Panorama.com.ve Noticias del Zulia, Venezuela y el mundo. Períodico electrónico de actualización diaria. http://www.panorama.com.ve/ spa Copyright (c) 2017 Fri, 19 Oct 2018 06:10:00 -0400 hourly 1 http://www.cms-medios.com/ Panorama.com.ve http://www.panorama.com.ve//arte/lg_panoramadigital.png http://www.panorama.com.ve/ <![CDATA[La lealtad con Pdvsa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-lealtad-con-Pdvsa-20181018-0121.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-lealtad-con-Pdvsa-20181018-0121.html La LEALTAD es la expresión de la confianza más apropiada para  resaltar la amistad y la solidaridad entre los seres humanos. Hemos mantenido opinión de lo que está sucediendo en Pdvsa con la recuperación de la producción petrolera.


  La LEALTAD hacia nuestra principal industria es por lo que ella representa para Venezuela y el privilegio que Dios nos envió para explotarlo en beneficio de los venezolanos.


Nuestra Industria era un ícono a nivel mundial. Era una referencia del buen manejo. Nuestra Industria, ha pasado, desde la asignación de áreas de explotación a las empresas Creole, Shell y Mene Grande. Las condiciones de las transnacionales fueron muy ventajosas para ellas. Con el tiempo fueron revirtiéndose a favor de la Nación. La seudónima nacionalización en el año 75 estableció condiciones mejores, pero insuficientes. En el año 2001, con la nueva Ley Orgánica de Hidricarburos se establece, claramente, que la Nación es la propietaria de toda la riqueza del subsuelo. En todo caso el Estado como representante de la Nación, tendría la mayoría de las acciones en cualquier tipo de asociación. Las reservas de hidrocarburos siempre estarán en manos de la Nación.


Hoy Pdvsa, tiene en su haber más de 30 empresas mixtas que explotan nuestro recurso natural en firma conjunta. Luego del tiempo transcurrido, es menester revisar a cada una de las mixtas, ya que unas cuantas empresas extranjeras han incumplido con los planes de inversión, de desarrollo y de producción. Es necesario cancelar esas relaciones y sustituirlas por empresas que realmente se comprometan con Pdvsa.


Se ha emitido un decreto de reestructuración de Pdvsa y la recuperación de la producción. Hay una Comision designada para la reestructuración. Sin embargo, hemos estado frente a una caída de la producción en casi 1.5 millones de barriles diarios. Esa caída de producción solo es comparable con el sabotaje petrolero del 2002. La causa es producto de la desinversion de una industria que demanda inversión de grandes recursos, para combatir la declinación natural de los yacimientos. producto de la longevidad de sus explotación, pero aún con reservas probadas. 


El mantenimiento preventivo y correctivo ha brillado por su ausencia en los últimos cinco años. Una gran impericia con alta rotación. Todavía en la Industria hay gente muy preparada y de gran experiencia. Hay que afianzar los cuadros gerenciales y de supervisión.


Ahora bien, con semejante debacle de la producción surge una tremenda oportunidad para recuperar la producción. El Mayor General Quevedo, Ministroy presidente de Pdvsa, tiene todo  para lograrla. Es un hombre capaz, inteligente y con muchas ganas de lograr los objetivos. He aquí nuestra LEALTAD con nuestra querida Pdvsa. Hemos estado dispuesto a ayudar en todos  los sentidos.. Sin embargo, ha sido imposible acercarse al Mayor General Quevedo, a quien le reitero que nuestra experiencia de haber sido Presidente de la Cámara Perrolera de Venezuela y Director de Pdvsa . Se han colocado personal ejecutivo que son inaccesibles y algunos intransigentes. Hay que corregir esas desviaciones.


Sugerimos unas mesas de trabajo no solo internas de Pdvsa, donde solo se escuchan entre ellos. Hay que incorporar voces que aportes conocimiento y experiencia. Sin compromiso alguno esa es la LEALTAD Mayor General Quevedo se trata de ayudar y salir adelante en esta difícil pero superable situación.
 

]]>
<![CDATA[Todo por Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Todo-por-Venezuela-20181018-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Todo-por-Venezuela-20181018-0124.html Hace un año, un día como hoy, estábamos realizando consultas con los diversos sectores de nuestra región zuliana. Unos días antes habíamos sido elegidos por el pueblo como Gobernador del Estado Zulia. Durante la campaña electoral ubicamos nuestro foco en la necesidad de que los venezolanos logremos sacar a Nicolás Maduro de la presidencia de la República. 
Decíamos, en contra de la recomendación de los asesores, que no había forma de darle solución a los problemas de nuestra región, hasta que lográramos sacar a Maduro e iniciar un proceso de reconstrucción nacional signado por la democracia, la libertad, la descentralización, la eficiencia, la honestidad, la apertura a las iniciativas individuales y colectivas. 
Ese día como hoy, cuando escribo estas líneas, 18 de octubre, fue publicado un decreto de la irrita, espuria, inconstitucional, Asamblea Nacional Constituyente, en el que, ya realizadas las elecciones y violando nuestras constituciones Nacional y estadal, obligaba a los gobernadores electos a juramentarse ante ella misma. 
Todos los candidatos unitarios, opositores, a las 23 gobernaciones de estado, habíamos dicho con toda claridad que no estaríamos dispuestos a juramentarnos ante ese bodrio inconstitucional, conformado con el único objetivo de acabar con la democracia en Venezuela. Esa era la tercera amenaza –junto a la inhabilitación y a la carta de buena conducta– que estábamos dispuestos a enfrentar. Tomé la decisión de ir ante los entes correspondientes –Consejo Legislativo y Tribunal Superior en lo Contencioso Administrativo– y allí fuimos recibidos con bombas lacrimógenas y perdigones. Posteriormente la misma ANC decidió destituirme del cargo para el que había sido electo por el pueblo zuliano. 
Debo ratificar totalmente lo que ya he dicho en otras oportunidades. La decisión de no juramentarme ante la ANC fue una decisión personal. Claro que escuché a diversos sectores del Zulia y de Venezuela, pero habían opiniones tan divididas como hoy comprensiones e incomprensiones acerca de esa decisión. Un año después me siento completamente tranquilo con mi conciencia. Hago lo que nunca pensé que estaría haciendo en este momento. Además de recorrer el Zulia, recorro Venezuela y sigo en la lucha por la democracia y la libertad.
Lo que vive Venezuela es profundamente grave. Un grupo de delincuentes ha decidido mantenerse en el poder sin apoyo popular, aunque eso les cueste arrasar con todo. Muy caro está pagando la familia venezolana estar en manos de estos irresponsables que se han dedicado a acabar con la economía y la sociedad. El venezolano común no tiene sosiego. Siente que todo se va perdiendo y comienza a perder la esperanza.
 Los que decidimos seguir luchando por salvar a Venezuela nos exponemos a la persecución, a la represión, a la cárcel, a la agresión física, a la muerte. El caso de Fernando Albán ratifica el peligro que vivimos todos los venezolanos. 
Hacer alguna concesión a quienes han generado esta tragedia sería algo incomprensible, a menos que esa concesión sea para facilitar su salida del poder y eso abra paso a la reconstrucción del país. De lo contrario, sentarse con quienes han generado esta tragedia, sería darles el tiempo que ellos necesitan para perpetuarse en el poder y acabar con lo que significa ser venezolano.
 Siento la satisfacción de haber dedicado mi vida al servicio público y de haber dedicado estos años a librarnos del despropósito que “gobierna” desde Miraflores. Al pueblo zuliano le agradezco por siempre el apoyo que me ha brindado. A él le digo que salvar el Zulia pasa por salvar a Venezuela. No hay forma de hacer lo primero sin lograr lo segundo. 
Hemos demostrado que la vida no es un cargo, son valores y principios que debemos defender con nuestras propias vidas. Desde el Zulia nuestro compromiso con Venezuela crece por la libertad ¡Todo por la liberación de nuestra patria! ¡Todo por su recuperación y su relanzamiento hacia un futuro de progreso, de oportunidades, de bienestar! ¡Todo por Venezuela! XX
 

]]>
<![CDATA[Corker y el Grupo de Boston, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Corker-y-el-Grupo--de-Boston-por--Leopoldo-Puchi---20181016-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Corker-y-el-Grupo--de-Boston-por--Leopoldo-Puchi---20181016-0087.html La iniciativa del Grupo de Boston de invitar al país al senador estadounidense Bob Corker toma particular relevancia en las circunstancias actuales en la que se han escalado las tensiones internas como consecuencia de la muerte del concejal Fernando Albán. Tal como ha sido señalado por distintos observadores de la situación venezolana, esta iniciativa  es la acción más juiciosa realizada desde hace mucho tiempo.


El Grupo de Boston ha sido durante años un punto de encuentro entre parlamentarios venezolanos de Gobierno y oposición y entre las dos naciones. Recientemente jugó un rol muy importante en la excarcelación de Joshua Holt. Le correspondió a  Pedro Díaz Blum, Rafael Lacava y Caleb Mc Carry, del GB, adelantar las diligencias y establecer los enlaces necesarios entre el presidente Nicolás Maduro y el senador Corker.
El grupo ha funcionado, con mayor o menor intensidad según las circunstancias, desde que se creó la Asamblea Nacional. Está compuesto de manera paritaria por partidarios del Gobierno y de la oposición. 


En 2002, en medio del torbellino generado por el golpe del 11 de abril, sesionó en Washington y en Boston. Sin embargo, no es una instancia de negociación, mediación o arbitraje, lo que corresponde a las partes y delegaciones con mandatos expresos, sino que ha utilizado siempre el mecanismo de las mesas de ideas que no implican o concluyen en convenios.
El rango de controversias existente es muy amplio. Las tensiones entre Washington y Caracas comenzaron hace mucho tiempo atrás, en un contexto distinto al de los actuales problemas de hiperinflación. Son tensiones que derivan  de la separación de Venezuela de su tradicional “zona de influencia” y obedecen a razones geopolíticas. A ello se le añade la lucha política interna por el poder, en la que el gobierno estadounidense ha tomado partido por la oposición. 


Y todo este conjunto de disputas se ha complicado en la medida en que la institucionalidad se ha deteriorado, se ha recurrido  a la violencia de parte y parte, y las condiciones de vida de la población se han gravemente deteriorado por la ineficiencia de las políticas económicas del Gobierno, así como por las sanciones y sus efectos nocivos.
También hay que señalar que las posiciones de Estados Unidos no son uniformes y que hay diversidad de corrientes con puntos de vista diferentes o contradictorios en relación a Venezuela.

La iniciativa de hace pocas semanas del Departamento de Estado, conducido por Mike Pompeo, de enviar una delegación oficial de alto nivel para sostener reuniones en Venezuela fue suspendida en el último momento, seguramente producto de esas contradicciones. Al mismo tiempo, otras dependencias adoptan sus propias medidas radicales, que cierran puertas para posibles entendimientos.
Es en medio de todas las complejidades señaladas que el Grupo de Boston realiza sus actividades, desde una perspectiva que conjuga diversidad de criterios, optimismo y realismo. 
 

]]>
<![CDATA[El Carbono: diamante para pocos,sicario de todos, por Haiman El Troudi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Carbono-diamante-para-pocossicario-de-todos-por-Haiman-El-Troudi-20181016-0076.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Carbono-diamante-para-pocossicario-de-todos-por-Haiman-El-Troudi-20181016-0076.html La ONU prevé un incremento de la temperatura media de la superficie del planeta para finales del presente siglo entre 1,4 y 5,8 grados Celsius y el carbono es crítico en dicho incremento. Si no se revierte la tendencia de tales predicciones científicas, a la vuelta de la esquina, la vida tal como se conoce se verá drásticamente transformada en términos de la economía de las naciones, tanto como en la morfología social y los ecosistemas.

La frenética actividad económica que se experimenta en la casi totalidad de los países del mundo, centrada en la maximización de la ganancia y el estímulo del consumo inducido, antes que la satisfacción de necesidades humanas, muy poco regulada por la acción de los gobiernos (bien de derecha o izquierda), se expande a escalas colosales, y no se conocen límites. La “libre competitividad del mercado” de a poco continúa rebasando la capacidad de autorregulación planetaria.

Producir más supone mayor empleo de materias primas, más energía y más desechos. Si dicho incremento de la producción rindiese frutos en cuanto a la erradicación de la pobreza y las desigualdades, si el fin justificase los medios, los cuestionamientos al libre emprendimiento se teñirían de interrogantes. La cuestión ética reñiría con los argumentos políticos y medioambientales.

Pero lo cierto es que al mundo lo gobiernan la ambición y los privilegios. El 5% de las personas que manejan la economía global no encuentran límites para saciar su sed de riqueza. La locomoción de sus negocios es el combustible que mueve los engranajes fabriles y la productividad, su religión.

Seguimos enfermando al planeta por designios de un estatus quo incapaz de ceder en su codicia. Su credo ordena liberar ininterrumpidamente todo tipo de desechos industriales, agroquímicos y de consumo en forma de dióxido de carbono a la atmósfera, como quien aspira reproducir las condiciones de temperatura y presión de las profundidades de la corteza terrestre, con el propósito alquimista de producir diamantes tras mineralizar los átomos de todo el carbono que expulsan.

¿Cuántas piedras preciosas deberán ser acuñadas por los “amos del mundo” antes de que sea demasiado tarde para actuar en favor de la humanidad y el planeta?

La concentración de CO2 atmosférico registra un pródigo crecimiento

A mediados del siglo XX se registró por primera vez el ascenso en los niveles de CO2 atmosférico. Desde entonces la tendencia expansiva ha continuado ininterrumpidamente y en los últimos años, la velocidad ha venido aumentando.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en el año 2016 la concentración de CO2 en la atmósfera batió un record al superar los 400 ppm (partes por millón). Este comportamiento no se había registrado desde el Plioceno Medio hace 3 a 5 millones de años. En dicha época, las temperaturas medias globales fueron trascendentalmente más cálidas durante un prolongado periodo, el nivel del mar era de 10 a 25 metros superior a los niveles actuales y se produjo una drástica reducción de las capas de hielo polares.

Esta afirmación científica está ampliamente verificada, el método de análisis del hielo de la Antártida y Groenlandia formado por las nieves de la antigüedad, permiten hurgar en el clima del pasado. El aire de antaño atrapado en esas capas de hielo permite estudiar los registros de las condiciones atmosféricas de los últimos 800 mil años y más allá.

Los resultados son lapidarios, durante todo ese curso de tiempo, la cantidad de CO2 no supera las tres centésimas partes de 1%, pero en el siglo XIX y el advenimiento de la revolución industrial las concentraciones de CO2 aumentaron sin detenerse hasta nuestros días, cuando se ha registrado un abrupto ascenso: 40% más que la registrada a comienzos de la revolución industrial. Tales observaciones suponen niveles nunca vistos por la especie humana, desde la evolución en África del género homo hace 2,5 millones de años.

La principal causa de tales incrementos del CO2 en la atmósfera guarda estrecha relación con la combustión de los hidrocarburos. El uso de combustibles fósiles (gas, petróleo y carbón) libera CO2 a ritmos y volúmenes tales que el ecosistema terrestre no es capaz de procesar, por lo que las cantidades no absorbidas quedan flotando en el aire y alimentando las capas de gases que producen el efecto invernadero.

El efecto invernadero

El efecto invernadero, es un opresivo manto tejido por acumulaciones de CO2, metano y otros gases en la atmósfera que mantiene el calor concentrado dentro del planeta.

La luz proveniente del sol aún en pequeñas cantidades que consigue deslizarse entre las capas atmosféricas y nubes del planeta, al llegar a tierra no puede volver a salir, puesto que el proceso energético está cercado por la pesada atmósfera cargada fundamentalmente de dióxido de carbono.

El 70% de la luz solar que baña la tierra es reflejada nuevamente al espacio mientras la restante radiación infrarroja calienta la tierra y buena parte de la energía emitida por el suelo, tras haberse caldeado queda retenida en la atmósfera dado que los gases de efecto invernadero impiden su salida.

Para equilibrar el flujo energético de la tierra, el efecto invernadero en la proporción adecuada es necesario para soportar la vida y evitar que el planeta se congele o calcine.

Solo una pequeña porción de todo el CO2 presente en la tierra está disuelto como gas atmosférico, tan solo 3 moléculas de CO2 por cada 10 mil está flotando en el aire, y gracias a ello el clima planetario se ha mantenido regulado. Si esta proporción variara ligeramente, por ejemplo, si hubiera el doble (6 moléculas de CO2 en estado gaseoso por cada 10 mil) toda la superficie del planeta fuera desértica, y si por el contrario hubiera la mitad, la tierra se congelaría.

El dióxido de carbono y los gases de efecto invernadero

Los gases causantes del efecto invernadero de acuerdo al Protocolo de Kioto son: Dióxido de carbono (CO2), Metano (CH4), Óxido nitroso (N2O), Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6). Todos ellos se pueden originar naturalmente o como consecuencia de la actividad humana. Está comprobado que la acción del hombre en los últimos años es la responsable directa de su vertiginoso incremento.

El dióxido de carbono centra su fuente de emisión en la quema de combustibles fósiles para fines de generación eléctrica, procesos industriales y transporte.

El metano se forma a partir de tres orígenes: la flatulencia orgánica de la ganadería por digestión de vacas, ovejas, cerdos, cabras, etc., por el manejo de desechos sólidos en vertederos, y por extracción, manipulación y procesamiento del petróleo y el gas natural.

El óxido nitroso primordialmente se genera como consecuencia de la actividad agrícola, durante la aplicación de fertilizantes químicos nitrogenados en suelos pobres o estériles producto de su explotación intensiva. También como subproducto contaminante en la producción de nylon o durante la combustión de automóviles con convertidores catalíticos.

Los HFC, PFC y SF6 utilizados en sistemas de refrigeración, aerosoles y extintores, se les ha regulado su impacto en el deterioro de la capa de ozono, pero continúan incidiendo en el efecto invernadero.

No todos estos gases contribuyen de forma similar al calentamiento atmosférico. Cada tipo de elemento posee un Potencial de Calentamiento Global (GWP, Global Warming Potential) distinto, lo que hace más o menos nocivo a los fines del efecto invernadero.

Dependiendo de la actividad económica que cada región desarrolle (industrial, agrícola, minería, comercial, servicios, etc.), su contribución al efecto invernadero puede ser mayor o menor debido a su GWP.

Por ejemplo: Uruguay podrá generar electricidad verde y consumir pocos combustibles fósiles con una tasa de emisión de CO2 en 2015 cercana a las 7 mil toneladas, pero el tamaño de su rebaño de ganado contribuye con emisiones de Metano equivalentes a 17 mil toneladas de CO2.

Según el Banco Mundial, a partir de la Base de Datos de Emisiones para la Investigación Atmosférica Global (EDGAR), tan solo dos países, China y Estados Unidos vierten el 40% del dióxido de carbono global, mientras que las emisiones agrícolas de gas metano (miles de toneladas métricas de equivalente de CO2) de 8 países representan mas del 50% del total mundial: (China 485 mil, India 376 mil, Brasil 245 mil, USA 185 mil, Australia 78 mil, Indonesia 78 mil, Pakistán 76 mil, Argentina 71 mil). El total Mundial es de 3 millones de toneladas.

