Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2017 Sun, 18 Feb 2018 06:00:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[La gallina degollada, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-gallina-degollada-por-Rafael-Ramirez-20180217-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-gallina-degollada-por-Rafael-Ramirez-20180217-0030.html Como en el cuento de terror de nuestro suramericano Horacio Quiroga, ahora asistimos impávidos al degollamiento de nuestra “gallina de los huevos de oro”, es decir, de nuestra querida Nueva PDVSA.  

 

Nuestra empresa, refundada por la Revolución y rescatada por el pueblo del desastre en que la dejaron los autoproclamados “meritocráticos” después del Sabotaje Petrolero, fue, durante todos los años del Gobierno Revolucionario del Comandante Chávez, el puntal, la vanguardia de nuestras posibilidades de transformaciones económicas y sociales, de la estabilidad económica y social del país.

 

Fue sólo después de derrotar el Sabotaje Petrolero, que rescatamos a nuestra empresa nacional y la convertimos en el instrumento de desarrollo y despliegue de nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera, la política petrolera del Presidente Chávez. Era el nacimiento de la Nueva PDVSA y su subordinación al Estado Venezolano.

 

Antes de este acontecimiento, el Gobierno, por intermedio del entonces Ministerio de Energía y Minas, era incapaz, no tenía posibilidad de impulsar ni desarrollar a la entonces novísima “Ley Orgánica de Hidrocarburos”, promulgada en el marco de las Leyes Habilitantes de 2001 y que era expresión de las disposiciones de la Constitución de 1999, específicamente,  de la reserva que el Estado había hecho de la actividad petrolera y de su empresa nacional Petróleos de Venezuela, por “razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional”.

 

El Presidente Chávez le asignaba una gran importancia al manejo de PDVSA y a la conducción de nuestra política petrolera, yo estuve allí con él, desempeñando ambas responsabilidades durante 12 años consecutivos. Entonces, tengo autoridad para hablar, por el conocimiento de los detalles, razones y motivaciones en decisiones relativas a la Política Petrolera y PDVSA. Por eso siempre actúo con la mayor responsabilidad en mis opiniones y comentarios en cuanto al tema, porque no se trata sólo de mi gestión al frente de la Industria, es la de nuestro gobierno en ese periodo.

 

Puedo decir, que nuestra Política Petrolera y nuestro desempeño al frente de la empresa, ha sido exitosa y beneficiosa para el país, tal como lo reflejan sus resultados y sus efectos sobre la economía en el periodo. Por primera vez, en cien años, se utilizó el petróleo como instrumento de liberación de nuestro pueblo, reafirmando nuestra soberanía, con una correcta política de defensa del precio, explotación de nuestro recurso, captación de renta, establecimiento de alianzas estratégicas, ocupación del territorio, fortalecimiento de nuestra empresa y participación en el desarrollo social y en el de toda la Nación.

 

PDVSA pasó de ser una empresa elitesca y anti nacional, a convertirse en una empresa nacional, de los venezolanos, con todas las capacidades y experticias técnicas, para competir en un negocio tan complejo a nivel mundial, subordinada al Estado y al servicio del pueblo.

 

Pero como le gustaba decir al Comandante Chávez: “Dios habla con la matemáticas”. Así, utilizando esta frase atribuible a Pitágoras, veamos algunos números, sólo algunos.  Por supuesto, me centraré en los años de mi gestión.

 

En 1999 nuestras reservas de petróleo eran de 78 Mil MMBls, en 2013 nuestras reservas de petróleo eran de 298.353 mil MMBls. En 1999 PDVSA tenía 48.000 MM $ en activos y 32.000 MM$ en patrimonio, con un déficit (pérdida) de 14.626 MM$; pero en el año 2013, la Nueva PDVSA tenía 231.120 MM$ en activos y 84.486 MM$ en patrimonio, con un superávit (ganancia) de 12.907 MM$. En 1999, no existía el concepto de Desarrollo Social, más allá de un escaso asistencialismo y la consabida “cesta de Navidad”; entre 2001-2013, la Nueva PDVSA desembolsó 207.913 para el desarrollo social, financiando 33 Misiones Sociales, FONDEN y FONDESPA.

 

Durante la batalla por la Plena Soberanía Petrolera; se eliminaron los Convenios Operativos, con los que se había privatizado la producción de PDVSA, se Nacionalizó la Faja Petrolífera del Orinoco, certificamos la reserva de petróleo más grande del mundo, acabando con la estafa del bitumen, por medio del cual se saqueaba nuestro petróleo; se ajustó el Régimen Fiscal Petrolero (Regalías, Impuestos), pasando la participación del Estado del 57% al 94% del negocio; se conformaron más de 33 Empresas Mixtas con Empresas Internacionales, donde PDVSA mantenía un 60% mínimo de participación y el control total de las operaciones, exportaciones y; todas las empresas subordinadas a nuestras leyes y a nuestra Soberanía Jurisdiccional. En ese período logramos captar 487.000 MM$, para el Estado y el Pueblo.

 

En el último informe de gestión de 2013 se reflejan claramente los resultados del trabajo: una producción de 3.01 Millones de barriles por día; una exportación de 2.425 Millones de barriles día, 590 MBD al mercado Interno. Nuestras refinerías nacionales con una capacidad operativa de procesar y producir 1.127 millones de barriles día de productos, abasteciendo completamente al mercado interno; 301 taladros activos; 76 buques operando. Obtuvimos 134.326 Millones de dólares de ingresos; 13.023 millones de dólares al desarrollo social; 19.262 millones de dólares en Regalías y otros impuestos; 7.845 millones de dólares en Impuesto Sobre la Renta; 12.907 millones de dólares de ganancia integral. En el período entre 2005-2013, se invirtieron más de 121.678 millones de dólares en el desarrollo del negocio.   

 

La Nueva PDVSA, además de su desempeño exitoso en el período, se transformó en punta de lanza de nuestra política exterior, dándole piso concreto a las relaciones estratégicas. Manteniendo una correcta política de diversificación de mercados que nos permitió colocar el 42% de nuestra producción en Asia, 35% en USA, 14% en El Caribe, 4% en Europa y 5% resto del mundo.

 

La Nueva PDVSA se avocó a coordinar y trabajar en los grandes proyectos del Comandante Chávez, un esfuerzo extraordinario, para darle base material productiva al “Proyecto Socialista Orinoco”, desplegado con gran esfuerzo de nuestros obreros y grandes inversiones en lo que sería el futuro del país y el reordenamiento de nuestro territorio: El Proyecto de la Faja Petrolífera del Orinoco, nuestra ventana al futuro. Igual coordinamos, con base en nuestras capacidades humanas y técnicas, varias Misiones Sociales, entre ellas, las de mayor impacto: Misión Barrio Adentro, Misión Ribas y la Gran Misión Vivienda Venezuela.

 

En la Nueva PDVSA no quedó vestigio de la tercerización y se revirtieron con éxito todas las operaciones que habían sido privatizadas durante la “Apertura Petrolera”. Nuestra empresa, estaba allí, donde se requería su esfuerzo: recuperamos nuestras capacidades operativas e impulsamos nuestro alcance de trabajo en áreas nuevas como Costa Afuera, La Faja, el Gas, taladros, transporte, usamos nuestra propia tecnología, combustibles limpios, alcanzamos soberanía operacional, recuperamos con éxito las actividades que habían sido privatizadas, recuperamos la calidad de vida de nuestros trabajadores, escuelas, sedes, viviendas; no hubo Estado ni Municipio al que no se le prestara ayuda: asfalto, escuelas, carreteras, puentes, fábricas; al Poder Popular, a la agricultura, a otros Ministerios, empresas, entes del Estado; hicimos más de 660 mil viviendas con la Gran Misión Vivienda Venezuela, Petrocaribe, las Comisiones Mixtas de Cooperación; entregamos nuestras sedes a las Universidades: la Bolivariana, la UNEFA, el Instituto Universitario de Caracas, construimos nuevas universidades, Aldeas Universitarias; los Distritos Sociales de PDVSA; las maravillas de PDVSA La Estancia: Plaza Venezuela, Boulevard de Sabana Granda, el Cine Cardón, la Plaza Venezuela, Las Laras, La Esfera de Soto, etc.

 

Desarrollamos todas las iniciativas del Comandante, por más complejas que fueran, lo hicimos, y se cumplió el objetivo trazado, en alimentación, abastecimiento, apoyo a las centrales termoeléctricas, suministro de gas, fábricas de todo tipo para industrializar al país, empresas comunales. Hicimos revolución y nuestros trabajadores, eran libres, orgullosos, formados profesionalmente, técnicamente, consientes, estudiaban, participaban en las actividades políticas, sociales y culturales voluntariamente, sin presión, sin listas. No se perseguía a nadie.

 

Si en este proceso, esta ofensiva, algún directivo, gerente o trabajador, se corrompió, traicionó este esfuerzo, entonces, que asuma su responsabilidad, que tenga un juicio justo. Yo no apoyo, ni he apoyado la corrupción. Lo que digo es algo más claro que el agua: PDVSA no es la única que ha sufrido este flagelo, puedo mencionar infinidad de empresas públicas y privadas, instituciones que han incurrido en este tipo de faltas. Lo que no puedo aceptar es que a los trabajadores de la Nueva PDVSA se les trate como a unos delincuentes y que este argumento de la corrupción se use contra la Nueva PDVSA, para poder arremeter contra ella y tomar el control de todos sus procesos y repartírsela o degollarla para satisfacer intereses grupales o mezquinos, preparando el terreno para su privatización.

 

Un compañero de mi afecto, comentaba, que si yo pensaba que por no estar al frente de la Empresa ella no podría funcionar. No hermanos, no se trata de intereses personales o apetitos de poder, no, yo tuve una gestión exitosa y revolucionaria con el Comandante Chávez, yo lo que soy es el Ministro de Petróleo de Chávez, así me conoce el pueblo y de eso estoy muy orgulloso. Lo que yo sí quisiera es retar a quien sea a comparar nuestra gestión, la de Chávez-Ramírez, con cualquier otra.

 

No puedo aceptar que el pranato de la política, arremeta contra este trabajo hermoso, bueno, gratificante a favor del país, de su desarrollo. No me interesa qué cálculo político estén haciendo los que así actúan o los que guardan silencio, la verdad es que lo que está pasando en PDVSA es un desastre y es culpa de quienes la han administrado a partir de 2014 hasta la fecha. Si PDVSA no se recupera, no habrá recuperación de nuestra economía, aunque es necesario superar el modelo rentista petrolero, la realidad es que éste seguirá siendo hegemónico en el país por más tiempo, hay que captar la renta para construir otro modelo.

 

En vez de destruir la empresa, con una insólita irresponsabilidad y falta de capacidad y liderazgo, lo que hay que hacer es asumir sus responsabilidades, rectificar sus errores, restablecer la autoridad y sus capacidades técnicas y operacionales para sacarla de esta situación de colapso, terror y persecución en que se encuentra.

 

Ahora se argumenta que se descubrió otra “conspiración” para tumbar la producción, yo me pregunto ¿hasta cuándo el Presidente y los que conducen la empresa van a seguir evadiendo su responsabilidad?, todo es una conspiración, un sabotaje, ¿hasta cuándo? La gente está cansada de que el gobierno no asuma su responsabilidad.

 

¿Que hay injerencia extranjera y presión política?, sí, pero siempre la ha habido y el Comandante Chávez, no sólo la denunciaba sino que la derrotaba. Si estamos confrontando una guerra económica, entonces es claro que la estamos perdiendo y por tanto hay que cambiar la conducción en esta guerra para preservar nuestras conquistas.

 

Siempre hay una excusa: la corrupción, la conspiración, PDVSA, presos ván y prtesos vienen. Todos están presos o perseguidos, ¿y ahora qué? ¿Es culpa del Comandante Chávez?, ¿de sus decisiones anteriores?. Los que estuvimos a su lado: ministros, oficiales, compañeros estamos en la obligación de hacer una raya roja. Hasta acá fue el Gobierno del Comandante Chávez y de 2013 hacia adelante, el Gobierno del Presidente Maduro. Yo soy Chavista.

 

El problema de todo ésto es que por la vía que va, cosa que tengo más de un año escribiendo, denunciando, y conversando, y que me ha costado persecución política, pranato, ofensas, acusaciones y linchamientos morales, hasta la intención de entregarme a gobiernos extranjeros, hostiles. Todo ésto va a terminar en la entrega de PDVSA, la reversión, en los hechos, de la Política de Plena Soberanía Petrolera, se habla de “flexibilizar”, “romper las amarras para la inversión extranjera”, ¿Qué significa eso?, junto a la nueva “Ley de inversiones extranjeras” y la sentencia que permite la aprobación de los contratos petroleros directamente por el TSJ, pareciera que vamos a un retroceso en nuestra política petrolera.

 

Aquí los que “conspiran” son las transnacionales y los grupos económicos que quieren ponerle la mano al petróleo, como hicieron con el “Arco Minero”, estimulan la persecución de los revolucionarios, el caos y el éxodo, para luego venir a “salvar” a PDVSA, privatizándola. Será el saqueo de nuestra empresa, y por ende, del país.

 

Hay una tendencia, clara y preocupante, del gobierno, de distanciarse del Comandante Chávez. Ahora parece su obra fue mala o debe ser superada. Tenemos al Presidente Maduro, porque Chávez se nos fue, no porque fuese un mal Gobierno, al contrario, ha sido el mejor gobierno de nuestra historia.

 

Han sido una serie de decisiones que, una tras otra, se alejan de Chávez: primero PDVSA, ya no es la Nueva PDVSA Roja Rojita, es otra; luego la Constitución, ya no será la de Chávez, será otra, que ni siquiera sabemos que será; luego, ya no es el Plan de la Patria de Chávez, su legado para la posteridad, ahora será otro Plan; ahora ya no es el PSUV, ahora es otro partido, sin color, sin pasión, sin ideología, es algo “ni fu, ni fa”, es el nacimiento del madurismo.

 

Por ésto se persigue a los rostros políticos asociados a la gestión del Comandante Chávez, les incomodamos, yo lo he advertido, uno por uno seguirán saliendo, desplazados y perseguidos, lo cual parecía simplemente impensable hace unos pocos años atrás.

 

Yo creo en Chávez, en sus políticas desarrolladas exitosamente a favor del pueblo y del país, creo que lo que está sucediendo se aleja mucho de su obra, su política, su esfuerzo.

 

Habría que preguntarse: ¿Cuál es el Plan económico?, ¿vamos a reelegir al Presidente sólo porque manifiesta la intención de mejorar?, ¿quién es el responsable de la Hacienda Pública?, ¿vamos a ir al colapso, a la derrota, a un pacto, a una guerra?, ¿se va a provocar un conflicto para que sea un escenario donde todos perdemos?, ¿cómo hacerle frente a la injerencia extranjera, cómo disuadir una agresión?, ¿Cuál es el rol del PSUV?, ¿Qué va a pasar con PDVSA y nuestra política petrolera?, ¿Qué va a pasar con nuestros recursos naturales, el petróleo, el gas, el oro?, ¿hasta cuándo va a seguir la represión y la persecución a la disidencia política? Son todas preguntas orientadoras de una discusión impostergable.

 

En mi contra sigue la agresión, con la palabra, las acusaciones de seres indignos, inmorales. ¿Quién les cree?, en una extraña alianza con lo peor de la extrema derecha, pretenden agredirme, perseguirme, vilipendiarme. No podrán. La política del sector que está controlando el poder y apartando o persiguiendo a los Chavistas, se den cuenta o nó, está claramente representado en las bravuconadas, descalificaciones que se profieren a cada rato, me recuerda mucho aquella actitud altisonante de Noriega.

 

El odio expresado contra mí, es el mismo profesado de manera irresponsable contra los venezolanos que se han ido del país por la situación económica, social, de seguridad, la falta de perspectiva de futuro. ¿Cómo se pueden hacer este tipo de declaraciones miserables, contra los jóvenes y venezolanos de todo tipo que salen de la patria, con tristeza a buscar nuevos horizontes? ¿Nadie va a llamar la atención sobre ésto? ¿Es que no hay un jefe que ponga las cosas en su sitio? ¿No hay responsabilidad política?

 

Yo sí espero que pronto puedan volver la gran cantidad de venezolanos, jóvenes, profesionales, obreros, que han salido al exterior, dejado la Patria. Yo lo dije en mi artículo “No te vayas”, los he visto en las calles, de mesoneros, trabajando, explotados, algunos con rabia, la mayoría, como somos los venezolanos, sin odio.

 

Volverán muchachas, muchachos, volveremos. El que siga esperando una postura mía de comparsa o coro con la extrema derecha o nuestros agresores extranjeros, no me conocen, me subestiman. Mi postura, mi posición, es y será siempre desde el bando del Bolivarianismo, de la patria. Hablo por los que no pueden, los amenazados, los que han caído en el chantaje del silencio. Alertar, orientar, defender los principios, trabajar por la unidad del país y de las fuerzas patriotas, es nuestra responsabilidad histórica. Lo que está pasando en PDVSA es un reflejo de lo que está pasando en todo el país. Se impone una profunda reacción política para acompañar al pueblo en recuperar el legado de Chávez. ¡Con Chávez siempre, Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[Corina, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Corina-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180216-0059.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Corina-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180216-0059.html Recientemente cumplió 80 años y no podemos más que agradecer a Dios por su presencia en muy buenas condiciones físicas y mentales.

En momentos de crisis tan profundas como la que vivimos, que no sólo es económica y política,sino que ha trastocado lo social, moral y espiritual, tener valores y pilares sólidos como referentes culturales, pero sobre todo familiares es trascendental. 
Corina, mi madre, es uno de esos valores a los que nuestra numerosa familia le sigue como ejemplo. 
Recientemente cumplió 80 años y no podemos más que agradecer a Dios por su presencia en muy buenas condiciones físicas y mentales.
La vida de Corina ha estado llena de retos, de realizaciones personales, familiares, profesionales.
Viene de una familia modesta en lo económico, pero de allí y del colegio El Pilar, donde estudió becada, logró adquirir los valores y principios que han sido el soporte fundamental de su edificio de vida y sin duda, en parte, también de la nuestra.
A Manolo, mi padre, lo conoció en la Facultad de Derecho de nuestra Universidad del Zulia. Eran los tiempos de los albores de la democracia. 
Aquellos tiempos en los que estudiar y graduarse traían la inevitable consecuencia de un ascenso social que te permitía vivir con calidad de vida y hasta comodidades.
Muy jóvenes, con veintiuno y veintidós años de edad, se casaron e inmediatamente comenzaron a producir muchachos. 
En los primeros cinco años de matrimonio, Corina tuvo 6 embarazos. Le decía Nectario Andrade Labarca que en cierta fecha del año, “si no estaba presa, la estaban buscando”. En total, tuvo 9 embarazos y 7 hijos. La prematura muerte de Manolo la puso en la difícil situación de llevar adelante, sola, una responsabilidad que había sido compartida. Superó con creces la prueba que Dios le puso.
Mis padres siempre estuvieron pendientes de la formación de sus hijos, no solo en el aspecto formal de ir al colegio y cumplir con los deberes, sino también en esa formación de la casa que te orienta, te corrige, moldea tu personalidad. 
Tanto Manolo como Corina nos formaron con el ejemplo. Y si me piden recordar una sola de las muchas virtudes de Corina, yo evocaría su entrega y desprendimiento.
Siempre ha estado allí para acompañar a sus padres, hermanos, hijos, nietos o a cualquier familiar, amigo, conocido o desconocido que haya necesitado de su apoyo.
Su vida profesional estuvo signada por la rectitud y el reconocimiento público a su labor. Fue trabajadora tribunalicia, notario público, registrador mercantil, juez y en cada una de sus responsabilidades pudo demostrar el sentido de la justicia y del servicio público.
Ya hoy disfruta de un merecido descanso. Sin duda siempre está presente la angustia por la situación país y por los riesgos que corremos algunos de sus hijos. Yo le digo que lo importante es que lo que ella tuvo que hacer, lo hizo. 
Ahora nos corresponde a nosotros dar la pelea por el rescate y la reconstrucción de nuestra patria.
Disfruto tu vida Corina. Celebro tus 80 años y le pido a Dios que te siga dando vida y salud.
Siéntete orgullosa de tus logros. Tus 7 hijos, tus 28 nietos, tus 4 bisnietos, siempre tendremos en ti un gran ejemplo a seguir. Pero, también le pido a Dios que en Venezuela sigan existiendo las muchas Corina, que con principios y valores son el pilar indestructible, que lejos o cerca, por el camino correcto mantienen unidas a sus familias.

]]>
<![CDATA[Educar el corazón, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Educar-el-corazon-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180216-0058.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Educar-el-corazon-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180216-0058.html La reciente celebración del Día del Amor y la Amistad me brinda la oportunidad para hacer algunas reflexiones necesarias sobre el amor. Si Dios es amor y nos hizo a su imagen y semejanza, somos seres para amar  El sentido de la vida es el amor, y sin amor la vida no tiene sentido. El amor es fuente de alegría, fortaleza y  vida.  Nunca pesa más un corazón que cuando está vacío. Sin amor la alegría se apaga, la vida se seca.  Por ello, el mandamiento nuevo y la señal del cristiano no podían ser otros que el amor. 

Pero hoy se usa y abusa mucho de la palabra amor. De ahí la necesidad de recuperar su auténtico significado y restituirle a esa palabra tan maltratada su profundidad y misterio. De  hecho, todos deseamos amar y ser amados, pues no es posible ser pleno o feliz sin amor. El gozo y la alegría más grande que los seres humanos podemos tener en esta vida es amar y ser amados. Una vida sin amor no puede desarrollarse sanamente.  Si tantas personas siguen siendo tan mediocres, se debe a que nunca fueron amadas con un amor tierno y exigente. Y ciertamente, detrás de cada asesino, abusador, o cualquier promotor de la injusticia y la violencia se encuentran seres escasos de amor, que no fueron amados lo suficiente o fueron amados mal: de ahí que su ser más profundo se encuentra dañado y enfermo. Una persona inteligente, sin capacidad de amar, da miedo. Un individuo hábil y poderoso, insensible al amor, es un peligro.
Por ello, si bien hoy se habla mucho de “hacer el amor”, se ignora que la cosa es al revés: “el amor nos hace, nos humaniza, nos constituye en auténticas personas”. Sin amor no se puede  existir plenamente ni alcanzar la felicidad. Desgraciadamente, la cultura contemporánea nos promete la felicidad por el camino del placer (sentir más),  el camino del éxito social y profesional (aparecer o triunfar  más), y sobre todo el camino del dinero (tener más, para comprar más), pero no por el camino  del amor (ser más), como nos propone Jesús. .

Si bien hoy se habla mucho de amor,  nos estamos volviendo incapaces de amar. Muchos confunden el amor con la atracción física, con el mero gustar. Otros con el deseo sexual. Ignoran que  amar es obrar en beneficio del otro, comprenderlo y tratarlo con cariño, trabajar para que sea feliz. A su vez,  Aristóteles  en su Retórica escribió: Amar es querer el bien para el otro en cuanto otro. 

El amor es un acto de la voluntad. Implica decisión, elección, mucho coraje y capacidad de entrega y sacrificio  para mantenerse firmes en esa decisión. Un amor sin voluntad es un amor inmaduro, frívolo, superficial, trivial, un mero sentimiento que va y viene según soplen los vientos. El amor vence a la muerte, pero la rutina y el descuido vencen al amor. De ahí la necesidad de alimentarlo todos los días con pequeños detalles, con gestos, con sonrisas, con atenciones, con palabras… Si está vivo, crece, pero si no se lo alimenta, languidece y muere.

Amar a una persona significa  preocuparse y ocuparse por su bienestar, por su realización, por su felicidad. Quien ama quiere lo mejor para la persona que ama. Por ello, el amor, como nos lo enseñó Jesús,  se convierte en servicio desinteresado que busca ayudar, animar, comprender, perdonar, sanar.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La Veneztroika]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-Veneztroika-20180216-0057.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-Veneztroika-20180216-0057.html Aristóteles describía la tragedia como un proceso homeopático, donde se liberan las pasiones mediante una vivencia efímera de sus efectos, la tragedia que atravesamos en Venezuela, recoge la síntesis de esas sabias palabras del filósofo de la antigua Grecia, tal como lo plantea Vidal Naquet en su obra El Espejo Roto, “la tragedia no ofrece soluciones, solo recrea nuestras imperfecciones”.
Nuestra realidad país, describe un régimen instaurado que ha demostrado su total incapacidad para llevarnos al progreso, al contrario nos encontramos estancados en la mediocridad del subdesarrollo, ni siquiera hemos entrado al Siglo XXI, el sistema político copiado de la Cuba Fidelista y la Unión Soviética (URSS) de Lenin y Stalin, hasta la llegada de Mijaíl Gorbachov quien comenzó a aplicar cambios significativos en la URSS con la “Perestroika”, ha fracasado. 
Bien lo entendió Gorbachov, a inicios de 1985 quien intento modernizar la economía de la extinta URSS, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, tratando de hacer más participativo el Socialismo Soviético a través de las bases políticas de la reforma económica que sería conocida como “Perestroika”, tal como lo plantea en su obra: “Perestroika, no es un tratado científico ni un panfleto propagandístico (…) Más bien consiste en una colección de pensamientos y reflexiones acerca de la Perestroika, de los problemas que tenemos planteados, de la envergadura de los cambios necesarios y de la complejidad, responsabilidad y singularidad de nuestra época”.
Los soviéticos, lo entendieron en su momento, Gorbachov dio el primer paso, abrió las puertas del cambio para un país que se encontraba detenido en el tiempo, en comparación con las naciones de occidente, decidió llevar a la práctica las transformaciones  inmediatamente para sacar al país de la grave crisis económica e impulsar el desarrollo. 
Se enfocó en convertir el sistema de gestión centralizada en un sistema más descentralizado y adaptado al mercado moderno; se permitió una cierta autonomía local, y se desarrolló un programa especial para modernizar la industria de ingeniería y los modelos de gestión económicos, que habían sido descuidados; aprobó la liberalización económica, aprobando a las empresas tomar decisiones sin consultar a las autoridades y fomentando la empresa privada y las sociedades conjuntas con un número limitado de compañías extranjeras, impulsando así la inversión.
De igual forma, impulsó alternativas económicas, permitiendo la entrada de capital extranjero y acercándose cada vez más al capitalismo, introduciendo actividades económicas privadas, mediante la paulatina entrada de contratos individuales en fábricas y haciendas colectivas, llevando a cabo medidas, como la venta de un gran número de empresas estatales, reformas de la moneda y un nuevo sistema bancario, logrando más autonomía a la empresa, la mejora del rendimiento del trabajador y la calidad de los productos.
La “Perestroika”, en su primera etapa estuvo condicionada por una mayor cobertura a la prensa para referirse a los aspectos de la reforma, transparencia informativa, lo que se conoció como el “Glasnot”; en su segunda etapa estuvo dirigida a los cambios en el sistema político y el orden constitucional en la URSS. En este sentido se modificó el papel de los Soviets, de las estructuras de los órganos máximos del poder estatal, del sistema electoral y se delimitaron las funciones del Estado y del Partido. La “Perestroika”, modificó radicalmente el equilibrio mundial de fuerzas y también cambió la influencia política en el mundo de las grandes corrientes ideológicas que habían prevalecido hasta  entonces
Bien como lo plantea, Cruz Capote, Doctor en Ciencias Históricas de la Academia de Ciencias Sociales de Moscú,  “al igual que en la URSS, las serias desviaciones en la teoría y la práctica marxista-leninista de la construcción socialista, el surgimiento y aprobación de oposiciones políticas, francamente pro occidentales y antisoviéticas, los grandes problemas de corrupción y enriquecimiento ilícito de altos dirigentes de los partidos y el gobierno, el divorcio cada vez más acentuado entre la dirección y el pueblo, la pérdida del prestigio de los comunistas y otras deficiencias, habían incubado las condiciones propicias para la destrucción socialista”. Esto es historia, el socialismo como modelo político y económico ha fracasado, en Venezuela es imperioso un Gorbachov, una Veneztroika.

]]>
<![CDATA[El petro como inicio de una reforma monetaria]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-petro-como-inicio-de-una-reforma-monetaria-20180214-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-petro-como-inicio-de-una-reforma-monetaria-20180214-0075.html Con la actual hiperinflación, el sistema monetario, bancario y financiero de Venezuela no es viable. El monto máximo de retiros en un cajero automático apenas alcanza para pagar el estacionamiento, los retiros de efectivo por taquilla son insuficientes, las transferencias interbancarias se quedan cortas y ni siquiera los límites de las tarjetas de créditos cubren un mercado de alimentos.

La tasa de interés anual es 24% y la inflación en 2017 fue de 2.616%. Lo que los ahorros reciben por interés no compensa lo que pierden por inflación. También los bancos sufren daños patrimoniales y se descapitalizan. Ni siquiera pueden ponerse al día con los estándares tecnológicos que establece la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), reto que exige grandes inversiones, pero que en un contexto inflacionario con tasas de interés congeladas, la banca no puede cubrir.

Como la brecha entre las tasas de interés y la hiperinflación desestimula el ahorro, los clientes de los bancos retiran sus depósitos en moneda nacional para comprar divisas u otros activos como reserva de valor. En consecuencia, el bolívar ha perdido las funciones básicas que debe cumplir toda moneda: i) unidad de cuenta para medir los precios, ii) medio de pago para concretar las operaciones de compra-venta, y iii) reserva de valor de los ahorros.

En el buen funcionamiento del sistema monetario es muy importante el papel que juega la institución encargada de la emisión de dinero. Si el Banco Central está subordinado a las necesidades del gobierno y éste lo presiona para que le financie el déficit de las empresas públicas con desmesuradas emisiones de dinero, entonces el instituto emisor no podrá preservar el valor de la moneda. Pero así como el Banco Central crea dinero, también los bancos públicos y privados crean dinero al otorgar préstamos a sus clientes. Cuando el gobierno emite una letra del tesoro y se la vende a la banca, ésta crea el dinero contable que le transfiere al gobierno.

Por eso, para erradicar las causas de la hiperinflación es necesario –más no suficiente– restaurar la autonomía del BCV en la emisión de dinero. Imprescindible es cerrar el déficit fiscal y evitar que su financiamiento se traslade del Banco Central al sistema bancario nacional, a través de la emisión de instrumentos de deuda pública nacional (DPN) que son comprados con la creación de dinero bancario.

- Necesidad de una reforma monetaria, fiscal y cambiaria -

Para abatir la hiperinflación, la reforma monetaria tiene que ir acompañada de una reforma fiscal. Se trata de aprobar unas reglas presupuestarias básicas que establezcan límites legales a los déficits públicos, y sustituyan los fondos que se crearon para gastar la renta petrolera por nuevos fondos para ahorrar e invertir la misma, de tal forma que se puedan compensar los efectos negativos del comportamiento errático de los precios del petróleo. La sincronización de ambas reformas pasa por restaurar la autonomía del Banco Central en la emisión de dinero, en el manejo de las reservas internacionales y en la publicación oportuna de los índices económicos y cuentas nacionales.

La reforma cambiaria es clave para erradicar las causas de la hiperinflación. Tengamos en cuenta que el BCV también compraba dólares a la tasa Dipro de 10 Bs/$ y en adelante los comprará a la tasa que indique la última subasta de Dicom. Esto implica que el BCV tendrá que crear dinero para pagar el nuevo precio de la divisa y esto tiene un impacto equivalente a la emisión de dinero para financiar el déficit de Pdvsa y otras empresas públicas. El tipo de cambio oficial no puede seguir dando bandazos entre los objetivos anti-inflacionarios o fiscalistas del gobierno.

El alto peso del componente importado en la economía nacional origina que se desplace la producción nacional cuando se impone la sobrevaluación anti-inflacionaria, pero también provoca que se desquicien los precios cuando se apela a la devaluación fiscalista para vender los petrodólares más caros y generar así más ingresos para Pdvsa y el gobierno.

La unificación cambiaria en un nivel que exprese la verdadera productividad y competitividad del aparato productivo nacional es una condición básica para impulsar la transformación de una economía rentista e importadora en una nueva economía productiva y exportadora que permita la estabilización de los precios en el mediano y largo plazo.

- La cripto-reforma monetaria -

Las criptomonedas son una megatendencia. Tendrán una gran cobertura y relevancia a nivel mundial como unidad de cuenta, medio de pago y reserva de valor. Lenta e imperceptiblemente han comenzado a desplazar a las monedas tradicionales que sufren una permanente manipulación por parte de los bancos centrales, gobiernos y especuladores cambiarios.

En la introducción del Papel Blanco publicado por la Superintendencia de Criptomonedas de Venezuela se reconoce que: “La adopción de la tecnología de cadena de bloques (blockchain) en el mercado global no es simplemente una tendencia o moda temporal, sino un cambio firme y continuo hacia un futuro en el cual el manejo de las finanzas personales, institucionales y potencialmente estatales se volverá más fácil, directo, rápido y transparente”.

Sin lugar a dudas, el uso de medios de pago digitales es una tendencia mundial. Las criptomonedas estimulan la bancarización de la población hasta hacer común el uso de billeteras virtuales y puntos de venta en las operaciones de compra-venta más elementales y cotidianas.

El documento oficial del gobierno venezolano reconoce que las criptomonedas: “facilitan las transacciones monetarias y legales, permiten la transferencia de activos (o certificaciones de su propiedad) de manera más segura, facultan a los usuarios y las organizaciones sobre el manejo de sus finanzas, para que ellos mismos se conviertan en los dueños de los bancos, y no solo de la cuenta bancaria, al poseer un “monedero digital” para guardar sus criptomonedas, evitan el alto costo transaccional de las tarjetas de crédito y procesadores de pago centralizados, ahorran tiempo gracias a la rapidez de las transacciones, eliminan las barreras geográficas al ser sustentados en protocolos de internet, dando acceso a operaciones financieras internacionales seguras”.

Ciertamente, a raíz del desorden que surgió con la quiebra del patrón oro y la aparición del dinero fiduciario -basado en la confianza pero sin respaldo material-, se ha planteado la necesidad de reformas monetarias que impongan límites a los bancos centrales y gobiernos a la hora de emitir dinero para financiar el déficit fiscal. En este contexto se plantea la idea de cripto-reformas monetarias a través del lanzamiento de criptomonedas con respaldo material y un precio más estable.

La tasa de cambio de las criptomonedas descentralizadas y sin ningún tipo de respaldo material -tipo bitcoin- no la fija ningún Banco Central o gobierno, sino que la define el mercado. Por esos sufren oscilaciones muy bruscas como las que afectaron al bitcoin que, después de llegar en diciembre a 20.000 dólares la unidad, se desplomó a 8.000 dólares a principios de febrero.

En cambio, las nuevas criptomonedas que se crean con respaldo de reservas de recursos naturales certificadas internacionalmente, tienen la ventaja de la auto-regulación que se deriva por su sincronización con el precio del recurso natural que las respalda. Al estar anclada a la cotización del recurso natural, sus oscilaciones -por muy fuertes que sean- no llegarán a registrar semejantes alzas o descalabros.

Ahora bien, una cripto-reforma monetaria se extiende al cambio del marco legal y del entorno institucional que rigen la emisión del signo monetario del país. Justamente, eso es lo que estamos viendo en Venezuela con el lanzamiento del petro. No solo se está emitiendo una criptomoneda respaldada con petróleo, sino que también se está creando una nueva institución (la Superintendencia de Criptomonedas) y un nuevo marco legal y regulatorio.

En la actual coyuntura hiperinflacionaria, el gobierno anunció el lanzamiento del petro como una criptomoneda que -además de ser el instrumento para levantar recursos financieros en el mercado internacional a través de la venta de petróleo a futuro-, también se asoma como el nuevo signo monetario que se utilizará para medir precios y realizar un creciente número de transacciones. De hecho, el gobierno ha informado que aceptará el petro como forma de pago de impuestos, tasas, contribuciones y servicios públicos nacionales. También promoverá su uso por parte de Pdvsa y otras empresas públicas y mixtas, así como entes públicos nacionales y gobiernos regionales y locales.

Establecerá mecanismos de incorporación del petro en sus relaciones con empresas petroleras extranjeras en el país y en las relaciones comerciales internacionales de Pdvsa y otras empresas y servicios estatales. Las empresas que incorporen el uso del petro a sus operaciones comerciales podrán recibir incentivos fiscales y se legalizará su contabilización como un activo, con base en su valor de mercado en bolívares.

El gobierno también ha dicho que estimulará el pago en petro de compromisos y beneficios laborales extraordinarios, así como el pago de las prestaciones sociales acumuladas. En lo que puede interpretarse como una señal del petro como primer paso de una reforma monetaria, “el gobierno de Venezuela se compromete a promover el uso del petro en el mercado interno y realizar esfuerzos para estimular su aceptación en el todo el mundo”. (Libro Blanco de El Petro, págs. 14-16).

Estos pagos se aceptarán en bolívares, donde la tasa petro/bolívar se calculará a través de un promedio ponderado del volumen de operaciones de las casas de cambio autorizadas. A medida que una creciente gama de bienes y servicios se puedan pagar en criptomonedas a esa tasa de cambio, los precios en petros tenderán a estabilizarse y así el gobierno podrá sustituir el bolívar por una nueva moneda circulante que puede llevar el mismo nombre de petro.

]]>
<![CDATA[En opinión: La guerra petrolera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-guerra-petrolera-20180215-0049.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-guerra-petrolera-20180215-0049.html Los mercados petroleros iniciarán una etapa de desestabilización ante la agresiva  posición de los Estados Unidos de Norteamérica de aumentar, considerablemente, su capacidad de producción. Se estima que el consumo de petróleo mundial, hoy en día de 98 millones de barriles diario, aumentará en casi a 101 millones de barriles para el año 2019, en virtud de la política de crecimiento volumétrico. EE UU se convertirá en el mayor productor de petróleo, con posibilidades de convertirse en un exportador importante de hidrocarburos. 
Sin duda, esta posición confrontará las decisiones de los países de la Opep y los no Opep, incluyendo a Rusia. Estos países disminuyeron casi 2 millones de barriles día, con el fin de recuperar los precios del petróleo. De hecho, esa decisión ha conllevado a un aumento considerable de los precios, tomando en cuenta que él mismo para inicios del año 2017, estaba cerca de los $ 30 x barril. La recuperación de los precios ha sido muy buena tomando en cuenta el precio promedio actual cerca de los $ 60 x barril.
Se avecina una guerra de oferta y demanda en los mercados internacionales. Ante los precios actuales, la producción cerrada en EE UU, mediante la explotación de las rocas luititas mediante el fraking, proceso altamente costoso y que fue sacado del mercado por sus altos costos de producción, hoy vuelven a ser atractivos para los promotores de esa tecnología. Los precios actuales dan para regresar a la explotación. Además, EE UU ha liberado una serie de restricciones ambientales y la aprobación de nuevos proyectos de exploración y explotación, así como de oleoductos en zonas forestales donde se facilitará la explotación de nuevas aéreas. 
Venezuela ha disminuido la producción de sus hidrocarburos, de manera considerable. Hoy en día con una producción cercana al 1.6 Mbd, con posibilidades ciertas de recuperar, por lo menos, 1 Millón de barriles en el corto y mediano plazo, de producción diferida, que se ha caído por la falta de inversiones intensivas de capital (dinero fresco), se estima que cada nuevo barril tendría un costo aproximado de $ 5.000, recuperando 1 M, se necesitarían alrededor de $ 5.000 Millones de dólares o su equivalente. Ese dinero no lo tiene Pdvsa hoy en día. Recurrir a los financiamientos internacionales normales, mediante aval irrevocable de Pdvsa es imposible. Solo queda una manera de hacerlo, en el corto plazo, lograr el dinero fresco mediante compromiso de pago al prestamista, con parte de la producción incremental. 
Esto significa que de 1 Millón de barriles recuperados, los prestamistas se repagarían el préstamo con el 30% al 50% de la nueva producción. Venezuela aumentaría su producción y quedaría el 50% de los ingresos de los nuevos volúmenes de producción. Estos son esquemas financieros y comerciales que ya Venezuela ha utilizado en el pasado con algunas de los socios en las empresas mixtas, con mucho éxito.
Ante la arremetida política, económica y financiera mundial en contra de Venezuela, cuyo objetivo final es ponerles las manos a las grandes reservas petrolíferas y de recursos naturales, es necesario fortalecer y respaldar las dos columnas vertebrales de nuestra economía y sistema político nacional: Pdvsa y la Fuerza Armada, acompañado del pueblo libertador.
Vendrán momentos difíciles para nuestra Patria. Los superaremos y seguiremos adelante. Será la voz del pueblo y no de los extranjeros la que decidirá nuestros destinos.

]]>
<![CDATA[En opinión: Frente a las órdenes de Tillerson: ¡Elecciones!, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Frente-a-las-ordenes-de-Tillerson-Elecciones-por-Elias-Jaua-20180213-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Frente-a-las-ordenes-de-Tillerson-Elecciones-por-Elias-Jaua-20180213-0089.html En el artículo pasado analizamos el propósito principal del alto jerarca de la petrolera ExxonMobil, Rex Tillerson, que funge como Secretario de Estado del gobierno supremacista de Donald Trump. En tal sentido este agente imperial ordenó en México, más presión sobre Venezuela; en Argentina, un embargo al petróleo venezolano; en Perú, profundizar el aislamiento político al gobierno de Venezuela; en Bogotá, exigió medidas contundentes e instruyó, desde allí, a la oposición venezolana a no firmar el acuerdo político que garantiza a nuestro pueblo, la estabilidad política y económica necesaria para decidir nuestro destino en las venideras elecciones presidenciales. En Jamaica, parada final, ordenó prepararse para una gran crisis energética en el Caribe.

En paralelo a la gira injerencista y belicista del Secretario de Estado, se pronunció el mismo Donald Trump, voceros del Departamento de Estado y la Unión Europea otra vez movió la colita anunciando más sanciones. Los falaces argumentos de todos, que en Venezuela no puede haber elecciones anticipadas y unilaterales.

Vaya cinismo, los mismos entes que desde 2016 pedían elecciones presidenciales adelantadas, nos amenazan y sancionan, porque en Venezuela habrá elecciones presidenciales en 2018, como corresponde para que se cumpla el mandato constitucional de iniciar un nuevo periodo presidencial cada 6 años, que esta vez corresponde a la fecha 10 de enero de 2019. Hablan de convocatoria unilateral a las elecciones. ¿Desde cuándo en nuestro país, los factores políticos tienen que acordar un derecho que nos corresponde a los venezolanos y venezolanas, elegir o relegir al Presidente de la República en el año anterior a la culminación del periodo presidencial?.

Como coralario, de la gira del Procónsul Tillerson, el personajillo Marcos Rubio, complementa la insinuación que ya había hecho el Secretario de Estado, y de manera directa llama a los militares venezolanos a contar con el apoyo de la comunidad internacional, si derrocan al gobierno de Venezuela.

Estemos claros compatriotas, no quieren elecciones, quieren violencia. Como lo afirmamos en el escrito del domingo pasado, el imperialismo no defiende intereses democráticos, nunca lo ha hecho, su propósito es ocupar y destruir a nuestra Patria, para consolidar su dominio geopolítico y energético.

No nos dejemos intimidar, somos venezolanos y venezolanas. Frente a eso, estamos obligados, a unirnos para defender nuestra Independencia y el derecho a vivir en paz y con prosperidad que tenemos como pueblo. Para ello debemos trazar una estrategia, evitar la guerra y recuperar la prosperidad económica; y ejecutar una táctica, lograr, como nunca antes, unas elecciones de masiva participación popular, de plenas garantías para todos los que participen como candidatos, con acompañamiento internacional, en el contexto de las más amplias libertades, como lo pidió el Comandante Chávez en su último mensaje, el 8 de diciembre del año 2012.

Que el pueblo participe y decida, yo confió plenamente en el pueblo al que pertenezco. En esas elecciones, nuestro pueblo marcará el rumbo. Lo que él decida, en ejercicio de su sagrada soberanía, debe ser respetado por quien pierda y por quien gané. La Patria está primero.

]]>
<![CDATA[Piedra, papel o elecciones]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Piedra-papel-o-elecciones-20180213-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Piedra-papel-o-elecciones-20180213-0087.html El tiempo sigue corriendo, el reloj no se detiene y la oposición venezolana deshoja la margarita sobre la conveniencia de ir o no a las elecciones presidenciales del próximo 22 de abril. 
Estos carnavales, que recién terminan, tuvieron particularidad de la marcada ausencia de temporadistas en playas, sitios turísticos y recreacionales;  la histórica diáspora venezolana que no deja de aterrarnos, y la encerrona que desde el pasado jueves tienen los líderes de los partidos políticos en donde el único punto a discutir es participar o no; quizás para cuando usted esté leyendo este artículo, hayan conseguido la clave para salir de la encrucijada donde nos encontramos.
Ahora bien, deshojemos la margarita. El primer punto tomar en cuenta, y en el que insistimos cada vez que se puede, es la coherencia. Si no se firmó en República Dominicana porque no se garantizaban las condiciones electorales para unas elecciones libres, etc; entonces ¿cómo es que hay un sector que pretende ir a esa contienda electoral precipitada y que desde su convocatoria ha tenido el rechazo de una buena parte de la opinión internacional que ha manifestado que no reconocerán los resultados por considerarlos fraudulentos?. 
El segundo punto es la selección del candidato, los que figuraban mejor en las encuestas están inhabilitados o presos y los que públicamente aspiran como son los dos Henry (Allup y Falcón) no gozan del consenso de los partidos y de la preferencia de los venezolanos. El tema se torna complejo cuando la Causa R hace pública su posición de no convalidar una nueva farsa electoral, y por el contrario, proponen mantener la lucha por restituir el derecho a elegir libremente, a esta línea se suman Alianza Bravo Pueblo (el partido de Ledezma) y Vente Venezuela, (movimiento de María Corina Machado), con estas manifestaciones podemos deducir que no hay una unidad homogénea, “por ahora”.
Usted, estimado lector quizás, también se encuentra o en una especie de “piedra, papel o elecciones”, al pensar o conversar sobre el tema de participar o no en las presidenciales. Cualquiera de las dos posiciones tienen peso y  justificación; la de no ir es la que ondea la bandera de la coherencia; pero la de ir siempre y cuando se vaya unido, con un solo candidato que emocione, con una calle activa desde ya hasta los días posterior a las elecciones; es la que empuña la bandera del cambio urgente porque la crisis humanitaria no puede seguir esperando por un día más para ponerle fin.
Faltan 45 días para el 22 de abril, y el único pétalo que queda en la margarita deshojada es el de la ausencia de un plan que respalde las posiciones de participar o no en las presidenciales; cual sea el camino a transitar, lo único claro que hay en esta encrucijada es que la Unidad sincera debe prevalecer y fortalecerse para enfrentar lo que venga porque es la única manera. 
Piedra papel o elecciones; con Unidad todo, sin Unidad nada.

]]>
<![CDATA[El peor disfraz, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-peor-disfraz-por-Carola-Chavez-20180212-0057.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-peor-disfraz-por-Carola-Chavez-20180212-0057.html ¿Recuerdas que en 2014 tuiteabas #SOSVenezuela, justo antes de salir de vacaciones de carnaval? Recuerdo que escribiste la misma etiqueta en el vidrio de tu camioneta, para dejar claro que no te ibas de vacaciones, sino a “hacer un paréntesis en medio de este infierno” -tal como justificaste, entonces, tu felicidad en Instagram.

¿SOSVenezuela qué? ¿A quién y qué clase de auxilio pedías?

¿Recuerdas cuando el año pasado, Juan Requesens en un foro en Miami, explicó cómo el objetivo de la violencia callejera que impulsaban era allanar el camino para una intervención militar gringa? Y ante semejante barbaridad, tú, en tu apartamento caraqueño, no sentiste nauseas ni rechazo, sino una chispita de esperanza, todo con tal de salir de Maduro. Yo lo recuerdo…

Entonces empezaron a telegrafiarte el cuento del corredor humanitario y tú, rapidito, incluiste la frase en tu vocabulario. Corredor humanitario, eso que se pide en situaciones atroces de guerra, de catástrofes naturales, donde no hay paréntesis de carnaval, ni tardes lindas que publicar en Instagram, solo muerte, dolor y miedo. Un corredor humanitario, eso pides tú para tu país en paz, sin imaginar lo que estás invocando.

Y se oficializa aquel bloqueo no declarado que nos venían imponiendo hace años, ahora   como “sanciones solo contra dirigentes chavistas”, y tú te lo tragas y pides más, y Julio Borges sale por el mundo a gestionar tu destrucción. Y Juan Guaidó, de Voluntad Popular, declara en CNN, feliz de la vida, que estas sanciones ”redundan en la mala calidad de vida de los venezolanos, y que (esto) debe redundar en presión a este régimen”. Y aún así tu insistes en creer que no hay medicinas, culpemaduro. Y Maduro hace piruetas para llevarte a tu casa comida y medicinas, un alivio a ”la mala calidad de vida” que las sanciones deben generar y ¡Chantaje! -dicen los que te ahogan. ¡Chantaje! -repites, aferrado, eso sí, a tu caja de CLAP.

Y Tillerson quiere sangre, y Borges dice ”Yes, sir!” y no firma el acuerdo de paz. Y el gobierno colombiano moviliza tropas a la frontera y tú le agradeces a Juan Manuel Santos que nos dedique sus desvelos en vez de dedicarlos a su país. 

Y así te encuentra otro carnaval, con tu eterno disfraz de tonto útil, creyendo que quien te ayuda es tu enemigo y que tu verdugo te viene a salvar.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Política disfrazada]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Politica-disfrazada-20180212-0058.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Politica-disfrazada-20180212-0058.html La dirigencia política venezolana tiene tiempo que no es honesta con sus seguidores.

Por un lado, el gobierno se disfraza de protector al decir que su único trabajo es estar defendiendo a los pobres (que cada día son más pobres), que combate (el invento) la guerra económica cuando lo que hay es una economía de guerra, además afirma que se enfrenta al poder del imperio y la comunidad europea, pero con todas esas acciones miente descaradamente disfrazándose de víctima cuando es el responsable del desmadre económico que tiene al 94% de la población pasándola muy mal, provocando cierre masivo de locales comerciales, tiendas, comercios, empresas, talleres, clínicas, escuelas, el gobierno está quebrando las esperanzas de la gente y gracias a la torpe oposición (lo que queda de la MUD).


Es así como el pésimo gobierno se mantiene de pie en vísperas de ganar las elecciones presidenciales debido a que los políticos opositores se disfrazaron de súper héroes  que iban a salir del gobierno rapidito, que ganarían elecciones masivamente, que trabajarían unidos sin descansar hasta lograr el cambio político que sueña el 70% de los que habitan en Venezuela, pero contrario a ello, hoy están notoriamente divididos.

Los políticos opositores son responsables del fracaso frente al gobierno, no son exitosos en el diseño de estrategias ni tácticas ganadoras, son entreguistas, sus discursos carecen de fuerza y emoción, la dirigencia política opositora se encuentra desgastada y no gozan del reconocimiento de sus seguidores, no saben cómo ganar elecciones con el 70% de apoyo popular, se llenan de excusas y le es más fácil no participar en las elecciones presidenciales para premiar al nefasto gobierno (para que siga pulverizando lo que queda del país) y se prolongo su estancia en Miraflores 6 años más; cuando lo que deberían hacer es organizar un gran frente nacional, motivar el voto y vencer al adversario, ese cuento de que con este Consejo Nacional Electoral (CNE) no se ganan elecciones es una excusa infantil para no participar en las próximas elecciones. 

Los políticos de hoy se disfrazan de caperucita roja, el lobo, superman, batman, el guasón, el acertijo, aquaman, hulk, ironman, hombre araña, godzilla, linterna verde, capitán américa, los 4 fantásticos y el mejor disfraz que usan todos el de “honestos”. Mientras el gobierno se encuentra en campaña presidencial repartiendo miserias de dinero en bonos que cada día alcanzan menos,  la oposición se encuentra deshojando la flor para decidir si participa o no.

Muchas caretas deben caer porque es visible que ambos sectores políticos lo están haciendo muy mal, solo el 14% de los venezolanos les cree, los partidos políticos opositores le están pidiendo a su militancia que se fue del país (que es mucha) que les envíen un aporte mensual para mantener las estructuras en Venezuela, más los aportes que reciben de organizaciones internacionales y empresarios, son momentos de quitarse los antifaces, dar la cara, rectificar y seguir.
Hay que espantar la crisis, es necesario activar los ánimos del venezolano.  

El Instituto Venezolano de Datos (IVAD) presentó una encuesta revelando que el 63% (muestra de 1200 sujetos) de los venezolanos participaría en unas elecciones presidenciales, lo que refleja que con una campaña de unidad, con una vocería múltiple, con jóvenes, mujeres, emprendedores, líderes comunitarios, empresarios, estudiantes, se puede reanimar a la gente, el ambiente está muy delicado, la gente está llegando a un estado de desespero muy peligroso, le está costando mucho vivir y además hay una sensación errada en la calle, muchos dicen no hay dinero pero los restaurantes, discotecas, ventas de comidas se la mantienen full eso quiere decir que la gente sigue gastando pero el que gasta no llega al 5 % de la población.

Al conversar con los dueños de los negocios es espeluznante su realidad, pues aseguran que sus ventas han bajado más del 60%; y es claro, si un refresco de botella cuesta Bs. 50.000 y uno de dos litros Bs. 225.000, una hamburguesa Bs. 320.000, un perro caliente Bs. 175.000, un pastelito Bs. 35.000, una pizza Bs. 250.000 por poner el más sencillo ejemplo de una familia que intente salir a comer lo más básico a la calle, cuanto le costará ese compartir si por lo manos salen 5 personas. Como lo dijo Pascual Alfonsin “El político que se disfraza de seductor para conseguir votos ya es una costumbre y una vez que llega al poder se disfraza de buen gobernante sin serlo, eso provoca que su gobierno se convierta en un Carnaval”.

]]>
<![CDATA[El viajero de la muerte, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-viajero-de-la-muerte-por-Jose-Vicente-Rangel-20180212-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-viajero-de-la-muerte-por-Jose-Vicente-Rangel-20180212-0013.html El propio Rex Tilllerson se encargó de revelar, de manera contundente, el objetivo de su movilización por varios países de Latinoamérica: la decisión de la administración Trump 
 de derrocar al Gobierno venezolano.

 El lenguaje y las actitudes que emplean, tanto el presidente de los Estados Unidos como calificados personeros de su gobierno, es revelador del grado de confusión —y desesperación— que en la actualidad los embarga. Trump suelta a cada instante palabras disonantes y opiniones que para algunos observadores constituyen la confirmación de una visión arrogante de la realidad mundial y también de su estado mental. Aparentemente pretende imponer su protagonismo, y su empeño por acreditar un liderazgo omnímodo, ante el cual se acentúa el rechazo en el mundo. Su lenguaje está plagado de lugares comunes y  expresa una concepción del poder completamente anacrónica.
    2) Con sus colaboradores más cercanos sucede otro tanto. Se empeñan en difundir puntos de vista, supuestamente en la misma línea del presidente, que suscitan cada día reacciones adversas. Todo lo cual conforma un cuadro que indica la ausencia de una conducción coherente, producto de análisis serios de la realidad. Al contrario, el efecto que logran esas actitudes revierte negativamente y estimula la apreciación de que el fenómeno Trump mina la credibilidad del mensaje oficial y agudiza la conflictividad dentro y fuera de los Estados Unidos.
      3) Un caso emblemático es la gira por varios países de la región (entre los que figuran México, Colombia, Perú, Argentina), con intención impositiva, del Secretario de Estado de los EE.UU., Rex Tillerson. ¿Cuál ha sido la motivación de esta gira? El propio Tilllerson se encargó de revelarlo: Venezuela. Lo dijo de manera contundente al anunciar el itinerario de su movilización. Consistente en la decisión del gobierno norteamericano de derrocar al gobierno venezolano. ¿De qué manera? No ya por la vía electoral —como lo recomendaban antes los voceros de los gobiernos norteamericanos con su conocida ambigüedad cuando comienzan un trabajo sucio—, sino como lo manifestó el representante del Departamento de Estado: presionando a Nicolás Maduro para que renuncie o mediante un golpe militar. Con esa propuesta recorre la región Tillerson, señor de la guerra y de la muerte. Y, por cierto, el más indicado para hacerlo porque lleva por dentro una carga de venganza que no ha podido superar, con motivo de la derrota que el gobierno de Hugo Chávez le propinó en los Tribunales de su país cuando demandó el pago de una suma exorbitante por la expropiación de la petrolera Exxon Mobil.
     4) ¿Cómo queda la ética en la actual política de los Estados Unidos sobre Venezuela? ¿Cómo quedan los principios? Me refiero a lo siguiente. Mientras el fundamento de los ataques contra Venezuela por el gobierno de Trump, es que en el país se violan los derechos humanos y se conculcan las libertades públicas; mientras mundialmente se difunde la versión de que en Venezuela no hay democracia sino dictadura; que el presidente Maduro es un tirano, un déspota, y las elecciones son un fraude, resulta que el portavoz de ese discurso busca aliados en la región para que un mandatario electo por su pueblo, democráticamente, de acuerdo a lo pautado por la Constitución, Nicolás Maduro, renuncie a la presidencia o sea desalojado de ella mediante un golpe militar.
     5) Pregunta: ¿Acaso es serio un gobierno que se atreve a recurrir a este tipo de amenaza gansteril, que de llevarse a cabo generaría una tragedia porque el país objeto de ella  resistiría  hasta la muerte y porque su presidente jamás renunciaría? El viajero de la muerte, el inefable expresidente de la Exxon Mobil, y su jefe en la Casa Blanca, subestiman a Venezuela, a los venezolanos, y a su Fuerza Armada, la cual es agredida en su dignidad, como institución renovada a la luz de principios de lealtad y de la defensa integral de la patria. También subestiman a naciones de la región con cuyo apoyo presumen contar, desconociendo los cambios que se han operado en esta parte del mundo.

