. No hay confianza en el árbitro ni línea estratégica clara de la dirigencia MUD opositora. Los decididos a votar se agrupan en un 41%. De los cuales un alto porcentaje es chavista. Si la abstención es alta barre Maduro. Si es baja no se puede saber hasta las el ecciones quien gana. Todo esto puede suceder en un ambiente de desencanto, apatía e indiferencia. Decepción por lo errático del liderazgo opositor. Desconfianza ante el posible fraude del CNE. 
     Complicado el desenlace. Una gigantesca masa de electores de todos los estratos sociales está dispuesta a no votar. Alrededor del 60% del patrón electoral no ha decidido si vota o no vota. El gobierno promueve la abstención mientras la dirigencia de la MUD también lo hace. Nunca antes se había visto tan radicalizada la decisión de no votar. Consideran pantomima la parafernalia montada por el ente que dirige como “arbitro” el proceso electoral. Muchos creen que son elecciones amañadas y que ya tienen los resultados del sufragio. Convencidos que la maquinaría electoral oficial trabaja para el fraude… dirigir el resultado.
    Estados Unidos, la Unión Europea, y la mayoría de los países latinoamericanos auspician la no participación en las elecciones  porque consideran que no hay condiciones de garantía y seguridad de imparcialidad. Combaten a un gobierno que mantiene la más alta hiperinflación del mundo hasta ahora conocida. A la población de la clase D y E que representan más o menos el 74% de la población total del país, pasando hambre con unos ingresos que no alcanzan sino para cubrir una comida al día.  Viviendo una economía de guerra y una caótica situación social de inseguridad, escasez de alimentos y crisis en los servicios públicos como el aseo urbano, el gas, la electricidad y el agua. En Barquisimeto, para recibir una bombona de gas usted tiene que pagar 300 mil bolívares. Mafias del gas. Un país cercado por sanciones y restricciones financieras y económicas, que han impedido importantes transacciones comerciales con alimentos y medicinas.  

]]>
<![CDATA[El debate al desnudo, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-debate-al-desnudo-por-Maryclen-Stelling-20180323-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-debate-al-desnudo-por-Maryclen-Stelling-20180323-0099.html Hace rato que las fuerzas políticas en la contienda se encuentran en campaña permanente.  Y de ello dan fe la comunicación política y los flujos discursivos que participan en el debate transmediático,  instalándose  “cual verdades” en la opinión pública.

Enfrentamos el  fenómeno de la política mediática o la mediatización de la política, que, ante las próximas elecciones del 20-M, arrecia y amenaza con imponer su lógica en la construcción de la realidad política. Ello conlleva la pérdida de influencia de los partidos políticos, mientras medios y redes  se convierten en el ámbito más consultado por la ciudadanía en su proceso de toma de decisiones.

Dada la  indiscutible e inevitable participación de las redes digitales, cambia el tratamiento de la política y, por ende, la naturaleza del discurso que por allí se propaga. Se constata y denuncia un desplazamiento discursivo, desde la esfera deliberativa hasta el ámbito pseudopolítico.

La  pseudopolítica se caracteriza por la personalización de la política, en donde el mensaje es el propio político; por la desideologización de la ciudadanía y, además,   por la  espectacularización informativa, que equivale a  la política devenida en espectáculo.  Tres factores que se retroalimentan y promueven el “abandono”  de la cuestión política por un discurso emocional, exhibicionista y superficial donde carece de importancia lo que se dice.

De cara al próximo proceso electoral, el diseño mediático de la campaña se ha ido profundizando. En una suerte de “ficción conversacional”,  la ciudadanía, atrapada en el debate transmediático, relega toda discusión sobre asuntos de interés público, por la lucha en torno a la fidelidad al líder o candidatos. Los políticos enfatizan la personalización y aspectos menores del hecho político;  apelan a las redes sociales en tanto canal de comunicación directa con la ciudadanía, y desatienden la  interacción real con sus seguidores. Los partidos y candidatos  se concentran en definir y plantear su estrategia, con miras a ganar las elecciones e  incrementar  cuotas de poder.  Medios y redes destacan fundamentalmente las estrategias electorales, el posicionamiento de los candidatos  en las encuestas y observan un menor interés en propuestas y debates en torno a los graves problemas del país.

El momento político es muy delicado tanto por la crisis real y objetiva, como por el relegado sustrato afectivo valorativo con el que interpretamos,  enfrentamos y reconstruimos la situación real. 

@maryclens

]]>
<![CDATA[Mi posición, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Mi-posicion-por-Eduardo-Fernandez-20180323-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Mi-posicion-por-Eduardo-Fernandez-20180323-0100.html Tenemos 20 años con el mismo gobierno. Veinte años con la misma oposición. Yo quiero salir del gobierno de Maduro lo antes posible. No se trata solamente de un gobierno muy malo. Se trata de un gobierno que le hace mucho daño a Venezuela y a los venezolanos.
 
Yo quiero salir del gobierno de Maduro, a más tardar este año, que por cierto es año de elecciones presidenciales por mandato de la constitución.

Yo quisiera salir del gobierno de la manera menos traumática posible. Por eso no me gusta la idea de una invasión extranjera o un golpe militar.

Quiero salir del gobierno de Maduro con votos y no con balas.

Alguna gente me dice que hay que esperar. Tenemos que esperar hasta que haya condiciones satisfactorias. Y yo me pregunto: ¿de cuánto tiempo estamos hablando? ¿Cuánto tiempo tiene que transcurrir hasta que haya condiciones satisfactorias?

¿Alguien puede creer que este gobierno tramposo pueda convenir en hacer elecciones con la garantía de que las va a perder?

Podría ser que las condiciones satisfactorias no las tengamos nunca. Lo que quiere decir que tendremos que resignarnos a seguir con el mismo gobierno o propiciar el golpe militar o la invasión extranjera.

Yo estoy convencido de que el gobierno es derrotable. Todas las encuestas de opinión dicen que mas de 70% de los venezolanos está en contra del gobierno. Es insólito que teniendo una votación potencial de 70% se renuncie a la utilización de la vía electoral.

De todos los numerosos precandidatos de la oposición el único que se atrevió a postularse fue Henri Falcón. Por eso declaré recientemente que si todos nos unimos y votamos por Falcón le daremos una derrota contundente al gobierno y, en el peor de los casos, lo obligaríamos a producir un fraude escandaloso que lo hundiría todavía más en la opinión nacional y en la opinión internacional.

Estoy convencido de que el gobierno es derrotable. Ya ha sido derrotado en el pasado. En diciembre de 2015 fue derrotado contundentemente. Y si ganó las gobernaciones y las alcaldías no fue tanto por las trampas del gobierno como por los errores de la oposición. Opositores al gobierno somos cerca de 80% de los venezolanos. Me resisto a creer que con esa correlación de fuerzas en las encuestas, nos resignemos a esperar por unas condiciones que probablemente nunca se darán.

A un gobierno tramposo tenemos que derrotarlo con la fuerza de la esperanza de cambio. Con una organización que nos permita defender los votos y dificultarle al gobierno las trampas que pretende cometer y con una estrategia inteligente que tiene como fundamento la unidad de todos los venezolanos.

Seguiremos conversando.

Eduardo Fernández
@EFernandezVE
 

]]>
<![CDATA["Dando tumbos" por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dando-tumbos-por-Rafael-Ramirez-20180324-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dando-tumbos-por-Rafael-Ramirez-20180324-0034.html Así lleva el gobierno a nuestra querida patria, “dando tumbos” y zozobrando en medio de esta tormenta, una tormenta anunciada, advertida por nosotros, pero en la que nos metió el Presidente por un empeño de hacer las cosas como él quería, a su manera, a la manera de su entorno. No escuchó, nó porque no se le haya dicho, compañeros, nó porque no se le haya escrito, nó porque no haya habido reuniones, no escuchó o no entendió, porque no quiso: porque pudieron más los grupos de interés de su círculo íntimo, que el equipo de trabajo del Comandante Chávez, con el que siempre salimos victoriosos de todas las tormentas que enfrentó nuestra revolución.

 

Hay compañeros valiosos que han hecho un esfuerzo para mejorar la gestión del gobierno, no es por falta de voluntad del pueblo, ni de los trabajadores, es que la dirección de esta nave, el capitán, ha demostrado no tener la capacidad para conducir de manera mínimamente aceptable los asuntos del Estado, la conducción del gobierno.