El beneficio de la duda: en busca de otros responsables

Ciertamente, la vida en un planeta puede no prosperar o bien destruirse como resultado de efectos naturales o eventos cósmicos, (erupciones volcánicas, fluctuaciones de la radiación solar, colisiones de asteroides, variación del ángulo de inclinación de la tierra, etc.), ello sin que se atribuya a la acción del hombre responsabilidad alguna.

El argumento esgrimido por quienes atesoran sus intereses de acumulación y niegan el advenimiento del cambio climático como resultado de la actividad humana, indica que debe buscarse responsabilidades en el sol y los volcanes.

Las estimaciones científicas certifican una liberación promedio de 500 millones de toneladas de CO2 volcánico ingresados a la atmósfera cada año. Por su parte, la actividad humana vierte 30 mil millones de toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, es decir, los volcanes aportan tan solo el equivalente al 2% de dióxido de carbono que produce nuestra civilización.

Por su parte, la cantidad de energía emitida por el sol no se ha modificado a lo largo de las décadas que la ciencia viene monitoreando el comportamiento del astro rey. Por lo que el Sol tampoco es el responsable del calentamiento de la tierra. Muy por el contrario, con base a las observaciones científicas, se ha determinado que nuestro planeta se viene, paradójicamente, calentando más en invierno que en verano y aún más en las noches que en los días. Todo ello como consecuencia directa de la energía calórica que proporciona la cobija de gases efecto invernadero al arropar al planeta e impedir la refracción de la luz solar.

El carbono, parte de la negación inducida

Lamentablemente la sociedad no ha salido de la etapa de negación del dramático problema que comporta el efecto invernadero, y no se termina de comprender la cuantía del daño que se viene sostenidamente provocando a la atmósfera.

El lobby de las empresas, cuyo residuo de manufacturera es CO2 es muy potente y audaz, gana escepticismos entre quienes poco reflexionan, conocen o simplemente se hacen eco de las estigmatizaciones que la propaganda descalificadora hace.

 

A lo largo de la formación del planeta, la mayoría del carbono en la tierra quedó atrapado principalmente en mineral de roca carbonatada en el lecho marino, su origen se basó en la sedimentación de las conchas producidas por una infinitud de algas unicelulares (cocolitóforos) que sintetizaban carbono de calcio a partir de la fotosíntesis.

Si bien, los cocolitóforos son capaces de convertir carbono inorgánico disuelto en el mar en carbono orgánico en forma de conchas minerales, su capacidad de absorción y procesamiento es finita. El repentino y copioso aumento del CO2 marino no puede ser procesado a la misma velocidad con que llega, lo cual hace que los excedentes aumenten la acidificación de los océanos.

Nuestros océanos fueron la incubadora que posibilitó la vida en la tierra tal como se conoce, por su parte, la ausencia de mares en el planeta Venus hizo que todo el carbono fuera liberado en su atmósfera en forma de gas, ello es la causa de su esterilidad y las altas temperaturas que lo hacen inhabitable.

El ciclo planetario que ha armonizado la presencia del carbono en la atmósfera terrestre se ha producido durante millones de años mediante procesos naturales. Mayoritariamente el carbono que expulsan los volcanes o el que transpiran los seres vivos es depositado lentamente en los océanos y el resto lo absorbe cada día la respiración del planeta, efectuada por los bosques y el fitoplancton marino, así funcionaban los ciclos terrestres antes de la revolución industrial. Hemos sido nosotros quienes han alterado el equilibrio.

El clima global aumenta sostenidamente

Estamos desestabilizando el clima de la tierra. El aumento de la temperatura planetaria también ha batido récord en los últimos años. Los científicos de todo el mundo han clasificado al año 2016 como el más caliente desde que llevan registros confiables a partir de 1880; 2017 fue el segundo año más caliente, 2015 el tercero y 2014 el cuarto. En apenas 4 años, la temperatura del planeta se incrementó poco más de 0,2 grados en comparación con la década anterior, y en general, la tendencia de crecimiento tiende a distribuirse exponencialmente.

Nuestro mundo actual está más caliente que en el siglo XX, poco más de un grado para ser precisos. De allí que, en 2015 tras la suscripción del acuerdo de París, la casi totalidad de las naciones del mundo acordaron el objetivo a largo plazo de mantener el incremento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales y seguir trabajando para limitarlo a 1,5 °C.

Si no se cumple la meta planteada, si persiste la locomoción industrial a su ritmo y las emisiones de vehículos y fábricas no se detienen, el cuadro futuro del planeta y nuestra especie no lucirá bien: aumento del calor y el nivel del mar, gran extinción de especies, desertificación de suelo, sequías monumentales, pérdida de tierras agrícolas, incremento de migraciones y desplazamientos humanos.

El deshielo y el permafrost

El deshielo de los polos es una consecuencia directa del calentamiento de los océanos quienes están preservando más calor. Los blancos cascos polares juegan un importante papel en el ciclo climático de la tierra al fungir como espejos que envían una parte de los rayos solares fuera de la tierra.

Menos hielo supone menor reflexión de luz y mayor superficie oceánica que por ser oscura atrapa más calor, provocando inevitables alteraciones de las corrientes marinas, una de las participantes estelares de la regulación de los flujos estacionarios, la vida marina y los factores climatológicos alrededor del mundo.

Se sabe suficientemente que el permafrost contiene una cantidad de CO2 equivalente al doble de todo el CO2 presente en la atmósfera en la actualidad. La totalidad del carbono retenido por el permafrost pudiera ser liberado en cuestión de décadas, duplicando el volumen de CO2 atmosférico que ahora existe.

Recientemente, estudios de la NASA revelaron que en los próximos dos siglos se espera que casi todo el permahielo en el norte del Ártico (Canadá, Siberia y Alaska) comenzará a derretirse, lo que suscitará la liberación de una cantidad récord de gases efecto invernadero equivalente a 10 veces mas que todas las emisiones producidas por la quema de combustibles fósiles en 2016.

El sol, la solución al problema del cambio climático

Sustituir el consumo de combustibles fósiles por energías renovables es la ruta obligada que debe transitar la humanidad para salvar al planeta y asegurar la existencia de la propia especie.

Desarrollar una cultura y economía energética basada en la producción de hidrógeno limpio, la multiplicación de granjas solares, parques eólicos, aprovechamiento hidroeléctrico y geotérmico entre otros renovables son la base de una nueva era para la continuidad de la vida tal como la conocemos.

El poder del Sol en esencia será el gran propulsor del cambio de paradigma, al ser la fuente inagotable que calienta y mueve los vientos, agita las olas, facilita las precipitaciones en cabeceras de los ríos que llenan los embalses y represas, surte células fotovoltaicas, alimenta sistemas termosolares y posibilita la fotosíntesis.

 

Con el uso de una ínfima porción de la radiación solar que llega a la tierra nos bastaría para saciar la sed energética de toda la humanidad por siempre y sin afectar el medioambiente. Estaríamos dando rienda suelta a la creatividad del hombre liberado de las ataduras de la dependencia energética.

Aún hay tiempo para girar la nave en la que viaja la vida de todos los seres que habitan la tierra y que ahora mismo va en rumbo de colisión; no es tarde para cambiar el modelo depredador basado en la avaricia individualista del sistema económico mundial. Los intereses de menos del 5% de población que posee el 80% de la riqueza del planeta no puede anteponerse a los intereses superiores de la inmensa mayoría, la comunidad terrestre.

Nos corresponde sumar conciencias, organizar la masa crítica que vaya acumulándose, movilizar la pasión por la vida, reunir la voluntad para actuar, forzar las acciones trascendentes y dar el salto hacia adelante. La supervivencia de la especie y de nuestra Pachamama no puede supeditarse a la codicia de quienes solo entienden la existencia en el brillo, las formas y los quilates de sus diamantes.

 

]]>
<![CDATA[Santos, el demonio de Lorent Saleh]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Santos-el-demonio-de-Lorent-Saleh-20181016-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Santos-el-demonio-de-Lorent-Saleh-20181016-0088.html Dos años después de que Lorent Saleh fue expulsado de Colombia con fundamentos en el artículo 105 del Decreto 4000 de 2004 de  la constitución colombiana que faculta “expulsar a los extranjeros que a juicio de la autoridad migratoria realicen actividades que atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la salud pública, la tranquilidad social y la seguridad  pública”,  el Presidente, Juan Manuel Santos, recibe el 7 de octubre del 2016  la noticia de que había sido galardonado con el premio Nobel de la Paz.
Para esa misma hora en la que Santos era sorprendido con tal galardón, el joven estudiante universitario Lorent Saleh era torturado al ser recluido en un calabozo de 2x3 metros, con paredes y luces blancas prendidas las 24 horas del día, sin derecho a ver el sol, y mucho menos a la paz. Este sitio es conocido como “La Tumba”, ubicada en el sótano 5 del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Caracas-Venezuela.
El que llegó a ser “el mejor amigo de Maduro” como él mismo lo señaló, vivió  momentos de alegría y reconocimiento mundial por convertirse el de sexto latinoamericano, en cien años, en recibir el galardón y acompañar en la lista a los argentinos Carlos Saavedra Lamas (1936) y Adolfo Pérez Esquivel (1980), el mexicano Alfonso García Robles (1982), el costarricense Óscar Arias Sánchez (1987) y la guatemalteca Rigoberta Mechú (1992).
Estas ironías de la vida se vivieron en un mes de octubre, uno el 7 y el otro el 12,  pero de diferente años, a Lorent  Saleh con 30 años de edad le arrebataron cuatro años de su vida, de  juventud, de trabajo  pero sobre todo de libertad en un inhumano y tenebroso calabozo de la policía política del régimen de Nicolás Maduro, por decisión del Nobel de la Paz colombiano, Juan Manuel Santos; quien prácticamente lo sentenció al entregarlo a las autoridades venezolanas a sabiendas que le esperaba la privación de libertad y todo ese calvario que casi lo lleva a la locura y al intento de suicidio varias veces.
Conversando con colegas periodistas en Colombia me decían que Lorent quizás tenía un “discurso incendiario” o polémico, pero no mataba ni a una mosca, tampoco andaba metido en cosas distintas que no fuera la denuncia contra el régimen de Nicolás; por eso no terminan de entender porqué fue detenido y extraditado para ser condenado a cuatro años de reiteradas violaciones de sus derechos humanos.
Sin duda, el Santos del premio Nobel de la Paz no era el Santos de Saleh, sino su demonio, hoy es bueno recordar que si esa decisión del ahora expresidente Juan Manuel no se hubiera ejecutado la vida de Lorent fuera otra.
Los premiados Nobel también se equivocan, sino que lo diga Santos que a pesar de los esfuerzos por lograr el acuerdo de paz con la guerrilla de la Farc, días antes de recibir el galardón perdió la consulta popular y los colombianos le dijeron que “no” al papel que le costó cuatro años de negociación en La Habana.
Por allí dicen que “es de humanos errar, y de sabios rectificar”, esperemos que algún día el premio Nobel de la Paz le ofrezca unas disculpas a Saleh por haberlo entregado y haberle truncado su futuro y haber convertido cuatro años de su juventud en un infierno. El demonio no pide perdón, esperemos que el Santos sí.

]]>
<![CDATA[Política para políticos, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-para-politicos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20181015-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-para-politicos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20181015-0085.html La política siempre estará presente en la vida de los ciudadanos, aunque suelan afirmar que la política no sirve, no es útil, es dañina, todos los ciudadanos se convierten en actores políticos dado al rol que ejercen en cada una de las acciones de sus vidas. La política al igual que la vida es un proceso de negociación continua, de llegar a acuerdos, de buscar entendimientos, de realizar planes, programas y proyectos, de buscar alianzas, de lograr avanzar a pesar de las crisis y conflictos, la vida implica el ejercicio de la política de forma permanente.
La clase política venezolana del gobierno y la oposición se empeñan en empañar la verdadera acción de la política y es allí donde radica la razón por la cual en los estudios cualitativos y cuantitativos los porcentajes (%) de rechazo a los políticos es muy alto, sin embargo, no existe desaprobación a la acción política per se. Los ciudadanos aspiran tener políticos responsables, preparados, formados, emprendedores, con las habilidades y destrezas necesarias para el ejercicio del poder y de la vida pública.
En la situación actual, es necesaria que renazca una clase de políticos emergentes capaces de recobrar la confianza en los ciudadanos, rescatar el voto, proponer el debate político de altura y lograr darle otra cara a la política venezolana que merece ser rescatada y enaltecida.
Venezuela tiene antecedentes de haber logrado formar dirigentes en escuelas de gobiernos de América y Europa que le dieron prestancia a la formación política. Los partidos políticos como Acción Democrática y COPEI tenían escuelas de estudios políticos para forman a sus dirigentes, para proponer políticas públicas en las diferentes áreas, para ostentar y alcanzar el poder, para organizar a la dirigencia política por centros de votación del país, para promover y defender el voto, entonces se debe recuperar la forma de hacer política y profesionalizarla. Se debe cerrar el ciclo de la mediocre política para que nazca la política de calidad con dirigentes visionarios y tolerantes para el debate, es el momento de rescatar el país.
Los políticos venezolanos necesitan volver a retomar la calle, a visitar las comunidades, a hablarle a la gente, a tocar puerta a puerta, necesitan de nuevo salir a sudar, a escuchar a la gente, la política no puede ser solo de redes sociales, de programas de televisión y de radio, la política no puede ser solo de quejas, de llorar por todo, y excusarse en que el gobierno es el responsable de todo lo malo cuando gracias a los errores de la oposición el gobierno ha sobrevivido a pesar de tener 87% de rechazo popular. 
Llegó el momento de hacer política para los políticos y para que eso se logre necesitamos de una clase ciudadana que se active y les exija a sus representantes mayor responsabilidad en sus acciones como gobernantes, como dirigentes, como líderes, los ciudadanos deben pasar de la crítica a la acción, de la queja al planteamiento de soluciones, llegó el momento de que entre todos se logre salvar a Venezuela. Como lo dijo Verónica Luna “Los Políticos y gobernantes necesitan de ciudadanos exigentes que los obligue a ejercer sus funciones con eficiencia, una sociedad pasiva recibirá acciones de gobiernos pasivas”.

]]>
<![CDATA[La paradoja del parlamento silente]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-paradoja-del-parlamento-silente-20181015-0086.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-paradoja-del-parlamento-silente-20181015-0086.html Las paradojas de mi país tienen el encanto de las arepas, van con todo. Por primera vez en nuestra historia republicana tenemos dos parlamentos, la Asamblea Nacional (AN) y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y ninguna de las dos parlamenta, ni entre sus miembros y menos con el pueblo al que se deben.
Parafraseando al Libertador, la situación es “el colmo de la miseria”. Nuestra vida como República fue posible, precisamente, por la creación de espacios públicos. Mientras en la metrópolis, en Madrid, la política se hacía en el salón del trono, en el coto cerrado de su majestad católica, en nuestra América la política y con ella las ansias de libertad reverberaban en la plaza mayor, en el mercado y sobre todo, en el cabildo.
La historia tradicional nos ha enseñado que somos libres por las batallas, por la lanza y la espada, pero antes de tomar lanza y espada fuimos libres porque tomamos la palabra, asumimos el debate, el cabildo. De allí el 19 de abril y la Sociedad Patriótica donde resonó la voz continental de Simón Bolívar.
Por eso el “voto de silencio” que como piadosas carmelitas descalzas parecen haber hecho diputados y constituyentes es un escándalo ensordecedor, contrario a su naturaleza deliberante, ajena a la tradición de “radio prestado”. 
La AN se amordazó cuando creyó que su rol era derrocar al presidente de la República por una vía distinta a la del parlamentarismo. Una vía que aún no se sabe cuál es pero que prometía, en palabras de su entonces presidente Henry Ramos Allup, efectividad en seis meses. Pueden los diputados argumentar el caso de los representantes de Amazonas pero tomar la vía del desacato al resto de los Poderes Públicos lo que hizo fue traerlos hasta ese almíbar en el que ahora flotan como hicacos dentro de ese enorme frasco de vidrio en que han convertido al Capitolio.
Pero más estruendoso es el silencio constituyente. Plenipotenciariamente callada es la mamá de las paradojas. Recuerdo que el presidente Hugo Chávez cuando convocó a la de 1999 apeló al discurso de Bolívar en 1819: “¡Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado a la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta”. Espero que la actual no celebre tan sonora fecha el año próximo con el silencio que la ha caracterizado hasta ahora. Aunque para solemnidades son buenos.
La prueba irrefutable de que la Constituyente de 1999 produjo un debate nacional como quizás no habíamos tenido desde 1947, mínimo, es que el proyecto de Constitución que Chávez presentó a consideración de los constituyentes no se aprobó de una vez, se sometió a un intenso debate dentro y fuera del hemiciclo y la Constitución que finalmente se votó dista mucho de la que él propuso. Con el inmenso liderazgo que entonces tenía Chávez pudo imponer su proyecto, pero prefirió convocar la Soberanía Nacional para que hiciera su voluntad absoluta.
En estos momentos en que la República está siendo acosada y amenazada por gobiernos extranjeros, por el Imperio. En que se nos ha cercado económica y financieramente. En que organismos como la OEA y la ONU pretenden ser utilizados para invadir nuestra soberanía. En que, consecuencia de esa campaña mundial contra Venezuela, los venezolanos y las venezolanas hemos sido víctimas de la xenofobia y discriminaciones humillantes, que bien nos vendría un  debate franco y abierto sobre quiénes somos y que aspiramos ser como país.
Se informó cuando la ANC cumplió su primer año silente que la Constitución está lista en un 80%, pero tratándose de la Constitución, si es bolivariana, nada estará listo hasta que no se debata con el pueblo, con todo el pueblo, el tricolor, el de las ocho estrellas, el que sólo es posible en la suma de nuestras particularidades, el multiétnico y pluricultural.
Antes de hablar de socialismo, Chávez hablaba de la democracia participativa y el protagonismo del pueblo, por eso convocó a la Constituyente. No pedimos menos que eso, el soberano derecho a participar y no solo a votar.
 