Claves secretas
•LA SITUACION por la que atraviesa la oposición venezolana es extremadamente difícil. A pocas semanas de una elección presidencial de gran importancia no tiene liderazgo, ni programa, ni estrategia. Prácticamente es la nada. Los líderes que la conducen no califican para participar en un proceso electoral para optar a la presidencia de la República, es decir, carecen en las circunstancias que vive el país de estatura para asumir una candidatura a la Jefatura del Estado. Algo que los afecta severamente son las derrotas sufridas, los desaciertos en que han incurrido en esta etapa del proceso político  venezolano…
• ESTÁ TAMBIÉN la falta de un programa. En la ficción-unitaria que se gestó para enfrentar al chavismo, no hubo una propuesta responsable para los venezolanos. Los dirigentes no se ocuparon de elaborar un proyecto programático serio, en función de los problemas que aquejan al país, sino que se dedicaron a repetir una crítica vaga al bolivarianismo gobernante, carente de contenidos prácticos para encarar la crisis. Ni siquiera fueron capaces de elaborar una propuesta ideológica como aporte al debate nacional que se libra en los últimos años en el marco nacional e internacional…
• IGUAL PASA con la estrategia. Esta ha consistido en la repetición sistemática de la herencia maldita del puntofijismo, que nunca fue capaz de superar el trauma de la derrota que le propinó el chavismo hace 20 años. Su estrategia ha consistido en buscar la manera de acabar con el orden constitucional. Su trabajo en la calle siempre estuvo orientado a la aplicación de una concepción golpista (combinada con participación electoral), en detrimento del trabajo democrático en el seno de las masas. La estrategia fracasó porque no había condiciones: el pueblo no quiere aventuras. Por eso, en ningún momento concurrió al llamado a la violencia, rechazó las guarimbas, los anuncios de huelgas generales y de insurrección popular, al igual que fracasó en los reiterados intentos para socavar la lealtad de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana…
• En esa estrategia recurrió a una política insólita: la forma como la conducción de la  oposición se fue internacionalizando. Cómo se consolidó una dependencia, rechazada por la mayoría de los venezolanos, que al final de cuentas significó que desde el gobierno norteamericano —y con apoyo de Colombia, España, etc.— se conformara una tendencia ingerencistas que alertó a la opinión pública sobre los riesgos que corría la soberanía nacional…
• ESTOS terribles errores tenían que conducir al cuadro desastroso que hoy presenta la oposición, el cual sus dirigentes no terminan de entender, y, por consiguiente, corregir. Al contrario,  cada día que pasa chapotean más en la charca en que se hunden, y avanzan ineluctablemente hacia la comisión de nuevos errores. Por ejemplo, en el episodio de la mesa de diálogo de República Dominicana ha sido brutal el espectáculo del sometimiento de la delegación opositora a los dictados del gobierno del señor Trump, así como en el tema de la participación electoral. Nadie más que esa dirección tiene la culpa del desastre. Ella misma, por su cuenta, se cocina en su propia salsa…
• RODOLFO SANZ, dirigente político y escritor, sostiene “que repensar la dimensión económica del socialismo implica, primordialmente, mirar la sociedad como un todo. Prestar atención solo a la política, en desmedro de la economía, es un error similar a creer que en la economía puede sobrevivir el lado positivo sin su lado normativo”. Lo escribe en su libro Repensar el Socialismo, cuya lectura recomiendo…
• QUEDÓ DEMOSTRADO en Dominicana que la oposición solo escucha la voz del amo.

]]>
<![CDATA[En opinión: 15 años del control de cambio:“el gran fraude venezolano”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-15-anos-del-control-de-cambioel-gran-fraude-venezolano-20180212-0014.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-15-anos-del-control-de-cambioel-gran-fraude-venezolano-20180212-0014.html “Probablemente solo existan 5 monedas en el mundo en el año 2030, el bolívar no será una de ellas”.  Robert Mundell, Premio Nobel de Economía, 2001. 

Todo indica cada vez más, que dicha máxima está haciéndose realidad en Venezuela. Tras 15 años desde cuando se instauró el control de cambio, la inflación acumulada este año (2018), podría ser de 13.000%; una cifra muy conservadora que puede variar, dependiendo de los promedios de inflación intermensual.

En un principio, la implantación de la medida lució justificada ante los sucesos políticos acaecidos con el paro petrolero del 2002-2003. Y, no obstante, que el contexto político y las razones económicas que condicionaron dicha aplicación la justificaron en aquel momento, hoy resulta evidente que el mantenimiento del control de cambio ha generado altos niveles de inflación, escasez, fuga de capitales y caída estrepitosa de las reservas internacionales.

El fracaso ha sido, en parte, porque el control de cambio no fue una medida económica, sino política. No se puede mantener una medida de esa naturaleza por 15 años, con una economía estrangulada. La hiperinflación, ya declarada en Venezuela a finales del año pasado, no es solo terrible para empobrecer a la gente, sino que, además, es un enorme caldo de cultivo para la corrupción. Para nadie es un secreto que la devaluación acelerada del bolívar en los últimos 19 años, aunada al corrupto sistema del control de cambio, han tenido un impacto en el nivel de vida de los venezolanos.

Venezuela comenzó en el año 1998, con un ingreso por habitante similar al del año 1956, medido en dólares constantes del 2015. Ya para el 2016, la situación es todavía mucho más trágica, pues el país está inmerso en una aparente “montaña rusa”  sin salida visible. Los ingresos reales de la población no solo se han estancado, sino que han retrocedido a los niveles de la década de 1950. ¿Cómo es posible que un venezolano, en el 2018, gane un monto equivalente que otro en 1956? ! Más de medio siglo de desarrollo perdido! ¿Cómo una nación con las mejores perspectivas del hemisferio occidental ha podido caer tan bajo?.

Las políticas se miden por sus resultados, los mismos demuestran que el control de cambio en Venezuela ha sido un rotundo fracaso al no poder lograr los objetivos que se trazaron, como por ejemplo: acabar con la inflación, frenar la fuga de capitales y proteger las reservas internacionales. Ninguna de estas metas se cumplieron, al contrario, se amplificaron, hasta el punto de que la inflación acumulada del 2017 alcanzó una cifra récord del 2.616% y se espera que para el 2018, llegue a niveles del 13.000%, según estimaciones del FMI. 

Otro ejemplo del fracaso del control de cambio es el surgimiento de la hiperinflación en Venezuela, a partir de Noviembre de 2017, cuando el comportamiento del alza de los precios alcanzó el 50% y se ha mantenido de manera sostenida en los sucesivos meses del año pasado y principios del presente.

Desde hace 15 años, los venezolanos venimos padeciendo de una enfermedad cambiaria que no terminamos de curar, por la exigencia de una multiplicidad de tasas de cambios que, lejos de corregir los desequilibrios de la economía, los agrava. Es sabido que el diferencial entre el tipo de cambio oficial y el paralelo —una gran brecha—, ha sido el gran negocio para el régimen. Se han enriquecido teniendo acceso a los dólares preferenciales y luego los venden en el mercado paralelo.

Ahora, el gobierno realiza un nuevo ensayo con el Tipo de Cambio Complementario (Dicom) el cual será un fracaso porque, coincidiendo con expertos, el régimen cambiario carece de “confianza” de “certidumbre”, y de política para ayudar a levantar los indicadores económicos que asoman una inflación al 100% desde principios del 2018. El nuevo Dicom no dará resultados por dar responsabilidades al sector privado de una actividad que, desde 2003, es controlada por el Gobierno. El ingreso en divisas por venta petrolera está limitado a precios  por debajo de lo estimado, con una producción en retroceso.

En este sentido, la realidad muestra una caída de entre 200 a 400 mil barriles diarios, estimándose llegará a 600 mil barriles diarios a finales del presente año. Por consiguiente, no habrán divisas; y sin ellas, tampoco insumos para la producción, ni alimentos. Habrá, eso sí, profundización de la escasez de servicios y bienes. 

La “ausencia de divisas” en poder del Estado, reduce aun más las posibilidades del éxito del Dicom, por desestimular la captación de divisas privadas. ¿Resultante? La más lógica, y esperada:  Los empresarios dejarán de colocar dólares en un mercado donde el tipo de cambio está abiertamente manipulado hacia la baja, y el Gobierno, sin suficientes divisas propias para responder y satisfacer la demanda.

En conclusión: La economía venezolana es una economía primitiva. A 15 años del control de cambio, esta medida la podemos considerar  como “el gran fraude venezolano”. ¿Cómo un Estado tan rico pudo empobrecer tanto a una nación compuesta por más de 30 millones de venezolanos?. El bolívar perdió su valor totalmente (pulverizado), perdió su poder de compra. Y con el anuncio del Petro -cuya preventa será el 20 de febrero-,  el Gobierno lo terminó de liquidar. Sería la tercera muerte del bolívar, metafóricamente hablando.

]]>
<![CDATA[¿Votar o no votar?, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-Votar-o-no-votar-por-Eduardo-Fernandez-20180209-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-Votar-o-no-votar-por-Eduardo-Fernandez-20180209-0091.html  El Gobierno ha hecho todo lo posible por concurrir solo a las próximas elecciones presidenciales. Las prolongadas conversaciones celebradas en República Dominicana no concluyeron en nada. La situación para ellos es clarísima, perpetuarse en el poder sin opción alternativa.

Por de pronto, el Gobierno decidió unilateral y arbitrariamente el calendario electoral. Dentro de unos pocos días hay que inscribir a los candidatos presidenciales y la elección se convoca para el último domingo de abril.

La elección presidencial es convocada por una Asamblea Nacional Constituyente carente de legitimidad y sin facultades para eso.

Existen dirigentes políticos arbitrariamente privados de sus derechos o “inhabilitados” o exiliados que tendrían que estar participando en el pleno ejercicio de sus derechos. No solo dirigentes, también hay partidos políticos privados del ejercicio de sus derechos.

Ninguna medida judicial o administrativa debe privar a ningún ciudadano ni a ningún partido de participar en una elección presidencial. El Consejo Nacional Electoral debería estar integrado, como lo ordenan la Constitución y las leyes, por cinco rectores honorables, sin ninguna militancia política.

El proceso electoral debería estar sometido a una rigurosa y profesional observancia internacional para cuidar que todos los extremos que debe tener un proceso electoral respetable, los tenga.

Es una elección presidencial que se convoca en medio de una espantosa crisis humanitaria, con la ciudadanía sometida a la más grande inflación del mundo y a una terrible recesión, con un cuadro de desabastecimiento alarmante.

En estas circunstancias es bueno recordar que todas las encuestas coinciden en que 70% de los venezolanos queremos cambiar al Gobierno y sustituirlo democráticamente.

En diciembre de 2015, en circunstancias parecidas a las que prevalecen ahora, con el mismo CNE, la oposición obtuvo una contundente victoria y derrotó todas las maniobras del Gobierno.

Si nuestro liderazgo político cumpliera su obligación e hiciera bien su tarea, es decir, le presentara al país un candidato de consenso, con una plataforma de unidad nacional y con una organización eficiente para vigilar las mesas electorales, esa mayoría de venezolanos derrotaría electoralmente al Gobierno. No tengo la menor duda.

¡La discusión está abierta!


 

]]>
<![CDATA[El diálogo ¿trágica fatalidad?, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-tragica-fatalidad-por-Maryclen-Stelling-20180209-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-dialogo-tragica-fatalidad-por-Maryclen-Stelling-20180209-0090.html A raíz de las reflexiones que sobre el diálogo hemos realizado, nos han llegado por diversas vías opiniones, dudas y mayormente interrogantes en torno al futuro de la negociación, sus efectos sobre la paz y la convivencia nacional.  Nos señalan que “lo que se está negociando es la paz y convivencia entre las dos fuerzas políticas” y, desde tal “estrechez, se olvida y desprecia la propia ciudadanía y la realidad nacional”.

El lunes 5 de febrero se abre un nuevo capítulo en esta suerte de comedia de enredo que corre en paralelo a la gira iniciada por Tillerson por países de América Latina y el Caribe, anunciando sanciones petroleras a Venezuela.  Se pronosticaba una jornada crucial para el diálogo por cuanto, supuestamente, las partes se acercaban a un acuerdo, sobre el cual, según vocero oficial, había consenso en 99,9% de los puntos. Luego de una sorpresiva cancelación de la reunión pautada en Dominicana,  tiene lugar  la sexta jornada.  Las dos fuerzas políticas emiten versiones contradictorias: Gobierno acordamos 100% y firmamos  vs MUD: no hay acuerdo. El presidente Danilo Medina, quien avaló  el  documento, declara que el diálogo entra en receso indefinido, ya que las partes no alcanzaron un acuerdo definitivo. Para mayor confusión, el miércoles 7 de febrero, la oposición publica, otro  documento hecho y “aprobado por unanimidad por los cancilleres de: Bolivia, Nicaragua, San Vicente, México y Chile el 02 de diciembre de 2017”. 

Dado tal incierto proceso, el dialogo ha devenido  en ciertos ámbitos en una ópera bufa,  y la disonancia se supera con mofas, chistes y descalificaciones personales.  En otros espacios, el diálogo comienza a cobrar cariz de fatalidad, maldición, tragedia y fuente de desesperanza. Hay quien lo percibe como un drama trágico, concretamente un torneo trágico entre las dos fuerzas políticas, que se agreden y pretenden anularse,  cobrando visos  de ritual de sacrificio de la propia ciudadanía.  Y ante un destino fatal e insalvable,  se estaría generando una “pasión por la tragedia”.  Suerte de determinismo que proclama un desenlace negativo, fatalidad insalvable que conduciría inexorablemente a una catástrofe nacional.  

Ante este panorama,  las presidenciales -ya con fecha definida- se debaten entre la desesperanza y la abstención, aun cuando podrían tornarse en  un evento capaz de  generar un nuevo ciclo heroico con héroes y heroínas que nos protegerían, defenderían y salvarían de ese destino trágico.

@maryclens

]]>
<![CDATA[Antropología, Juventud y Amistad, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Antropologia-Juventud-y-Amistad-por-Nemesio-Montiel-20180209-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Antropologia-Juventud-y-Amistad-por-Nemesio-Montiel-20180209-0087.html Mañana domingo 11 es   el Día Nacional del Antropólogo y del Sociólogo, el 12 día de la juventud y el miércoles 14 día de la Amistad y el Amor.

Todo en su dimensión antropológica, emotiva y espiritual donde participan seres humanos con sus creencias y convivencia social a pesar de los problemas del país.  Se conmemora la creación del Departamento de Sociología y Antropología en la UCV.  

Además, en toda Venezuela han proliferado los estudios de pre y post-grado en esta especialidad de las ciencias sociales que  ha sido bastante atractiva y vocacional para jóvenes que quieren una profesión que partiendo de lo universalmente humano de cuenta de nuestras características diferenciales haciendo justicia a la particular conformación etnohistórica y sociocultural,  sienten que están develando aspectos fundamentales  de sus raíces, identidad, diversidad e interculturalidad, Integran una aprehensión científica sobre el hombre que cubre lo histórico, social, económico, cultural, biológico,  político y ecológico.

Nuestra estudiosa juventud ha entendido que la Antropología va más allá de lo biológico y cultural, requiere del trabajo interdisciplinario, multidisciplinario y transdisciplinario, por cuanto  ofrece de manera objetiva, de acuerdo con el estudio de sus ramas especializadas, alternativas de solución  a los grandes y graves problemas que afectan a la humanidad. Nuevas generaciones quienes conmemoran la gesta histórica de nuestros héroes y libertadores y que quieren formarse como Antropólogos críticos, luchadores sociales, analistas de la crítica situación actual del país y para asumir los grandes retos de nuestros tiempos.

Es satisfactorio que en el Zulia haya un evidente interés por estudiar todas sus dimensiones desde una perspectiva antropológica y que se ha fortalecido con la creación de las  Maestría y Licenciatura en LUZ. La región zuliana, es una veta inagotable para la investigación pura y militante y allí se inscribe la juventud. Juventud que también cree con amor en una disciplina comprometida con las justas aspiraciones de las colectividades que se plantean una sociedad más humana y donde la justicia social, derechos humanos, democracia, fraternidad y solidaridad sean valores fundamentales. A todo esto, no escapa la familiaridad, amistad y amor como condicionantes de la vida hermosa, vida humana, elementos tan necesarios e importantes en tiempos de crisis antropológica.

]]>
<![CDATA[¿Qué es la democracia?, por Kaled Yorde]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-es-la-democracia-por-Kaled-Yorde-20180209-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-es-la-democracia-por-Kaled-Yorde-20180209-0086.html Democracia es un sistema político nacido en Grecia para definir la forma de gobierno donde la autoridad se ejerce por una mayoría de los miembros de una comunidad política. Este concepto es contrario al de los regímenes monárquicos o tiránicos donde la ley es la voluntad del rey o la de autócrata de turno.
¿Es fácil definir el concepto? La respuesta es negativa; No lo es debido a su antigüedad y por su evolución a lo largo de los siglos. En su primera versión el término “Democracia” alude a la necesidad moral de fomentar el pluralismo y el igual acceso de todos los ciudadanos a los poderes que ejercen las funciones públicas.
Siglos después, ya en tiempo de la Ilustración y las revoluciones Inglesas, Americanas y Francesas, el concepto evoluciona, sirviendo también para referirse a un determinado régimen político orientado por los principios del constitucionalismo liberal, pasando a ser un concepto central determinante en la política.
Explica Giovanni Sartori, un renombrado filosofo italiano profesor emérito en la Universidad de Columbia de Nueva York y las Universidades de Florencia, Harvard, Yale y Standford, que la definición de la palabra democracia es importante para establecer qué pretendemos o qué esperamos de la democracia como sistema.
En este orden de ideas,  una cosa es su significado y otra la cosa en sí, vale decir, lo que la gente entiende como sistema de libertades constitucionales que se contrastan con el absolutismo de las monarquías y las tiranías impuestas por la fuerza y el populismo.
Sartori acota que “la palabra griega “Demokracia” se compone de demos, que quiere decir “pueblo”, y Kratos, que quiere decir “poder”. Por tanto, traducirla al castellano significa “Poder del pueblo”. Si es así,  las democracias vendrían a ser: “Sistemas políticos donde el pueblo es el que manda”. ¿Todo resuelto?  No. Ante todo pregunta Sartori: ¿Quien es el pueblo?  Después, ¿Cómo se atribuye el poder al pueblo? 
De hecho, las palabras “pueblo”, “Dios”, y “Religión”, han sido a lo largo de la historia las más manipuladas y distorsionadas dando pie a incontables guerras, fundamentalismos y crueldades inauditas.
Sartori acota que ya en los Siglos V y IV antes de Cristo, el término demos tuvo todo tipo de interpretaciones. Los griegos le asignaron cuatro significados: “Todos” (el pueblo sería todos); “los muchos”, “los más” y “multitud”.
En Roma se convierte en “populus”, porque los romanos y más luego en el Medioevo, hacen de la palabra tanto un concepto jurídico como una entidad orgánica.
Con el tiempo y a la luz de la ilustración, entra en moda otro significado de demos: El pueblo viene a ser “los pobres” (significado en parte aristotélico y en parte marxista --el proletariado--). Con esta óptica el pueblo, según Sartori, es una parte del demos, la más pobre o la más numerosa.
Sintetizando: Convencionalmente, la democracia se define en oposición a los autoritarismos, sin embargo, el atractivo del término ha llevado a que a menudo, las dictaduras fascistas y comunistas se autodenominen democracias orgánicas o populares.
¿Cómo ha de funcionar una verdadera democracia? Lo explicaremos en la próxima entrega.-


 

]]>
<![CDATA[En opinión: Propuestas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Propuestas-20180209-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Propuestas-20180209-0082.html Es evidente, público, notorio y comunicacional el ventajismo que el régimen totalitario de Nicolás Maduro mantiene sobre los partidos políticos venezolanos. Por consiguiente, se hace imposible participar, democráticamente, en semejante bufonada electoral.
   Creo que ante la gravedad de la crisis humanitaria venezolana, resulta urgente atender la emergencia alimentaria, médico sanitaria y de seguridad individual, que estarse en estériles discusiones para disputar unas amañadas elecciones. Eso pareciera de tontos útiles.
   Por otra parte, desde hace ya unos cuantos años existe una notoria, clara, anunciada y denunciada presencia de militares extranjeros, como asesores de todo tipo, en las instituciones del Estado. En su momento, el ex presidente Hugo Chávez indicó que eran cerca de 40 mil “hermanos internacionalistas” que venían a ayudar a la revolución socialista. Entre estos “asesores” hay cubanos, sirios, iraníes, bolivianos, rusos, nicaragüenses. Son miembros “élite” de organismos militares, de inteligencia y contrainteligencia, diseminados a lo largo del territorio nacional. Ya en varias oportunidades han sido denunciados ante agencias de defensa de Derechos Humanos, por atentar contra la vida y bienes de la población civil. Ejemplo de ello sucedió en 2017, cuando residentes del urbanismo Sucre, en Barquisimeto, alertaron sobre “uniformados de Guardias Nacionales hablando con acento no venezolano” mientras los reprimían y saqueaban sus apartamentos.
   Ante semejante atropello a la ciudadanía ya no es posible pedir a los venezolanos que, ni salgan a votar y menos a expulsar a los militares extranjeros que tienen invadido el territorio venezolano. El control social es absoluto. Tanto por mantener una población civil totalmente desarmada como también, controlada al suministrarle lo mínimo indispensable en alimentación y medicinas para sobrevivir. Esto se traduce, como es público y notorio, en debilidad física para contrarrestar la arremetida de un Estado marcadamente transgresor de las leyes, violento y torturador.
   Frente a este dantesco drama de la sociedad venezolana, se hace urgente lo siguiente.
1. Permitir la “injerencia humanitaria” de fuerzas especiales de países democráticos, conjuntamente con agencias y grupos especializados venezolanos, para frenar la hambruna que se está generalizando en todo el territorio nacional.
2. Permitir la injerencia humanitaria de agencias de socorro internacionales, que establezcan conjuntamente con universidades venezolanas, la atención de la emergencia médica.
3. Permitir la injerencia de fuerzas militares que enfrenten a los invasores y grupos paramilitares y de megabandas delincuenciales.
4. Todo sujeto, civil o militar, que se encuentre bajo sospecha de haber perpetrado violaciones contra los derechos humanos (por detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones forzosas o asesinatos, por ocultar, impedir la distribución equitativa de alimentos y medicinas) serán juzgados por tribunales internacionales establecidos especialmente para ello, orientados por la Corte Penal Internacional y el Estatuto de Roma.
5. Acelerar la presión internacional para establecer una Junta de transición que permita elegir un gobierno democrático.
6. El nuevo Tribunal Supremo de Justicia deberá sancionar una ley especial, aprobada también por la Asamblea Nacional, que sentencie a cadenas perpetuas y trabajos forzados, a quienes hayan incurrido e incurran en actos de corrupción y demás hechos abominables contra los bienes públicos y la sociedad civil.

   Parte de estos puntos han sido aplicados en tiempo pasado en otros países. Singapur logró alcanzar su prosperidad porque estableció la pena de muerte, cadena perpetua y trabajos forzados contra los funcionarios corruptos. Igual China y Malasia. Otros países, como Australia y algunos europeos, usaron la fuerza bruta de criminales y delincuentes, poniéndolos a trabajar, mientras les garantizaban sus derechos humanos.
   En Venezuela tenemos una población cercana a los 100.000 presos en cárceles y centros de detención. Si a ello agregamos los funcionarios corruptos, familiares y amigos, quienes se están beneficiando de actos claramente tipificados como delitos, esta población aumentaría a por lo menos 500.000 delincuentes. Una fuerza bruta que se usaría para acelerar el progreso de los ciudadanos decentes. Es una mano de obra barata y de fácil acceso para orientarla en trabajos rudos y riesgosos.

   La crisis venezolana ya afecta a otros países limítrofes. Se está agudizando en otros estados del subcontinente, como Colombia, Chile, Perú y Argentina. Además, geoestratégicamente la “mancha verde” islámica, asociada tácticamente con el comunismo castrista y chino y el neomonarquismo ruso, tienen su cabeza de playa en Venezuela para proseguir hacia el sur.

   Lo que está ocurriendo hoy en Venezuela será, muy posiblemente, el amanecer de la libertad o el oscurantismo en otras naciones del continente.


   
   
 

]]>
<![CDATA[Solidaridad heroica, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Solidaridad-heroica-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180209-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Solidaridad-heroica-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180209-0017.html El palpar la generosidad del pueblo venezolano me renueva  la esperanza.   Como vengo repitiendo, el principal recurso de Venezuela no es el petróleo,  ni el oro o el hierro. Es su gente sencilla y solidaria que en estos tiempos de dificultades trabaja con tesón y entrega, sin esperar nada a cambio,  por remediar en lo posible los gravísimos problemas que vive la gente más humilde, entre ellos, el hambre. Por ello,  estoy convencido de que Venezuela, con gente así,  tiene garantizado un futuro de paz y prosperidad. A pesar de la grave situación, son muchos  los que trabajan en silencio para sacar al país  del abismo en que se encuentra. Reafirmado con su fe,  yo  no me voy a dejar derrotar por los que quieren que impere la desesperanza, la claudicación y el miedo.


Estoy volviendo de unas jornadas formativas en El Tocuyo, y  visité de nuevo  la olla solidaria que desde hace más de un año prepara la comunidad cristiana de la Parroquia San Francisco de Asís, en el templo de San Juan. Empezaron los domingos en Octubre de 2016, y desde el primero de diciembre de ese año, todos los días, excepto los sábados.    Cada día preparan una rica sopa para más de seiscientas personas, y en alguna ocasión han pasado de mil,  que  acuden en busca de un buen plato.

Para algunos, será la única comida y muchos piden para, si es posible,  llevar a su casa. Me impresionó que un niño de unos seis años, sólo  había comido la mitad,  y cuando le pregunté si no le gustaba, me dijo que era para llevársela  a su mamá. Sé de niños que se desmayan en la escuela por  hambre, de madres que se privan de su ración para alimentar a los hijos, de escuelas que se están vaciando porque ya no les surten de comida. Por ello, iniciativas como las de este grupo que ha hecho de su fe un servicio solidario,  son dignas de reconocimiento y de apoyo.


 En la actualidad,  preparan cada día ocho ollas: una de 120 litros, cinco de cien litros, y dos de ochenta. Y todo a base de esfuerzo, trabajo y múltiples solidaridades.  Muchos ayudan con verduras, hortalizas, carne, frutas…Otros con dinero y los encargados del proyecto viajan a Turén a comprar granos o a San Felipe a comprar auyamas. La Nestlé les da también un aporte significativo.  Un grupito de laicos comprometidos,   dirigidos por el P. Luis, son el motor de la experiencia.

Me impresionó su alegría, su entrega incansable, su paciencia y amabilidad con que tratan a los que  comen, su confianza en Dios que nunca les ha fallado y siempre termina enviando a alguien que, en el último momento, les proporciona con qué llenar las ollas. 
-Lo hago por mis hermanos, que están pasando necesidades -me dice Olga que a sus 76 años trabaja cuatro días a la semana desde las seis de la mañana, hasta el mediodía. -Es lo que nos pide Dios que hagamos. Si no ayudamos al necesitado no podemos llamarnos cristianos. 


Matilde lava todos los días los cientos de tazones  de los que comen, y lo hace con una sonrisa inapagable: “Lo hago con gusto porque le tengo mucho que agradecer a Dios. Si decimos que Dios habita en nuestro corazón, hay que demostrarlo”.
Gracias,  Delia, Matilde, P. Luis, Xiomara, Inmaculada, Pedro, José, Alberto… por su testimonio. Sé que faltan  muchos otros nombres pero lo importante es que Dios  tiene a todos muy grabados en su corazón. 
 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La época de los Outsiders]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-epoca-de-los-Outsiders-20180209-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-epoca-de-los-Outsiders-20180209-0019.html En una tertulia que compartía con el Profesor Roberto Quintero sobre el adelanto de las elecciones en Venezuela, las cuales según el cronograma presentado por el CNE serán el próximo 22 de abril, concluíamos que la única manera que tienen los sectores de oposición de enfrentar al candidato del oficialismo, es a través de un outsider, es decir una figura distinta a las caras y personajes desgatados de la clase política que durante años se han aglutinado en la alianza MUD, ya que el electorado opositor se encuentra totalmente decepcionado, desesperanzado, agotado, de los mismo actores partidistas que han defraudado al país.


La figura de los outsiders ha sido una opción en distintos países del mundo para romper con el establishment de la política tradicional, por ejemplo recientemente Donald Trump representó una opción ganadora, alejada de las elites políticas y los clanes familiares que por años dominaron la figura del candidato presidencial. Tal como lo afirma Francisco Rubiales, Trump representó una rebelión de los ciudadanos contra el poder establecido en los Estados Unidos, él se “conectó con la enorme masa de norteamericanos decepcionados con el sistema, la que siente rebeldía frente a la política oficial y la que está dispuesta a arriesgar con tal de que se terminen el desempleo, la corrupción y la injusticia”. 


De igual forma, en Francia la victoria de Enmanuel Macron según Rubiales, representó la derrota de la tiranía camuflada y de la falsa democracia de los viejos partidos, tanto de la izquierda como de la derecha, encarna la tesis de menos Estado, más libertad, más democracia, más protagonismo ciudadano, una ruta abierta hacia la regeneración y la derrota de esa vieja política intervencionista, estatista, hipócrita, antidemocrática e indecente representada por una izquierda y una derecha que comparten las mismas enfermedades: adoración del Estado, rechazo a la democracia verdadera, desprecio al pueblo y corrupción.


En el escenario Latinoamericano, han surgido otros outsiders, ejemplo en México, el empresario Vicente Fox logró romper con el continuismo de 71 años del PRI, según Ricardo Alemán, en su artículo ¿Efecto o defecto Fox? El fenómeno Fox, fue un efecto social y político que derivó en la edificación de un fuerte liderazgo electoral, que entre otras cosas, rompió algunas de las reglas del juego electoral mexicano. Desapareció el concepto del tapado y se dio paso a “las elecciones presidenciales adelantadas”, al tiempo que germinaron los liderazgos extrapartidistas.  


Por su parte, en Chile, ya con una experiencia de gobierno, volvió al poder presidencial el empresario Sebastián Piñera, su primera gestión representó crecimiento económico y generación de nuevos empleos, asunto que logró capitalizar en su reciente triunfo, ya que logró conectarse con quienes demandan más crecimiento económico y recuerdan los buenos números de su mandato. La trayectoria de Piñera antes de llegar a la presidencia de Chile, fue como empresario. Es egresado de la universidad de Harvard, ha logrado ser un empresario exitoso y un buen presidente, al punto que logró ser reelecto nuevamente con mejores índices de popularidad que la presidenta saliente. Su enfoque está orientado a impulsar la economía chilena, a las políticas sociales y a llevarlo a ser un país del primer mundo.


Asimismo, Argentina, también llevó a un empresario al poder presidencial, y aunque Mauricio Macri ya había tenido unas pasantías como alcalde de Buenos Aires, era solo un actor secundario en la carrera presidencial, ya que tuvo que enfrentar 12 años de gobiernos kircheristas, primero con Néstor Kirchner y luego con su esposa Cristina Fernández. Macri en su campaña representó una opción de cambio, distinta al peronismo y al radicalismo, los dos grandes movimientos políticos de Argentina. Su popularidad adicional de ser jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, la logró a nivel nacional como presidente del Club de Fútbol Boca Juniors entre los años 90 y 2000.


Muchas son las experiencias de outsiders en el mundo, con gestiones de gobierno positivas y negativas, otras en pleno desarrollo y con una población a la expectativa de que se generen los cambios, por lo pronto en Venezuela, la esperanza es que se decida un outsider a ser candidato.
 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Enternecernos y entusiasmarnos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Enternecernos-y-entusiasmarnos-20180209-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Enternecernos-y-entusiasmarnos-20180209-0021.html  No podemos acomodarnos a esta locura de maldades y violencias sin límite, que padecemos.

Tenemos que volver al corazón de la poesía para ejercitar el deporte del entendimiento, para pintar murales de amor que nos injerten armonía, y para poder viajar hermanándonos a golpe de latido. Hemos de salir con urgencia de este calvario de crueldades que nos dejan sin alma. 
Nos merecemos otros caminos de menos batallas y más abrazos, no tan destructores y sí constructores del género humano. Sólo así podremos confluir en concordia y desterrar el desaliento que nos invade.  A propósito, quiero subrayar el emocionante mensaje de conciliación a su llegada a Corea del Sur, del atleta refugiado Yiech Pur Biel. Un claro testimonio de luz que debe hacernos recapacitar a todo ser humano, habite donde habite la persona, pues lo fundamental es despertar y trascender de nuestras propias miserias humanas. 
He aquí su hondura, su manantial de enternecedoras lágrimas, que nos llaman a meditar conjuntamente: “Una persona necesita muchas cosas – vivienda, alimentos, agua, educación y servicios médicos – para sobrevivir, pero ¿qué significan todas estas cosas sin quietud? Como refugiado que huyó de un país en conflicto, sé lo importante que es la paz”. Más allá de estas palabras están también sus acciones, promoviendo instalaciones deportivas para niños refugiados, desplazados y vulnerables. En el fondo, busca utilizar la actividad física como una herramienta de cambio para los menores de todo el planeta.

 En un momento en el que son muchos los niños reclutados por la fuerza, o adoctrinados para matar en contiendas verdaderamente salvajes, argumentos como el del atleta refugiado Yiech Pur Biel, aparte de apasionarnos, nos injerta la esperanza de que sea posible modificar actitudes. 
No podemos acomodarnos a esta locura de maldades y violencias sin límite, que padecemos. Millones de chavales viven en emergencias, necesitamos salvar sus vidas, restaurar su sonrisa, encauzar su sosiego y alimentar su ilusión, la de un mundo más apacible y fraterno. Naciones Unidas calcula que hay unos 19.000 niños soldado en Sudán del Sur, tras más de cuatro años de conflicto en el país africano. 
Unicef necesita 45 millones de dólares en 2018 para apoyar los esfuerzos de liberación, desmovilización y reintegración en todo el país. “No todos los críos son reclutados por la fuerza. Muchos se unieron a los grupos armados porque sintieron que no tenían otra opción ", dijo Mahimbo Mdoe, representante de Unicef en el país. “Nuestra prioridad para este grupo de menores es brindarles el apoyo que necesitan para alcanzar un futuro más prometedor”, remató poniendo la esperanza en todos nosotros. Indudablemente, el ser humano como tal,  precisa rehumanizarse, aunque solo fuera para salvarse él mismo y los suyos.

 Por ello, tenemos que vestir los pensamientos de un lenguaje más vivificador y menos letal, con disposición siempre a prestar auxilio donde se nos necesite. Al igual que se tiende a poner palabras allí donde restan las ideas, es menester salir al encuentro de cuántos viven engañando a los demás, pensando que se bastan a sí mismos, ya sea desde la ciencia, el arte o el deporte, para decirles que la vida no es de nadie y es de todos, y que al menos, aquellos que deseamos vivirla, podamos hacerlo sin que se enfríe el amor entre análogos. Hoy más que nunca, requerimos de esa capacidad de afán interior que suele ponernos alas, cuando menos para ocuparnos de lo evidentemente importante, como es la comunión entre culturas y gentes. 
Por cierto, ya en su tiempo el escritor francés Anatole France (1844-1924), solía decir que “prefería los errores del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría”; y, ciertamente, son las cuestiones realizadas con voluntad y espíritu las que suelen acercarnos y hacernos crecer coaligados. 
Si prioritario para esa alianza es asegurar que la voz de todos sea escuchada, también ha de ser fundamental que el respeto, primera condición para vivir una vida saludable, cotice antes que el dinero por todos los rincones del orbe. Así frenaremos todos los vicios y ganaremos en virtudes que buena falta nos hace. Entusiasmados y enternecidos, hasta sentir la veneración de amarnos,  es lo que realmente nos tranquiliza.  Únicamente, quien lo experimentó lo entiende. 
  
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Blockchain: Más Allá del Bitcoin]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Blockchain-Mas-Alla-del-Bitcoin-20180208-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Blockchain-Mas-Alla-del-Bitcoin-20180208-0083.html Desarrollada como parte del soporte de la criptomoneda, esta tecnología, que asegura y verifica transacciones on-line, ha ido aumentando su espectro de posibilidades en otras áreas, abarcando desde los negocios hasta las aplicaciones militares.

Lanzada en 2009 por “Satoshi Nakamoto” –el pseudónimo que eligieron él o los creadores–, el  bitcoin se ha convertido en la moneda virtual más emblemática del mundo en los últimos años. Más allá del impacto de las criptomonedas en la industria y el mercado financiero, en general, esta divisa se ha convertido en el impulsor de una serie de tecnologías que están promoviendo la innovación en otros campos.
“El bitcoin es una moneda virtual, es decir, no existe físicamente, por lo que utiliza protocolos y una red P2P (Peer-to-Peer) o entre pares para realizar sus transacciones, funcionando directamente entre los usuarios”, explica Pablo Dubois, gerente de Productos de Seguridad de CenturyLink para América Latina.
El bitcoin, que ha sufrido una fuerte desvalorización y volatilidad en los últimos meses, se perfila, sin embargo, como la criptomoneda de mayor respaldo global, ya que cumple plenamente con su objetivo funcional: evitar la mediación de bancos, empresas o entidades reguladoras, potenciando el uso universal de este tipo de monedas y de las billeteras virtuales.  “En términos generales, el bitcoin, para cumplir el objetivo de su creación, requiere de un máximo nivel de seguridad para las transacciones, por lo que, entre otras tecnologías, debe haber encriptación de alta confiabilidad y un registro fiable en donde se validen las transacciones”, subraya el ejecutivo.
Cadenas de Bloques
Dubois detalla que la tecnología central que opera en esta moneda virtual es la que se conoce como blockchain o cadena de Bloques, que es la que hace posible cumplir con las condiciones mencionadas. “Las transacciones financieras requieren de un registro y validación, eso es precisamente lo que resuelve blockchain, ya que permite que los usuarios puedan contar con esta especie de ‘libro de contabilidad’ virtual, en donde va quedando establecida cada operación”, asegura.
De esta manera, blockchain se convierte en una especie de base de datos segura que permite que los registros (o bloques) de las transacciones se realicen de forma confiable y que sean, a la vez, validados por otros nodos (usuarios). “La forma de operar con este sistema consiste en que cuando se realiza una transacción, como una transferencia de fondos de moneda virtual, ésta en conjunto con otras transacciones realizadas en ese momento, se presente al resto como un bloque para que los nodos conectados puedan aprobarla y añadirla a la cadena dejando un registro válido, indeleble y transparente de esta operación y las demás registradas en el mismo bloque”.
Debido a sus cualidades en cuanto a seguridad y validación es que esta tecnología se ha ido consolidando, en tanto permite una contabilidad abierta, en donde todos los nodos son capaces de acceder a la misma información y en el momento mismo en que se realiza una transacción. “Las tecnologías asociadas a los blockchain no son del todo nuevas,  sí lo es su integración y  filosofía, por así decirlo, que permite establecer transacciones confiables entre usuarios sin que haya un tercero que tenga ese rol de garante de manera exclusiva, como ocurre en el mundo financiero tradicional, debido a que cada operación va quedando ahora registrada y ‘sellada’ inmediatamente en cada uno de los nodos que compone la red, es decir, no puede ser alterada en forma posterior, lo cual en el ámbito del dinero es un elemento determinante”, comenta Dubois.
Más Confianza, Más Aplicaciones
Sin embargo, blockchain podría tener muchas más aplicaciones que las relacionadas estrictamente con las monedas virtuales o el FinTech (empresas emergentes de finanzas basadas en tecnología), debido a que en el contexto de la digitalización existe un natural aumento y diversidad de las transacciones online, con sus consiguientes requerimientos de seguridad, privacidad y validación.  
Para Gartner, Blockchain es, junto con la Inteligencia Artificial, Big Data y la Internet de las Cosas (IoT), una de las cuatro tecnologías centrales que provocarán que este año se dé un aumento del 45% en el gasto en TI a nivel mundial.
Dubois destaca iniciativas que buscan aprovechar el Blockchain y que están abriendo las puertas para ampliar su radio de acción. “Esta tecnología podría usarse para almacenar, registrar y verificar datos de empresas y que se requiere consultar remotamente; para realizar transacciones relacionadas con gestión de identidades; sistemas automatizados de seguridad”.

]]>
<![CDATA[Unión Europea y Venezuela, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Union-Europea-y-Venezuela-por-Leopoldo-Puchi-20180208-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Union-Europea-y-Venezuela-por-Leopoldo-Puchi-20180208-0082.html Las decisiones de la Unión Europea sobre Venezuela contrastan con lo que fue, por lo general, el comportamiento de los países que la integran en relación a Latinoamérica. Podría decirse que Europa, de forma global, siempre tuvo un ángulo distinto al de los sectores radicales muy influyentes en Washington para abordar los procesos políticos de la región, aun cuando en su mayoría eran parte de Occidente en el enfrentamiento con el bloque soviético. Pero el mundo ha cambiado y la fusión de ideas e intereses es hoy mayor que antes. 
Este nuevo alineamiento ideológico y económico, más estrecho que ayer, pudiera explicar la actual intervención en los asuntos internos de un país suramericano dirigida a provocar una modificación de las políticas de ese país y un cambio de gobierno. Una actuación que se adelanta aun a sabiendas de que se realiza al margen de las cláusulas y el articulado de la legislación internacional vigente, y sin la aprobación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Aunque algunos gobiernos de la Unión Europea anuncian la posibilidad de otras sanciones, por el momento han sido aprobadas aquellas relativas a la dotación de las fuerzas armadas y a telecomunicaciones. En principio, pudiera pensarse que estas decisiones no tendrían mayor impacto y que no están dirigidas a la población. 
Sin embargo, el resultado es que se apunta a debilitar la capacidad de defensa del país en relación a los países vecinos con los que tiene problemas fronterizos. Ese es el único efecto concreto de la medida. Y al debilitarse un país, su ciudadanía es objetivamente afectada, no sólo su Gobierno. En materia del diferendo entre Venezuela y Colombia, no hay explicación responsable para que la Unión Europea haya tomado partido a favor de Colombia, ya que más bien le correspondería el rol de quien procura acuerdos.
Las sanciones adicionales que algunos países miembros de la UE proponen tomar estarían dirigidas a afectar las condiciones de vida de la población. Ya se habla de aprobar un bloqueo de las transacciones financieras de Venezuela, lo que limitaría o impediría la compra y venta de mercancías. Se añadiría un peso más a las dificultades económicas por las que atraviesa el país, que tienen su base en una tradicional economía rentista y en errores de las políticas macroeconómicas del Gobierno.
Con un bloqueo financiero, y de hecho comercial, se incrementarían las carencias de la población. Eso se sabe y se está consciente de ello en Bruselas. Pero una ecuación insólita parece justificarla: al acrecentarse las privaciones de la población por efecto de las sanciones, se espera que se produzca una implosión social que presione hacia un golpe militar que conduzca a un cambio de gobierno.
De adoptar esas sanciones la UE se habría trazado un objetivo político en el que poco importaría afectar la vida de la población para alcanzar el fin. Obviamente un giro gigante en relación a la conducta o la imagen que transmitía Europa hace pocos años atrás.
 

]]>
<![CDATA[Los precios del petróleo y la recuperación de la producción]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-precios-del-petroleo-y-la-recuperacion-de-la-produccion-20180208-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-precios-del-petroleo-y-la-recuperacion-de-la-produccion-20180208-0081.html Los precios del petróleo se han recuperado, una vez que la Opep y los demás países productores y exportadores de petróleo, decidieron retirar del mercado ofertante casi 2 M de barriles diarios.

 El año 2017 fue de recuperación y de estabilidad. El año 2018 será un año de mucha estabilidad en los precios entre los $ 60 y $ 70 x barril. Los países productores y exportadores de petróleo han extendido el acuerdo de recortes para el año 2018.
Venezuela no está produciendo la cuota fijada por la Opep. Tiene el compromiso de recuperar más de 1,5 Millones de barriles diarios, implicando grandes inversiones,  conlas cuales no cuenta Pdvsa en la actualidad. Se hace necesario acudir a financiamientos no tradiciones. No existe la posibilidad de acudir a la banca internacional, ya que se han impuesto una serie de sanciones en Estados Unidos como en Europa, que hacen imposible restablecer las líneas de crédito que tenía la industria.  

Los nuevos esquemas de financiamiento necesariamente contemplarán compromisos de repagos con parte de la producción incremental. Se tratará de un negocio ganar- ganar: Venezuela incrementaría su producción aprovechando los precios actuales y para los oferentes de esta modalidad. Lo que sí es necesario, es tomar las decisiones pertinentes inmediatamente. Pdvsa no puede ser paralizada por falta de decisiones oportunas y rápidas .


Tenemos que recuperar nuestra producción de petróleo, fortalecer nuestro parque refinador. Buscar las firmas y maneras para regresar a la generación de las materias primas para producir nuestros combustibles y evitar la importación de componentes que representan divisas.
Hay que concretar propuestas de financiamientos bajo nuevos mecanismos para recuperar nuestra producción de petróleo.


Lo más agobiante es trazar el rumbo que  debe tomar Pdvsa por parte de la nuevas autoridades, en la persona del Mayor General Manuel  Quevedo, quien tiene sobre sus hombros la responsabilidad de conducir una Corporación muy compleja con dificultades de caja.
Venezuela es un país, que por sus características específicas  necesita recuperar su producción de petróleo, reestructurar  a Pdvsa y fortalecerla. Los aportes de Pdvsa son escenciales para atender las divisas tanto del sector público y  como del privado.


Tenemos cómo, también personal para hacerlo. Se necesitan lograr los financiamientos y la toma de decisiones en la dirección correcta y oportuna. Cada día que pasa nos seguirán esperando más de 1.5 millones de barriles de producción diferida. Hay que tener en cuenta y tener conciencia de lo que ellos representa a nivel de ingresos para Venezuela y el mejoramiento de la capacidad de todo su pueblo.

]]>
<![CDATA[El Dicom debe costar lo mismo que el paralelo, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Dicom-debe-costar-lo-mismo-que-el-paralelo-por-Victor-Alvarez-20180206-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Dicom-debe-costar-lo-mismo-que-el-paralelo-por-Victor-Alvarez-20180206-0082.html Es preferible que las subastas del nuevo Dicom comiencen al mismo nivel del dólar paralelo para estimular así una creciente oferta de divisas privadas que a la larga disminuya y estabilice el precio de la divisa.

Si realmente se quiere incentivar una oferta de divisas de origen privado, el nuevo Dicom tiene que ser un régimen cambiario de flotación libre, sin ningún tipo de manipulación estatal que intente frenarlo. Solo si las subastas se desarrollan a través de una tasa libre y flotante, se podrá estimular la oferta de divisas provenientes de las remesas familiares, inversión extranjera, exportaciones privadas no petroleras, repatriación de capitales e, incluso, el turismo internacional.

Las anteriores subastas del Sicad 1, Sicad 2, Simadi y anterior Dicom fueron anunciadas como un sistema regido por la libre oferta y demanda, pero la intervención gubernamental y del BCV les impuso una barrera psicológica que no pudieron romper.

A las subastas del Sicad no se les permitió pasar de 50 Bs/$. Luego, al Simadi también se le impuso un techo de 200 Bs/$ que truncó la oferta de divisas no petroleras. Lo mismo pasó con las subastas del Dicom, que no llegaron a 3.500 Bs/$, cuando el paralelo pagaba 70 veces más.

En un contexto inflacionario -con un incremento mensual de los precios por encima del 50%- el tope impuesto a las subastas obligaba a los inversionistas extranjeros a traer más divisas para poder cubrir los crecientes costos nacionales, y eso castiga la rentabilidad de la inversión. Si las subastas del Dicom funcionan con flotación libre, los inversionistas obtendrán más bolívares por cada dólar, compensarán la inflación, y así se verán estimulados a reactivar sus proyectos de inversión.
¿Por qué se eliminó el Dipro? 
Para tapar el hueco fiscal la opción que ha tomado el gobierno es la de vender los dólares más caros. Al sustituir la tasa Dipro por las subastas del nuevo Dicom, Pdvsa podrá generar una mayor cantidad de bolívares para honrar sus deudas y compromisos. Esto eliminaría la presión sobre el BCV para emitir dinero sin respaldo que es destinado a financiar el déficit de Pdvsa y otras empresas públicas, cuestión que se ha convertido en el principal factor propagador de la inflación.

La eliminación del Dipro la impone la necesidad de evitar el naufragio fiscal del gobierno en pleno año electoral. De allí la sorpresiva aprobación del Convenio Cambiario N° 39 (CC39) que deroga los Convenios Cambiarios N° 35 y el N° 38, salvo el artículo 7, los cuales sustentaron el régimen de cambios del Dipro y anterior Dicom.

El CC 39 contiene los lineamientos del nuevo Dicom. En el Artículo 28 se lee: “El tipo de cambio de referencia previsto en el artículo 11 del presente Convenio Cambiario, aplicará para todas aquellas operaciones de liquidación de monedas extranjeras del sector público y privado“. Esto quiere decir que queda eliminada la base legal de la tasa de cambio Dipro de 10 Bs/$.

En adelante, solo podrá utilizarse la tasa de la última subasta Dicom para la liquidación de divisas y como base de cálculo para la formación de los precios. Teóricamente, el Dicom funcionará como un sistema de subastas abierto y el Banco Central de Venezuela (BCV) publicará, como tasa de referencia, la tasa de la última subasta (artículo 11), la cual pasa a ser la tasa de referencia general.

El anterior régimen cambiario era dual, con una tasa preferencial Dipro para las adjudicaciones directas del gobierno; y, con otra tasa de cambio mayor que surgía de las subastas Dicom (CC38). Ahora solo se reconoce la tasa derivada de las subastas del Dicom, tal como se establece en los artículos 11 y 28 del CC39.

La derogación del Dipro será un paso de avance en la unificación cambiaria si y solo si esta medida se complementa con la corrección del déficit fiscal y se erradica la emisión de dinero sin respaldo para financiar el déficit de Pdvsa y otras empresas públicas. La corrección del desequilibrio fiscal, monetario y cambiario, aunado a la reactivación de la producción agrícola e industrial, son los componentes claves de una estrategia antiinflacionaria.
Impacto inflacionario de la eliminación del Dipro 

De acuerdo con cifras de Ecoanalítica, 91% de las importaciones públicas se realizan a la tasa Dipro, lo que constituyen más del 70% del total de las compras externas del país. El impacto inflacionario de llevar estas importaciones a una tasa de cambio mayor fue una de las excusas por las cuales el gobierno se resistió a unificar las tasas Dipro y Dicom.

A pesar del supuesto impacto anti-inflacionario del dólar Dipro, según el INPC publicado por la AN, en 2017 el aumento de los precios llegó a 2.616%. No hay precio alguno que se calcule con base en las tasas de Dipro, ni siquiera los precios de las bolsas Clap se establecen con base en la tasa de cambio preferencial de 10 Bs/$.

Al no reflejarse la tasa Dipro en los precios, su prolongación resultó ser un sacrificio fiscal innecesario, sobre todo para las precarias finanzas de Pdvsa. La creciente brecha entre Dipro y el dólar paralelo desembocó en un incentivo perverso a la especulación cambiaria y la corrupción. Esta brecha llegó a ser hasta de 25.000 veces y desató una voraz demanda y sobrefacturación de importaciones que impidieron la administración racional de las menguadas divisas.

Punto de equilibrio 

¿A qué nivel se pueden estabilizar las subastas del Dicom? Siendo la tasa de cambio una relación entre dos monedas –en este caso del bolívar frente al dólar-, lo ideal sería que a medida que aumente la oferta de divisas privadas, la tasa derivada de las subastas del Dicom tienda a bajar y estabilizarse en torno a la tasa de cambio implícita que surge de dividir la liquidez monetaria entre las reservas internacionales (LM/RI).

Pero esto solo es posible si se corrige el déficit fiscal y se elimina la emisión de dinero inorgánico para financiar el déficit de Pdvsa y las empresas públicas.

Si se restaura el equilibrio fiscal y monetario y -en una primera etapa-, la tasa Dicom se estabiliza en torno al cociente que resulta de dividir la liquidez monetaria entre las reservas internacionales (LM/RI), se habrá dado un paso de avance muy importante para lograr -en una segunda etapa-, una tasa de cambio que exprese la verdadera productividad de la economía nacional.

]]>
<![CDATA[¿Qué busca Tillerson?, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-busca-Tillerson-por-Elias-Jaua-20180205-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-busca-Tillerson-por-Elias-Jaua-20180205-0081.html El Secretario de Estado estadounidense, Rex Wayne Tillerson, jefe de la “diplomacia” imperial,  tiene una carrera de más de 40 años en la petrolera Exxon, llegando a ser su Presidente hasta el año pasado. Nadie puede dudar que él sigue siendo parte de los intereses de la transnacional.

Necesario es saber, compatriotas, que la petrolera ExxonMobil es la principal empresa a la cual el actual gobierno de la República de Guyana ha permitido la exploración ilegal, por violar el Acuerdo de Ginebra, de gas y petróleo en las aguas oceánicas adyacentes o contiguas al territorio Esequibo, legítima e históricamente reclamado por Venezuela.

Más grave aún, la referida compañía estadounidense ha pretendido realizar dichas exploraciones en nuestra indiscutida fachada atlántica, en la desembocadura de nuestro Río Orinoco. Todas estas pretensiones han sido rechazadas por nuestro gobierno en el campo de la diplomacia y con operaciones militares de resguardo de nuestra soberanía. Tal fue el caso de la captura por parte de nuestra Armada Nacional Bolivariana, en 2014,  de una de estas embarcaciones de exploración de hidrocarburos.

Hago esta introducción, a propósito de la gira iniciada por Rex Tillerson para acordar con algunos gobiernos de las oligarquías latinoamericanas, más acciones de presión contra Venezuela, a la par que incita a los militares venezolanos a actuar contra el gobierno legítimo de la República. Necesario es reconocer la contundente, patriótica y democrática respuesta de nuestro Ministro de la Defensa General en Jefe Vladimir Padrino López, en nombre de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, a tamaña insolencia.

Ahora bien, lo que más quiero resaltar en este artículo es  que en el momento en que Tillerson inicia su gira injerencista, el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, de manera unilateral y sorpresiva anuncia públicamente que enviará el diferendo entre Guyana y Venezuela a la Corte Internacional de Justicia,  en  La Haya. Desestimando de esta manera los mecanismos de negociación previstos en el Acuerdo de Ginebra de 1966, único instrumento legal que reconoce Venezuela para dirimir la controversia.

No son estas casualidades, son causalidades que evidencian porque el interés del gobierno de Donald Trump y los subordinados gobiernos del autodenominado grupo de Lima, en que no haya diálogo político, ni elecciones como instrumentos democráticos  para resolver, entre venezolanos y venezolanas, nuestras diferencias.

Compatriotas en medio de nuestras guerras civiles y turbulencias internas, como lo expresó en 1941 ese gran venezolano,  Andrés Eloy Blanco,  “En 100 años Venezuela ha perdido la quinta parte de su territorio sin disparar un solo tiro”. Me atrevo a complementar al poeta de la democracia venezolana, perdimos nuestro territorio sin disparar un solo tiro contra los despojadores, pero sí nos echamos todos los tiros posibles entre nosotros, entre hermanos venezolanos, mientras aquellos nos mutilaban la Patria.

Fue así como los ingleses nos terminaron de  despojar del Esequibo, entre 1897 y 1899,  finalizando la llamada Revolución Legalista y comenzando la Revolución Restauradora. Venezuela fue mutilada por los ingleses y la oligarquía bogotana mientras nos matábamos entre hermanos venezolanos.

Ya desde antes, en medio de la separación de la República de Colombia, la de Bolívar, y a lo largo de todas la guerras civiles de ese siglo XIX hasta el año 1900, inicio del siglo XX,  la terrófaga oligarquía bogotana nos había despojado de buena parte de los Llanos del Casanare y del Arauca y más de la mitad de la península de la Goajira. Despojo que se consumó en 1941, en medio de la agitada transición posgomecista,  con la firma del ignominioso tratado de límites terrestres entre los dos países.

¿Estamos claros compatriotas de lo que buscan Trump, Tillerson y Juan Manuel Santos? Nos damos cuenta que en medio del histórico conflicto de clases que se suscita entre nosotros, tenemos que anteponer el interés nacional. Tenemos que aprender de la historia, debemos  cuidar el derecho a quedarse y a vivir en paz de nuestra población; estamos obligados a preservar nuestra integridad territorial y a resguardar la soberanía nacional sobre nuestros recursos estratégicos. A propósito de esto último, considero que la Constituyente debería tomar en cuenta las argumentadas preocupaciones del compatriota Luis Brito García, acerca de la Ley de Inversiones Extranjeras aprobada finalizando el año 2017.

 

El pueblo venezolano unido, con su Fuerza Armada Nacional Bolivariana, somos los garantes de que el bien más preciado que nos legó nuestro Padre Bolívar y que recuperamos con nuestro Comandante Chávez, la Independencia, no se nos vuelva a quedar regado por los caminos. Es la hora de la unidad, de la lucha, de la batalla y de la victoria por nuestra Patria.

]]>
<![CDATA[Los verdaderos extorsionables, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-verdaderos-extorsionables-por-Carola-Chavez-20180205-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-verdaderos-extorsionables-por-Carola-Chavez-20180205-0075.html Desde la oposición, el cacerolero común aplaude las sanciones “que solo afectan a funcionarios chavistas”, y mientras busca un antibiótico que no se consigue, sin atar cabos, se imagina la mansión mayamera de Diosdado precintada con tiras amarillas con letrotas negras que dicen “CONFISCATED”, y el yate de Tareck y el apartamento de Padrino Lopez, y ni hablar de sus cuentotas en el Nations Bank.


 Se imagina todo eso, que él sueña para sí, en manos de chavistas y un bien hecho, plátano hecho, brota de su pecho, porque sabe que son bienes mal habidos, of course porque nadie, trabajando en política, puede tener tanto sin robar. Así las sanciones son un acto de justicia y más, son algo mucho mejor: son una forma de extorsión.

Pero el cacerolero no entiende por qué los sancionados no arrugan, ni que les tuerzan el brazo quitándole sus yates, sus propiedades chísimas con vista a la bahía de Biscayne. No entiende el cacerolero que nadie le afecta que le quiten lo que no tiene.

Tampoco entiende que hay otros brazos torcidos a punto de fractura: la mayoría de la dirigencia opositora sí tiene propiedades carísimas y cuentas bancarias gordotas, en los Mayamis y Niuyores, y sin disimulos, porque ellos sí pueden tener esas cosas sin despertar sospechas, you know. Ellos, los verdaderos extorsionables, a los que un telefonito los pone a temblar.

Y es que no es difícil pensar en Henry, que tiene a sus chamos comodísimos en Miami, recibiendo una llamada antes de las municipales -cuando AD iba sin frenos a ganar más alcaldías que Primero Petimetres- y una voz texana diciéndole “Stop, no te vistas que no vas” Y esa rueda de prensa, esa cara de derrota. O a Julio Borges a punto de firmar un acuerdo y ¡ring!: “Julio, my boy, déjate de acuerdos de paz, que lo nuestro es asfixiar a quien nos lleve la contraria, y ese acuerdo no nos gusta, matarile, rile, ron…”

Y como ellos, los ex chavistas de gustos caros que saltaron frente al barranco de quedarse sin el chivo -aquí- y sin el mecate -allá-, y convertidos también en muñecos del ventrílocuo, se desdicen y contradicen y escupen mentiras que solo cree el cacerolero que creyó que las sanciones que promueven Borges and friends no tienen nada que ver con el antibiótico que no consigue, sino con quitarle a Diosdado una mansión mayamera que nunca tuvo.

]]>
<![CDATA[Aristeguieta, el milagro de la unión, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Aristeguieta-el-milagro-de-la-union-por-Asdrubal-Aguiar-20180205-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Aristeguieta-el-milagro-de-la-union-por-Asdrubal-Aguiar-20180205-0074.html Enrique, desde siempre o desde que lo conozco es un hombre de principios y honorable.