 

Los que hemos hecho propuestas, todas constructivas y desde una posición revolucionaria, los compañeros que han intentado hacer las cosas de manera distinta, tropezamos de inmediato con el madurismo, que, aferrado al poder, hace de todo lo inimaginable para acabar con cualquier punto de vista diferente, sobre todo si proviene del Chavismo.

 

A los que hemos manifestado posturas diferentes, nos bloquean y descalifican, hasta salir del gobierno, así de sencillo. Han ido haciendo al Chavismo de lado. Luego viene el “pranato” de la política, la descalificación, el linchamiento moral, hasta persecución, el exilio y la prisión. Quien, como nosotros, insiste en mantener sus posiciones de principios, entonces se convierte en objeto de la saña personal de la cúpula del madurismo y estamos expuestos a las más inverosímiles acusaciones, maniobras y campañas.

 

En mi caso personal, además de la extraña o, más bien, inconcebible alianza con la extrema derecha, en acusarme de corrupción y de enlodar la gestión junto al Comandante Chávez al frente de PDVSA, se me acusa de todo tipo de cosas así sin ningún proceso, ni político, ni legal, se me niega mi derecho a la defensa, mis derechos fundamentales, el debido proceso, la presunción de inocencia, se hostiga a mi familia, sino que ahora, utilizando al “pranato”, a los palangristas, a sus medios, recurriendo a lo más bajo de la política, se me acusa de cualquier cosa.

 

No puedo dejar de mencionar una noticia que leí la cual es completamente descabellada. Ahora resulta que mis perseguidores, desprovistos de argumentos en mi contra, recurren a acusaciones absurdas para enlodar mi nombre, dejando en evidencia sus nexos y vinculaciones con mafias en el país. Ya no saben de qué acusarme para justificar su persecución obsesiva y cualquier agresión en mi contra. Primero me etiquetaron de “traidor”, luego de “corrupto” y ahora de “narcotraficante”. Esto es una nueva demostración de su desesperación, de que son capaces de hacer cualquier barbaridad, no les importa nada. Su desespero a la vez descubre sus propias vinculaciones.

 

 No tengo nada que temer. Ahora se me ha negado el derecho a defenderme de tanta infamia, pero llegará el momento, más pronto que tarde, en que pongamos las cosas en su lugar y desenmascaremos a los verdaderos corruptos, los que participan del abuso del poder y los que recurren a lo que sea, trayendo al campo político lo peor de si mismos.

 

La historia y el pueblo pondrá en su justo lugar a los que han destrozado al país y han acabado con el legado del Comandante Chávez, los que han puesto a los hijos de Bolívar a comer de la basura, a sufrir vejaciones de todo tipo en el país, a salir de la patria, a perder la esperanza.   

 

Los revolucionarios, Chavistas, patriotas, que optan por el silencio o por el cálculo político, el “pasar agachado”, la indiferencia desde alguna posición de “privilegio” que les dá el poder, desde un puesto público hasta su relación con el círculo íntimo del madurismo, o los que ceden al chantaje y al miedo que se ha impuesto en el país, convalidan, por acción u omisión, lo que está pasando en nuestro país, y la destrucción del legado de Chávez.

 

Lo más triste e irónico es que todo este desastre lo hacen en nombre del Comandante Chávez y del Socialismo. Qué triste, le hacen el trabajo sucio a la derecha nacional e internacional, al darle elementos para el discurso contrarrevolucionario y seguir enlodando la historia, trayectoria y obra del Comandante Chávez.

 

Mientras el madurismo no sabe qué hacer con el país, enceguecidos por el poder, la soberbia y el interés mezquino, esta nave, la “única que tenemos” (parafraseando a un buen amigo y un excelente profesional), sigue “dando tumbos”, cada vez más violentos, “haciendo agua”, como todos advertimos, naufragando en esta tormenta.

 

No puede pasar inadvertida la situación en el seno de nuestra Fuerza Armada Bolivariana. Hace ya bastantes días que se llevaron detenidos a un grupo importante de oficiales, la mayoría del Ejército, hombres del pueblo, comandantes de unidades, de las Promociones Bolivarianas, de la Patria. No se sabe nada ¿de qué se les acusa?, ¿por qué están presos?, ¿Por qué se mancilla el honor militar? Sólo hablan los analistas de la derecha, no hay vocería del gobierno, ni del chavismo. Sólo están presos y ya.

 

Igual la captura del General Rodríguez Torres, lo mandaron a La Pica. ¿De qué se le acusa? Todo es confuso, algunos voceros del gobierno dicen que había una “conspiración”, pero una declaración del vocero oficial lo acusa ahora de “corrupto”. Existe orden de captura contra el General López Ramírez, General Clíver Alcalá, ninguno de ellos puede ser acusado de agentes del Imperialismo, el Comandante Chávez los tuvo cerca hasta el final, existen órdenes de captura contra otros oficiales, conocidos, nadie sabe hasta dónde llegaran.

 

Pareciera que el único delito, lo único en común en todos estos casos de persecución y acusaciones, linchamientos morales, es haber manifestado nuestro desacuerdo con el madurismo. ¿Quién traiciona a quien?, ¿Quiénes son los verdaderos traidores?.

 

Detuvieron a Jesús Luongo, hombre honesto, de principios, mi amigo, que ha servido al país en PDVSA en las situaciones más complejas, un trabajador que goza del respeto de todos los trabajadores petroleros en nuestro sistema de refinación, uno de los pocos que quedó en el CRP cuando el sabotaje, allí lo encontró Iván Hernández en su puesto de trabajo, juntos comenzaron el arranque y recuperación del “Coloso de Paraguaná”. Conozco a Jesús y a su Padre, fallecido hace poco (gran cirujano oncólogo del país, revolucionario íntegro), como excelentes seres humanos, de extraordinaria formación técnica, patriotas y Chavistas. Un hombre comprometido con el país y su trabajo, al que el Comandante Chávez conoció de cerca, durante todos estos años de trabajo y combate en la nueva PDVSA, en combate por la Plena Soberanía Petrolera, ahora preso y vilipendiado por el triste personaje aquel, perseguidor de revolucionarios.

 

Vaya mi solidaridad a todos ellos, que no es automática, ni nunca lo ha sido, pero es una cuestión de principios, de conocer a los seres humanos por su trayectoria, su familia, sus principios, su arrojo en defensa de un ideal, su servicio a la patria y su cercanía al Comandante Chávez, que para mí, es un elemento fundamental, porque yo soy Chavista, yo conocí a Chávez, fue mi jefe, sigue siendo el jefe del Pueblo, de los humildes, siempre lo conocí como un ser humano justo. ¿Ahora me van a decir que el equipo de Chávez, sea civil o militar, era corrupto o conspirador, agentes del enemigo?, váyanse bien largo, al carajo, adonde fue a parar el ALCA.

 

Sigue el Presidente “dando tumbos” e improvisando en el tema económico. No sabe qué hacer, no explica cuál es el plan, porque no lo hay, no se sabe quién toma las decisiones, ni por qué.

 

¿Quién se iba a imaginar que la economía iba a estar en manos de “gurúes”, improvisados, personajes sin capacidad, ni experiencia? ¿Que los asesores extranjeros más extraños posibles, estrechamente vinculados a los peores sectores especulativos del capitalismo, estarían dirigiendo o tomando las decisiones en el ámbito económico?

 

Grupos económicos, viejos y nuevos, haciendo negocios de todo tipo con los dineros públicos, tomando el control de nuestros recursos naturales y rondando cual zamuros, a nuestras empresas públicas, listos para cuando venga su remate.

 

Mientras tanto, los mecanismos más salvajes de expropiación del trabajo, de destrucción de nuestras capacidades productivas, avanza a sus anchas, sin un gobierno con capacidad o interés en detenerlos. Se le sigue entregando el país al capitalismo salvaje y especulador: la mega inflación, la devaluación (la última subasta Dicom arroja una paridad de ¡50.000 Bs por dólar!, el paralelo a su antojo, la falta de productos e insumos de todo tipo, la caída del Producto Interno Bruto. Este desastre le abre las puertas a cualquier tipo de propuesta de la derecha. Se han desbaratado los mecanismos del Estado para derrotar al capital, ni siquiera para regularlo.

 

Este caos económico ha afectado profundamente la espiritualidad y los valores de nuestra sociedad que, probablemente, es el daño más terrible que el madurismo le ha hecho a nuestra revolución. A la par de las privaciones, desesperanza, ausencia del Estado y la manipulación que el gobierno ha hecho de las necesidades del pueblo, éste ha generado que afloren fenómenos que reflejan una conducta anti social en su seno.