]]>
<![CDATA[El arsenal de infamias, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-arsenal-de-infamias-por--Jose-Vicente-Rangel-20181015-0035.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-arsenal-de-infamias-por--Jose-Vicente-Rangel-20181015-0035.html Nada más difícil que pronosticar. Algunas veces se acierta y en otras —en la mayoría— no. Pero es irresistible la tentación. Especialmente en materia política y en una situación como la que atraviesa Venezuela. En la que se juntan múltiples factores generadores de confusión. Porque es evidente que el nuestro es el país que  despierta más expectativas en la región latinoamericana —por no  decir que en el mundo—.
      2) Ocurre por muchas razones. Entre otras, por el proceso que se desarrolla en su seno, marcado por claras definiciones ideológicas. No es fácil que un movimiento como el bolivariano se mantenga en el poder durante 20 años, desafiando acechanzas y la reacción de poderosos intereses económicos, sociales y políticos. Que una fuerza política que impulsa profundas trasformaciones sociales y económicas, y actúe en el marco democrático, respetando el pluralismo y la participación de tendencias ideológicas disímiles, no haya sucumbido ante la agresión permanente del enemigo.
      3) Contra Venezuela ha funcionado —y funciona—, el más brutal cerco internacional y, dentro del país, la oposición más irracional que se conoce en la historia. De todo se ha valido la conjura internacional para acabar con el proceso bolivariano: bloqueo económico, financiero, comercial; sanciones de diverso tipo contra dirigentes y gobernantes; y al interior la oposición ha llegado a insólitas conductas nunca antes vistas: golpes con participación de militares, sabotaje de la industria petrolera, insurrección urbana, guarimbas, terrorismo, magnicidio frustrado. Pero pese al empleo de todo ese arsenal de infamias, de violaciones de la Constitución Nacional, de bloqueos y desprecio a los derechos humanos, de conductas apátridas del liderazgo opositor, propias de las motivaciones y experiencias de la Cuarta República, el bolivarianismo se ha impuesto hasta el momento. Ha resistido la acometida de la ultraderecha nacional e internacional, del fascismo en sus variadas manifestaciones, y ha derrotado todos los intentos por desalojar del poder a la alianza  pueblo/Fuerza Armada.
      4) ¿Por cuánto tiempo? ¿Toca a su final la exitosa estabilidad del movimiento bolivariano en el poder? ¿O, por el contrario, se consolida y profundiza? Hay que evaluar —a la hora del diagnóstico— un elemento que cuenta de manera decisiva en cualquier análisis que se haga. La derrota permanente, sistemática, casuística, de la ultraderecha en proceso transformación en fascismo, radicaliza la situación. Desespera a los derrotados. Los saca de quicio. Prueba de ello es el magnicidio en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro el 4 de agosto en la Avenida Bolivar. 
El acto fue una irracionalidad, producto de la frustración de todos los factores conjurados al más alto nivel. El chavismo, es cierto, es muy fuerte: domina la calle, cuenta con la lealtad de la FANB, y el gobierno de Maduro es poderoso. Pero no conviene despreciar el poder de un adversario frustrado, que sabe que la derrota lo acompaña siempre. Por eso la pregunta acerca de lo que pasará en las próximas fechas. ¿Nuevos atentados, profundización del bloqueo, escalamiento de la presión internacional, o la opción de la invasión armada que para unos constituye una locura y para otros es la única fórmula no usada hasta ahora?  
      5) ¿Llegarán al extremo los que han convertido al tema Venezuela en obsesión? No lo dudo. Es mucho el odio acumulado. Mucha la desesperación. Mucha la angustia. Mucha la decepción de los poderes mundiales por el hecho de que la experiencia venezolana sobreviva y crezca el riesgo del contagio. Si a una nación —Irak— la invadieron y destruyeron porque supuestamente tenía armas de destrucción masiva, cuando nunca las tuvo y los expertos que investigaron el caso lo confirmaron, ¿qué puede ocurrir con Venezuela que desata la ira de los poderosos del mundo porque no han podido doblegarla?

Claves secretas
• EN LA alianza contra Venezuela se agudizan las contradicciones sobre lo que hay que hacer para que se produzca la salida de Nicolás Maduro de la presidencia. Hay escrúpulos en determinados sectores. La decisión de adoptar una medida como la intervención armada, con todas las consecuencias que generaría, paraliza a gobiernos de la región y también europeos…
•  PERO LA presión del gobierno de Estados Unidos es muy fuerte y crece momento a momento. Trump desliza descarados comentarios y sibilinas observaciones. Sobre todo, utiliza a los halcones para hacer públicas las sórdidas recomendaciones que emite…
•  EN APARIENCIA el tema  no es prioridad actualmente, pero los preparativos de la agresión avanzan. Para algunos analistas el dispositivo militar juega con el factor sorpresa y la decisión de la Casa Blanca aguarda el momento oportuno que, según parece, no es por estas fechas debido a los problemas que tiene planteado Trump. No obstante, en los altos mandos venezolanos, tanto civiles como militares, hay un riguroso seguimiento de la situación a base de información privilegiada de inteligencia que reciben. Las instrucciones son claras: no bajar la guardia, alerta permanente y adopción de medidas drásticas en caso de una situación crítica…
• UNA ENCUESTA promovida por la Universidad Católica revela que el gobierno de Maduro está ganando la batalla de la opinión pública; que  solo hay un actor en la escena (el chavismo); que la oposición está recibiendo las facturas de sus divisiones y  silencios. Además, el estudio señala que la mitad de la población apuesta a la esperanza y a que el país se recupere…
•  FRASE PARA la historia del anti venezolanismo: “Las tropas venezolanas deben moverse hacia Miraflores y no hacia la frontera con Colombia” (Alvaro Uribe Vélez)…
•  VERGÜENZA: la actitud del presidente de Francia, Enmanuel Macrón, apoyando que la Corte Penal Internacional investigue al presidente Maduro por la comisión de delitos de lesa humanidad. La irresponsabilidad del personaje es obscena al hacerse eco de una patraña de la inefable oposición venezolana y comprometerse con una iniciativa, sin existir investigación ni recabar información sobre tan delicado tema. Por lo cual el gobernante galo expone una relación histórica entre las dos naciones…
•  LA RIDICULEZ de un Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio se desplomó. Desaparece del escenario con mucha pena y ninguna gloria. Otro fracaso de la oposición y una prueba más de que el sector actúa en función del odio, motivado por la basura crematística…
•  EL GOBIERNO de Panamá creó el Centro Interagencial de Operciones C5I bajo un acuerdo de cooperación con los gobiernos de EE UU, Canadá, Gran Bretaña e Israel, y suscribió un contrato con la General DynamicsMissión Sysyems para desarrollar plataforma tecnológica y equipamiento de Operaciones de Seguridad y Emergencias, Comando, Control, etc. El Centro lo integran cuatro estamentos de seguridad y las agencias de respuesta a emergencias de Estados que forman parte de la Fuerza de Tareas Conjunta… 
• TEXTOS FILTRADOS del Comando Sur de EE.UU, con fecha 23/02/18, revelaron un plan invasor a Venezuela. En el documento, titulado MASTERSTROKE (Plan Maestro), se indica que cuenta con la colaboración de los países aliados, entre ellos Colombia, Guyana, Panamá. El propósito para EE UU consiste en obtener apoyo y cooperación de las autoridades aliadas para el derrocamiento de Maduro…
•  COLOMBIA EXIGE respeto a Venezuela por su presidente Iván Duque, igual nosotros por Nicolás Maduro.

]]>
<![CDATA[¿La tortura, política de Estado?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-tortura-politica-de-Estado-20181015-0061.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-tortura-politica-de-Estado-20181015-0061.html Esta semana, con motivo del ¿asesinato? o ¿suicidio? del concejal Fernando Albán he recordado una novela que leí en los años sesenta “La hora veinticinco” de C. Virgil Gheorghiu. “En un mundo donde los ciudadanos tienden a ocupar el lugar de los hombres”. “Han nacido del cruzamiento del hombre con la maquina”.  “En lugar de corazón tienen cronómetros”. —En los campos de concentración de los alemanes para los Judíos— ¿Qué respondes?—preguntó el carcelero. Moritz no respondió y sintió el primer golpe pegado en la planta de los pies. Apretó convulsivamente las piernas.


 Siguió un segundo golpe. La planta de los pies no le hacía ya daño. Solo sufría su cerebro. Menudearon los golpes. Primero le repercutieron en el cerebro, luego en el pecho y finalmente dejó de sentirlos. Parecía que le asestaran cuchillazos en la planta de los pies. El dolor le ascendía por las piernas hasta alcanzarle los riñones. Perdió el dominio de su vejiga y su vientre. Los golpes siguieron sucediéndose sin interrupción. Comenzó a vomitar los alimentos que había ingerido. Iohann Moritz se dio cuenta de que la vida se escapaba por doquier.


 Solo el espíritu seguía despierto. La sangre que tampoco podía soportar los golpes, surgió impetuosa por todas las puertas que halló abiertas. Abandonando el cuerpo por la nariz, las orejas, mezclada con la orina y transpirándole por los poros”. En la Alemania nazi la tortura era una política de estado. ¿Lo es en Venezuela?  


En Venezuela, no hay nada más urgente que articular, con convicción y transparencia,  una unitaria y convincente  propuesta política, para hacerle frente a este gobierno totalitario, no democrático y violador sistemático de las más sensibles normas constitucionales, en el área de los derechos sociales y políticos. Transgrede la institucionalidad vigente y organiza los poderes públicos para ponerlos al servicio de los objetivos de una llamada revolución socialista. Perpetrada en un poder central y presidencial de corte tiránico y autócrata. Un gobierno sin control fiscal ni presupuestario, que ha hecho maniobras “semi legales” de precaria constitucionalidad para quitarle las funciones al poder legislativo de aprobar leyes y controlar la administración pública. Para esto se han valido de un sumiso poder judicial y de un Concejo Electoral, a la medida de sus intereses. Designan a su capricho la Fiscalía, la Defensoría y la Contraloría. 


     Esto sucede, y por otro lado más del 80 % de la población considera muy mala la situación económica y social. La hiperinflación polvoriza los ingresos y los productos de alimentos y medicinas doblan de precio cada cuatro días. Los ingresos se mantienen achicados y pierden cada día el 20% de su valor real o capacidad de compra. Por lo que más del 70 % de la población rechaza al gobierno, pide un cambio político y económico y piensa que es incapaz de resolver la crisis. Sabe que esa crisis es generada por ellos mismos y están convencidos que sus erradas políticas y su trágica gestión pública ha sido la causante de esta desgracia colectiva. Conoce a cabalidad que la corrupción y la incompetencia constituyen las dos variables principales de sus deficientes e incorrectos programas y medidas. En síntesis, no hay esperanzas de mejora y de progreso individual y familiar. La gente lo ve y lo siente, no han pasado en vano casi 20 años y el deterioro y decadencia han ido de mal en peor. 


      Para mayor frustración el liderazgo opositor ha ido de fracaso en fracaso. Intenciones marcadas por el enanismo visual y el cálculo personalista, han convertido la clara mayoría opositora en un archipiélago de improvisadas e incoherentes propuestas. Débiles, superfluas y parciales ideas corren sin pena ni gloria por las redes sociales y los medios de comunicación. Inútiles para acercar a las partes. 
 

]]>
<![CDATA[La verdad inasible, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-verdad-inasible-por-Maryclen-Stelling--20181015-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-verdad-inasible-por-Maryclen-Stelling--20181015-0021.html Hoy día, cuando se aborda el tema de la disputa política,  se denuncia y analiza  la relación entre verdad, mentira y el poder, ya sea con fines de mantenimiento o de adquirirlo. 

El gran reto es desnudar y develar la relación entre verdad y política o, por el contrario,  el nexo entre mentira y política.  En ese sentido, el desafío para políticos,  comunicadores  y analistas es desentrañar, navegar y/o sobrevivir entre la  “verdad factual” o verdad de hecho y la  “verdad de razón” o verdad de discurso, relatos y narrativas.  En el meollo de la discusión está la supuesta intención de  propagar ficciones ofrecidas como verdades. En ese sentido, lo que “define a la verdad de hecho es que su opuesto no es el error ni la ilusión ni la opinión (…) sino la falsedad deliberada o la mentira”.

Ante tal fenómeno emergen una gran variedad de conceptos que pretenden dar cuenta de la compleja realidad político-comunicacional.   Noticias falsas (fake news),  posverdad y hechos alternativos; sociedad posfactual, pospolítica y regímenes de posverdad; “era posmoral” caracterizada por engaños, mentiras emotivas y operaciones, donde ya no se trata de la verdad sino del hacer creer…

Ante el imperio y poder de las redes, ante  el dominio indiscutible de la verdad discursiva masificada y viralizada,  se decreta la derrota del interés por la veracidad de la noticia (verdad factual) y por la centralidad de la fuente. Ello   en concomitancia con la disminución de las capacidades críticas de lectura para discriminar entre verdad, falso y mentira. 

De allí que “posverdad” se ha definido como  “Distorsión deliberada de una  realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y  en  actitudes  sociales”. Estudiosos del tema señalan como características de la posverdad: la mentira, la desinformación, las medias verdades y  falsedades que se multiplican en las redes.  La intensidad en los juegos del lenguaje, montajes,   contradicciones deliberadas,  sobreactuaciones y  simulacros.   La apelación a la vía emocional,  el énfasis en el “hacer creer” y en  las “apariencias verdaderas”.  Mientras que desde el sujeto receptor,  cual víctima gozosa y pasiva, se resalta la “actitud  de  resistencia  emocional  ante  hechos  y pruebas objetivas”.

Para los consumidores de información, el reto que se plantea es entre el hacer creer,  la ingenuidad y el quiero creer. 

]]>
<![CDATA[EE.UU. Venezuela: Entre amenazas, acercamientos y cambios en Washington]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/EE.UU.-Venezuela-Entre-amenazas-acercamientos-y-cambios-en-Washington-20181015-0024.html http://www.panorama.com.ve//opinion/EE.UU.-Venezuela-Entre-amenazas-acercamientos-y-cambios-en-Washington-20181015-0024.html Es difícil (y largo) enumerar los numerosos errores cometidos por la oposición en los casi veinte años de Revolución Bolivariana: hoy se encuentra desmembrada, falta de credibilidad, con una muy disminuida capacidad de influencia y movilización, ausencia de posiciones institucionales (gobernaciones y alcaldías) y sobre todo un enorme deterioro de la imagen de su dirigencia.

Quizá, el principal error haya sido abdicar –en nombre de su “democracia”- de la línea electoral adoptada desde 2006, señala el politólogo Leopoldo Puchi. Muchas de ellas no piensan en reintegrarse a la vida política (otras lo vienen haciendo) y siguen insistiendo, sobre todo fuera del país, en una solución externa (invasión, injerencia) que les dé acceso al poder.

Pero, vista la perspectiva de Puchi, esto no ha beneficiado al oficialismo, ya que “la vitalidad de un sistema político depende de la existencia de una pluralidad que permita la contraposición de los diversos intereses sociales a través de organizaciones y partidos”.

En medio de la guerra de micrófonos, memes y videos, surge la idea de una (nueva) reforma constitucional que permita unas elecciones generales el año que viene. Pero el diálogo no surge naturalmente, por la obstinación de grupos en el poder de aferrarse al mismo y la falta de proyectos y opciones dentro de una derecha sin candidatos potables y votables (con rechazos que superan el 70%), tal como lo indican los sondeos de la Universidad Católica e Hinterlaces.

El proyecto es que en 2019 se elijan un nuevo presidente, un nuevo parlamento y también cargos regionales y municipales, con un doble planteo: la eventual alternancia de distintos grupos bolivarianos alejados del gobierno de Nicolás Maduro, y de eventuales candidatos que presente la oposición. Todo esto ha sido considerado por dirigentes oficialistas y de la oposición, incluso con la intervención (¿mediación?) de funcionarios extranjeros.

Pero a pesar de las permanentes amenazas del presidente Donald Trump y otros halcones de su gobierno, a los estadounidenses no les importa mucho la situación en Venezuela. Tan es así que la exsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EEUU, Roberta Jacobson, aseguró desde Colombia que la influencia interna para que Trump intervenga en Venezuela “es muy baja”, debido a que no es un tema relevante para los estadounidenses.

Lo que preocupa a los políticos estadounidenses es el día después de una posible intervención. ¿A quién elegir para que tome el poder? El intervencionismo se viene desplomando después de la declaración de varios países del Grupo de Lima oponiéndose a una agresión, sobre todo luego que se conocieron proyectos para que la OEA se encargara de un gobierno transitorio, aupado por el secretario general Luis Almagro.

]]>
<![CDATA[“Golpe de timón”, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Golpe-de-timon-por-Rafael-Ramirez-20181013-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Golpe-de-timon-por-Rafael-Ramirez-20181013-0065.html  

Si alguna cosa debemos reconocer como una autocrítica, de cara a lo que ha sido el desastre de la gestión del gobierno de Maduro, es que, desde el campo chavista, revolucionario, no supimos reaccionar a tiempo, no pudimos darnos cuenta de que éramos objeto de una gran manipulación con el tema de la lealtad a Chávez y la unidad ante el ataque de la derecha.

 

Ciertamente el madurismo ganó tiempo y avanzó en consolidar y cohesionar su grupo de poder. Cuando Chávez enfermó, ellos tenían un plan para tomar el poder, nosotros no. En nuestro caso trabajamos intensamente para sostener el país, mientras el Comandante luchaba por su vida.

 

Tarde entendimos la trampa, la forma de operar de esta nueva élite que controla el gobierno. Al principio, uno le achacaba el comportamiento errático en la conducción del gobierno al hecho, conocido entre todos los que éramos ministros de Chávez, que Maduro era extremadamente desordenado e improvisado.

 

Sin embargo, es experto en la triquiñuela política, en los pactos y acuerdos, en la maniobra baja, por eso restableció la política con “p” minúscula, tan adeca y tan suya a la vez, donde se mueve como “pez en el agua”; en la trampa, en la compra-venta de posiciones políticas y lealtades, así comenzó a desplazar a los cuadros chavistas del gobierno.

 

Lo que pasa es que para nosotros resulta difícil entender la acción y ejecutoria de este gobierno, porque actuamos con otras reglas, otra ética, otros valores y principios: los de Chávez, los del trabajo, la honestidad, la solidaridad, la justicia.

 

Nos equivocamos al creer que el madurismo se mantendría en los códigos y conductas que caracterizaron al Comandante Chávez. No lo hacen porque sencillamente son otra cosa, pero más importante que lo que son, es lo que quieren.

 

No podían ser consecuentes ni leales a Chávez, porque no quieren y no van a hacer una revolución, ni mucho menos a construir una sociedad socialista. Por eso Maduro, tal como Herodes, mata la Revolución Bolivariana. Ya no es más una revolución, ya no inspira a nadie, no emociona, no moviliza. Al contrario, se han ido más de dos millones de venezolanos, los jóvenes tratan de salir del país, desesperados, a un destino incierto.

La dura realidad es que tenemos un país mucho más desigual que nunca, un país empobrecido, un pueblo envilecido, una patria que se entrega.

 

Los números están allí, los hechos hablan por sí solos: es una tragedia del día a día, los que se quieran seguir engañando aferrados a un gobierno que no va a cambiar, entonces, al menos, no hablen en nombre del Comandante Chávez, porque le hacen un terrible daño al asociarlo a este desastre, lo desprestigian, lo matan una y otra vez, no lo dejan en paz.

 

Si tiene cola, cuatro patas, dos orejas y ladra, entonces es un perro, ya veremos qué clase de perro es: inteligente, bruto, que muerde, que juega, pero perro es.

 

Si el trabajo no vale nada; si predomina el interés del capital; si el pueblo es más pobre y los ricos más ricos; si el sueldo no vale nada; si no se crea trabajo; si el pueblo no tiene comida, ni medicinas, ni seguridad; si se entrega el Arco Minero; si se privatiza PDVSA; si se entrega el petróleo, el gas; si se invita a las transnacionales a sustituir lo que antes hacíamos los venezolanos, si se cree que la burguesía es revolucionaria, entonces, éste es un gobierno de derecha. Ahora veamos de qué tipo: un mal gobierno, mala gestión, improvisado, intolerante, autoritario, represivo. Pero es un gobierno de derecha y muerde.