Hacia 1783 ya se habla de los Aristeguieta, Aristiguieta, Aristigueta o Aristeiguieta, al señalarse que Juan Félix Jéres y Aristiguieta, presbítero y doctor, bautiza, pone óleo y crisma, y da bendiciones a Simón José Antonio de la Santísima Trinidad, párvulo que nace el 24 de julio, hijo legítimo de Don Juan Vicente Bolívar, quien a punto de frisar los 30 años le tuerce la mano a la república naciente de Venezuela y la envía por unos desfiladeros que no dejan de hacerle mella, aún, en los agoniosos días que nos acompañan.


Martin Xerez Aristigueta, probable hermano del anterior, 10 años después integra el primer Consulado de Caracas. Y el propio Bolívar, al disponer sobre su mayorazgo con vistas al matrimonio que se plantea con su pariente, María Teresa Rodríguez del Toro, recuerda, llegado 1800, que de no tener hijos sus bienes han de pasar, para su conservación, a la casa de Aristeiguieta. 


De esa prosapia, enraizada y amante sin hipotecas a lo venezolano, ha de proceder nuestro querido Enrique Aristeguieta Gramcko. Su noble y cordial amistad me honra desde hace 40 años. Es un rara avis dentro de la política hecha de medianías y atropellada por la do blez, por el realismo político según quienes justifican tales desviaciones o creen que lo público se hace a fuerza de puñetazos.


Enrique, desde siempre o desde que lo conozco es un hombre de principios y honorable. Sin ser extraño al conocimiento de nuestro decurso épico como nación atormentada por una esquizofrenia de revoluciones – recuerdo su atención cuidadosa de lo militar, durante nuestras largas peroratas a finales de los ’70, siendo él viceministro del interior y yo, imberbe de apenas 30 años, ejerciendo el viceministerio del exterior y aprendiendo de su veteranía –al término apuntaba lo raizal: Venía de combatir al último gendarme, Marcos Pérez Jiménez.


Aristeguieta, así las cosas, posee un doble sello que se lo fija su vida de lucha al servicio al país. Contribuye con la purga – objeto principal, por cierto, del Pacto de Puntofijo – de esas fatalidades que han sido entre nosotros el gendarme necesario y el peculado. Rechaza las tesis del pueblo tutelado y el Estado como botín. Eso le lleva a presidir tanto la Junta Patriótica en 1958 como la Comisión Investigadora de Enriquecimiento Ilícito, al iniciarse la república civil democrática. 


De modo que, ajeno fue y ha sido, a la fauna que aún sólo se mueve por los espacios de poder, dominante de nuestra brevísima y bicentenaria historia que prosterna la ilustración y el diálogo republicano serio – son las excepciones 1810, 1811, 1830 – para constituirnos y alcanzar identidad.  


Se explica, así, que en el espacio de despotismo iletrado y de aguda declinación moral que hoy sufrimos, en una hora de marcada incertidumbre, ocurra el dislate de ponerle candados a Aristeguieta Gramcko; de secuestrarle con esbirros pasada la media noche para atemorizarlo, vejar su integridad, horadar lo que en él resulta intocable y de prohibida enajenación, su dignidad de venezolano decantada por las páginas de una memoria hecha entre intersticios de civilidad.


Habla bien del fondo de nuestra esencia venezolana, acaso oculta, latente, probablemente perdida solo ante nuestra vista o el sentido común por el sofoco de una humareda revolucionaria, el milagro de la unión de ánimos que concita el rechazo del carcelazo a ese hombre a quien sus amigos llamamos, cariñosamente, El Buho Aristeguieta. 


Cada quién o cada cual pudo tener, en el momento, un juicio de valor o un ángulo de análisis particular y distinto sobre el atropello que puso en marcha la dictadura imperante; otro más desde el último, que clama al cielo y encuentra como víctimas a Oscar Pérez y sus compañeros, ejecutados con tiros de gracia dirigidos a la cabeza luego de haberse entregado a sus captores. 


¡Y es que, en medio de la nada, del vacío, del dolor ahogado, de la podredumbre que nos anega en medio de la barbarie y la colusión criminal y política en acto, de la inhumanidad extrema que también representa la masacre de El Junquito, o de la sordidez dominicana, ver a Aristeguieta marchar, a su edad, tras las rejas, señalaba el colmo como epílogo de la tragedia!: Se nos iban con él las leyes universales de la decencia.

La reacción fue de unión, suma de diferencias, como en una democracia profunda. No fue de unidad, palabra que engola, lo recuerda Rómulo Betancourt, a esos hombres de uniforme o vestidos de paisano que esconden tras de sí el bastón que los haga mandones desde Miraflores, afincados en el “unanimismo” de los déspotas.
¡Que bien que está libre Enrique! ¡Se hace esperanza para los venezolanos de bien! ¡Que Dios le permita y nos permita celebrar otro 23 de enero!

]]>
<![CDATA[En opinión: La batalla electoral de los “Henrys”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-batalla-electoral-de-los-Henrys-20180206-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-batalla-electoral-de-los-Henrys-20180206-0019.html Ante el silencio de Lorenzo Mendoza y la fecha manejada por el Psuv para las elecciones presidenciales -domingo 8 de abril de 2018-  a la oposición política venezolana se le está acabando el tiempo para tomar la decisión de participar o no en la contienda electoral.
 Henry Ramos Allup y Henri Falcón deben medirse para determinar quién será el abanderado de la oposición. Si el método para hacerlo son encuestas o primarias, Henry Ramos Allup tendría ventaja porque posee más estructura política nacional. Por su parte,  Henri Falcón no participaría en unas primarias, a pesar de que cuenta con la simpatía de los sectores apolíticos, lo que le otorga una ventaja frente a otros aspirantes de la oposición.  
Sea quien sea el elegido, ¿cuáles son los principales retos a enfrentar para las venideras elecciones presidenciales? A grandes rasgos, podrían resumirse en diez puntos:  en primer lugar, motivar a los electores opositores; en segundo lugar,  garantizar los recursos para la movilización de electores; en tercer lugar, contar con testigos electorales en todos los centros de votación del país; en cuarto lugar, diseñar una campaña electoral que logre conectarse con el sentir de la gente y el voto masivo; en quinto lugar, comprender que el gobierno tiene ventajas en recursos (Carnet de la Patria, cajas Clap, 308 alcaldes y 19 gobernadores oficialistas, Ministerios a su disposición y la protección del Plan República); en quinto lugar, lograr la unión de todos los sectores políticos opositores...
En sexto lugar, buscar recursos nacionales y extranjeros para lograr competir en una campaña marcada por el hambre; en séptimo lugar, concentrarse en los votos nacionales, partiendo de la premisa de que  votar para los venezolanos en el exterior no será una tarea sencilla; en octavo lugar,  incluir en los comandos de campañas a jóvenes, mujeres, empresarios, dirigentes comunitarios; en noveno lugar, excluir de la vocería a los dirigentes que no sumen voluntades y, finalmente, en décimo lugar,  entender que se deben diseñar estrategias y tácticas ganadoras que comprendan las características del actual CNE. 
Mientras tanto, el gobierno se empeña en seguir haciéndolo mal, se concentra en las dádivas populares y no toma decisiones oportunas para evitar el éxodo de venezolanos y salvar los sistemas productivos que aún permanecen activos. 
En esta situación, es evidente  que Henri Falcón y Henri Ramos Allup tienen la gran oportunidad de pasar a la historia de dos maneras distintas: como los que lo intentaron y no pudieron, o como los que lo intentaron y vencieron. 
El tiempo también se le acaba a Lorenzo Mendoza.  Si rompe el silencio y declara sus intenciones de lanzarse como candidato a las elecciones presidenciales, el gobierno podría reconsiderar la fecha de las elecciones o simplemente arremeter en contra de Mendoza. Esto causaría un despertar de gran fuerza en los ciudadanos opositores que actualmente consideran la abstención como la mejor alternativa. 
Los últimos pronunciamientos del Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, generaron molestia en el gobierno y los escasos avances del diálogo ponen el camino espinoso para lograr gobernabilidad futura en un país donde los problemas se agudizan cada día más. No obstante, el presidente podría conseguir su reelección debido a los errores continuos cometidos por sus adversarios.  
En un panorama donde Nicolás Maduro resulte relecto como presidente, le correspondería enfrentar a una comunidad internacional cada vez más orientada a lograr que el gobierno venezolano rectifique sus acciones o negocie una salida con condiciones propicias para la instalación de un gobierno de transición.  Sin embargo, la comunidad internacional también evalúa las acciones de la dirigencia política opositora, una facción internamente confrontada y con dificultades para unificar fuerzas.  
Los ciudadanos se encuentran desencantados de los políticos, pero no de la política. Este hecho plantea una oportunidad para las generaciones futuras, porque  para muchos sería incomprensible dejarles el escenario político electoral libre a quienes actualmente son los responsables de una inflación de 12000 % y una escasez histórica que se han traducido en deterioro de la calidad de vida, éxodo de venezolanos,  renuncias masivas por salarios pulverizados por la inflación, incremento constante de los costos de medicamentos y una población cuyos mecanismos para sortear la adversidad son el Carnet de la Patria y la caja Clap, dos dádivas gubernamentales que podrían acostumbrar a la sociedad a premiar la ineficiencia. Mientras algunos fantasean con la improbable llegada de los marines y cascos azules a Venezuela, hoy en día la única certeza es que el 8 de abril hay elecciones presidenciales.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¡Cuento que no acaba aun!…]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cuento-que-no-acaba-aun-20180205-0054.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cuento-que-no-acaba-aun-20180205-0054.html En una mañana fresca y nublada llegue a la Plaza Bolívar de Barquisimeto. Salí de mi casa en Colinas de Santa Rosa y tomé la rivereña. Pasé entre el Museo y el cuartel Jacinto Lara, hoy Universidad.   Sus altos, vetustos y robustos árboles crean ambiente para cavilar y fulgurar a la ciudad y a su gente afable. Flores que abren a la luz, mariposas que vuelan matizadas entre las matas y palomas que flanquean deferentes la estatua a caballo del libertador.  Gente cruzando de un  lado a otro. No en vano tenemos más “barquisimetidos” que nunca. La Iglesia Concepción hermosa e histórica. Las campanas surcaron los aires con su eufonía de tono alto y su sonoro mensaje de tiempo y umbral de faena.  El Palacio Municipal, arquitectónico y laureado. ¡A mundo!, cuando mi abuela me llevaba al Mercado Municipal. Pensé nostálgico. ¡Como añoro mi ciudad de antaño, el aire de placidez, el amor que salía por los poros, el saludo de buenos días y la sonrisa cariñosa. Crespúsculos y golondrinas.  Policía de punto y tranvía…    
  Me dirigí al Registro Principal. Ubicado en la casa que fue de Eustoquio Gomez; sí, el hermano del dictador  Juan Vicente, que gobernó el estado y de buenos modales al decir de historiadores. Allí, funcionó la escuela Aplicación Lara, donde mi hermano Luís y yo estudiamos quinto grado con nuestra inolvidable maestra Graciela Arráiz;  prima de mi padre. Cuando se estudiaba el proceso de independencia batalla a batalla, los discursos de Bolívar aprendidos de memoria y montábamos obras de teatro con el 19 de Abril, el 5 de Julio, la batalla de Carabobo o el Congreso de Angostura.  Un grupo de personas cubrían la entrada y una cola descomunal salía hasta la esquina. Al tomar mi puesto (54) supe que había gente desde las tres de la mañana. 
   Mire alrededor. Mientras, oía conversar. Hacia el edificio nacional, otra larga cola. En el Palacio Municipal otra. Frente a la Notaría unas cincuenta esperaban. La cola en la oficina de los Consejos Comunales daba la vuelta. ¡La gente vive en una sola cola exclame! ¡Se acostumbró a la cola! Lo ve natural. Quizás, como parte de la vida. Mis ojos curiosos pasaron de una cola a otra buscando la cara de las personas. Quería percibir su estado emocional,  tristeza o alegría. Fastidio o  bostezo. Confieso que no vi nada de eso.  Solo capte  resignación. Avenencia.  Es como si dijeran “! Esto es lo que hay!”. “A falta de pan buenas son tortas”. Observe gente de todos los estatus social. Aquellos de “crema y nata” y también los “pata en el suelo”. En cada uno, había quizás ansias de irse rápido. Conversaban cordiales. Echan chistes y cuentan cuentos. 
  El ahorro se fue de viaje. La economía popular — pensé — hace añicos la teoría de la oferta y la demanda. La vulnera con su dinámica, de adquirir alimentos,  medicinas y  servicios, a costa de lo que sea. Adecuándose a las circunstancias. La competitividad voló aterrada. Y el libre mercado vaga entre escombros. ¡Como vaya viniendo lo vamos viendo! Las mayorías no ven alternativa…  
  La registradora abogada llego a las diez de la mañana. Mal humorada. De mala gana. Despachó a la mitad por falta de requisitos. Yo di la vuelta e hice la de San Blas “Ya comiste ya te vas”.  “Que te vaya bien que te pise el tren y que se te ponga la cara como un sartén”. Fui a buscar mi carro y en mi pensamiento rondaba la idea  “Esto no tiene compón”. A dos cuadras, una larga cola para comprar uniformes escolares regulados. ¡Y colorín colorado este cuento no se acaba aun!   
 

]]>
<![CDATA[Maracaibo, Bellorín y después]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Maracaibo-Bellorin-y-despues-20180205-0053.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Maracaibo-Bellorin-y-despues-20180205-0053.html Dicen que murió Bellorín, un maestro pintor. Un mulato que tira óleos sobre el lienzo como canciones de Bob Marley. Yo no lo creo. Si ayer no más lo veía altivo en el taller de artes gráficas de la universidad en Maracaibo. Trazaba un afiche para el bicentenario de Bolívar. Serigrafía tricolor.
Lo conocí con Edgar Queipo y Ender Cepeda. El compadre José Fajardo me llevó a su casa, cuando hacíamos de ayudantes de escultor. También Lenin Herrera y Lucía Antillano nos unían, como narra Yolandita Delgado —flaca melenuda con voz volcánica— en una universalidad universal. 
Así se fraguaba algo que sonaba a coro de humanidad. “Entre el arte y el hombre”: Maiakovski, Gramsci, Gorki, Kafka; y la lectura vernácula: De La Plaza, Mariategui, Rulfo, el Gabo, Cortázar, Benedetti, Galeano, Cardenal. La bohemia de izquierda que tanto enseña y hace soñar. 
Un trago de ron para escuchar al refugiado armenio Charles Aznavour, el mejor cantante “francés”. Alí Primera para acercarnos a nosotros mismos. Hablar de la revolución con Mao y Douglas Bravo. O con Lenin y Fidel. Hay para todos los gustos. 
Un tal Luís Hómez fue al taller del compadre Fajardo en Moján en una Chevrolet vieja. Si hubiese sabido que tocaba música zuliana en piano me afilio a él. Pero los que veníamos de RUPTURA éramos sectarios por adelantado. Nosotros más rojos que todos no entrábamos en una naranja. Una década después ya nos queríamos y anduvimos juntos en aquél primer intento de asalto al nido de las águilas.
El flaco Elson Niño me entrenaba en el ajedrez ajetreado de la política universitaria que nunca asimilé, aunque ella me regaló huertos de amistad. Escuchábamos a Gastón Parra que serenamente llamaba a la guerra del petróleo para el pueblo. Asistíamos a conferencias increíbles sobre Nietzsche y Marx con Delgado Ocando, salíamos con la cabeza ardiendo de ganas por saberlo todo. Tragábamos libros para liberarnos del miedo a la existencia. 
Retornábamos a raíces negadas. Con Armando Molero encontrábamos espacios para cantar y luchar. Queipo me llevó a casa de Altamira y se hizo noche. Puedo decir que su amigo el pintor indígena guna de Panamá, Olinigdi Pelusio, no me dejó dormir mientras me contaba de Abya Yala con el humo de cuarenta cigarrillos que me echó en la cara. Al amanecer me lavé con hojas de limón y me fui a mi casa mohanense trasnochado y elevado.
Por las paredes nadaban peces voladores de Juan Mendoza y cactus bebedores de Darwing Araujo, tentáculos con espuelas de Henry Bermúdez y salas flotantes de Nerio Quintero, cada cual con su ticket para ir en ferry a Cabimas a las fiestas calcáreas de Emerio Darío Lunar. Omar Patiño esperaba en un balancín pintado por Enrique Colina sobre un lienzo que le regaló su pana Ender Colina. Esa noche de farra inspiró a Alexis Ochoa su relatoría de blues fósiles. 
 
Esta narración tiene letras de Alexis Blanco el “malvado”, amigo del Pis y Adilfer Gotera, dos sugestivas recomendaciones que le sirvieron para postularse a Edipo Supremo. Prestaron sus vozarrones solidarios los Querales, más unas hallacas sudadas en familia. La crónica la escribirá Javier Fernández con la complicidad amorosa de Evaristo Pérez Suárez y Mario Potreritos. En la guitarra Edward Govia y los desaparecidos hijos de Paraute. Puesta en escena Jhony Salcedo. Logística Willi Chirinos el bueno sin jineteras ni mafias mayameras.
Corresponsales en las guerrillas Carlos Contramaestre y el Flaco Prada. Ingenieros de obra Ibrahín López García y Fruto Vivas (que envidia de nombre).
He dicho. En el espíritu de la camaradería creadora,
 

]]>
<![CDATA[El vecino artero, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-vecino-artero-por-Jose-Vicente-Rangel-20180205-0052.html http://www.panorama.com.ve//opinion/-El-vecino-artero-por-Jose-Vicente-Rangel-20180205-0052.html El fenómeno del derrumbe neoliberal en la región contribuye, sin duda, a prender las alarmas en Washington y a alborotar en la cabeza del señor Trump nuevas provocaciones demenciales. Como lo demostró en su discurso ante el Congreso.

No pretendo agraviar al pueblo colombiano con lo que escribo hoy en esta columna. Porque  en lo que digo no me refiero para nada al pueblo colombiano. Un pueblo sufrido como pocos en el mundo. Víctima histórica de sus propios gobiernos. De una oligarquía implacable, con poder ilimitado.
    2) No hay manera de explicar lo que sucede en el vecino país sino a través de la tajante diferencia que existe entre los que dirigen esa nación y los que son dirigidos. Los que son dueños de todos los privilegios y de los que nada tienen Y no  hay manera de explicar que en una nación rica, con abundantes recursos naturales y humanos, el cuadro de miseria sea tan desolador. Que millones de colombianos no puedan vivir en su patria porque la inseguridad y el hambre los dispersa por el mundo. La primera víctima de la clase dirigente en ese país es el pueblo. Explotado al máximo, víctima de todo tipo  de crímenes, y, por otra parte, un sistema social que genera hambre y violencia.
      3) Si algún país conoce la realidad colombiana es Venezuela porque la ha vivido directamente, en carne propia. Porque la vecindad determina que todo cuanto acontece allá repercuta a este lado de la frontera. 
Son millones los colombianos que han cruzado el extenso y poroso límite para salvar la vida, huyendo de terribles masacres; para hallar comida, vivienda y paz. Cerca de seis millones se quedaron, echaron raíces y se proyectaron en varias generaciones. Aquí contaron con el respeto de las autoridades, encontraron trabajo y dieron una contribución al desarrollo de determinadas regiones. Aquí no fueron discriminados ni execrados. Todo lo contrario, participaron en una convivencia civilizadas formando familias integradas por ambas nacionalidades. Las pocas reacciones negativas contra la presencia de colombianos, como el sórdido argumento de que “le quitan el trabajo al venezolano”, provinieron siempre de la derecha.
     4) ¿Cómo respondió la clase dirigente de Colombia a esa actitud generosa, de comprensión del fenómeno generado por la desatención del Estado colombiano al drama de sus ciudadanos? Con absoluto desprecio. Gobernantes y dirigentes de la opinión pública, voceros de los partidos tradicionales, analistas enquistados en centros de estudios políticos, asumieron, en las actuales circunstancias, una actitud de absoluta incomprensión de la situación que vive Venezuela.
      5) La política exterior del gobierno colombiano tiene un signo beligerante e inequívocamente antivenezolano. El presidente Juan Manuel Santos la comanda y opta por ser vocero de las constantes agresiones  de la Casa Blanca contra el país. Se inmiscuye a diario, de manera insolente, en nuestra política interna. Conjuntamente con otros factores de poder de la derecha, Uribe, Pastrana, etc., participa en la elaboración de planes bélicos norteamericanos con efectivos e instalaciones militares de Colombia.
      6) Para desenmascarar la actitud de la dirigencia colombiana, a la que no vacilo en catalogar de “vecino artero”, recojo este planteamiento en el diario El País de España del Coronel Julio Londoño —profesor de la  Universidad del Rosario, Colombia—: “Siendo Venezuela la puerta giratoria del narcotráfico, seguiremos estando condenados a ser los mayores productores de coca en el mundo”. Con aviesa intención, este vocero de la derecha colombiana responsabiliza a Venezuela por el hecho de que Colombia produzca droga y trafique con ella, mientras exime de crítica a su país que la  produce. Un informe de la DEA revela que el 92% de la coca que ingresa a EE UU es colombiana y que la expansión del cultivo ha ocurrido durante el gobierno  de Santos.

Claves secretas
•  VENEZUELA NUNCA ha esperado agradecimientos de los gobiernos colombianos por los favores recibidos en momentos críticos. Por el contrario, siempre ha estado en la base de  su actitud la solidaridad y el sincero propósito de colaborar en la solución de los problemas del vecino país. Por ejemplo, el aporte de los gobiernos venezolanos ha sido fundamental en un tema como la paz. Para Hugo Chávez fue determinante respaldar cuanta iniciativa útil surgiera. Pero jamás los gobiernos colombianos reconocieron ese aporte. Al contrario, lo presentaron como expresión de solidaridad con la subversión. Y así ocurrió con muchas otras gestiones desinteresadas y  esencialmente amistosas…
• A DIFERENCIA de la posición venezolana de no inmiscuirse en la política interna de Colombia, los dirigentes de ese país no pierden oportunidad de hacerlo sistemáticamente. En los tiempos de Pastrana fue palpable, y no se diga en los de Uribe. Éste trató por todos los medios de involucrarse en lo que sucedía en Venezuela, de manera temeraria, porque hubo momentos en que colocó la situación —por la manera provocadora como actuaba— al borde de la ruptura de relaciones, e, incluso  de un conflicto bélico (no olvidar que Uribe declaró, ya fuera de la presidencia, que le había faltado tiempo para declararle la guerra a Venezuela, a lo cual Chávez respondió que lo que le faltó fueron cojones)…
• ¿SEGUIRAN LOS dirigentes de la política colombiana, sus líderes de opinión, transitando el camino tortuoso de las provocaciones contra Venezuela, jugando el papel de agentes de la política norteamericana intervencionista? Veremos qué depara el tiempo, si los Santos, los Uribe, los Pastrana y otros tantos optan por la traición a un vecino amigo como Venezuela, y se prestan a las tortuosas maniobras que cocina la Casa Blanca…
• EL DIÁLOGO se niega a morir. La derecha nacional e internacional hace todos los esfuerzos por enterrarlo. Los EE UU  aceleran las maniobras en el mundo para facilitar la tarea. El episodio de la Unión Europea fue grotesco. Un funcionario de tercera categoría llevó las instrucciones imperiales a  España para que el organismo se plegara al dictado de acabar con el dialogo por la decisión adoptada, soberanamente, por Venezuela de adelantar las elecciones presidenciales ¡Qué triste papel el de los europeos! Con esa actitud pierden toda autoridad moral para ser factores de paz y entendimiento y quedan relegados —Alemania, Francia, Italia, etc.— al rol de simple comparsa. En fin, en materia de diálogo no hay nada seguro…
• LA VALIDACIÓN de partidos políticos reveló, con toda crudeza, la situación de precariedad en que está la vieja partidocracia venezolana. Tan solo Acción Democrática logró, a duras penas, pasar la prueba, mientras que el partido Primero Justicia fue raspado y tendrá que revalidar. Este cuadro prefigura la situación crítica de la oposición para la elección presidencial. No es que sea determinante el dato, ya que la oposición es mucho más que los partidos que dicen representarla, pero sí constituye un factor movilizador indispensable…
• EL PODER y  los augurios de éxitos para el neoliberalismo se desploman y parece que todo será “flor de un día”. En Brasil se mantiene con el corrupto Temer, y un destino incierto, con Lula latiéndole en la cueva; el presidente peruano Kuczynski se tambalea y en cualquier momento lo tumban; Santos en Colombia finaliza con el trofeo de la paz arruinado por la acción paramilitar que fue incapaz de controlar; en tanto que el argentino Mauricio Macri ha caído en las últimas encuestas un 31%% con respecto al respaldo que logró cuando fue electo. El fenómeno del derrumbe neoliberal en la región contribuye, sin duda, a prender las alarmas en Washington y a alborotar en la cabeza del señor Trump nuevas provocaciones demenciales. Como lo demostró en su discurso ante el Congreso.
 

]]>
<![CDATA[¿Quién se queda aquí?, por Luis Vicente León]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Quien-se-queda-aqui-por-Luis-Vicente-Leon-20180204-0016.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Quien-se-queda-aqui-por-Luis-Vicente-Leon-20180204-0016.html Esta crisis es quizás la peor de nuestra historia. No sólo por la magnitud del deterioro, que ya es bastante, sino porque está ocurriendo sin necesidad.

Es una crisis inducida, por la ideología, por la ignorancia o por las dos, el resultado es igual. 

Ver la situación en la que se encuentra el país da rabia, frustración, asombro, miedo, pero sobre todo, mucha tristeza.

Venezuela sin medicinas. Con la infraestructura en el piso. Con la inflación más alta del mundo.

Sin billetes ni monedas para pagar. Con escasez galopante. Mendigando una caja de comida del gobierno que puede o no puede llegar y de la que dependen familias completas que no pueden protestar a riesgo de perder lo que les dan.

Y entonces entiendes a los que se fueron y a los que se van. Primero lo hicieron muchos de los que más tenían.

Llevaron sus familias y patrimonios lejos para protegerlos de lo que temían que pasaría y pasó. La pulverización del valor de sus inversiones en Venezuela.

Después se fueron muchos de los más educados y formados. El país se les volvió hostil y cavernícola. Su desarrollo profesional estaba comprometido.

Mientras la tecnología, la ciencia, la medicina, la educación avanzaba en el mundo a pasos agigantados, en un mundo globalizado, su país retrocedía hacia una primitivización inimaginable en el siglo XXI.

En un focus group nos decían:  “Venezuela es Macondo. Y Macondo es bello y sabroso, pero ahí no se puede vivir”.

Se fueron entonces los doctores más preparados…y los más jóvenes. Los ingenieros más audaces… y los más jóvenes.

Se fueron los economistas más internacionales… y los más jóvenes, los administradores, los periodistas, los músicos (incluyendo los cuatristas), siempre los más dispuestos a asumir riesgos… y los más jóvenes.

Y entonces comenzó lo que tenía que comenzar. Se están yendo los demás. Los que no tienen patrimonio que perder, pero sí familias que mantener, en el medio de una hiperinflación espantosa que no saben cómo enfrentar ni entender.

Es María sin compañía. Es Richard para Panamá. Es Linda para Madrid, Juan para Bogotá, Francisquito para Quito y Johnny para donde lo deje el autobús rumbo a Lima. 

Y las despedidas de cada día ponen esa tristeza en el alma y en el corazón de la población que se queda y la que se va y deja el país más prometedor de América Latina, convertido en fabricas moribundas, constructoras en terapia intensiva, medios de comunicación con bombonas de oxígeno, colegios sin maestros, universidades sin  PhD’s, ni internet, hospitales sin especialistas, teatros sin artistas…pueblos, calles y casas muertas.

Y ¿saben qué? Que nadie puede parar este desangre con discursitos, amenazas, prohibiciones, ni mensajitos de autoayuda.

Sólo logrando que la población entienda el reto: participar en todos los tableros para defender el regreso a la racionalidad económica y a la democracia real.

Unirnos alrededor de un ideal y de un sueño y articularnos para lograrlo. Sólo así podremos poner el torniquete, operar, coser la herida y volver a empezar. 

¿Qué cuál es la palabra mágica? La de siempre:  Unión, y todo aquello y aquellos que la estimulen serán la llave del éxito…y viceversa.

]]>
<![CDATA[Berruecos, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Berruecos-por-Rafael-Ramirez-20180203-0039.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Berruecos-por-Rafael-Ramirez-20180203-0039.html El nombre de estas montañas en el Pasto Colombiano quedó asociado para la historia, a uno de los más trágicos y terribles actos de traición al Libertador Simón Bolívar y a su ideal de la Gran Colombia: el vil asesinato de nuestro querido e inmortal Gran Mariscal de Ayacucho: Antonio José de Sucre.

La emboscada de Berruecos y el crimen del “Abel de América”, como llamara el Libertador Simón Bolívar al Mariscal de Ayacucho, en medio del dolor por la noticia de su asesinato, episodio lleno de traición, ejecutado por resentidos con la causa Bolivariana y estimulado, ordenado por jefes y grupos que necesitaban acabar con Bolívar, sus hombres y mujeres más leales, acabar con su proyecto, para instaurar el propio, satisfaciendo sus aspiraciones e intereses.

Ya la agresión directa contra Bolívar había tenido lugar en el intento de asesinarlo del 25 de septiembre de 1828 en Bogotá, y Sucre tuvo que abandonar Bolivia tras sufrir el golpe de Estado, que casi le cuesta la vida en abril de 1828.

En 1826 se había producido “La Cosiata” con Páez al frente, era manifiesta la conspiración santanderista en Colombia y la de Flores en Ecuador.  

Se había conformado un cuadro político opuesto al ideal Bolivariano, conspiración que avanzó inexorablemente de la mano de antiguos colaboradores del Libertador, que lo fueron traicionando uno a uno, hasta que el Padre de la Patria muere, entre el canto de esclavos y rodeado de los pocos afectos que le quedaban.

El Ejército Libertador se desmovilizó, el pueblo en armas volvió al vasallaje de los nuevos señores, las “grandes lanzas” de la independencia, los hombres más intrépidos y aguerridos, no supieron siquiera que les pasó ni en qué se convirtieron, se desvanecieron.

Los más leales al Libertador, aquellos que no cayeron en Berruecos, pagaron cara su lealtad, fueron olvidados, excluídos o exiliados. Manuela, Robinson, Urdaneta. Con ellos todo un pueblo.

Es un ciclo que se ha venido cumpliendo en nuestro país, con trágicas similitudes que sin embargo engranan perfectamente con la imposición de nuevos modelos de dominación, nuevos acuerdos.

Así, tras la muerte del Libertador, de su ideario independentista y Republicano, que incluía la abolición de la esclavitud (propuesta con la que pocos de sus jefes militares comulgaban), la Gran Colombia y la creación de nuevas Repúblicas de ciudadanos iguales ante la Ley, sólo sobreviviría la Independencia Política de aquéllas.

Como él mismo lo diría premonitoriamente “… la independencia es el único bien que hemos adquirido a costa de los demás. Pero ella nos abre la puerta para reconquistarlos bajo vuestros soberanos auspicios, …”

Tuvieron que pasar años hasta que las viejas lanzas y los hijos del Ejército Libertador, bajo la conducción de Zamora y Falcón dieran inicio a la Guerra Federal, 20 de febrero de 1859.

Bajo la consigna de “tierra y hombres libres”, avanzó una revolución social, hasta que el balazo traidor cegó la vida de Zamora en 1860. Sobrevino otro pacto, en 1863, el “Pacto de Coche” y de allí, otro período histórico, con otro modelo, ahora Federal.

El dictador Juan Vicente Gómez se encargó de convertir a nuestro país rural en un país petrolero, patio trasero de los Estados Unidos y sus transnacionales petroleras, quienes, no sólo saquearon nuestras riquezas por casi 70 años, sino que además impusieron un modelo económico, el rentismo petrolero, que aún persiste y que ha deformado, desde la raíz, la conducta social y política de nuestro país y nos convirtió en una economía capitalista dependiente, muy atrasada.

El 23 de enero de 1958, tras un movimiento insurreccional, fue depuesto el dictador Marcos Pérez Jiménez y existían todas las condiciones para evolucionar hacia un proceso revolucionario de profundas transformaciones políticas, económicas y sociales.

En las propias narices de las fuerzas de izquierda, se concretó un nuevo pacto de dominación, el “Pacto de Punto Fijo”. Se encargó, el binomio AD/Copei, de ahogar en sangre a las fuerzas de izquierda civiles y militares. La violencia Betancurista, con apoyo irrestricto norteamericano, derrotó a las guerrillas y creó las condiciones para la estabilización del nuevo pacto, que destrozó a nuestro país y que conocemos como la IV República.

Hoy celebramos el 4 de febrero, Día de la Dignidad. Ese día, el Comandante insurge y entra en la vida política del país con su acción intrépida que, aunque resultó en una derrota militar, sin embargo, se convirtió en una extraordinaria victoria política.

Con el “por ahora” del Comandante Chávez, se logró romper el silencio y la “pax” impuesta por la IV República. Su ejemplo logró movilizar al Pueblo, en apoyo a la Revolución Bolivariana.

Vaya mi saludo y reconocimiento a los oficiales y soldados de la patria, que insurgieron y lo arriesgaron todo, siguiendo al Comandante Chávez y a su propuesta de un país mejor, justo, soberano, independiente, revolucionario y Bolivariano. A todos mi respeto.

Con el Gobierno del Comandante Chávez se logró establecer, por primera vez en nuestra historia plagada de traiciones al pueblo, un gobierno profundamente popular y revolucionario, con un Jefe, un Líder indiscutible, que no necesitaba de pactos ni “astucias mediáticas”, para estar en el corazón del pueblo.

De hecho, el Comandante siempre rechazó cualquier tipo de pacto, gobernó de cara al pueblo, logró, tras derrotar uno a uno los descabellados y violentos planes de desestabilización estimulados desde el exterior: Golpe de Estado, Sabotaje Petrolero, Guarimbas y un largo etc., ganarse el respeto nacional e internacional, incluso de sus contrincantes más acérrimos.

Con el Comandante Chávez pudimos avanzar, como nunca antes, en el manejo soberano de nuestros propios asuntos, entre ellos, y tal vez de los más importantes, el petróleo.

Con el petróleo bajo control del Gobierno Revolucionario, pudimos avanzar en consolidar un prolongado período de estabilidad y crecimiento económico del país, un largo tiempo de bienestar para toda la sociedad, se logró pagar en gran medida la deuda social a nuestro pueblo, derrotando la exclusión, la pobreza, garantizando trabajo, educación, salud, cultura, tener una sociedad menos desigual.

Él logro construir, estimular y crear las condiciones legales y políticas para edificar un complejo entramado de organizaciones, Misiones y Consejos Comunales, todas ellas, parte del Poder Popular, con la idea de gobernar con el pueblo, para el pueblo.

Nuestra empresa petrolera, PDVSA, rescatada del Sabotaje y refundada bajo otra ética y compromiso, ya ahora al servicio y subordinada al Estado Venezolano, se convertiría en uno de los brazos ejecutores más importantes de todos los programas de la Revolución Bolivariana, y comprometida profundamente con el Comandante Chávez.

Con la Política de Plena Soberanía Petrolera del Comandante Chávez, no sólo logramos restablecer todas las capacidades de nuestra empresa nacional PDVSA y frenar su privatización, sino que recuperamos el control de todas las áreas operacionales, y en particular logramos nacionalizar la Faja Petrolífera del Orinoco, para luego certificarla como la reserva de petróleo más grande del mundo.

Gracias a una acertada Política Petrolera, de estrecha cooperación y liderazgo en el seno de la OPEP, contribuimos a mantener un prolongado período de estabilidad del precio del petróleo en el mercado internacional, y restablecer un régimen Fiscal que garantizara al Estado Venezolano una justa retribución como propietario del petróleo.

Fueron más de 480 mil millones de dólares entregados al Estado, sus empresas, sus distintas instituciones, Gobernaciones, Alcaldías, Misiones y Poder Popular para todos los programas sociales, de infraestructura, económicos, productivos, de defensa de la Nación, internacionales.

Yo reivindico esta política y esta ejecutoria, estoy orgulloso de ella, del trabajo al frente del Ministerio y de PDVSA, la más transparente y escrutada de nuestra historia.

Todos los números están allí, más temprano que tarde esta realidad será evidente, cuando cese la canalla de echarle tierra a la gestión revolucionaria en PDVSA.

Junto al Comandante Chávez y siempre bajo su orientación, logramos hacer lo que nunca se había hecho con el petróleo en nuestro país: convertirlo en un instrumento de liberación, de redención de los más pobres, y eso es lo que a mí en lo personal me interesa, haber hecho el bien, contribuido a la reconstrucción nacional, ayudar a los humildes, a los olvidados de siempre, haber apoyado todas las iniciativas revolucionarias y transformadoras del Comandante Chávez, abrir las posibilidades de romper nuestra dependencia, y poder desarrollar un programa socialista en nuestra patria, para beneficio y bienestar de todos.

Siempre en el marco de la Ley, esa era una condición entre ambos, pero sin estar mirando a los lados, sin temores a los poderes que enfrentábamos, fueran los que fueran.

Así lo hicimos. Esa es mi gesta, nuestra épica al lado del Comandante, la reivindico como cualquiera está en el derecho de reivindicar al 4 de Febrero.

Aquellos que hoy desde las más altas instancias del gobierno, luego de desaparecido el Comandante Chávez (ni se les hubiese pasado por la mente hacerlo con él en vida), cuestionan esta política de distribución popular y revolucionaria de la renta petrolera, cuando sobre todo la acusan de corrupta, les diría como dice la Biblia “¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano(Mateo 7:5)

Si me lo permiten, le agregaría, además de hipócritas el calificativo de ¡irresponsables y cobardes! ¿Por qué no hicieron estas denuncias y ataques cuando el Comandante Chávez estaba vivo? ¿Que pudiese defenderse?

Si a mí el Comandante Chávez, en los doce años que trabajé a su lado, me hubiese hecho, aunque fuera algún señalamiento que pusiese en duda mi honorabilidad y honestidad, no sólo hubiese renunciado de inmediato, sino que me hubiese sometido a las instancias que correspondieran para aclarar cualquier duda o acusación.

Lo haría, primero; porque era mi Jefe y tenía la moral para exigir cualquier explicación, segundo; porque sé que no se hubiese prestado a ninguna artimaña como ésta para hacerme a un lado, si así hubiese considerado necesario hacerlo, él siempre actuaba de manera valiente y asumía sus decisiones y, tercero; porque sé, que él garantizaría el Estado de Derecho, siempre presumía la inocencia y sabía que mis acusadores tendrían que demostrar mi culpabilidad, si fuese el caso y yo tendría derecho a defenderme.

Esa era su forma de actuar, y así actuó en varios casos.

Un amigo, me ha comentado que es el momento de la autocrítica. Estoy de acuerdo, creo que el Chavismo tiene necesariamente que discutir y revisar los problemas que hemos confrontado.

Pero es una discusión de TODOS, no sólo contra un sector. Creo que es una oportunidad para que todo el país revise su desempeño: el sector público, el privado, el financiero, el político, todos.

¿Cuál es su rol en el desarrollo del país? ¿O vamos a seguir en esta hipótesis de aniquilamiento?, ¿perder las posibilidades de avance de nuestro país?, ¿seguirá la intolerancia, la falta de honestidad, la improvisación?, al final de todo esto, los venezolanos, sobre todo los jóvenes, siguen abandonando la patria por cientos de miles, porque no ven perspectivas de futuro en nuestra querida Venezuela.

Yo comenzaría por decir que si se han cometido errores en el camino, y seguro se cometieron, siempre hay que evaluarlos en el contexto de nuestra conflictividad permanente, nuestras debilidades institucionales, de capacidades productivas, de las fisuras del sistema que heredamos, de la ética hegemónica capitalista, facilista, de apropiación de la renta petrolera, cortoplacista, en tremenda lucha contra la ética del trabajo.

Edificar un nuevo país debe ser tarea del trabajo, como valor fundamental, no de la apropiación de la renta. Todas nuestras leyes de la Administración Pública, están hechas para repartir la torta entre entidades empresariales especializadas en apropiarse de la renta.

El vaso comunicante que establecen las leyes y muchas instituciones y empresas del Estado, entre el sector privado tradicional que creció a la sombra de la IV República, con las nuevas estructuras y programas de la revolución, le ha hecho mucho daño a la gestión pública, en la administración de la renta petrolera.

Allí está el Plan Ferroviario, “de nada a la nada”, como decía molesto el Comandante Chávez, los proyectos de vialidad, infraestructura, del FONDEN, del Fondo Chino, las Ciudades Educativas, los Grandes Hospitales y muchos otros.

El funcionamiento de CADIVI fue un escándalo, del CENCOEX, lo es, igual la política cambiaria, las importaciones, los manejos de operaciones financieras, ventas de activos, incluso traspaso de activos o participaciones en empresas contrarias a la Constitución.

La entrega del Arco Minero a la “Golden Reserve”, la misma empresa que el Comandante Chávez expulsó del país por defraudar al Estado, ¿pregúntese de la mano de quién volvió al país?, ¿alguien se recuerda de los “gabinetes móviles”?, ¿de la “ciudad del acero”?, ¿de las tierras ocupadas o recuperadas, o nacionalizadas?

No señores, es un problema mucho más complejo de lo que se ha mencionado, mucho más que echarle la culpa a PDVSA. La falta de planificación, de compromiso del ejecutor privado, nacional o extranjero, de control popular.

¿Cómo hacer una revolución con “las armas melladas del capitalismo”?, además, un capitalismo tan ineficiente y obsoleto como el nuestro, porque han vivido de apropiarse de la renta petrolera, de obtener los dólares del Estado, un sector privado incapaz de exportar nada, ni de satisfacer el mercado interno, un país donde florecen los bancos como por arte de magia y se crean empresas de maletín por montones, de acuerdo con los intereses de cada jefe político, nacional o regional, local.

No, no, insisto, es muy complejo, y cada sector tiene que repensarse para poder salir de esta situación.

El Comandante Chávez ya hablaba en sus discursos de estos problemas, de allí la expansión de nuevas empresas, creación de empresas populares, cooperativas, nuevos actores.

En PDVSA lo hicimos con éxito en algunos sectores, como nuestras propias fábricas de tubos, de válvulas, de materiales de construcción, nuestras alianzas para fabricar plataformas, de servicios petroleros, taladros, en el desarrollo de las Misiones, en particular, la Ribas y Barrio Adentro, en la Gran Misión Vivienda Venezuela, donde el Poder Popular, las brigadas de construcción de la Misión Ribas y de los Consejos Comunales, por ejemplo, demostraron la eficacia de una gestión con distintos valores y propósitos, una gestión socialista.

Pero el problema es mucho más amplio que la gestión en los procesos productivos, tenemos un sector financiero y un sector importador acostumbrado a apropiarse de la renta petrolera, con manipulación cambiaria e importaciones fraudulentas.

Unas políticas públicas que han debido modificarse ante las evidencias de sus resultados.

He dicho reiteradamente que, desde 2013 ha debido cambiarse la política cambiaria, inoperante, que ha favorecido la destrucción de las capacidades productivas internas, ante la posibilidad de obtener dólares muy baratos y con ellos, importar cualquier cosa, y todavía le queda para alimentar el mercado paralelo de divisas.

Hacer, por un lado, grandes fortunas y acumulación de capitales, y por la otra, vía inflación y devaluación, apropiarse de los ahorros y del trabajo de otros.

Las empresas, todas, con sus excepciones honrosas, tanto nacionales, internacionales, así como las “amigas”, han manipulado sus costos con el tipo de cambio y la incertidumbre económica.

Han buscado obtener ganancias, allí impera la ética del capitalismo, con el diferencial cambiario.

Reciben divisas de un contrato del sector público, consiguen un operador financiero nacional o internacional, para hacer una triangulación de venta de parte de esas divisas al precio del paralelo, y con la cantidad extraordinaria de bolívares que obtienen, pagan sus costos en el país.

Ha sido una espiral. Pero no estoy hablando de sectores productivos nacionales o de servicios, que han tenido que recurrir a la compra de dólares al precio que sea para poder tener insumos y seguir trabajando, estoy hablando de los grandes importadores y empresas, que han hecho fortunas de esta manera, y cuyos nombres nunca verás en una campaña de twiter o en las páginas de palangristas, mucho menos acusados por el señor Fiscal, porque son “amigos” o “intocables”, o señores muy “honorables”.

El pasado 2 de febrero, pasó inadvertida para la opinión pública mundial, (cada vez genera menos atención lo que trata de hacer el gobierno), el llamado “Congreso Extraordinario” del PSUV.

Quiero saludar a los militantes del PSUV, organización de la cual soy miembro fundador y de cuya Dirección he formado parte, tanto por decisión del Comandante Chávez, como por elección de sus delegados en el último Congreso.

He desempeñado las tareas de Vicepresidente político del PSUV tanto en el Oriente, como en el Occidente del país.

Conozco a sus cuadros fundamentales y a la esencia y cualidad política y humana de sus miembros, confío en ustedes y nada, ni nadie, me separará de las posiciones políticas que me fueran asignadas por el Comandante y por la opinión libre de los delegados de nuestro partido, las cuales he honrado y lo seguiré haciendo con mi lealtad a Chávez y a nuestra Revolución.

Este Congreso Extraordinario fue convocado para convalidar lo que ya habían anunciado los voceros del madurismo.

El Presidente es “aclamado” para ser el candidato a la reelección en las próximas elecciones, que ya están decididas, donde participará la oposición o parte de ella, independientemente de los acuerdos en República Dominicana, ya el pacto está hecho. Es un nuevo pacto, hecho a espaldas de la mayoría del Chavismo y del país.

A veces, me da dolor, ver a compañeros honestos jurando que jamás habrá otra traición al pueblo, que no habrá más pactos, sin darse cuenta que, con acción u omisión, se van deslizando inexorablemente a un nuevo pacto, que sólo sus instigadores y promotores saben de su alcance.

Yo creo que es un grave error. Significará el fin del Chavismo. No se discutió nada, se le falta el respeto a todo el Chavismo.

El Presidente nos ha conducido a la peor crisis de nuestra historia, en nombre de nuestro Comandante se ha “desgobernado” al país, se le ha impuesto a nuestro pueblo un paquete neoliberal salvaje, en una mezcla de incapacidad, improvisación y falta de ética para el ejercicio de la política, del poder.

Un gobierno capturado por un círculo íntimo nefasto y corrupto, que ha hecho y seguirá haciendo lo que sea para mantenerse en el poder.

¿Para qué la reelección?, ¿siguen vigentes las banderas del socialismo, de Chávez?, ¿Cuál es el programa para enfrentar esta crisis y salir con nuestros propios pies, sin entregar la soberanía sobre nuestro petróleo?, ¿Cuál es el compromiso del candidato a la reelección, el plan económico?, ¿Qué oportunidades tendría de triunfo, si la derecha articula un candidato único con todo el apoyo internacional? No se discutió nada, como si ésto fuera una monarquía.

Yo, que he tenido serias diferencias con el ahora candidato y las he manifestado públicamente después de agotar todos los canales y toda la paciencia, que lejos de ser una característica es una virtud, pedí unas primarias en el PSUV, por cierto, contempladas en nuestros estatutos, señalando que “puedo ser yo, u otro compañero u compañera”, para abrir el debate, como debe hacerse en un partido revolucionario, de allí para adelante se ha volcado en mi contra toda la furia del “pranato” de la política, contra mi persona, mi nombre, mi honor y ¡Oh estúpida insensatez!, contra mi gestión durante el Gobierno del Comandante Chávez.

El presidente en sus palabras arremete en mi contra. Observando, pienso, ¿qué le pasa?, ¿cómo es posible que yo sea su obsesión?, ¿Qué haría si Chávez estuviese entre nosotros y lo escuchara referirse así de un compañero?, seguro lo pondría en su sitio, como en Macagua.

¿Cómo es posible que este sea el discurso de un Presidente, ante su propio partido, ante el país, en momentos tan difíciles y críticos para toda la Nación? ¿No se da cuenta la alta responsabilidad que tiene ante la historia?

¡Ya basta de acusarme y achacarme, junto a PDVSA, todos los problemas del país! ¡ya basta de Berruecos, emboscadas y traiciones!, asuman sus responsabilidades, han tenido el poder bajo su absoluto control, como nunca nadie.

Tienen todo, hasta los medios de comunicación. Es momento, si todavía hay oportunidad, de rectificar y gobernar para resolver los terribles problemas que aquejan al pueblo venezolano.

Dejen de “mal poner” el nombre de Chávez entre los jóvenes y el mundo. ¡Éste no es un gobierno Chavista!

Cuando estas cosas pasan pienso en los compañeros que están allí, veo los que aplauden, ¿cómo se sentirán allí sentados?, ¿para esto fue el 4 de febrero?, ¿por ésto murió nuestro Comandante Chávez?, ¿dónde están las Fuerzas Morales?, ¿por qué tanto miedo? ¿Es que nadie se da cuenta que nuestro pueblo sufre?, ¿Que nuestros jóvenes se van del país?, ¿Que ellos sí destrozaron PDVSA?, ¿Qué la economía no funciona? Qué desastre, el Presidente está concentrado en su “vendetta” personal en mi contra.

No se ofende el nombre de un hombre sin consecuencias, ¿sabe?

Al mismo tiempo que esto sucede, el Secretario de Estado, Rex Tillerson, recorre la región anunciando intervención sobre nuestro país, mientras tanto, el Presidente persigue revolucionarios, inhabilita a sus contendores y sigue abusando del poder.

Rex Tillerson, ex CEO o Jefe de la EXXON MOBIL, es el más claro representante del imperialismo que ha visitado estas tierras en muchos años.

Nosotros lo derrotamos legalmente con Chávez con ocasión de la Nacionalización de la Faja, así lo ha reconocido él mismo en una entrevista, donde señaló que no actuó con la mejor estrategia frente a nuestra política petrolera.

Siempre tengo fresco el recuerdo del impresionante acto y las palabras del Comandante Chávez, cuando junto a más de 40 mil trabajadores de la Nueva PDVSA Roja Rojita, entró en vigencia el primero de mayo de 2007, el decreto de Nacionalización de la Faja, eran años de Revolución, fervor patrio.  

La Exxon Mobil intentó una acción judicial de confiscación de activos de PDVSA en el exterior, 12 mil millones de dólares en el 2008, ante tribunales ingleses, llamada “Mareva Injuction”, los derrotamos y el Comandante Chávez, me recibió con un nutrido aplauso en el Consejo de Ministros (es lo único que basta a un revolucionario), festejó y le explicó al pueblo, era un triunfo del país.

Luego, nos llevaron a Juicios de Arbitraje que habían sido acordados por la IV República durante la Apertura Petrolera, primero ante la Cámara de Comercio Internacional, una demanda mil millonaria, los volvimos a derrotar, con el Comandante Chávez nos fuimos a la Faja y desde allí en un “Aló Presidente” con los obreros, le explicó al pueblo, otro triunfo del país.

De seguido, Exxon nos volvió a demandar ahora ante el CIADI (Centro de Arbitraje Internacional) en Washington, otra vez una demanda de miles de millones de dólares, los volvimos a derrotar y apelamos porque pensamos que la sentencia tenía un problema de fondo.

La última sentencia a nuestro favor, la recibimos ya yo estando en la ONU, por supuesto que celebré, ¡esa victoria era del Comandante Chávez! Me extrañó que nadie mencionó el tema en el país, mas que no fuera un comunicado frío y una declaración tan floja que parecía que hubiésemos perdido.

Organicé entonces, una reunión con nuestros diplomáticos y expertos de los países petroleros de la ONU, para explicar el caso y cómo lo manejamos de manera exitosa. Me parece de los más importante explicar nuestras experiencias para ayudar a otros países hermanos.

Ese mismo día recibí una llamada del entonces Ministro de Petróleo, hoy detenido, donde, con algo de vergüenza me pedía que “no hiciera o declarara nada” porque “se estaban tratando de llegar a acuerdos con ellos”. Me extrañó y decepcionó, más me dio pena ajena. Reflexionaba, qué diferencia, ¡son dos gobiernos completamente distintos!

Después vino la confirmación, “vox populi” en la ciudad de Nueva York que dos ministros del gobierno, pidieron reunirse con la Exxon Mobil para negociar su regreso al país, e incluso que explotaran en conjunto con PDVSA el campo que la Exxon se apropió en nuestras aguas territoriales en disputa con Guyana.

Algún Ministro me diría luego, que eso demostraba una especie de “iniciativa pragmática”, yo decía para mis adentros, “sí como el Arco Minero”.

El imperialismo sabe de nuestros problemas, de los errores, de la debilidad interna, de la desesperación o falta de coherencia demostrada en distintas “iniciativas pragmáticas”, que han impulsado un sector que cree que con ellos se puede andar para adelante y para atrás.

Movilizas al pueblo para recoger firmas contra el Decreto de Obama, “diez millones”, todos firmamos, pero después alguien los convence de no crearle problemas de Imagen a Obama, no fastidiarlo pues, con la entrega prometida por el Presidente.

No se hizo. Luego, alguien pensó que aproximarse al entorno de Trump durante la campaña sería buena idea, hasta se hizo el mayor aporte como empresa, a través de CITGO, para el acto de proclamación del nuevo Presidente, hasta estas negociaciones con Exxon y otras propuestas a las agencias del Departamento de Justicia, para resolver problemas que no son del Estado.

No, no funciona así, si no pregunten a los libios, que estuvieron con un doble juego con las potencias occidentales que le ha costado muy caro a su pueblo. Ante cualquier potencia extranjera que nos amenace y pretenda agredirnos, no se pueden mostrar dos caras, ni debilidad.

No basta el discurso, si por detrás se intenta negociar. Rechazo las agresiones norteamericanas, su intromisión en nuestros asuntos internos, como lo he escrito y, lo más importante, como lo hice permanentemente representando a nuestro país ante las Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad.

Son momentos muy difíciles para nuestro país, nuestro pueblo y nuestro futuro, podemos caer, de manera acelerada, en una situación de violencia y desestabilización inimaginable.

Son momentos en que se requiere la máxima lealtad al Comandante Chávez y su legado, máxima seriedad, no se puede estar envilecido por el poder. Hay que volver al pueblo y al camino de Chávez.

Berruecos está allí, sigue emboscando y fusilando la lealtad a la Patria. Hoy más que nunca, hay que pensar y actuar como lo hizo el Comandante Chávez, si se ha fraguado un nuevo pacto de espaldas al pueblo, entonces, que cada quien asuma su responsabilidad con la historia. Con Chávez siempre, ¡Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[En opinión: “Difamación por las redes”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Difamacion-por-las-redes-20180202-0113.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Difamacion-por-las-redes-20180202-0113.html Una publicación que me ha impactado enormemente, es la de un portal denominado “CNA Citizen News Agency”, divulgada a raíz de la sentencia sobre el Derecho al Olvido, del Tribunal de la Unión Europea. El texto en cuestión, dice: “El derecho al olvido debería aplicarse en Venezuela” (Así se denomina el artículo, indicándose en el mismo que), “En Venezuela, se ha convertido  en práctica común la destrucción moral de personas mediante la inserción en los buscadores de internet de material difamatorio sobre ellas”. Agrega que: “el perverso mecanismo usado para la extorsión y la descalificación de enemigos y opositores políticos, comerciales y personales causa grandes lesiones en la vida del afectado desde el crédito bancario, hasta la pérdida de oportunidades de trabajo y realización de negocios, pasando por el desprecio de la sociedad”.


 Se indica igualmente que, los extorsionadores crean portales de internet que contienen informaciones ad hoc y que, recogidas por buscadores como Google y Yahoo, tienden a perpetuarse en los archivos virtuales de las personas que han sido objeto de este tipo de ataques. Cuando se alude a los extorsionistas, incluimos en la noción a los que operan materialmente, que son los sicarios, detrás de los cuales están los autores intelectuales que no quieren dejar sus huellas en el cuerpo del delito. Generalmente este intento es inútil porque el autor intelectual siempre será reconocido como tal, porque sus oscuras maniobras son ese tipo de actuaciones que están marcadas con su nombre, su título y su cargo.


 El hecho es que Venezuela detenta el plano protagónico de la actividad difamatoria que se realiza a través de los medios. Estos últimos son la vía para acallar todo aquel “que no esté de acuerdo conmigo”. Basta con que alguien se ponga en el camino del extorsionador, para opinar en forma diferente a su soberano criterio, para que el mismo se sienta en el derecho, -sobre todo, si tiene poder para hacerlo-, cualquiera que el mismo sea y, si es poder político mediático, para difamar públicamente a su víctima.

Las imputaciones que mejor operan en esta materia son las relativas a la denuncia de corrupción administrativa y la imputación de que existe una secreta actividad de lavado de dinero o de narcotráfico, o de ambas cosas. Las noticias con las cuales se opera en contra de las personas son hoy en día el gran teatro para escandalizar y, al mismo tiempo, adormecer la opinión pública, alejándola de las constataciones objetivas de la ausencia en nuestra vida diaria; de la cobertura de necesidades esenciales (seguridad, medicinas y alimentos).


 Lo que no entendemos es cómo el venezolano que, tradicionalmente, hablaba con respeto de las personas y de las cosas que lo rodeaban, manteniendo así un cordial equilibrio social, de buenas a primeras, se convierte en espectador atónito de imputaciones absurdas que no es posible considerar que sean auténticas, apenas se analiza la personalidad del imputado. Resulta evidente que las imputaciones provienen de una fábrica secreta, de calumnias y de maledicencias, que funciona para mantener a la población en permanente estado de prevención.

Mientras más temeraria sea la imputación, mayor será el escándalo y mayor será el daño que se produzca. La imputación equivale a una condenatoria previa sin pruebas, sin apelación y sin indemnización alguna. Esta es la fórmula perfecta para linchar sin armas físicas al enemigo: decretar su destrucción moral en un medio que se caracteriza por su extensa divulgación.
 

]]>
<![CDATA[Reclamo, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Reclamo-por-Eduardo-Fernandez-20180202-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Reclamo-por-Eduardo-Fernandez-20180202-0111.html Los venezolanos tenemos derecho a reclamar. A reclamarle al liderazgo nacional por su incapacidad para ayudarnos a salir de esta prolongada crisis que desde hace tantos años está haciendo sufrir a los habitantes de este país. Es un reclamo que, por supuesto, hay que dirigir en primer lugar al Gobierno.
 

No puede ser que los líderes del Gobierno no estén enterados del inmenso sufrimiento que su gestión está causando a la familia venezolana. No puede ser que el Gobierno no tome conciencia del hambre y de las enfermedades y de la desesperación frente a la inflación y al alto costo de la vida y al desabastecimiento y la inseguridad y la crisis de la salud y de todos los servicios públicos.

Los líderes del Gobierno deberían estar preparando su salida del gobierno en los términos menos traumáticos y más civilizados. Por el contrario, parece que están haciendo todo lo posible para perpetuarse en el gobierno, a conciencia de que esa permanencia no hará otra cosa que incrementar el sufrimiento del pueblo venezolano.

También tenemos que hacer un reclamo a los líderes de la oposición. Ya tenemos cerca de 20 años con gobiernos muy incompetentes y muy irresponsables, pero hasta ahora no vemos que surja una alternativa seria y confiable que sea capaz de sustituir al Gobierno.