 

El individualismo, la mentira, el chantaje, la sumisión, la trampa, la deslealtad, la desesperanza se refuerzan en el día a día de penurias, en la actuación de los bachaqueros, en el contrabando, en el mercado negro, la delincuencia, en la corrupción, en la espera de una caja con productos de subsistencia (todos extranjeros por cierto), en la cola por los productos, en la pelea por la comida, en los que abandonan todo por salir del país, en la destrucción del trabajo como un valor, en un liderazgo político que miente, improvisa: es desleal, es cruel, soberbio, que ha instaurado el “pranato” de la política y un largo etc. han aflorado en esta crisis, ha salido a flote el “sálvese quien pueda”.   

 

Estas conductas reforzadas desde la dirigencia política del madurismo, contrastan y destruyen los valores que nos legara Chávez y que él mismo encarnaba: la solidaridad, la humildad, la protección al más débil, el honor, la verdad, el trabajo, la conciencia del deber social, la honestidad.

 

Ninguna propuesta política, ni económica, podrá prosperar si no sanamos las heridas infligidas al equilibro espiritual de nuestro pueblo, hay que dotarlo de las razones sagradas para luchar, retomar los principios y la conducta chavista, popular, esa que florecía como un extraordinario experimento en las Misiones, en las Comunas, en la construcción de viviendas, en la Nueva PDVSA, en el trabajo colectivo, en el Poder Popular, en las masivas movilizaciones Chavistas, en la declaración del anti imperialismo, del socialismo, en el trabajo.

 

El trabajo como valor fundamental de la estructuración de la sociedad, sin que nadie se apropie de él, trabajar para engrandecer al país, satisfacer las necesidades de toda la sociedad, para estimular la honestidad, el interés colectivo, la construcción de un país, en armonía con la naturaleza, con el prójimo, un futuro que es posible, un sistema gratificante y justo para todos.

 

Escribiendo estas líneas veo una cantidad de videos que me mandan los muchachos sobre la actuación de la GNB en la Planta Baja de la sede del Ministerio de Petróleo y PDVSA en La Campiña. ¡Increíble e indignante! Frente a una reclamación laboral, justa por lo demás, de los trabajadores, ya que se les adeuda dinero en medio de esta hiperinflación, no hubo nadie de la Dirección del Ministerio ni de PDVSA, suponiendo que el General Quevedo no se encontrara en su puesto, no hubo ningún dirigente que le diera la cara a los trabajadores y trabajadoras que estaban indignados, desesperados, que son chavistas, probados en mil y una batalla, pues les mandaron a un grupo de GNB con equipos anti motines para la Planta Baja a contener a los trabajadores que solo querían hablar con el Ministro. ¿Qué clase de dirección política es ésta? No habla con los Obreros, trabajadores, sino que les manda la Guardia.

 

Por cierto que en esa Planta Baja, escenario de imágenes tan reveladoras de la actual situación, era, anteriormente, un espacio para el encuentro, donde había una intensa actividad de los trabajadores, donde “La Estancia” colocó, para disfrute de todos, las Esferas de Soto, que estaban en el piso de los Directivos, donde había “punto rojo” para las discusiones, la Guardería “La Alquitrana” para los hijos de los refugiados, exposiciones, donde los trabajadores recibían con desbordada emoción al Comandante Chávez, donde hicimos el Salón “Simón Bolívar” espacio donde se hicieron tantos actos afirmativos de nuestra Soberanía. Era un espacio para los trabajadores, donde se sentía la unidad entre el Ministerio y PDVSA, imposible durante la IV República.

 

Hoy esa unidad se quiere quebrantar, llamando a los trabajadores “guarimberos”, según la nota oficial, ya no son solo los Gerentes “corruptos”, sino que ahora son los trabajadores, los más humildes, los que son objeto del abuso, violencia y descalificación por parte del madurismo.

 

Eso es parte fundamental de la caída de producción de petróleo y capacidad de refinación: tratan a PDVSA como a un enemigo, peor que eso, se irrespeta a los trabajadores, se les persigue, se les acusa, se les trata mal, se les descalifica constantemente. Esto no lo ha hecho nadie contra los trabajadores de PDVSA. La empresa no es un cuartel. Con el respeto que me merece la vida militar, son cosas distintas.

 

No puede predominar en la dirección de PDVSA ni del Ministerio un desconocimiento tan profundo de la vida de los obreros, trabajadores, imponer decisiones, perseguir y amenazar. El cuerpo Chavista reacciona con razón, o expresa a viva voz su molestia y rebeldía o lo que es peor, se desmoviliza, se desmotiva, se entristece y no ve razón alguna para estar allí.

 

Pero ésto no es nuevo, el madurismo nunca quiso ni entendió del tema petrolero ni a PDVSA, estoy hablando a la Nueva PDVSA, la de Chávez, la Roja Rojita, siempre la vieron, nos vieron, de “reojo”, una mezcla entre prejuicio, envidia y molestia, por las capacidades que tenía el equipo de trabajadores de PDVSA. Sus capacidades, conocimiento, trabajo y calidad política de la Nueva PDVSA siempre molestaron al madurismo, antes atrincherados en los espacios donde los tenía contenidos el Comandante, donde por cierto, hicieron bastante daño, pero que ahora están sueltos como los “gremlings” de la película.

 

Por supuesto, ésto no se puede reducir a las carencias emocionales o complejos del madurismo, lo que más pesaba en esta actitud, era que nuestro equipo de dirección en la Nueva PDVSA era revolucionaria, profundamente leal a Chávez y capaces de avanzar en las tareas asignadas sin “guavineos”, ni pactos, ni otro tipo de intereses.

 

El madurismo entendió desde el principio que, para avanzar en este propósito de desplegar su visión caótica y entreguista del país, tenían que desalojarnos del control de PDVSA porque, desde allí, siempre nos habríamos opuesto a este caos económico, a este aniquilamiento progresivo de la obra del Comandante, a la entrega de nuestra Política Petrolera, a la entrega de la Faja Petrolífera, a la entrega del Arco Minero y a esta rebatiña y saqueo de las empresas e instituciones del Estado. Como siempre lo dije, la Nueva PDVSA era un baluarte de Soberanía y de la Revolución.

 

“Entre tumbos” se anuncian decisiones económicas, que más parecen anuncios electorales, en una campaña que no existe, que cualquier acción económica que forme parte de un Plan. Me refiero al nuevo “cono monetario”. Recuerdo bien que, cuando el gobierno del Presidente Chávez anunció la creación del Bolívar Fuerte, esa medida fue antecedida por un trabajo intenso entre el Ministerio de Finanzas y el BCV, en conjunto con acciones previas que fortalecieron nuestra economía y donde el Bolívar Fuerte era un elemento más de ese Plan de fortalecimiento que se logró con éxito.

 

Ahora, se lanza esta medida, de quitar tres ceros a la moneda (podrían haber sido seis o lo que fuera), cuando los billetes de cien mil bolívares apenas acaban de llegar, con una inflación que se estima en 6.000 % y una economía tan debilitada por este caos que pareciera (ojalá me equivoque), que, a este nuevo artificio efectista, se lo vá a tragar la inflación a la misma velocidad que se desvanecen los salarios de los trabajadores.

 

En paralelo avanza el Petro, por lo menos en el efecto propagandístico y en los anuncios oficiales. Lo he dicho anteriormente, así como está planteado es inconstitucional. Las reservas de petróleo son de la República, inalienables, inembargables e imprescriptibles, por tanto, no pueden ser garantía de ningún instrumento financiero o emisión de bonos o papeles que al final es lo que es el Petro.  

 

Me extraña muchísimo que se haya designado para liderar y conducir este instrumento financiero, que pareciera ser el estandarte de la política del gobierno, a una persona proveniente de la extrema derecha venezolana, pero además ayudante de una de las senadoras norteamericanas más extremista en su posición en contra del Comandante Chávez y de nuestro país.

 

Si el madurismo decidió en algún momento, que este pequeño detalle ya no les importa, bien, pero entonces más nunca hablen de “conspiraciones”, ni de “imperialismo”, ni nada de ese discurso de odio que, paradójicamente, ahora se usa contra los Chavistas, que no estamos dispuestos a quedarnos callados, seamos civiles o militares, mientras se da la mano y no les importa para nada, trabajar con los sectores políticos que sí odiaron y odian al Comandante Chávez.