 

Ahora que no me vengan los maduristas con que recibir una ¨Caja Clap¨ es socialismo: eso ya lo hacían los adecos; no me vengan con que el “Carnet de la Patria” para recibir beneficios es socialismo, eso ya lo hacían AD-Copei, el carnet del partido abría todas las puertas. Entonces, ¿qué cosa diferencia a este gobierno de los gobiernos de la IV República? Nada.

 

Ahora también se privatiza PDVSA, al igual que lo hizo la “Apertura Petrolera” de la IV República, donde, por lo menos, hacían un concurso abierto de empresas y se conocían los acuerdos. Ahora, ni eso.

 

  1. entrega el petróleo a través de los “Contratos de Servicios Petroleros”, como antes se hizo en la “Apertura Petrolera” con los “Convenios Operativos”, donde al menos se hacían rondas de licitación y participaban empresas petroleras de reconocida trayectoria, no empresas de maletín establecidas en Panamá y desconocidas por la industria.

 

Ahora se entrega el Gas de la Patria, se entrega a empresas europeas y rusas, también lo hizo la “Apertura Petrolera”, con el “Proyecto Cristóbal Colón”.

Ahora se entrega el oro del “Arco Minero” a las transnacionales y sus socios de la nueva burguesía madurista , al igual que lo hacía la CVG en la IV República al ¨adecaje¨ que estaba allí instalado y a sus socios internacionales.

 

En Venezuela se instaló un gobierno de derecha, el madurismo, que se ha venido deslizando, en un “golpe de timón”, pero a la derecha. Era lo que siempre se hablaba del chavismo sin Chávez, lo que se ha expresado es la “derecha endógena”, lo que se ha nucleado en torno al gobierno de Nicolás Maduro.

 

En la lucha por el poder ahora no se confrontan dos modelos: el de la Patria y la anti-patria, como estaba planteado en tiempos del Comandante Chávez. Ahora la lucha o la puja es por un reacomodo entre el madurismo con su burguesía emergente y la oposición tradicional con sus intereses económicos de siempre.

 

La derecha emergente, el madurismo, ahora pugna por obtener el reconocimiento imperial, se disputan y buscan ser aceptados por los poderes fácticos en el continente, saben que sin ello, no tienen largo aliento. Le proponen a los centros de poder mundial un nuevo arreglo de convivencia en el país.

 

Lo que sucede es que éste es un gobierno, tan, pero tan malo, tan peligroso, tan inconsistente, que no genera confianza en los poderes mundiales, no los quieren. Seguirán enviando “voceros”, “señales”, invitando transnacionales, entregando la Patria, pero aún así, no los van a aceptar.

 

El problema del madurismo, de los que traicionan, es que tienen que mantener un discurso que “asusta”, porque usan a Chávez para manipular a la base social y política acumulada en más de diez años de revolución, pero, por otro lado, tienen que mandar “señales y mensajes” a la derecha, con voceros y rostros, desprestigiados y, ciertamente, sin mucho talento. No tienen definiciones políticas, terminan sin ser “ni chicha, ni limonada”, terminan desdibujados.

 

En este período el gran derrotado ha sido el chavismo, el socialismo. El madurismo nos ha provocado una estruendosa derrota, una derrota estratégica, ha hecho a un lado todos los elementos que caracterizaban la propuesta chavista y Bolivariana: la Constitución Bolivariana, la democracia participativa y protagónica, el control sobre nuestros recursos naturales, sobre el petróleo, sobre el gas, el control de PDVSA, las Misiones Sociales, los injertos socialistas, el Poder Popular, las garantías sociales, la soberanía, el Plan de la Patria.

 

Todo esto se desvaneció ante los ojos de un pueblo manipulado e incrédulo que todo lo prometido por Chávez, sencillamente ya no será, nadie se los ha dicho, para ya el pueblo lo sabe, en lo íntimo de su corazón, de su pasión que se enfría, de desengaño en desengaño, de promesa en promesa, de cola en cola.

 

Se desvaneció ante el silencio incomprensible de hombres y mujeres a los que el Comandante Chávez confió el futuro de la Revolución Bolivariana. Las armas de la República no fueron capaces de defender nuestras conquistas políticas y sociales. Defender el legado de Chávez.

 

El propósito, la naturaleza del madurismo, sus objetivos políticos y económicos, por supuesto que no podían mantener la ética y la conducta del Comandante Chávez.

 

Este cambio que se ha venido produciendo de una manera tan brutal que parece mentira, tiene sin embargo su más clara expresión en la ética del desastre y en el manejo de las instituciones del Estado Bolivariano, de sus leyes, de la Constitución.

 

Que nadie se equivoque, no se trata del desarrollo de una “táctica” o “astucia” política para derrotar la violencia, de un exceso, de una incontinencia, de un descontrol puntual, de un error. Lo que tenemos hoy día en el país es la situación que la derecha madurista ha creado para sepultar al chavismo, la voluntad de combate del pueblo y en medio del caos, imponer un nuevo acuerdo.

 

Ante la ausencia de un Pinochet o una Junta Golpista como la de Videla, el madurismo se impone al país sobre las cenizas del chavismo, las ruinas de su proyecto, le han provocado al pueblo un choque, en su vida diaria, su autoestima, lo han desarmado ideológicamente, lo han desmovilizado, lo han hecho padecer tanto, al punto que ya no le interesa nada, que destruyan a Chávez, que entreguen su conciencia.

 

A este punto de la desesperación y las penurias del país, ¿a quién diablos le importa el socialismo? ¿el Plan de la Patria? ¿la soberanía? ¿PDVSA? A nadie, la gente sale como puede, pide una intervención extranjera o sencillamente se entregan, se adaptan a la realidad de la cola, la penuria, la ¨Caja Clap¨, el ¨carnet de la patria¨; que Maduro haga lo que quiera, la desesperanza. El daño es profundo, han matado la esperanza del pueblo, las posibilidades de un futuro pleno de desarrollo y justicia social.

 

El madurismo ha traficado con la miseria, las necesidades, ha “bachaqueado” la conciencia del pueblo. El ciudadano dejó a un lado las razones sagradas para la lucha, el altruismo, la solidaridad. Ahora se salva quien pueda.

 

Si nosotros hemos sido ingenuos por ejercer la política desde una ética y una perspectiva distinta a la del “pranato obeso”, también lo fue el Presidente Chávez. Jamás se imaginó que su obra, su Constitución y sus leyes iban a ser barridas como ahora, que el PSUV enarbolara la triste consigna del IV Congreso de “lo que diga Maduro”.

 

La ética, la política, el nuevo acuerdo de convivencia que impone el madurismo para sostenerse, contrasta radicalmente con el ejemplo de Chávez, su conducta.

 

Jamás vimos al Comandante Chávez en extravagantes y suculentas cenas, “jugando con la sal”, haciendo burlas y chistes malos, mientras los niños comen lo que pueden. Jamás lo vimos disfrazado de “Sultán”, ni diciendo incoherencias en sus discursos, ni bailando salsa como respuesta a los momentos duros, ni montado en un columpio, ni escuchamos discursos plagados de errores, característicos del que no estudia ¡nunca!

 

Pero ahora éste es el modelo, el ejemplo que se impone, la imagen del madurismo. Si ésto sucede en la cabeza visible, ¿cómo diablos estará todo hacia abajo?

 

Tampoco vimos al Comandante Chávez haciendo crueldades, estimulando la injusticia, el atropello. Era demasiado respetuoso de la persona, independientemente de su condición social, política, económica, de las leyes, de las instituciones.

 

En doce años de intenso trabajo a su lado, como Ministro de Petróleo, Presidente de PDVSA y compañero de luchas, jamás lo vi levantar el teléfono para que los cuerpos de seguridad del Estado, hicieran algo al margen de la ley, ni algo a favor de ningún grupo de poder.

 

Chávez era un jefe muy estricto en el manejo de la cosa pública, era muy acucioso con el manejo de los los recursos del Estado y, en general, con el manejo del gobierno. Los números tenían que cuadrar con rigor y los cotejaba con sus otros ministros. Si tenía duda de algo, había que explicarle todo en detalle. No era ningun improvisado.

 

Era muy estricto, jamás mentía al país con respecto a nada, menos con respecto al petróleo, él sabía lo importante que eso era para la economía y estabilidad del país. Si nuestra producción tenía problemas, se lo decía, lo discutíamos; si bajábamos diez mil barriles día, eso era un problema, se convocaba a reunión con la Junta Directiva y se buscaba solución, no aceptaba excusas de ningún tipo. Pero escuchaba, estudiaba, se interesaba en comprender, no evadía ninguna situación.

 

No quiero imaginar lo que Chávez haría con Maduro y la actual Junta Directiva de PDVSA, si estuviese entre nosotros y se enterara que en estos cuatro años de gestión madurista, la producción ha caído ¡dos millones de barriles día! A Chávez no le podría venir Maduro con excusas, “que si fulanito”, “que si la corrupción”, “que si la conspiración”, ya estuviese destituido e investigado.

 

El Presidente Chávez siempre acató la ley, la Constitución y tenía la ética y honestidad como principios de actuación. Siempre rendía cuentas al país, se dejaba interpelar por el pueblo, sin atropellar al interpelador, sin abusar de su poder como Jefe de Estado. Así se ganó la autoridad entre nosotros y el pueblo, con el ejemplo; nunca con base en el miedo o el autoritarismo.

 

El gobierno de Maduro va en dirección absolutamente contraria, no sólo en lo económico y político, con su “golpe de timón” hacia la derecha, sino también en lo relativo a la institucionalidad, la separación de poderes, la rendición de cuentas, el respeto al ordenamiento jurídico y constitucional. Lo hace precisamente porque es el andamiaje institucional de la Revolución Bolivariana, Maduro no puede convivir con ella, lo aprisiona, le estorba.

 

No me referiré a la sistemática violación de la Constitución y las leyes en el ámbito petrolero y minero, ni al decreto 3.368, el decreto de la entrega, ni a la desaparición de la democracia participativa y protagónica, sino a lo que es tal vez la expresión más cruel del comportamiento del madurismo: el manejo de la justicia como mecanismo de persecución política; la “judicialización de la política” a través de la actuación de la Fiscalía y los Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Maduro necesita de un gobierno despótico, autoritario, es la naturaleza de la vía que han escogido para imponer su modelo sobre las cenizas del país, es el control que necesitan para avanzar en su esquema de “tierra arrasada”, política de choque en lo económico, social y político.

 

Para ello necesita una Fiscalía que persiga y condene. Un Poder Judicial bajo su control que dicte sentencias arregladas, a pedido. Unos Cuerpos de Seguridad del Estado incondicionales al madurismo, que responden a grupos, incluso económicos, que actúan con impunidad.

 

Cualquiera puede ser víctima de un abuso policial o de la Fiscalía, a cualquiera le destrozan la vida, todo se vale en este gobierno donde nada importa, donde se violan permanentemente los Derechos Humanos Fundamentales de los ciudadanos.

 

Comenzando con los terribles hechos de violencia de los años 2014 y 2016, donde el “Comité de Víctimas de las Guarimbas” todavía espera la justicia prometida por el madurismo, los más de 130 venezolanos muertos por arma de fuego, contusiones, quemados vivos, linchados. Toda esa “justicia” fue negociada en el último “pacto” o acuerdo con la oposición.

 

La violación a los Derechos Humanos Fundamentales es una situación a la que están expuestos tanto los de oposición, como los chavistas, los militares y los trabajadores, los dirigentes obreros, los campesinos. Venezuela ahora es un país del miedo, de las grabaciones, allanamientos, secuestros, rehenes, suicidios, atropellos.

 

Todos hablan en voz baja, nadie escribe mensajes telefónicos, todos usan seudónimos. Ante el ejercicio abusivo de algún político, funcionario público o policial, todos callan, ¿a dónde recurrir? ¿quién denuncia? ¿quién se atreve? El gobierno quiere controlarlo todo.

 

Ahora, al salir del país, una funcionaria se te parará al lado para hacerte las preguntas más inverosímiles, la Guardia Nacional ¨pasará raqueta¨ cuando sales o entras, y todos responden sumisos, nadie dice nada, todos tienen miedo.

 

Los abusos son muchos y de toda índole, desde “el cometa rojo”, hasta más de cien gerentes y trabajadores de PDVSA presos, vilipendiados y expuestos públicamente sus nombres, rostros y reputación, sin derecho a la defensa.

 

Hay detenidos, hombres o mujeres, inocentes, pero retenidos sin derecho ni siquiera a presentarse en la primera audiencia, hasta que ceden a inculparse de un delito que no existe; niños retenidos para que el padre se entregue; madres retenidas para que se entregue el hijo; secuestro de familiares como medio de presión contra quien persiguen.

 

A otros, sobre todo a los chavistas, militares o petroleros, los mantienen secuestrados a sabiendas de que su condición de salud es frágil y grave, no importa que tenga cáncer, o haya sido operado a corazón abierto.

 

Los chavistas no entran en la “gracia”, ni liberaciones, ni acuerdos del madurismo, a favor de la oposición. Resulta extraño que el gobierno le tema más a los chavistas sueltos que a la oposición en la calle, por más violenta que sea, e independientemente de los crímenes que se les imputan.

 

A muchos los mantienen retenidos o secuestrados, a pesar de ser titulares de una boleta de excarcelación emitida por el juez que lleva la causa, en unas condiciones terribles de maltrato, aislamiento, hacinamiento y en franca violación del artículo 26 de la Constitución.

 

Otros y otras son retenidos durante más de cinco años, en las peores condiciones de maltrato y aislamiento, sin que todavía les indiquen de qué se les acusa. Sus hogares son violentados, confiscados, robados, el SEBIN se queda con sus casas, en contravención, entre otros, del artículo 47 de la Constitución.

 

Muchos más son presos de Maduro, o de “fulano o fulana”, no salen, estarán allí hasta que Maduro quiera.

 

Y si algún juez se atreve a aplicar la ley, y es ésta distinta a tal voluntad de Maduro, el mismo también será apresado, secuestrado y correrá la misma suerte. El juez también tiene miedo.

 

Este ambiente de miedo generalizado nunca lo sufrimos con el gobierno del Presidente Chávez. Hoy estamos ante la presencia de métodos de represión política extraños a nuestra cultura, a nuestra idiosincrasia, es una mezcla extraña de violencia y premio. Se trabaja con lo que llaman los expertos el “cerebro reptiliano”.

 

Revisando un artículo de Rafael Castro, titulado “La muerte de prisioneros (alto voltaje)”, me encuentro con el relato de un hecho que mi padre me contaba, en nuestras conversaciones sobre el período de la “guerra”, como él la llamaba: “En 1962, el militante comunista José Gregorio Rodríguez cayó al vacío desde un piso superior en el edificio las Brisas en los Chaguaramos, sede de la Dirección General de Policía (Digepol). Efectivamente ese lugar de donde supuestamente se lanzó este militante comunista era un sitio de tormento, que unos cuantos venezolanos conocimos y que recordamos que había un ventanal que pisos más abajo daba a un estacionamiento. La muerte de este prisionero fue debatida por el Congreso de la República, pero hasta el sol de hoy la tesis gubernamental del ‘suicidio’, no prosperó, por la atmósfera represiva de entonces.”

Me preocupa y repudio lo que ha pasado con el concejal de oposición Fernando Albán, su muerte no esclarecida, rodeada de misterio, no sólo porque siempre he condenado la muerte del ser humano, o la violación de sus derechos fundamentales, sean de la posición política que sea, sino porque el artículo 43 de la Constitución establece que “el Estado protegerá la vida de las personas que se encuentran privadas de su libertad, …, o sometidas a su autoridad en cualquier forma” .

 

El gobierno es responsable de la vida del prisionero, pero se repite la historia, nunca será la misma, pero preocupa que no es el primer “suicidio” en prisiones políticas del madurismo.

 

El Fiscal, triste poeta, se apresura a dar una versión de los hechos y afirmar que fue “suicidio”, para, al día siguiente insistir en el “suicidio”, pero ahora, con una versión de los hechos, completamente distinta, poco creíble. Este señor se ahoga en sus contradicciones.

 

Las altas autoridades del gobierno, es decir, el presidente o vicepresidente, no dicen nada, ignoran de manera deliberada el hecho. El gobierno no da una respuesta.

 

Los otrora defensores de los Derechos Humanos, los que ganaron prestigio denunciando los abusos y crímenes de la IV República, ahora guarden silencio. No hay ni siquiera una solicitud de investigación, una renuncia digna. Nada.

 

El ministro de interior indica que “van a investigar”, es decir, el ministerio investiga a sus propios funcionarios. No hay nadie detenido, como suele hacerse contra los de PDVSA a la más mínima sospecha de cualquier cosa o incluso, de nada.

 

Todo se convierte en un manejo mediático: ahora, el gobierno para “calmar” a la oposición o tratar de desviar la atención del “suicidio”, tapar la realidad, que se ha convertido en una práctica extendida del aparato de propaganda del gobierno, entonces decide “liberar y desterrar” a un prominente miembro de la oposición violenta. Así como lo metieron preso, así lo sacan.

 

Los presos o secuestrados políticos son rehenes que seguirán retenidos hasta que alguien “más arriba” diga lo contrario. Son objeto de negociación, de maniobra propagandística, de ensañamientos personales, o de extorsión. Allí se quedarán, hasta que “fulano o zutano”, “fulana o zutana” quiera.

 

¡Que desastre! Hay que dar la pelea porque la crisis es profunda y en todos los órdenes, en un terrible “golpe de timón”, pero a la derecha. Donde hay escasez de todo, pero lo más grave, es la escasez de dignidad, de humanidad.

 

Tenemos la responsabilidad de conformar una opción distinta a este desastre, ellos nos temen, nos persiguen, porque nosotros los desenmascaramos. Lo seguiremos haciendo hasta recuperar el estado de libertades políticas que nos han arrebatado, las garantías que establece nuestra Constitución por la que luchamos tanto, por el programa Bolivariano, por el sueño, la Patria, que movilizó y que tanto costó a este pueblo. Con Chávez Siempre ¡Venceremos!

 

 

]]>
<![CDATA[Hambre Cero: nuestras acciones de hoy son nuestro futuro]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Hambre-Cero-nuestras-acciones-de-hoy-son-nuestro-futuro-20181013-0009.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Hambre-Cero-nuestras-acciones-de-hoy-son-nuestro-futuro-20181013-0009.html Hace solo tres años, en septiembre de 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Los líderes de todo el mundo consideraron la erradicación del hambre y todas las formas de malnutrición (el Objetivo número 2) como fundamental de la Agenda y condición sine quan non para un mundo más seguro, más justo y más pacífico. 

Paradójicamente, el hambre no ha parado de crecer desde entonces. Según las últimas estimaciones, el número de personas subalimentadas aumentó en 2017 por tercer año consecutivo. El año pasado, 821 millones de personas sufrieron hambre (el 11 por ciento de la población mundial – una de cada nueve personas en el planeta), en su mayor parte agricultores familiares y de subsistencia que viven en zonas rurales pobres en el África Subsahariana y en el Sudeste Asiático. 

Sin embargo, el creciente nivel de subalimentación en el mundo no es el único reto al que nos enfrentamos. También van en aumento otras formas de malnutrición. En 2017, al menos 1.500 millones de personas sufrieron deficiencias de micronutrientes que socavan su salud y sus vidas. Al mismo tiempo, la proporción de obesidad entre adultos sigue aumentando, pasando del 11.7 por ciento en 2012 al 13.3 por ciento en 2016 (o 672 millones de personas).