Todas las encuestas indican que alrededor de 70% de los venezolanos quisiéramos un cambio y un nuevo gobierno. Desgraciadamente, esa mayoría social de 70% no se traduce en una mayoría electoral eficaz para cambiar al Gobierno por la incapacidad de nuestros líderes opositores de construir una alternativa seria y confiable.

Tenemos que reclamar también a los líderes de lo que se ha llamado la sociedad civil. Es decir, los líderes empresariales y sindicales, los líderes del mundo académico y universitario, los líderes de los gremios profesionales y de la vida social en general. No puede ser que los voceros de todos esos sectores se limiten a ser espectadores de la catástrofe y no asuman un rol más protagónico para contribuir a construir caminos de solución.

El único sector que ha asumido un papel protagónico ha sido la Conferencia Episcopal Venezolana, que con gran autoridad, con coraje y con decisión ha ofrecido caminos de rectificación. Hace 26 años, cuando se inició esta tragedia que estamos padeciendo, les dije a los venezolanos que los que se habían alzado contra la Constitución no merecían la confianza del pueblo. Lamentablemente no fui escuchado. Ojalá nuestros líderes despierten y reaccionen.
Seguiremos conversando

]]>
<![CDATA[Chirrincheras Wayuu, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Chirrincheras-Wayuu-por-Nemesio-Montiel-20180202-0112.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Chirrincheras-Wayuu-por-Nemesio-Montiel-20180202-0112.html Ante la crisis de transporte público en la ciudad de Maracaibo, la figura de las camionetas Chirrincheras wayuu llegó a la gran metrópolis zuliana en pleno siglo XXI.

 Los indígenas, en términos de la interculturalidad, siguen aportando soluciones a los hermanos alijuna. Recordemos que también se retomó la figura de los “bachaqueros” que la iniciaron las mujeres guajiras con un sano criterio de subsistencia racionado, pero ahora depravaron la actividad con fines diferentes a como se inició. Es un término despectivo.
Las destartaladas camionetas Chirrincheras empezaron a circular en la Guajira y otros municipios con población wayuu por allá por los años sesenta del siglo pasado cuando se producía en gran cantidad el aguardiente blanco (Chirrinche) en Maicao en alambiques rudimentarios y almacenados en barriles. La materia prima era la panela o papelón y agua. Muchas familias wayuu iban a comprarlo para los velorios de restos, cayapa, reuniones familiares y fiestas. Y, también para vender en las rancherías. Recuerdo que en mis tiempos de estudiante llegué a tomar Chirrinche en Alitasía a dos (2) bolívares el litro. Generalmente, este licor se transportaba en dichas camionetas y por ahí viene el nombre que hoy conocemos. Junto con el Chirrinche también trasportaban pasajeros, mercancía, víveres y todo lo que se movía en la frontera colombo-venezolana. También recuerdo que en mi juventud y en vacaciones estudiantiles, los hermanos recogíamos la producción de los cocales de la familia y lo transportábamos en la Chirrinchera roja del compadre Evencio Fernández Uliana a Maicao para vender el coco seco y comprar ropa, nunca faltó una garrafa de Chirrinchi al regreso.
Bueno, quedó el nombre de Chirrincheras a las camionetas de diferentes marcas con su techo, bancas y espacio arriba en el techo para la carga. Los hermanos wayuu las siguieron usando para la movilización, por ejemplo, de los Filuos a las diferentes rancherías y las trasladaron a los barrios indígenas de Maracaibo para el transporte inter-barrios.
Ahora vemos, Chirrincheras por las diferentes calles marabinas transportando a la gente que no tiene como llegar al trabajo y además el costo del pasaje es más bajo que los llamados carritos por puesto. Estas son las cosas que pasan en mi ciudad en tiempos de crisis.

]]>
<![CDATA[Acuerdo, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Acuerdo-por-Roberto-Malaver-20180202-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Acuerdo-por-Roberto-Malaver-20180202-0034.html ¡Aguanta piojo, que  la noche es larga! Tenemos cinco viajes de ida y vuelta a República Dominicana para ver si logramos un acuerdo con el régimen, y uno no sabe cuándo carajo Julio —Matemático— Borges va a aprender a declarar.


Donde sí es muy bueno es pidiendo sanciones contra el país, no puede ver a algún mandatario europeo porque le pide que nos deje de vender medicinas o cualquier vaina con tal de jodernos, pero a la hora de enfrentar a los Rodríguez se le van los tiempos, debe ser que como todavía Primero Justicia no se ha validado, eso lo tiene con ese problema entre ceja y ceja.
Esas dudas son las que tiene a un montón de compañeros en la oposición arrechísimos con Matemático Borges, que de paso, debe ser el político nuestro que tiene mayor rechazo en el país, porque vamos a estar de acuerdo, aquí sí es por unanimidad, a Matemático Borges no lo traga nadie. Tanto es así que él lo sabe, y cada vez que viene a Venezuela llega al aeropuerto de  Maiquetía disfrazado de Inspector Ardilla, creyendo que no lo conoce nadie, pero los chavistas tienen allí al espía Salazar, que descubre cómo viene disfrazado Matemático Borges. Sale Rodríguez y declara que la vaina está a punto de caramelo a kilo, y viene Matemático Borges y dice que la vaina no es así, que falta discutir un punto con los marcianos de Júpiter, y nos jodimos, volvemos al mismo tejemaneje de siempre. Y ahora la vaina  para llegar al acuerdo es para el 5 de febrero, menos mal que no lo dejaron para el 4, porque ese día los chavistas tienen que recordar aquel por ahora que por lo visto, se quedó para siempre.
Así vamos dando tumbos todos los días. Y lo peor es que todo el mundo dice que si participamos en las elecciones perdemos, y si no participamos también perdemos, es decir, que estamos de chingo a sin nariz. Ya ni siquiera nos salva la invasión de Ricardo –paquete económico- Hausmann. Y en verdad que con los candidatos que se han presentado, es como para decirle a los que nos apoyan en el exterior, perdonen la vaina, pero esto es lo que hay. Estamos tan jodíos que Espoleta Allup es nuestro candidato.  Es verdad que AD se validó en el CNE como partido, pero eso no es suficiente para que nos claven a Espoleta Allup.
El papá de Margot estaba viendo televisión cuando Jorge- Diván- Rodríguez dijo que estaba listo el acuerdo, entonces entró Matemático Borges y dijo que ni siquiera había pre-acuerdo. El hombre apagó el televisor y vio el techo del apartamento y murmuró: “No me piques con  cuchillo". Y se fue caminando al cuarto, agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan grande, que a lo mejor se escuchó en República Dominica, porque una señora gritó: “Lleguemos a un acuerdo desgraciado, porque me vas a matar de un susto”.
- Sur, paredón y después.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Momento de definiciones, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Momento-de-definiciones-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180202-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Momento-de-definiciones-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180202-0019.html Lo que exigimos no es nada del otro mundo. Es lo estrictamente necesario para lograr que el elector venezolano recupere la confianza en el sistema electoral y llegue a la convicción de que si vota también tendrá derecho a elegir.

La gravísima crisis que vive nuestro país no va a ser resuelta hasta que logremos el cambio democrático que anhelamos la gran mayoría de los ciudadanos venezolanos. El gobierno degradado a dictadura hace todo lo posible para lograr un proceso electoral sin reglas claras, sin cronograma claro, sin libertades, en fin, sin condiciones. Además de que por la tozudez gubernamental temas tan importantes como el canal humanitario han salido de la discusión, la negociación en República Dominicana solo muestra algunos avances sin que pueda lograrse un acuerdo definitivo porque simplemente el oficialismo no quiere ceder en asuntos básicos de cuya definición depende la decisión de ir o no al proceso.


Es importante que nuestra gente tenga claras las condiciones que la Unidad exige para que se dé un proceso electoral transparente. Hemos exigido la designación de un Consejo Nacional Electoral imparcial: dos rectores designados por el gobierno, dos por la oposición y el último de mutuo acuerdo.

Es un asunto
clave porque de esa decisión pueden lograrse una serie de condiciones de equilibrio en el manejo del ente electoral, en materia de conformación de los organismos subalternos –Oficinas Regionales Electorales,
Juntas Electorales, Centros de votación–, selección, formación y acreditación de los miembros de mesa, etc.
Un tema de suma importancia es el de la fecha de las elecciones.

Aunque hemos estado de acuerdo en adelantar el proceso como un mecanismo para abordar con urgencia la crisis que nos desgasta como país, hemos dicho que la convocatoria a una elección como la presidencial, debe hacerse con por lo menos 6 meses de anticipación. Ese tiempo permitiría el cumplimiento de otras condiciones como la revisión y auditoría del registro electoral, la inscripción masiva de nuevos electores, el cambio de residencia de todos los venezolanos que han tenido que salir del país, quienes sólo requerirían su cédula para este trámite y para votar, entre otros aspectos fundamentales que garanticen la transparencia del proceso.


Otro asunto medular ha sido la observación internacional. Quienes tienen secuestrado a este país se han negado a una verdadera observación internacional. Solo han aceptado la presencia de sus amigos ideológicos, quienes han venido a validar sin ver, cuestionar, ni criticar nada. Hemos exigido la inclusión de la ONU, la Unión Europea, Unasur, Mercosur, delegaciones de diversos países, etc. La observación debe comenzar varios días antes del proceso electoral, de manera que los visitantes puedan hacer un detallado trabajo previo de auditorías.


Se suman a estos aspectos, el equilibrio en los medios de comunicación públicos y privados, el cese de la censura, de las cadenas proselitistas y, especialmente el día electoral, la regulación adecuada de puntos políticos en las inmediaciones de los centros de votación, el cese a las presiones para que un elector vote a cambio de bienes de consumo o de “bonos especiales”, la regulación del voto asistido que solo debe darse en casos de discapacidades que impidan el voto secreto, la prohibición de tomar foto al voto, el rol del Plan República, aspectos todos de sumo valor en el marco de un proceso electoral cuya transparencia queremos rescatar.


Como ven, lo que exigimos no es nada del otro mundo. Es lo estrictamente necesario para lograr que el elector venezolano recupere la confianza en el sistema electoral y llegue a la convicción de que si vota también tendrá derecho a elegir.


La actitud del régimen ha sido negativa. No podemos decirlo de otra manera. Quizá la piedra de tranca más importante es la fecha. La estrategia de colocar, desde la ilegítima constituyente, el 30 de abril como fecha tope para la realización de las elecciones, refleja una jugada inmoral para definir un asunto que es parte esencial del proceso de negociación. Si quienes ostentan el poder no ceden en ese aspecto, es muy probable que las condiciones requeridas no puedan lograrse. Así están las cosas.

]]>
<![CDATA[Cambiar el rumbo, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cambiar-el-rumbo-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180202-0033.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cambiar-el-rumbo-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180202-0033.html Resulta verdaderamente vergonzoso comprobar una vez más cómo los que nos gobiernan recurren a todos los abusos, argucias y chantajes para mantenerse en el poder. Como  se viene demostrando hasta la náusea,  las elecciones se convierten en un mecanismo, no para respetar  la voluntad popular, sino para evitarla o manipularla, y así acabar con la democracia. 
Sin tener atribuciones para ello y saltándose lo que está bien establecido en la Constitución,   la Asamblea Constituyente  convoca a unas elecciones presidenciales apresuradas con la intención de que la oposición no logre agruparse en un bloque unitario  sólido. Una vez más, se ha puesto en evidencia que el pretendido diálogo ha servido tan sólo para ganar tiempo y para distraer de los urgentes problemas que sufrimos. Y la oposición sigue una y otra vez cayendo en la trampa y respondiendo a la agenda  que se inventa el gobierno.
Pero lo que más me cuesta entender es cómo los que nos gobiernan siguen empeñados en mantener un rumbo que sólo ha traído escasez, hambre, inflación e inseguridad.  ¿Acaso no les importa la angustia de la gente ni la fuga del capital humano que se va en masa del país por no encontrar aquí posibilidades de vida digna. ¿Será que todo responde a un plan macabro que solo busca desmoralizar a las personas y sembrarles desesperanza, angustia y claudicación? ¿Y cómo puede quedar todavía gente de buena voluntad que sigue creyendo que este camino nos está llevando  a la prosperidad y la felicidad? 
Cómo seguir tan ciegos para no ver que después  de 18 años de una supuesta revolución que iba a gestar una sociedad próspera e igualitaria   y acabaría con los vicios del pasado, Venezuela ostenta varios récords vergonzosos que demuestran el terrible fracaso de la revolución: Somos el país con mayor inflación en el mundo, inflación que aniquila los  aumentos de sueldos y bonos y  ha disuelto los ahorros y los beneficios sociales. Somos el país más violento donde la delincuencia campea soberana y nos ha robado las calles, los parques, las playas, las escuelas, los hospitales y hasta las iglesias, lo que evidencia la gravísima descomposición social y el imperio de la inmoralidad y de la impunidad.

 El tercer récord  ignominioso es el de la corrupción que se ha robado miles de millones de dólares y ha engendrado  una boliburguesía que exhibe sin vergüenza sus riquezas. A ellos no les alcanza el sufrimiento y humillación de las colas, la escasez de medicinas,  la falta de efectivo  o la angustia  de no tener qué darles de comer a los hijos. Sería bueno que tuvieran que vivir un mes con la pensión, con el salario mínimo o con uno de esos bonos que de vez en cuando reparten para comprar conciencias y fidelidades

Es hora de cambiar de  rumbo y no sólo de Presidente. A pesar de las trampas, dificultades  y problemas, las elecciones en condiciones justas son el camino  al cambio que debemos asumir con coraje. Necesitamos un programa unitario, logrado mediante el consenso, en torno a un líder capaz, honesto  y dispuesto a sacrificarse,  que devuelva la esperanza y la alegría  a las mayorías que  no soportan la situación y claman por el cambio.  Es la hora de líderes verdaderos, dispuestos  a dar ejemplo de generosidad y desinterés por el bien de Venezuela.

]]>
<![CDATA[En opinión: ¿Cómo está la economía?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Como-esta-la-economia-20180201-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Como-esta-la-economia-20180201-0023.html En 2013, la economía venezolana desaceleró su ritmo de actividad para caer en una reiterada contracción anual que desembocó en la actual depresión. Desde 2014 el PIB se redujo 34%, cuestión que explica el actual desabastecimiento.

A la escasez se suma ahora la hiperinflación. La emisión de dinero sin respaldo para financiar el déficit de Pdvsa hace arder la inflación. Mucha plata detrás de pocos bienes dispara los precios. La creciente masa de dinero presiona el alza del paralelo, tasa marcadora en la formación de precios.

Nada resuelve ganar nominalmente más bolívares si realmente se pueden comprar menos bienes. La hiperinflación también pulveriza el poder de compra de la recaudación fiscal, la cual no alcanza para cubrir los gastos del Gobierno. Al financiar el déficit del sector público con nuevas emisiones de dinero inorgánico, se cae en un círculo vicioso que desencadena y atiza la hiperinflación.

En 2017 la producción de petróleo se redujo 440 mil bpd y cerró en un millón 830 mil bpd. En 2012 las importaciones fueron de $ 65.951 millones, y en 2017 cayeron a $ 12.300 millones. La escasez de materias primas, insumos, repuestos, maquinarias y equipos importados explica el colapso de 34% del PIB.

El petróleo cayó de 103,46 $/b en 2012, a 35,15 $/b en 2016 y alcanzó un promedio de 46,66 $/b en 2017. En un contexto de restricción de divisas debido a la baja de los precios del petróleo, la variable a controlar eran los pagos de la deuda externa. Sin embargo, entre 2013 y 2017 Venezuela pagó $ 71.700 millones. El monto a cancelar en los próximos 20 años asciende a $ 97.313 millones. Si se suman los compromisos con China y Rusia, la deuda comercial y las indemnizaciones sentenciadas por el Ciadi, el monto total de la deuda externa supera los $ 180 mil millones. El próximo gobierno tendrá que pagar $ 50.059 millones. Y no hay plata. Según el BCV, las reservas internacionales cayeron a $ 9.700 millones.

Sin renegociar la deuda externa será muy difícil sofocar la hiperinflación y superar la escasez. La renegociación de la deuda externa es un imperativo para liberar los recursos que permitan levantar la producción de Pdvsa y reactivar la economía.
 

]]>
<![CDATA[Venezuela, Vietnam y los otros senderos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-Vietnam-y-los-otros-senderos-20180201-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-Vietnam-y-los-otros-senderos-20180201-0021.html Dos puntos de referencia para la izquierda venezolana han sido sin lugar a dudas Cuba y Vietnam. Por años, esos países representaron el ideal romántico del desafío del Sur Global contra el imperio Yanki y se erigieron como símbolos de la resistencia anti-capitalista y anti-colonialista mas vehemente.

Estas pequeñas naciones se convirtieron en verdaderos David que efectivamente lograron enfrentar al Goliat del norte. Estas referencias llegaron a mantener vigencia en el imaginario de la izquierda incluso ante la caída del muro de Berlín y de cara al colapso estrepitoso de la Unión Soviética. Para muchos en la izquierda, tanto la isla caribeña de Fidel como la patria reunificada de Ho Chi Minh continuaron siendo, quizás hasta el nuevo milenio, banderas enarboladas de las utopías posibles.


Pero hace diez años sucedió lo que era inimaginable hasta entonces; Vietnam se adhirió como miembro pleno de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y como tal comenzó a implementar una serie de medidas que completamente reorientaron la economía de ese país hacia el mercado. Se privatizaron empresas, se abrieron enormes áreas a los inversionistas privados, se incentivó la creación de una clase burguesa y se expandió de forma agigantada el consumo de bienes de consumo masivo a los que los Marxistas tradicionales hubiesen tildado en el pasado de ‘lujos superfluos’.


Siguiendo los pasos de China, que bajo Deng Xiaoping(1904–1997) había comenzado su proceso de integración a la economía global 20 años, Vietnam dejó atrás todas las ortodoxias ideológicas del socialismo real y abrazó sin tapujos la economía de mercado más neoliberal posible. Todo se puso a la venta y poco se dejó al sector estatal. Incluso áreas sagradas para los socialistas como la salud y la educación, son hoy manejadas en ese país como bienes y servicios que se ofertan al mejor postor y que obedecen a las más puras reglas del mercado.


El resultado ha sido asombroso. Vietnam posee hoy el mayor crecimiento económico del mundo que ronda el 8% interanual. Con una población de unos 94 millones de personas se ha convertido en un receptor neto de inversión y ha firmado acuerdos de reciprocidad comercial con su otrora archienemigo los Estados Unidos que hoy junto con Taiwán, Singapur, Japón, China y Sur Corea es uno de los grandes inversionistasde ese país. Más aun, ante las crecientes tensiones por disputas territoriales marítimas con China, Vietnam desarrolla estrechos más cercanos con el Tío Sam, quien ahora resulta es también un aliado militar.
En Saigón, hoy ciudad Ho Chi Minh, uno ve cómo el capitalismo transforma la ciudad en horas. Nuevos rascacielos le hacen sombra a los millares de motociclistas que se dirigen a sus lugares de trabajo como verdaderos enjambres humanos. La ciudad de noche se ilumina de neones y está tan viva como en el día.  Tiendas, restaurantes y discotecas repletos de la nueva clase media que se apresura a gastar sus ahorros en bienes terrenales y en alienaciones banales. 


Pero el capitalismo Vietnamita también trae sus fracturas y lenta pero inexorablemente la población pobre rural, que representa el 70% del país, comienza a desplazarse hacia las urbes, creando los cinturones de miseria a los que tan acostumbrados estamos en América Latina. Esto ante la mirada de la sociedad que ve la brecha entre ricos y pobres crecer cada vez mas. A pesar de ser nominalmente un régimen de orientación comunista, los vietnamitas deben pagar por su salud, la educación de sus hijos y por el transporte público. Nada es gratis y todos los precios los dictamina el mercado.


Durante mi visita a Hanoi, la capital, conozco a Ngo. Su padre un militar retirado del ejército del sur que apoyó a los norteamericanos, estuvo detenido después de la guerra por más de 10 años en uno de los campos de concentración a los que se les dio eufemísticamente el nombre de ‘centros de re-educación de nuevo hombre’. Al salir de prisión el padre de Ngo hizo todos los trabajos posibles, desde recoger latas hasta limpiar zapatos en la calle. “A pesar de todo, nunca dejó de poner comida en la mesa”, me comenta Ngo, quien hoy es emblema de ese ‘hombre nuevo’: trabajando en el  mercadeo en una fábrica de juguetes para la corporación Disney.


Nadie aún se arrepiente en Vietnam de la guerra, porque más allá de la utopía socialista estaba el proyecto de descolonización como nación. Para el Vietnamita promedio, el país está primero y la ideología después. Sin embargo, en las cenas no dejan de preguntarse quésería si se hubiesen quedado en la órbita capitalista. La respuesta es inequívoca en la mesa; “seríamos una potencia como Corea del Sur con nuestras propias fábricas y marcas globales”, me dice uno de los asistentes desde el otro extremo de la mesa mientas disfrutamos un ‘lu’, una sopa que se come compartida y que lo obliga a uno a sincerase en las conversaciones.


Paul Mosley, profesor de la Universidad de Sheffield en Inglaterra, y quien ha estudiado estos temas con una profundidad encomiable lo sintetiza así: “La gran lección que aprendieron los régimes autoritarios en el Asia es que si quieres mantener el poder tienes que hacer crecer la economía. La lección la dio originalmente Singapur que se convirtió en el modelo para los demás Tigres Asiáticos y en particular para China.

Hoy,Singapur, un país que comenzó su propia revolución capitalista casi al mismo tiempo que Cuba y que al igual que la isla caribeña se voy sometida a un embargo por parte de Indonesia y Malasia, exhibe uno de los ingresos per cápita más altos del mundo y se encuentra entre los primeros lugares en términos del Índice de Desarrollo Humano, mostrando los niveles mas elevados del planeta –compitiendo con los países escandinavos- y tasas de mortalidad infantil y expectativas de vida que son la envidia de muchos países industrializados. Es lo que el economista neoliberal Milton Friedman (1912-2006) llegó a llamar el ‘autoritarismo benevolente’, aunque de benevolentes en materia de derechos humanos tengan poco.


Es quizás por el hecho de que Vietnam comenzó a copiar a Singapur y a China que esa nación desapareció del imaginario –y vocabulario- izquierdista latinoamericano, el cual se enfocó más bien en Cuba como referencia. “Es que el socialismo se hizo para el trópico caribeño”, me decía un buen amigo Chavista hace algún tiempo cuando discutíamos la caída de la Urss, quien además me agregaba que “al socialismo hay que inventarlo a cada rato” y que lo que estábamos experimentando en Venezuela era un proyecto alternativo que “marcará el fin del capitalismo salvaje”’. Yo lo miré de la forma más incrédula posible y le dije de forma calmada; “deberías visitar Vietnam”.

]]>
<![CDATA[El meollo de la negociación, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-meollo-de-la-negociacion-por-Leopoldo-Puchi-20180201-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-meollo-de-la-negociacion-por-Leopoldo-Puchi-20180201-0020.html En este 2018 la lucha por el poder entre las fuerzas en pugna tendrá un momento crucial en las elecciones presidenciales. Ellas pudieran representar bien sea el ascenso de la oposición al frente del Poder Ejecutivo, o bien la permanencia en Miraflores del sector gubernamental. La fecha de la votación ya ha sido escogida por la Asamblea Nacional Constituyente, aunque esto es parte de las negociaciones en curso, así como otros aspectos relacionados con las condiciones en que se celebrarán estos comicios. 
En todo caso, la mecánica electoral ya se ha puesto en marcha y tiene su propia dinámica. Del lado de la oposición, la búsqueda de un candidato unitario y atractivo que les permita vencer la abstención y participar de forma competitiva. Del lado del Gobierno, ya ha sido escogido el candidato, Nicolás Maduro, que ha iniciado la campaña con elementos festivos propios de las elecciones convencionales y con un formato extra partido que busca consolidar la votación de los sectores sociales beneficiarios de los programas sociales, para lo cual ha adoptado una nueva simbología y se ha creado una nueva organización, Somos Venezuela.
Ahora bien, más allá de las negociaciones sobre la fecha y condiciones electorales, no se ha adelantado hasta ahora una negociación sobre acuerdos para el período 2019-2025, en el que le corresponderá ejercer a quien resulte electo en 2018, bien sea un candidato de la oposición o el propio Maduro. Este es el asunto crucial que determina todo lo que antecede al momento de la votación. Y, extrañamente, no ha sido abordado en las conversaciones.
Gane quien gane en las presidenciales, el cuadro de equilibrio de la correlación de fuerzas no será alterado sustancialmente, de modo que de ganar Maduro se encontrará en circunstancias semejantes a las actuales. Y la oposición, aunque con la palanca del Ejecutivo en sus manos, tendrá frente a sí un movimiento político y social enraizado en la base y con el control de importantes porciones en el conjunto del aparato de Estado. Así que el momento electoral no definirá plenamente el conflicto entre las fuerzas políticas y sociales que se confrontan en la actualidad. Este es el meollo del problema.
Además, habría que tomar en cuenta el contexto económico y social en que se desenvolverá el gobierno que resulte de las elecciones de este año. Los problemas de la economía son verdaderamente graves, con efectos sociales muy nocivos, a pesar de los programas de distribución de la riqueza. Una situación económica y social que se ha agravado fuertemente por las medidas de bloqueo financiero.
Visto que la correlación de fuerzas continuará en equilibrio luego de las presidenciales, y dado el cuadro económico por el que atraviesa el país, se hace indispensable que se inicie una negociación de fondo para construir un esquema de convivencia y cohabitación para el período 2019-2024, más allá de quien gane las elecciones de este año. Este es el meollo de la negociación.
 

]]>
<![CDATA[Déjame luchar, por Elías Jaua]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dejame-luchar-por-Elias-Jaua-20180130-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dejame-luchar-por-Elias-Jaua-20180130-0069.html La reacción del gobierno de Trump, de la Unión Europea, de Juan Manuel Santos, del gobierno de México y del llamado grupo de Lima en contra de la convocatoria a elecciones presidenciales en nuestro país, confirma lo que escribí en el artículo anterior, no tienen garantías de que sus subordinados opositores obtengan una victoria sobre el Chavismo.

El incremento de la agresión extranjera para imponer "un cambio de régimen" a cualquier costo, convierte a este proceso electoral en una confrontación para preservar la Independencia Nacional que debe unificar a todos los y las patriotas.

Ir a votar significa en este momento defender el sagrado derecho a la autodeterminación, proclamado por nuestros libertadores en el acta de la Independencia del 5 de julio de 1811:

"Nosotros pues, a nombre y con la voluntad y autoridad que tenemos del virtuoso pueblo de Venezuela, declaramos solemnemente al mundo que sus Provincias Unidas son, y deben ser desde hoy, de hecho y de derecho, Estados libres, soberanos e independientes (….) y que como tal Estado libre e independiente tiene un pleno poder para darse la forma de gobierno que sea conforme a la voluntad general de sus pueblos".

Pido excusa por lo extenso de la cita, pero en ella está la esencia de la actual disputa con el Imperialismo, el derecho a elegir soberanamente nuestro propio destino declarado en 1811 y conquistado en más de una década de guerra, contra el colonialismo español y que luego hemos perdido y ganado, una y otra vez, a lo largo de nuestra historia.

En ejercicio de ese derecho, la Asamblea Nacional Constituyente ha convocado a elecciones, dentro de este primer cuatrimestre, para que sea el pueblo que escoja bajo cual modelo económico, político y social quiere ser gobernado. Solo el pueblo puede decidir, no son los grupos terroristas, ni la injerencia extranjera la que impondrá una forma de gobierno en Venezuela.

Los revolucionarios y revolucionarias, más allá de las diferencias y descontentos que tengamos, debemos unificarnos contra la intervención extranjera y apoyar la candidatura de nuestro compañero Nicolás Maduro, como garante de la unidad del Chavismo en esta compleja coyuntura histórica de la Patria.

Vamos a esta batalla con la convicción de que, superada las elecciones de manera victoriosa, nos tocará luchar por un nuevo comienzo, impostergable, para el proyecto del Socialismo Bolivariano en lo ético, en lo económico, en lo político, en lo orgánico. Por eso luchamos, todos los días.

Como Chávez, nos las seguimos jugando con el pueblo. ¡Solo el pueblo, salva al pueblo!

]]>
<![CDATA[Oscuridad para la casa, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Oscuridad-para-la-casa-por-Luis-Britto-Garcia-20180130-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Oscuridad-para-la-casa-por-Luis-Britto-Garcia-20180130-0068.html Convengamos que la Constitución y las leyes que de ella derivan son creadas para proteger y promover a sus nacionales, y nunca para desfavorecerlos o restarles derechos frente a los extranjeros.

Preguntémonos entonces por qué la Ley de Protección de la Inversión Extranjera concede a los extranjeros todos los privilegios que niega a los venezolanos.

Dicha ley permite en su artículo 6 que los fuereños sometan a Venezuela a tribunales extranjeros, violando la inmunidad de jurisdicción de ésta y creando total inseguridad jurídica al pretender que las sentencias definitivamente firmes de nuestro Tribunal Supremo sean revisadas por cortes foráneas.

La ley de marras, en su artículo 9 crea un órgano rector encargado de “solicitar las gestiones, definiciones y autorizaciones a los órganos y entes nacionales competentes en la materia”. Vale decir, lo rebaja a actuar como gestor de los extranjeros (y no de los nacionales) con respecto a cuantas gestiones, trámites y autorizaciones requieran aquellos de nuestra administración.

Dicha norma en su artículo 22 pauta a favor de los extranjeros las siguientes ventajas, no extensivas a los venezolanos: “1. Desgravámenes. 2. Amortización acelerada. 3. Compra de la producción por parte de los órganos entes del sector público. 4. Bonificación en impuestos. 5. Exenciones arancelarias. 6. Exenciones tributarias. 7. Condiciones crediticias especiales. 8. Tarifas especiales en servicios públicos. 9. Acceso preferencial a insumos y/o materias primas administradas por el Estado. 10. Plazo de duración de la estabilidad tributaria. 11. Cualquier otro dispuesto por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

Este verdadero deslave de privilegios a favor de empresas y personas extranjeras (y no para venezolanos) llama a la cautela. Juan Vicente Gómez exoneró de impuestos de importación a las petroleras, y posteriormente su ministro de Hacienda, Gumersindo Torres, demostró que hubiera sido más productivo regalarles el petróleo y cobrarles las simples tasas aduaneras.

La ley susodicha, en el citado numeral 10 de su artículo 22 otorga además a los extranjeros (mas no a los venezolanos) el inconstitucional privilegio de que durante un lapso prorrogable indefinidamente no les sean modificados los impuestos.

Por contener disparates boliberales de esa índole vetó Hugo Chávez Frías una Ley Orgánica de Hacienda Estadal que permitía privatizar ríos, lagos y lagunas y contratar la inmunidad contra las reformas tributarias.

Qué falta nos hace.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Lorenzo, cucaramácara o muerte súbita]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Lorenzo-cucaramacara-o-muerte-subita-20180130-0067.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Lorenzo-cucaramacara-o-muerte-subita-20180130-0067.html Sin duda alguna el nombre de Lorenzo Mendoza es el más escuchado en la calle, supermercados, transporte público, cafés, reuniones sociales y por supuesto, entre opinadores, analistas  y encuestadores, para ser el candidato presidencial de la oposición venezolana que enfrente a Nicolás Maduro y el régimen.
Quizás el que, hasta ahora, ha profundizado más sobre Mendoza como posible candidato es el  presidente de la empresa Datincorp, Jesús Seguías. En una entrevista en el diario zuliano Panorama del 21 de enero del presente año, antes de la convocatoria electoral realizada por la fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente, señaló que el presidente de Empresas Polar se vislumbraba como un fenómeno electoral  parecido a  Carlos Andrés Pérez o Hugo Chávez. 
Seguías, decía que veía a Lorenzo como un candidato fuera de los partidos, que genera confianza y  puede garantizar inversiones, esto aunado a lo que le reflejan los estudios realizados por su firma Datincorp que reflejan que el 82% de los venezolanos demanda  por la solución económica; mejor escenario imposible para un candidato.
Hoy recuerdo mucho lo que una vez me dijo la muy respetada dirigente político y diputada Liliana Hernández que “para ser candidato presidencial hay que querer ser presidente, y después de querer y desear SER se procede a consultar a su entorno familiar para comunicar e informar de las pretensiones,   pero el gusanillo de querer SER no lo detiene nadie, ni la esposa; pasada esa prueba asume la candidatura”.

Por lo que vemos, el señor Lorenzo se debate a lo interno y en lo familiar si es oportuno o no ser candidato presidencial.
Su silencio pareciera apuntar a que en el fondo no quiere ser Presidente y sus más cercanos no quieren que lo sea para no poner en riesgo el conglomerado de empresas que están bajo su mando, si eso es así, lo respetamos y lo valoramos, pero es hora que le diga a los venezolanos que descarta su participación y así todos esos corazones que lo ven como la opción voltearán la mirada hacia otra u otro aspirante con tanto o más méritos que Mendoza.
Particularmente soy de los que cree que si Lorenzo acepta, la Mesa de la Unidad Democrática se va a unir entorno a él, sería un candidato de consenso que entusiasmaría a los venezolanos de oposición y a los venezolanos que ven con medio ojo al Gobierno, que sufren tanto como el resto, que son minoría y que también buscan irse del país. La realidad hoy es que se tienen todas las condiciones en contra, pero dando la batalla tendríamos un nuevo Presidente en Venezuela. 
Es aquí donde cabe la reflexión sobre del cuento de  los  dos  hombres que fueron capturados por unos caníbales; los salvajes les preguntaron cómo querían morir, si por cucaramácara o muerte súbita, el primero dijo que por cucaramácara (dejo a su acertada imaginación en qué consistía el método cucaramácara); al ver el segundo hombre lo que le hicieron a su compañero, prefirió la muerte súbita. Los caníbales le dijeron “perfecto, pero primero vamos con cucaramácara y después muerte súbita”.
¿Conclusión?, con este Gobierno, así el señor Mendoza no sea el candidato presidencial, que hasta el régimen quiere; sus empresas tampoco estarán a salvo en los próximos seis años de resultar reelecto Nicolás o cualquiera de ellos que representa el modelo fracasado y visceral del socialismo del siglo XXI. 
Mientras Lorenzo se debate entre cucaramácara o muerte súbita, vayamos pensando en otros connotados venezolanos como Ramón Guillermo Aveledo, Cecilia García Arocha, el padre Luis Ugalde o el ex grande liga, Omar Vizquel. Les aseguro que nos quedamos cortos pero hay que tener un candidato ya porque “el tiempo perdido hasta los santos lo lloran”.
 

]]>
<![CDATA[Unidad, mirando a la patria que sufre, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Unidad-mirando-a-la-patria-que-sufre-por-Asdrubal-Aguiar-20180130-0029.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Unidad-mirando-a-la-patria-que-sufre-por-Asdrubal-Aguiar-20180130-0029.html La dictadura de Nicolás Maduro no deja de escandalizar. Con saña y sin clemencia traspasa la línea que separa, no a las democracias de las dictaduras, sino a la civilidad de la barbarie.

La ejecución extrajudicial de disidentes, rendidos y ofreciendo entregarse, conocida como la Masacre de El Junquito, señala que rama que no le se doblegue la cortará a machetazos, sin mediar palabras. No le basta la hambruna generalizada, que usa como mecanismo de control.  


La convocatoria de elecciones presidenciales al margen de la Constitución, bajo el mismo esquema con el que hace elegir a su espuria constituyente “cubana” deja en la desnudez el proyecto criminal que sólo algunos ingenuos o escapistas creen poder doblegar negociando. Ni siquiera la adhesión a lo que se les imponga saciará al mal absoluto imperante en el Palacio de Miraflores. Oscar Pérez es el ejemplo.  


El voto popular que le entregó a la oposición la mayoría calificada de la Asamblea Nacional en 2015, de nada sirvió. La dictadura le puso un candado. Ella no requiere de más confirmaciones ante el mundo. Al paso, esa experiencia hace mentís de la manipulación que vuelve como tesis a la mesa, el supuesto error de la abstención opositora en alguna pasada elección, permitiéndole al régimen quedarse durante un período con el gobierno parlamentario total.


Pero dejemos lo anecdótico atrás. 
La historia no es causalidad. Cuando alguien pregunte ¿qué va a pasar en Venezuela? cabe responderle que pasará algo si algo se hace y se mueve en el presente. No es hora para la brujería.
Jamás tendrá éxito, eso sí, una negociación sobre la salida del régimen, si quienes lo enfrentan son incapaces de entenderse entre ellos mismos, al menos para compartir las desgracias solidariamente. 
La Unidad opositora, tal como llegó se fue. No tuvo otro cometido que el reparto de espacios de poder partidarios, dentro de una dictadura que es la negación del juego inter-partidario. Ese disparate, por huérfano de narrativa o relato político convergente, se ha agotado, como era de esperarse. Lo señalan las encuestas, bajo el peso inevitable de la frustración, de la incapacidad política para hacer soñar otra vez a los venezolanos.
Así como el padre de este monstruo de mil cabezas hizo regresar las páginas de nuestra historia, para forjar el infierno actual, para decirnos que seguimos en deuda con la sangre derramada por las espadas libertadoras, quienes intenten encontrar otro camino han de volver esas páginas mucho más atrás. Han de situarse en el tiempo cuando el joven Andrés Bello es testigo y cronista del nacimiento de nuestra identidad, antes de que otra acta de adopción nos desviase.
En su Manual del Forastero, encuentro nombres, al boleo: José Vte. Unda, Andrés Narvarte, Miguel Peña, Cristóbal Mendoza, José María Vargas, Juan Germán Roscio, Pedro Gual, hombres de levita, universitarios. Ellos ven que los monarcas españoles, felones, se entregan a manos de Napoleón – como lo hace Chávez a Castro –  y abandonan a su suerte al pueblo. Presencian junto a sus connacionales, los de allá y los de aquí, la disolución. Observan que el hambre y la violencia hace estragos y estremecen la humanidad. Saben de la carnicería – el carnicero de entonces es Murad, sicario de Napoleón, ahora es Maduro -  del 2 de mayo de 1808 en Madrid. 
Todos a uno se separan de los negociadores de Bayona. Se organizan en Junta Suprema para superar la tiranía que sufriéramos durante los veinte años anteriores. “La Nación desunida de su Gobierno por odio y por desprecio: la Familia Real dividida; el suspirado Heredero del trono acusado, calumniado, y si posible fuera, envilecido: la fuerza pública dispersa y desorganizada: apurados los recursos”, rezan los documentos.
Los representantes de las partes de la nación, allá en Sevilla y después aquí en la Caracas de 1810, comprenden que lo esencial para sostener la lucha es que juntos “controviertan… los proyectos de reformas y de instituciones que deben presentarse a la sanción nacional... Vosotros que dedicados a la investigación de los principios sociales unís el amor de la humanidad con el amor a la Patria, y la instrucción con el celo, a vosotros toca esta empresa tan necesaria para el acierto”, se dicen.
Se comprende, pues, la importancia de la narrativa compartida, de un relato que ofrezca esperanza, lejos de las ambiciones o las medianías. Aquí declaramos la Independencia y forjamos nuestra primera constitución democrática, en 1811. Allá surge La Pepa, en 1812, la primera constitución liberal europea. La historia se corta luego por un largo trecho, aquí y allá, cuando la traición hace de las suyas, pero ese es otro asunto. 
Al pensar en el siglo XXI que aún espera por nosotros y miremos hacia atrás, constatemos que antes que el color rojo se impusiese como fatalidad, quienes construyen nuestra identidad, olvidada y perdida, son hombres que se entienden alrededor de razones, teniendo a la patria adolorida como lo primero. No la dividen en una mesa de azar, menos con rufianes. 
Hagámosle honor a nuestros Padres Fundadores, en esta hora de luto nacional e incertidumbre.
   

]]>
<![CDATA[Arrancó la campaña presidencial]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Arranco-la-campana-presidencial-20180130-0035.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Arranco-la-campana-presidencial-20180130-0035.html Ante el anuncio por parte de la Asamblea Nacional Constituyente de realizar las elecciones presidenciales antes del 30 de abril del presente año, el presidente Nicolás Maduro manifestó que él sería el candidato del Psuv y fuerzas aliadas para aspirar a la reelección lo que anula las pretensiones de alcanzar la silla presidencial que otros miembros del partido de gobierno podrían tener como era el caso de Diosdado Cabello. 


El gobierno ya activó todos los comandos de campaña a nivel nacional con su lema “juntos podemos más”, y el presidente iniciará una gira nacional para promover los programas sociales concentrados en el carnet de la patria como un instrumento político de gran alcance enfocando sus esfuerzos en repartir bonos, pensiones y alimentos por medio de los Clap. Mientras el gobierno avanza políticamente, a pesar de la aguda crisis económica, la oposición política no encuentra manera de ponerse de acuerdo en quién será su candidato presidencial o el mecanismo de elección, y a solo 60 días de las elecciones no pueden perder mucho tiempo en egos y confrontaciones debido a que está claro que si el candidato de la oposición no es una figura que anime al electorado el gobierno volverá a ganar con solo 30% de apoyo popular. 


El ánimo del electorado opositor en la calle está muy pesimista y se concentra en que no van a participar con el actual Consejo Nacional Electoral, cuya tesis es alimentada por muchos voceros opositores “al gobierno” que afirman que no hay condiciones para participar y llaman a no inscribir ningún candidato, y la interrogante es ¿qué proponen estos sectores para solucionar la crisis en la que todos coinciden en que hay que cambiar al gobierno?, pero, ¿De no ser por la vía electoral por cual vía sería?, acaso ¿abandonar es una opción en este momento? eso sería entregarle todo el poder político al gobierno y lo más dramático es que la oposición política hoy no sabe, después de tantos años enfrentando al mismo adversario, cómo ganar eleccion 

Por su parte, la oposición necesita organizarse, dirimir sus diferencias, elegir a su candidato presidencial por consenso y estar alertas a todo el panorama político que presente el gobierno porque en caso de que a la ANC se le ocurra llamar también a elecciones de concejales y diputados regionales, eso podría complicar mucho más el panorama electoral para la oposición. La presión internacional hasta este momento no ha logrado que el gobierno rectifique en lo económico, acepte ayuda humanitaria y suspenda las elecciones, y cada vez que algún vocero internacional arremete en contra de una figura del oficialismo las repuestas son más radicalismo.

Es posible que en abril el presidente consiga su reelección lo que sí no va ser posible es que el pueblo resista tanto tiempo con esta escalada de precios lo que en algún momento puede provocar una reacción en cadena por escasez, hambre y altos precios.  Así que arrancó la campaña el presidente Maduro desconociendo quién será su contrincante aunque él quisiera que fuera Ramos Allup.
 

]]>
<![CDATA[Fulanito, el barranco y tú, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Fulanito-el-barranco-y-tu-por-Carola-Chavez-20180130-0031.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Fulanito-el-barranco-y-tu-por-Carola-Chavez-20180130-0031.html “¡Ajá! ¿Y si Fulanito se tira por un barranco, tú también te tiras con él?” ¿A quién no le sacudió la razón su madre con esta frase, cuando, en algún momento de su infancia, fue pillado haciendo alguna trastada dañina, peligrosa o simplemente estúpida?

 Y tú parado ahí, entre turulato y apenado, contestabas que no, convencido de que, en verdad,  no debías hacer cada estupidez que hiciera tu amiguito, porque un día podías terminar en el fondo de un barranco. ¿Te acuerdas? 

Varios años después te encuentras en la calle, porque Fulanito te llamó, y tú fuiste, porque Fulanito te dijo que había llegado la hora, y le creíste, aunque Fulanito tiene 18 años diciéndote lo mismo… Tantas veces ha llegado la hora que no llega, pero esta vez sí que si. Entonces saliste, para llegar al final, como dijo Fulanito, y marchaste pero no había paso: por un lado estaba la guardia, por el otro el río Guaire. Y Fulanito, heroico, ordena: “¡Crucemos por el Guaire!” Y tú, olvidando la frase materna -¡cataplún!-, te lanzas al río a flotar entre mojones mientras Fulano, se queda arriba, tanquilazo, tomándote fotos para el Instagram.

Así como hace años te mandaron “Todos a Miraflores”, y tú fuiste, a ciegas, sin saber dónde quedaba, sin la guía de Fulanito, que se resguardó en una televisora que trasmitiría la tragedia que tú debías protagonizar. 

Así como tantas veces te mandaron a votar, a abstenerte, a votar pero comiéndote la papeleta… A cacerolear, a bailar salsa… 

Así como llamaron a tus hijos a salir con las mochilas llenas de miguelitos, con capucha, escudo y puputov, y los viste irse sin que la célebre frase materna saliera de tus labios. Y tus hijos en la calle, en el barranco y Fulanito en Twitter impulsando la etiqueta #EleccionesYa.

Y por fin llegan las anheladas elecciones y sale Fulanito y te dice, con su cara tan lavada, que no es no, que no hay nada más antidemocrático que unas elecciones, y abona tu desesperanza con el cuento del fraude, el mismo fraude de siempre, del que traerían las pruebas mañana, allá en 2004, el de la testigo Betsy, que no se presentó, esto a la vez que se postula Fulanito como candidato porque Zutanito y Mengano también se postularon y él no se va a quedar atrás. Y viéndote frente a otro nuevo barranco, yo me pregunto cuántas veces más te vas dejar empujar.

]]>
<![CDATA[En opinión: Para echarse a correr]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Para-echarse-a-correr-20180130-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Para-echarse-a-correr-20180130-0032.html Me cuentan que el amigo de un amigo, muy chavista él, vendió a precio de “la página” los electrodomésticos de Mi Casa Bien Equipada, la Canaima de los chamos, la table de su mujer estudiante universitaria, el carro de Venezuela Móvil, la casa de la Misión Vivienda Venezuela y se fue del país porque aquí ya no se puede vivir. ¡No puedo con vos!
El Gobierno ha mantenido férreamente el control de cambio como puntal de su política económica socialista. El control no funcionó, tampoco hay qué cambiar, pero se anuncia un nuevo Dicom en el que el Estado no ofertará dólares ni euros sino que aspira a captar las divisas que envían los venezolanos que se han ido del país aduciendo que aquí no se puede vivir. De Control de Cambio a Casa de Cambio. ¡Un poquito de por favor!
En esa misma defensa del socialismo, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha ratificado las alianzas económicas con nuestro principal socio comercial, la República Popular China, que gobernada por un Partido Comunista fue en el reciente Foro Económico de Davos, el ágora del liberalismo mundial, la voz cantante en la defensa del libre comercio ante las pretensiones proteccionista nacionalistas de Donald Trump. ¡El mundo al revés!
El comandante Wilmar Castro Soteldo fue a la República de Argelia en la última gira del presidente Nicolás Maduro y vino maravillado de cómo los argelinos, quienes viven en un desierto, cultivan casi todo lo que se comen. El asombrado Castro Soteldo era entonces Ministro de Agricultura y Tierras de Venezuela, que tiene millones de hectáreas fértiles cultivables y también desiertos, y ahora es el de Finanzas. ¡Válgame Dios!
El Gobierno anunció el Plan Conejo y los animalitos que son mundialmente famosos por lo gozones que son en Venezuela no se reproducen: ¡misterios de la Ciencia! Diría el personaje de Venezolana de Televisión. Por cierto, el mismo que anunció el Plan Conejo, Freddy Bernal, era el encargado de traer los perniles para las fiestas de diciembre y recientemente leí en prensa que es el responsable de dotar a los campesinos de los insumos que requieren para producir alimentos. ¡Última cena!
Los maracaiberos estábamos orgullosos de ser la primera ciudad de Venezuela en tener luz eléctrica, ahora somos la primera a la que se le va la luz y hasta tres veces al día o durante todo el día ¡claro! es por el sabotaje según el ministro Luis Motta Domínguez a quien la Federación de Trabajadores Eléctricos le dedicó un página completa para denunciar las agresiones a los trabajadores, la persecución de los dirigentes gremiales y el incumplimiento de la contratación colectiva. ¡Compren velas!
Los maracaiberos también teníamos a Las Pulgas. Todo el que estaba pelando iba para el centro y de una u otra manera, no siempre lícitas en verdad, resolvía el “pan de sus barrigones”, pero de acuerdo con insólitas declaraciones de altos voceros del Gobierno nacional y regional Las Pulgas ahora son de las mafias y de las mafias de “paramilitares colombianos”, lo curioso es que en Venezuela no hay militares colombianos sino venezolanos. ¡Alma llanera por favor!
Por cierto, los militares venezolanos son los principales aliados del presidente Maduro en la “guerra económica” y aunque en verdad la llevan perdida a veces pienso que terminarán por tomar el poder con tal de que la “guerra”, que les ha dado protagonismo en el campo económico, no termine nunca. De la “guerra de todo el pueblo” a la “guerra contra todo el pueblo”. El Gobierno adelantó las elecciones presidenciales para abril próximo porque las va a ganar. Sí, las encuestas dicen otra cosa, lo mismo decían en las elecciones de gobernadores, pero las va a ganar y las va a ganar, entre otras cosas, porque la dirigencia de oposición que prometió derrocar a Maduro en seis meses cinco años atrás pierde el tiempo peleándose entre ellos para ver quién de todos será el candidato a ser derrotado. ¡La botella está vacía caballeros!
La estulticia de la dirigencia de oposición es tal que después de no participar en las elecciones de la ANC ni en las de alcaldes porque no había condiciones, ahora que se les han ido del país cerca de tres millones de sus votos potenciales...éstos Churchill de la política local creen que tienen alguna probabilidad de ganar. ¡Y que los bañen por favor!
El presidente Nicolás Maduro que para los efectos de la campaña que ya arrancó ahora será llamado Nico, en espera de que de esa forma intimista atraiga el voto femenino y juvenil, y que debía, en el mejor de los casos, gobernar seis años, gobernará 12 ¡guayando!
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La proscripción de Lula]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-proscripcion-de-Lula-20180129-0042.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-proscripcion-de-Lula-20180129-0042.html El de hoy es un día de luto para la democracia en el mundo. Tres jueces arrojaron por la borda toda la evidencia que confirmaban la inocencia de Lula y lo condenaron a una pena de doce años y un mes por haber supuestamente incurrido en el delito de corrupción.
 Para colmo, estos funestos personajes que manchan de manera indeleble a la Justicia brasileña decidieron aumentar la pena que originalmente le había fijado el polémico juez Sergio Fernando Moro que era de 9 años y seis meses de prisión. Tal como ocurriera en el caso de Dilma Rousseff no existen pruebas irrefutables que Lula hubiera recibido el famoso triplex en Guarujá a cambio de favores concedidos a ciertas empresas examinadas en el marco del proceso legal conocido como Lava Jato. Pero la certeza incontrovertible de la existencia del delito, fundamento del debido proceso, no es ya necesaria en Brasil, como en Argentina, para condenar a un enemigo político. 
La diferencia es que en este país se lo encarcela bajo la dudosa figura de la "prisión preventiva", extremos hasta los cuales hoy no se ha llegado en Brasil. Por eso no hay ninguna posibilidad de que Lula vaya a prisión a raíz de la sentencia de la Cámara. Un dato que habla de la bajeza y el talante moral del empresariado brasileño, que canta loas a la democracia y la república, lo ofrece el hecho de que tras conocerse la ilegal condena a Lula la Bolsa de Sao Paulo subió un 3.72 %.

De todos modos el asunto está lejos de haber sido clausurado. Quedan muchas instancias de apelación, ante la propia Cámara que decidió aumentarle la pena, ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) alegando que en el curso del proceso se transgredió alguna ley federal, o ante el Supremo Tribunal Federal (STF), si llegara a plantearse que le sentencia viola derechos garantizados por la Constitución. Habida cuenta de lo dilatados que suelen ser los plazos legales quien decidirá si Lula puede o no participar en las elecciones y, en caso de ganarlas, asumir la presidencia es el Tribunal Superior Electoral (TSE), donde el PT deberá inscribir la candidatura de Lula entre el 20 de julio y el 15 de Agosto próximos. Dado que el proceso legal continúa su curso y cuyo resultado final bien podría ser el sobreseimiento de Lula, parece poco probable —por lo temerario— que los magistrados del TSE veten la inscripción del líder petista y, si triunfa en las elecciones, le impidan que llegue al Palacio del Planalto. En pocas palabras, se perdió una batalla contra una in(justicia) corrupta y venal, pero el proceso electoral sigue su curso y la ventaja de Lula sobre sus impresentables competidores aumenta de a poco pero día a día. 
No se habla del asunto pero son muchos en Brasil que temen que la proscripción de Lula puede ser la chispa que incendie la reseca pradera social brasileña, devastada por las políticas de Temer e indignada por el sesgo antipopular de la justicia federal. No vaya a ser que el ensañamiento político en contra del ex presidente se convierta en el detonante de un estallido social de incalculables proyecciones. No hay que olvidar una clara enseñanza de la historia: quienes con más empecinamiento se opusieron a las reformas terminaron siendo, a pesar de ellos, los que catalizaron las revoluciones.

]]>
<![CDATA[El factor hambre: último recurso del golpismo, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-factor-hambre-ultimo-recurso-del-golpismo-por-Jose-Vicente-Rangel-20180129-0041.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-factor-hambre-ultimo-recurso-del-golpismo-por-Jose-Vicente-Rangel-20180129-0041.html El factor hambre consiste en emplear los recursos que aún posee la oposición  para extremar la escasez de alimentos. Para sabotear la distribución. Para utilizar el dominio sobre los medios para magnificar el problema y atribuirle al desabastecimiento carácter de hambruna.
 
1) Hasta ahora han fracasado en todos los intentos para sacar a Nicolás Maduro de Miraflores. El suyo ha sido uno de los mandatos presidenciales más acosados. No ha tenido tregua en el ejercicio de las funciones que le confirió el pueblo venezolano en elecciones libres y democráticas, pese a que pasará a la historia como el Jefe de Estado más dialogante que ha tenido el país. El que en situaciones extremadamente difíciles —económicas, sociales y políticas— respetó las reglas de juego de la democracia y se mantuvo en el marco de la Constitución. Pocos como él han sido objeto de tantas provocaciones, de agresiones personales y traiciones, no solo en el país, sino afuera. 
     2) Pero hay que reconocerlo: Maduro ha soportado todo: el alud de infamias, de  vilezas y celadas que sus adversarios le han tendido y ha logrado sobrevivir. Cuando se consideraba, entre los analistas políticos y en los círculos cerrados donde se manipula la opinión pública, que se hallaba al borde del abismo, a punto de caer, salía de la emergencia con inusitada habilidad, con singular olfato, le daba la vuelta a la situación y extraía beneficios. Su capacidad de aguante, está más que probada: es ilimitada.
      3) Los pronósticos agoreros fracasaron una y otra vez. Desde el momento que tomó posesión del mando, en acre olor a tempestad, con el estímulo de un adversario irresponsable que demostró carecer de talante democrático, hasta hoy cuando comienza el último año de su gestión. Pero aún así, cuando pareciera no existir peligro, éste persiste.
      4) Hay algo que los enemigos de Maduro, nacionales e internacionales, no ven, o no quieren ver. Que se resisten a aceptar por razones obvias. Por el desprecio que sienten hacia él, proveniente de la arrogancia que los caracteriza. De la subestimación que los ciega. Y es que detrás de Maduro está un pueblo. Por eso siempre ha salido airoso. No lograron derrocarlo la guerra económica, el cerco internacional, el bloqueo, la conspiración continuada, la guarimba, ni los intentos por socavar la unidad de la Fuerza Nacional Armada de Venezuela (Fanb).
      5) ¿Qué recurso le queda a la oposición para sacar a Maduro de Miraflores? ¿A la oposición fascista que tomó distancia de la otra, la democrática? Esa oposición irracional, desesperada que arribó a la conclusión de que tiene que hacer algo excepcional porque el tiempo es implacable, y sabe que si concurre a unas elecciones será derrotada, está dispuesta a  jugarse la última carta. Es decir, que consciente como está que no cuenta con militares que la acompañen en una aventura, ni tiene organización suficiente para convocar a una huelga general, apuesta al factor hambre.
       6) El factor hambre consiste en emplear los recursos que aún posee la oposición  para extremar la escasez de alimentos. Para sabotear la distribución. Para utilizar el dominio sobre los medios para magnificar el problema y atribuirle al desabastecimiento carácter de hambruna. 
Para sembrar angustia en la colectividad, extremar la campaña internacional contra  el país y elevar, progresivamente, el tono de la protesta en el país con la idea de que se produzca un caos que obligue al gobierno a emplear el poder militar y policial para frenar o disuadir, en forma brutal la situación y suscite una condena nacional e internacional que justifique la intervención militar dirigida por EE UU  que, como se sabe, ya está planificada y tan solo aguarda su ejecución. Maduro conoce esta estrategia y debe tener prevista la respuesta. La experiencia que ha acumulado es un elemento que los que siempre lo desestimaron cumple de nuevo un papel determinante. Y que —como ha sucedido en otros momentos— dejará al enemigo con los crespos hechos.
 