 

Más allá de ésto, me temo que el Petro, vaya a terminar en una manera de ceder nuestra soberanía sobre nuestros recursos naturales, además de un mecanismo de especulación financiera, donde se obtendrán divisas de cualquier proveniencia y con el que se saldarán deudas a trabajadores, en una especie de “corralito”, se harán pagos y se venderán empresas del Estado. Ya veremos, si esta iniciativa, tan publicitada termina de abrirle un boquete más grande a nuestra maltrecha y única nave. Yo en lo particular, no confío para nada en los sectores netamente especulativos, ni en los sicarios económicos, ni en las buenas intenciones de los sectores provenientes de la extrema derecha. Cosas de Chavista.

 

Estamos viviendo situaciones muy complejas. Lamentablemente, debo decir, el Presidente no ha estado a la altura del compromiso, al contrario, le ha hecho mucho daño al Chavismo y a todo el país, ésto va más allá de la diferencias de enfoque que podríamos tener con respecto a la política. Es una situación calamitosa que requiere de la unidad de los patriotas para recomponer lo mejor de nuestro pueblo, su espiritualidad, su esperanza, su fé en el futuro luminoso de la Patria de Bolívar. Lo haremos.

 

Vaya mi más fraterno saludo, reconocimiento y toda mi solidaridad a los Trabajadores del Ministerio de Petróleo y de PDVSA, vaya mi reconocimiento y permanente apoyo a los Oficiales y soldados de nuestra Fuerza Armada Bolivariana, ustedes son garantía de nuestras conquistas sociales. Ustedes conocieron y trabajaron junto al Comandante Chávez, le estrecharon la mano, escucharon su palabra y saben del amor y confianza que tenía hacia ustedes, no se dejen atropellar bajo ninguna circunstancia y que su honor no sea mancillado por nadie.

 

Terminando el artículo me llega la triste noticia del fallecimiento del Maestro José Antonio Abreu, venezolano de excepción, que gracias a su genio e intenso trabajo logró crear el sistema de Orquestas, orgullo de todos los venezolanos.  Lo conocimos y lo apoyamos como hizo el Presidente Chávez. Vaya mi solidaridad y sentimiento de pesar a sus familiares, a los Directores y a los jóvenes del Sistema.

 

Tuvimos la oportunidad de llevarlos al salón de la Asamblea General de la ONU, única vez en nuestra historia, con ocasión de nuestra presidencia en el Consejo de Seguridad. Venezuela mostró al mundo su mejor cara, lo afirmativo venezolano, por intermedio de nuestros muchachos y del Maestro Dudamel, su discípulo más destacado.

 

En estos difíciles momentos, mucha unidad, combatividad y conciencia. Nosotros nos volveremos a ver y trabajaremos juntos para salir de esta difícil situación, con el favor de Dios y el ejemplo de Chávez. Cada venezolano cuenta, todos los patriotas son imprescindibles pues serán el eje fundamental de la recuperación de la Patria. Con Chávez Siempre ¡Venceremos!

 

 

 

 

]]>
<![CDATA[En opinión: El lavaplatos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-lavaplatos-20180323-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-lavaplatos-20180323-0091.html Era casi el final de la mañana. La premura por completar para comprar los alimentos más indispensables del día, lo habíamos logrado. Pero hacía días, casi una semana, que no dábamos para poder completar el dinero y comprar un lavaplatos decente. De esos que aparecen por los anuncios de televisión.

   En los últimos meses solo podíamos comprar los de tapa amarilla. Esos chinos de segunda o tercera categoría, que por más que pasas y repasas los platos y cubiertos, quedan todos aceitosos.

   Mientras íbamos en el carro conversando a mi esposa se le ocurrió la genial idea de revisar por el celular para ver si ya nos habían depositado la quincena. A ella nada, pero a mí sí. –Poco más de 500 mil, mi amor. –O sea, que ya podemos comprar el lavaplatos. – ¡Sí! Fue su alegre y muy risueña respuesta. – ¡Por fin podemos completar para comprar nuestro lavaplatos!

   Pero la alegría no nos duró más de un minuto. –Te das cuenta en lo que hemos caído. Fue mi respuesta. Hubo un silencio como esos que dicen las beatas cuando en alguna conversación se hace una pausa y alguien salta y comenta: -Acaba de pasar un ángel.

   Pero acá no pasó ningún ángel. Fue la maltrecha consciencia que nos ubicó en el aquí y el ahora. La felicidad que experimentamos por un instante fue por saber que podíamos completar nuestra quincena y comprar un “piaso ‘e lavaplatos”. Nos fuimos “a que los chinos” de Las Amapolas. Entramos. Caminamos por los anaqueles repletos de casi nada. Entonces la consciencia volvió a hacer de las suyas. –Hace falta comprar huevos. –También un poco de queso blanco. –Leche y acaso pan.

   Total. Nos acercamos al anaquel de exquisiteces donde estaban los lavaplatos de marca. Todos pasaban de 300 mil bolívares. Media vuelta. Directo al último anaquel donde están los tapa amarilla. Allí nos autoconvencimos que esos productos de marcas raras y que nadie sabe dónde los envasan, “algo hacen”. –Mira –mirando a mi esposa de reojo- este parece bueno. –Tiene un poco más de “cuerpo” y hasta es más grueso el líquido. -¡Ah¡ Y huele un poquito.

   Nos convencimos (-autoengañamos) de sus virtudes y nos fuimos a cancelar. Entonces la cuenta fue superior a lo que recibí por quincena, siendo profesor jubilado de una universidad venezolana. Total, mi esposa, con título de doctora y ya casi jubilada, como toda buena administradora, juntó los “tres cuartillos” faltantes, y pudimos salir con nuestro lavaplatos.

   Por el camino a casa nos detuvimos a comprarle queso al señor que desde hace años nos vende. Solo un pedacito de queso nos costó poco más de un cuarto de millón de bolívares. –Me lo puede cancelar por transferencia. Y nos fuimos directo a refugiarnos a nuestra casa.

      El país donde vivo saca sus llagas por donde sea. Unas veces de manera absurda. Otras con sonrisas de payaso enfermo. El país donde vivo es una presencia pegada en la espalda como una sanguijuela. ¡Pesa tanto!

   Uno lo carga sabiendo que su peso doblega y duele. –Pero hay que seguir adelante. –Tenemos que reinventarnos. Lo afirman los más ilusos, y quizá tengan razón. Y veo. Observo. Dejo que mi vista y oídos, y hasta mi piel se impregnen de centenares de imágenes, voces, olores y sabores. Entonces en cada semáforo. Cada vez que veo una bolsa plástica negra, me asalta un movimiento que muchas veces confundo con perros y gatos. Son seres humanos hurgando entre bolsas negras. Niños harapientos saltando desde basureros metálicos, a media noche.

   Volteo. Del otro lado, ancianos en largas filas. Sentados al borde de las aceras, esperando para el día siguiente poder cobrar en el banco una mísera pensión. Basura y más basura por calles, avenidas, plazas y plazoletas. Edificios públicos y privados derruidos, con escasa iluminación. Todo huele mal.

   Por cualquier esquina me asalta este país. Esta presencia diaria, permanente, lacerante. Como yo, también otros, miles, millones de ciudadanos cargamos este país a cuestas. Ya no da para más. Este es un país miserable. Aunque sé que saldremos de esto. Quienes hemos experimentado esta humillación, esta vejación y esta agresión contra nuestra condición humana, jamás podremos volver a ser hombres y mujeres normales.

   La tristeza. El llanto contenido. La sensación de años de abandono, han creado una llaga muy profunda. Ya es imposible seguir adelante olvidando este horror. Este daño al alma nacional.

   Creo que detrás de los organismos internacionales de socorro, que están preparados desde hace meses con su ayuda humanitaria y que este despótico y depravado régimen niega entrada, necesariamente tendrán que disponer de un grupo inmenso de psicólogos, psiquiatras, asistentes en psicopedagogía y demás especialistas en sociología y antropología social, para atender a una población absolutamente desquiciada. Paranoica e incrédula.

   La actual población venezolana no cree en nadie ni en nada. Andamos por las calles solo buscando comida, medicinas, asistencia sanitaria, rogando encontrar alguien que pueda “vendernos” dinero para tener efectivo. Este es el país del contrasentido. De las absolutas ambigüedades. Panaderías donde no hay pan, pero venden detergente. Farmacias donde no hay medicinas, pero encuentras refrigerante para vehículos. Carnicerías sin carne, pero te venden lavaplatos.