El hambre se circunscribe principalmente a áreas específicas, sobre todo aquellas azotadas por conflictos, sequías y extrema pobreza; pero la obesidad está en todas partes y sigue creciendo en todo el mundo. De hecho, estamos asistiendo a su globalización. Un ejemplo: las tasas de obesidad están aumentando más rápidamente en África que en ninguna otra región – 8 de los 20 países con tasas de crecimiento más rápido están en ese continente. Además, en 2017 el sobrepeso infantil afectaba a 38 millones de niños menores de cinco años. Un 46 por ciento de estos niños viven en Asia y el 25 por ciento en África. 

Si no tomamos medidas urgentes para parar el aumento de la obesidad, pronto podría haber más gente obesa que malnutrida en el mundo. El crecimiento de la obesidad está teniendo un coste socioeconómico enorme. Es un factor de riesgo para muchas enfermedades no transmisibles, como las afecciones del corazón, los infartos, la diabetes y ciertos tipos de cáncer. Las estimaciones indican que el impacto global de la obesidad se sitúa en alrededor de 2 billones anuales (2.8 por ciento del PIB mundial). Combinados, es un coste igual al del impacto del tabaco y los conflictos armados. 

Este año, el día Mundial de la Alimentación (que se celebra cada 16 de octubre), pretende recordar a la comunidad internacional su compromiso político de erradicar todas las formas de malnutrición y para recordar que alcanzar el Hambre Cero en el mundo para 2030 (eso es, en 12 años), aún es posible. 

Según estimaciones de la FAO, el hambre en Brasil se redujo del 10.6 por ciento de la población total (unos 19 millones de personas) al inicio de los 2000, a menos de 2.5 por ciento en el trienio 2008-2010, que es el valor mínimo por el cual FAO puede hacer inferencias estadísticas fiables. Esta reducción en el número de gente subalimentada fue posible principalmente al firme compromiso del expresidente Lula y de la puesta en marcha de políticas públicas y de programas de protección social que atajaron la extrema pobreza y el impacto de las sequías prolongadas en la parte noreste del país. 

De hecho, los gobiernos tienen el papel más fundamental en el logro del Hambre Cero al poder asegurar que la gente más vulnerable tiene suficientes ingresos para comprar los alimentos que necesitan, o los medios para producirlos por sí mismos, incluso en tiempos de conflicto. 

Sin embargo, los líderes mundiales deben tener en cuenta que el concepto Hambre Cero es más amplio y no se limita a la lucha contra la subalimentación. También pretende garantizar que todo el mundo tenga los nutrientes necesarios para llevar a cabo una vida sana. El Hambre Cero incluye la erradicación de todas las formas de malnutrición, así que no se trata solo de alimentar a la gente sino de que también se nutra bien. 

Los sistemas alimentarios actuales han aumentado la disponibilidad y el acceso a alimentos procesados muy calóricos, energéticamente densos, altos en grasas, azúcar y sal. Deben ser transformados de modo que todo el mundo pueda consumir alimentos sanos y nutritivos. Tenemos que abordar la obesidad como un asunto público, no como un problema individual. Esto requiere la adopción de un enfoque multisectorial que involucre no solo a los gobiernos, sino también a los organismos internacionales, la sociedad civil, el sector privado y los ciudadanos en general. 

Las dietas saludables deben ser fruto de un esfuerzo colectivo que incluya, por ejemplo, la creación de normas (como el etiquetado y la prohibición de algunos ingredientes dañinos), la introducción de la nutrición en los programas escolares, la adopción de métodos para reducir las pérdidas y desperdicios de alimentos, y el establecimiento de acuerdos comerciales que no impidan el acceso a comida fresca, nutritiva y cultivada localmente por agricultores familiares. 

El lema del Día Mundial de la Alimentación 2018 es “Nuestras acciones son nuestro futuro”. Es hora de renovar nuestro compromiso y, aún más importante, el apoyo político para lograr un mundo sostenible libre de hambre y de todas las formas de malnutrición.

]]>
<![CDATA[526 años de resistencia indígena]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/526-anos-de-resistencia-indigena-20181013-0012.html http://www.panorama.com.ve//opinion/526-anos-de-resistencia-indigena-20181013-0012.html  En toda América Indígena, hubo actividades, no para exaltar el hecho histórico del llamado “descubrimiento de América” sino para aprovechar la fecha a fin de hablar sobre la realidad, relevancia, reafirmación y resistencia étnica continental. Reflexionar y evaluar la situación actual. Revisar la política indígena de los Estados Nacionales de ABYA YALA, denunciar las violaciones de los derechos humanos indígenas y también hacer un balance del trabajo de las organizaciones nativas. Se mantienen como denominadores comunes los problemas de la tenencia de la tierra, las apetencias de las trasnacionales mineras por las tierras vírgenes de la Amazonía, la desnutrición infantil, la indefinición en la política indígena, social y fronteriza. Sin embargo, cabe significar que la lucha se fortalece cada vez más y seguimos peleando para que se cumplan las declaraciones universales sobre los derechos humanos, los pactos internacionales y los compromisos de los gobiernos americanos.

En Venezuela, la situación no es fácil a pesar de ser pionera en derechos constituciones y leyes específicas en favor de los pueblos originarios. Se impone que se cumpla lo que está en el papel, esperamos que la Ley de Coordinación de la Jurisdicción Indígena con la justicia venezolana; se apruebe lo más pronto. Que se fortalezca la Educación Intercultural Bilingüe y que se defina la situación del mercado indígena internacional de los Filuos.

En el Zulia, los problemas indígenas son relevantes y en estos momentos el más notorio es el de la Guajira con el cierre de la frontera, el combustible y los alimentos. Los conflictos con las autoridades fronterizas se mantienen. Urge definir la política de activación de las potencialidades existentes, fuentes de trabajo y una integración fronteriza sincera con Colombia. Ahora está lloviendo y el wayuu activará sus actividades tradicionales y mantiene su comercio fronterizo de subsistencia. También, muchos alijuna cruzando la frontera, llevan y traen víveres para sobrevivir. La Alcaldesa Indira Fernández, hace esfuerzos para cumplir el compromiso con su pueblo. Quisiera ver trabajando por su gente a todos los dirigentes indígenas del gobierno y de la oposición. Los universitarios y académicos, somos solidarios con las mejores causas. Las universidades con muchas limitaciones cumplen con su función y compromiso social con las comunidades originarias. Esperemos con optimismo qué en octubre de 2019, mejore sustancialmente la situación de los pueblos indígenas del Zulia.

]]>
<![CDATA[La batalla por la Constitución]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-batalla-por-la-Constitucion-20181013-0008.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-batalla-por-la-Constitucion-20181013-0008.html El apoyo de China y Rusia al Presidente Maduro se inscribe en la disputa geopolítica que ambas potencias libran con EEUU por el acceso a los combustibles fósiles y materias primas indispensables para mover su aparato industrial y militar. Venezuela es muy importante en esa disputa, porque posee grandes reservas de hidrocarburos, oro, coltán, diamante, cobre, hierro y bauxita entre otros minerales estratégicos. Empero, la continuidad de sus inversiones y el financiamiento que le ha permitido al gobierno ralentizar el impacto de las sanciones de Washington y el colapso de la producción petrolera, depende cada vez más de las “garantías” legales y constitucionales irrecusables que se le otorguen, especialmente en los proyectos con retorno a largo plazo como los de la megaminería y del petróleo.

 

Esas “garantías” responden a la lógica capitalista de maximizar la ganancia sobre explotando el trabajo y la naturaleza y, minimizar las regulaciones ambientales y laborales para evadir la responsabilidad de proteger los ecosistemas y desconocer los derechos laborales consagrados en la constitución y la ley. También apuntan a revalorizar el capital mediante el control parcial o total de los yacimientos a través de su privatización, con la consecuente pérdida de soberanía del Estado en áreas vitales. El aseguramiento de esas “garantías”, que el gobierno ha venido ofreciendo amparándose en un inconstitucional estado de excepción, pasa por la aprobación de un cambio radical en la carta magna que constitucionalice el nuevo régimen autoritario neoliberal que las haga posible. Esta hipótesis se asienta en la valoración de la actuación que ha tenido la cúpula gobierno-Psuv en los últimos dos años, trazando un perfil revelador de su agenda económica y política, claramente divorciado del ideario que inspiró la revolución bolivariana.

 

Cuando los trabajadores y trabajadoras exigen al gobierno que indexe el salario mínimo a la canasta básica, que respete las tablas salariales y demás beneficios contenidos en sus convenciones colectivas, están reclamando el cumplimiento de la Constitución. Son derechos que no se acoplan al modelo neoliberal en ciernes al que aspira el gran capital transnacional. En estas circunstancias, la batalla referendaria contra la derogación de la constitución bolivariana resume todas las luchas.

 

 

]]>
<![CDATA[Me afligen los martirios]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-afligen-los-martirios--20181013-0010.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Me-afligen-los-martirios--20181013-0010.html Al destierro la amargura. Sí, lo sé, que cada día tenemos más fronteras y más frentes abiertos, pero querer es poder, y a pesar de tantas contrariedades, nada es imposible. Ciertamente, tampoco es cuestión de enjuiciamos sin cesar, de creemos con el derecho de pisotearnos sin clemencia alguna, sino más bien de repensar caminos nuevos, verdaderamente auténticos, y para eso hace falta estar en guardia con las lámparas encendidas. Personalmente, no me gusta este mundo gobernado por intereses mundanos, que no tiene otro objetivo que el de enfermarnos aislándonos al margen de nuestros análogos, atormentándonos en combates absurdos, envenenados por el odio y la venganza, por multitud de vicios y envidas, por el desamor y el inútil afán dominador que nos corrompe. No es bueno caer en la autosatisfacción del endiosado, en el espectáculo de algunos políticos, donde todo parece lícito, hasta lo más mezquino. 

 

Que la libertad no sea para soñarla, sino para vivirla. Ya está bien de tantos martirios y de charlatanes con pedestal en plaza, haciendo de la política el mayor negocio. Reconozco que, hoy por hoy, me dejan sin voz tantos tormentos que, verdaderamente, me atormentan, que yo mismo requiero dejarme oír para proseguir camino que me alegre los andares. En palabras de Magda Alberto: “La idea de una sociedad más justa y democrática... viene de la mano con la igualdad para las mujeres”.  Por cierto, y considerando que el Día Internacional de las Mujeres Rurales se celebra el 15 de octubre, sabiendo que representan más de un tercio de la población mundial y el 43 por ciento de la mano de obra agrícola, de que labran la tierra y plantan las semillas que alimentan naciones enteras; además de garantizar la seguridad alimentaria de sus comunidades y de ayudar a preparar a esas comunidades frente al cambio climático; de verdad, seamos justos y humanitarios con ellas. Me niego, por tanto, a ser un prisionero más de nuestras irresponsabilidades, sobre todo en un planeta con tanto predicador de libertad.

 

Donde hay más debilidad, allí es más fuerte el tormento. Con frecuencia olvidamos como señala ONU Mujeres, que las campesinas sufren de manera desproporcionada los múltiples aspectos de la pobreza y pese a ser tan productivas y buenas gestoras como sus homólogos masculinos, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor. Tampoco disfrutan de un acceso equitativo a servicios públicos, como la educación y la asistencia sanitaria, ni a infraestructuras, como el agua y saneamiento. Son los efectos de una ciudadanía mundializada, injusta a más no poder, donde cada cual cultiva el reino del orgullo y de la vanidad, del egoísmo y de la exclusión, sin miramiento alguno, creyendo que es posible encubrir esta triste realidad de absurdos que nos inventamos unos contra otros, sin apenas soltar lágrima ninguna. Sea como fuere, hemos de cortar estas cadenas que nos petrifican, aunque sean de oro puro, puesto que nos adormecen. Hay que ser como esas campesinas, que a pesar de hallarse en peores condiciones que los hombres del campo y que las mujeres urbanas, no desfallecen y echan la red ante los ojos de los que tienen sueños. 

 

 Soñar es una estética antigua, igual que la de saber llorar con los demás, es un acto humano que verdaderamente nos debe hacer reflexionar, y cambiar de rumbo, máxime en un momento en el que se registran un aumento de necesidades en todos los países del mundo. Se comenta que no hay dinero suficiente para cubrir la ayuda de los 68 millones de refugiados; sin embargo, no se dice nada del derroche de ese mundo privilegiado, verdaderamente saciado, pero insaciable a la hora de repartirse la torta de la vida.

 

 

]]>
<![CDATA[Seco, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Seco-por-Roberto-Malaver-20181011-0101.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Seco-por-Roberto-Malaver-20181011-0101.html ¡Yo conozco el buey que jala, y la víbora que pica! Pero estos chavistas inventan cada vaina que uno puede terminar creyendo sus pendejadas. 


Comenzaron a decir que el que se metía con Venezuela o con el dictador o con el chavismo, se secaba, y claro, uno se reía, porque uno piensa que se ponen con esas vainas porque están derrotados, pero coño, el compañero Mariano Rajoy comenzó decir tanto Maduro que terminó llamándolo Medero, y hablaba tanto de Venezuela que llegó un momento en que uno llegó a creer que se venía a vivir para acá, y  zúas, le cayó encima ese peo de la corrupción del Partido Popular, y al rato tuvo que renunciar y marcharse a trabajar para una notaría o un registro público o una vaina así, por allí anda con todo su camino a verse solo. Y el compañero Pedro Pablo Kuczynski, al que Vargas Llosa  llevó a los cielos de la opinión pública, el hombre se puso al lado del Grupo de Lima y Venezuela por aquí y por allá, y Maduro y la dictadura,  y al rato le descuben un peo con Odebrecht, y al carajo los enfermos. Ya nadie se acuerda del perrito porque le quitaron la alfombra donde estaba moviendo la colita, y a secarse que llegó muy mojado.


La vaina mete miedo, porque uno no cree en esas pendejadas, pero esos carajos o son brujos o saben una vaina que uno no sabe. Hasta el compañero Ramos –Espoleta- Allup, se puso a decir que tenía unos motores arrechísimos y sacó a Bolívar y al dictador anterior de la Asamblea, y al poco tiempo volvieron, volvieron, y allí está el compañero Espoleta Allup con los motores fundíos, y secándose de a poquito, que es mucho peor que secarse de un solo coñazo.

Pero la vaina más arrecha fue la embajadora del compañero Trump en la ONU, bastó que esa señora saliera con un micrófono a la calle a defender la democracia, mientras el dictador estaba adentro dando ese discurso que todavía nos tiene arrechos, para que a los pocos días fuera noticia de primera plana: “Embajadora NIkki Haley renuncia a su cargo en la ONU”. Después se supo todo, la señora se paró muy cerca de Antonio –Pensionado- Ledesma, y allí comenzó su proceso de secado. Son brujos estos carajos. Y lo peor es lo que nos está pasando a nosotros en la oposición, también nos estamos secando. Un jodedor nos dijo que somos un tronco seco, que aunque lo rieguen no brota, una vaina que yo no había escuchado nunca, y parece que la cosa es cierta. Estamos quedando secos, secos, secos.


El papá de Margot estaba viendo la televisión cuando pasaron la renuncia de la embajadora Nikki Halley, entonces se puso de pie y dijo: “¿Y esa no era la compañera que nos iba a ayudar a salir de la dictadura? Ya los chavistas secaron a esa pobre señora, y el Tribunal Supremo en el exilio también se está secando. Carajo, como que se nos viene encima una sequía de padre y señor mío"”. Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan grande que un vecino gritó: “Tsunami. Tsunami”
- Esta tarde vi llover, vi gente correr.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[El papel de la Universidad, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-papel-de-la-Universidad-por-Antonio-Perez-Esclarin-20181011-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-papel-de-la-Universidad-por-Antonio-Perez-Esclarin-20181011-0098.html Siempre he mantenido que el papel de la universidad no puede ser  adaptarse a los cambios o responder a las exigencias de los gobiernos de turno,  sino dirigir los cambios necesarios  en un sentido ético y estético, que enrumben al país por los caminos de la justicia, la paz  y el desarrollo sustentable.  Esto requiere una  crítica desprejuiciada de  toda política sectaria y excluyente, y autocrítica sincera para corregir las propias  desviaciones y superar la tentación del acomodo y la rutina. Este es  el sentido genuino de la autonomía universitaria que  debe convertirse en  impulso para la innovación, la recreación permanente y la propia superación, en el horizonte de contribuir cada vez con mayor eficacia a la superación de los problemas.

No  olvidemos que la autonomía universitaria se entendió como la independencia del mundo académico para enseñar e investigar de acuerdo con sus propias convicciones y libre de las presiones del poder político o religioso.  Una Universidad  sumisa contradice su esencia y niega su razón de ser. Lo mismo que una universidad encerrada en sí misma y  de espaldas a la problemática local y nacional. De ahí que hoy debe mantenerse firme y valiente frente a políticas que buscan  asfixiarla económicamente para convertirla en un instrumento servil del poder, y debe también entender  la crisis como una extraordinaria oportunidad para renovarse y asumir con vigor su papel de promotora de los cambios necesarios y la gestación de profesionales competentes, de  gran solidez ética y conciencia solidaria.
 
Por ello, la Universidad no sólo debe resistir, sino que tiene que aprovechar el momento que estamos viviendo como una oportunidad extraordinaria para refundarse y para asumir su misión  de vanguardia del pensamiento libre y creativo, lo que  va a suponer una universidad más abierta a las necesidades del país y, en consecuencia, que asuma la investigación como la estrategia fundamental para enfrentar y superar  los problemas esenciales. Necesitamos universidades que contribuyan al enriquecimiento intelectual, político, económico, social, moral y espiritual, a la producción de soluciones y a la superación de la improductividad, la pobreza y la injusticia. 

La gestación de modelos alternativos nunca es fácil y requiere mucha reflexión personal y colectiva, mucha capacidad de innovar y de crear, lo que sólo es posible desde la insatisfacción y la autocrítica que permita  superar las  deficiencias que se vienen señalando,  que tienen que ver fundamentalmente con la rigidez  curricular, la pedagogía transmisiva  y enciclopédica, el déficit en una verdadera formación integral, y la práctica de la investigación, atrapada  en camisas de fuerza metodológicas y  que se asume como requisito academicista más que como medio para provocar la cultura de la innovación y resolver problemas esenciales.  

Por supuesto, todo esto sólo será posible si los profesores cuentan con un sueldo que les permita vivir dignamente y seguirse formando e investigando sin angustias, para así  evitar esa hemorragia de talento humano que está dejando a las universidades sin profesores e incluso sin alumnos. Por ello, el quedarse debe convertirse en  una opción militante de trabajar con firmeza por salvar la universidad y salvar al país. 
 

]]>
<![CDATA[Fernando Albán, por Juan Pablo Guanipa]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Fernando-Alban-por-Juan-Pablo-Guanipa-20181011-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Fernando-Alban-por-Juan-Pablo-Guanipa-20181011-0100.html Fernando Alberto Albán Salazar fue un hombre de bien. Nacido en una familia católica, formó su propia familia y trajo al mundo dos hijos. Vivió para el servicio, asumiendo el llamado a la opción preferencial por los pobres que hizo la iglesia latinoamericana. Se hizo abogado egresado de la Universidad Central de Venezuela. Vio a la política como una herramienta para vivir esa vocación de servicio, por eso decidió militar en Primero Justicia. Desde allí se dedicó al trabajo gremial y se hizo concejal de Caracas. 