 
Claves secretas
• ADVERTENCIA: el comentario que sigue lo escribí  antes de la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente convocando la elección  presidencial para el primer cuatrimestre  de este año. Pienso que la situación no cambia sustancialmente, solo que coloca a la oposición ante un disparadero y desenmascara  a los hipócritas mandatarios de otras naciones que antes clamaban por elecciones en Venezuela y ahora las  rechazan). De inmediato  comentario inicial: 
• COMENZO LA campaña en la oposición para escoger candidato presidencial. Varios nombres empiezan a correr en una cancha cubierta de lodo. ¿Cuántos son simbólicos y cuantos no? En las encuestas aparecen las tradicionales figuras del agotado mundo partidista y ciertos nombres de independientes. Entre los aspirantes partidistas destacan, con bajos porcentajes, Ramos Allup, Borges, Henry Falcón, y entre los independientes Lorenzo Mendoza y Claudio Fermín, aún cuando hay otros agazapados…
• MENDOZA, según parece, cuenta con mayor simpatía, pero al mismo tiempo con más trabas entre las que se señala el rechazo de los partidos y del entorno familiar. Este último teme que la candidatura meta a la empresa Polar en un campo minado…
• PERO EN materia electoral, en lo referente a las presidenciales, aún no hay nada concreto. Debido al trauma que afecta a la oposición, a las tremendas derrotas que sufrió en las últimas semanas del 2017, hay la sensación de que no está en capacidad de competir con el chavismo, el cual atraviesa por un momento estelar. Entre otras razones porque no tiene problema candidatural, porque ha logrado construir una poderosa maquinaria y consiguió ajustar líneas  programáticas que le facilita tocar tierra, a diferencia de otras elecciones…
• EL MISMO acoso que representa la crisis económica para el gobierno, determinó que el chavismo actualice su mensaje, lo coloque a nivel del ciudadano de a pie y haya logrado perfeccionar un sistema comunicacional excepcional. Al extremo de que ha conseguido paliar los efectos de la crisis y poner en evidencia la responsabilidad en ésta de las políticas de la oposición…
• LA UNION EUROPEA se suma a la infamia del gobierno de Donald Trump. Es decir, que asume un triste papel de lame-culo del imperio. En otras ocasiones la Unión Europea tomaba discreta distancia. Optaba por enfatizar, de alguna manera, que Europa era Europa y EE UU  era los EE UU. Se cuidaba de involucrarse en los turbios designios de la Casa Blanca y hasta se permitía discrepar. Pero cuando uno observa que en un tema manejado con infinita torpeza por los políticos norteamericanos, como el venezolano, se suma a una lista infamante de figuras respetables, homologando cobardemente acusaciones norteamericanas sin prueba alguna, lo que provoca es nausea…
• ESTADOS UNIDOS y los cipayos que en Venezuela lo secundan, parece que han aterrizado  en una fórmula ideal para salir de Maduro: estrechar el cerco para que el pueblo venezolano se desespere, se eche a la calle y arrase con todo. El resultado seria el caos y la salvadora intervención  militar gringa. En otras palabras, algo parecido al 27 de noviembre. Qué fácil luce en el papel una fórmula que pone de lado el hecho de que las causas de aquella histórica jornada y las que existen hoy día son diferentes. Que el pueblo ubica hoy con claridad al enemigo y tomó clara conciencia —y un espíritu de lucha extraordinario— que excluye la posibilidad de éxito de una aventura de tal naturaleza…
• LA VISITA de Francisco a Chile provocó sorpresas. El Papa tocó aspectos básicos y levantó reacciones impredecibles. Ejemplo: Comenzó un acto público citando a Pablo Neruda; en otro recurrió a un verso de Violeta Parra, y ante una multitud  en Santiago pidió un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de Pinochet…
• LA OPOSICIÓN optó por olvidarse del 23 de enero. Está consciente de que perdió la calle.-
]]>
<![CDATA[¡Como diría Winston Churchill!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Como-diria-Winston-Churchill-20180129-0043.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Como-diria-Winston-Churchill-20180129-0043.html “Una cosa es conocer el camino… la otra es recorrerlo”.  Pensamiento que pudiera ser aplicado a la actual coyuntura política de la nación. Donde vemos que las organizaciones partidistas, personalidades, público en general  y analistas, dibujan el camino para derrotar al gobierno pero entran en conflicto al recorrerlo. En su correría surgen las diferencias que se presentan desde el mismo momento de iniciarla. Cuestión de estrategias. Para la oposición, lo importante es derrotar al gobierno por cualquiera de las vías. En su agenda, el golpe de estado, intervención extranjera, elecciones presidenciales, rebelión social y hasta  magnicidio, en algunos. 
    Mientras, esto este planteado no habrá paz ni coexistencia socio política. ¡El gran drama de la Venezuela de nuestros días! Definido el lapso para las presidenciales, en otras palabras, determinado el camino tocará recorrerlo y entonces allí, surgirán los conflictos entre unos y otros; dentro y fuera de ambos campos rivales. Adelantar las presidenciales es una estrategia electoral-política del gobierno de Maduro, que se siente acorralado por los últimos acontecimientos y por la baja de su popularidad. Aunque se mantiene como líder en el respaldo de la gente, por lo menos en cuanto a la militancia en el PSUV. Por ahora, el adelanto de las elecciones deja desarmada a la oposición. 
    Adelantar las elecciones a todas luces favorece al gobierno y tiene multi efecto. A escala internacional complace porque elecciones justas es una solicitud reiterada de EEUU, Canadá y Unión Europea.  Ojo, elecciones justas. Las sanciones financieras y económicas tienen  acorralado al gobierno y meter al país en las presidenciales generará perspectivas a un lado y a otro, de diferentes signos e indicará el camino para resolver el conflicto democráticamente. A lo interno, crea ilusiones y perspectivas por la posibilidad de salir de la crisis con el cambio del gobierno. Los eventos del Junquito han golpeado duramente la imagen del gobierno y se ha montado una matriz de opinión de masacre, asesinato y violación brutal de los derechos humanos.  Las elecciones encuentran dividida a la oposición que conforma grupos y subgrupos que no coinciden en el candidato único ni en el proyecto de país. Por otro lado, al proceso del diálogo y la negociación le elimina no solo temas sino igualmente fuerza y justificación. Lo que esperamos todos…elecciones limpias, transparentes y libres. Voto universal, directo y secreto. 
    El gobierno, creo yo, se sentía entrampado en las negociaciones. Como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones las demandas de la oposición eran incumplibles. Buscaban tiempo y lo lograron. La oposición se los facilito… Les pusieron el camino en bandeja de plata. No atinan en política porque están enredados en sus propias rivalidades, ambiciones y personalismos exacerbados. La ciega lucha por el poder entre ellos – capitalizar la masa opositora -- les hacen mirar primeramente a lo interno y dejan en segundo plano la oposición al gobierno. Gastan una tonelada en rivalidad interna y cien gramos de oposición contra el gobierno. Cada vez es más brutal la crisis económica  y en lugar de resolver la problemática el gobierno convoca a elecciones. ¡Juega adelantado y deja atrás los problemas del pueblo! Amanecerá y veremos qué pasa….  

]]>
<![CDATA[Carta abierta al pueblo de Venezuela, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Carta-abierta-al-pueblo-de-Venezuela-por-Rafael-Ramirez-20180127-0038.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Carta-abierta-al-pueblo-de-Venezuela-por-Rafael-Ramirez-20180127-0038.html El pasado 25 de enero el Fiscal General, nuevamente arremetió contra mi nombre y mi reputación, acusándome y condenándome de una vez, de la comisión de supuestos delitos de corrupción durante mi gestión al frente de la industria petrolera.

El Fiscal, con amplia cobertura comunicacional, actúa con claro abuso de poder, violentando mis derechos fundamentales: a la presunción de inocencia, al debido proceso, al derecho a la defensa y anuncia, que pronto emitirá orden de captura en mi contra y solicitará la “alerta roja” en Interpol, como si se tratara de un delincuente.

El Fiscal, aunque es un personaje capaz de hacer cualquier cosa motivado por su afán de cumplir sus ideas fantasiosas, sin embargo, no tiene el valor para llevar adelante esta canallada por sí solo.

El Fiscal, actúa sólo por instrucciones del Presidente y su entorno íntimo. Cual títere, hace el mandado y es capaz de prestarse a cualquier cosa por su agradecimiento de que lo sacaran del hueco donde cayó después que el Comandante Chávez le quitara su apoyo a la Gobernación de Anzoátegui. Está lleno de rencores y resentimientos, pero “es” el Fiscal y se presta para cometer esta infamia en mi contra.

¿Cómo llegamos a este punto?, ¿Por qué se arremete con tanta saña en contra de un revolucionario que ha trabajado y luchado lealmente al lado del Comandante Chávez?

¿Por qué se arremete contra una gestión, que es la gestión de Chávez, una gestión que fue fundamental para alcanzar y consolidar los extraordinarios avances políticos, sociales y económicos de nuestro país durante los años que estuvimos en revolución?

¿Por qué soy agredido?, siempre he actuado apegado a mis principios, en el marco de la Ley, nunca abusé del poder, en ejecución de las orientaciones de nuestro Comandante, a favor del Pueblo y nuestra patria.

¿Por qué atacan nuestro trabajo?, que logró enfrentar y derrotar con éxito al capital transnacional, así como, la hegemonía para el desarrollo de nuestro modelo propio, una de las gestiones más transparentes y escrutada hasta el mínimo detalle, tanto por el mismo Comandante, así como, por los mecanismos de control de la Administración Pública, del sector internacional, de nuestros socios y relacionados.

¿Por qué se arremete contra PDVSA y nuestra Política Petrolera?, una de las empresas más importantes del mundo, que la rescatamos junto a Chávez, los trabajadores y el Pueblo, del sabotaje petrolero, de la privatización, que operó como la empresa más exitosa del país, que cumplió todas las tareas asignadas para derrotar la pobreza, que se echó al hombro a todo el Estado y a la economía del país, que cumplimos con éxito todas las tareas asignadas, ayudamos a todos los sectores en el esfuerzo de la gestión de gobierno.

Una empresa y una política soberana que rescató el petróleo, y cuyos resultados económicos se tradujeron en prosperidad y desarrollo sostenido del país durante el gobierno revolucionario.

Una empresa, la Nueva PDVSA, “Roja Rojita”, la de Chávez, profundamente nacional y popular, revolucionaria, instrumento del ejercicio pleno de nuestra soberanía.

Se nos persigue, a nosotros que nunca hicimos cálculos egoístas, ni teníamos otro plan, ni éramos de ninguno de los “grupos”, que sólo éramos Chavistas y revolucionarios, que acompañamos al Comandante en su audacia, cuando se metió a lo “hondo”, con el “santo y con la limosna”, contra el podrido sistema capitalista y dependiente, a conquistar la independencia, lo acompañamos cuando rasgó las tinieblas, abrió las puertas a un gobierno popular y revolucionario

¿Por qué atacan al sector petrolero, a PDVSA, uno de los pilares del Legado del Comandante Chávez?, ¿por qué me atacan, al rostro y nombre emblemático de Chávez y su Política Petrolera, uno de su cuadros históricos?

La respuesta es dura, pero cada vez más evidente, aunque se niegue y no se quiera reconocer o decir: este gobierno hace tiempo que está lejos de ser, lo que nuestro Comandante Chávez quería para su pueblo y para el país, lejos de su Legado y de su Plan de La Patria, mucho menos, es un gobierno socialista.

Desde el inicio de este gobierno, el Presidente fue rodeado por un grupo extraño, además de su entorno íntimo, un grupo empresarial y político, que siempre estuvo allí, agazapado y que fueron actuando de manera persistente, convenciendo al Presidente que “él” debía tener su propio liderazgo, perfil, que “él” era el líder, el nuevo “jefe”. Obviaron estos personajes que Nicolás Maduro llegó allí, por el Chavismo, porque Chávez lo pidió el 8 de diciembre, por una posibilidad de continuidad del gobierno de Chávez, de su política, de su Legado, para evitar el asalto de la derecha que se sentía victoriosa después del fallecimiento del Comandante.

Pero, el Comandante en su última alocución del 8 de diciembre, nunca dijo que cambiara a su gobierno, sus políticas, se trataba de poder asumir una nueva elección, si él no estuviese en condiciones de ejercer la Presidencia.

Pero él no pensaba morir, siempre pensó estar allí, entre nosotros, creo que así lo entendimos todos, nadie pensó en el escenario de su desaparición física. Es en ese contexto que hay que entender el mensaje del 8 de diciembre.

Creo que, sobreviniendo el fallecimiento del Comandante, el actual Presidente ha debido entender que había sucedido algo fuera de lo previsto por el Presidente Chávez y por tanto se imponía un gobierno, donde, aunque él sería el Presidente tendría que trabajar con la Dirección del equipo de Chávez, y muy cuidadoso de gobernar todos juntos, para enfrentar la tormenta, su elección implicaba el ejercicio de una voluntad colegiada, no individual o personal.

No lo entendió así el nuevo Presidente, ni su papel, ni su responsabilidad. No entendió que no se trataba de sustituir a Chávez, sino de continuarlo. El pueblo nunca quiso cambiar a Chávez, lo perdimos en batalla.

El nuevo Presidente se ha debido imponer él mismo la mayor rigurosidad y disciplina, para enfrentar y derrotar la tentación del poder, la ambición de los nuevos grupos, que tratarían de crear círculos de poder, de influencia, para hacer otro gobierno.

Inmediatamente, comenzaron a actuar estos grupos, oportunistas, primero se fue apartando a los Ministros de Chávez.

Cualquiera diría, “está en su derecho, es el Presidente”, no es verdad, éste era el equipo de Chávez en un gobierno Chavista, pero digamos que sucede, sin embargo, a lo que no tenía derecho, es a apartarse de las políticas del Comandante, de su forma de gobernar y sus principios de actuación.

Comenzaron a aparecer personajes a los que justamente el Comandante Chávez había puesto de lado durante su gobierno.

Empezaron los afiches con el nuevo Presidente en posición de “bateo”, el ensalzamiento a su personalidad, los aduladores de oficio, el ego, y comenzó un control milimétrico de los medios del Estado, las adquisiciones de medios privados, las alianzas y acuerdos, por lo menos, extraños.

Una insistencia del nuevo Presidente de que reconociéramos que “él” era el nuevo “jefe”, “él” era el Presidente.

Y es verdad, es el Presidente y eso hay que respetarlo, yo lo respeto, pero para ser el nuevo jefe o siquiera acercarse a la estatura de Chávez, hay un trecho insalvable.

No se entendió que, para llegar a acercarse a Chávez, tiene que trabajarse de manera extraordinaria y en equipo.

En cuanto a la autoridad sobre un movimiento político o sobre un colectivo, ésta no se decreta, se conquista, con trabajo, estudio, disciplina, ejemplo, decisiones acertadas, actuaciones justas, sin parcialidades, ni grupos, por encima de los intereses mezquinos.

Es lo que se llama la “autorictas”, pero cuando no se tiene, se recurre al autoritarismo para imponerla.

Igualmente se insistió en hacer un gobierno diferente, dejando languidecer o desaparecer las estructuras, equipos y fórmulas creadas por el Comandante, en un empeño por crear nuevas y distintas iniciativas, una tras otra, sin continuidad y consistencia.

Todos estos últimos cinco años están llenos de iniciativas fallidas e improvisadas, con la subsecuente ineficacia o incapacidad del gobierno en la gestión de soluciones a los problemas del pueblo.

En paralelo, se impuso la tesis de controlar, todos los puestos del Estado, del gobierno, con personas “suyas”, familiares, amigos, incondicionales.

Que no tuviesen capacidad, conocimiento, ni convicciones revolucionarias, ni éticas, no era un problema, lo importante es que eran de los “suyos” y de allí para abajo un desmantelamiento de todos los equipos del gobierno revolucionario del Comandante Chávez, siempre con el argumento de la “corrupción”.

Qué insensatez y daño tan grande le han hecho a la Revolución Bolivariana y a las instituciones del Estado.

Para ello, se impusieron tesis extrañas como aquella del “sacudón”, con alta rotación de cuadros, cambios sucesivos, todo orientado a desmantelar los equipos de trabajo, como si el Gobierno de Chávez hubiese sido malo. No importaba que los ministros o viceministros no tuviesen experiencia, hasta se argumentaba que quien había sido Ministro con Chávez para una cosa, seguro sería buen Ministro para otra.

Al final imperó la improvisación, falta de continuidad y ahora el equipo de gobierno es desconocido por su alta rotación, no tiene peso político, nuevamente dentro de la conseja de que “nadie te haga sombra” 

El tema económico ha sido el “talón de Aquiles” de este gobierno. Hacía mucho, pero mucho tiempo que todos los grupos políticos, económicos, de poder querían controlar PDVSA y la política petrolera.

El Comandante Chávez lo sabía, probablemente encontró en nuestro equipo, un grupo humano comprometido con la transformación del país, como seguramente encontró en los distintos grupos humanos con los cuales fue haciendo sus equipos de gobierno, aupándolos, estimulándolos.

Pero en el caso de PDVSA, la capacidad, conocimiento, honestidad y probidad fueron determinantes para estar el manejo de un sector tan complejo como el petrolero, el corazón de la economía, conformado por un entramado de relaciones internacionales, comerciales y de negocios, con tantos riesgos  tentaciones en cuanto en convertirse en un agente de las transnacionales o sencillamente, en un corrupto, un sector creado y estimulado por más de cien años desde la aparición del petróleo en nuestro país, era, o es, el sector vaso comunicante por excelencia con las transnacionales, la única empresa del país en disputa y competencia a nivel internacional.

A los inicios del gobierno del Comandante Chávez, me antecedieron otros presidentes de PDVSA, ajenos a nuestro programa nacional, incluyendo un general activo que terminó de golpista.

Esa fue la experiencia del Comandante con el sector petrolero, hasta que llegamos al Sabotaje y la “toma de la Colina”.

A partir de allí, con un equipo de extraordinarios compañeros, incluyendo a Ali Rodríguez Araque, mi respetado amigo y amigo de mi casa, quien me conoce desde niño y sabe quiénes somos nosotros, comenzamos a trabajar en una Nueva PDVSA, nacional, popular, revolucionaria, la “Roja Rojita”. Era la PDVSA de Chávez.

El Comandante, precisamente por las experiencias del Golpe de Estado y del Sabotaje, entendió lo importante de nuestro sector, que era capaz de derrocar gobiernos, por lo que, se dedicó personalmente a trabajar en su refundación, lo hicimos juntos, para mí fue un gran honor.

El que diga que el Comandante era un descuidado, o dejaba hacer, que tuviese “preferidos” por razones distintas al trabajo y las convicciones revolucionarias, está mintiendo.

Al contrario, él era extremadamente exigente con los suyos, muy duro.

En mi caso, era una revisión permanente, un escrutinio a mi conducta, accionar,  gestión, con su mirada fija, penetrante, su intuición, todos sus mecanismos de control, toda la inteligencia y el poder político, popular, se hacía una idea de quién era quién, conocía muy bien a su equipo de hombres y mujeres. Su ingenuidad política quedó atrás con el Golpe de Estado.

Si el Comandante Chávez hubiese tenido alguna duda respecto a mi conducta,  honestidad, lealtad o convicciones revolucionarias, me hubiese sacado del gobierno, no hubiese durado ni un año en tan altas responsabilidades. Todos los ayudantes militares, civiles y compañeros que compartimos esta etapa, saben que fue así.

Pues bien, fueron 12 años como Ministro de Petróleo y 10 como Presidente de PDVSA. No sólo estuve en esos cargos, sino que desempeñé innumerables tareas y responsabilidades de la más alta complejidad y compromiso. Ya la historia pondrá las cosas en su justo lugar.

Desde el primer año de gobierno el Presidente Maduro me pidió que le entregara el cargo de Ministro de Petróleo y Presidente de PDVSA, él quería “refrescar” el sector.

Ya tenía sus candidatos, uno de ellos está preso y el otro, responsable por cierto de la venta de petróleo Sr Fiscal, goza de protección presidencial que por lo menos es inconsistente con su discurso.  No había argumentos, razones. Querían PDVSA y por supuesto, la tuvieron.

Yo hice mi entrega de manera escrupulosa, más de 24 cajas de documentos y mantuve copias digitales, de las cuales he hecho varias de respaldo, de toda la información de nuestras operaciones porque ya algo me olía mal en todo esto.

Eran momentos terribles. Fue la primera andanada de ataques personales, como nunca antes. Sólo le dije en aquel momento al Presidente, que estaba haciendo lo que había prometido hacer Capriles si ganaba las elecciones: removerme e intervenir PDVSA, cosa que el Comandante Chávez en su discurso en La Guaira durante las últimas elecciones, dijo que no sucedería, y explicaba por qué la derecha me profesaba esas amenazas y tanto odio.

¿Quién sospecharía que después el nuevo gobierno, que se proclama Chavista, haría exactamente lo contrario a lo que Chávez dijo?.

Yo acepté ir a Cancillería por mantener la disciplina y manejarme en esta nueva situación, con la esperanza de que fuese sólo un hecho aislado y no un cambio cualitativo.

De inmediato me desplegué por el mundo, me recibieron varios presidentes de países petroleros, puesto que yo estaba convencido que el precio del petróleo se desplomaría, no por el petróleo de esquistos norteamericano, sino por las razones geopolíticas que afectaban al norte de África, Siria y Medio Oriente.

Fueron desestimadas mis advertencias. Se han debido tomar, en ese momento, las medidas económicas que propuse ante todas las instancias, incluyendo el Congreso del Partido, para enfrentar esta situación que ya estaba advertida.

No se tomaron las medidas, se impusieron los intereses de los grupos económicos que se han hecho mil millonarios con el diferencial cambiario.

Al contrario, en vez de atender mis advertencias, algo, que todavía no sé qué fue, molestó mucho al Presidente, cuando intenté ayudar a los trabajadores de Cancillería y hacer algo por la institución, que luego de doce años de Revolución, estaba en una situación deplorable.

Salí a las Naciones Unidas.

Nuevamente acepté por disciplina y para representar a mi país ante el máximo organismo de la política mundial y ante el Consejo de Seguridad. Lo hice de inmediato, disciplinado, ya muy preocupado, pero dando todavía espacio al tiempo y a la rectificación.

Lo confieso, dentro del chantaje de “no afectar a la revolución”, “la unidad”, etc.

A PDVSA se entró a “saco roto”. Se persiguieron a los llamados “ramiristas”, es decir, los equipos formados después de la derrota del sabotaje petrolero, el equipo de Chávez.

Comenzó un proceso de remoción, acusaciones, persecuciones, detenciones, se metió al SEBIN a determinar si las operaciones eran correctas o nó, imperó un profundo desconocimiento.

Se removieron a los miembros de la Junta Directiva, técnicos-políticos, con una dilatada experiencia y conocimiento del sector y de los antecedentes de la empresa, con liderazgo y prestigio entre los trabajadores. La nueva Junta Directiva, respondía y responde a distintos grupos de poder, económicos y políticos que conforman los nuevos círculos alrededor del Presidente

Se está abandonando paulatinamente nuestra Política Petrolera, la Faja Petrolífera del Orinoco, ahora se entrega al mejor postor, los campos petroleros a familiares y personas vinculadas a la derecha y la oposición venezolana.

Con el petróleo se han sellado acuerdos y compromisos con un sector de la oposición, se intenta congraciarse con las transnacionales para que vuelvan al país, pero ahora será al saqueo.

Se decía que nuestros problemas económicos se debían a la caída del precio del petróleo, pero el petróleo ya ha subido hasta niveles por encima de un 50% respecto al año pasado, entonces, ahora, es la corrupción, ¡sólo PDVSA es corrupta!, pero después de llevarse presos a quienes han querido, que todavía no saben de qué se les acusa, incluyendo dos ex ministros y presidentes de la empresa, que se prestaron a toda esta mala gestión en estos últimos tres años y medio, ahora resulta que se trata de una conspiración, donde hay un “paro silencioso”, dirigido por “mafias corruptas”.

No. Son mentiras, patrañas. La realidad es que luego de improvisar hasta más no poder, de fracturar la moral, unidad y disciplina de los trabajadores de PDVSA, luego de maltratarlos y hostigarlos, de remover a los cuadros técnico políticos de experiencia y conocimiento y de una abierta y grosera persecución, luego de restringir los recursos de inversión y mantenimiento, la producción de petróleo ha caído en más de un millón de barriles día, y las refinerías no pueden abastecer el mercado interno.

Un desastre, que está dirigido a entregar PDVSA y nuestra política petrolera a las transnacionales y los nuevos grupos económicos como sucedió tras la caída de la Unión Soviética. Es la esencia del nuevo pacto, no el que se discute en República Dominicana, el que ya se ha cerrado con factores de la oposición.

Este factor, aunado a una permanente improvisación, inacción y falta de capacidad en la conducción de los asuntos del Estado, además de una prepotencia y desconexión de la realidad, nos ha conducido a una terrible crisis económica y social, con unos efectos devastadores contra nuestro pueblo, que ha generado un éxodo y una paralización de nuestras capacidades productivas, con fenómenos de hambre, desnutrición y pobreza que no se pueden ocultar, aunque nada se publique ni se diga al pueblo.

Es evidente la compleja y difícil situación que enfrenta el país, el deterioro de la calidad de vida de nuestro pueblo. Se va a requerir de un gran esfuerzo colectivo para superarla.

Todo este deterioro ha venido acompañado del surgimiento de las peores conductas sociales, o más bien, asociales en el seno de nuestro pueblo, a todos los niveles: la corrupción, el “bachaqueo”, la falta de compromiso con un programa de transformación, las prebendas de hambre administradas para mantener el control social, la trampa y la mentira como una conducta extendida, la desesperanza, la frustración, la violencia, el incubo del fascismo, estimulado en las redes sociales.

Es un gobierno que no emociona a nadie, que vive de la etiqueta, de las conspiraciones y de un escándalo tras otro, del miedo, de la manipulación emocional a nuestro pueblo, abusan de la esperanza Chavista.

Estas opiniones y alertas las he venido expresando de manera privada y luego pública. Tengo la información, el conocimiento, la moral para advertir esta grave y difícil situación, del peligro que acecha a la patria.

Ante la debilidad de nuestras instituciones y nuestra revolución, nuestros enemigos acechan, nos agreden desde el exterior, amenazan, sancionan, prometen invasión, revancha.

El gobierno, de manera secreta, ha tratado de establecer algún tipo de pacto con el imperio, pero éste quiere la entrega de todo.

Emisarios especiales y ministros, han ido al norte a ofrecer acuerdos, se ofrecen oportunidades petroleras, contribuciones a la toma de posesión del Presidente, han hecho de todo.

En Nueva York era conocido que dos ministros fueron a hablar con la Exxon Mobil a ofrecer arreglos, volver a la Faja Petrolífera, incluso explotar de conjunto las áreas limítrofes del país usurpadas por ellos de facto.

Ni siquiera los recibió el presidente de la empresa. Las transnacionales lo quieren todo.

Se ha argumentado que cualquier crítica que se haga dentro del Chavismo sólo contribuye a fortalecer a la derecha, mientras, se negocia con AD, con UNT y otros factores para acordar una convivencia de intereses. Triste que se reflote a la derecha para mantenerse en el poder, a costa de lo que sea.

Se ha sido muy habilidoso, no se puede negar, en los pactos, acuerdos, manejo de la oposición, sus contradicciones, pero debe hablársele claro al pueblo, al Chavismo, al país.

No manipular sus sentimientos, se promete castigo a los culpables de la violencia, resarcir a las víctimas, sancionar a los que han traicionado la patria, mientras se hacen acuerdos secretos con ellos.

Se crean nuevas alianzas, mientras se persigue a los revolucionarios.

Yo he asumido la responsabilidad de hacer estas advertencias, no sólo competen al Chavismo, competen a todo el país honesto, trabajador. Nadie me puede “etiquetar”, con los “bots” de las redes sociales, nadie me puede descalificar.

Podrían no estar de acuerdo con mis opiniones, mi punto de vista o los tiempos y circunstancias políticas, pero nadie me puede acusar de trabajar con la derecha, contra el país y sus más altos intereses.

No he sido quien ha pactado con la derecha, ni ha traicionado a Chávez. Jamás me verán con la contrarrevolución, con su discurso, en pactos secretos. Si alguien me pregunta qué hacer, les diría: retomar el camino de Chávez, seguir su palabra, su ejemplo, su Plan de la Patria.

El Presidente arremete en mi contra, utilizando al Fiscal y todo el poder que tiene como jefe de Estado y de gobierno, me trata como al peor enemigo de la revolución, por mis opiniones políticas, por exigir una rectificación a favor del Pueblo.

Se me quiere escarmentar, sentar un precedente, quien se atreva a disentir, será condenado al ostracismo y se arriesga a cualquier cosa. Grave error, están matando a la revolución, su moral, su ética, su irreverencia, lo que constituye su fuerza.

Sé que con cada artículo que escribo, le estoy dando otra vuelta a la soga que han puesto alrededor de mi cuello. Si ese es el precio que debo pagar por mi lealtad al Comandante Chávez, al pueblo y a todo el país, lo asumiré.

Veo al mundo, con sus problemas, algunos avanzando a una velocidad inimaginable para nosotros, otros sumidos en el caos, la violencia y descuajados, desarticulados.

Yo quiero y creo que el país aún está en posibilidades de resolver sus problemas y salir de esta crisis sin más violencia, en el marco de nuestra Constitución.

He pedido públicamente la realización de primarias en el seno del Chavismo para escoger, por el voto popular, secreto, en ejercicio de la democracia protagónica y participativa, que consagran los estatutos de nuestro partido, a un candidato que sea capaz de conducir al país en este laberinto infernal, donde ya todo se ha convertido en una tragedia para amplios sectores de nuestro pueblo.

Esta intención de ejercer mi derecho a la participación política dentro del Chavismo, del PSUV, ha sido respondida con saña, violencia, desproporción, odio.

Jamás me pasó por la mente que, a pesar de las diferencias que pudiese tener con el Presidente, este diera la orden de que me trataran como al peor de los enemigos, incluso, al solicitar la captura de Interpol, me están entregando a cualquiera de los gobiernos hostiles a nuestra revolución.

Me hostigan, hasta el punto que no puedo ni siquiera ejercer mi defensa.

El Presidente será responsable de lo que me pueda pasar a mi o a mi familia, cuando se desatan los demonios, cualquier cosa puede suceder.

Yo creo en el Chavismo, en que el Comandante Chávez no haya arado en el mar, creo en el pueblo humilde, ese que se mueve con el corazón, con la pasión del instinto redentor, creo en la juventud, en la honestidad, en el trabajo, en que un futuro mejor es posible.

Creo en la dirigencia que se ha fogueado y combatido al lado de Chávez, creo en nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas, en la conciencia del país, en las Fuerzas Morales, como decía José Ingenieros.

Cada quien que asuma sus responsabilidades ante la historia, los que me ofenden y persiguen, los que dan la orden para el linchamiento, los que guardan silencio, los que son indiferentes. Deberán rendir cuentas a la historia y a la memoria de nuestro Comandante Chávez.

Hoy día, soy un perseguido político. Sigo firmemente convencido que nuestro país y nuestro pueblo merecen un destino mejor, y por ello lucharé asumiendo las consecuencias de cualquier agresión en ese pacto tácito con nuestros enemigos, en destruir mi nombre y horadar mi honor, en hacerme daño.  

Seguiré leal a mis principios y convicciones, honrando la obra, el ejemplo y memoria de nuestro Comandante. Con Chávez siempre, ¡Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[Día de la zulianidad, por Nemesio Montiel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Dia-de-la-zulianidad-por-Nemesio-Montiel-20180126-0049.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Dia-de-la-zulianidad-por-Nemesio-Montiel-20180126-0049.html Mañana domingo, es el Día de la Zulianidad, se oficializó el 28 de enero  como referencia histórica inicial cuando en 1821 el Coronel Francisco Delgado, gobernador político, intendente y comandante militar de la provincia de Maracaibo declaró al Zulia y sus provincias libres e independientes del gobierno colonialista español y por coincidencia otro 28 de enero de 1897, Manuel Trujillo Durán exhibió en el Teatro Baralt dos pioneras películas por primera vez en Venezuela.


Entonces, este acontecimiento  de película  en el tiempo, como origen del cine nacional ha fortalecido la Zulianidad. Para conmemorar esta fecha, la Academia de la Historia del Zulia organizó para el 24 y 25 de este mes el Seminario: 10 momentos Cruciales en la Historia del Estado Zulia.

Además estamos recibiendo la grata noticia de la reedición y actualización del Diccionario General del Zulia  bajo la coordinación del Prof, Jesús Ángel Parra y Dr. Luís Guillermo Hernández. 4 extraordinarios tomos. Los cimientos de tal Zulianidad se vienen formando desde que Maracaibo empieza a crecer como pueblo y su gente fue moldeando su forma de ser,  modo de vida e idiosincrasia con su ingenio, talento y creatividad. Así mismo, recibió aportes diversos de otros pueblos del mundo.    

La Zulianidad, más allá de las tergiversaciones,    se considera como  un sentir y el expresar de un colectivo  que lo  ha venido cultivando durante generaciones en un espacio determinado.

La Zulianidad  es simplemente una forma de asumir la vida con orgullo, dignidad y modestia. Es haber entendido que aquí podemos convivir todos partiendo de que el Zulia es un mosaico histórico-cultural, étnico y mestizo que se quiere hacer sentir como expresión de un proceso histórico propio con múltiples manifestaciones culturales y civilizatorias. La personalidad fáctica del marabino, se inscribe allí porque el Zulia y Maracaibo son mosaicos de la diversidad e interculturalidad.  

La Zulianidad son valores, principios éticos, fraternidad, solidaridad familiar y social, creaciones artísticas, científicas, laborales, académicas, intelectuales, populares, saberes,  novedades gastronómicas, arquitectónicas, naturales, deportivas y mágico-religiosas.

Zulianidad, es hincharse el pecho cuando se dice que se tiene una Virgen Chinita, un Relámpago del Catatumbo, un Lago, San Benito,  un Puente, Panorama, la Gaita, los tapices wayuu y muchos valores humanos en todos los campos del conocimiento. La Zulianidad, no se cierra a la globalización, modernidad y tecnología. Comparte los cambios en el mundo, pero mantiene su identidad solidaria. Hablar de Zulianidad, es plantearse la negación a la transculturación, racismo, xenofobia y colonialismo.

]]>
<![CDATA[Ciudadanía, por Kaled Yorde]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ciudadania-por-Kaled-Yorde-20180126-0051.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ciudadania-por-Kaled-Yorde-20180126-0051.html El concepto de la ciudadanía es muy importante para el sistema democrático,  teniendo la misma categoría de sufragio, división, autonomía e independencia de los tres poderes, garantías constitucionales, entre otros.
Ciudadanía es condición del individuo como miembro de una comunidad política a la que esta jurídicamente  vinculado por el mero hecho de la permanencia, tal como lo señala Ignacio Molina,  en su obra “Conceptos Fundamentales de Ciencia Política” (Alianza Editorial  S.A. Madrid 2001).


 La ciudadanía da acceso al disfrute de los derechos políticos y económicos que las instituciones democráticas y republicanas le garantizan a la persona, además de  los derechos fundamentales innatos que nacen con el hombre, según el Derecho Natural como lo son el derecho a la vida, salud, educación, propiedad privada, libertad de expresión, entre otros.


De la relación entre El Estado y el ciudadano derivan una serie de deberes y derechos que las partes observan y disfrutan . El incumplimiento de tales deberes por parte del Estado constituye un grave delito como lo es la violación de los derechos humanos que acarrean severas sanciones penales imprescriptibles las cuales generan órdenes de  capturas internacionales contra  sus autores.


Explica Molina que “Esas obligaciones se concretan según sea la concepción conservadora, liberal, o socialista subrayando respectivamente la defensa de la patria, el civismo individual o la solidaridad redistributiva”. Este concepto ha evolucionado a lo largo de la historia:  De la “Polis” griega y el Imperio Romano, limitada esa condición a pocos habitantes ( los demás eran masa de esclavos , gentiles, extranjeros y soldados) pasa con las revoluciones liberales y la creación de Estados-Nación y en contraposición a las ideas de “súbdito” propia del absolutismo, siervos de la gleba en la Edad Media etc. , a la progresiva de los derechos jurídicos –políticos con grandes conquistas , tales como la caída del absolutismo, el nacimiento de Repúblicas , el derecho al sufragio y el respeto a los derechos humanos y a las convenciones y acuerdos internacionales supraconstitucionales, ONGs, organizaciones protectoras del medio ambiente, el clima, los océanos y los polos que preserven el planeta – hogar del hombre.


Hoy la concepción de ciudadanía como título  para acceder a una gran cantidad de prestaciones sociales y económicas , educacionales, culturales, de salud y bienestar es la nota del momento, tal como lo es el sistema democrático de libertades individuales, en férrea oposición al caudillismo y a  las dictaduras civiles y militares, totalitarismos, etc., rémoras de un pasado vergonzoso e indiscutible evidencia del subdesarrollo y el atraso cultural que reina en muchos pueblos del África y América Latina.  
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Una vida plena]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Una-vida-plena-20180126-0050.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Una-vida-plena-20180126-0050.html Me he tardado mucho en encontrar un título para el presente artículo, ya que el mismo versa sobre René de Sola. Quizás la palabra que mejor llene la tarea de definirlo sea la de “polifacético”, pero me niego a usarla porque, generalmente, a quienes se le otorga tal calificativo dominan varios campos y actividades, pero en forma superficial. Preferimos por ello hablar de “una vida plena”, para recordar que René de Sola, si bien proyectó su presencia en múltiples campos, actuó en todos ellos con la eficiencia del técnico y la elegancia del diplomático. En esta plenitud tanto interna como externa, transcurrió el lapso vital de nuestro querido Maestro que nos ha dejado.


 René de Sola al escoger su carrera profesional elige el campo del Derecho porque era la época en que lo jurídico representaba el mejor conocimiento que un humanista podía poseer. Múltiple también en su ámbito de formación, se gradúa en la Universidad Central de Venezuela en el año de 1943, obteniendo más tarde el Doctorado en Derecho de la Universidad de París. Además de los doctorados académicos, recibió varios doctorados Honoris Causa como lo fue el de Filosofía en la Universidad de Tel Aviv de Israel. Así como fueron múltiples sus títulos, lo fueron también sus actividades porque no solo fue un gran jurista que se desarrolló en el campo de la docencia como profesor de la UCV y Decano de dicha universidad sino que, asimismo, publicó muchos textos para el estudio y la investigación, en diferentes disciplinas del Derecho.

Otra de sus actividades exitosas fue la ejercida como Embajador, sobre todo la que desempeñara en el organismo cultural más importante de las Naciones Unidas, como lo es la UNESCO. Allí desarrolló una labor extraordinaria y llegó a ser Presidente Alterno de su Junta de Apelaciones.


 Puede señalarse que René de Sola tuvo también experiencia en el desempeño de cargos en los poderes públicos tradicionales. Así, fue Ministro de Relaciones Exteriores; estuvo en el Poder Legislativo, en su condición de Senador Suplente del Distrito Federal. Lo vemos también como miembro de Academias Nacionales y Extranjeras. En efecto, fue Presidente de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Venezuela y asimismo, titular del sillón letra “U” de la Academia Venezolana de la Lengua.


 René de Sola mantuvo una dedicación intensa por las expresiones culturales que el mundo podía ofrecerle. Fue por ello un gran lector de novelas y ensayos; fue amante del teatro, llegando al extremo de traducir del francés algunas obras de Ionesco. Igualmente, fue amante de la música, particularmente de la opera.
 Hay múltiples expresiones e ideas que provienen del hombre sabio que nos acaba de dejar. Una de ellas es una frase que siempre he utilizado y es que “el Derecho es uno solo: De allí que sobre algo jurídico se sabe o no se sabe y no cabe la excusa de dominar solo las ramas especiales”, que son solo un ejercicio mecánico de las respectivas disciplinas.


 Otro don de este glorioso jurista era la discreción, al punto que sus escritos, discursos u opiniones era escuetos, por el respeto hacia el auditorio y el deseo de mencionar tan solo lo importante. 
No podemos dejar de mencionar en estas notas que era amante de la buena mesa, gourmet y guía en la cocina y, más aun, lo era en las reuniones familiares. 


Hay muchas otras tantas cosas que hablar de él, sobre todo de su nacionalismo puro, elevado, que está presente en sus dictámenes, sobre todo en el relativo al Esequibo y en la jurisprudencia que dictó como Magistrado. Es interesante anotar que cuando vemos las frases que se le atribuyen, todas tienen la misma altura y nobleza porque siempre están a favor de quien tiene la razón, es decir, a favor de la justicia.
 

]]>
<![CDATA[Moral y luces, el artículo de Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Moral-y-luces-el-articulo-de-Antonio-Perez-Esclarin-20180125-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Moral-y-luces-el-articulo-de-Antonio-Perez-Esclarin-20180125-0069.html “Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”, clamó Bolívar en Angostura; y en la  Venezuela de hoy, donde la corrupción impera soberana y la educación necesita con urgencia elevar su calidad,  Moral y Luces siguen siendo nuestras primeras  necesidades. 


Resulta verdaderamente vergonzoso comprobar  que, después de más de 18 años de una supuesta revolución moral, que iba a sepultar  la corrupción,   aparecemos  como uno de los países más corruptos del mundo.

La política se ha divorciado de la ética y la corrupción se ha instalado en Venezuela como una forma de vida. El acceso al poder se entiende como acceso al botín, y los que nos gobiernan utilizan los bienes públicos a su antojo, como si fueran propios.

De ahí que ya no  causa extrañeza ver cómo cualquier gobernante se desplaza en camionetotas blindadas y escoltado por numerosos cuerpos de seguridad y empiezan a llevar un nivel de vida que no podrían permitirse con sus sueldos y salarios. Tampoco causa extrañeza ver cómo el nepotismo se ha instalado en la política y los gobernantes de todos los niveles privilegian a sus hijos, esposas, hermanos, cuñados, sobrinos,  en el otorgamiento de beneficios y cargos públicos, y brindándoles una seguridad de la que carecemos todos los demás.


Es corrupción y muy grave utilizar  los bienes públicos en provecho  propio o de un partido, y todos pudimos ver (menos los miembros del Consejo Nacional Electoral), cómo en todas las elecciones se han utilizado descaradamente bienes y recursos públicos multimillonarios para privilegiar a un candidato.  Es corrupción repartir bonos y limosnas solo a los adeptos al gobierno y utilizar la escasez y el hambre para convertirlos en clientes y no en ciudadanos. Es corrupción especular con los precios ante la escasez o apropiarse de productos de los claps o de “casa bien equipada” para revenderlos a precios astronómicos.


La Ley de Educación prohíbe el proselitismo político, y hay Zonas Educativas que sólo otorgan cargos a los militantes del partido, o incluso han botado a opositores, lo cual  muestra  ignominia y corrupción.
 Es corrupción favorecer con dólares preferenciales a amigos y aliados, y propiciar o crear  empresas de maletín, de las que nunca dan  nombres. Las  acusaciones entre miembros del gobierno y  chavistas caídos en desgracia, nos asoman al abismo de una corrupción inimaginable.

 Es corrupción que los que ostentan cargos públicos  viajen al extranjero con un montón de familiares y amigos a costa del erario público y con generosos viáticos en dólares,  o que carguen como gastos públicos sus comilonas y bebederas. Es corrupción exigir una “mordida” para conceder permisos o sacar papeles, o  matraquear en las alcabalas y fronteras, práctica tan enquistada  que todos ven como normal.  Lo más cínico del caso es que muchos de los que así actúan, no se apean de un discurso moralizante y se la pasan acusando a los demás de corruptos. Con frecuencia, el discurso anticorrupción sirve sólo para ocultar prácticas corruptas. Por todo ello, urge una educación ética y moral que enseñe, a través del ejemplo,  los valores humanos esenciales en la familia, las escuelas y la sociedad y que los que nos gobiernan o aspiran a hacerlo, den ejemplo de honestidad, respeto y probidad.
 

]]>
<![CDATA[Elecciones, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-por-Roberto-Malaver-20180125-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Elecciones-por-Roberto-Malaver-20180125-0071.html ¡No me empujen, que yo me caigo solito! Ahora sí es verdad que la puerca torció el rabo. La dictadura llama a elecciones y nosotros salimos a decir no es no. 


 Y es una vaina que no la entiende ni Ismael – Talanquera- García, que es uno de los más adelantados pensadores que tenemos en el grupo. La vaina es así: Nosotros creíamos que democracia era voto y voto y elijo y elijo, pero  no es no, y así es que nos gusta a nosotros. Es decir, con un nuevo CNE, el mismo que nos dio la victoria de la Asamblea Nacional, pero nosotros, inteligentísimos, como siempre somos, logramos que el Tribunal Supremo la declarara en desacato porque nos pusimos con esas pendejadas de juramentar diputados indios que se habían tragado la raya amarilla. En fin, que si ese CNE es fraudulento, nada le costaba poner a ganar a todos los diputados de la dictadura, y listo, al carajo los enfermos.


Ahora viene la dictadura, y en homenaje a Pérez Jiménez, el 23 de enero de este año, se reúne la Asamblea Constituyente, y decide que las elecciones son ahora, en el primer cuatrimestre, es decir en abril, el mes más cruel. Y nosotros estamos tan mal, que ya Ramos – Espoleta – Allup se lanzó, y dijo que se va a medir, no será la estatura moral, porque esa estatura ya se la conocemos, pero allí está listo para medirse. También Claudio - Despacito- Fermín, se propuso como salvador de la patria, Henry Falcón también dice que él está deseando salvar el país, y Andrés Velásquez, que ya no sabe qué decir también está diciendo. 


En fin, que se soltó la locademia de la oposición venezolana.
Lo mejor es que internacionalmente no nos están dejando solos. Todo ese gentío está en contra de las elecciones, porque vamos a estar claros, no las ganamos ni de vaina, y por mucha pendejada que hablemos sabemos que estamos perdidos. Y estamos dando lástima internacionalmente, porque esa gente nos apoya con todo, y nosotros lo único que hacemos es quedarnos con los dólares que nos envían para ver cómo sobrevivimos a esta dictadura.

Fíjense este apoyo: la Unión Europea, una pendejada, esa gente está con nosotros, el grupo de Lima, una serie de delincuentes que no atacan a  Kuczynski por corrupto y por dejar libre a Fujimori, y nos defiende a nosotros. Y Almagrotesco,  nuestro hombre en la OEA, y eso sin contar al compañero Trump, que también está arrechísimo con nosotros por inútiles, porque ni siquiera sabemos cómo tumbar un gobierno. Y el director de la CIA, Mike Pompeo, que con ese apellido no hay nada más que decir, también declaró que nos está ayudando con las sanciones.


El papá de Margot llegó cantando “adelante a luchar milicianos a la voz de la revolución”. Prendió la televisión y vio a Espoleta Allup con Vladimir-3 en uno- Villegas y dijo: “Votar o no votar, esa es la cuestión”. Apagó y se fue al cuarto y le metió ese coñazo a la puerta tan duro, que una señora gritó: “Ahí está otro candidato de la oposición”.

 


- Si tú me dices ven, lo dejo todo. Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Presidenciales]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Presidenciales-20180125-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Presidenciales-20180125-0070.html Ante la propuesta de Diosdado Cabello en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de realizar las elecciones Presidenciales para el primer cuatrimestre de 2018, se han prendido las alarmas en los sectores de oposición en Venezuela, tomando nuevamente la agenda política los actores del Gobierno y desplazando eventos de impacto nacional como la “Operación Gedeón”,  donde fue ultimado Oscar Pérez y seis de sus acompañantes, con la presunción que la operación no cumplió con las exigencias policiales y legales para garantizar la transparencia del procedimiento, ni la vida del grupo adversario al régimen.


Lo cierto es que se pasa la pagina y la clase política se concentra en el nuevo debate nacional, “elecciones Presidenciales”. Ciertamente se pone de manifiesto aquella frase que los venezolanos tenemos “memoria corta”.

Por su parte sorprendentemente los principales actores de la oposición no han logrado asimilar una noticia que solo a ellos los ha tomado desprevenidos, ante la carencia de una hoja de ruta o de un plan estratégico para asumir el liderazgo con el apoyo que el pueblo en su momento les había concedido, tras los resultados electorales de la Asamblea Nacional en el año 2015, que al día de hoy se ha visto desvanecido por  sus sistemáticos errores y torpezas tácticas cometidas en los años subsiguientes, al punto que se llaman elecciones para dentro de tres meses y han quedado lerdos, sin saber qué hacer. 


No era de extrañar, luego de los resultados electorales del año pasado, a nivel regional y local, cuando el oficialismo logró capitalizar 18 gobernaciones y la oposición 5, sin embargo, con la ambigüedad del dirigente Juan Pablo Guanipa también se entregó el Zulia, sumándole 19 estados a los abanderados del régimen.

Aunado a la torpeza cometida por la dirección política de los partidos Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y Puente, de no participar y llamar al boicot del proceso electoral para elegir alcaldes, dando como resultado que el partido rojo se apoderara del 98% de las alcaldías del país, es decir, el partido de gobierno cuenta hoy con 19 gobernadores, 308 alcaldes y la oposición con 4 gobernadores y 37 alcaldes.

En tal sentido, no es necesario ser un sesudo analista para deducir que ante un escenario político donde el oficialismo cuenta con toda la artillería del poder presto en todo el territorio nacional, no anunciara el adelanto de las elecciones presidenciales, lo que sí es inadmisible, es que los políticos que boicotearon las elecciones pasadas, sean los primeros en postular sus nombres como posibles candidatos para este proceso, tal como es el caso de los dirigentes Ramos Allup y Juan Pablo Guanipa, personajes que a mi juicio carecen de coherencia y credibilidad política.


Por otra parte, es un absurdo político que si la oposición viene exigiendo adelanto de elecciones presidenciales desde el año 2015, se encuentren boquiabiertos ante el adelanto de las mismas para el mes de abril de este año. Hay que ser bien sumiso en política para no entender el juego del adversario, y mucho más cuando está en el poder. Es notoria la carencia que tiene el liderazgo opositor de estudiar y entender estrategias milenarias plasmadas en obras como “El Príncipe”, de Nicolás Maquiavelo, la cual recoge distintas soluciones posibles a la crisis política, con la intención de reforzar el poder del Príncipe y del Estado, partiendo de la premisa que el “Príncipe siempre tiene que acrecentar su poder”. De igual forma, lo plantea Sun Tzu en el Arte de la Guerra, “Golpear al enemigo cuando está desordenado”.


Ciertamente, hay que señalar que el régimen, ha fracasado en su misión de ofrecerle una mejor calidad de vida a sus ciudadanos; la cabeza del gobierno y sus acólitos se muestran desgastados y despreciados por la mayoría de la población, pero han sabido aplicar el fundamento estratégico de Maquiavelo que reza “el dinero, las armas y un buen ejército son una buena garantía de seguridad, que no se puede separar del poder”, amalgamados con la máxima del Arte de la Guerra,  “ataca al enemigo cuando no está preparado, y aparece cuando no te espera”.   He allí las Presidenciales.

]]>
<![CDATA[Momento difícil y sentido de Patria, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Momento-dificil-y-sentido-de-Patria-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180125-0068.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Momento-dificil-y-sentido-de-Patria-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180125-0068.html Hago votos por que tomemos una decisión conjunta, unitaria, pero signada por criterios de amor por Venezuela. Que nadie ponga por delante sus intereses personales

La vida se ha hecho cada vez más difícil en nuestra Venezuela. El nivel de deterioro, de tragedia a la que nos ha conducido la gavilla de irresponsables que ostentan el poder, era impensable años atrás. Hoy nos encontramos al borde de un abismo lleno de injusticia, sin instituciones confiables, sin separación de poderes ni estado de derecho, sin garantías de vida porque el hambre, la falta de medicinas o la inseguridad pueden acabar con ella, sin unidad familiar porque millones de venezolanos han tenido que cruzar la frontera para tratar de vivir mejor.

El pueblo de Venezuela ha reaccionado. Se niega a perder su país. Los venezolanos hemos participado masivamente en procesos electorales. Hemos salido a la calle a ejercer nuestro derecho a la protesta y a la legítima defensa en contra de un régimen con ínfulas totalitarias. Hemos buscado soluciones constitucionales pero inaceptables para quienes gobiernan como el referendo revocatorio. Hemos acompañado el esfuerzo de la Asamblea Nacional para recuperar la dignidad y las oportunidades. Hemos buscado el apoyo de la comunidad internacional para que ejerza presión y se reconstituya la democracia. También hemos aceptado participar en procesos de negociación, el último con cancilleres de varios países como garantes, porque es válido luchar en todos los terrenos para que el país pueda salir de esta desgracia.

Mucho hemos logrado. Muchos errores hemos cometido. En cualquier país democrático, ante la debacle que no pueden ocultar, con un proceso de depauperación que clama al cielo, ya quien es el evidente responsable actual de esta situación estaría fuera del poder. Distintos mecanismos de pesos y contrapesos constitucionales hubieran posibilitado esa salida. Pero Maduro y sus cómplices solo piensan en mantenerse en el poder. Ese es su principio y fin. No piensan en nada distinto. Les resbala el daño que le han hecho al país.

Es por esa razón que el régimen decide, a través de ese adefesio llamado Asamblea Nacional Constituyente, convocar a elecciones presidenciales para antes del 30 de abril, violando la Constitución Nacional y echando a los perros uno de los temas medulares de la negociación Dominicana.

Comienza entonces un nuevo dilema para quienes estamos comprometidos con el cambio en Venezuela. Ese dilema debe ser resuelto con criterios de unidad y de amor por Venezuela. El objetivo fundamental de todo nuestro esfuerzo debe ser sacar democráticamente a Maduro de la presidencia de la República para que nuestro país pueda iniciar, lo más pronto posible, un proceso de reconstrucción nacional.

Hemos dicho en varias oportunidades que este es un momento fundamental para, por consenso o elecciones primarias, elegir un líder que, si se dan las condiciones –lo cual hoy luce muy difícil– asuma una candidatura presidencial y si –por razones justificables– se decide no participar, conduzca todo un proceso de lucha y resistencia que sirva de presión, junto a los otros factores de los que ya hemos hablado, para lograr recuperar nuestra democracia y nuestra libertad.

Este es un momento muy grave de la patria. No es el momento de hacernos señalamientos y de continuar una especie de lucha de todos contra todos. A eso nos ha llevado la acción inescrupulosa del gobierno y los errores que todos hemos cometido. Ya llegará el momento de que cada quien asuma sus responsabilidades. Hago votos por que tomemos una decisión conjunta, unitaria, pero signada por criterios de amor por Venezuela. Que nadie ponga por delante sus intereses personales. Que nadie asuma posiciones fundamentalistas. Nunca perdamos de vista nuestro objetivo fundamental: sacar democráticamente a Nicolás Maduro de la presidencia. Lograr eso y salvar a Venezuela merece cualquier sacrificio y todos debemos   estar dispuestos a hacerlo. En caso de que algunos no entiendan esa realidad, corresponderá tomar decisiones en función del país.

Los venezolanos tenemos que reencontrarnos con nuestra historia, con nuestros valores y principios. Siempre tendremos la oportunidad de cambiar. Dios no se muda y éste país se va a dar un gran futuro.
 

]]>
<![CDATA[El camino confuso de la lucha armada, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-camino-confuso-de-la-lucha-armada-por-Leopoldo-Puchi-20180124-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-camino-confuso-de-la-lucha-armada-por-Leopoldo-Puchi-20180124-0092.html A este año 2018 corresponden las elecciones presidenciales, puesto que se vence el período constitucional de Nicolás Maduro. Las votaciones se realizarán en medio de una situación económica muy difícil por los venezolanos, sacudidos por los efectos de una hiperinflación que afecta todos los órdenes de la vida, desde la familiar, por no alcanzar el ingreso para cubrir los gastos rutinarios de alimentación o transporte, hasta la que transcurre en los centros de trabajo o en los servicios públicos.
 
En un cuadro de esta naturaleza es de esperarse que en las elecciones presidenciales se produzca una alternancia, que el Gobierno las pierda y que un representante de la oposición reciba el voto mayoritario. La experiencia de lo ocurrido en otros países muestra que en situaciones de hiperinflación se produce casi automáticamente un cambio en la conducción del Estado.
Sin embargo, en el cuadro actual de Venezuela no se observa una situación tan definida, por diferentes razones. En lo social, es cierto que hay un verdadero malestar, lo que se transforma fácilmente en voto castigo, pero también hay franjas muy importantes de la población que no están seguras de dar un paso de ruptura con la dirigencia gubernamental con la que sostienen vínculos estrechos de identificación, atención y compromiso. 
Es una suerte de descontento, pero contenido, lo que se expresa en esperanzas de mejoras o aturdimiento. Las estructuras de Gobierno y del Psuv encargadas de los programas de atención social no están apoltronadas, sino quizás más activas que en otros momentos, mejor organizadas y entrelazadas en la base. Todo esto le brinda un sustento electoral sólido al candidato gubernamental.
Aun así, la oposición tendría la ventaja del malestar social, pero hay varias circunstancias políticas que dificultan sus posibilidades de triunfo. La más importante es el desánimo de sus seguidores, lo que se traduce en que una porción de ellos se resiste a participar en las elecciones, como ocurrió con la abstención de las gobernaciones. Esto es consecuencia del revés de la estrategia aplicada entre abril y julio de 2017 que buscaba el derrocamiento de Maduro y no lo logró. Y, como se sabe, las derrotas tienen este tipo de consecuencias, además de la desconfianza que se genera hacia la dirigencia. 
El otro elemento que destaca es la división en torno a las candidaturas. También pudiera señalarse que algunas condiciones electorales, como el cambio de centros de votación, son un obstáculo para un triunfo, pero éstas serían sobrepasadas si se supera la desmoralización y la oposición escoge un candidato único y atractivo.De no resolver estos desafíos, un segmento nada desdeñable de la oposición va a continuar deslizándose por el camino de la lucha armada, en la que grupos armados y figuras como la de Oscar Pérez serán más frecuentes. 
Revertir ese deslizamiento es el principal desafío del sector opositor partidario de elecciones.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: El colapso eléctrico]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-colapso-electrico-20180124-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-El-colapso-electrico-20180124-0083.html ¿Hasta cuándo seguirán burlándose del pueblo zuliano con el tema de la Electricidad? ¿Será que nos consideran tan estúpidos como para decir que el sistema eléctrico está solucionado y en orden?


  Siendo que todos los días, desde hace meses, se va la electricidad en cualquier momento, sin previo aviso, por mas de dos horas, causando daños y perjuicios a los usuarios.

Ahora nos salen que están trayendo tres equipos para solucionar el problema. Eso es falso de toda falsedad. ¿Qué pasa con la planta de generación Ramón Laguna? ¿Qué pasa con la Termoeléctrica del Zulia?, ¿qué pasa con los ciclos combinados, con las plantas pequeñas en Urdaneta?,  ¿qué pasa con la distribución de carga? Estas y otras preguntas hay que hacer y exponer la verdad verdadera.

Omar Prieto como Gobernador está liderando una campaña para resolver el tema Eléctrico. Eso está muy bien. Él se comprometió a resolverlo. Le están diciendo verdades a medias y muchas falsedades. El tema eléctrico en el Zulia tiene años. Cada año se empeora. No se hicieron las inversiones que requería  el sistema eléctrico . No ha habido inversiones en suficiente autogeneración eléctrica.

Hemos dependido de la electricidad generada por El Guri. Somos la cola de la culebra. El Zulia se autoabastecía de electricidad. La planta Ramón Laguna era pilar fundamental de generación. Hoy en día abandonada por la desidia.

¡El Zulia exportaba electricidad a Colombia! ¿Qué tal Gobernador? Que no le mientan más y que sean responsables en el diagnóstico de la real situación. Las soluciones, si tienen que pasar por decisiones incómodas será, pero diciendo la verdad, para que el pueblo del Zulia sepa a qué atenerse, y no seguir con improvisaciones y malos ratos de apagones inesperados. Tiene que haber un diagnóstico cierto y la programación de la recuperación del sistema eléctrico. No serán soluciones inmediatas. Hay que atender el mantenimiento de la capacidad instalada.

Chávez, hace años, entendió que la incorporación de muchos venezolanos a la vida productiva nacional implicaba inversiones en la infraestructura de electricidad y demás servicios públicos. Se hicieron grandes inversiones, pero con resultados no deseados. La corrupción y las malas prácticas e impericias, dieron como resultados el desastre eléctrico actual en todo el país y más acentuado en Zulia por sus características particulares. No nos engañen mas. Sean responsables en decirlos la verdadera situación eléctrica, para que el pueblo sepa a qué atenerse.

]]>
<![CDATA[Migraciones: un enfoque bolivariano al fenómeno]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Migraciones-un-enfoque-bolivariano-al--fenomeno-20180124-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Migraciones-un-enfoque-bolivariano-al--fenomeno-20180124-0091.html Una revisión somera de la migración venezolana de los últimos años, nos indica que es inusitada e inédita en nuestra historia.