   Desde hace muchos años afirmé que deseaba estar vivo para ver el final de esta novela de mala muerte. Hoy reafirmo este deseo. Pero sé que estaré marcado por siempre. Aunque pronto salga por las calles a celebrar la caída de este régimen, portaré sobre mi espalda la tragedia de un país que le arrebataron lo más sagrado: la inocencia ancestral de su sociedad.

]]>
<![CDATA[Recorrido por la Alta Guajira, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Recorrido-por-la-Alta-Guajira-por-Nemesio-Montiel-20180323-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Recorrido-por-la-Alta-Guajira-por-Nemesio-Montiel-20180323-0093.html No es nada fácil, en estos tiempos, montarse en un recorrido, actividad exploratoria o una prospección antropológica por la lejana, extensa y misteriosa Alta Guajira, Guajira Arriba o Wuinpümüin. 

 

Un grupo de hermanos y parientes lo preparamos durante un tiempo y lo concretamos para que coincidiera con el velorio de restos o segundo lloro de la gran matrona: Natividad Iguarán Uliana (Ti’aa), expresión de la matrilianidad e importancia de la figura de la mujer en el pueblo wayuu. Además, de ser familiar estimada del laureado Gabriel García Márquez. La ceremonia, exhumación e inhumación se realizó en el cementerio familiar de los Uliana y Epieyuu en Santa Rosa(Aralaipaa), Junto a esta otrora princesa exhumaron su hermano Cipriano Iguaran Uliana y Luís Ángel González Epieyuu (Satanas), los restos de este último los trajeron desde Maicao para estar en su tierra originaria con sus ancestros.

 

Concurrieron a este acto luctuoso los Siijuna, Ja’yaliyuu, Uraliyuu, Walepshana, Uleewalna, Ipuana, Uchalayuu, Paüsayuu y otros. Así mismo, personajes de la política, comercio y cultura de Colombia y Venezuela. En la Alta, hay una identificación muy bien definida entre el clan(casta) y la posesión del territorio y se respetan unos a otros. Extraordinario encuentro de reafirmación de la integración familiar y social. Se evoca mucho la dimensión humana y de liderazgo de los personajes naturales desaparecidos como por ejemplo el Kalaira Uliana. Constaté en este velorio la vigencia de la variada gastronomía wayuu.

 

La gente tiene sus rebaños y trabajan la tierra. Probé por primera vez el exquisito jugo de la semilla de la patilla conocido como Aituuimaa. Tres noches de tertulia, canciones(Jayeechi), diálogo sobre algunos problemas entre familias y algo muy importante que observé y es la presentación entre parientes que no se conocían, sobre todo entre los jóvenes. En este cementerio particular de más de 3 hectáreas tienen unas cuantas enramadas para las familias que vienen de otras partes con sus respectivos fogones, depósitos de agua, baños y enormes montones de leña.

 

Luz eléctricas a través de dos modernas plantas. Este camposanto original está entre la playa y la serranía de Makuira con una temperatura agradable en el día y fría en la noche. PANORAMA llega a través de las chivas y camiones transportistas una vez a la semana. Continuaré la próxima semana con otras novedades de este recorrido.

]]>
<![CDATA[¿Podremos alimentarnos sin morir de sed?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Podremos-alimentarnos-sin-morir-de-sed-20180323-0096.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Podremos-alimentarnos-sin-morir-de-sed-20180323-0096.html Ciudad del Cabo se está quedando sin agua. Desde el 1 de febrero el límite de consumo por persona es de 50 litros por día. Si no llueve, se calcula que a partir del 11 de mayo no saldrá ni una gota de agua de sus grifos.

 

Pero este no sólo es un problema de Ciudad del Cabo. En los próximos treinta años tendremos que producir un 70% más de alimentos debido al aumento poblacional y al cambio en la dieta. Un enorme obstáculo para alimentar a9 mil millones de personas será la disponibilidad de agua dulce. Sin agua, no hay comida; así de simple. Entonces, ¿podremos alimentarnos sin morir de sed?

 

En los últimos cien años aumentamos ocho vecesla extracción global de aguadulce, hasta llegar a 4000 km3anuales, equivalente a casi cinco veces el lago Titicaca. A nivel mundial, de este inmenso mar de agua dulce, el 70% se usa para producir comida.

 

El cambio climático añade aún más complejidad al desafío de producir alimentos para todos. Bajo un escenario conservador, países como Perú, Ecuador y Colombia experimentarán un aumento en promedio anual de las lluvias de alrededor del 30%, pero otras regiones como la Patagonia, México y el centro de Brasil se volverán más secos.

 

América Latina y el Caribe es la región con la mayor disponibilidad de agua dulce, con casi un tercio del volumen del planeta,y con solo un 9% de la población. En teoría tenemos 24 mil metros cúbicos por persona, un mundo de agua. Sin embargo, esta cifra esconde fuertes diferencias entre países y territorios: un tercio de la población regional vive en zonas áridas y semiáridas. Muchas áreas deCentroamérica, los Andes, el noreste brasileño y el Caribe, sufren carencia recurrente o crónica de agua ylos asentamientos de la población no siempre coinciden con fuentes de agua abundantes. Además,existen diferencias climáticas dentro de un mismo país: la precipitación anual de Colombia varía de 300 mm al año en la península de La Guajira a 9.000 mm en la región del Pacífico.

 

Como tantas otras cosas, el agua también se reparte de forma desigual en América Latina y el Caribe. El consumo promedio por persona es de 240 litros al día, pero el consumo promedio de una familia acaudaladade Perú, que vive en San Isidro, es 25 veces superior al de una familia pobre de Lurigancho.

Pese a lo mencionado, somos una de las regiones con mayor potencial para aumentar de manera significativa su superficie agrícola regada. En la región, dos tercios de este potencial lo tienen cuatro países: Argentina, Brasil, México y Perú.

 

En la región se podría extender el riego a una superficie equivalente a 106 millones de canchas de futbol. Solo una quinta parte de esa superficie es regada hoy. Esto no es menor: una hectárea regada produce tres veces más comida que una que depende de la lluvia.  Perono estamos haciendo mucho por aprovechar ese potencial. Al ritmo que hemos invertido en las últimas cinco décadas, tardaremos más de 300 años en aprovechar nuestro potencial de riego.

 

Expandir la superficie regada es caro.Y tiene un lado oscurodesde el punto de vista ambiental y social. Afortunadamente, hoy existen variedades de plantas y animales que permiten producir más alimentos con menos agua. Además, podemos usar el agua de manera mucho más eficiente, si se modernizan los sistemas de riego y se adoptan técnicas que mejoran la calidad del suelopara que almacene más agua por más tiempo.

 

Implementar estas medidasrequiere de un mayor esfuerzo: más inversión pública y privada, más organización social, mejor gobernanza del agua, de los suelos y los sistemas alimentarios. Y políticas públicas que faciliten todo lo anterior.

 

Entonces, ¿podremos alimentarnos sin morir de sed? La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO es enfática al respecto: sí, ya que podemos producir muchos más alimentos con mucho menos agua. Pero debemos comenzar hoy mismo.

]]>
<![CDATA[“Si acaso me preguntan (III)”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Si-acaso-me-preguntan-III-20180323-0095.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Si-acaso-me-preguntan-III-20180323-0095.html Si, efectivamente el título de este artículo es una parodia de una canción de semi-despecho, en la cual, una de las partes involucradas en una relación sentimental, le dice a la otra: “Si acaso te pregunto, si algún amor escondes…”. Con lo anterior se manifiesta el carácter simplemente hipotético de lo planteado, carácter este análogo a la situación en la que me encuentro al escribir sobre el objeto de la presente.

 

En mi caso, me coloco en el papel de la persona que tiene algo que decir, a sabiendas de que NADIE se lo va a preguntar. En efecto, el hecho de que exista una respuesta es más que ilusorio y lo es en grado superlativo, si se atiende a que el destinatario de mis inquietudes es un organismo destinado, nada más y nada menos que, a crear una nueva Constitución para un Estado nuevo, supuesto dirigido a establecer un ordenamiento jurídico nuevo, esto es, la “Asamblea Nacional Constituyente”, que ha sido convocada para el logro de los efectos antes señalados.

 

Con la anterior explicación se puede entender por qué la pregunta se dirige a los constituyentistas, quienes, por una parte, no me han preguntado nada, ni van a hacerlo y, además, no le darían importancia alguna a lo que pueda decirles.

 

Pero, jugando al azar, esto es, previendo la hipótesis irreal de que el presente artículo llegue a tan importantes personajes, quienes podrían incurrir en el hecho negado de que se entusiasmasen con las ideas que les quiero ofrecer y, por ello, le diesen contestación a mis opiniones, paso a decir lo que nadie me ha preguntado.