La muerte de Fernando Albán le duele a su familia, a Primero Justicia, a la Venezuela decente y democrática. Que la búsqueda de permanencia en el poder lleve a un régimen a quitarle la vida a un ciudadano es una realidad cruel y aterradora de un país que no tiene motivos para vivir lo que estamos viviendo. 


Fernando fue secuestrado por el sebin –con minúsculas– en Maiquetía, cuando regresaba de acompañar a Julio Borges en la Asamblea Anual de la Organización de Naciones Unidas. Se lo llevaron a la sede de ese cuerpo nefasto, convertido en espacio para la tortura y la muerte. Allí lo agredieron física y psicológicamente, lo obligaban a declararse culpable de “magnicidio” e involucrar a Borges en el mismo delito. Sus abogados refieren que lo vieron el domingo pasado y que lo encontraron firme, contundente, tranquilo porque se sabía inocente, negado a inculpar a Julio ni a nadie en un delito cuya investigación ha sido un verdadero fraude. Así lo vieron el día anterior a su muerte. 


Los esbirros del sebin pasaron de la persuasión a la disuasión y de ésta a la guerra destructiva. Al ver que no cedía a sus pretensiones le hicieron tortura con bolsas asfixiantes, lo sometieron a electricidad e intentaron ahogarlo hasta que sucumbió. ¿Qué intención tenían? ¿Asustarlo? ¿Enviarle un mensaje a Julio Borges que fue su hermano? ¿Matarlo? ¿Se les pasó la mano? Lo cierto es que acabaron con su vida. Y al ver su cuerpo inerte, optaron por simular un suicidio que nadie en nuestro país cree. Sus conciencias quedarán manchadas para toda la vida. 


Esta es una buena ocasión para hacer preguntas a los victimarios por autoría intelectual, material o por omisión. Al dictador Nicolás Maduro le preguntaríamos: ¿Así se averigua un presunto atentado? ¿Torturando y matando? ¿Es esa la paz de la que usted habla? ¿La paz del sepulcro? A Cilia Flores: ¿Así se construye el diálogo del que tanto hablan y en el que no creen? A los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez: ¿Van a seguir con su venganza? ¿Necesitan más sangre? ¿Entienden que se han convertido en lo que tanto criticaron?

A Padrino López: ¿Esto es soberanía? ¿Esto es patria? ¿Es ésta la seguridad y La Paz que ustedes ofrecen? A Diosdado Cabello: ¿Con qué actitud cínica e irresponsable, de desprecio a la vida y a la dignidad, saldrá ahora? A Tarek William Saab: ¿En serio todavía se cree defensor de los derechos humanos? ¿No se da cuenta de que se ha convertido en cómplice y encubridor? A Néstor Reverol ¿Se dio cuenta de que se contradijo con el usurpador de la fiscalía para mentir? ¿A cuántas personas más va a acusar con pruebas falsas? A González López: ¿Hasta cuándo va a usar la tortura y la muerte para mantener sus privilegios? A Maikel Moreno: ¿Hasta dónde va a degradar la justicia en Venezuela?

A Tibisay Lucena: ¿Asume su irresponsabilidad al cerrar la vía electoral en Venezuela?. A ustedes y a todos los que los acompañan: ¿En qué se han convertido? No sólo son corruptos, destructores, generadores de miseria, narcotraficantes, sino ¿también asesinos? 
La memoria de Fernando y la vileza de su asesinato han estremecido a todo nuestro país. Esa memoria debe ayudarnos, en la unión Nacional y en la presión interna e internacional, a darle fuerza a la lucha y al desenlace definitivo.

]]>
<![CDATA[La recuperación de la producción]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-recuperacion-de-la-produccion-20181010-0133.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-recuperacion-de-la-produccion-20181010-0133.html Existe un interés por parte del mayor general Manuel Quevedo,   presidente de Pdvsa, en llevar a cabo la recuperación de la producción de petróleo. 

El país entero desea y exige que la producción de petróleo se recupere, cuanto antes. Para ello, ya se está ejecutando el préstamo de los $ 5.000 millones de dólares del Fondo Chino, que en el corto, mediano y largo plazo podría representar cerca de 1.000.000 de barriles diarios, adicionales a la producción actual de 1.5 Mbd.


Algunas empresas extranjeras  socios en algunas empresas mixtas, están dispuestas a aportar capital fresco para aumentar producción. donde actualmente explotan petróleo junto a Pdvsa.


Los privados nacionales, a través de las figuras de servicios integrados, así como del esfuerzo compartido con Pdvsa, ofrecen las oportunidades al sector privado venezolano, con el objetivo de recuperar producción, mucha  de ella, de alta calidad, que podría ser utilizada con diluyente para los crudos pesados de la Faja.


Ahora bien, es imprescindible que se agilice y se ponga en ejecución, mediante un contrato “ justo y equilibrado” la relación entre los privados y Pdvsa. Se le exige a los privados nacionales y algunos extranjeros, el inicio de actividades y la ejecución de trabajos sin el respaldo de un contrato “ justo y equilibrado”, donde se contemple la realidad del Estado de cada área asignada.

Es menester tomar en cuenta la producción base real. Se debe tomar en cuenta la producción de los últimos tres meses. En el Plan de desarrollo y de inversiones  aprobado por Pdvsa debe establecerse los hitos de desembolsos de las inversiones y los barriles a recuperar.


 Debe ser un ejercicio transparente para salvaguardar  el patrimonio y los activos de la  nación.
Estas acciones deben ser ejecutadas cuanto antes. Es necesario aumentar la producción para aprovechar los precios actuales del petróleo y tener más ingresos en divisas para el país.


No solo son los chinos o rusos, también los americanos como la empresa Chevron, le están metiendo el hombro a Pdvsa, activamente, en la recuperación de la producción. Están invirtiendo en las áreas de producción, en uno de los mejoradores en la Faja. En fin, también las empresas chinas y rusas en Venezuela, están activadas en la recuperación de la producción.
Venezuela irá recuperando su producción de petróleo en la medida en que se tomen decisiones oportunas y transparentes. Hay que evitar que se repitan situaciones como las del 2002. La inclusión de empresas indeseables e inconvenientes para Pdvsa debe ser un principio a aplicar.


Esperamos que vean los resultados del combate en contra de la declinación,la normalización y estabilización y el aumento de la producción. 
El país demanda conocer el Plan de recuperación de la producción de los hidrocarburos.
 

]]>
<![CDATA[Reconstruir el pluripartidismo, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconstruir-el-pluripartidismo-por-Leopoldo-Puchi-20181011-0132.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Reconstruir-el-pluripartidismo-por-Leopoldo-Puchi-20181011-0132.html Numerosos errores han conducido a la oposición a la situación en que se encuentra, caracterizada por la disminución de su influencia, debilitamiento de la capacidad de movilización, deterioro de la imagen de su dirigencia, pérdida de posiciones institucionales en gobernaciones y alcaldías. Todo esto como consecuencia del abandono de la línea electoral adoptada desde 2006, que había dado buenos resultados.

Pudiera pensarse desde el sector gubernamental que este debilitamiento del contrincante es beneficioso para sus intereses. Sin embargo, el desmoronamiento de la oposición tiene objetivamente un impacto negativo que debería tomarse en consideración, en la medida en que la vitalidad de un sistema político depende de la existencia de una pluralidad que permita la contraposición de los diversos intereses sociales a través de organizaciones y partidos.

La experiencia histórica muestra que la pluralidad es consustancial a las formas de organización democrática de las sociedades, lo que se expresa por medio de la existencia de múltiples organizaciones. Entre esas asociaciones destacan las de carácter político, que adquieren la forma de partidos o de organizaciones no gubernamentales. Sin la existencia de la dinámica pluripartidista no hay competencia real entre visiones distintas ni en la lucha por el poder.

Por lo general, el pluripartidismo se da al interior de un sistema compartido de premisas básicas, constituido a partir no solo de referencias jurídicas sino también de pactos sociales implícitos y de coordenadas que definen los límites del modelo económico y social que le sirve de fundamento. La dinámica Gobierno-oposición permite la vigilancia de las acciones del Estado y limita las posibilidades de abusos, atropellos y hechos de corrupción.

Por todas estas razones se hace necesario revitalizar el multipartidismo en Venezuela. Por supuesto, hay organizaciones de oposición que han decidido mantenerse definitivamente fuera del sistema y no piensan reintegrarse a la vida electoral e institucional.

Pero hay un número importante de partidos que se ha mantenido dentro del sistema y han participado en los recientes procesos. Y también hay organizaciones y dirigentes que han concluido en la necesidad de reintegrarse al sistema, luego de constatar la equivocación cometida con los llamados a la abstención. 

En la actualidad, el rumbo que luce con mayores probabilidades para canalizar esa reintegración es el de las elecciones de relegitimación que tendrían lugar luego de aprobada la reforma constitucional.

Se elegiría el año entrante un nuevo presidente, un nuevo parlamento y los cargos regionales y municipales. Se plantearía así la posibilidad de una alternancia en las posiciones de gobierno dentro del sistema, sin rupturas.

Si se quiere estabilizar el sistema, habría que trabajar en esa dirección con empeño. Establecer compromisos que hagan viable y competitiva esta opción. Es ineludible, por lo tanto, que se realicen conversaciones y se emprendan negociaciones.

]]>
<![CDATA[Venezuela ante los desafíos del hidrógeno, por Haiman El Troudi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-ante-los-desafios-del-hidrogeno-por-Haiman-El-Troudi-20181010-0071.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-ante-los-desafios-del-hidrogeno-por-Haiman-El-Troudi-20181010-0071.html  

Emplear el hidrógeno y su basto potencial para modificar paulatinamente la matriz energética del país, es un reto que puede y debe plantearse Venezuela en su horizonte de planificación, en aprovechamiento de sus claras ventajas comparativas.

Cultivar los cuantiosos recursos de radiación solar disponible por ser un país rico en sol, ubicado en el denominado cinturón solar de la tierra, es el punto de partida para el cambio de los patrones de generación y consumo energético.

La ecuación correcta por implantar supondría utilizar, en principio, las abundantes fuentes hidrocarburíferas como medio de apalancamiento de la estrategia global. Una porción del gas natural disponible podrá destinarse para producir hidrógeno, por su parte el petróleo usado como plataforma financiera y de asociación con emprendimientos públicos y privados, podrá promover la siembra masiva de celdas fotovoltaicas en los emplazamientos seleccionados.

 

Paulatinamente se iría sustituyendo el gas natural como medio de obtención de hidrógeno, por técnicas electrolíticas basadas en electricidad limpia producida en las granjas solares. De a poco, con los volúmenes de hidrógeno almacenado se podrán instalar centros de generación eléctrica y combinarlos con los sistemas generadores de energía renovable, que irían multiplicándose en la geografía nacional.

 

En el mediano plazo, habrían de reemplazar las centrales termoeléctricas a base de combustibles fósiles, por sistemas distribuidos que combinan generación solar, eólica, hidrogenada e hidroeléctrica. Traspasado ese umbral Venezuela será energéticamente verde al 100%.

 

En paralelo, se habrá de ir creando las condiciones para disponer de una amplia red de hidrogeneras y conectores de electricidad, empleándose la plataforma existente en la infraestructura de las Estaciones de Servicio.

 

El Estado venezolano puede colocarse a la vanguardia mundial como promotor de una economía sostenible, si por iniciativa propia, emprende un ambicioso programa de instalación de surtidores de hidrógeno y de enchufes o tomas de corriente en toda su geografía, que brinden las condiciones suficientes para la incorporación gradual de vehículos de hidrógeno y vehículos eléctricos a su parque automotor, con miras al reemplazo de toda la flota existente basada en gasolina y gasoil.

 

A medida que la disponibilidad y asequibilidad de automóviles eléctricos y de hidrógeno aumente por la vía de avances en la tecnología y reducción de costos, la demanda del mercado venezolano se acrecentará con mayor velocidad que en otros países, dada la existencia de plataformas instaladas con surtidores para repostaje.

 

Corona esta visión objetivo, la declaratoria de Venezuela como territorio libre de emisiones vehiculares de gases contaminantes y la instauración de un sistema de movilidad ecológica donde el transporte público, de uso particular y de carga, utilicen combustibles ecológicos. Realización completamente posible de alcanzar en menos de tres décadas.

 

Además de lo descrito, hay mucho más por hacer, en aras de trazarse un plan sostenible de desarrollo nacional, en el que se empleen las inconmensurables riquezas utilizables y la privilegiada ubicación tropical del país. De seguida, algunos titulares:

 

  1. Convertir al país en nación productora de hidrógeno verde, apalancando una industria productora de hidrógeno a partir de energía solar al punto de lograr importantes niveles de exportación de dicho combustible, una vez satisfecha la demanda local. En ese sentido, construir centros fabricantes de hidrógeno destinados a la exportación, mismos que operen preferentemente de madrugada y en horas de poca demanda eléctrica, en aprovechamiento de la potencia ociosa de la red interconectada nacional en dichas horas valle. También se podría producir hidrógeno “semi-limpio” a partir del gas natural cuyo proceso es menos contaminante para fines exportables, durante el período en el cual se avance con la construcción de los sistemas renovables.

 

  1. Fijar una meta, digamos 2050, para sustituir todo el parque automotor venezolano por vehículos de hidrógeno y eléctricos. Para ello debe el país ser soberano en producción de hidrógeno, procurar la fabricación de diversos tipos de vehículo en la industria nacional (o dar estímulos a la importación), y adaptar la red de estaciones de servicio a fin de que toda la geografía nacional esté abastecida de dichos centros de repostaje, de la misma manera que al día de hoy se posee para el suministro de combustibles basados en hidrocarburos.

 

  1. Estimular la iniciativa privada a lo largo de la cadena de la movilidad verde, vía incentivos fiscales, tanto como por asociaciones estratégicas y mixtas. Admitir emprendimientos en todos los campos: producción de hidrógeno verde, instalación de estaciones de repostaje de combustible, ensamblaje, manufactura local, importación y venta de vehículos, incluso generación eléctrica por medio del hidrógeno.

 

  1. Preparar y adecuar las bases legislativas y normativas vinculadas al tema.

 

  1. Crear un centro de estudio, investigación y desarrollo del hidrógeno, a fin generar conocimientos propios y de reproducir los avances tecnológicos ya alcanzados por otros centros especializados, así como el desarrollo de esquemas adaptados a nuestra realidad que posibiliten el acomodo de las nuevas tecnologías en el ámbito nacional.

 

  1. Suscribir acuerdos y alianzas comerciales y de complementariedad con otros países y con empresas especializadas en la materia.

 

  1. Crear un programa especial en el marco de la Misión Vivienda Venezuela, destinado a la construcción de ecoviviendas autosuficientes abastecidas por hidrógeno, del mismo modo, apoyar con fuerza los emprendimientos privados y comunales que apunten esta dirección.

 

  1. Implantar en las grandes ciudades, en primera instancia, y en ciudades intermedias posteriormente, servicios de taxis eléctricos y de hidrógeno, a partir de las experiencias que ahora mismo discurren en otras latitudes. Lo propio deberá hacerse con las distintas modalidades del transporte público.

 

Las energías renovables se pueden acumular como hidrógeno. El hidrógeno almacenado puede ser un activo de alto valor que puede ser aplicado como medio para redistribuir la energía entre toda la humanidad, sin afectaciones al medioambiente. Avanzar en convertir a Venezuela en un país verde que democratiza el acceso a las energías, encarna la esencia de la revolución social, y económica que, apuesta por un futuro de trascendencia, en línea con el V objetivo del Plan de la Patria.

 

Si se conoce la preocupación latente en las esferas económicas, políticas y empresariales del mundo, en cuanto al inminente agotamiento del petróleo como principal fuente energética global, sobre todo por la merma del recurso, así como por la gradual disminución de la demanda, cada vez más dada al uso de energía renovables, vendría siendo hora de que Venezuela incluya dentro de sus planes estratégicos, una agenda alternativa que aborde dicha ineludible realidad futura y defina acciones tendentes a su incorporación en el campo de la economía descarbonizada, capaz de asegurar acceso y disposición universal a la energía no contaminante como instrumento para de soberanía, inclusión, igualdad, justicia social y prosperidad de toda la población sin distingos.

 

 

 

]]>
<![CDATA[Corker y el presunto suicidio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Corker-y-el-presunto-suicidio-20181010-0073.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Corker-y-el-presunto-suicidio-20181010-0073.html Una cosa es que le cuenten a uno lo que ocurre puertas adentro en Macondo, y otra cosa es vivirlo, así debió sentirse el senador norteamericano Bob Corker en su segundo día de visita a Venezuela invitado por el Grupo Boston y auspiciado por la embajada norteamericana.
Su estadía casi pasa sin pena ni gloria al lograr que tan solo una parte de la oposición aceptara reunirse con él; resulta increíble que los dirigentes y “líderes” principales de los partidos se negaran a relatar una vez más, al Presidente del comité de relaciones exteriores del senado de Estados Unidos, las reiteradas violaciones de los derechos humanos, la diáspora sin freno, la hiperinflación, el totalitarismo del régimen que empobrece cada día más a los venezolanos, entre otras tantas señales de la crisis humanitaria que tanto insiste en negar Nicolás y su combo.
Sin embargo, un trágico y lamentable hecho dijo más de lo que pudo haber comunicado ese grupito de la oposición venezolana que se reunió con Corker; el concejal Fernando Albán, del partido Primero Justicia presuntamente se había suicidado al lanzarse del décimo piso del Sebin cuando iba al baño, según lo informado por el “fiscal” Tarek William Saab; aunque el Ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol dijo casi al mismo tiempo que se lanzó cuando era trasladado a los tribunales.
Corker que de comunicación debe saber un poco de inmediato se pronunció y fijó posición sobre el hecho, y a través de un tuit dijo: “Hoy en Venezuela, Fernando Albán, un joven líder de la oposición, murió mientras estaba  bajo la custodia del Gobierno. Esto es pertubador y el gobierno tiene la responsabilidad de garantizar  que todos comprendan cómo pudo haber ocurrido”. 
Lo que el senador, compañero de Nicolás en el Grupo de Boston, no sabe es que en Venezuela no hay poderes independientes; cuando al régimen le provoca se detienen inocentes y sin causas pagan prisión; se ejecutan torturas y vejámenes. Eso ocurrió con el concejal quien fue detenido el pasado 5 de octubre cuando regresaba al país y este lunes 8, según relata el régimen y su fiscal, Albán se encontraba en una sala de espera, pidió ir al baño y decidió lanzarse al vacío.
Fernando Albán no tenía una gran presencia mediática, quizás en algún momento se llegó a escuchar sobre él; pero en pocas horas el régimen puso en la palestra pública nacional e internacional cuando lo detuvo y setenta y dos horas después murió en extrañas circunstancias bajo su custodia.
Hay que recordar que Bob Corker estuvo en el país meses atrás cuando logró la liberación del mormón Joshua Holt, también detenido y recluido en el Sebin, en la visita de este fin de semana no tenía a ningún conciudadano que liberar, pero ahora le tocó ser prácticamente testigo de la muerte de Fernando Albán. 
Es importante que el senador tome nota del lugar donde ocurrió el presunto suicidio, esa sede del Sebin es conocida como el sitio de tortura en grado máximo, donde se aplican métodos superiores a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, testimonios filtrados de detenidos dan cuenta de costillas rotas, desprendimiento de dentaduras, órganos, aislamiento para enloquecer a cualquier persona que goce de salud mental, entre otras inimaginables.
Sin duda la profesión de político, con errores y aciertos, en Venezuela es de alto riesgo, todo lo que genere una alternativa de cambio o le haga sudar frío al régimen será castigado implacablemente, a veces la mano se les pasa y ocurren hechos como el de Fernando Albán, en algún momento de la historia más temprano que tarde las celdas del Sebin servirán de monumento para recordar a los caídos en los regímenes de Hugo y Nicolás, esperemos que el senador Corker también esté presente ese día. 
“Y el médico de turno dijo así: Muerte por causa natural… Claro si después de una tunda e´palo que te mueras es normal”. Rubén Blades. Plantación adentro. 
 