Nunca antes hubo tal movimiento migratorio de venezolanos hacia el exterior. El fenómeno es muy complejo y no debe despacharse con alguna exclamación simplista; ya se habla en medios y foros –de seguro con toda la intencionalidad política- de una “diáspora venezolana”.
Venezuela fue, históricamente, un país receptor neto de migrantes, incluidos los refugiados. Nuestra población nacional era conocida internacionalmente como viajera, llegando a acuñarse la imagen de ser turistas gastadores. Muchos recuerdan con nostalgia los tiempos del dólar a 4,30 bolívares, los viajes masivos a Miami, y del “ta’barato, dame dos”.  
Eran los espejismos de una Venezuela petrolera que medró en la abundancia artificial de lo importado, matando los gérmenes de una producción nacional incipiente. El llamado “Viernes Negro” de 1983 rompió como copa de vidrio la prolongada ilusión saudita (aunque algunos escogidos amasaron fortunas grotescas con la quiebra del país).
Pero una y otra vez, como el ludópata, apostábamos al renacer del consumismo importador, rezando por subidas de precios del petróleo, tanto para volver al añorado Disney World, como para construir la “Gran Venezuela”. “Ni una cosa, ni la otra, sino todo lo contrario”, al decir de aquél que fuera dos veces presidente del país onírico.
Esta peste gastadora nos persiguió hasta hace poco con la vagabundería burocrática que inventó el raspacupismo y el cadivismo, males contagiosos del alma y de la economía.
Esta emigración masiva de nacionales hacia todas partes, presenta las siguientes características:
1) Que se produce en un ambiente de estigmatización, producto de la prolongada y agresiva campaña mediática internacional, lo que yo llamo “el linchamiento de la venezolanidad”.
2) Que lleva la carga de la polarización interna, vale decir, que se trata mayoritariamente de personas afines a la oposición que han caído en la actitud apocalíptica de creer –rabiosamente algunos- que los problemas del país no tienen solución y que vamos inevitablemente a peor. 
3) Que constituye una pérdida severa de capital humano y talento profesionalizado; las consultas realizadas por este investigador, apuntan a estimar en más de un 50% los emigrados con títulos universitarios de tercero y cuarto nivel, cifra que sube a un 80% si sumamos los que ostentan grado técnico superior.
4) Que esta disminución abrupta de población, afecta el mercado interno y debilita la demanda agregada. 
En todo caso, en cuanto a pérdida de actores económicos, ni siquiera las pocas remesas que puedan enviar algunas de estas personas a sus familiares en el país, mitigan la enorme pérdida en capital humano y economía endógena que la emigración representa. 

Además de estos rasgos específicos de nuestra emigración, surgen algunas preocupaciones:
1) Que el Estado no ha definido lineamientos claros.

2) Que –por tanto- la gestión consular debe prepararse para manejar movimientos masivos, elaborar manuales y/o protocolos que orienten el accionar ante la nueva situación. Hay que estar en condiciones de cumplir nuestras obligaciones para con estos ciudadanos en el extranjero.

3) Lamentablemente, en el marco de la ideología dominante, hay altas probabilidades que esa población sufra diversas formas de discriminación.

4) También es un hecho previsible que, en algunos países, se les restrinja el acceso a soluciones migratorias permanentes, tomando en cuenta los asedios contra Venezuela en espacios como Mercosur, por citar un ejemplo.

5) Que se precaricen sus derechos laborales dadas las premuras en conseguir empleo y la falta de un estatus migratorio adecuado.
6) Que puedan ser víctimas de tráfico y trata de personas, flagelos que afectan todos los flujos migratorios masivos, afincándose en aquéllos más vulnerables e inexpertos. Ya se conocen situaciones de este tipo en casos de connacionales.

7) Que entren en riesgo de apatridia, producto de legislaciones regresivas y excluyentes que aún existen en nuestro entorno, así como de problemas logísticos e institucionales para perfeccionar los registros de nacimientos y otros relativos a la conservación y/o adquisición de la nacionalidad.

8) Que sufran secuelas de leyes y disposiciones regresivas en la región, referentes a derechos educativos, culturales, laborales, en general, derechos sociales y económicos; sobre todo en países dominados por la casta neoliberal.

9) Que se debilite la unidad familiar, con secuelas afectivas y formativas; esta es una de las tragedias humanas de las poblaciones sometidas al rigor de la emigración.

10) Que se produzcan procesos agresivos de desarraigo cultural e identitario, lo que redunda negativamente en la percepción de lo nacional, debilitando el sentido de pertenencia al colectivo patrio. 


Recomendamos en lo inmediato:
1) Asumir este fenómeno como un asunto estratégico de la nación, que debe ser estudiado y atendido con la profundidad e idoneidad que amerita. 2) Crear una instancia de alto nivel estatal que asuma el análisis del fenómeno y la formulación de políticas públicas al respecto. 3) Realizar un estudio multidisciplinario e interinstitucional del fenómeno en la actualidad, para despejar especulaciones y disponer de bases serias. 4) Sostener un discurso comprensivo y solidario hacia nuestros compatriotas emigrados.

]]>
<![CDATA[En opinión: Energía y petróleo, por Víctor Álvarez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Energia-y-petroleo-por-Victor-Alvarez-20180123-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Energia-y-petroleo-por-Victor-Alvarez-20180123-0091.html Todas las semanas por las redes sociales circulan audios de sindicalistas, profesionales y técnicos de Pdvsa que denuncian el creciente y acelerado deterioro de la compañía. Informan sobre equipos y trabajadores que están parados. Confirman que no hay suficientes taladros funcionando para incorporar yacimientos con alto potencial de producción. Decenas de pozos se mantienen inactivos porque no terminan de llegar los equipos y suministros especializados.

En las comunicaciones se menciona la falta de equipos y materiales especializados, tales como: cabezales de producción, equipos de empaque, grava sintética, etc. Otros equipos que escasean son los de levantamiento artificial para el bombeo mecánico.

Alertan sobre la grave escasez de repuestos, lubricantes y otros insumos que se necesitan con urgencia para asegurar un adecuado mantenimiento que evite accidentes y permita a la industria alcanzar su plena capacidad.

En un contexto hiperinflacionario los retrasos en los pagos de Pdvsa descapitalizan a las contratistas. Muchas ya no quieren participar cuando se les convocan a licitar. Por falta de pago, Halliburton y Schlumberger decidieron reducir sus actividades en Venezuela.

En las denuncias se indica que la contracción en las labores de perforación y desarrollo de pozos profundizará las tasas de declive, sobre todo en los campos maduros cuya producción seguirá cayendo. Para finales de 2018 esto podría significar una pérdida adicional de 100.000 barriles diarios. De no revertir esta tendencia, en el año 2021 la producción apenas llegaría a 800.000 b/d.

Por si fuera poco, los sindicalistas y trabajadores de Pdvsa denuncian que no hay equipos de protección personal para los trabajadores. Eliminaron el comedor del edificio principal de Pdvsa Servicios. No se han renovado los contratos de transporte para llevar a los trabajadores a las áreas operativas, razón por la cual crece el ausentismo que impide operar las plantas y equipos. Los técnicos con experiencia son sustituidos por personal sin pericia operacional en diferentes procesos productivos.

La nómina de ingeniería que está quedando no cuenta con la preparación técnica necesaria, cuestión que repercute en la selección, procedimiento de trabajo y optimización de los yacimientos. Es tan errática la selección que se rehabilitan pozos con potencial de producción de 50 b/d, cuando hay pozos con un potencial mayor a 500 b/d.

En otros casos, hay pozos parados porque no se ha completado el oleoducto y retiran tuberías viejas para instalarla en pozos de mayor producción, pero como tienen avanzada corrosión, se rompen al iniciar la actividad. Los mensajes advierten que si no se revierte esta tendencia, la producción seguirá cayendo y va rumbo al colapso.

La destitución de Eulogio Del Pino y Nelson Martínez, así como el encarcelamiento de casi un centenar de gerentes, ha creado un ambiente de terror en Pdvsa. El clima laboral es cada vez más tóxico y el nivel de tensión interna crece. El personal luce desmotivado justo cuando más se necesitaba levantar su moral para recuperar la producción.

Decenas de gerentes y técnicos calificados han presentado su renuncia y se suman a la diáspora que emigra de Venezuela. La estampida continúa y el caos y la anarquía se han generalizado en todas las filiales de la compañía.

A toda esta problemática interna se suman los problemas externos. A pesar de que Pdvsa finalmente logró cumplir con el servicio de la deuda en 2017, las sanciones de los EE UU y la UE le han cerrado los mercados financieros y se teme que la compañía no pueda honrar los pagos previstos para 2018.

Las sanciones impiden a Pdvsa colocar nuevas emisiones de deuda para levantar los recursos frescos que necesita. Incluso, la refinanciación de la deuda anterior quedó prohibida. El riesgo reputacional inhibe a los fondos de inversión e instituciones financieras de proporcionar nuevo financiamiento a Pdvsa o renegociar la deuda anterior.

Incluso, proveedores internacionales de Pdvsa han dejado de suministrar equipos e insumos. Y no se descarta que las sanciones se puedan extender a las importaciones de crudo liviano que se hacen desde EEUU para mezclarlo con el crudo pesado de la FPO. El impacto combinado de la falta de financiamiento y suministros podrían llevar al colapso la producción de Pdvsa.

La falta de mantenimiento no solo ha afectado la producción de los campos petrolíferos. También repercute en las refinerías que se quedan sin suministros. La falta de mantenimiento ha provocado varios accidentes en el complejo de refinación de Paraguaná, que ha visto muy mermada su capacidad. Y esto causa la escasez de combustibles y lubricantes que afecta a distintas regiones del país.

Pdvsa está atrapada en un círculo vicioso. La caída de la producción y la pérdida del financiamiento internacional impiden obtener los recursos que necesita para levantar la producción y mantener al día los pagos de su deuda financiera y comercial. Al paso que va, es probable que Pdvsa no pueda cumplir con los compromisos de exportación ni pago de su deuda externa e interna.

Al caer aún más su producción, Venezuela continuaría perdiendo ingresos. La caída de la producción nacional reduciría la oferta mundial de petróleo pero, aunque esto impulse un alza de los precios por encima de los 60 $/b, Venezuela no resultaría beneficiada al no poder colocar más petróleo en los mercados.

En el afán por sortear la crisis se apela a la venta de activos de Pdvsa y a las reservas de la FPO para respaldar la emisión del petro. Las consecuencias de este accionar podrían ser la privatización y desnacionalización, hipoteca de reservas, deuda externa encubierta en una criptomoneda, desinversión y descapitalización, deterioro de la infraestructura, accidentes y daños ambientales, caída continua de la producción, pérdida de mercados, fuga de cerebros, exceso de nómina no calificada, hasta llegar al extremo de declarar un cierre técnico de la compañía.

La prolongada caída del PIB y de la producción de Pdvsa ha mermado los ingresos del gobierno. El déficit fiscal es cubierto con desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo que han desatado una hiperinflación sin precedentes.

El gobierno teme que el creciente malestar social -debido a la escasez e hiperinflación- se traduzca en un alto costo político. Argumentando que las sanciones internacionales alteran la paz y tranquilidad nacional, el CNE pudiera suspender las elecciones presidenciales previstas para este año, hasta tanto los EEUU y la UE levanten las sanciones.

]]>
<![CDATA[De miserias y poses compasivas, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-miserias-y-poses-compasivas-por-Carola-Chavez-20180123-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-miserias-y-poses-compasivas-por-Carola-Chavez-20180123-0089.html “Por el amor del Trump, abran un canal humanitario porque el poheblo tiene hambre” -suplican lacrimosos en sus cadenas de whatsapp. Angustiadísimos por gente que no les importa, que les importuna, en todo caso. 


Que si los ven pasando trabajo, en lugar de tender una mano, corren con sus iPhones a sacarle una foto para sus cadenas de miseria. “El poheblo tiene hambre” -escriben, carita amarilla llorando, clic. “Bien hecho, pasen hambre, malditos arrastrados, a ver si van a seguir votando por el chavismo” -Comentan amargos mientras endulzan un café. 

Y que no se le ocurra al gobierno chavista ayudar a ese pueblo que el sifrinaje dice querer salvar, porque lloverán los “Yo soy médico (ingeniero, abogado, odontólogo…) y gano Bs. 200 mil al mes y Maduro le va a dar a las embarazadas 700 mil a cambio de nada ¿quién va a querer estudiar si ganas más por quedar preñada?” “Ya veras a los Yeikensons preñando a tres Yuleisis a la vez, para meterse sus reales” y el siempre nefasto “enséñalos a pescar”.

Y es que fue precisamente la atención a los pobres lo que encendió la llama del odio antichavista. Todas las Misiones han sido atacadas con tanto odio que han dejado al descubierto las miserias más miserables, como aquel nefasto obispo, Luckert, que llamó “Misión Piernas Abiertas”, con asco, con lujuria, con cierta envidia, a la Misión creada para atender a los bebés de los sectores más vulnerables. “¿Qué van a hacer esos animalitos con una computadora?” -dijeron de las Canaimitas. Las burlas envenenadas de soberbia contra la Misión Robinson, la Universidad Bolivariana. Los ataques a Barrio Adentro “médicos santeros, adontrinantes con burundanga”. ¿Qué no han dicho de las misiones de alimentación? “Misión Maqueta, gallineros verticales” llamaron a la Misión Vivienda. “Arrastrarse por una caja de comida” dicen del Clap.

Desde esa orilla del odio se embarran con todo que supongan le hace daño al chavismo: desde una guarimba violenta, a un terrorista en un helicóptero lanzando granadas sobre Caracas,  sanciones financieras, hasta una invasión militar gringa; cualquier cosa que acabe con el único gobierno que protege a los pobres y que en tiempos de crisis no los condena pagar con recortes sociales, desamparo y miseria, como sucede en los países “civilizados” que dicen querernos ayudar.


 

]]>
<![CDATA[Me voy, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-voy-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180123-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-voy-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180123-0090.html En la Venezuela de hoy la frase “Me voy” se ha puesto de moda en todas partes, desde las instituciones educativas, clínicas, hospitales, ambulatorios, gobernaciones, alcaldías, empresas, ministerios, hasta en los supermercados, siendo los motivos más comunes: “no me alcanza el sueldo ni para los pasajes”, “gasto más de lo que gano solo en ir a trabajar”, “no hay efectivo”, “ya no vale la pena”, generando así renuncias colectivas las cuales se conectan con la emigración de miles de venezolanos.
El insostenible costo de los alimentos, medicamentos, repuestos ahuyenta al más preparado. La situación del país está muy complicada lo que debería ser considerado de manera fehaciente por el gobierno, porque es el único que puede iniciar un plan de acciones para recuperar la economía y frenar la inflación. 
El gobierno sigue con su plan de campaña para las próximas elecciones presidenciales, en la actualidad está ocupado repartiendo dádivas que muy poco logra mermar la crisis económica familiar, siendo su utilidad, en muchos casos, para canjear efectivo y luego venderlo para obtener altos rendimientos. Y es que, un cartón de huevo cuesta Bs. 360.000, un kilo de carne alcanza los Bs. 380.000, un paquete de pan de sándwich Bs. 150.000, un paquete de salchicha Bs. 400.000, un pasaje del transporte público alcanza los Bs. 7.000, un pastelito Bs. 25.000, una hamburguesa barata Bs. 250.000, una carrera de taxi (mínima) Bs. 50.000... y con estos precios, habría que hacerle una pregunta inocente al gobierno, ¿Cómo se puede vivir en Venezuela y cubrir sus mínimas necesidades  con un ingreso menor a Bs. 10.000.000? y lo más dramático quien podría pagar ese monto. Toda esta situación trae como consecuencia incremento de robos, hurtos, estafas, corrupción, extorsión, reventas de productos. Y mientras tanto, el gobierno sigue sacando bolívares inorgánicos lo que incrementa la demanda de dólares en el mercado paralelo que hace subir su precio, y este a su vez, hace incrementar el precio de todos los productos por encima del 3000%.  
Se debería dar el premio de la ineficiencia al equipo económico del gobierno nacional por el desastre que han provocado al presupuesto familiar. Por mucho que el gobierno regale bonos, aumente las pensiones, aumente el salario mínimo las veces que quiera, si no rectifica no hay manera de evitar un colapso total. Muchos tienen la curiosidad de por qué el gobierno no hace lo correcto en materia económica, sin embargo, sobran los diagnósticos y propuestas para darle solución y atraer los capitales que permitan reactivar la producción interna, la única explicación lógica de no querer rectificar es que el objetivo sea quebrar al país por completo. No hay excusa para no rectificar, el gobierno tiene a su favor el 95% de gobernaciones y alcaldías, tiene todos los poderes públicos, las fuerzas armadas, la estructura de finanzas del Estado. 
Y en la realidad es que el único capaz de solucionar todo el problema y la crisis económica del país es el gobierno, pero éste se encarga de señalar culpables y ya el cuento de la guerra económica no se lo cree nadie, las encuestas son claras, solo el 3% de la población piensa que hay una guerra económica y el 70% piensa que se está en una economía de guerra. 
El éxodo podría superar, para finales del año 2018, los 4 millones de venezolanos en distintos países por el mundo desde el año 2000. Ante todo esto nace otra interrogante ¿por qué la oposición política venezolana sigue tan dividida? y ¿por qué el gobierno está enfocado y trabajando para iniciar la campaña presidencial en seis semanas y convocar las elecciones para el domingo 22 de abril de 2018?
 

]]>
<![CDATA[El terrorismo acabó con la política, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-terrorismo-acabo-con-la-politica-por-Asdrubal-Aguiar-20180123-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-terrorismo-acabo-con-la-politica-por-Asdrubal-Aguiar-20180123-0086.html Quise titular distinto – “La degradación de la política en Venezuela” – y me corregí, pues ver degradada la política supone que algo de ella sobrevive.

Algo puede hacerse entre sus actores  actuales, concertando éstos, para revalorizarla como “elevada forma de caridad”, según las palabras de Joseph (Benedicto XVI) Ratzinger.  
Luego de los hechos recientes – otros anteceden a las ejecuciones extrajudiciales de Oscar Pérez y sus compañeros por órdenes de la dictadura, realizadas con saña cainita – solo resta ira popular, ahogo, impotencia, dolor que duele mucho al ser silencio, miedo colectivo que se confunde con un desbordamiento de odios. 
Ello podrá superarse si de las víctimas: incluidas las de la hambruna, satisfechas en sus derechos a la memoria, la verdad y la justicia, surge algún sosiego que les permita restablecer los lazos de confianza hacia los otros, entre sus compatriotas, en la idea bienhechora del Bien Común.
Luego de la Masacre de El Junquito no queda en pie nada de la política. Ni siquiera puede señalarse que han ocurrido nuevas violaciones agravadas de derechos humanos bajo el oprobioso régimen de los causahabientes de Hugo Chávez – los Maduro-Flores, los Cabello-Carvajal, los Tarek, los Rodríguez, sus respectivos sicarios – como consecuencia de una política de Estado. 
No hay política donde medra el terror, donde hace cuna el terrorismo desde el Estado; pues ni siquiera cabe hablar de “terrorismo de Estado” en Venezuela, pues alude a los restos de alguna institucionalidad que se sostiene. Ni siquiera existe, en la práctica, la Asamblea Nacional. El país que fuimos es ahora una colcha de retazos, es anomia pura, suma de víctimas. 
Hemos mudado en individuos aislados y huérfanos, arrastrados por la angustia vital. Pisamos un territorio que nos quema las plantas de los pies. No nos reconocemos socialmente ni reconocemos a este bajo el diluvio de violencia impúdica que lo anega. Es irracional, pues carece de propósito político. No es guerra que cuente con partes beligerantes. Es la maldad que azota y solo la explica el terrorismo, como forma y modo de vida. 
Causar terror, con actos susceptibles de expandir sus efectos psicológicos sobre la masa, para así fracturarla, envilecerla, destruirle todo lazo de afecto familiar y social es el único motivo que anima al régimen. Es oponer el uno al otro, a hermanos, a connacionales, a copartidarios, transformándoles en agentes de la traición y la deslealtad. Y lo ha logrado. 


Es lo que se aprecia en el comportamiento de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Freddy Bernal, Néstor Reverol, quienes celebran su acción terrorista intencional. Se lavan las manos con la sangre de los caídos y hasta le prohíben el llanto fúnebre a los deudos, para que aumente el odio. Hacen burla y se mofan de aquellas para exacerbación de lo orgiástico en sus sicarios, sus colectivos y militares más ruines. 


Atrás queda hasta el tinte del terrorismo antiguo, el de los zelotes o los sicarios, previos a la edad cristiana, ejercido para atemorizar a los romanos o usando la sica – de allí el puñal que da origen al sicario – para castigar en público y con sorpresa, en la plaza pública, a los colaboracionistas. Maduro y los suyos pueden mirarse hoy en el espejo del absurdo, de la tragedia que tiene como protagonista al paisano de los Tarek, Jalifa Belgasin Haftar, comandante de las fuerzas armadas libias. Situado en la acera de enfrente de los yihadistas después de ser el colaborador sanguinario de Muamar Al Gadafi, el pasado julio ejecuta sin juicio a 18 de éstos, puestos de rodillas, filmados como para expandir más el caos que hoy se engulle a esa nación.


Es esta la herencia de la revolución roja bolivariana, que comienza con su Masacre de Miraflores o de El Silencio, sus 20 asesinatos y 100 heridos, en 2001; a la que siguen los diálogos de Jimmy Carter, cuyas resultas busca impedir Chávez con la otra Masacre de Febrero – la primera, la del 27, en 2004 – con 12 muertos y otro centenar más de heridos, y 400 detenidos. Al término, burlados por éste los comicios referendarios, en postura mesiánica como la que nutre al terrorismo, le dice al país con frases que copia de Víctor Hugo: “No me creo con el derecho a matar un hombre, pero me siento en el deber de exterminar el mal”. El mal absoluto ve como mal al bien de la vida. Así de simple.


Me pregunto, en esta hora agonal, si ocurrida la Masacre de febrero de 2014, asesinados más de 120 jóvenes en 2017, vista la purulenta acción cobarde terrorista de El Junquito, ¿seguirán afirmando los jefes de nuestras franquicias partidarias que “o dialogamos o vamos a la guerra”? Ese maniqueísmo sin solución es la muestra de que ha muerto la política, algo más complejo. ¿Creen aún que negocian con políticos, o son tontos útiles del terrorismo?

]]>
<![CDATA[En opinión: ¡Yo gano pero tú pierdes!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Yo-gano-pero-tu-pierdes-20180123-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Yo-gano-pero-tu-pierdes-20180123-0085.html El grado de desarrollo de una nación tiene que ver directamente con la capacidad de la gente de interpretar la realidad. También la cultura política de un pueblo está relacionada con esa habilidad. Estudios han demostrado que en Venezuela la gente está atrapada por los análisis que hacen desde las dos trincheras de la polarización política. Son los dirigentes quienes fijan los parámetros para interpretar la realidad.

Y esos análisis generalmente obedecen a cálculos interesados y convenientes a la estrategia trazada por las organizaciones partidistas. Son las campañas de concientización, las declaraciones a los medios y las matrices las que crean la opinión y dibujan la realidad que la sociedad o cada uno ve.
     El país requiere análisis integrales, profundos y comparativos para visualizarlo con sus complejidades.

Es muy compleja la situación y por eso exige estudios y métodos que afloren realidades objetivas y consecuencias productos de acciones certeras, medibles…evaluables. Estamos en un momento delicado donde es fatal la improvisación y la malversación de políticas. Son tiempos de planificación estratégica y de administración de los recursos en forma honesta y transparente.

La solución de los problemas no espera y la definición de prioridades es vital en el logro de una administración pública eficiente y oportuna.
     Por otro lado, para llevar la paz a la nación los bandos en conflictos políticos impulsan un proceso de diálogo y negociación. Se lleva a efecto en la República Dominicana, con el apoyo del gobierno de ese país y de los cancilleres de Chile, México, Nicaragua y Bolivia,  mediadores. Proceso que ha tenido muchos obstáculos y limitaciones. A mi entender como consecuencia de los temas planteados de un lado y de otro. Temas que benefician exclusivamente a uno de los lados… al proponente. Pareciera que el espíritu de la negociación no es ganar ganar.

Es simplemente ¡Yo gano pero tú pierdes! Con ese enfoque es muy difícil llegar a acuerdos. Observemos los tres temas básicos de la oposición: regreso a las facultades constitucionales de la Asamblea Nacional; formación de un Consejo Electoral, garante de imparcialidad y canal humanitario de alimentos y medicinas. Mientras, el gobierno pide reconocimiento y sometimiento a la ANC; desbloqueo financiero y económico y desmontaje de la campaña internacional.  


Puestas así las cosas es muy difícil concluir en acuerdos que  beneficien ambos lados a la vez. La polarización ha dejado huella y los odios y rivalidades se extienden por todo el país sin canales de comunicación francos y productivos.

La división tomó los tuétanos y el mal desgraciadamente ya está hecho. Vamos a una campaña electoral presidencial en medio de casi una guerra interna para aniquilar al contrincante. No hay espacio para las medias tintas ni son tiempos de grises.

Se impusieron  el radicalismo y los grupos extremos. Que dirigirán la campaña con el enfoque y el estilo de quienes hablaran de  destruir, devastar y arruinar al adversario. 
   Un año electoral marcado por la polarización política y una brutal hiperinflación que empobrece al ciudadano y le impide adquirir sus básicos alimentos y medicinas. Una frustrante negociación cuyos temas para el acuerdo solo refieren asuntos de interés político. Mientras, la grave crisis económica continúa al garete con un gobierno sin capacidad de repuesta para solucionarla.

]]>
<![CDATA[La traición como oficio, artículo de José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-traicion-como-oficio-articulo-de-Jose-Vicente-Rangel-20180123-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-traicion-como-oficio-articulo-de-Jose-Vicente-Rangel-20180123-0084.html Venezuela vive una etapa en la que algunos sectores, así como individualidades, pretenden el derrocamiento del gobierno constitucional y amenazan al adversario con una represión despiadada; con el exterminio total...

Últimamente he estado conversando con personas interesadas en el tema de la traición en su expresión más despreciable: la traición a la patria. Es decir, de aquella conducta personal —o grupal—, de carácter político, que consiste en colocarse al servicio de un estado o potencia extranjera en contra del país en que se ha nacido. Durante el desarrollo de los acontecimientos que se desataron en fechas previas y durante la Segunda Guerra Mundial, se dieron numerosos casos en  Europa de grupos políticos o de dirigentes que colaboraron abiertamente con el ocupante alemán: Polonia, Noruega, Países Bajos, Francia y otros. Los colaboradores con el invasor se convirtieron en feroces represores de las fuerzas de la resistencia que defendían la libertad en sus respectivas patrias. Los colaboracionistas, vale decir los traidores a la patria, pasaron a ser símbolo de oprobio al termino de la guerra y fueron perseguidos por la justicia popular y la institucional. Muchos fueron horcados, ejecutados o condenados a severas penas de prisión.
  
   2) Venezuela vive una etapa en la que algunos sectores, así como individualidades, pretenden el derrocamiento del gobierno constitucional y amenazan al adversario con una represión despiadada; con el exterminio total, y se empeñan en sembrar un odio que conduce a la irracionalidad. Es tanto ese sentimiento que quienes lo auspician pierden la noción de valores fundamentales como es la defensa de la patria. Han llegado a extremos insólitos como auspiciar el bloqueo de Venezuela, tanto económico como financiero, y pedir en el mundo sanciones contra el país.
 
    3) En la praxis de este oficio destaca hoy un personaje que se atreve a plantear lo que otros se cuidan de hacer. Se trata del economista Ricardo Hausmann que asume con sin igual desparpajo —y se puede agregar que con deleite—, nada más y nada menos que la invasión militar norteamericana a Venezuela, basándose en grotescas mentiras, en estrafalarias falsedades y en hechos carentes de veracidad. Nadie, hasta ahora, se  atrevió a tanto. A difundir, descaradamente, el sustento de la inmoral propuesta. Hausmann lo hace en un diario norteamericano, en articulo titulado “El día D para Venezuela”, ilustrado con una foto en la que el autor aparece abrazado al presidente norteamericano —gran provocador— Donald Trump. ¡Todo un acto de traición a la patria! En la misma línea del noruego Vidkun Quisling y del francés Pierre Laval.-

 DESAIRE AL PAPA FRANCISCO
    Creo que no hay precedente —en la relación de la Iglesia católica de un país con el Vaticano— de un desaire tan claro como el que acaba de darse por parte de la jerarquía de la Iglesia venezolana hacia el Sumo Pontífice. Éste ha sido particularmente dialogante, actitud que la jerarquía venezolana de la institución acepta tascando el freno. Con marcada reticencia, aprovechando cualquier oportunidad para ponerla de relieve, pese a los esfuerzos del Nuncio de negarla o de restarle importancia. Cuando el presidente Maduro visitó al Papa se visibilizó el cúmulo de maniobras que afloró para quitarle importancia y trascendencia al hecho, y se hizo evidente la movilización hacia Roma de jerarcas de la CEV. 
Tales esfuerzos resultaron inútiles debido a la firme posición aperturista y a la sensibilidad social y política del Pontífice. Confirmada con motivo de su visita a Chile, donde expresó su solidaridad con el pueblo mapuche y de repudio al régimen de Pinochet, cuando ante una multitud pidió un minuto de silencio por las víctimas de la dictadura.
                                        
     Esta actitud de la jerarquía criolla se ha mantenido en el tiempo, prácticamente sin alteraciones, y se inscribe en una línea de acción elaborada y conducida por los cardenales Urosa Sabino y Baltazar Porras, más una porción de Obispos, entre los cuales los avanzados, partidarios de  flexibilizar la línea de acción y superar la conchupancia con la oposición, terminaron plegados a la posición de lo fundamentalistas. Ahora, con motivo del diálogo chavismo-oposición en República Dominicana, esta política se hace sentir una vez más y se evidencia en las diferencias en el lenguaje y los planteamientos. 
Es así como con motivo del viaje a la región de Francisco éste enfatiza su postura a favor del diálogo sin exclusiones y de la paz como desideratum, mientras que los jerarcas de la Conferencia Episcopal Venezolana endurecen su actitud antigobierno constitucional del presidente Maduro y extreman los compromisos de la alianza de la oposición con los ultras en el exterior, empeñados en el fracaso del diálogo y el incremento de las tensiones en Venezuela para que se frustre la opción paz y el país caiga en este año 2018 en una nueva espiral de violencia. 
Es decir,  todo lo contrario a lo que plantea el Papa Francisco. Todo un desaire, o, si se quiere, una falta de respeto.                                                       

Claves secretas
 • EL DIALOGO no muere. Pese a las celadas que ha tenido que desafiar; las trampas que ha sorteado, de los enemigos emboscados, esta opción sobrevive. Mientras sectores consecuentes con el diálogo no sucumben ante los felones, hay quienes se empeñan en jugar con el destino de un pueblo invocando la violencia para enfrentar la paz que solo es posible a través del diálogo…
• POR ESO el valor de la insistencia respecto al diálogo que hay que reconocerle a Chávez, a Maduro y al chavismo en general. La importancia de la reunión en Santo Domingo es incuestionable, así al final la oposición haya pateado otra vez la mesa. Pero haberse reunido gobierno y oposición es un logro, torpedeado como tenía que ser por la derecha en Venezuela y por el gobierno norteamericano…
• POR CIERTO, el episodio aclaró el papel protagónico de la Casa Blanca. Cuando estaba listo un proyecto de acuerdo de siete puntos claves, se movieron los blindados de Washington y obligaron a la delegación opositora a desertar...
• NO HAY duda que la oposición en cualquier evento para acordar las bases del diálogo, es totalmente consular. Decide según las instrucciones del Departamento de Estado y otros factores, como el gobierno español de Rajoy y el de la Colombia de Uribe y Santos. En fin, es este triangulo el que impone la agenda y determina las decisiones…
• AHORA LA cúpula de la oposición, completamente devaluada, que tanto clamaba por elecciones, luego de las derrotas en serie para la Constituyente, Gobernaciones y Alcaldías, no quiere las presidenciales. Lo encuentro lógico, porque no tiene candidato, no tiene programa, no tiene organización y el financiamiento que proviene de USA está condicionado por lo que decida el vociferante Trump. Ir, en tales condiciones, a unas elecciones presidenciales es suicida…
• EL GOBIERNO hace un gran esfuerzo para dotar la red hospitalaria, lo cual es muy importante y confirma su sentido social, pero debe protegerse la inversión y asumir una política que impida lo que siempre ocurre: que los depredadores sin conciencia, que incluye personal, acaben con todo. Que se roben todo…
• FRANCISCO AMELIACH ORTA es un calificado dirigente del PSUV que ha ejercido cargos como el Comando Electoral del partido y la Gobernación de Carabobo. Parte de su experiencia la recoge en un magnífico libro —editado por el Fondo Editorial Carabobo— titulado “Elite del Poder, Sufragio y Participación Política en Venezuela”. Recomiendo su lectura. Revela aspectos novedosos del sufragio en Venezuela.-
 

]]>
<![CDATA[El error fundamental, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-error-fundamental-por-Rafael-Ramirez-20180120-0030.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-error-fundamental-por-Rafael-Ramirez-20180120-0030.html La gente se pregunta, en todas partes, no sólo en Venezuela, sino en el exterior, cómo fue que llegamos a la situación actual, ¿por qué estamos como estamos?, ¿qué pasó? Voy a tratar de abordar este asunto, desde mi perspectiva revolucionaria y mis posiciones y responsabilidades asumidas durante el gobierno del Comandante Chávez, hasta mi salida.

 

Voy a referirme a elementos objetivos, aunque, por supuesto, no puedo desprenderme de mi subjetividad Chavista y revolucionaria. Nunca lo podré hacer, eso es lo que soy. Por otra parte, voy a seguir el mandato bíblico de reconocer mis propios errores.

 

La enfermedad y posterior fallecimiento del Comandante Chávez, nos sorprendió a todos, comenzando por sí mismo. El inicio de sus padecimientos estuvo rodeado de mucho secretismo.

 

Cuando alguien muy cercano se enferma y muere, sobreviene una etapa de negación de esta realidad. Nuestra condición humana y afecto por el Comandante, no nos permitió vislumbrar con objetividad el futuro sin él.

 

Asumimos la tarea de apoyarlo y trabajar el doble de lo acostumbrado, para aliviarle esos momentos de sufrimiento y con la responsabilidad fundamental de que todo funcionara en el país y sus instituciones, que no se produjera un caos, por su enfermedad y luego por su fallecimiento.

 

Acá reconozco ingenuidad de mi parte y creo que de otros compañeros del equipo de Chávez. No quisimos colocarnos en el escenario de su desaparición física, siempre pensamos que se recuperaría, en lo que a mí respecta, hasta el último día en que lo ví con vida ya en el hospital militar, en Caracas. Digo que fue un acto de ingenuidad, o más bien tiene que ver con nuestra condición humana, porque hoy, estoy seguro, de que otros sí lo estaban pensando e incluso, se estaban preparando para ello.

 

Comenzando por los tanques pensantes del gobierno norteamericano y sus agencias, quienes con base en información pública y filtraciones (que no sé cómo se producían), estaban monitoreando muy de cerca la situación del Comandante y siguiendo la trayectoria trágica e implacable de la misma, mientras, en paralelo, trabajaban en los escenarios de su desaparición, prepararon a la derecha venezolana para que tomara el poder, ya sabían que vendría una “tormenta” por su ausencia.

 

Por otra parte, en el campo del Chavismo, mientras la mayoría estábamos preocupados en trabajar muy duro y porque él salvara su vida, otros ya estaban pensando en su ausencia. Lo cooptaron, rodearon, se cerró un círculo difícil en torno a él, era difícil aproximarse. Llegado un momento es el mismo Comandante quien nos llama, me llama, para que estuviésemos a su lado hasta el final. Es como si él se hubiese dado cuenta en algún momento, que necesitaba romper ese cerco, llamar a algunos de nosotros para que lo acompañáramos en ese tramo final de su vida. Que pasó en esa etapa de cerco, sólo la historia lo dirá.

 

Había una cantidad importante de personajes políticos, hombres de negocios, sectores con intereses específicos, a los que el Comandante Chávez tenía a raya, a distancia, los había apartado del gobierno, de su apoyo político, los tenía distantes porque él sabía que estaban allí, tras bastidores, tras de algunos dirigentes políticos, apoyándolos y aupándolos, esperando su momento. Siempre estuvieron y el Comandante los iba apartando, tratando de construir su equipo, propio de él, de sus afectos y confianza, un equipo que no tuviese padrinos ni protectores, segundos planes, otras intenciones.

 

El Comandante Chávez siempre trabajó compartimentando el poder, nunca lo cedió a ningún sector, ni a una sola persona. Él conocía muy bien el origen del movimiento Bolivariano y sus características aluvionales, electorales, que él mismo no estaba forjado con base en una doctrina, sino en torno a su carisma. Por eso su empeño en subir el nivel de conciencia del Pueblo, su nivel de organización y participación, crear otras instancias político-sociales, crear el PSUV, dotarlo de una doctrina y una ideología. No le alcanzó el tiempo.

 

Él hablaba de pilares de su equipo, de su gobierno, del partido. Las Fuerzas Armadas Bolivarianas, en particular, el Ejército, la Economía, en particular, PDVSA, el Partido y el Poder Popular.

En función de ese esquema de equilibrios de poder y grupos, del peso específico de cada uno, sus áreas de trabajo y sus respectivos dirigentes, donde la mayoría eramos a la vez dirigentes del PSUV, el Comandante estructuró su gobierno y fue capaz de avanzar de manera eficaz en la conducción de nuestro país. Fue un esquema muy exitoso de trabajo, con él al frente como Líder y Jefe indiscutible de nuestro proceso.

 

Tenía la autoridad en el seno del Pueblo, del Movimiento Bolivariano, del PSUV, del Gobierno y el Estado, por su trayectoria, sus cualidades de dirigente y su asertividad en las decisiones.

 

En el pilar del área Económica, en particular, el Petróleo y PDVSA me ubico yo en lo personal y mi equipo cercano de trabajo, con la característica muy específica de capacidad técnica y conciencia política que siempre nos ha caracterizado.

 

Debo decir que jamás me aproximé al Comandante Chávez con otra intención que no fuera con la de apoyarlo en todo, ayudarlo, dar a la República, a mi país mi mejor aporte, trabajar e impulsar con mucha honestidad un proceso de transformación política verdaderamente revolucionario.

 

Mis razones son muchas, desde mi origen, mi historia, mis sentimientos, pero por, sobre todo, porque pasé y he pasado toda mi vida preparándome y estudiando para hacer una revolución socialista, porque creo en ello como nuestra única salida, nuestra única opción.

 

El Comandante Chávez me asignó y me iba dando más y más responsabilidades, cargos y posiciones, que por cierto, nunca pedí, pero que acepté y asumí con honor y con muchas ganas e ideas de cómo ayudarlo. Todas mis acciones desde el gobierno y desde el ámbito político han estado signados por mi lealtad al Pueblo, a Chávez, mi servicio al país y mi irreductible apego a mis principios políticos.

 

Fueron más de trece años a su lado y doce seguidos como su Ministro de Petróleo. Allí esta nuestra obra, para el escrutinio del pueblo, la historia pondrá las cosas en su sitio.

 

Algunas personas se molestan cuando yo menciono todo ésto, sin tener la grandeza de entender que nuestra obra y nuestro nombre está indisolublemente vinculada a la obra y al nombre del Comandante Chávez. Parece que ahora, la historia de Chávez y de sus más cercanos colaboradores, su obra y motivaciones está condenada al olvido y persecución. Pero no se puede truncar la historia, ni menospreciar el peso del Comandante en la conciencia y amor del Pueblo, que por cierto es lo único que mantiene a flote a todo ésto.

 

Pero lo que quería resaltar es que desde cada puesto, posición o responsabilidad que desempeñé para el Comandante Chávez, hasta mi última asignación como representante del país ante la ONU, siempre actué con beligerancia, con base en nuestros principios políticos, haciendo revolución, ayudando desde todos los espacios, desde el poder del Estado, Gobierno y del Partido, a las transformaciones políticas, económicas y sociales que todavía requiere el país. Sin cálculos políticos, personales, acomodaticios, egoístas, sin importar el tamaño y naturaleza del enemigo, siempre con Chávez, él daba el ejemplo y el apoyo para avanzar. Nunca creé que fraccionaran al Chavismo, nunca coloqué a nadie en otros cargos para “conquistar espacios de poder”, siempre ayudé a todos que cumplieran sus objetivos.

 

Así, cuando fallece el Comandante Chávez, yo resulto incómodo para el nuevo Presidente, para su entorno íntimo. Yo era de Chávez y era de su equipo más duro y cercano, con una clara definición y conducta revolucionaria. Se impuso la tesis de que Nicolás tenía que diferenciarse de Chávez, que nadie le hiciese sombra, así lo hizo y ha sido un estruendoso fracaso.

 

Diferenciarse del Comandante Chávez, su programa, sus propuestas, su obra, su conducta, el ejercicio del poder, su legado ha sido el error fundamental del actual gobierno, error que está pagando caro todo el país.

 

Si gobernar un país como el nuestro y más aún después de una figura tan importante como la de Chávez, resulta difícil por sí mismo, haber hecho de lado al Comandante, ha resultado de una torpeza que sólo se explica, si es que se puede, desde los abismos de una personalidad insegura, inestable, manipulable y de la acción sistemática e influencia muy poderosa de sectores de poder, esos que siempre estuvieron allí, agazapados, que consiguieron la oportunidad de emerger, ocupar espacios y truncar la experiencia revolucionaria hacia un nuevo acuerdo, un pacto de supervivencia de un mal gobierno reformista, que por supuesto, tiene sus días contados, y que se ha convertido en una plataforma para el ejercicio del poder, que les garantice algún espacio político en el futuro y donde puedan evadir sus responsabilidad por todo el mal que han causado.

 

El colapso de la economía ya se causó y lo sufre el pueblo. El hecho de que el gobierno sacrifique todo para pagar la deuda, no quiere decir que la economía no haya colapsado ya. El gobierno se mide por los parámetros capitalistas, mientras pagues a los creedores no has colapsado, independientemente de lo que sufre el pueblo por la situación económica, que ni si quiera en los más terribles experimentos neoliberales, se ha producido: una inflación de 2600%, una devaluación de facto de magnitudes inimaginables, con un cambio oficial a 10 bolívares por dólar y un paralelo de 210 mil bolívares por dólar, unos precios que escalan en horas, un aparato productivo paralizado, una caída del PIB por tres años consecutivos a niveles de catástrofe, la imposibilidad de satisfacer las necesidades básicas, fundamentales del pueblo, la salud, la alimentación, la seguridad, los servicios. Los indicadores de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas muestran un retroceso con respecto a los del gobierno del Presidente Chávez.

 

El no mostrar estadísticas de ninguna cifra del desempeño económico y de nuestros indicadores sociales no sólo le resta credibilidad al gobierno, sino que impide la toma de correctivos y la planificación adecuada, pero además, es inútil esconder la cabeza como el avestruz.

 

El daño que se ha hecho a nuestra industria petrolera, a PDVSA es incalculable. Se ha actuado con improvisación e incapacidad, se ha actuado con ensañamiento contra una de las principales obras y creación de la Revolución. Nadie se cree el cuento de que PDVSA y sus trabajadores son una entidad corrupta e inmortal. Han utilizado el recurso de las acusaciones temerarias y detenciones arbitrarias, sólo para poner en las posiciones de control de la empresa a las personas de su confianza o grupo, personas sin capacidad alguna, sin calidad política. Cayó la producción en un millón de barriles de petróleo, nuestro sistema de refinación está colapsado, las finanzas manejadas sin criterio, ni conocimiento, ni transparencia. Se persigue a los trabajadores. Se ha provocado un éxodo de los mejores cuadros técnicos, de la juventud. Se maneja al trabajador de PDVSA como si la empresa estuviese ocupada. Los maltratan, los acusan, los persiguen.

 

Que insensatez, acabar con una empresa por querer controlarla, al precio que sea. Si querían controlar uno de los pilares de Chávez, la economía, el petróleo, PDVSA, lo hicieron, destrozándola. Se me parece mucho a la destrucción de Palmira por las fuerzas del ISIS.

 

Pero no es cualquier empresa. Es la principal empresa del Estado, el operador de la explotación de nuestros principales recursos: el petróleo y el gas. Se abre el camino para la entrega, para la entrada a saco roto de las trasnacionales, tengo más de un año advirtiéndolo y está sucediendo en este mismo momento, ante el silencio de todos, entre escándalo y escándalo, entre conspiración y conspiración, se desmonta la Política de Plena Soberanía Petrolera, la Política Petrolera de Chávez, de la Revolución.

 

Siempre se argumentó que el problema económico del país era causa de la caída del precio del petróleo. Eso no es verdad, ya tuvimos esos precios en el pasado con el Comandante Chávez, pero de cualquier manera, el precio ha subido 50% con respecto al año pasado y eso no se traduce en una mejoría de la situación interna. Ahora se dice que no son los precios, es la corrupción.

 

Según esta matriz, PDVSA es la única entidad del país, donde se produce este fenómeno detestable. Repito, no es verdad. Pero en todo caso: ¿dónde están las investigaciones en CADIVI, CENCOEX, la Tesorería de la Nación, la banca pública y privada, los ministerios ejecutores de obras, el FONDEN, el Fondo Chino, etc.? Allí están los intocables, señor Fiscal.

 

Pero ahora no es la corrupción, es otro “plan conspirativo” que se ha develado en PDVSA, en esta ocasión, para tumbar de manera deliberada la producción. ¿Hasta cuándo? ¿Por qué no asumen su responsabilidad en lo que sucede en el país? ¿Vamos a seguir de una conspiración a otra? Cada una más inverosímil que la otra, en todos los sectores, petrolero, eléctrico, alimentación, importación, producción y un largo etc. que nadie cree.

 

Por cierto, ahora la Contraloría General de la República anuncia una investigación en mi contra, adicional a las de Freddy Guevara y este señor devenido en Fiscal. Señala la notificación pública que dado que yo me desempeñé “… en el período como miembro de la Comisión de Contratación para la Procura de Bienes, Servicios y Obras de PDVSA…” Señor Contralor, no vaya a cometer los mismos errores del Fiscal por desconocimiento, tratando de cumplir la instrucción, cuyo claro objetivo es inhabilitarme políticamente. Usted debe saber que yo como Presidente de PDVSA nunca fuí miembro de ninguna Comisión de Contratación, ni de Procura de nada, no vaya usted por favor a caer en la lamentable situación de acusaciones basadas en Falsos Supuestos, como ha hecho el señor devenido en Fiscal con lo de la oficina de Viena.

 

El deterioro de la situación de Derechos Humanos en el país y la violación de los derechos fundamentales garantizados en nuestra Constitución, la presunción de la inocencia, el debido proceso, la inviolabilidad del hogar, es una alerta de a dónde hemos llegado. Jamás con el Presidente Chávez, tuvimos esta situación, de presos, desaparecido, allanamientos, hostigamientos, violación del debido proceso, confiscación del hogar, amenazas, órdenes de excarcelación que no se cumplen, etc.

 

Todo ésto compete al Fiscal, en vez de prestarse obsesivamente a una persecución política en mi contra, debería ocuparse de éstos y otros casos. Todos vimos el video de Oscar Pérez, le dió la vuelta al mundo, pidiendo la presencia de un fiscal según manifestaba, para entregarse, luego murió, aparentemente por la acción de un artefacto explosivo, que disparó alguien uniformado, también están los videos. Ésto no es nuevo en el país, durante la Cuarta República esa era la forma de actuar de los cuerpos policiales, de la DIGEPOL y otros, baste recordar el asesinato de “caraquita” en circunstancias similares en Petare. Si en ese momento hubiesen existido las redes sociales hubiese quedado su testimonio, o tal vez, el de Felipe Malaver, o los hermanos Pasquier. Lo malo de todo ésto, señor Fiscal, es que se está pareciendo mucho, a la Cuarta República y nadie dice nada.

 

En muchos aspectos, la actuación del gobierno nos ha retro traído a una situación de obscurantismo, asfixia, a un retroceso. Le han hecho la tarea a la derecha nacional e internacional, cuando meten todo ésto en un solo saco y lo llaman Chavismo, Revolución, Socialismo. Le han dado argumentos a la derecha, argumentos que nunca tuvieron con el Gobierno de Chávez, no porque ellos no lo quisieran, o ahora hubiese una “conspiración” nueva, nó, lo que pasa es que el Gobierno del Comandante Chávez nunca actuó de esta manera y cando algún exceso se producía, el mismo lo sancionaba de manera ejemplarizante, así destituyó jefes policiales o de cuerpos de seguridad y dió instrucciones muy precisas a las fuerzas del orden público sobre la manera de actuar, jamás interfirió con el  Ministerio Público, ni ningún otro órgano del sistema de justicia, mucho menos en Tribunales, o en el TSJ, nunca juzgaba a nadie “a priori”, en público. Era muy cuidadoso con tener su ética y la de su gobierno intacta, era una revolución.

 

Este gobierno no emociona a nadie, no transmite optimismo, no se vislumbra un futuro. Nuestros jóvenes, profesionales, estudiantes, obreros, todos, Chavistas, antichavistas, independientes, están saliendo del país a cualquier destino, en general les vá mal, los maltratan, explotan, ahora mueren. Es muy triste salir o estar fuera del país.

 

Yo quisiera poder volver a mi país, en este momento no tengo ningún tipo de garantías, sólo amenazas. Me retaba a que volviera el hermano de un gran amigo de mi padre, guerrillero, que vivió años fuera del país y en la clandestinidad por ser perseguido político, debería decirle al hermano que le cuente qué se siente.

 

Yo reto al Presidente Maduro a que me dé garantías para volver, que cese la persecución política en mi contra, la censura, que cesen las investigaciones que él sabe bien que son infundadas. Tendría muchas cosas que decir con relación a todas las operaciones de la revolución, pero yo soy un revolucionario y son secretos de Estado.

 

Si el Presidente Maduro me ofrece las garantías necesarias, entonces volveré al país para recorrer el camino de Chávez, para hablar con el partido, con los dirigentes, para hablar sin ser censurado. Hay posibilidades de revertir la situación y corregir el error fundamental, hay que volver a Chávez.

 

Si yo vuelvo al país, reto a Maduro a unas primarias, libres, con garantías, para definir quién hará frente al candidato de la derecha, quién será el candidato del Chavismo, puedo ser yo, puede ser otro compañero o compañera, pero creo que no puedes ser tú. Si insistes en mantenerte en el poder, a costa de lo que sea, se puede producir una fractura histórica en nuestro movimiento y nuestro país será presa de un largo y continuado proceso de desestabilización y caos, mientras el mundo y muchos países hermanos avanzan hacia el futuro.

 

El error Fundamental ha sido poner de lado a Chávez, volvamos al camino del Comandante, esta situación la podremos resolver a favor del pueblo, de todo el país, tenemos los recursos, las capacidades y la responsabilidad de intentarlo todo para salvar a la patria del abismo. ¡Con Chávez Siempre, Venceremos!

]]>
<![CDATA[A naranjazo limpio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/A-naranjazo-limpio-20180122-0027.html http://www.panorama.com.ve//opinion/A-naranjazo-limpio-20180122-0027.html La caminata de La Divina Pastora, en Barquisimeto, fue especialmente interesante este año. La efervescencia de la multitudinaria feligresía,  aunque menor que el pasado año, llenó de sorpresas la tradicional travesía.
   Todo transcurría medianamente normal. Mi esposa y yo llegamos pasadas las 4 de la madrugada. En la plaza Bolívar del pueblo de Santa Rosa los peregrinos pernoctaban por doquier. Desde aceras, bancos, y hasta la entrada de la iglesia servían de improvisada cama. 
   Caminamos por todo el pueblo. Vimos la llegada de los corredores y ciclistas, quienes venían desde El Obelisco. Diez kilómetros a puro pulmón. Ya amaneciendo subimos hasta la avenida. Los peregrinos se confundían con penitentes, curas y monjas. Mientras el estridente parloteo de advenedizos feligreses, hacían de fervorosos creyentes, gritando desde sus púlpitos de tarimas, los nombres de sus instituciones.
  Caminamos toda la avenida principal hasta la tradicional parada de la plaza Macario Yépez. Ahí nos sorprendieron santos, beatas y aspirantes a monaguillos. Haciendo su teatro de fe, difundían la vida de quienes han sido elevados a los altares. Escuché (y vi) varios “misterios gozosos” aunque después me sacó de la “iluminación” un famélico hombre, quien, con carpeta en mano, pasaba la lista a un grupo de asistentes, -presumo de institución estadal-. Al verles las franelas con la virgen caricaturizada, supe que eran oficialistas.
   Huimos como quien se aleja de cosa satánica o para que no nos confundieran. Y de la carrera fuimos a dar justo en el emblemático semáforo de la avenida Venezuela con Morán. Frente a nuestras narices estaba una tarima sobredimensionada. Alta y de pura armazón metálica. Pomposamente adornada. En todo el centro varias hileras de majestuosas sillas tipo poltronas. Tapizadas en terciopelo azul con bordes dorados. En el respaldar, gafetes con la identificación de los invitados. La inmensa tarima contenía a los lados, varios ramos de palmas. Debajo, la custodiaban policías en traje negro y con escudos antimotines. Pasamos justo a centímetros de ellos. Quise detenerme para indagar y ver si podía subir. Pero algo me detuvo, y le comenté a mi esposa: -Vámonos de aquí. Esto es tan ridículo que lo menos que pueda darnos es mala suerte. 
   Caminando por entre los árboles seguimos nuestro propio peregrinar, evitando tanto espanto uniformado y estridentes reguetones. Al final, mi esposa se declaró en desobediencia peregrina y se aferró a una de las sillas del “punto de hidratación” de su universidad, la Unexpo. Nos refugiamos en esa escuálida carpa que no tenía ninguna identificación pero que al menos tenía techo y asientos. Escasas botellitas de agua para hidratar a las miles de manos que pasaban. Tomé mis fotos desde el frente de la prefectura de Catedral mientras mi esposa se recuperaba del trauma de ver semejante tarima, tan ostentosa y llena de poder.    Al regresar a casa, nos enteramos de otras historias. Pero la más impresionante fue esta de la tarima. Me la contó, Luis, un amigo que estuvo en el propio sitio: “Apenas la virgen reiniciaba su recorrido desde la plaza Macario Yépez a la intersección, entre las avenidas Venezuela y Morán, distante cerca de un kilómetro, y ya el gentío llenaba no solo la Morán, sino toda la Venezuela.
   El personal de protocolo comenzó a ubicar a los distinguidos oficiales generales, quienes marcialmente se dirigían a sus sitios. Los mesoneros iban y venían mientras los músicos se instalaban para iniciar su faena. Mientras eso ocurría, cientos de personas pasaban y miraban semejante despliegue de poder, ostentación y desprecio. Alguien recriminó a viva voz ese espectáculo. Enseguida, desde la tarima, personal de seguridad sacaron sus celulares y comenzaron a filmar. Hacían gestos a la multitud, de ser superiores y no darles importancia. Eso les enfureció y comenzaron a corear frases, como: “ Fuera”, “Libertad” o “Y va a caer, y va a caer, este gobierno va a caer”. De repente alguien lanzó a la tarima una naranja. De inmediato un miliciano señaló a un joven y lo amenazó. Quiso agarrarlo pero fue impedido por miles de brazos y manos que furiosamente iniciaron una descomunal batalla de naranjazos, mandarinazos, botellas de agua mineral, pedazos de patillas, desperdicios de piñas y cuanto objeto sirviera para ser lanzado contra quienes estaban en esa tarima. Ordenaron colocar a milicianos delante, cual escudos humanos, para proteger la oficialidad. Mi amigo me indicó que a un oficial, quizá general, le pegaron una mandarina en pleno pecho. Al de seguridad ciudadana, le alcanzó una naranja entre las piernas. A la chica de protocolo le pegaron un pedazo de naranja en una nalga. En fin, que los generales y demás autoridades, huyeron por la retaguardia. O sea, por donde habían instalado una cocinilla (-no confundir con bacinilla).” 
   Al final, los enardecidos devotos de La Pastora se subieron a la tarima, arrancaron las palmas, y mientras pasaba la virgen, subían y bajan las verdes hojas en señal de sumisión solo y únicamente a ella.”

]]>
<![CDATA[En opinión: De la necesidad de una Corte Constitucional]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-De-la-necesidad-de-una-Corte-Constitucional-20180122-0026.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-De-la-necesidad-de-una-Corte-Constitucional-20180122-0026.html  Cuando pensamos en la capacidad de los sistemas políticos de operar en contra del principio de autonomía y separación de los poderes, llegamos a la conclusión de que el antídoto podría estar en la existencia de una Corte Constitucional, totalmente independiente del Poder Judicial. 
La primera garantía que esa Corte tendría para la comunidad en general, radicaría en la forma de escogencia de sus Magistrados. En efecto, es necesario que la misma se aparte del sistema existente para que surja de un elector independiente. La determinación de los candidatos debe corresponder al sector privado: así, a los colegios profesionales constituidos y las universidades debidamente acreditadas, tanto públicas como privadas. 
Es necesario que el proceso de selección sea excluyente de cualquier influencia política partidista, por lo cual, los electores de un tribunal, que tendrá en sus manos el otorgamiento de la justicia constitucional, deben calificarse a través de un severo proceso, en el cual, predomine en su selección el mérito de sus actuaciones y la altura ética de sus principios y, asimismo, los de aquellos que deben ser escogidos como candidatos.
 Es indudable que en el tribunal constitucional propuesto, todos sus integrantes deberán ser profesionales universitarios de gran prestigio y, entre ellos deberían predominar juristas de alta talla, tales como: profesores universitarios y exjueces prestigiosos del Poder Judicial. Ahora bien, también debería preverse la elección de algunos que, carentes de título universitario, disfruten en el seno de la sociedad de un alto respeto y consideración. Se trataría de un único funcionario autodidacta, reconocido y respetado por la comunidad. 
 Las materias del tribunal constitucional son, ante todo, las de defensa de la Constitución, con lo cual la conformarían, las impugnaciones a las medidas de los poderes públicos, o de los particulares, violatorias de dicha normativa.
 El segundo tipo de acciones ejercibles ante el tribunal serían las de amparo constitucional, a través de las cuales se pretende la protección de los derechos de los ciudadanos, cuando, flagrantemente, hubiesen sido violados o amenazados de violación. Podría también incluirse dentro de las materias indicadas, la relativa a los procesos elevados en contra de los altos funcionarios del Estado, entendiendo por tales a todos aquellos cuyos cargos han sido creados por la propia Constitución. 
Pues bien, he aquí un proyecto de control constitucional perfectamente utilizable en un país como el nuestro en el cual, lentamente, se ha ido apagando el respeto hacia el mérito propio, en beneficio de intereses ajenos a las razones de Estado y de justicia. 
Lo anterior es una proposición que hacemos quienes consideramos que lo más importante para el mantenimiento de la democracia, de la eficiencia y ética gubernativa de un país, se encuentra en el control jurisdiccional, pero que, el mismo no puede operar con los instrumentos hasta ahora utilizados en nuestras constituciones y leyes, que permiten las designaciones basadas en el nepotismo, los intereses económicos y las razones de politiquería local. La proposición expuesta es un sistema libre de esos males, por lo cual hay que asumir la tarea de efectuar su análisis, perfeccionamiento y adopción.
 Cuando las cosas que tenemos no son suficientemente buenas para satisfacer las razones por las cuales las hemos adquirido, hay que cambiarlas totalmente, para ir a la búsqueda de un nuevo modelo que pueda superar los grandes vicios de la estructura organizativa del Estado que, en una forma u otra, nos han traído hasta la actual situación.