 

Creo que, si la constituyente se conformó para darnos una vida mejor, es inútil que enunciemos complejas ideas jurídicas y organizativas, ya que bastará simplemente con preguntarse ¿cuáles son los remedios para obtener ese fin que deberían ofrecernos?

 

Ante todo hay que señalar que lo que nos hace infelices son las situaciones que se enumeran a continuación y que deberían ser eliminadas por la Asamblea Nacional Constituyente, si está dispuesta a cumplir su objetivo constitucionalmente previsto. Las situaciones aludidas son:

.- La inseguridad personal

.- El problema cambiario

.- La falta de transparencia de los procesos electorales

.- La escasez de alimentos

- La presencia de los “bachaqueros”, esto es, los que compran a precios increíblemente bajos, para revender a precios increíblemente altos

.- El éxodo de los venezolanos hacía el exterior

.- La escasez de papel

.- La militarización de los servicios públicos y de las empresas del Estado.

.- La propaganda constante, repetitiva y sofocante de los órganos de gobierno

.- El uso de un lenguaje grosero e “inadecuado” en las actuaciones públicas.

.- La reducción de los medios de transporte

.- El descarado aumento de los precios

.- La justificada desconfianza con respecto a los medios de comunicación (prensa, televisión, mensajes)

.- El rechazo de nuestros vecinos

 

¿Cómo arreglarlo todo al mismo tiempo? Sugiero que podría individualizarse cada uno de los temas señalados, creando grupos de trabajo sobre ellos, integrados por especialistas (por sus estudios y experiencias).

 

Seguramente, no podremos arreglar los males en su totalidad, pero sabremos que cada grupo trabajará rápidamente en lo suyo, por lo cual, pronto tendríamos respuestas que serían llevadas a la Constituyente y, obviamente, obtendrían de ella la declaración de su incapacidad para resolver tales problemas. Lo anterior consistiría en un reconocimiento de que ese organismo no sirve para lo que ha sido creado, por lo cual, su destino lógico es desaparecer y, con ello, podríamos comenzar a buscar una fórmula que sea idónea

]]>
<![CDATA[En opinión: Judas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Judas-20180323-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Judas-20180323-0017.html En el Evangelio de Juan expone un antecedente importante de la traición de Judas: el apropiamiento indebido de dinero. Judas era el tesorero y robaba el dinero destinado a los pobres (Juan 12:6)...

La Semana Santa en los rituales romanos se la denomina Semana Mayor. De igual forma, en tiempos pasados se llamó en Francia semana penosa; en Alemania, Charwoche, que parece significar semana de lamento; los griegos la llaman la Santa y Gran Semana.
En Venezuela, la Semana Santa, aunque es una fecha religiosa, la cual comienza con el domingo de Ramos y culmina con el domingo de Pascua de Resurrección, en donde se realizan distintas procesiones relativas a la pasión de Cristo, muchos optan por viajar, ir a la playa, reunirse en familia, y culminar la semana con la quema de Judas.
Según las escrituras Judas (San Judas Iscariote), fue uno de los apóstoles de Jesús y es recordado como el apóstol traidor, quien reveló dónde se encontraba su maestro, guiando a los guardias que arrestaron a Jesús e indicándoles con un beso al hombre que debían arrestar, logrando a cambio de esta traición treinta monedas de plata, tal como lo había anunciado el propio Jesús en la ultima cena. 
En el Evangelio de Juan expone un antecedente importante de la traición de Judas: el apropiamiento indebido de dinero. Judas era el tesorero y robaba el dinero destinado a los pobres (Juan 12:6).
Este acontecimiento propio de la religión católica ha sido adoptado por nuestra cultura, enjuiciando cada Semana Santa a Judas Iscariote, por la traición a Cristo, convirtiéndose de tal manera en un acto simbólico de justicia popular, en el cual se elabora un muñeco, de trapo, relleno con periódicos, cohetes y listo para ser incendiado ante el juicio del pueblo. Igualmente se le coloca un soga al cuello y se guinda en un árbol, permitiéndose que se lea sus últimos deseos a través de un testamento, y en donde sarcásticamente se nombran personajes propios de la población, los cuales reciben las pertenencias que el traidor ha dejado, expresando también sus faltas y errores, en tono de arrepentimiento.
Ciertamente, Judas representa, la traición, el deshonor, la frustración, la impotencia, la venganza aplicada a quien ha fallado, convirtiéndose el  domingo de Resurrección en una catarsis colectiva, para enjuiciar públicamente a quien ha traicionado a su pueblo (visto como Cristo), quien ha sido noble, sacrificado, piadoso, humilde y honrado.
Muchos serán los Judas quemados este 2018, en distintas regiones del país, esos muñecos de trapo llevarán el nombre de políticos que han traicionado al pueblo, hacia los dirigentes fracasados que han llenado el mundo político de corrupción, privilegios inmerecidos, enriquecimientos inexplicables, nepotismo, desigualdad, abuso de poder, burocracia inútil y simbólicamente los venezolanos tomarán venganza en contra de quienes han manejado el sistema de forma errada a espalda de los ciudadanos, privilegiando sus acuerdos políticos, interés partidistas y particulares. 
Judas, seguirá siendo personificado por todos aquellos que han hecho promesas incumplidas, por quienes se han enriquecido a costillas del dinero del pueblo, quienes han utilizado el mandato que le ha dado el soberano para su interés individual. 
Judas, está encarnado en los funcionarios que por negligencia u omisión no cumple con su deber y atropellan vilmente a su pueblo, en palabras de Rubiales, por políticos que se comportan en el poder público democrático como lo hacían los antiguos señores ungidos. Se saben poderosos y blindados por las urnas, muchos de ellos amparados en la inviolabilidad y en la inmunidad, por ser cargos electos, y ejercen el poder sin complejos, sin tener en cuenta la eficiencia, con lujo y boato, con actitudes altivas y lejanas a esa humildad y austeridad que ennoblecen el liderazgo.
Judas, cita Rubiales “son los que olvidan que mandar es servir y actúan como pequeños emperadores de la democracia, como ridículos reyezuelos inmersos en privilegios y lujos que la historia hace tiempo que erradicó, siempre rodeados de aduladores y de cortesanos. Son los nuevos amos, los que ostentan el poder político en las modernas sociedades democráticas, muchos de ellos sin ni siquiera creer en la democracia”.
Judas, seguirá siendo la representación del traidor, aunque se haya arrepentido, y haya lanzado las monedas al templo, acabando ahorcado en un árbol, su  tragedia representa el final de los traidores, porque el pueblo perdona, pero no olvida. 

]]>
<![CDATA[Semana Santa, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Semana-Santa-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180323-0009.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Semana-Santa-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180323-0009.html    Sabía  que había llegado la hora definitiva. Decidió subir a Jerusalén  aunque estaba seguro que posiblemente sería un viaje sin retorno. Aceptó entrar en la ciudad montado en un humilde burrito, como los campesinos y no como los reyes y emperadores que entraban por arcos de triunfo a las ciudades conquistadas montados en briosos caballos y seguidos de un gran séquito de guerreros  y esclavos.

 El grupito de  sus seguidores y  algunos otros peregrinos que reconocieron en Jesús al Sanador de enfermos y al Maestro de la Misericordia,  contagiados por la alegría de entrar en la Ciudad Santa, empezaron a aclamarle  y, como muestra de su admiración, alfombraron el camino con sus mantos y con ramas  y flores que cortaban del monte que crecía en las orillas.  Algo muy sencillo, nada grandioso,  radicalmente opuesto a las entradas triunfales de los conquistadores. 


Jerusalén ardía de peregrinos  llegados de todos los rincones a celebrar la Pascua.  Los soldados romanos   vigilaban en la torre Antonia, listos para  mantener el orden a toda costa. Ese día no quiso regresar a Betania a pasar la noche en la casa de sus amigos Lázaro, María y Marta, como acostumbraba cuando venía a Jerusalén.  Quiso más bien despedirse de sus amigos con una cena especial.