]]>
<![CDATA[¿Pagamos impuestos los venezolanos?, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pagamos-impuestos-los-venezolanos-por-Luis-Britto-Garcia-20181010-0074.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pagamos-impuestos-los-venezolanos-por-Luis-Britto-Garcia-20181010-0074.html La justa alegría de saber que empresas y ciudadanos extranjeros no pagan impuestos en Venezuela no debe hacernos olvidar que cada bolívar que dejan de aportar ellos debemos cancelarlo los nacionales.

1 .- Impuesto, parte de nuestros haberes  retirado forzosamente por el Estado o con el consentimiento de éste. Eternamente nos cae a los venezolanos  el aguacerito según el cual no tenemos  cultura tributaria ni pagamos impuestos. Quizá la finalidad del regaño es hacernos olvidar que, gracias a los Infames Tratados contra la Doble Tributación,  nacionales y empresas de unos 40 países están exonerados de pagar magnitudes cercanas a los 17.800 millones de dólares anuales en impuestos por sus ganancias en Venezuela. El consuelo es pensar que generosamente regalamos esa magnitud a las tesorerías de los mismos queridos países imperiales que nos amenazan, nos agreden y nos sancionan para aniquilarlos. El desconsuelo es comprender que en realidad ese dinero que las transnacionales ahorran a costa nuestra en realidad va a parar a los Paraísos Fiscales, para no salir de ellos jamás.

2
Olvidemos también, aunque es difícil, que el artículo  22 de la Ley de Protección y Promoción de Inversiones Extranjeras pauta a favor de éstas las siguientes ventajas, (no extensivas a los venezolanos): “1. Desgravámenes. (…) 4. Bonificación en impuestos. 5. Exenciones arancelarias. 6. Exenciones tributarias”, así como “contratos de estabilidad tributaria” que  inmunizan contra alzas de tributos.  Como si no fuera suficiente el desangramiento fiscal que suponen los Infames Tratados contra la Doble Tributación, basta ser extranjero para no pagar impuestos venezolanos. Muy agradecidos por nuestra bondad y nuestra generosidad han de estar los grandes capitales foráneos: los mismos que nos embargan, hacen subir nuestro riesgo país, deterioran la moneda y nos bloquean.

3
Y tratemos de no recordar que el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica disminuye aranceles de importación y exonera de pagar Impuesto Sobre la Renta (ISLR) a las empresas petroleras, incluidas las grandes transnacionales que operan en el país y en la Faja Petrolífera del Orinoco,  domiciliadas o no en Venezuela.

4
Pero no nos desviemos del tema. La justa alegría de saber que empresas y ciudadanos extranjeros no pagan impuestos en Venezuela no debe hacernos olvidar que cada bolívar que dejan de aportar ellos debemos cancelarlo los nacionales, para educarles y mantenerles saludables sus trabajadores, y para proporcionarles seguridad jurídica y servicios públicos subsidiados. En efecto, hasta hace no mucho la mayor tasa de impuesto sobre la Renta para los grandes capitales dedicados a actividades distintas de la explotación de recursos naturales era de 34%. Los ciudadanos de a pie pagamos algo así como un 16%, y otro 16% por el neoliberal IVA, que nadie sabe si es ingresado al Tesoro, y casi un 10% por derechos de frente, matrículas y otras parafiscalidades, que elevan la presión tributaria sobre el ciudadano común a un pesado 42%.

5
¿Y si incluimos otras cargas que cancelamos no por acción, sino por inacción del Estado? ¿Por ejemplo, el 10% de recargo en todos los precios que nos imponen los comerciantes para reponer lo que le cobran los bancos por servicios de tarjeta de crédito, y que los honrados empresarios nos clavan, aunque paguemos en efectivo, cheque conformable  o  tarjeta de débito? ¿El 200% con que nos pechan los comercios por emplear la susodicha tarjeta de débito y no el ilocalizable efectivo? ¿Y la inflación, que por disminuir nuestro patrimonio contra nuestra voluntad y por inoperancia del Estado, algunos críticos consideran un impuesto? Bien hondo es el hueco que dejan los extranjeros por los impuestos que no cancelan sobre sus ganancias en nuestro país, y bien pesada la faena que soportamos los nacionales para llenarlo. Constituyente, aparta de mí esta carga: haz pagar impuestos a los extranjeros.

]]>
<![CDATA[Escenarios electorales municipales en Venezuela, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Escenarios-electorales-municipales-en-Venezuela-por-Jesus-Castillo-Molleda-20181008-0085.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Escenarios-electorales-municipales-en-Venezuela-por-Jesus-Castillo-Molleda-20181008-0085.html El domingo 9 de diciembre de 2018 es la fecha pautada para llevarse a cabo las elecciones que permitiran elegir a más de 2800 concejales con sus suplentes en los 335 municipios del país. Esta elección viene a cerrar el ciclo de las elecciones pendientes a realizarse en Venezuela en cargos de elección popular, solo queda a la expectativa el posible llamado para el referéndum aprobatorio del nuevo texto constitucional del cual se ha especulado que podría realizarse para la misma fecha de las elecciones a concejales o también que podrían ser suspendidas las elecciones a concejales y solo hacer el referéndum. Todos los escenarios son posibles dependiendo del deseo real del gobierno de querer ganar el referéndum o querer perder.

En miras de querer retomar el diálogo el gobierno podría montarse en promover la consulta popular masiva para que los sectores de la oposición política se animen en participar y que la nueva constitución no sea aprobada y así sigue vigente la actual, que al gobierno no le molesta por ser la promovida presidente Chávez, pero si la intención es aprobarla podrían hacer una gran jugada y hacer las elecciones a concejales de la mano del Referéndum diseñando una campaña orientada a que el voto opositor siga congelado. 
Los 27 alcaldes de tendencias no oficialistas inscribieron candidatos a concejales y, en varios municipios del país, algunas iniciativas lograron inscribirse principalmente con el objetivo de mantener vivos sus partidos políticos porque partido que no participe en estas elecciones correrá con la misma suerte de los ex partidos Primero Justicia, Voluntad Popular, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo que por no participar en las últimas elecciones perdieron sus tarjetas antes el CNE.

El gobierno busca revivir el diálogo con sectores de la oposición con la intención de vender democracia en el mundo y así evitar nuevas sanciones por diferentes gobiernos y organismos internacionales, mientras que la oposición se encuentra débil y dividida para aprovechar esta necesidad del gobierno. Los estudios de opinión publica realizados por varias encuestadoras en el país aclaran que los ciudadanos quieren retomar el camino electoral y se animarían a votar principalmente por quienes propongan soluciones porque se encuentran agobiados con innumerables problemas.

En estas elecciones, los 27 alcaldes opositores deben trabajar en la creación de una estructura electoral sólida con testigos electorales formados en el 100% de los centros de votación, con un equipo de movilizadores y logística de primera línea, que ayude a  evitar el voto asistido, voto carrusel, delitos electorales, compra de votos en los centros de votación por parte del Psuv. 
La elección del 9 de diciembre se caracterizará por la alta abstención y ganará quien tenga mayor capacidad de mover el voto. En política los espacios de poder ganados no se regalan ni ceden, se defienden y ya basta de estar esperando por Mesías que no llegarán. El escenario político podría cambiar en un corto, mediano o largo plazo dependiendo de la activación del voto opositor.

]]>
<![CDATA[La ficción electoral, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ficcion-electoral-por-Asdrubal-Aguiar-20181008-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ficcion-electoral-por-Asdrubal-Aguiar-20181008-0083.html ...“Son intersticios, aun cuando el primer intento, el de 1830, dure 28 años hasta el asalto del Congreso por José Tadeo Monagas, y el de 1959 se agote en 1989 con El Caracazo”.

Sobre la destrucción de nuestra ilustración civil, la de los repúblicos de 1810 y 1811, se instala en Venezuela el hábito de que cada gobernante se dé su propia constitución y sostenga su dictadura o dictablanda mediante el voto ciudadano. Son sacramentos irrenunciables, pero ficciones democráticas. 
La democracia y la elección competitiva e informada como su puerta de ingreso nos han sido huidizas. Son intersticios, aun cuando el primer intento, el de 1830, dure 28 años hasta el asalto del Congreso por José Tadeo Monagas, y el de 1959 se agote en 1989 con El Caracazo. En la primera oportunidad rige la práctica del voto parroquial, que se escalona con el voto de los colegios electorales que a su vez eligen a la pirámide del poder y en la segunda, el voto universal, directo y secreto, soportado con partidos democráticos y plurales. 
El autismo constitucional y electoral han sido las constantes, sin embargo, de la política vernácula, sirva o no ello para lo deseable, la emancipación del venezolano. Tanto que puede decirse que con las constituciones hemos perdido nuestros derechos y a la democracia la hemos acabado a fuerza de elecciones. Una verdadera paradoja.
La manía constituyente nos deja unas 26 constituciones formales, que al caso no son más de 4, pues cada gamonal sólo se ocupa de enmendar la precedente para ponerle su firma y agregar un tiempo más a su mandato o cortárselo al subalterno a quien le presta el cargo de presidente. Es el síndrome adánico que nos insufla Simón Bolívar y repiten sus causahabientes desde la caída de la Primera República. 
La práctica electoral, las más de las veces fingida o tamizada o contenida, se instala como costumbre que nadie enmienda mientras le favorezca. Y la animan las dictaduras para ponerle una guinda a sus despropósitos y saciar sus megalomanías.
“Algo intangible, pero seguramente noble y sabio como el Numen que inflamó el alma de Bolívar, me dice al oído que ya doblamos, quizá para siempre, el odioso promontorio de las tempestades... Me basta y me sobra el poder que me han dado los pueblos y mi carácter de caudillo de la Revolución más hermosa y seguramente más benéfica que registran los modernos anales de Venezuela...”, se repite para sí, en 1904 El Cabito, Cipriano Castro, una vez como sitúa las fuentes de su liberalismo en Nuestro Señor Jesucristo. 
El voto es culto y es hábito. Es como acudir a la plaza pública para mirar la procesión de la Semana Santa o sufragar por una reina de carnaval. Nada más. Es un talismán a la orden del populismo irresponsable. Los mismos dictadores saben - es la experiencia de Venezuela y la de América Latina, a pesar de que políticos iletrados afirmen lo contrario y a conveniencia - que sus gobiernos no terminan con un acto electoral auténticamente democrático. Les sirve el voto, sí, para que el protocolo llame al de turno presidente constitucional. 
Es también hábito quedarse en el poder “constitucionalmente” hasta que otro dictador suplante al anterior acusándole de continuista, en nombre de la legalidad. Eso hace Joaquín Crespo con Raimundo Andueza Palacio, quien intenta gobernar más allá de los 2 años permitidos, a cuyo efecto aquél, al derrocarlo en 1892, reforma la constitución para gobernar 4 años.
La cuestión, por lo visto, es nominal. Lo que explica que ahora, a nombre de la democracia y para su reivindicación, los opositores a Nicolás Maduro hagan suya la Constitución de 1999, nacida de una grave violación a la Constitución de 1961. Defienden su intangibilidad. Algunos de éstos hasta buscan sostener la ficción electoral para no perder cuotas de poder. Es el argumento, bajo la amenaza de otra constitución espuria en cierne, sin saber que las cuotas dentro de toda dictadura, aún más si la ocupan criminales y terroristas, sólo las tienen quienes no comprometen su estabilidad. 
La experiencia de las elecciones parlamentarias de 2015 es ilustrativa; como aleccionadoras son las fáciles victorias de la oposición para alcanzar alcaldías y gobernaciones en el pasado, por ser meras franquicias, irrelevantes para la dictadura, mendrugos de una Constitución centralista, presidencialista, personalista, dadora de derechos humanos a discreción, y construida sobre una plataforma pretoriana. 
Desterrar el régimen de la mentira es indispensable para nuestra democratización. No sólo es dictadura la que medra en el Palacio de Miraflores. 
Servir a la verdad y a la democracia exige como cuestión, entonces, no darle tribuna ni tributarle desvelos al engendro inconstitucional de una constitución comunista inútil que ya rige de hecho sin aún dictarse, desde 2007, con las leyes del Estado comunal. Impone como tarea primordial, aquí si y propicia para la movilización social, poner a prueba la fidelidad democrática de nuestros dirigentes. 
Cabe remediar sus autocracias de 20 años. Se han hecho dictadores dentro de sus partidos. Y a diferencia de nuestras dictaduras históricas, ni se han dado una constitución en las ideas ni practican elecciones en casa propia, siquiera fingidas. Ejercen una democracia de usa y tire, narcisista, virtual.
No hay democracia sin partidos democráticos, hoy casas inhabitadas e inhabilitados sus símbolos. El desafío es rehacerlos. Que vuelvan a éstas los hambrientos y desdentados que caminan por nuestras calles, con la mirada perdida, huérfanos de todo afecto.
 

]]>
<![CDATA[Oposición chacumbelesca]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Oposicion-chacumbelesca-20181008-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Oposicion-chacumbelesca-20181008-0087.html  El vitalicio secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, ha dicho que si el Gobierno somete el proyecto de Constitución que está elaborando la actual Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a una consulta popular ellos participarán en esas elecciones para decir que no, lo que de alguna manera equivale a decir que sí.

Como sabemos, la oposición se ha fragmentado en sus personalismos y, al mismo tiempo, en dos pedazos, uno que quiere una intervención militar de los Estados Unidos y/o de países vecinos como Colombia o Brasil, y otro que, realmente, no sabe qué carrizo quiere y termina siendo arrastrado por el primero. Ya lo empujó a las guarimbas y a golpes de Estado y magnicidios en grados de frustración.

Ese “aplique” que una parte de la oposición le tiene a la otra los ha llevado a abandonar la política en espera de que “la fuerza”, como suele decir histriónicamente María Machado en su soliloquio bajo la luna o Antonio Ledezma mientras acumula millas en primera clase, logre lo que no pudo La Salida, ni el golpe azul, ni la guerra del dólar, ni el bloqueo financiero a Venezuela, ni los drones. Estoy por creer que la fulana “fuerza” es la misma que acompañó a los Jedi de la Guerra de las Galaxias.

Esperando que la “fuerza los acompañe” abandonaron el diálogo, incluso entre ellos, y no participaron en las elecciones para alcaldes, ni consejos legislativos, ni para presidente de la República, ni para elegir a la ANC a la que ahora, de acuerdo con Ramos Allup, le van a decir que no si llama a referendo aprobatorio de la Constitución.

De acuerdo con la retórica de la “dictadura” que debe salir por el uso de la fuerza que sostienen los extremistas de la oposición, ellos no deberían participar en el referendo de ninguna forma porque eso implica reconocer a la ANC, pero ninguna ficción por muchos medios nacionales e internacionales que la sostengan, ninguna mentira repetida mil veces como decía el nazi aquel, resiste la simplicidad de los hechos.

Se suponía que al no participar en las elecciones para Presidente el “dictador” Maduro se deslegitimaría y caería estruendosamente ante sus expectantes ojos, pero Nicolás habló en su condición de Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, allá en los predios del Imperio, y les acaba de meter medio Petro.

En la sabiduría popular hay una máxima para explicar esto: los deseos no empreñan. De qué le ha servido a la gente de oposición, no a su díscola dirigencia, sino a los venezolanos y venezolanas que con justo derecho adversan al chavismo que, por ejemplo, Juan Pablo Guanipa se haya inmolado a lo bonzo en plena primavera amarilla. Cuál es el propósito de negarle a los militantes oposicionistas la posibilidad de ser alcaldes, legisladores o concejales ¿y la “fuerza” pa’ cuándo?

Si algunos factores de la oposición se decidieran a volver a la política tendrían que acumular suficiente valor para salir de su Síndrome de Estocolmo o de esa espiral tipo violencia de género por la que están chantajeados y sometidos y no es fácil. Los que quieren intervención militar extranjera cuentan con ingentes recursos económicos y mediáticos que son dirigidos con la misma premeditación, alevosía y ventaja contra el Gobierno o cualquiera que “colabore” con él, es decir, que hable de diálogo, de elecciones, de los caminos de la política.

Por eso cuando Ramos Allup dice que los adecos participaran en un probable referendo aprobatorio de la Constitución está acusando recibo de un hecho inevitable, que la política, que la vida republicana, los va a alcanzar quieran o no. Ese papel de “princesa en la torre” que espera que un valiente caballero extranjero venga a salvarla del brujo malo o del dragón lanzafuego ya no se usa ni en las películas de Walt Disney.