]]>
<![CDATA[Educación productiva, por Antonio Pérez Esclarín ]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Educacion-productiva-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180119-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Educacion-productiva-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180119-0092.html Sustituir la cultura rentista por una cultura de la productividad y el emprendimiento, va a suponer profundos cambios en la actual educación que enseña a reproducir más que a producir; a responder, repetir y copiar  más que a preguntar, innovar y crear.

Hay que pasar del aprender repitiendo al aprender creando.

La escuela actual, raíz y fruto de una sociedad rentista y subsidiada, debe dar paso a una escuela productiva, germen de una sociedad de productores y emprendedores. 

Detrás de cada milagro económico de países que lograron superar la miseria, aparece siempre un pueblo que tomó  en serio su capacitación y formación e hizo del trabajo responsable y bien remunerado el medio fundamental para levantar el país. 

En Venezuela necesitamos con urgencia una educación que siembre el valor del trabajo, de las cosas bien hechas, de la responsabilidad, de la productividad.

Pero no se trata de señalar la importancia del trabajo o proclamar la necesidad de producir.

Ni es suficiente poner unos talleres o conucos escolares  y pensar que con eso está resuelto el problema.  

Es algo mucho más complejo y difícil. Se trata de entender que toda actividad educativa debe ser una actividad productiva, lo que va a suponer asumir el trabajo como un valor fundamental y optar por una pedagogía activa, del hacer, y por unos determinados valores como puntualidad,  esfuerzo, creatividad, participación, innovación, responsabilidad, búsqueda de la excelencia en todo.

 
No es cuestión de  decirle al alumno que sea curioso, creativo, trabajador, servicial, o hacerle recitar las características de la curiosidad, la creatividad o el servicio; sino de insertar esos valores en la práctica educativa, de modo que se vivan en la cotidianidad.  

Si queremos  alumnos curiosos, críticos, creativos, trabajadores, emprendedores…, la labor educativa tiene que ejercerse en un ambiente que promueva la curiosidad, la criticidad, la creatividad, el trabajo, el emprendimiento… De ahí que el énfasis tiene que ser no sólo educar para el trabajo,  sino educar en y para el trabajo,  en y para la productividad, en y para el emprendimiento.  

De nada sirve  predicar la creatividad con una pedagogía penetrada por la rutina, la repetición, las copias.

No es congruente proclamar la criticidad con una pedagogía que impone el pensamiento y favorece las respuestas  iguales.  

No sirve alabar el trabajo y luego perder el tiempo, suspender clases por cualquier motivo,  o dedicarse a actividades rutinarias e  improductivas.

Sólo se aprende a trabajar, trabajando, y a producir produciendo.

Una educación en y para el trabajo y la productividad  debe enseñar a aprovechar bien el tiempo, a buscar calidad en los productos, a valorar al trabajo y al trabajador, y despreciar a los parásitos que viven sin trabajar, que viven del trabajo de los demás.

Debe premiar a los productores eficientes y combatir la mentalidad limosnera que espera que  se lo regalen todo sin poner como contraparte el esfuerzo y el trabajo.

Cuánta falta nos hace tomar en serio el clamor de Simón Rodríguez: “Yo no pido que me den, sino que me ocupen; que me den trabajo.

Si estuviera enfermo, pediría ayuda. Sano y fuerte debo trabajar. Sólo permitiré que me carguen  a hombros cuando me lleven a enterrar”. 
 

]]>
<![CDATA[El artículo de Roberto Malaver: Mierda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-articulo-de-Roberto-Malaver-Mierda-20180119-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-articulo-de-Roberto-Malaver-Mierda-20180119-0091.html ¡Viva Trump, carajo! Así es que se gobierna, diciendo que Haití, El Salvador y África son países de mierda. 

Un hombre al que todos le tenemos fe para que nos saque de aquí, y que nos apoya siempre y al que le hemos pedido que sancione, cerque económicamente, a este régimen para ver si salimos de él de una buena vez y para siempre, y sabemos que está pendiente de nosotros, y nos quiere salvar y por eso, ahora, cuando habla como se debe hablar, nosotros nos callamos para que crean que somos decentes, pero todo el mundo sabe que lo apoyamos desde lo más hondo de nuestro corazón oposicionista.

Ese sí sabe lo que dice y cómo lo dice y a quién se lo dice. Y donde digo mierda es mierda lo que digo.

Con esa palabra de Trump uno piensa que Trump se está adaptando a nosotros, porque nosotros hemos vuelto la política aquí en Venezuela un mierdero.

Tenemos una política fecal. Todos nosotros tenemos una ocurrencia, mosca, que no es una idea, es una ocurrencia para salir de Maduro, pero son muchas las ocurrencias y ninguna cuaja.

La ocurrencia que nadie olvida fue aquella de los seis meses de vida que le dio Espoleta Allup, y la ocurrencia de que era colombiano, y la otra de abandono de cargo, y la otra con las guarimbas, pero con razón el compañero Trump anda que trona con nosotros porque no servimos ni para tumbar un gobierno.

Cada uno de nosotros va por su lado y con unaarrecheraencima porque no nos podemos ver. 

Todavía Espoleta Allup anda con ese motor arrechísimo contra Embajada Radonski porque lo llamó tumor, ¡ustedes han visto esa vaina!, Tumor, le dijo Embajada a Espoleta, y allí ya es muy difícil que haya unidad, y esa vaina seguro la sabe el compañero Trump y anda también arrecho con nosotros, por eso cuando habla de esos países de mierda a lo mejor nos está lanzando una indirecta a nosotros, como oposición, porque nos han dado de todo, hasta medios de comunicación todo el día informando y desinformando para ver cuando la dicha llega.

El papá de Margot está molestísimo porque se enteró por el mensaje anual del Presidente Maduro que por lo visto los compañeros de la oposición no quieren ir a las elecciones, y ahora, según el CNE esos partidos tienen que salir a la calle a buscar las firmas para legalizarse y participar en esas elecciones.

Y el hombre dice que si firma por uno de esos partidos, firma escondido, porque ya la vaina da como pena, penita, pena, y él está muy viejo para la gracia.  

Y se pone de pie frente a la televisión cuando ve que el compañero Trump está hablando, y él está a punto de decir esta oposición de mier..., pero prefiere morir callado.

Y se va al cuarto y con esa calentura encima le mete un coñazo a la puerta tan duro, que la vecina grita para que la escuchen en todos los países del mundo: “Vecino de mierda”


- La cosa huele mal.- me dice Margot

]]>
<![CDATA[Llamado urgente para 2018, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Llamado-urgente-para-2018-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180119-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Llamado-urgente-para-2018-por-Juan-Pablo-Guanipa-20180119-0089.html No hay que ser inteligente para saber que, como van las cosas y en manos de la ineptitud y la maldad de Maduro y sus cómplices, 2018 va a ser un año aun peor que el ya trágico 2017.

Pero también debe ser visto éste como el año del cambio y la esperanza.

Claro que todo va a ser muy difícil, pero dependiendo de la actitud que asumamos la gran mayoría de los venezolanos que no estamos dispuestos a permitir que esto continúe, podremos concretar ese camino que lleve a nuestra patria al progreso que le ha sido negado.

Así como Maduro y sus cómplices pasan por momentos de profundo rechazo popular, la unidad que hoy no es tal, pasa por un grave momento del que tenemos que salir con urgencia. Y allí se centra nuestro llamado.

Percibo en muchos, actitudes comprensibles por la desesperación de no ver concretados los cambios, pero cuestionables en la medida en que no ayudan en ese camino.

Algunos piensan que todo está perdido.

Quienes así piensan son los reyes del pesimismo. Para ellos nada que se haga dará los resultados que esperamos.

Otros se dedican a atacar más a la oposición que al mismo gobierno. Para ellos la oposición sólo comete errores y el gobierno sólo logra aciertos.

Algunos de este grupo, atribuyen al gobierno estrategias acertadas, sin terminar de asumir que este es un régimen primitivo que no respeta reglas y controla a los árbitros.

Es muy fácil tratar de ganar el juego si no tienes muros de contención.

Otros  aspiran a que todo salga mal con la única expectativa de decir “se los dije”, pero sin aportar absolutamente nada.


Las acusaciones que los opositores nos hacemos, superan las críticas y acciones que debemos desarrollar para lograr nuestro objetivo fundamental: Que nuestro pueblo saque a Maduro de la presidencia de la República y que logremos iniciar los cambios urgentes que requiere nuestra nación.

Hemos caído en el juego divisionista diseñado por los asesores extranjeros de quienes desde el poder quieren acabar con nuestros valores fundamentales.


Llegó el momento de cambiar todas esas actitudes. 
Y es necesario que logremos cambiarlas los dirigentes  –quienes tenemos que asumir nuestras responsabilidades–  y  los  ciudadanos  –quienes debemos asumir a plenitud la ciudadanía–.


Nuestro compromiso fundamental es lograr poner ese muro de contención a quienes sienten que pueden seguir gobernando sin apoyo popular y violando la Constitución y la ley.

Venezuela tiene enemigos que han convertido el poder en un fin en sí mismo, que han generado la más grave de las tragedias que hemos vivido, que han sometido a los ciudadanos a la humillación del hambre y del eventual bocado para mitigarla y así controlar nuestras decisiones, que han usado los dineros públicos de manera corrupta y escandalosa, reconocido por ellos mismos.

A ellos tenemos que sacarlos democráticamente del poder. 

Por eso mi llamado urgente a todos los que queremos que ese cambio se produzca.

Es necesario que nos concentremos en el objetivo principal: Sacar del gobierno nacional a Maduro y a sus cómplices.

Todo lo que hagamos debe responder a ese objetivo. Nos toca discutir las vías. En mi caso apuesto por la protesta democrática, la presión internacional, las condiciones electorales y el voto.

Respeto a quienes piensan en vías violentas, en intervenciones extranjeras o en otros métodos que no comparto por razones principistas y prácticas.

Creo que es momento de anunciar fecha, comisión electoral y condiciones para realizar unas primarias nacionales que definan el nombre de un líder que asuma la responsabilidad de conducir este proceso de lucha democrática.

En caso de que se den esas condiciones y vayamos a elecciones, esa persona será nuestro abanderado. Si esas condiciones no se dan, ejercerá el liderazgo de la lucha contra el régimen.

Si antes de esas primarias se logra un consenso, bien. Concentrémonos en Venezuela.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: ¡Despierta Venezuela!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Despierta-Venezuela-20180119-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Despierta-Venezuela-20180119-0076.html Muchas son las penurias las que estamos atravesando los venezolanos, que requieren de un despertar colectivo que vaya mas allá de los egos particulares y aspiraciones de los partidos políticos, ciertamente en un país democrático se requiere del concurso de los partidos, sin embargo, la experiencia en Venezuela durante los últimos años de la clase política del gobierno y la oposición ha sido completamente detestable. 

Por una parte una dirección política gubernamental que ha carecido de la capacidad para asumir las riendas de un gobierno con eficiencia y una oposición obtusa que no ha logrado atinar con una estrategia convincente que conlleve a desplazar a los primeros. 

Ante esta cruda realidad, se pone de manifiesto que el despertar debe ser de la ciudadanía, del pueblo venezolano, de los indignados ante este régimen que ha destrozado la economía venezolana, que ha llevado a miles de venezolanos a hurgar en la basura para conseguir algo que comer; que ha reducido la capacidad alimentaria con la única opción de hacer una sola comida al día; que ha conllevado a que miles de jóvenes abandonen sus estudios universitarios, perdiendo la esperanza de poder lograr un sustento mejor para crecer y avanzar, optando a irse del país para poder subsistir y enviar una remesa mensual a sus familiares para medio alimentarse; que ha provocado la ruptura de miles de matrimonios donde el padre o la madre ha tenido que salir del país, dejando su hogar, esposa e hijos, para poder mantener a la familia.

Lo más grave aún es que las expectativas de cambio cada vez son menores y el país se está quedando sin futuro, con una población anciana que tiene que pasar vicisitudes para poder cobrar una pensión gubernamental que a duras penas servirá para tres días de comida, esa es una gran verdad que se hace necesario escribir, duele ver a los ancianos que dieron su vida por Venezuela, amaneciendo frente a las instalaciones bancarias para lograr sacar unos billetes cada día con menos valor adquisitivo, duele verlos haciendo largas colas con el estomago vacío, enfermos y hasta desmayados, con sus caras de frustración cuando les informan que el banco se ha quedado sin efectivo, eso realmente duele y requiere de un despertar colectivo.

Por otra parte, el Presidente Maduro, anunció la implementación de un nuevo sistema de bonos mensuales a familias registradas con el Carnet de la Patria así como una ayuda económica mensual de 700 mil bolívares mensuales a las mujeres embarazadas y a las personas con discapacidad registradas, el ingreso mínimo por familia será de 320 mil bolívares para un núcleo de dos integrantes y hasta 1 millón 680 mil bolívares por una familia de 10 personas. 

Ciertamente, las políticas de ayuda y subsidios a los sectores más vulnerables son opciones que puede tomar un país en crisis, pero no es con limosnas que se resuelve la situación, se requieren políticas económicas contundentes que permitan generar empleos, proteger el salario, activar el aparato productivo y garantizar la seguridad alimentaria de todos los venezolanos sin discriminación de ideología política, asunto que se evidencia ante la manipulación de la exigencia del Carnet de la Patria. 

Aunado a esto, es contradictorio que mientras la mayoría de la población padece de necesidades, la clase política gobernante sigue manejando el mismo discurso manipulador sobre “la guerra económica, el ataque del imperio”, entre otras excusas baratas sacadas del libreto cubano, sin embargo la élite política y militar no sufre de mengua, al contrario lucen sus camionetas últimos modelos, se han mudado a las quintas del Country Club, ellos y sus familiares van de vacaciones a Europa y ostentan sus yates, lujos y grandes banquetes propios de la vida de un banquero o un jefe de la mafia, mientras siguen hablándole al pueblo de “revolución y socialismo”.

Tristemente las opciones de cambio ya no dependen de la Mesa de Diálogo en República Dominicana, de las acciones heroicas de rebeldes silenciados y caídos, de la juventud luchadora que salió a las calles y mucho menos de un mesías empresario que decida ser candidato presidencial, el país cambiará cuando Venezuela despierte.

]]>
<![CDATA[La Patria amenazada, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Patria-amenazada-por-Elias-Jaua-Milano-20180119-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Patria-amenazada-por-Elias-Jaua-Milano-20180119-0074.html Como lo advertíamos en el artículo pasado, este año será definitorio y la batalla por la autodeterminación nacional será librada con intensidad en el frente interno y en el internacional.

Esta semana que pasó vimos el despliegue del imperialismo más agresivo que nunca, como consecuencia de la soberbia supremacista y la incultura política de quien lo dirige.

Vaya por cierto nuestro abrazo Bolivariano a los dignos pueblos hermanos de Haití y El Salvador víctima de agresiones xenófobas y racistas por parte de Donald Trump.

Que nuestra indignación se convierta en aliento para reimpulsar los esfuerzos de unión latinoamericana y caribeña.

En nuestra Patria, en apenas 14 días del año, el gobierno supremacista de los Estados Unidos ha desatado un ataque en todos los frentes contra nuestra soberanía.

Nuevas sanciones, amenazas, agresiones, chantajes, acciones de desestabilización violenta a lo interno y una campaña desesperada contra el diálogo político entre venezolanos que se desarrolla en República Dominicana.

Este ataque contra la posibilidad de un acuerdo que nos permita lograr la estabilidad política, económica y la convivencia pacífica mediante el ejercicio de nuestra soberanía nacional, sólo se explica en el afán del gobierno norteamericano de generar una situación de violencia generalizada, a través de sus actores políticos más extremista en el país, dado el autoconvencimiento de que la oposición venezolana no les garantiza una victoria electoral contra la Revolución Bolivariana, en las venideras elecciones presidenciales.

Solo eso explica tanto empeño en impedir un acuerdo político para ir a las elecciones en un clima de confianza mutua y de garantías electorales, económicas y sociales para que el pueblo de Venezuela elija soberanamente su gobierno.

La incapacidad política, manifiesta, de la oposición desespera a sus amos imperiales y los hace actuar al desnudo y de manera brutal contra el pueblo venezolano.

Ante estas amenazas para condicionar nuestro derecho a elegir en paz nuestro destino, como pueblo debemos alzar más alto que nunca la bandera de la unidad nacional para preservar esta Patria nuestra, que nos pertenece a todos y todas, del peligro de la violencia y la subordinación imperial.

La dirección política de la Revolución es la primera responsable de convocar, preservar y cuidar celosamente la unidad del pueblo, tomando acciones que sumen, que multipliquen las voluntades de millones a favor de la Independencia y la paz nacional.

Hoy más que nunca está vigente la consigna de los soldados paracaidistas liderados por nuestro Comandante Chávez, aquella madrugada del 4 de febrero de 1992, "¡La Patria está en peligro!: ¡Volaremos como las águilas!".

Elevemos el vuelo en lo ideológico, en lo político, en el funcionamiento orgánico, en lo económico, en lo ético por nuestra amada Patria Venezuela. Que Dios nos acompañe ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Treinta años de agonía, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Treinta-anos-de-agonia-por-Asdrubal-Aguiar-20180119-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Treinta-anos-de-agonia-por-Asdrubal-Aguiar-20180119-0072.html No sé lo que podrá salir de esa negociación con el régimen instalado en Venezuela, en la que se empeñan los partidos del siglo XX, los nacidos a su término, o los que en el siglo XXI son apenas una división o prolongación de aquéllos y de éstos.

Lo que sí puedo señalar es que mal pueden darle gobernabilidad y estabilidad democráticas al país por ese camino. 

Hemos derramado mucha sangre en nuestras luchas fratricidas, llenas de saña cainita, minadas por las traiciones, desde la misma hora de la Independencia.

Y llegado el siglo XX, alcanzamos la paz, pero impuesta por las armas, los sepulcros y el exilio.

Cada caudillo, civil o militar, al rastre de cada revolución hace su propia constitución – que siempre fue la misma – para ampliar su período de mando o extenderlo más allá, o redibujar a su capricho el mapa de nuestros Estados a fin de complacer a la “rosaleda” de caciques que se hacen amigos de la dictadura de turno o la temen.

Lo cierto es que le cuestan 30 años a la generación de 1928 hacer buena la idea de una república civil y de ideas.

Y luego de 1958, durante otros 30 años, mediando al principio asonadas o asaltos guerrilleros dirigidos desde La Habana, esa república se estabiliza, ofrece gobernanza y gobernabilidad, hasta para los alzados en armas. 

Básteme decir que en 1955 celebraba el dictador Marcos Pérez Jiménez el 18 de octubre de 1945. Consideraba suya esa fecha y que se la habría robado Rómulo Betancourt y sus conmilitones.

A tal propósito, más allá de la monumental obra que cubre a la capital – la boutique, así llamaban a Caracas – defiende el logro habernos construido 450.000 letrinas.

Es Venezuela, durante el alba de la democracia de partidos, una república de letrinas. 

El promedio de vida apenas frisa los 54 años. Y antes de la actual tragedia humanitaria de la que somos testigos todos, sube hasta 74,5 años, para 1999.

Descubrimos el agua limpia, canalizamos las aguas servidas los venezolanos.

Todos vamos a las escuelas y nos alfabetizamos, a despecho de la leyenda negra revolucionaria.

Si no que lo digan Hugo Chávez desde su tumba o los mismos hermanitos Rodríguez, hechos universitarios – aquél y éstos - en esa democracia que demonizan, sobre la que escupen con almas empaladas, y que intenta sacarlos de la barbarie en la que nacen y persisten.

Lo que importa subrayar es que los 30 años de esa democracia civil concluyen en 1989. 

La experiencia democrática se derrumba en la misma hora en que también se vienen al piso, en el mundo, los grandes partidos.

Cierran las grandes tiendas ideológicas y el predominio de la materia – tan caro a los marxistas como a los capitalistas – pasa a ser pieza gerontológica.

Sobreviene la globalidad con su tiempo virtual y su velocidad de vértigo, extraña a los muros de toda laya. 

Pero cerrado aquel tiempo, Venezuela se convierte en un rancho ardiendo, que se traga otros 30 años para el 2019. 

Desde entonces, huérfanos de la ciudadanía antes acotada por paredes de ladrillo, los venezolanos no se sienten más partes del Estado o de alguna filial partidaria, más que para pedirle un CLAP de alimentos o medicinas.

Con ambos juegan a la lotería. Hasta los dirigentes mudan de camiseta cada vez que otro club les ofrece alguna diputación o alcaldía segura. No hay más lealtades. 

Hace casi 60 años, Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y Jóvito Villalba, incluidos los titulares del partido comunista, últimos actores de la Revolución de Octubre y víctimas de la década dictatorial que concluye el 23 de enero de 1958, entienden que para rehacer el país ni basta con cambiar de caudillo ni que éste acierte o no a la manera de un José Antonio Páez o de un Antonio Guzmán Blanco, poniéndose de lado; o abriéndole pasos a otros, a un sabio como José María Vargas, a un general como Hermógenes López, o a otro civil como Juan Pablo Rojas Paul. 

Alcanzan a entender esos fundadores de nuestros partidos contemporáneos ya agotados, que el dialogo democrático comienza por ellos mismos, como opositores a la dictadura y a las dictaduras, dejando atrás la práctica del pacto entre alzados o revolucionarios con el caudillo de turno que les impone su contrato de adhesión. 

Así nacen el Pacto de Punto Fijo y la Constitución de 1961, que hasta la suscriben Luis Miquilena y José Vicente Rangel; misma que le permite al golpista Hugo Chávez Frías llegar a Miraflores antes de que la declare moribunda.

Desde 1989, entonces, ilustres venezolanos han reclamado por un nuevo pacto democrático – entre los actores democráticos y los partidos defensores de la democracia - pero sus voces se las lleva el viento. 

Una década después, ante el vacío, otro hombre a caballo redacta su propia Constitución, como en el siglo XIX, a su saber y entender. Se casa consigo mismo, como lo hace Simón Bolívar en Angostura, en 1819.

Y la impone, a rajatablas, por sobre la mayoría nacional que no acude a las urnas para aprobarla. Y ella, por lo visto, no logra resolver la realidad de retazos, odios y antagonismos que nos inunda desde hace 30 años, rompiendo el cordón del afecto nacional.

Han pasado 18 años y los actores de reparto en la oposición son los mismos.

Y en otro año, repito, se cumplen 30 años de esa agoniosa transición, de esa vida bajo anomia que tiene como hito a El Caracazo. 

¿Serán capaces éstos, al regreso de República Dominicana, de encontrar un relato propio, de alcanzarlo previo un diálogo real con el país invertebrado que somos, para que retomemos una senda común, que purgue lo que sufrimos, que aleje a sus responsables y coludidos, y nos dibuje un porvenir más prometedor que el simple cambio de inquilino en el Palacio de Miraflores?

]]>
<![CDATA[En opinión: Y de quién es la culpa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Y-de-quien-es-la-culpa-20180119-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Y-de-quien-es-la-culpa-20180119-0079.html A solo quince días de haber iniciado el año 2018 los sucesos ocurridos en gran parte del territorio nacional que van desde saqueos, apagones, allanamientos, decomisos, escasez, naufragios, inflación, diálogo, regalías, hasta la criptomoneda, exponen como será el año 2018, una crisis que se agudiza y el hambre en cada esquina. 

Al recorrer la  ciudad de Maracaibo se evidencia que está sumergida en basura con un servicio de aseo que le fue arrebatado a la antigua gestión de la alcaldía de Maracaibo y fue pasada a manos de la gobernación del Estado Zulia desde hace 6 meses con resultados nefastos que la llevan a convertirse en una ciudad súper sucia cuya modalidad es incendiar la basura, lo que demuestra la alta incapacidad que tiene la administración local y regional actual en darle repuestas oportunas al problema, el cual no se resuelve con pechar a los contribuyentes elevando la tasa de impuestos, se resuelve con una alta gerencia e inversión del gobierno nacional, regional y local de la mano de inversionistas privados interesados en administrar el negocio de la basura para poder cubrir la exigencia del servicio. 

No hay excusas para no hacerlo bien, el gobierno regional y municipal cuentan con aliados nacionales para hacer una gestión eficiente, solo deben tener un gran equipo humano capaz de enfrentar esta crisis.El gobernador del Estado Zulia debería convocar un Consejo Estadal de Políticas Públicas con la presencia de los 21 alcaldes del estado Zulia, los concejales, gremios, cámaras empresariales, iglesia, transportistas, poder comunal, cuerpos de seguridad, Corpoelec, Hidrolago, universidades, productores, para sincerar el alcance de cada uno y concentrar los esfuerzos en lo que se pueda resolver. 

El gobierno nacional ya resolvió cómo perdurar en el poder. ¿Cómo? repartiendo Clap y bonos solidarios y las jornadas del carnet de la patria como un instrumento de uso político electoral ingenioso que les da excelentes resultados (con la promesa por cumplir). Los últimos saqueos extrañamente han ocurrido en municipios y estados en donde hace pocas semanas atrás se celebraban triunfos electorales ¿Y de quién es la culpa?: 

1. De un gobierno terco que no rectifica, 2. De un equipo económico gubernamental ineficiente, 3. De una alta complicidad de actores políticos del gobierno y la oposición que negocian cuotas de poder por encima de los intereses colectivos, 4. De una dirigencia política que le miente al país permanentemente, 5. De concejales, alcaldes, gobernadores, diputados, ministros, funcionarios públicos que no están cumpliendo eficientemente con sus funciones, 6. De un estado de confrontación permanente que no resuelve los problemas, 7. De unos ciudadanos pasivos, 8. De la complicidad de muchos empresarios que quieren estar bien con todos los sectores políticos, 9. De unas fuerzas armadas parcializadas, 10. De muchos que creen que aquí no está pasando nada.

El país requiere de procesos innovadores que puedan transformar el modelo económico y ponerlo a la par de la modernidad que exige la economía mundial. Para ello se requiere, en principio, lograr alianzas entre el gobierno y el sector privado para activar la producción, generar empleo, combatir la especulación, evitar la reventa de productos, medicamentos, repuestos por escasez.

Es urgente rectificar, pasar la página y avanzar, lo ciudadanos necesitan noticias alentadoras que los animen a seguir en Venezuela.

]]>
<![CDATA[En opinión: Estupidísimo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Estupidisimo-20180119-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Estupidisimo-20180119-0081.html Apenas estrenando el 2018, días después de abrazar a los suyos deseándoles un Happy New Year, Ricardo Hausmann suplicó a los gringos una intervención militar contra Venezuela, para que aquí, de feliz, el año nuevo no tenga nada.

Ya es bien oscuro y mugroso que Hausmann, que -muy a su pesar- es venezolano, pida que una fuerza militar extrajera invada al país que lo vio nacer.

Pero es que él vive bien lejos y desde hace tanto tiempo que ya ni le importa que nos borren del mapa, si es que alguna vez le importó. Oscurísimo y estupidísimo es que haya idiotas que le hagan coro desde en mero blanco de las bombas “humanitarias” que nos salvarían de esta dictadura malvada, pasándonos a mejor vida.

Estupidísimo como cuando, hace pocos de años, colocaron en las azoteas de algunos edificios de Altamira, sábanas pintadas a modo de pancartas que avisaban al ejército invasor que, según whatsapp, llegaría en cualquier momento, que esos edificios eran de gente decente y pensante, que ahí no había chavistas, que los chavistas vivían más allá (y una flecha enorme que ocupaba toda una sábana king size, apuntaba hacia el oeste de Caracas)

Estupidísimo como cuando creen en verdad que saldrían ilesos de semejante infierno, o como creyeron que aquel bloqueo financiero que logró Julio Borges, arrastrándose por Estados Unidos y Europa, solo iba a afectar a Nicolás.

Me imagino la cara de más de un pendejo opositor cuando le comunicaron del City Bank que ya no podía tener su cuenta ahí, la cara del empresario escuálido cuando le congelaron una transferencia porque Venezuela y las sanciones, you know…

Estupidísimo como cuando se celebran las subidas arbitrarias de dólar today, y defienden sagrado y sádico derecho de empresarios y comerciantes de fijar sus precios a esa tasa criminal, a la vez que se quejan de que todo está carísimo, que el hambre, “culpemaduro, que quiere obligar a los que sí trabajan a vender a precio justo, para los que quieren trabajar puedan comer”.

Estupidísimo como cuando en medio de esa defensa aspiracional del libre mercado, invocan saqueos que “pongan al gobierno entre la espada y la pared, o sea”, suponiendo que estos serían como la invasión militar que sueñan: allá lejos, al oeste de Caracas, como indica la flecha que se destile en una sábana olvidada en la azotea.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Cable a tierra]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cable-a-tierra-20180119-0080.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Cable-a-tierra-20180119-0080.html Hace seis meses que en la urbanización en la que vivo se robaron el cable del servicio telefónico –o por lo menos eso fue lo que nos dijeron- supongo que eso no es una novedad para muchos de ustedes.

Los vecinos hicimos una "vaca" para pagar la reconexión. Pagamos mucho más de lo que hubiéramos pagado en todo un año dado que la tarifa es realmente ridícula pero fue infructuoso.

Nos quitaron los cobres y la línea no volvió.

Curiosamente, Cantv me sigue enviando con frecuencia un mensaje de texto recordándome mi deber de pagar la tarifa por lo que supongo que la empresa ni se da por enterada de que en esta zona de Maracaibo, como en muchas otras, se robaron el cable.

Disculpen el tono personal pero lo traigo a colación porque me parece que esta situación retrata muy bien el fondo y la forma de la crisis que padecemos hoy los venezolanos: Cantv ignora que un poco más de 300 casas de este sector de Maracaibo se quedaron sin el servicio hace seis meses y envía mensajes de texto como si todo estuviera perfectamente bien. 

“Disociación psicótica” llamaba el Gobierno a ese comportamiento que se empeña en no hacer contacto con la realidad o de enmascararla.

Un poco como esa “solución” que alguna gente le está dando al asfixiante problema de la basura: le prenden fuego, con lo que sólo tienen nubes y nubes de humo pestilente, más contaminación, y, al final de la quemazón, la misma pila de basura pero chamuscada.

¡Cable a tierra por favor! o sería que también se lo robaron.

Voceros del Gobierno llaman al pueblo a resistir ¿Qué creen que ha estado haciendo la gente en los últimos cinco años? Más que resistir, los venezolanos y las venezolanas, que estamos hechos de la misma materia de la que está hecha la tierra que nos nombra, desde el macizo guayanés hasta el Pico Bolívar y Las tres tetas de Perijá, más que resistir hemos combatido con la única arma que es realmente útil en situaciones como esta: el voto, el talante democrático, la paciencia, la opción vertical por la paz.

En los últimos cinco años, para derrocar al presidente Maduro, los venezolanos y las venezolanas hemos sido empujados a la violencia fratricida, al caos, a la desesperanza.

Nos han arrastrado más allá de los límites de todo lo racional con el único propósito de hacernos implosioar como pueblo.

Nos han dado con todo, amenazan con más y Venezuela sigue como la niña india sobre la onza. Como Ana María sobre el burro mientras era azotada por las calles de Maracaibo. 

Al Gobierno y a sus voceros les pasa como a Cantv y sus mensajes de cobro después de seis meses sin servicio.

Es, además, incomprensible que llamen a resistir la metralla de Dólar Today y de todos los empresarios, banqueros, comerciantes que le obedecen como si de un oráculo se tratara, mientras el mismo Gobierno sigue tolerando situaciones como las que se viven a diario en Las Pulgas de Maracaibo con los precios en efectivo, que no hay.

En cinco años la casta empresarial que controla la economía venezolana y que decidió obedecer a Dólar Today más que al mercado mismo, no ha podido derrocar a Maduro usando el hambre como arma política, entre otras cosas, porque su brazo político es absolutamente incompetente para hacerse con el poder.

Es perverso insistir con esa estrategia de estrangular a la gente por el estómago y, sobre todo, por la dignidad de ser un ciudadano.

¿Qué puede esperar el pueblo de una casta política y empresarial que le exige que renuncie al diálogo democrático, a la paz, al voto, a su condición de ciudadano o el dólar va a llegar a 300 mil en dos días? ¡Cable a tierra por favor!
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Rescate y buen funcionamiento de Pdvsa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Rescate-y-buen-funcionamiento-de-Pdvsa-20180119-0075.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Rescate-y-buen-funcionamiento-de-Pdvsa-20180119-0075.html La costumbre del poder, de la adulancia y los acólitos, siempre pasa para quien lo detenta por largos años.

Acostumbrarse a la jaladera de bolas y a hacer poderosos a personajillos sin ningún valor, que terminan siendo unos saqueadores de las arcas nacionales, a quienes le otorgaron poder sin tener humildad y honestidad. 

Hay casos tramitados por la Fiscalía que tuvieron unos efectos, pero la fuerza del dinero fue de más peso para estas personas para lograr su libertad.

Hoy algunos de esos delincuentes están gozando de buena salud y en el exterior. Quien hizo de ese inmenso poder por años, fue un generador de esos delincuentes que lo utilizaron para hacer daño y enriquecerse. 

Otros que actuaron con la anuencia del “gran protector”, empresarios que se hicieron multimillonarios con tráfico de influencias y asignación de contratos multimillonarios en divisas, hoy también están en el exterior gozando de buena salud, sin poder regresar al país.

La ansiedad por el dinero y la exclusión y veto para la gente decente, hizo que a nuestra principal industria le fueran socavando sus bases y cimientos. Proliferó la corrupción con la impericia y la improvisación.

De lo que se trata es de sancionar a los que actuaron con ventaja, prevaricación, alevosía, hechos ilícitos y concurso de funcionarios públicos para delinquir.

Sin duda, que sí es necesario des lastrar a la Corporación de personas sin idoneidad y pulcritud, hay que hacerlo.

De victimario a víctima. Es increíble que se trate de encubrir o arroparse en el Presidente Chávez.

Cada quien tiene que responder de sus actos personales y de sus actuaciones . Nadie está excento de ello.

Por otra parte, la industria petrolera nacional necesita recuperar la producción diferida.

Estamos hablando de más de 1 Mbd. Haber llegado a una producción de 1.5 Mbd es aceptar la corrupción, la impericia y ineficiencia en el manejo del negocio petrolero. 

De una producción cercana a los 3 Mbd hace cinco años a 1.5 Mbd, es el reconocimiento del fracaso en el manejo de la industria.

El Ministró Presidente de Pdvsa fue honorable en el reconocimiento de la crisis actual.

Eso le da margen para establecer nuevas estrategias para la recuperación de la producción.

Hay que actuar de la mano de los socios extranjeros en las empresas mixtas. Las inversiones deben provenir de las empresas extranjeras con garantía de pago de parte de la producción incremental.

Venezuela garantiza ese anticipó con los nuevos barriles.

No existe posibilidad alguna de nuevos préstamos internacionales para la República y Pdvsa. Hay grupos de inversionistas privados nacionales que han logrado financiamientos internacionales con entidades chinas para incrementar la producción en más de 100.000 barriles día.

La combinación con Pdvsa tiene que ser unos objetivos fundamentales, para recuperar la producción diferida.

El sistema de contratación tradicional de Pdvsa no puede ser utilizado en esta emergencia operacional y de producción.

De ser usado puede garantizar un fracaso en los objetivos de recuperación de producción. Hay que ser ágiles, transparentes, honestos y eficientes en esta emergencia operacional.

El paro silencioso lo podemos comparar con el sabotaje petrolero del año 2002. Alí Rodríguez Araque asumió plenos poderes para gestionar y poner en práctica la recuperación de la producción.

Fue la única manera de tomar las decisiones oportunas, rápidas y eficientes. Se recuperó la producción en términos convenientes para la Nación.
Hoy estamos combatiendo una conspiración en todas las áreas neurálgicas de Pdvsa:

Producción, refinación, transporte, almacenamiento, comercialización y finanzas. Una de las acciones que debe tomar Pdvsa es la concentración de actividades medulares del negocio petrolero.

Se debe seleccionar al personal de mejores credenciales, experiencias y honestidad. 
Pdvsa tiene que ser recuperada, cuanto antes.

Con una producción de 1,5 Mbd, no cubre los costos de producción y las necesidades propias de la industria.

Las autoridades actuales de Pdvsa deben convocar a las personas que han sido leales y honestas con nuestra industria.

Oír las orientaciones, sugerencias y consejos. Deben tener la humildad para tomar las decisiones estratégicas.

Rescatemos a Pdvsa y pongámoslas al servicio del pueblo y del desarrollo del país, y no al servicio de los corruptos y delincuentes que usan el poder para su propios beneficios.

 

]]>
<![CDATA[En opinión: Rebelión]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Rebelion-20180119-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Rebelion-20180119-0082.html Estos días el presidente de los EE UU en una reunión con congresistas (republicanos y demócratas) en que se discutía sobre las leyes de inmigración norteamericanas calificó a varios países latinoamericanos y africanos de “agujeros de mierda”, entre ellos a Haití.

Si Donald Trump tuviera una mínima afición por la lectura, sobre todo por la lectura de libros de historia, escritos muchos de ellos por brillantes intelectuales norteamericanos, sabría las causas que han hecho de Haití, dicho de manera más fina de lo que él lo ha hecho, un “estado fallido”, un país que como dicen con humor negro los mismos haitianos: “somos un país con un pasado trágico, con un presente también trágico,… pero felizmente no tenemos futuro”.

Hambre, miseria, enfermedades, desastre ecológico, gobiernos inestables e impopulares, pero ¿hasta que punto los EE UU tienen responsabilidad histórica por la situación catastrófica de Haití?

Desde la proclamación de la independencia en 1804 (la primera república independiente negra de América Latina) los norteamericanos mostraron su inquietud por el efecto “contagio” que podría tener sobre sus regiones esclavistas del sur, de tal manera que el reconocimiento de Haití por los EE UU se produjo en el año ¡1862!

El siglo XX, que se desperezó con los nuevos intereses imperiales norteamericanos, verá las intervenciones directas del ejército y del capital yanqui sobre la isla. Ya en 1910 un financiero norteamericano James Mac Donald propone construir un ferrocarril que uniría Port-au-Prince (la capital) con Cap Haitien, obteniendo por el precio simbólico de un dólar tierras que atravesaría la vía férrea (20 kilómetros a la derecha y 20 a la izquierda) El ferrocarril nunca se construyó pero Mr. Mac Donald pudo, sobre vastas extensiones de las tierras fértiles expropiadas a los campesinos, cultivar plátanos que exportaba a su país.

Luego llegaron la Haytian American Sugar Company (HASCO), la Haytian Products Company, la United West Indies Corporation, la Standard Fruit and Steamship Corporation, etc,… que cultivaron y comercializaron café, algodón, azúcar, el citado plátano, y dedicándose también a la cría de ganado.

En 1910-1911 el Departamento de Estado apoyó un consorcio de inversionistas estadounidenses, encabezados por el National City Bank of New York , para adquirir el control de la Banque National d'Haïti, el único banco comercial, y de la tesorería del gobierno en toda la nación.

Y junto a las grandes empresas desembarcaron en 1915 los marines, como siempre para proteger los intereses de sus empresas y sus conciudadanos ante las revueltas que estaban sacudiendo al país.

En las seis primeras semanas de la ocupación, los representantes de los Estados Unidos se hicieron con el control de las aduanas de Haití y las principales instituciones administrativas y económicas, tales como los bancos y el tesoro nacional.

Con ello se aseguraron que el 40% de la renta nacional fuera utilizado para afrontar el pago de la deuda a los bancos americanos. ¡Y los marines se quedaron hasta 1934!

Más tarde en 1957, en un país convulso, en que las aspiraciones soberanistas populares fueron sofocadas en sangre, llegó François Duvalier que estableció una dictadura con el amparo de nuevo del Departamento de Estado… hasta 1986.

El “duvalierismo” sería el laboratorio donde se experimentarán las nuevas teorías del desarrollo aplicadas por el presidente Truman, por ser Haití un peón norteamericano en el Caribe.

Posteriormente, tras la caída de Duvalier, en la nueva fase neoliberal, Estados Unidos, bien directamente o a través de los organismos que controla como el FMI o el Banco Mundial, prestará créditos a Haití pero condicionados a la eliminación de restricciones cuantitativas a la importación de alimentos, disminución de tarifas aduaneras a estas importaciones, estímulos a la producción de productos para la exportación, eliminación de las tasas a las exportaciones, etc, … 

Los marines, que ya tenían aprendido el camino, volvieron intervenir en Haití en 1994 y en 2004, en una clara injerencia en los asuntos internos del país.

El 12 de enero de 2010 se produjo uno de los más fuertes terremotos que se han dado en el Caribe con una fuerza de 7,3 en la escala de Richter que produjo 316.000 muertos y 350.000 heridos en la isla, dejando a un millón quinientas mil personas sin hogar.

Hubo un movimiento extraordinario de solidaridad internacional que a nivel económico se propuso recaudar 5.300 millones de dólares para la reconstrucción. ¿Y a quién se encargó la coordinación de la ayuda internacional? Al expresidente Bill Clinton quien durante su mandato en 1994 presionó al presidente haitiano Jean Bertrand Aristide para que permitiera la importación de arroz con tarifas muy bajas, del 3%, cuando en los países del entorno son del 40%.

Así que Haití pasó de autoabastecerse a importar hoy el 80% del arroz que consume.

Sr. Trump: intervenciones militares, imposiciones económicas que han llevado a Haití a la ruina, apoyo a gobiernos corruptos, …todo lo cual ha dejado un país destrozado, en la indigencia, ingobernable, que le llevan a usted a hablar cínica e irresponsablemente de “agujero de mierda”.

]]>
<![CDATA[En opinión: Óscar Pérez, final suspendido]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Oscar-Perez-final-suspendido-20180119-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Oscar-Perez-final-suspendido-20180119-0083.html Antes de proceder con mi análisis y opinión sobre el final trágico, mediático e inhumano de el ex piloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Oscar Pérez, doy mis condolencias a sus familiares y amigos de López; así como a los deudos de quienes cayeron junto a él.

El 15 de enero de 2018 será recordado en Venezuela y el mundo, como el día de la demostración de la violación de Derechos Humanos más flagrante que ha ejecutado el régimen de Nicolás Maduro.

Tras un intenso combate, que incluyó todo tipo de armas, artefactos y vehículos de guerra, que logró la neutralización y rendición de Pérez y sus compañeros según lo que pudimos ver en los videos; estos fueron asesinados. 

Desde el primer día, aquel 27 de junio de 2017 Día del Periodista, que vimos las imágenes del helicóptero, los videos de la pancarta pidiendo la activación del artículo 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las supuestas detonaciones en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ); en un país donde el Gobierno controla todo, aeropuertos, inteligencia, contrainteligencia, infiltrados, sapos, culebras y afines, dudamos de la acción de Oscar Pérez, se llegó a pensar que se trataba de un montaje, y cómo no dudarlo si algo que también sabe el modelo cubano venezolano es de montar show y vivir de show en show. 

Ante aquella película y guiado por mi incredulidad, usé un comodín para saber de qué se trataba toda esa acción con un toque hollywoodense; llamé a un colega periodista que goza de mi respeto profesional y personal, quien me dio su impresión y hoja de vida de Oscar Pérez, por lo que de inmediato y descarté la hipótesis de “montaje mediático”, o “trapo rojo”. 

Pero  en la opinión pública no fue así, faltó quizás un mejor manejo por parte del  llamado movimiento nacional “Soldados de franela” para la venta de su proyecto. 
Esa hazaña sin opinión pública favorable tendía a morir en corto tiempo, la segunda razón es que los proyectos individuales también se estancan, pues no forman parte de un colectivo.

Hugo Chávez en 1992 usó las armas del Estado, se reveló contra el sistema, manejó todo desde el Museo militar, dispararon, hubo bajas, pero se le permitió entregarse y hablar a los medios de comunicación para dirigirse al país y al mundo para decir el famoso “por ahora” que le permitió llegar al poder seis años más tarde.

Sin duda alguna hizo un buen manejo público de su intento fallido de Golpe de Estado, logró ese determinante apoyo colectivo que necesita cualquier movimiento para hacerse del Poder. 

Oscar Pérez pudo hablarle a una reducida opinión pública por tener saldo en el teléfono, usar las redes sociales para suplicar que detuvieran el ataque porque estaban dispuestos a entregarse no le valió de nada, no corrió con la misma suerte que Hugo en su momento; pues el régimen de Nicolás decidió no concederle un “por ahora” al expiloto del Cicpc y sus compañeros; sino que prefirió darles un hasta nunca.  

Estas líneas las escribo para que queden sentadas y para la historia, seguro ya mañana es periódico de ayer lo de Oscar, pero no para sus tres hijos, su madre y su familia.

En 18 años de asesoría cubana el gobierno ha aprendido a jugar con los tiempos, a esperar hasta el último minuto, contar hasta 100, ejecutar y esperar reacciones para contraatacar. 

La clandestinidad dura muy poco, Oscar y su grupo lograron mantenerse seis meses en ella, comunicándose con el exterior a través de las RRSS que fácilmente son detectables, un error que pareciera no calcularon muy bien.

Ahora bien, todas las formas de lucha tienen consecuencias. La de Chávez tuvo la suya: un golpe fallido, prisión, indulto, elección y triunfo electoral.

La de las Farc, más de 50 años en la confrontación, violando derechos humanos, asesinando, secuestrando y dedicadas al narcotráfico terminaron en una negociación y hoy aspirando a cargos políticos. 
 

Mandela, también tuvo su propia historia: lucha, prisión y negociación con sus opresores. Cada quien decide cuál es su forma de lucha.

]]>
<![CDATA[En opinión: Inconsistencias y más desplome]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Inconsistenciasy-mas-desplome-20180119-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Inconsistenciasy-mas-desplome-20180119-0087.html Hay decisiones contradictorias a los ojos de unos, pero tienen su explicación bastante lógica con los juicios de otros.

Detrás de cada decisión hay un propósito, pero detrás de cada decisión absurda siempre se está cocinando algo bueno para pocos.

Es lo que podría deducirse de las importaciones que ordena la administración estatal, para distribuir una caja con alimentos básicos que denominan “Clap” (llamados así por ser el acrónimo de Comités Locales de Abastecimiento y Producción).

¿Por qué resulta paradójica esta política? Simplemente, porque esos productos que distribuyen son producidos por empresas privadas mexicanas.

Ni hablar de la empresa privada brasileña JBS, de la cual importamos la mayor cantidad de carne que consumimos, y le pagamos hace poco 2 mil millones de dólares por sus productos.  

Entonces, menosprecian el emprendimiento nacional, pero  financian el desarrollo empresarial extranjero.

Muestra mucha incoherencia cómo satanizan la iniciativa privada local, pero contribuyen al crecimiento de las empresas foráneas. 

Otro alegato absurdo, es ese que intenta ignorar la grave situación financiera de Pdvsa —aunque no sé si sea con intención u omisión—. Pues, declarar que aumentarán en un año la producción petrolera en un millón de barriles diarios, es la prueba más evidente de que no conocen qué significa la cifra y mucho menos han evaluado cómo se logrará eso.

En palabras del experto petrolero, Rafael Quiroz, se tiene un diagnóstico bien explicativo: “Incrementar la producción petrolera vía Faja del Orinoco en 1 MMB/d, significa tener que invertir 125.000 millones de dólares (MMU$) en 5 mejoradores (200 mil barriles diarios por mejorador), pues la construcción de cada mejorador tiene un costo de 25.000 MMU$; y si se pretende aumentar 1 MMB/d vía crudos convencionales tendrá que disponerse de no menos de 15.000 MMU$”.

Esto no lo tiene Pdvsa, tampoco el mágico Banco Central y menos aún la hacienda pública.

Igualmente, quieren promover una moneda virtual. ¡Perfecto! Es una buena alternativa para superar las sanciones financieras que sufre el país.

Además, da un tinte de modernidad y nos pone a correr a buen ritmo junto a las innovaciones tecnológicas financieras de vanguardia.

Pero, (¡bendito pero!) ¿Cómo será exitoso un sistema que se ampara en el mercado libre si quienes lo promueven no creen en eso? ¿Cómo será viable una estructura de pago digital donde el primer requisito es confianza y eso es lo menos que podemos brindarle?

Venezuela sufre de una sequía financiera mayúscula, en eso hay consenso. Ahora bien, sería imposible resolver la escasez, la hiperinflación, las distorsiones cambiarias y todos los desequilibrios macroeconómicos, sin reestructurar la deuda, solicitar financiamiento internacional cuanto antes, restituir las libertades económicas, abrir canal humanitario y diseñar las compensaciones sociales que consistan en transferencias directas  a las personas vulnerables.

Si no se toman esas medidas, no habrá estímulos para producir ni un clavo y la utilidad que le quedará al gobierno sólo será para centralizar la administración de la escasez y la repartición de la  ruina.

El plan totalitario avanza. Hoy fue la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente (que hasta sirve para destituir presidentes electos), mañana será la eliminación de los concejos municipales y los consejos legislativos.

Es muy probable que estén acariciando esa propuesta. ¿Quién dice “no, vale, yo no creo”? 

Pareciera que su intención es convertir en realidad la frase de Dante, en su obra magistral “La divina comedia”, cuando en el canto tercero antes de entrar al Infierno se lee  en la puerta: “¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!”.  Si es así, no permitamos que nos ganen esa partida, no permitamos que la desesperanza nos infecte. Ya sabemos que la desmoralización nunca ha dado frutos. 
 

]]>
<![CDATA[En opinión: Grupo Boston]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Grupo-Boston-20180119-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Grupo-Boston-20180119-0085.html En medio de las fuertes tensiones que caracterizan las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela, pudiera verse como un sinsentido que prospere la iniciativa que se ha propuesto reemprender el Grupo Boston en 2018, dirigida a establecer puentes, generar puntos de contacto y a propiciar entendimientos entre ambos países.

Pudiera pensarse incluso que se trata de un esfuerzo quijotesco, fuera de lugar
Sin embargo, habría que recordar que el Grupo fue creado en 2002, precisamente en un momento álgido, de crudas pugnas.

Aun así, fue constituido por diputados de Gobierno y de oposición, de manera paritaria, y por representantes estadounidenses, republicanos y demócratas. Por supuesto, las diferencias se han agudizado con el paso del tiempo, cada día las palabras son más agrias y lo nuevos eventos hacen más difícil que se avance.

Desde la Casa Blanca se le cuestiona al gobierno venezolano lo que consideran es una deriva autoritaria y restrictiva de la actividad democrática y se le acusa de violación de los derechos humanos y del encarcelamiento de opositores.

Del mismo modo, se critican las políticas económicas de intervención y regulación estatal y las decisiones que se relacionarían con la inflación y la escasez.

Desde Miraflores se cuestiona la política de Donald Trump, considerada como errática y al margen la legislación internacional, lo que incluiría las medidas de bloqueo financiero hacia Venezuela, así como la militarización de la política exterior. Igualmente se critican las decisiones sobre impuestos que afectarían a la gente, la violación de los derechos humanos y el muro con México.

Es en este cuadro de acusaciones y reproches mutuos que el Grupo Boston se ha propuesto actuar para crear hilos de contacto que se vayan robusteciendo hasta recomponer de algún modo las relaciones. Como se sabe, tanto Venezuela como Estados Unidos tienen relaciones fluidas con países y gobiernos de variado  signo, con políticas exteriores distintas a las propias, con formas de Estado diferentes y orientaciones económicas y sociales opuestas.

Claro está, ello genera a veces fricciones que en ocasiones se convierten en pugnas. De allí la importancia de procesar esas diferencias de forma inteligente para generar confianza, provocar cambios y establecer lazos de cooperación.

En el caso particular de Venezuela y Estados Unidos, la geografía y una historia común obligan a la convivencia a pesar de las diferencias.

Somos países vecinos, los mares territoriales son fronterizos, pocas horas nos separan por avión, con un flujo comercial intenso, un aparato industrial entrelazado y muchos patrones culturales compartidos, con sus defectos y virtudes.

Y sobre todo, nos unen los valores republicanos que nos constituyeron como naciones independientes, una historia común de emancipación marcada por los principios de libertad y soberanía nacional.

Por todas estas razones, nunca puede considerarse como vano el esfuerzo que se haga por recomponer las relaciones entre los dos países. 

]]>
<![CDATA[En opinión: Pan y arroz baratos]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Pan-y-arroz-baratos-20180119-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Pan-y-arroz-baratos-20180119-0084.html Una ingeniosa comuna venezolana (El Panal 2021) lanzó en Caracas su criptomoneda. De alguna forma es una manera de democratizar los movimientos financieros más allá de los estratos en que éstos se mueven. 


La comuna El Panal 2021 está asentada en una extensión de 10 hectáreas y la conforman 4000 familias.

La escasez de efectivo y los escandalosos precios del mercado la condujeron a esta decisión. Cada unidad de la criptomoneda equivale a Bs 5000 (5 centavos de dólar al cambio no oficial).

Se inspiró en experiencias de Italia y Uruguay. La nueva criptomoneda se denomina “panal” y será usada para comprar arroz y pan.

“Es una forma ingeniosa de vengarse de la falta de efectivo”

Las criptomonedas son símbolos digitales emitidos por particulares. En verdad no son monedas. Solo sus usuarios le atribuyen valor de cambio.

Son usadas para acumular y transferir el costo que le atribuyen sus usuarios.

Tiene cierta movilidad y algunos países, en efecto, la usaron para adquirir alimentos.

Su respaldo está en la fe y credibilidad que los usuarios le tengan. La tecnología prové el mecanismo para hacerla efectiva mediante cadenas o redes cerradas.

En el caso de El Panal 2021 hay un intermediario con emisor, depositario y centralizador de operaciones.

Se le denomina: Banco Comunal BanPanal. La primera impresión de la criptomoneda fue de 4000 billetes.

El valor del billete le ha sido dado por el equivalente en bolívares en una tarjeta de débito sobre la que se realiza el descuento.

El kilo de arroz cuesta 3 panales (equivalente al precio regulado de Bs 15300), muy por debajo de los 45000 bolívares que por idéntica cantidad exige el mercado no regulado.

La aceptación de la nueva criptomoneda ha sido un éxito local.

Las criptomonedas no implican concesión de crédito, algo necesario en el escenario económico actual.

El auge de las criptomonedas está relacionado con las fallas de los bancos y el manejo de la especulación financiera.

Es una forma ingeniosa de vengarse de la falta de efectivo y de los precios fijados por el bachaqueo en pequeña y gran escala.

El discurso “libertario” detrás de las criptomonedas es el mismo esgrimido por las colonias americanas contra Inglaterra, Francia, España y Portugal antes de la Independencia.

]]>
<![CDATA[Despelote monetario…, por Jorge Giordani]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Despelote-monetario-por-Jorge-Giordani-20180116-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Despelote-monetario-por-Jorge-Giordani-20180116-0007.html Érase un país donde sus gobernantes no tenían idea de la administración de los recursos, dada la inmensa renta que provenía de la dotación de la naturaleza que nadie había producido pero que todos querían poseerlos de manera personal e individual.

De hecho no existía gobierno alguno, lo que se observaba era un desgobierno absoluto, dentro de la más rancia idea de ¨como vaya viniendo vamos viendo¨, cada quién hacia de las suyas en las diferentes instancias de lo que anteriormente se concebía como una República, y no como esos territorios de hoy en día donde privan los anacronismos hereditarios tipo dinastías, de la más rancia alcurnia, pensando sus habitantes que aquellos tiempos del feudalismo nunca se debían acabar, dado que habían rapiñado y confiscado a punta de la espada, de la cruz y el caballo, todas las riquezas que su flota naviera pudo transportar a tierras lejanas desde donde habitaban aún labriegos, cultivadores, y hasta algunos guerreros indomables de esos que nunca pudieron dominar quienes invadieron tierras ajenas pretendiendo haberlas descubierto, no dándose cuenta que el planeta Tierra era uno solo, esférico por lo demás, sin aquella idea, no por absurda, de que luego de un cierto lugar lo que había era agua y más agua. No sabían que si daban la vuelta llegarían casi al mismo lugar desde donde partieron.

Trajeron sus propias monedas no equivalentes al oro, la plata y otros tantos minerales que pudieron acumular y que de hecho ni les sirvió para superar la llamada civilización desde donde pensaban conquistar al mundo. Eran otras monedas las que encontraron, con las cuales pudieron llenarse de pertenencias sin tener que trabajar y afanarse mucho por alimentarse y cubrirse de los eventos naturales y de las bestias, tanto humanas y animales, que pululaban en sus territorios ancestrales del norte ecuatorial.

Del oro y la plata pudieron garantizar sus recursos para guerrear hasta el desvanecimiento, contra la iglesia, contra los otros monarcas, a despecho de las poblaciones amuralladas que se habían construido para aislarse de los campesinos hambrientos en esa división que ya es clásica entre la ciudad y el campo, desde donde comenzó la historia del Estado amurallado, de la Banca, de las artesanías protegidas, de los gremios que aún se usan a nivel profesional para defenderse de los explotadores del capital, como buenos integrantes de los sectores medios de la población, sobre todo urbana del tercer milenio, donde habita gran parte de los ocho mil millones de seres humanos que poblamos la superficie terrestre.

Si, la moneda tiene una antigüedad lejana con sus figuras representativas de líderes, cónsules, Papas de todas las congregaciones religiosas del este y el oeste del mundo entero.

En los tiempos actuales, ese dinero con sus funciones propias de la moneda ha venido dejando de lado el correspondiente valor de los metales preciosos, que corre en efectivo para igualmente cumplir funciones, según uno de los brillantes personajes, para qué nombrarlo, que decidió ajustar las cuentas con el sistema capitalista al darle un valor para la transacción, otro como elemento de precaución, para las contingencias que pudieran darse en este mundo tan incierto, y finalmente, el dinero y su demanda usado para la especulación, sin que ella sea entendida en forma despectiva o condenatoria, como dicen algunos libros de texto, sino como ¨aptitud que se adquiere en buena medida en el hábito de los negocios, siendo una cualidad que se fundamenta en la intención¨, y por supuesto, en la información privilegiada de esos banqueros que nunca quiebran, pero si las instituciones que ellos crean, o la de candidatos presidenciales que conquistan un sillón de mando, para luego volver a sus andanzas en el campo que le es propio, de la acumulación capitalista y su fundamento en la propiedad de los medios de producción.

Pero a todas estas, existe un país en particular, la del territorio venezolano, donde las autoridades del gobierno, al parecer no conocen las diferentes formas de la base monetaria, de los factores de multiplicación de la moneda, ni tampoco que existen relaciones entre las llamadas monedas en poder del público, los diferentes tipos de depósitos en los bancos, la existencia de otras formas de títulos públicos, en una suerte progresiva que aumenta, pero que tiene en el caso de Venezuela la incorporación de una moneda especial ligada a la figura preponderante, además de otra ya más críptica que solo la conocen los llamados ¨mineros¨ en un proceso tecnológico, limpio y puro, que no necesita pasar por las horcas caudinas de la Banca Central, ni por regulación alguna dado que se encuentra basada en la expropiación de recursos naturales, más allá del oro, la plata, los diamantes, o el mismísimo coltan. Divisa tan encriptada que los especuladores de oficio harán fiesta al apoderarse de los recursos naturales y el tener una oferta monetaria casi infinita, al irle agregando sucesivamente en debidas proporciones los llamados M1, M2, M3… …hasta llegar al Mm, lo cual libera al gobierno de la supuesta y radical, además de fastidiosa, guerra económica, y del más odiado ¨dólar today¨.