Aprovechó en ella para  insistirles, con el lavatorio de los pies y  la institución de la eucaristía, en la necesidad de servir a los demás. 
Después de la cena, Jesús se retiró a orar en el huerto de los olivos. Allí  se sintió solo y  una angustia sin orillas empezó a oprimirle el alma.  La tristeza era tan profunda que parecía manarle  como sangre. Intuía que muy pronto lo apresarían, tal vez esa misma noche. Le aterraba la idea de ser crucificado. Desde niño había   oído hablar de este terrible suplicio, reservado para los rebeldes que osaban alzarse contra Roma. Ningún ciudadano romano, por grandes que fueran sus delitos y crímenes,  podía ser sometido a esa muerte tan dolorosa y humillante.  Cuando él tenía dos o tres años, el general Varo incendió Séforis y las aldeas a su alrededor, destruyó Emaús, tomó Jerusalén, esclavizó a numerosos judíos y crucificó a unos dos mil. 


 La crucifixión siempre era un acto público, pensado para que sirviera de  escarmiento. La agonía podía durar horas y hasta días. La asfixia oprimía sus pulmones, y para  respirar, los crucificados debían levantarse sobre los clavos, tomar un poco de aire y volver a caer. Y así, hasta la muerte. Algunas veces, para adelantarla, les quebraban los huesos de las piernas para que no pudieran levantarse y se asfixiaran pronto. Previamente, solían  ser flagelados y humillados a base de golpes, salivazos, y todo tipo de afrentas. 


La angustia en el huerto no doblegó su voluntad de llevar hasta el extremo su decisión de entregar la vida al establecimiento del Reino. No huiría sino que  enfrentaría con valor la misión para la que había sido escogido. Se aferró a la oración aunque sintió como nunca la ausencia de ese Padre Bueno que permanecía callado. Él sabía, sin embargo, que en lo más profundo del silencio, el Padre lo abrazaba y lo acompañaba.  De la oración salió fortalecido a enfrentar a los soldados del templo que, siguiendo las órdenes de Caifás,   se acercaban a apresarlo. 
 

]]>
<![CDATA[Claudio, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Claudio-por-Roberto-Malaver-20180323-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Claudio-por-Roberto-Malaver-20180323-0019.html ¡Si nos pela el chingo nos agarra el sin nariz! Con esa vaina de Claudio –Despacito- Fermín de aceptar ser jefe de campaña de Falcón Crest nos quedamos locos de bola a bola.


 Después que el tipo renunció porque no estaban dadas las condiciones, se presenta como candidato a jefe de campaña y gana la elección. Y nosotros, huérfanos de ideas, seguimos llamando a la abstención y a no es no, y Espoleta Allup, que era nuestro presidente, ahora está a punto de perder la secretaria general de ADelante a luchar milicianos, porque le están pidiendo que se vaya. Somos la nada, hay que reconocerlo, como nos lo dijo el dictador anterior. Tenemos que buscar una brújula que nos indique por donde es el norte, o mejor dicho eso ya lo sabemos de memoria, por dónde es el camino al poder, porque estamos perdidos en el espacio, ahora versión Frente Amplio.


Y el peo es que no es solo Despacito Claudio quien dio ese salto de talanquera hasta caer como jefe de campaña de Falcón Crest, ahora, según dice  Falcón Crest, tiene la seguridad de que Capriles – Embajada- Radonski está a punto de decirle que sí, lo malo es que no sabe dónde ponerlo. Si Embajada Radonski se une a esa candidatura mejor es que  vayamos pensando en qué palo ahorcarnos. Porque carajo, uno debe tener un mínimo de respeto por uno mismo. Lo que seguro está pasando es que  Embajada Radonski sabe que a Falcón Crest le hace falta un hombre que le explique la geografía y las costumbres venezolanas y él ya tiene experiencia en eso, puesto que está bien claro dónde queda Coquivacoa y Chivacoa y eso es suficiente.


Y para mayor desgracia nuestra, viene el compañero Pedro Pablo Kuczynski y abandona el cargo, justo lo que nosotros queríamos que hiciera el dictador Maduro. Es una vaina que tiene a los chavistas en una fiesta que no se acaba nunca. El hombre, que estaba esperando a Trump en la Cumbre de las Américas para moverle la colita, ahora quedó con la colita entre las piernas. Y el grupo de Lima anda por allí ladrando –guao, guaooo, guaooooooo- porque la perrera quedó sin jefe. Y no hay que olvidar que hasta Perú llegaron nuestros líderes buscando apoyo, desde  Matemático Borges, Embajada Radonski, y el último que estuvo allí fue Antonio –Superman- Ledezma, con ese gentío allí a Kuczynski no le quedó más que tirar la toalla y  decir. “Yo muevo la colita, pero los opositores venezolanos mueven todo para buscar los dólares”.


El papá de Margot está hablando solo: “Este Claudio que se había ido para su casa sin pena ni gloria, ahora regresa como jefe de campaña de Falcón, esto huele a fracaso mayor. Dios mío, ayúdame a soportar esta oposición” Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan duro, que el vecino gritó: “Comenzó la campaña de Claudio, carajo”.


- Me voy porque tú quieres que me vaya- me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Un espejismo llamado efectivo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Un-espejismo-llamado-efectivo-20180322-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Un-espejismo-llamado-efectivo-20180322-0081.html Entre tantos disparadores emocionales negativos que padece el venezolano, hay uno que le rinde un homenaje a lo absurdo: imposibilidad de tener efectivo. Cualquiera de las más elementales transacciones diarias en billetes son traumáticas. Desde comprar un café o pagar el transporte público es, definitivamente, una epopeya sin precedentes. Pero, ¿cuáles son las causas de esta dificultad para obtener efectivo?
En un sistema monetario, normalmente la cifra que representa la cantidad de billetes y monedas en manos de público, y los depósitos bancarios en cuenta corriente y a la vista, está cercana al 14% del total de la liquidez monetaria. En nuestro caso, esta cifra se encuentra por debajo del 4%. 
Si a esto le sumamos que el 80% de los nuevos billetes puestos en circulación (fueron emitidos entre enero y febrero 517 millones de piezas)  pertenecen a las denominaciones de 500, 1000 y 2000 bolívares, es fácil suponer que no solventará el problema, y complicará saldar los montos transaccionales que día a día aumentan por efecto de la hiperinflación. Es decir, la impresión de efectivo es insuficiente, y también se equivocan en las denominaciones que emiten. Si es algo tan evidente, ¿por qué no imprimen billetes de más alta denominación? ¿algún negocio con comisiones jugosas?
Otros opinan que la escasez se debe a que los billetes se van por nuestras fronteras. Este fundamento es muy débil. No dudo que haya una montaña de bolívares del lado colombiano, pero en territorio venezolano también hay un montón de pesos colombianos; no obstante, Colombia no está sufriendo una crisis de efectivo. Aún más, yo les pregunto: ¿Acaso en España, Inglaterra, Estados Unidos o Francia hay escasez de efectivo por tener millares de sus billetes alrededor del mundo?
Si me dicen que los billetes se van para Colombia porque allá son comercializados con elevadas ganancias, entonces no es responsabilidad de Colombia. Los culpables somos nosotros que tenemos un sistema monetario destruido con incentivos negativos, que hacen posible a los agentes económicos lucrarse por los diferenciales cambiarios y la pérdida meteórica del valor de nuestra moneda. ¿O es que los colombianos también dirigen nuestra política monetaria?
En consecuencia, el problema radica en que el Banco Central de Venezuela (BCV) emite con asombrosa lentitud la nueva familia de billetes y los que pone en circulación son las denominaciones más bajas. Mientras tanto, se duplican los precios -en promedio- cada 30 días, perdiéndose  la capacidad de compra rápidamente, y la actualización del cono monetario llega con retraso.  Por lo tanto, el alza desenfrenada de precios profundiza la fatalidad. Y por supuesto, también se olvidaron de una política antiinflacionaria para minimizar la desgracia.
Las consecuencias de la escasez de efectivo están a la vista: Varias empresas han tenido que darles días “especiales” a sus empleados para que vayan a la caza de efectivo (que gastan  en menos de 2 pasajes a su lugar de trabajo). Se hacen diferenciación depende de cuál medio de pago utilices para adquirir los bienes y servicios. Se crea el negocio de “comprar” efectivo con comisiones apartes. El tiempo que se derrocha en la búsqueda de los billetes preciados, ocasiona una menor productividad nacional y profundiza la depresión económica. Hay algunas comunidades que están poniendo en circulación su propia moneda (Ej. Elorza). Ahora es más común observar diversos servicios que pueden pagarse recurriendo al trueque. Los cuentapropistas, como los taxistas, albañiles, electricistas o verduleros, están sufriendo más que nadie. 
Por estas razones, se tiene la percepción de que el dinero en efectivo es un espejismo. Este modus vivendi representa a las sociedades primitivas, que hace algún tiempo fue superada por los vientos de la modernidad. Pero nosotros, aparentemente, nos regresamos a la prehistoria y todas nuestras precariedades queremos atribuírselas a otros; en cualquier suceso los culpables son los demás y todas las circunstancias son responsabilidades de terceros. Y entonces, me pregunto: ¿quién se supone que gobierna?
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Frente Amplio chucuto]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Frente-Amplio-chucuto-20180321-0103.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Frente-Amplio-chucuto-20180321-0103.html Conviene que quienes subestiman la posibilidad de una intervención militar o un golpe de estado en Venezuela promovido por el gobierno de EEUU, sigan con atención los movimientos de los actores en esa dirección. 


Primero fue la amenaza de Trump replicada por el ahora exsecretario de Estado Rex Tillerson y la actualización de la “Orden Ejecutiva Obama”.

Luego Santos anunció que no reconocerá los resultados de las elecciones del 20M, seguido por un pronunciamiento idem del Grupo de Lima. Brasil, Colombia y Guyana emplazaron sus fuerzas militares en la frontera para “atender” a los “refugiados” venezolanos, siguiendo la hipótesis de “crisis humanitaria” desarrollada en las maniobras militares “Amazon Log17” promovidas por el Comando Sur.

Buscando abrochar a la ONU en la conjura, voceros de un sector de la MUD difundieron una versión manipulada de las declaraciones del Alto Comisionados de la ONU para los Refugiados (ACNUR), en las que supuestamente calificó a los migrantes venezolanos como “refugiados”, que luego fue desmentida por el representante en Venezuela de esa Agencia.

Como se sabe, esa calificación no es aplicable a priori y solo procede si el migrante es perseguido por razones políticas, religiosas, étnicas o por pertenecer a un grupo social. Ese mismo sector opositor liderado por AD, PJ, VP y UNT, promueve la abstención y el desconocimiento por la “comunidad internacional” de las elecciones del 20M y presiona a la ONU para que se abstenga de venir a observar el proceso.

A eso se suma, el triste y vergonzoso periplo internacional del presidente de la AN, rogándole a varios gobiernos que incrementen las sanciones contra Venezuela e impulsen la creación de lo que eufemísticamente llama “corredor humanitario” en el que recibirían a los “refugiados” venezolanos, lo que podría terminar siendo la cabeza de playa de una intervención militar contra la Patria de Bolívar.

Esos mismos partidos promueven un “Frente Amplio” que es chucuto porque excluye a quienes desde la oposición, rechazan el abstencionismo y apuestan por una salida pacífica y electoral. Llaman a la desmovilización electoral, dándole la espalda a las grandes mayorías que quieren votar para sacar del poder al gobierno autoritario de Maduro.

En el actual contexto esa política propende a legitimar la “intervención humanitaria” que se cocina en Washington.

 

]]>
<![CDATA[La insoportable sobrevivencia del Gobierno bolivariano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-insoportable-sobrevivencia-del-Gobierno-bolivariano-20180321-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-insoportable-sobrevivencia-del-Gobierno-bolivariano-20180321-0105.html “Los de Miami explicaron... que para reconstruir el país primero había que echarlo totalmente abajo: se tenía que hundir la economía, el desempleo tenía que ser masivo, había que acabar con el Gobierno y había que poner en el poder a un ‘buen’ oficial que llevase a cabo una limpieza completa matando a trescientos, cuatrocientas o quinientas mil personas. … ¿Quiénes son esos locos y cómo actúan? … Los más importantes son seis (empresarios) inmensamente ricos… Traman conjuras, organizan reuniones constantemente y dan instrucciones a XX”  [1].

Lo anterior surge del testimonio que Robert White, embajador de los gobiernos de James Carter y Ronald Reagan, presentó ante el Congreso de Estados Unidos en un desesperado e inútil esfuerzo para evitar la tragedia que, con el abierto apoyo de Reagan, se desencadenaría en El Salvador una vez que el plan alentado por la burguesía salvadoreña -puesta a buen resguardo en Miami- fuese llevado a cabo por un coronel del ejército, un psicópata criminal llamado Roberto D’Aubuisson. Estamos hablando de comienzos de la década de los ochentas cuando ya el “plan de operaciones” de la CIA y el Departamento de Estado para deshacerse de gobiernos incómodos por negarse a obedecer ciegamente las órdenes de Washington campeaba por todo el continente. 

Cuatro décadas más tarde poco o nada ha cambiado. Sustitúyanse los nombres de los protagonistas en la crisis salvadoreña y reemplácenlos por los de los actores de la política venezolana de hoy día y las palabras de White -un hombre sensible y honesto enviado por Carter a San Salvador para retirar el apoyo yankee a los “escuadrones de la muerte” gestados en Fort Benning y en las bases norteamericanas en la Zona del Canal de Panamá- ofrecen un vívido retrato de los planes del imperio para Venezuela.
 

La “guerra económica” es un arma que el imperio utiliza a destajo y sin escrúpulo alguno. Desde Arbenz para acá cambiaron las modalidades y los instrumentos de la agresión económica, pero el objetivo estratégico es el mismo. Y Venezuela lo está padeciendo con inusitada intensidad, agravada por la nueva orden ejecutiva emitida este 19 de marzo por Donald Trump. El objetivo: “hundir la economía”, como decía White, y en lenguaje contemporáneo, crear una “crisis humanitaria” que precipite una intervención extranjera en Venezuela, comandada por Estados Unidos y secundada por el corrupto y reaccionario Grupo de Lima, una sarta de inmorales que hundieron a sus pueblos en la miseria y remataron la soberanía de sus naciones.

La segunda premisa de la desestabilización y derrumbe del Gobierno, en este caso de Nicolás Maduro, es la violencia. En El Salvador ésta fue obra del ejército, y sus crímenes y tropelías fueron inenarrables por su sadismo y crueldad.  Por consiguiente, la justificación y la exaltación que tanto Barack Obama como Donald Trump hicieran de los bandidos que enlutaron a Venezuela con sus atrocidades y las guarimbas no es nada nuevo. 

A diferencia de lo ocurrido en otras latitudes, en la tierra de Bolívar y Chávez ese papel represivo lo cumplen los paramilitares y los mercenarios, reclutados en Colombia por Álvaro Uribe y sus secuaces. ¡Colombia, nada menos! Un país cuyo Gobierno ha caído en una ciénaga moral al instrumentar la agresión contra un gobierno como el venezolano que, de la mano de Hugo Chávez, tuvo un papel decisivo en detener el baño de sangre que enlutaba Colombia por más de cincuenta años. El pago por tan inmenso gesto de generosidad es convertirse en cabecera de playa del ataque económico, mediático, político y diplomático contra el Gobierno venezolano. El veredicto de la historia será implacable contra Santos y Uribe.

Si trajimos a colación este paralelismo entre la reacción del imperio en tiempos de Reagan y la de nuestros días en la “era Trump” fue para demostrar que el proyecto imperial de subordinar a toda América Latina y el Caribe a los designios de Washington permanece inalterado desde 1823, Doctrina Monroe mediante. Y que todo lo que la Casa Blanca haga o diga debe ser entendido bajo esta clave interpretativa.

La intensificación del ataque contra la noble Venezuela bolivariana habla de la desesperación del Gobierno de Estados Unidos porque todas las tentativas de derribar al Gobierno de Maduro han fracasado. Ni la guerra económica ni la violencia reaccionaria pudieron con él. Y la oposición, que con el apoyo del infame Grupo de Lima se desgañitó exigiendo elecciones ahora no concurre a ellas porque sabe que va a ser derrotada por enésima vez por el chavismo.  

Su apuesta, impulsada por Estados Unidos, es a la “intervención humanitaria”, que de producirse -habrá que ver si se animan a ello porque la Venezuela Bolivariana no está indefensa- provocaría ingentes daños a la población venezolana y una enorme destrucción de propiedades e infraestructura. 
 
Todos saben que la declinante hegemonía norteamericana tiene como uno de sus pilares al dólar. Las criptomonedas y el avance del yuan chino están debilitando sin pausa ese pilar, lo que explica la agresiva respuesta de la Casa Blanca. 

El inmenso ejército imperial no es suficiente para garantizar la perpetuidad de la hegemonía norteamericana. También se requiere la absoluta primacía del dólar. Y esto ya va siendo cosa del pasado. Por eso el ataque interminable contra la Venezuela Bolivariana. Y por eso, hoy más que nunca, “todos somos Venezuela.”

]]>