No hay duda que se resolverán los problemas a granel, en parte con el clientelismo burocrático y la amenaza personal, que se tienen con esas fórmulas maravillosas al incorporarle a la sucesión de las M… un subíndice propio de la mayor ignorancia del nuevo rey, autista, que no es capaz ni siquiera de escuchar la voz del niño… Papá el rey está desnudo… eso sí lleno de criptomonedas que le pesan y lo hacen encorvar hasta el pavimento, por las joyas que lleva encima y los dolores que aprietan. Vaya despelote amigo Sancho, y el rey en pelotas… Cosas veredes con los próximos espejitos ahora garantizados con el ¨excremento del Diablo¨…

]]>
<![CDATA[Calvani centenario, por Ramón Guillermo Aveledo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Calvani-centenario-por-Ramon--Guillermo-Aveledo-20180119-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Calvani-centenario-por-Ramon--Guillermo-Aveledo-20180119-0088.html Este viernes 19 de enero se cumplen 100 años del nacimiento de Arístides Calvani, venezolano ejemplar cuyo testimonio de vida personal y pública es referencia ética para todos, más allá de las opiniones políticas.

Esposo y padre de familia, católico comprometido en el apostolado de los laicos, abogado laboralista, profesor universitario en Filosofía del Derecho y en Ciencias Sociales, sabía que en materia de civismo la indiferencia es imposible.

Sin militar en partido fue diputado socialcristiano al Congreso, formador de juventudes latinoamericanas y canciller. Tras la derrota electoral de 1973, se inscribió en Copei y fue su Vicepresidente, Secretario de Relaciones Internacionales y Secretario General de la Organización Demócrata Cristiana de América. 

En 1978 postuló y fue electo al Senado por Sucre, tierra del padre riocaribero y la madre cumanesa de este nacido en la vecina Trinidad, donde aquel representaba a Venezuela.

Con motivo de su centenario, distintas instituciones del país realizarán actos en su homenaje para recordarlo y recordarnos no solo los valores democráticos y humanistas que defendió con brillantez e integridad, sino que en la historia de este país de nosotros, no han sido pocos los nombres que como el suyo, dan lustre a la nacionalidad y nos comprometen a luchar sin descanso por el porvenir mejor que este pueblo merece.

La Academia de Ciencias Políticas y Sociales, la UCV y la Ucab en las cuales fue profesor y, en esta fundador de la Escuela de Ciencias Sociales recordarán su vida y obra.

El Ifedec de cuya creación fue motor y presidió hasta que se encargó de la Casa Amarilla, ahora convertido en centro que lleva su nombre, ha organizado un amplio programa con comisiones y actividades en toda Venezuela.

El Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro, cuya Junta Directiva encabezó, promueve en su honor el foro académico “La Política Exterior de Venezuela 1999-2018”, en el cual participarán Joaquín Marta Sosa, Elsa Cardozo y Edmundo González Urrutia, así como prepara la edición del libro Calvani Parlamentario con una selección de sus intervenciones como diputado y senador, un estudio introductorio sobre su pensamiento y las expresiones que el mismo tuvo en el trabajo de la representación popular, y un prólogo de Juan Miguel Matheus, diputado a la Asamblea Nacional.

La justicia social fue su causa aquí e internacionalmente, la austeridad su norma de vida y la autenticidad su ejemplo.
 

]]>
<![CDATA[La Fanb y Pdvsa en la mira, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Fanb-y-Pdvsa-en-la-mira-por-Jose-Vicente-Rangel-20180116-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Fanb-y-Pdvsa-en-la-mira-por-Jose-Vicente-Rangel-20180116-0008.html  1) El economista Ricardo Hausman, en plena campaña a favor de la intervención militar de los Estados Unidos en Venezuela, publicó recientemente un artículo en un diario de esa nación donde da una serie de razones por la que, según él,  se justificaría semejante aventura. Muchas de las “razones” que el articulista aporta, no soportan la más elemental investigación, ya que se inscriben en el mundo  de las mentiras balurdas.
     2) Una de ellas es la siguiente. Según Hausman al presidente Nicolás Maduro se le ocurrió la idea de nombrar a un oficial de la Guardia Nacional, sin experiencia en la industria, para presidir a Pdvsa en plena crisis. De este contexto argumental se pueden extraer conclusiones de diversa naturaleza, como por ejemplo: que se trataría de una designación presidencial irresponsable porque recae en un oficial de la Guardia Nacional, componente de la Fanb sin la debida preparación; y porque, además, la iniciativa tendría que ver con el proceso de militarización de la política que actualmente adelanta el gobierno nacional.
      3) Pero veamos lo grotesco del planteamiento de Hausman. Ante todo, lo personal. ¿A quién nombra Maduro presidente de Pdvsa? Se trata del Mayor General  Manuel Quevedo, brillante oficial de la Guardia Nacional —por cierto, componente de la institución armada que ha alcanzado niveles óptimos de preparación de su personal en los últimos tiempos—. Quevedo destaca por sus meritos profesionales, por  su dedicación al estudio de diversas disciplinas, lo cual le ha permitido compatibilizar  con éxito lo militar con lo civil.
       4) Pero la descalificación del M/G Manuel Quevedo tiene otros propósitos. Destaca la reacción a fondo contra la institución armada. Contra su personal. Contra sus altos mandos. Como parte de una estrategia generalizada en la región consistente en mantener su control, directamente desde el Pentágono y de las diversas misiones militares que funcionan adscritas directamente en los componentes militares. Si el control no existe, como ocurre en Venezuela desde que la Misión Militar que operaba en Fuerte Tiuna fue expulsada del país por Chávez, y con los cambios políticos e ideológicos que cuajan durante los 18 años de vigencia del Proceso Bolivariano, se recurre a la descalificación global de la institución castrense que es lo sucede en la actualidad.
      5) En el caso concreto de la designación de un oficial de alto rango al frente de la principal industria  de la nación, lo que contaría no es la capacidad del personaje, sino evidenciar el desprecio hacia el hombre de uniforme con mentalidad diferente, de cambio social, de modelo político-institucional y de lealtad a los principios y a la Constitución. Hay que estar conscientes que para el imperio es determinante debilitar conceptos como la lealtad y la noción de Patria. Por eso la intención, claramente manifestada, de colocar en la mira, en función de cualquier propósito que se tenga para acabar con el proceso bolivariano, bien sea la invasión militar monitoreada por los EE UU —de la cual es vocero Ricardo Hausman— o el trabajo desestabilizador a largo plazo contra Pdvsa y la Fanb. Que es lo que viene pasando, hasta ahora con poco éxito y que genera desesperación en el mundo de los conspiradores. Por ejemplo, la incorporación a las listas de la infamia a respetables miembros de la institución armada.
      6) Ante esta inefable conjura, que ya no solo es contra del chavismo, sino contra toda la Nación, hay que reaccionar de manera implacable. Por que de lo se trata es de enfrentar a los traidores, que en el cualquier nación donde funcionen las instituciones son sancionados con severas penas.

Claves secretas
• ES EVIDENTE que hay una siembra de pesimismo en el país. Bien elaborada y ejecutada., con el empleo de las más audaces prácticas desestabilizadoras. La prédica del pesimismo consiste en crear en la población la sensación de que Venezuela está sumergida en un proceso de deterioro imparable; que el país se cae a pedazos; que se desmorona a diario. Que la gente lo que busca es salir a como dé lugar del país, antes de que sea demasiado tarde. Por eso se exagera en todo, en la inseguridad, en la escasez de alimentos y de medicinas, que si bien son problemas que afectan a  la colectividad, en la denuncia se llega a extremos inconcebibles. Que además en el panorama de la región está en el mismo nivel de situaciones que afectan a  otras naciones, pero que sus efectos son silenciados por los medios de comunicación y organismos como la OEA…
• FRENTE  A esta estrategia destinada a exaltar lo negativo, magnificadora de cualquier hecho que pueda servir para desacreditar al país y a su gobierno, está la mayoría de los ciudadanos optimista, trabajadora, que cree en Venezuela. Que lo demuestra a diario. Que no claudica ante campañas aviesas, mentirosas; que está consciente de que se trata de una política de la derecha que opera en el país y que paga e instrumenta el imperio norteamericano para destruir su capacidad defensiva y apropiarse de las grandes riquezas y recursos que posee Venezuela. Esta mayoría optimista, positiva, que no huye del país, que por el contrario hace planes para contribuir a la solución de los problemas, se expresa no solo en los procesos electorales en los que rechaza el pesimismo, sino en lo cotidiano trabajando y creando, invocando el dialogo y haciendo votos por la paz…
• DURANTE el año 2017 fueron asesinados en México 12 periodistas --uno por mes. Para condenar estos crímenes no hubo OEA, ni repudio de las agencias internacionales de noticias, tipo AP, Reuter y  otras…
• HAY QUE establecer con urgencia la relación que existe entre los contrabandistas de metales preciosos que operan en Venezuela y los que actúan en Curazao, Aruba, Bonaire y Trinidad. En una playa de Aruba fueron hallados cuatro mil kilos de cobre provenientes del robo de instalaciones eléctricas en nuestro país. Están identificados los venezolanos involucrados en la operación… • “EN LA rodada”, como dice el célebre tango está la popularidad del presidente neoliberal de Argentina Mauricio Macri. Comenzó hace dos años con el 71 por ciento en las encuestas, al año siguiente había bajado a 48 y en la última a 44. Causas; represión brutal contra los sectores populares; reaparición de la ominosa figura del desaparecido; despidos masivos en la administración pública; desconocimiento de las prestaciones sociales; más poder para la banca y la famosa “oligarquía de la bosta”; así como una corrupción desatada que comienza en la cúpula del poder, en la familia del presidente (padre y hermanos), y de él mismo, involucrado en lavado de dinero en paraísos fiscales del Caribe y Europa…
• ¿QUÉ HAY detrás de lo que se mueve actualmente en la política regional? La irrupción de empresarios como en los casos de Macri (Argentina), Santos (Colombia) Temer (Brasil), Piñera (Chile), PPK (Perú), que se queman rápidamente en el ejercicio del mandato. Son mariposas que giran en torno a una lámpara encendida… 
• En Venezuela estamos a punto de que un representante del gran capital irrumpa como candidato aprovechando el desastre de la oposición tradicional. El freno, hasta ahora, ha sido de carácter familiar, pero parece que hay presiones extranacionales que pueden lograr un cambio de actitud. La candidatura encarna una marca comercial.

]]>
<![CDATA[Entre el miedo y el caos, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Entre-el-miedo-y-el-caos-por-Rafael-Ramirez-20180113-0032.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Entre-el-miedo-y-el-caos-por-Rafael-Ramirez-20180113-0032.html Entre el miedo y el caos naufraga un país, un sueño hermoso, la posibilidad de redimir a nuestro pueblo pobre y de zafarnos para siempre, de cualquier dominación, y avanzar en la construcción de nuestro propio futuro, nuestra propia concepción de la sociedad, una profundamente Bolivariana, Chavista, Socialista.

 

El miedo se ha impuesto, ha calado en todos los estamentos de nuestra sociedad, de nuestro ámbito político. Triste y deplorable condición que caracteriza a la actual situación. No estoy hablando del miedo establecido por la delincuencia y el malandraje en las calles y barrios de las ciudades, ni en los campos del país, en un virtual toque de queda donde la gente ha cambiado sus hábitos, su rutina de trabajo, su forma de vida y se encierra en sus hogares o busca refugio en cualquier sitio, puesto que las calles parecieran estar en control del hampa o por la desconfianza en los mismos cuerpos policiales. Nó, estoy hablando del miedo que prevalece en el quehacer político del país, por la persecución política, el hostigamiento, la vigilancia, las acusaciones más descabelladas y las detenciones arbitrarias de quien exprese una posición política contraria o cuestione las actuaciones del Presidente, de su círculo íntimo o de cualquiera de los varios “jefes” que ahora lo dirigen.

 

Es triste que ésto suceda en un gobierno que se dice Chavista. Más bien es deplorable. El Comandante Chávez nos legó un país de plenas libertades, libertad de pensamiento, de acción política, de participación. No sólo lo practicaba en su conducta diaria y en su manera de gobernar, sino que, tal vez lo más importante, nos legó una Constitución, donde se garantizan de manera amplia, extensa y avanzada todos los derechos fundamentales del ciudadano. Contemplando un complejo y bien elaborado andamiaje, marco jurídico, un sistema integral para garantizar  la vida, la justicia, el debido proceso, presunción de inocencia, libertad, el honor, nombre propio, reputación, protección del hogar doméstico, seguridad jurídica, integridad física, moral, la confidencialidad de los datos personales, la democracia popular, participativa, los derechos humanos, políticos, de expresión, de asociación, tránsito, trabajo, religión, cultura, libertad económica, educación, salud, alimentación, hasta la propiedad. Todos los derechos están incluidos y garantizados por nuestra Constitución porque son consagrados progresivamente. 

 

Igual estableció los instrumentos e instituciones para su garantía y protección, esto es, el Estado de Derecho. Restableció el concepto Bolivariano del Poder Moral, cada Poder con sus atribuciones y espacios bien definidos. Es probablemente la más avanzada del mundo.

 

Dejaba atrás el Comandante a la Cuarta República, con su estela de violaciones a los derechos humanos y abusos de todo tipo de los cuales echaron mano las élites de la Cuarta República para mantenerse en el poder.

 

Yo viví el período del gobierno revolucionario del Comandante Chávez como ciudadano y luego como Ministro y dirigente político a su lado. Siempre me sentí muy orgulloso y creo que fue un extraordinario aporte a la política del país, por la forma como nuestro Comandante ejerció el poder. Jamás lo escuché, ni siquiera en las circunstancias más apremiantes, ordenar alguna acción violenta, abuso,  detención, acción para suprimir una disidencia, una opinión política o de cualquier tipo. Cuando un dirigente popular, o cualquier ciudadano, desde el más sencillo hasta cualquier otro exponía alguna idea, reclamación, queja, cuestionamiento, el Comandante Chávez, no sólo se interesaba y prestaba atención, sino que indagaba más y se metía al problema, hasta el final, estudiaba, no aceptaba la excusa de que era “un enemigo o un escuálido”, siempre propendía a defender y escuchar al débil, al oprimido, a la mujer, al joven, al obrero.

 

Cuando algún ministro trataba de interponer una demanda por difamación, de esas que abundaban en el accionar opositor y de los grandes medios, él nos decía una y otra vez, que no había que “judicializar la política”.

 

Jamás lo ví intervenir en ninguna decisión del TSJ, ni siquiera cuando la misma dictaminó que los hechos de abril no fueron un golpe de estado, ni cuando el Sabotaje Petrolero, ni incidía sobre la Fiscalía o cualquier otro órgano del Poder Moral, no amenazaba, mucho menos grababa a sus ministros o compañeros de trabajo.

 

Cuando el CNE, durante el referéndum por la reforma, informó que los resultados estaban muy estrechos, pero que faltaba aún el conteo de votos, tarde en la noche, que podrían dar una estrecha victoria a la opción de la revolución, él instó al CNE a que diera los resultados, en aras de la paz, qué él no podía introducir, imponer, una reforma tan amplia de la Constitución con un margen de votos tan estrecho.

 

Desde “La Batalla de Santa Inés” y a partir de allí hasta su última victoria en 2012, me desempeñé como su jefe de movilización y logística. Una vez, ya en campaña para la batalla de 2004, ante la incertidumbre en los resultados por la situación económica y de desestabilización en el país, le pregunté, eran altas horas de la noche en su despacho, que haríamos si perdía el referéndum. Se me quedó viendo y me dijo: entregamos el gobierno y nos vamos a las calles a recuperar el favor del pueblo. Nunca tuve dudas de la honestidad y ética del Comandante en el ejercicio del poder.

 

Al trabajar con él sentíamos y respetábamos su autoridad como Jefe de Estado, Presidente y Jefe de la Revolución. Era un hombre de un carácter fuerte, pero a la vez, profundamente humano. Nadie discutía su autoridad, porque siempre era el primero en todo: con su moral y ética intactas, primero en el trabajo, en el sacrificio, en el riesgo, en el esfuerzo, humilde, conocedor del pueblo, de los soldados, estudioso, valiente, muy respetuoso de todos, de sus compañeros, de sus contrincantes políticos, conocedor a fondo de los códigos de la conducta política y su significado. Así, él no temía por su autoridad, era un dirigente seguro de sí mismo, no le temía a la discusión de las ideas, a contrastarlas, no tenía miedo, ni complejos.

 

No es lo que pasa hoy día en el país, ni en el gobierno. Existe un temor extendido a decir algo que no esté en línea de lo que dice el Presidente, o ni siquiera eso, de lo que dice su círculo íntimo. Eso no es ni disciplina, ni lealtad, eso es MIEDO. Yo estoy sorprendido y preocupado por esa actitud. Porque los dirigentes, el partido, las instituciones y los distintos organismos del Estado se paralizan, no cumplen sus tareas de control, de alerta temprana, nadie dice nada. El silencio, la omisión, no dar la opinión oportuna, el aplauso fácil, es parte del problema.

 

Se ha utilizado la persecución para imponer este estado de cosas, esta conducta, se ha abusado de la disciplina del Chavismo. En los organismos públicos, en las empresas del Estado, se ha producido una “purga” de sectores Chavistas, sobre todo de los que trabajamos con el Comandante, o sencillamente por desplazamientos de grupos. Los programas de opinión, que con Chávez florecieron, se han ido cerrando uno a uno, los que quedan y emitían opiniones críticas han tenido que irse retractando o ajustando el discurso, convirtiéndose en una mueca de lo que eran, un coro de lo absurdo. Hay casos emblemáticos, no los voy a mencionar, pero los obligan a retractarse de sus opiniones para volver a sus programas. Es triste.

 

La actuación de los organismos de seguridad del Estado ha sido abusiva. Los allanamientos, las detenciones con rostros enmascarados, con gran profusión de hombres y armamentos para detener a quien sea, además de resultar ridículo, tiene la clara intención de atemorizar, amedrentar, callar la boca. Los juicios públicos, cuando el Presidente, el Vice presidente o el Fiscal sentencian a alguien en público, en cadena nacional, en rueda de prensa, están violando todos los procedimientos y garantías que establecen nuestra Constitución, que introdujo y respetó el Comandante Chávez, para que nunca nadie lo pudiese llamar, calificar de tirano o autoritario.

 

Toda esta acción directa de los distintos organismos e instituciones del Estado, viene acompañado de una agresividad en el lenguaje, en los mensajes, un “malandreo”, una vulgaridad que expone como lo que son a los “pranes” de la política. ¡Qué daño le han hecho y le siguen haciendo a la Revolución! Han estimulado lo peor de las conductas políticas, la persecución, el fascismo, la violencia, los linchamientos morales, el silencio y el miedo.

 

En mi caso, el Fiscal sigue actuando en violación de la Constitución y de mis derechos fundamentales (sigo recordando la imagen de Tarek gritando lo mismo, detenido durante el golpe fascista de 2002). Se está violando la Constitución en todo el articulado que él mismo ayudó a redactar como Constituyente. ¿Cómo es posible ésto poeta? ¿Puede el deterioro llegar a tanto? ¿A cambio de qué? Dije el pasado artículo que conozco al Fiscal desde tiempos seguramente ya muy remotos para él, donde no tiene vuelta atrás, volver a Kabul.  Sigo recordando la dura campaña que hicieron en tu contra las mismas personas que hoy te han asignado el papel de perseguidor de revolucionarios. Siempre contaste con mi apoyo. A pesar de todo lo que decían de tí, de tu relación con los empresarios del Estado, del rechazo generalizado de la militancia, te apoyamos desde PDVSA, sí la misma que ahora acusas y persigues, era nuestra responsabilidad. Te apoyamos políticamente hasta que el Comandante Chávez decidió quitarte su apoyo. Eso sí duele, que Chávez le haya quitado el apoyo político a alguien. Parece que ahora eso no importa, este es otro gobierno, rodeado de personajes a los que el Comandante Chávez puso de lado. Cosa extraña.

 

Mientras el Fiscal sigue tratando de enlodar mi reputación y la de compañeros como el Dr. Bernard Mommer (increíblemente le colocaron “alerta roja” en INTERPOL) mientras persigue familiares, como a la esposa de Mommer, funcionarios como Zerpa (no el Vicepresidente de Finanzas de PDVSA, sino la hija del ex magistrado), encarcela a otros como Nélida Izarra, él sigue atrapado en su mentira, haciendo un papelón.

 

Ahora el Fiscal se enteró de que nuestras fórmulas de precios se referencian al crudo mexicano, el Crudo Maya que es el referencial para el crudo pesado en el atlántico, pero también se refencia al WTI (“West Intermediate Texas”) que forma el precio en esta cuenca, junto a otros factores de calidad. Ahora puedes decir algo así como “descubrimos que el precio se fijaba primero en Texas y en México”. No Tarek. Estudia, piensa bien antes de hablar, tal vez las transnacionales o Comercio y Suministro de PDVSA te puedan dar mejores argumentos. Porque esta política que ahora tú persigues, es parte de nuestra Plena Soberanía Petrolera, la de Chávez, no le dimos descuentos a NADIE, mucho menos a las transnacionales. Éstas acechan, esperando a que el Ministerio levante estos mecanismos de transparencia, volver, poco a poco, a la Apertura Petrolera.

 

Lo repito: la oficina de Viena sólo Fiscalizaba el precio, no vendía petróleo. Pero además, PDVSA y las Empresas Mixtas estaban en la libertad y obligación de vender nuestro petróleo por ENCIMA de la fórmula, si te dieras a la tarea de revisar a qué precios se vendió nuestro petróleo, verificarías que siempre fue un precio mejor para el país, que nosotros acabamos con la política de descuentos a los EEUU, que no aceptamos descuentos a Nynas en Europa y que yo como Ministro me opuse a los descuentos que pedía Petrobras para la “Abreu e Lima” o CNPC para nuestra refinería en China. Ahora, si alguien vendió por debajo de estos precios, o más bajo que el mercado, entonces debes abrir una investigación en Comercio y Suministro de PDVSA, en esa Vice Presidencia pudieses encontrar problemas, era su función.  

 

Ahora con el abuso de las llamadas redes sociales, se coloca una etiqueta con una descalificación, una acusación, en minutos, con los famosos “robots”. Los grandes medios silenciados, por cobardía, cuidando su puesto o por falta de ética profesional. No hay, con sus muy honrosas excepciones, nadie que diga la verdad. Nadie se atreve. Ésto así, no vá a terminar bien, para nada. Luego vendrán las reflexiones, sobre todo de los dirigentes, pero probablemente sea muy tarde.

 

Y no vá a terminar bien, porque mientras el silencio y el miedo se han impuesto arriba, allá abajo, el pueblo, el ciudadano de a pié, está molesto, se expresa de una manera peligrosa. Hay un caos económico que está poniendo mucha presión sobre la situación social.

 

Cuando digo que no vá a terminar bien, hablé en un futuro de corto plazo, para todo el país, para la estabilidad política del Estado, porque realmente para muchas personas del pueblo, ésto ya terminó mal. Para los que retrocedieron a la pobreza o pobreza crítica, los que abandonaron los estudios o el trabajo habitual, los que salieron del país, los que están siendo explotados, prostituídos o maltratados en el exterior, para ellos ya terminó mal. Para muchos niños y ancianos, para los que están buscando comida de manera desesperada hasta en los basureros, ésto ya terminó mal. Para el enfermo crónico o para quien tuvo un accidente o un padecimiento, para quien ha perdido algún ser querido por falta de medicamentos, por la delincuencia o la violencia política, ésto ya terminó mal. Para muchas de nuestras empresas, entre ellas PDVSA, para nuestro sistema de protección social, nuestra economía, nuestras posibilidades de cumplir con el Plan de la Patria de Chávez, ésto ya terminó mal.

 

Puede estar peor, si no hacemos algo. Mientras estamos entre el miedo y el caos, y avanzamos en un nuevo pacto, un nuevo acomodo de fuerzas, donde no sabemos de qué se trata la negociación, no en la superficie, en la declaración, sino en el fondo, en la realidad, mientras todo ésto sucede, se sigue desfigurando el Proyecto del Comandante Chávez.

 

Se ha trastocado, ésto se parece más a los efectos de un paquetazo neoliberal que a un gobierno socialista: la inflación desatada, que insisto, sí existe y está haciendo un daño terrible al que vive de su trabajo, siguen subiendo los precios, nadie puede atajar el desacato de las cadenas de distribución, comerciales, la caída de la producción nacional, la crisis en PDVSA, la situación de alimentación. Se vé gente desesperada, molesta.

 

Los videos de pobladores matando y destazando una vaca para comer sólo recuerdo haberlas visto en la Argentina de Menen, eventos de saqueos, en distintos sitios, los pronunciamientos de los trabajadores de PDVSA, el reclamo de soldados de la Guardia Nacional, por las duras situaciones económicas me preocupan, pareciera que deben encenderse algunas alarmas, en vez de saturar los medios de comunicación con desinformación o acusaciones de que son escuálidos o violentos, esos están sentados en el “Diálogo”.

 

Yo quiero precisar algo, NO estoy de acuerdo con un paro en PDVSA, nadie puede paralizar la industria nunca más, por ninguna razón, a menos que seamos víctimas de una invasión o agresión militar, entonces será un tema de seguridad de la Nación. Pero, quiero hacer un llamado a los trabajadores petroleros, que nadie se deje utilizar o manipular por la derecha, nunca los trabajadores petroleros atentarán contra la empresa. Eso sí, su voz debe ser escuchada, atendidos sus reclamos laborales, deben ser restituído el nombre, la moral y las condiciones para que la empresa cumpla con su deber social, es el eslabón más importante de la economía. Todas las medidas que se han tomado para “controlar” a la empresa, la han desprovisto del liderazgo, conocimiento y calidad revolucionaria que la caracterizaron durante el gobierno Revolucionario del Comandante Chávez. Allí están los resultados.

 

La pretendida lucha contra la corrupción no es más que una excusa para tapar todos los errores que se han cometido en su conducción durante los últimos tres años y medio de la empresa. ¿Qué razón ha motivado al Presidente para convertir a la PDVSA del Comandante Chávez, a la Roja Rojita, como la cara de la corrupción o del fracaso de la Revolución? ¿Por qué? Yo estuve allí durante diez años y doce como Ministro de Petróleo del Comandante, no fue producto de un pacto o de un arreglo de fuerzas, fue su decisión, siempre lo fue, y nuestro sector y desempeño, fue muy exitoso, tanto que, no sólo sostuvimos la economía y el avance social de nuestro pueblo, sino que además fuimos la punta de lanza de nuestra política exterior, es decir, si no fuera por el petróleo, no tendríamos los apoyos internacionales que ahora tenemos.

 

Es la realidad, esa realidad no ha debido causar problemas al Presidente Maduro, a menos que la misma le molestara, o le incomodara. Hasta allí no llego. Pero de lo que si estoy seguro es que se debe tener un poquito más de responsabilidad histórica, responsabilidad con el país y con este pueblo, ser más leal a Chávez y cumplir con la tarea encomendada por el Comandante.

 

La derecha avanza, desde afuera y desde adentro. Ahora se recurre a una idea, que ciertamente la pensó el Comandante Chávez, pero no es lo mismo. Es decir, tiene el mismo título pero contenido distinto, como lo del Arco Minero.

 

El Petro, no es una criptomoneda, es sencillamente una especie de bono, donde se coloca de garantía nuestras reservas petroleras. Alertamos que es inconstitucional e ilegal. Nuestra Constitución reserva el petróleo como propiedad del Estado venezolano, es del dominio público y por tanto, inalienable e inejecutable, no puede ser embargable, ni colocada en garantía de ningún tipo.

 

La manera de explotar y desarrollar las reservas de petróleo están definidas claramente en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, donde el Estado recibe una regalía en su carácter de propietario, impuestos por ser soberano y una participación mayoritaria en su explotación. Por cierto, quien dirige esta operación, era un militante o dirigente de la extrema derecha. Eso que quiere decir, además de que el gobierno tiene nuevos “amigos”, indica claramente que éstas no son políticas, ni tiene objetivos revolucionarios, menos aún socialistas.

 

Hay que superar el miedo, el silencio, el caos, porque entre ellos, sucumbe nuestra revolución, nuestro país. No quiero que ésto suceda, me molesta tanta ceguera, tanta prepotencia, tanta improvisación. No lo podemos dejar a su suerte, ha costado mucho. Conocí a un gran Presidente, tuve un gran Jefe, un gran amigo, nuestro querido Comandante Chávez, he sido testigo de excepción de su obra y como tal, estoy convencido de la justeza de sus acciones y del socialismo, le debo lealtad en el pensamiento y la acción.

 

Pienso que todos los que han transitado este camino con el Comandante Chávez, deben pensar un poco más en lo que está pasando y siempre preguntarnos, qué esperaría el Comandante de nosotros, acaso ¿el silencio o la acción?, ¿el valor o el miedo? ¿la calma o el arrojo? ¡Con Chávez siempre Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[En opinión: Comunismo Capitalista]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Comunismo-Capitalista-20180112-0007.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Comunismo-Capitalista-20180112-0007.html Si algo ha tenido el “chavismo” en estos 20 años, es la capacidad y efectividad en anunciar sus planes para el futuro; no esconden sus intenciones y trabajan incansablemente por obtenerlas. Una manera de hacer política que muchos expertos criticarían porque una de las premisas en el arte de la guerra o en el juego político y en el de los negocios es: “nunca develar el plan”


 Sin embargo, el “chavismo” ha actuado consecuentemente bajo esta estrategia con resultados a nivel de mantenimiento del poder exitosos, recientemente el presidente Nicolás Maduro ha anunciado su plan de la patria 2019/2025, que no es otra cosa que su plan de Gobierno para este periodo presidencial que se avecina para los venezolanos. Abierta y públicamente está anunciando sus intenciones para los próximos años, no es de extrañar que tengan éxito porque mientras esto ocurre, la dirección de la oposición venezolana se debate entre quién será el candidato presidencial, reforzando la tesis de que el “chavismo” ha logrado mantenerse en el poder no por sus capacidades sino por las deficiencias y los errores de un liderazgo opositor desubicado del contexto y realidad histórica que le ha tocado asumir.
Pasemos la pagina de los errores y miremos hacia adelante:  el 2018 es otro año crucial para el futuro de Venezuela, la lucha que se libra no es cualquier cosa, el país se juega su futuro democrático versus un modelo de Estado Totalitario secuestrado por un Gobierno de dudosa legitimidad, de tal manera que se trata de algo muy serio que trasciende el interés de los venezolanos, el éxito de este modelo puede irradiar peligrosamente en América Latina y convertirse en un enemigo potencial del sistema democrático mundial que junto a sistemas similares como el chino, ruso, cubano entre otros puede hacer girar en 180 grados el mundo que hoy conocemos.
El comunismo como sistema político/económico fracaso ante el capitalismo/democrático sin embargo pareciera que el nuevo comunismo/capitalista implementado en China pudiera ser un modelo exitoso para países con élites gobernantes totalitarias, como es el caso de Rusia o Venezuela, el reciente anuncio del “Petro” la primera criptomoneda respaldada por un Gobierno, que además luce como un ensayo de laboratorio de otros Gobiernos, es una jugada arriesgada pero de salirle bien al Gobierno de Maduro pudiera ser el inicio de la consolidación del sistema comunista/capitalista en el mundo. Esperemos las reacciones, no hay duda que hay mucha tela que cortar sobre este tema.

]]>
<![CDATA[En opinión: Retos de la oposición venezolana 2018]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Retos-de-la-oposicion-venezolana-2018-20180112-0006.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Retos-de-la-oposicion-venezolana-2018-20180112-0006.html La oposición va mas allá de los partidos del G4 de la MUD (AD – PJ – VP – UNT) y ese es el primer reto que tienen que entender los factores de oposición al régimen de Nicolás Maduro, es decir lograr una Alianza de Unidad Nacional, que logre aglutinar a todos los factores políticos, sociales, eclesiásticos, empresariales, sindicales, académicos, estudiantiles, gremiales, y hasta la disidencia reciente del chavismo que ha mostrado su descontento al actual gobierno, solo bajo un criterio de sumar todas las voluntades y de lograr establecer mesas de trabajo para generarle propuestas al país para salir de esta crisis y lograr a través de elecciones primarias o del consenso acertar en un candidato único, para avanzar en la construcción de las bases y lograr un cambio en Venezuela.
El segundo reto, ya mencionado en el párrafo anterior, es establecer el mecanismo de elección del candidato, algunos partidos, sobre todo los que cuentan con recursos y maquinaria electoral han planteado hacer primarias, sin embargo este mecanismo es desigual para los precandidatos extra partidos, como también para otras figuras partidistas que no cuentan con el privilegio de los primeros, aunado que los procesos de elecciones primarias recientemente realizados en algunos estados para elegir candidatos a gobernador,  dejaron secuelas y heridas aun no sanadas, en detrimento de los candidatos que asumieron combatir en dicha contienda. 
En tal sentido, la segunda opción es el consenso que debería realizarse bajo procesos de asambleas ciudadanas, incorporando delegados de cada uno de los factores representativos del país y a través de sondeos de opinión de firmas reconocidas, evaluar el perfil del candidato idóneo para asumir la batalla presidencial.
El tercer reto, luego de definido el proceso de elección, será lograr que todos los factores le brinden un apoyo irrestricto al candidato único. Requerirá del consenso y participación de todos, tendrá que desprenderse de sus colores partidistas y abrazar el tricolor nacional, ya que ningún partido político, está en la capacidad de sumar voluntades para enfrentar al régimen, el candidato presidencial, a la vez tendrá que rodearse de los mejores operadores y figuras políticas con gran credibilidad para garantizar una vocería compacta y coherente, recorrer el país y presentar una propuesta viable y convincente, llena de esperanza y de soluciones inmediatas para lograr el apoyo y el voto de la gran mayoría de los venezolanos que han perdido la confianza en la clase política y en el sistema electoral. 
El cuarto reto, se resume en lograr una propuesta entendible, posible, viable, inmediata, fácil de comprender en todos los estratos sociales del país, sobre todo en los sectores populares que han sido manipulados con políticas populistas, a través de las cajas Clap, los bonos de reyes y otras prebendas que finalmente son limosnas, de un régimen que juega con el hambre y la necesidad del pueblo, a cambio de votos. 
Ciertamente, para poder paliar la grave crisis económica requerirá de medidas rígidas que conllevará el sacrificio de todos, sin embargo no podrán descartarse las políticas sociales que permitan proteger a los sectores más vulnerables, será necesario generar mayor confianza en la población sobre las acciones económicas que se tomarán para reducir la inflación, recuperar el poder adquisitivo y mejorar la calidad de vida de los venezolanos.
Finalmente, el quinto reto de la oposición venezolana, será propiciar la reconciliación nacional, y este reto debe comenzar por nosotros mismos, se hace necesario dejar a un lado los egos y las aspiraciones particulares, las agendas ocultas y los caminos cortos, las traiciones y los acuerdos tras bastidores, es imperioso recuperar el valor de la palabra, la majestad de la política, la figura del Estadista, la institucionalidad, el amor y entrega por el país, el orgullo de ser venezolano, si este reto no es superado, ninguno de los anteriores será posible y aquí habrá “revolución pa’ rato”. Confiemos en que todos estamos a la altura de los acontecimientos que nos exige la historia.


 

]]>
<![CDATA[Educar es sembrar esperanza, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Educar-es--sembrar-esperanza-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180112-0005.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Educar-es--sembrar-esperanza-por-Antonio-Perez-Esclarin--20180112-0005.html  Como se acerca  el Día  del Maestro,  quiero recordar que el genuino educador es  un sembrador de esperanza  y para ello debe tener el corazón lleno de ilusión y de pasión. No   se amilana ante las dificultades, no se acobarda ante los problemas, sino que los enfrenta con decisión y acude cada día con verdadero entusiasmo a asumir la tarea apasionante de ayudar a desarrollar las potencialidades de cada estudiante  para que logre alcanzar su plenitud.  

Si educar es  apostar por una persona y un país mejor, no es posible hacerlo  sin esperanza.  La educación, como insistía Paulo Freire,  exige la convicción de que es posible el cambio, implica la esperanza militante de que los seres humanos podemos reinventar el país y el mundo en una dirección ética y estética distinta a la marcha de hoy. Esperanza crítica, no ingenua, que necesita del compromiso tenaz  y del testimonio coherente para hacerse historia concreta.

El desencanto, como el miedo, expresan  falta de fe. Debemos pasar del desencanto a  la ilusión,  del pesimismo al entusiasmo, del derrotismo al compromiso: ¡Otra Venezuela es posible! ¡Otra educación es posible, que deben gestarla  sobre todo los educadores! La educación, más que reformas curriculares, necesita pasión: no puede ser meramente una profesión para ganarse la vida, sino que tiene que convertirse en  un medio para ganar a la vida a los demás, para enseñar a vivir con autenticidad, para defender la vida donde quiera que esté amenazada, para  convivir con el otro diferente, para  dar vida,  dar la vida. 

El genuino educador denuncia y anuncia. Denuncia las estructuras de injusticia y de violencia, denuncia la hipocresía y la mentira, denuncia la mediocridad y el sinsentido, y anuncia con entusiasmo un futuro humano y digno. Denuncia para ganar a las personas al compromiso con la vida, a realizar su vocación de ciudadanos honestos y solidarios, comprometidos en la gestación de un país mejor. 

Y esto hay que afirmarlo con fuerza  en  tiempos en que crecen  la desesperanza, el victimismo y el miedo. El que pierde la esperanza no es capaz ya de captar lo bueno, lo hermoso de la vida. Se la pasa quejándose,  no acierta a ver el lado positivo de la vida y de tantas personas generosas y solidarias, que a pesar de los problemas, siguen trabajando con tesón y entrega por sacar al país del abismo en que se encuentra.  Todo está mal, todo es inútil, no hay nada que hacer. En esa actitud desesperanzada  malgastan muchos sus mejores energías, y siembran a su alrededor pesimismo y claudicación. .

La desesperanza suele venir  acompañada de tristeza. Desaparece la alegría de vivir.  El mal humor, el pesimismo y la amargura están cada vez más presentes. Nada merece la pena. No hay un porqué para vivir ni  para luchar.  Lo único que queda es la resignación y el abandono.

La falta de esperanza se manifiesta también  en cansancio. El trabajo y la vida se convierten en una carga pesada, difícil de llevar. Falta empuje y entusiasmo. El problema de muchas personas no es tener problemas, sino no tener fuerza interior para enfrentarse a ellos.

Si Anatole France decía que “nunca se da tanto como cuando se da esperanza”, educar tiene que ser una siembra permanente  de esperanza y de amor.
 

]]>
<![CDATA[En opinión: La empresa privada y el Estado]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-empresa-privada-y-el-Estado-20180112-0013.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-empresa-privada-y-el-Estado-20180112-0013.html La empresa privada venezolana tiene que invertir recursos propios y no seguir aferrándose a las divisas producidas por el Estado Venezolano. Se deben establecer garantías al sector verdaderamente productivo nacional las leyes y reglamentos para que sus actuaciones estén enmarcadas en la ética, transparencia y honestidad.

Los escasos recursos que hoy producen las exportaciones petroleras, no pueden seguir trasegando al sector privado nacional para enriquecer a unos pocos. Tienen que optimizar su utilización en beneficio del pueblo venezolano.
El Gobierno debe poner un freno a la especulación, el bachaquerismo y la inflación. 
El sector privado debe exigir leyes para poder producir bienes y servicios en Venezuela, utilizando sus propios recursos. Las materias primas deben ser financiadas por sí mismas.
El Estado debe cerrar las brechas entre el dólar regulado y el paralelo especulativo. Una de las materias que debe revisas el Ejecutivo Nacional, es la adecuación de los precios de los combustibles y de los servicios públicos.
Las divisas producidas por las exportaciones petroleras, deben ser utilizadas para las importaciones de alimentos y medicinas, de manera transparente y que le lleguen a la población. No pueden seguir los intermediarios haciendo de las suyas. Los laboratorios y droguería deben cumplir y ser honestos.
El futuro inmediato del Estado y sus finanzas se afincará en los ingresos provenientes de los impuestos nacionales y de las divisas que produzcan las expurgaciones petroleras.   Es necesario rescatar más de 1.5 millones de barriles de producción diferida. Hay que ser ágiles en la toma de decisiones. Mientras más producción más ingresos y más posibilidades de cumplir con las necesidades de Pdvsa, con las obligaciones internacionales  y con las importaciones de bienes y servicios para el beneficio de todos los venezolanos.
Es necesario adecentar nuestra industria fundamental. No pueden seguir ocurriendo hechos de corrupción generalizados ¿Hay que exterminarlos!  
Se deben utilizar las mejores capacidades y los mejores hombres y mujeres de nuestro país.

]]>
<![CDATA[El corrupto ataca al pueblo y el sistema lo permite, por Jesús Silva]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-corrupto-ataca-al-pueblo-y-el-sistema--lo-permite-por-Jesus-Silva-20180110-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-corrupto-ataca-al-pueblo-y-el-sistema--lo-permite-por-Jesus-Silva-20180110-0024.html Nosotros, pueblo de a pie, combatimos desde la honestidad, el estudio y el trabajo; los infiltrados y corruptos actúan desde la mentira, el oportunismo y el uso de los “cargos”  para atropellar a quien no les adula.

Entre 1793 y 1794 Robespierre lideró el denominado “Reino del Terror”, usó su alto cargo en el gobierno de Francia de forma despótica, vetando y marginando caprichosamente a muchos revolucionarios del ámbito de la comunicación y la política, sin respetarles el derecho a la defensa ni el debido proceso para probar su inocencia e intachabilidad.

Se hizo famoso por amenazar, perseguir, intrigar y condenar a muerte a enemigos y amigos (que lo criticaron) sin juicio previo.
 Se convirtió en promotor de la pena de muerte y su técnica favorita era la decapitación (cortar cabezas). Su abuso de poder lo fue aislando del pueblo, su prepotencia desmedida y explosiva soberbia le fue sumando enemigos hasta que su gestión se hundió en la inestabilidad. 
Todos se daban cuenta de su decadencia menos él, se sentía dueño del cargo.

La egomanía de Robespierre generó una crisis política, grupos diversos se unieron y lo derrocaron. Fue arrestado y le cortaron la cabeza (quien a hierro mata no puede morir a sombrerazos). Y también se la cortaron a sus más cercanos secuaces. 
En fin, Robespierre, de tanto cortar cabezas, provocó que le cortaran la suya. Su historia ha sido mundialmente difundida como ejemplo del mal uso del poder y el efecto bumerán, o  sea, lo malo que haces se te devuelve.

Lección obligatoria para ex funcionarios (que ya saltaron la talanquera o están cerca de hacerlo) sin reconocer que por sus graves errores, falta de ética y enfermiza arrogancia fueron removidos de los cargos. 
Por muy poderoso elefante que te creas, si no actúas políticamente y te pones a todas las hormigas en contra, las harás enojar y tarde o temprano te comerán (la inteligencia nunca es enemigo pequeño).

]]>
<![CDATA[En opinión: Recuperar la majestad perdida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Recuperar-la-majestad-perdida-20180110-0022.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Recuperar-la-majestad-perdida-20180110-0022.html Desde hace tiempo me preocupa el tema porque el respeto es la base de la confianza; determinante para el crecimiento, desarrollo, progreso y futuro en cualquier tipo de relación. 
Hablar de un Alcalde era referirse con respeto al gobernante de más cercanía a los ciudadanos, compartiéramos o no la ideología o la tendencia política que representara; uno decía: es el alcalde de mi ciudad.
Un diputado o senador tenían un significado distinto, sobre él recaía la función de redactar leyes, controlar y denunciar la corrupción, el narcotráfico y todo lo que anduviera mal. De un gobernador se decía que era aquella figura que uno veía con más mérito para regir los destinos de las regiones.
En el caso de los ministros, había ese toque de admiración y de sentir que tenía méritos para ser el motor de un Gobierno; el de infraestructura hacer carreteras, el de finanza la política económica de la nación, el de minas en el caso de Venezuela la política petrolera.
Los jueces, magistrados, fiscales y defensores públicos, la ley y la rectitud por sobre todas las cosas, eran los hombres y mujeres “ciegos” para ser justos y con una balanza sobre sus hombros.  Hoy por hoy sentimos que toda esa majestad de perdió.
En la actualidad nos da igual quien sea el alcalde pues ya no goza de nuestro respeto, no nos asombra, ni nos preocupa si nos gobierna un malandro o un corrupto pues decimos: eso no sirve y seguimos. Si nos hablan de un parlamentario, preguntamos, ¿Qué hace fulanito?, ¿Qué denunció?, ¿Qué se logró con eso?. Descalificamos, faltamos el respeto y seguimos.
Valdría la pena reflexionar sobre el tema para rescatar la majestad de los cargos, el respeto al funcionario público designado y electo a través del voto, sino examinamos y reconsideramos al respecto creo que sería difícil volver a creer en esa majestad.
Para esto, el trabajo del político tiene que ser ejemplar, de conocimiento en la materia, de sensibilidad social, de carácter y cercanía para que genere credibilidad en la sociedad. De parte de nosotros, los ciudadanos, la tarea consiste en volver a creer, en confiar, y sobre todo en respetar. 
Hay ciudades en el mundo donde la gente no sabe quiénes los gobiernan, pero el sistema funciona. En el caso nuestro el protagonismo personal siempre está presente y por encima del trabajo o responsabilidad que se tiene.
Creo que si de ambas partes se construye esa nueva majestad estaríamos recuperando un valor fundamental en quien nos dirige.
En días pasados conversando con varios venezolanos en el exterior en condición de exilio me impresionó la magnitud de la opinión que se tiene sobre funcionarios públicos en ejercicio o no. “Fulano de tal se vendió, sutano, a ese lo compraron,  perencejo se llenó los bolsillos”, eran los señalamientos que se hacían contra ministros, alcaldes, jueces, gobernadores y cualquier otro funcionario público cuyo nombre saliera a relucir en la tertulia.
En medio de esa especie de fusilamiento colectivo, yo me preguntaba: ¿será que nadie se salva?. Las redes sociales  tienen un papel preponderante en la descalificación, pero no podemos creer que son las responsables de todo cuando el valor fundamental de la majestad del cargo está en manos de quien lo ostenta.  
Tener un cargo para no ejercerlo no tiene sentido, tenerlo y ejercerlo mal es peor todavía, pero tenerlo y no trabajar en que vuelva la admiración y el respeto es algo imperdonable.
Del cargo presidencial lo dejamos para un próximo artículo; sin duda el más devaluado de todos, pero es momento de cambiarlo y salir de este desastre para recuperar la majestad.
 ]]>
<![CDATA[Resucitó la Ley Terminator por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Resucito-la--Ley-Terminator--por-Luis-Britto-Garcia--20180110-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Resucito-la--Ley-Terminator--por-Luis-Britto-Garcia--20180110-0021.html En varios artículos alertamos sobre el peligro que representaba la preparación de una Ley Terminator de Promoción y Protección de Inversiones en el seno de la Asamblea Nacional Constituyente. Pues bien: el 28 de diciembre de 2017, Día de los Santos Inocentes, fue sancionada una Ley de Inversión Extranjera Productiva que justifica nuestras advertencias.

    Ante todo, anticipamos que todas las leyes de tal índole contienen una renuncia a la inmunidad de jurisdicción: al soberano derecho de la República Bolivariana de Venezuela de resolver sus controversias sobre asuntos de interés público con sus propias leyes y tribunales, y de no ser sometida a cortes o jueces extranjeros. En contra de él establece la Ley de Inversión Extranjera:

Artículo 6. Las inversiones extranjeras quedarán sujetas a la jurisdicción de los tribunales de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes venezolanas. Siempre que se hayan agotado los recursos judiciales internos y se haya pactado previamente, la República Bolivariana de Venezuela podrá participar y hacer uso de otros mecanismos de solución de controversias construidos en el marco de la integración de América Latina y el Caribe, así como en el marco de otros esquemas de integración.
      ¿Entonces, cuando “se haya pactado previamente”, vale decir, por un contrato inconstitucional, puede Venezuela ser sometida a jueces y tribunales extranjeros de “esquemas de integración”? ¿Se puede ceder la soberanía por contrato? ¿No fueron “esquemas de integración” el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias sobre las Inversiones, y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA, de las cuales nos retiró Hugo Chávez Frías? ¿No fueron “esquemas de integración” la misma OEA y su Carta Democrática, de las cuales nos retiró la Cancillera de la Dignidad, Delcy Rodríguez? ¿O el Mercosur, que inspirado por un brasileño golpista intentó despojarnos de su Presidencia Pro Tempore? ¿Para qué rechazó Bolívar el someter a los tribunales de Estados Unidos el decomiso de goletas capturadas contrabandeando en nuestras costas, y Cipriano Castro el que jueces o árbitros extranjeros decidieran reclamaciones sobre cuestiones de nuestro orden interno?

      Consecuencia lógica de tales normativas es que no sólo la República Bolivariana de Venezuela, sino sus funcionarios y los bienes de éstos, pueden ser juzgados, sancionados, depuestos y encarcelados por  jueces y tribunales foráneos, de acuerdo con leyes extranjeras.  Espero que asumirán con entereza el mismo destino al que han condenado a nuestra Patria. Todavía mejor, espero que rectifiquen, antes de ser depuestos por un juez extranjero. No queremos ese destino para los unos ni para la otra.
     En trabajos posteriores continuaremos analizando dicho texto.

]]>
<![CDATA[¡Llegó el 2018!, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Llego-el-2018-por--Elias-Jaua-Milano-20180110-0020.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Llego-el-2018-por--Elias-Jaua-Milano-20180110-0020.html  “Que nos hablen claro, que cuando no hay, nos digan no hay y nosotros sabemos resolver, nos arrecha que nos pinten pajaritos preñaos” me decían en Caricuao.

Feliz y próspero año nuevo para todas las familias venezolanas que son el soporte de esta Patria nuestra y buena. Llegó el 2018, con la carga emotiva que trae un año que será de grandes definiciones para la vida nacional.

Habrá elecciones presidenciales y en nuestra Patria, desde la llegada de la Revolución Bolivariana, esta escogencia trasciende a la presidencia. Cada proceso electoral es una encrucijada donde decidimos si seguimos con el proyecto de Independencia e igualdad social contenido en el Plan de la Patria o si retrogradamos a la subordinación neocolonial su régimen de exclusión social y cultural.

Dediqué los últimos días del año 2107 y los primeros del actual a conversar, escuchar más bien, a mucha gente del pueblo militantes o no. Allí en las calles, hay una gran conciencia y sabiduría que debe ser valorada.

“Que nos hablen claro, que cuando no hay, nos digan no hay y nosotros sabemos resolver, nos arrecha que nos pinten pajaritos preñaos”  me decían en Caricuao. En La Vega escuché  “Aquí nadie se puede apropiar de Chávez, Chávez nos sintetizaba a todos y ahora todos debemos sintetizar a Chávez”. Un guariqueño me afirmó “Hay que combatir la corrupción, porque la corrupción funcionarial lleva a la corrupción popular y esa es la muerte de la Revolución”.

En Barlovento me demandaban “Pongan gobierno chico, aquí todo el mundo hace lo que le da la gana con el bachaqueo, hasta muchos efectivos policiales y militares andan en la guachafita”.

En Valles del Tuy me afirmaban “En el 2018 vamos a elegir entre tener derechos y no tenerlos, y nuestros derechos no tienen precio”. Y una maracucha me armó un brollo “Confíen en el pueblo, dejen la coqueteadera con los grandes empresarios. Se reúnen con ustedes y después nos fuñen a nosotros”.  Una gente de Oriente reclamaba “Hay que volver al debate ideológico, allí no nos gana nadie. Eso nos enseñó Chávez, salir del dime y direte politiquero”.

Mucho más escuché y aprendí del pueblo sabio y libre. Y en este punto recuerdo al Comandante Chávez en la presentación del Plan de la Patria “El vivo, efectivo y pleno ejercicio del poder popular protagónico, es insustituible condición para el Socialismo Bolivariano del Siglo XXI”.

Ahora que nuestro compañero Presidente ha llamado a consulta para elaborar el programa de gobierno, el Plan de la Patria periodo 2019-2025, es bueno oír más allá de las asambleas de la vanguardia. Necesario es hacer grupos focales, recoger opiniones de la calle sobre los problemas reales y cómo resolverlos. El pueblo de a pie sabe y reclama ser escuchado.

Recuperar la ética Revolucionaria; ejercicio de la autoridad en todos los aspectos; disciplina en los organismos de seguridad; confianza en el pueblo; apoyo a la producción comunal y social; ofrecer solo lo que se puede cumplir; debate de ideas frente a la confusión que genera la compleja situación económica; solo el pueblo salva al pueblo y Chávez somos todos y no solo un Partido son las principales recomendaciones que recogí de mis conversas de estos días.

Todas esas opiniones se orientan a una preocupación central “Tenemos que ganar las elecciones presidenciales. Los gringos nos la van a poner más dura, pero no somos débiles, sí vamos a poder”. Esa afirmación me recordó la frase de nuestro Padre Simón Bolívar al General Rafael Urdaneta, fechada 18 de septiembre de 1830 “Esperaremos a las elecciones. Llegado este caso, la legitimidad nos cubrirá con su sombra o habrá un nuevo Presidente. Se habrá despejado el horizonte político y sabremos, en fin, si hay Patria o no”.

Nuestro Libertador esa última vez no pudo. Por Bolívar, por Chávez, por nuestra historia, por el porvenir nosotros sí podremos. En 2018 habrá elecciones y tendremos Patria. Dios mediante, pueblo mediante así será.

]]>
<![CDATA[Hausmann y la seguridad humanitaria, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hausmann-y-la--seguridad-humanitaria-por-Asdrubal-Aguiar--20180108-0082.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hausmann-y-la--seguridad-humanitaria-por-Asdrubal-Aguiar--20180108-0082.html Venezuela sigue preocupando a la comunidad internacional. En el diálogo telefónico sostenido a inicios de año entre el presidente norteamericano, Donald Trump, y su homólogo chileno electo, Sebastián Piñera, fue considerada.
El profesor Ricardo Hausmann, de la Harvard Kennedy School, ofrece datos duros que confirman la catástrofe humanitaria que sufren los venezolanos. Sugiere, por ende, que un órgano legítimo como la Asamblea Nacional, representante de la soberanía popular, pida asistencia militar extranjera a fin de ponerle coto a esa realidad que destruye al país y su existencia como como república, ante la negativa del dictador Nicolás Maduro de siquiera aceptar la ayuda de medicinas y alimentos que le ofrecen otros Estados. 
Los profesores Sean W. Burges y Fabricio Chagas, no obstante, critican a Hausmann. Afirman que “invadir a Venezuela es una idea terrible”. Palabras más, palabras menos, arguyen que la efectividad de la medida para provocar “un cambio de régimen” depende de que los americanos la realicen; pero que, descartando esa posibilidad por el rechazo que encontrarían, una operación combinada con los ejércitos incompetentes latinoamericanos “crearía más confusión en un país que arrastra una larga crisis política y económica”. 
Según ellos - lo que es miel en boca de las dictaduras - “la soberanía es un sacrosanto principio en la diplomacia latinoamericana”. Dicen que hasta la OEA ha sido incapaz, por lo mismo, de adoptar una decisión en el caso venezolano dentro del marco de la Carta Democrática. Y concluyen en un camino sin salidas, por la falta de alternativa o la ausencia de credibilidad opositora, el compromiso de las élites con el gobierno de Maduro, el tratarse de una mera tensión entre fuerzas sociales y actores económicos; por lo que recomiendan “lidiar con el régimen hasta alcanzar la ayuda humanitaria y una vuelta tranquila al gobierno representativo”.
Esta sobre-simplificación como sus errores en la descripción de supuestos y prescripciones sorprende; más que su cuestionar a Hausmann. 
Venezuela no vive una democracia deficitaria. El asunto no apunta al uso de la fuerza para un mero cambio de régimen político y la oposición, es cierto, no se muestra como alternativa, pero por encontrarse bajo secuestro; como lo está la oposición cubana y estuvieron las oposiciones en la Europa oriental comunista, doblegadas por el miedo. 
El Estado venezolano fue invadido por una fuerza militar extranjera en alianza con los cárteles del narcotráfico controlados aún por las FARC, en un proceso que se inicia en 1999, arrecia en 2004, y ya en 2007 – lo señalo en anterior columna – logra que 30.000 milicianos de la Isla sujeten los hilos del gobierno.
Al ejercicio del voto se le permitió sobrevivir mientras no amenazase la estabilidad del cartel criminal imperante y dado que la Constitución de 1999 es hiper-centralista, presidencialista, y militarista. Ningún peso ejerce la presencia opositora en gobernaciones y alcaldías. Pero cuando en diciembre de 2015 ésta gana la Asamblea Nacional, hasta ahí llegó la simulación democrática.
 
La hambruna es un arma de dominio; lo que trae a colación, por su pertinencia, el texto que en 2003 adopta el Instituto de Derecho Internacional – entidad que recibe el Premio Nobel por sus aportes al desarrollo de su disciplina – a cuyo tenor los gobiernos no pueden rechazar la asistencia humanitaria “cuando se encuentran en peligro los derechos humanos fundamentales de las víctimas o el comportamiento revela su disposición de violar la prohibición de causar hambre en la población civil como método de guerra”.  
De allí que las contramedidas, por atentados contra el “derecho a la democracia”: que es síntesis de los deberes de respeto y garantía universales de los derechos humanos como integrantes del orden público, son aceptadas hoy por el Derecho internacional. 
El uso prodemocrático de la fuerza, que algunos califican de “intervención humanitaria” – poniéndole sordina a la primera pues conmociona a los diplomáticos, y la aceptan sólo cuando ocurre en los hechos –, avanza progresivamente. Nada tiene que ver con las intervenciones clásicas que preocupan a los críticos de Hausmann, y a modo de ejemplo la esgrimen Bélgica, el Reino Unido y los Países Bajos, a propósito de la crisis de Kosovo y el asesinato de 45 albaneses en Racak (1999).
Allí está el caso de Panamá (1989), distinto de la intervención por razones ideológica en Grenada (1983). La asesoría jurídica de la OEA lo consideró legítimo pues no hubo infracción de la norma que prohíbe el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de un Estado ni contra los fines de Naciones Unidas. No hubo anexión territorial ni se impuso a los panameños un régimen político. 
Manuel Antonio Noriega, contraviniendo el orden público mundial, incurría en violaciones sistemáticas de derechos humanos para sostenerse en su empresa narco-criminal, disponiendo del andamiaje del Estado. Ponerle término fue “Causa Justa”.

]]>