]]>
<![CDATA[Colombia, la puñalada trapera, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Colombia-la-punalada-trapera-por-Jose-Vicente-Rangel-20181005-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Colombia-la-punalada-trapera-por-Jose-Vicente-Rangel-20181005-0083.html
    1) Santander reapareció en las figuras siniestras de Alvaro Uribe, Juan Manuel Santos e Iván Duque. Todo el antivenezolanismo que recoge la historia aprovecha las circunstancias por las que atraviesa Venezuela para descargar lo más oscuro de ese sentimiento. Siempre fue muy difícil la relación entre las dos naciones. Siempre se interpuso la concepción autoritaria de la oligarquía que gobierna a Colombia. En todo momento ese liderazgo pretendió imponerse al vecino --nosotros-- con todo tipo de artimañas. Utilizando a veces torcidas interpretaciones de la ley, o recurriendo a hábiles juegos diplomáticos. Presionando en momentos conflictivos con amenazas solapadas, en desarrollo una estrategia de acoso y manipulación de las relaciones entre los dos Estados. En el muestrario hay de todo. Desde la firma de un tratado sobre navegabilidad en ríos de Venezuela y demarcación de fronteras, en las que resultamos perjudicados, hasta agresiones fácticas consistentes en violar áreas marinas e incursionar en territorio nacional con irregulares tutelados por la Fuerza Armada colombiana.
     2) Ha habido de todo en esa relación traumática. La parte artera se manifestó, prácticamente, en episodios singulares, como ocurrió con el éxodo de millones de colombianos debido a la inseguridad y situación de pobreza en que vivían en su patria. Éxodo que nunca importó a los gobiernos oligárquicos para los cuales esa operación representó un alivio, porque los liberó de muchos y costosos compromisos sociales, y,  al mismo tiempo, sirvió para acusar a Venezuela de aprovecharse del fenómeno para contar con mano de obra barata. Lo mismo pasó con la insurrección armada que sirvió para acusar a Venezuela de aliada de las FARC. Para atribuir al gobierno de Chávez solidaridad con la guerrilla e ignorar la colaboración prestada para el logro de la paz.
     3) Los gobiernos colombianos con sus campañas miserables contra Venezuela son, precisamente, los que más se han ensañado contra su pueblo. Gobiernos de las grandes masacres, violadores sistemáticos de los derechos humanos. Gobiernos de poderosos grupos económicos, impulsores de graves crisis económicas que esparcieron el hambre por y la miseria en su territorio.
      4) Esos gobiernos, los dos de Uribe, los dos de Santos y el de Duque que ahora comienza, se repiten con sus procedimientos tortuosos, antidemocráticos, pero cubriendo siempre con habilidad las apariencias. Uno de ellos logró hasta el premio Nobel de la paz en medio de la sangre derramada. Otro implantó el Estado narco en medio de una orgía de violencia. Y el último viene dispuesto, por los excesos verbales en que incurre y la fruición con que acoge la asesoría de Mr. Trump, a servir de instrumento para la intervención armada contra Venezuela.
      5) En el plan, según todas las informaciones, Colombia es el instrumento escogido para encabezar la felonía. Cuenta, en primer término, para la realización de una operación militar de envergadura, con siete bases militares gringas; con una Fuerza Armada recién equipada, y con la logística necesaria, en materia de inteligencia, del imperio. Mientras  la mayoría de gobiernos de la región se opone a la intervención armada cubierta de humanitarismo --y otros  entra en un proceso de duda--, el gobierno de Colombia no oculta su satisfacción ante la posibilidad de materializar el legado de odio de Santander. Apelando, ahora, al conocido recurso de la puñalada trapera…


                                                  *CLAVES  SECRETAS*
*NICOLÁS MADURO se salió, una vez más, con la suya. Con su proverbial astucia logró un éxito que desconcertó a sus adversarios, a quienes dentro del país apostaban a que el presidente no asistiría a la Asamblea General 73 de Naciones  Unidas por temor a ser objeto de una celada --ejemplo: la detención en New York con cualquier pretexto o un atentado personal--, pero lo hizo. Hasta última hora el pronóstico era que no asistiría, y el propio gobierno de los Estados Unidos se lo creyó, y, según versiones que circulan, éste se enteró del viaje cuando Maduro anunció desde el avión que lo trasladaba que se hallaba próximo a arribar a territorio norteamericano…

*ES SU característica: trabajar con el factor sorpresa. Así lo ha venido haciendo. Cuando, por ejemplo, sorprendió a los venezolanos al convocar a constituyente y provocar un quiebre en la situación nacional al acabar con la violencia guarimbera y entronizar la paz. Hay más ejemplos de un líder que apela al sentido común para canalizar respuestas a las situaciones críticas que ha tenido que manejar…

*OTRO EJEMPLO: el discurso que pronunció ante la Asamblea de la ONU. No era fácil el desafío. Los que siempre han dudado de su capacidad intelectual, y en forma arrogante lo desprecian en cualquier circunstancia excepcional, se llevaron una colosal sorpresa. Porque lo que Maduro dijo ese día ante una audiencia calificada y exigente fue de una contundencia aplastante contra lo que Donald Trump y otros oradores sostuvieron en sus discursos. El suyo fue impecable en la forma y en el fondo conceptual y principista. Reivindicando los valores de la paz, la soberanía, la independencia y el respeto a los derechos humanos. Fue la respuesta, hábilmente concebida y elaborada, para contrastar con la deprimente posición de los voceros del imperio…

*POR CIERTO, la revista Semana de Colombia trae un ácido comentario sobre la nueva relación Trump-Duque, titulado “Trump y Duque renarcotizan sus relaciones”. No es para menos: Colombia el mayor productor de coca del mundo y Estados Unidos el mayor consumidor de droga del mundo…

*JUSTICIA VENAL, dominada por políticos corruptos: Lula preso e impedido de participar en las elecciones que con seguridad  ganaría; Cristina Fernández procesada para evitar que gane las próximas elecciones en Argentina; Rafael Correa igual, víctima en Ecuador de jueces sumisos al poder, para inhabilitarlo. Así actúa la derecha cuando es poder…

*AUTOCONFESIÓN: El presidente norteamericano Donald Trump no solo fue puesto en evidencia por el New York Times sobre la reunión efectuada por delegados suyos con militares golpistas venezolanos, sino que ha estado declarando favorablemente a la opción de la intervención militar en Venezuela. También, en declaración en la sede de la ONU, manifestó algo así como que la estabilidad del presidente Maduro dependía de la posición que adoptaran los militares venezolanos, los cuales estaban en capacidad de derrocarlo. Craso error del presidente norteamericano, producto probablemente de la asesoría de dirigentes de la oposición, tipo Borges, Ledezma y otros que se la pasan viajando al exterior y calentándole las orejas a gobernantes de otras naciones con informaciones falsas. Trump pudiera recabar información en otras fuentes que coinciden en confirmar la lealtad de la FANB, ratificada oficialmente por sus Altos Mandos. Esta posición de Trump es deplorable. Rebaja su condición de presidente al incurrir en falsedades que lo colocan en el plan de un golpista cualquiera…

*PALABRA DE Donald Trump: “Venezuela es un desastre y hay que limpiarlo”. ¿No sería más apropiado, señor presidente de Estados Unidos, limpiar la Casa Blanca?...*NO FUE Elías Jaua quien adquirió material escolar en Colombia cuando estaba al frente del Ministerio de Educación. Entonces, ¿quién hizo la operación? ¿Se investiga el caso? 
 

]]>
<![CDATA[Economía, razón y emoción, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Economia-razon-y-emocion-por-Maryclen-Stelling--20181005-0081.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Economia-razon-y-emocion-por-Maryclen-Stelling--20181005-0081.html Más allá del ámbito material, la economía influye en nuestra calidad de vida y  bienestar,  en las actitudes positivas o negativas ante la realidad y frente a la incertidumbre económica.
 
En  las crisis económicas generalmente se tiende a prestigiar los efectos de  carácter político y social que se generan.   Por ende,  se descuida o minimiza la relación existente entre los factores económicos y el   bienestar psicológico de la ciudadanía. Es incuestionable el  impacto de la economía en la salud emocional de la población y, además,  el papel que juegan las crisis económicas en tanto condicionantes de tal relación.  Estudios sobre el tema demuestran la influencia de  los factores socioeconómicos y macroeconómicos en la salud mental, sin despreciar las condiciones familiares, personales y las capacidades  emocionales individuales.

En el país  la percepción de la crisis pasa forzosamente por el tamiz político y las narrativas mediáticas, fuertemente  comprometidas con factores político-ideológicos. Destaca, en este proceso, la profunda sensibilidad de la población frente al acontecer económico,  ante los factores nacionales y la geopolítica internacional, sin descartar las circunstancias personales en las que juega papel primordial  la identificación política. La vivencia de la crisis -representaciones, emociones- es impactada por la interacción dinámica que se establece entre el entorno  económico, el contexto político y las condiciones individuales.

Sin distingo político, impera en la ciudadanía  un sentimiento de inseguridad donde lo objetivo y lo subjetivo están fuertemente entrelazados.  La elaboración y el manejo de la inseguridad se realiza de manera diferenciada de acuerdo a la afiliación o simpatía política, en tanto variable mediadora. En el caso de las recientes medidas económicas y el nuevo cono monetario, los escenarios construidos por los medios, analistas nacionales  y extranjeros,  se debaten políticamente entre la certeza del éxito y la certeza del desastre. Desde esas certezas polarizadas, la ciudadanía realiza una tentativa de explicación, interpretación y reconstrucción.

Es importante reconocer y afrontar el discurso de la degradación económica, social y subjetiva; que promueve la pérdida de la ilusión y la esperanza; el discurso de lo amenazante, lo inseguro y de la desesperación que se apodera de importantes sectores de la población.

]]>
<![CDATA["Falso positivo", por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Falso-positivo-por-Rafael-Ramirez-20181006-0063.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Falso-positivo-por-Rafael-Ramirez-20181006-0063.html Este término, tan desprestigiado por su terrible origen como práctica “contrainsurgente” del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, en el que se asesinaban civiles, campesinos, y después se les colocaban uniformes de las “FARC” o del “ELN”, para decir que eran guerrilleros caídos en “combate”, y así adjudicarlo o mostrarlo como un éxito del Ejército Colombiano, ha sido utilizado por el gobierno de Maduro para referirse al fenómeno, nunca visto en nuestra historia, de la masiva salida del país, la emigración, de más de 2,3 millones de venezolanos, según reportes de la ONU.

 

Ha dicho el mismo Maduro, en alocución al país, que este tema es “un falso positivo”, para agredir al país. De esta forma, insiste el gobierno en ignorar, minimizar o subestimar este fenómeno, que no sólo es real, sino que desgarra a la familia venezolana, y que es una carga de profundidad contra nuestras posibilidades de reconstrucción de la patria. Se van todos los que pueden, pero sobre todo, nuestros jóvenes y profesionales. Es un duro golpe al alma de la patria: cada partida, cada emigrante, tiene una triste historia que contar, una experiencia dura que vivir, un volver a empezar y en muchos casos, implica ser sometidos a todo tipo de maltratos y vejámenes en tierras extranjeras.

 

A mí en lo personal, no deja de conmoverme, indignarme y entristecerme a la vez, saber de las historias, algunas de manera directa, otras referidas por relacionados y amigos, de nuestros jóvenes, trabajadores, profesionales, encarando esta nueva condición en el exterior y, sin perder lo “afirmativo venezolano”, en el sentido de Augusto Mijares, asumir con dignidad y coraje la realidad del emigrante.

 

Esta es una nueva condición, inesperada,  producto de una situación de deterioro de las condiciones de vida en el país, que hizo insostenible su situación económica, social, de seguridad, calidad de vida; la propia y la de sus hijos o padres, optando por salir del país, buscando un futuro para él o ella y los suyos, o para poder sostener desde afuera a los que quedaron en casa.

 

Aún sigo sin entender por qué el gobierno ha sido tan torpe y cruel en el tratamiento de este grave problema. El madurismo los trata como enemigos, los desconoce, los insulta, los abandona en el exterior, la Cancillería no les brinda protección consular, ni humanitaria en los países donde llegan nuestros compatriotas, mucho menos, exige respeto y la garantía de derechos para los nuestros, a los gobiernos extranjeros de esos países. 

 

El gobierno no plantea ninguna estrategia seria de retorno (más allá del show de un avión que regresa con 100 o 200 compatriotas, que es nada, frente a la realidad de los más de 2,3 millones que están fuera, pero los usan para exponerlos en declaraciones a los medios, como un “triunfo del gobierno”). No se ha hecho estudio alguno del problema para evaluar las causas, consecuencias y menos para hacer propuestas. Al contrario, el gobierno se aprovecha de esta tragedia humana: los maltrata en el “viacrucis” del “apostillamiento de documentos”, quiere captar y controlar las “remesas” que los migrantes mandan a sus familias; y ahora, les va a “sacar un ojo de la cara”, cobrándole más de 4 “salarios mínimos” al que quiera sus documentos para salir, es una retaliación. 

 

Pensando con respecto al tratamiento que el gobierno suele darle a los problemas del país, la manera tan irresponsable cómo los aborda, la ética que prevalece, (enlace de la “ética del desastre”), el abordaje mediático que les da a través de la hegemonía comunicacional que tiene con los medios que ha adquirido, la alienación que logra a través de la coacción y autocensura, y el uso masivo de las redes sociales que han estructurado con apoyo extranjero, podríamos bien caracterizar a todo este período de gobierno de Maduro, como un gigantesco “Falso Positivo”.

Todo en el gobierno de Maduro es un “Falso Positivo”, han echado mano de este recurso político del “Uribismo”, para crear una “realidad virtual”, diseñada para ganar y ganar tiempo y; sobre todo, para manipular a los amplios sectores sociales, populares, a los otrora dirigentes y partidos revolucionarios; para mantenerlos, a pesar del desastre y el bandazo a la derecha de su gobierno, bajo la creencia de que apoyan a un gobierno chavista o revolucionario.

 

Maduro es el primer “Falso Positivo”. Se autoproclama como el “hijo de Chávez”, y lo que ha hecho es barrer con el gobierno de Chávez, encarcela y persigue a sus ministros, borra su legado, destruye su obra y traiciona sus ideales; también se autoproclama “presidente obrero” y conduce un paquetazo anti obrero, donde se acuerda con la burguesía nacional; mientras la hiperinflación y la megadevaluacion, expropian el salario y el trabajo de los obreros, donde se destruye el trabajo.

 

Se autoproclama “protector del pueblo” y ha convertido al pueblo de Bolívar, al pueblo del 13 de Abril, en un pueblo manipulado en su pobreza y necesidades que corre detrás de un Carnet, una “Caja Clap”, de un “bono”, donde sus niños comen basura, sus hijos salen como pueden del país, sus ancianos pasan días en una cola miserable tratando de obtener su pensión, donde los enfermos mueren por falta de medicamentos.

 

Manipulan de manera cruel a los más débiles, a los que no tienen otra opción, los maltratan haciendo colas para todo, para que luego se sientan “agradecidos” porque consiguieron uno que otro insumo, “agradecidos” por recibir una Caja de carbohidratos y productos de mala calidad, agradecidos “porque con el salario mínimo ahora me puedo comprar un pollo”, entre otros tristes elementos que han convertido cualquier situación, que hace tan poco tiempo era normal, en un hecho extraordinario, lejos del alcance de las grandes mayorías: comer carne, queso, tomar leche, café, comprar ropa, calzado, mucho menos, un vehículo. Han impuesto como normal una vida de restricciones y privaciones que han provocado una tristeza colectiva. Es un país triste, resignado, sin expectativas.

 

Se autoproclama “constructor de victorias”, por su brutalidad con el uso de la fuerza y represión y sus habilidades en acordarse con la oposición y la derecha, mientras ha conducido al Chavismo y al socialismo a una derrota estratégica. Existe un rechazo generalizado en el país a la sola mención de la palabra revolución o socialismo, porque lo asocian a la gestión de Maduro, la única derrota que ha sufrido Chávez, ha sido de manos de Maduro: ha matado la pasión y el amor del pueblo por el socialismo, por la revolución.

 

Como Maduro sabe que es un “Falso Positivo”, entonces necesita de los mecanismos de manipulación y control social que han instalado y de los que no pueden prescindir, necesita manipular permanentemente al pueblo y seguir fabricando un prestigio que no tiene. Ya su círculo íntimo no sabe qué otras “odas y ollas” comunicacionales montar para Maduro, en un intento desesperado de darse algún tipo de autoridad ante el pueblo.

 

Es un severo problema para sus asesores de imagen, sus especialistas en imitación de Chávez,  sus expertos en manipulaciones del instinto primario de las masas, porque este desastre no tiene autoridad ni prestigio en el seno del pueblo, no emociona, porque no tiene ni una épica que mostrar, ni la acertividad de un jefe, mucho menos las virtudes que caracterizaron al Comandante Chavez: valor, honestidad, lealtad, estudio, trabajo.

 

De hecho, es tan extendida la certeza que existe entre los suyos de que Maduro no goza de autoridad en el país, que entonces la imponen por el miedo, el abuso de poder, al punto de llevarse presos a dos bomberos de Mucuchíes a los que se le ocurrió hacer un chiste, una broma de Maduro, que ya asomó la Fiscalía que les puede costar casi 20 años de prisión. Sin mencionar la cantidad de oficiales bolivarianos que están secuestrados por los organismos de inteligencia, o la prisión y aislamiento del General Rodríguez Torres, o las amenazas y persecución en mi contra.

 

Identificar este fenómeno en torno a Maduro, nó como un asunto de orden personal, como lo catalogan algunos para justificar su propia cobardía, se hace necesario para entender cómo se conduce todo el gobierno, cómo logran manipular o neutralizar amplios sectores políticos y sociales. Este es un gobierno “Falso Positivo”. Veamos algunos ejemplos emblemáticos.

 

La posición “anti imperialista” del gobierno, es un “Falso Positivo”. Movilizaron a un pueblo combativo a recoger “millones de firmas” contra el decreto de Obama, que jamás entregaron; buscan cualquier contacto con la administración norteamericana, tienen canales “secretos” de acuerdos, buscan desesperadamente que las transnacionales petroleras tomen las operaciones de una PDVSA destrozada; buscan sin ninguna vergüenza que alguna transnacional los reciba, aunque sea por la puerta de atrás, que vuelvan a sus antiguos dominios; se hacen “los locos” mientras las transnacionales están operando, y anuncian producción de petróleo en aguas en reclamación en el Territorio Esequibo.

 

El gobierno, presa de la ansiedad por encontrarse con Trump, sale a la ONU en Nueva York, sin agenda ni actividades propias, no lo recibieron, pero insiste en su discurso con “darle la mano”, lo pide a gritos, ante un auditorio vacío de diplomáticos, pero luego acá, en Caracas, dicen que era “mentira”, que eso sería una “deshonra”. Aunque lo que indico es cierto, el madurismo tiene convencidos, a los que lo apoyan, de que “luchan contra el imperialismo”.

 

La “guerra económica”, es otro “Falso Positivo”. Han utilizado este argumento, general, sin explicar en qué consiste esta “guerra”, para esconder su incapacidad en la conducción de la economía. Si esta “guerra” existiera, como lo proclama el madurismo, entonces es obvio que la perdimos hace más de cuatro años y , cuando menos, deberíamos cambiar a ese “general” y su “alto mando”.

 

Una hiperinflación proyectada a 1.000.000 %; una megadevaluación donde el tipo de cambio era de 10 Bs al inicio del año y hoy, en apenas, nueve meses, es de 62.000.000; una caída acumulada de hasta el 15% del PIB interanual durante cinco años; la caída de la producción de petróleo más pronunciada de nuestra historia: desde los 3 millones de barriles día en 2013 hasta 1,1 millones de barriles día, en septiembre de este año; escasez de alimentos, medicinas, servicios públicos, transporte. Un caos, que no se le puede seguir adjudicando al “Falso Positivo” de “la guerra económica”.

 

El gobierno de Maduro no ha estado sometido a más “guerra económica” que la que realmente sufrió el Presidente Chávez durante su gobierno, eso sí fue una guerra: precio del petróleo a 11 dólares el barril, Golpe de Estado, dos Paros Patronales de Fedecámaras, Plaza Altamira, Sabotaje Petrolero, producción de petróleo de solo 23 mil barriles día producto del sabotaje a PDVSA, “guarimbas”, Referéndum Revocatorio, bloqueo a fuentes financieras de la banca internacional, sanciones norteamericanas contra PDVSA, etc.

 

Pero el Presidente Chávez nunca usó esa confrontación como excusa en su gestión. Nó. El Presidente Chávez, tomaba decisiones, a tiempo, correctas. En su equipo económico, no había improvisación, trabajamos bajo su conducción, articulados y coordinados, recogiendo el pensamiento económico progresista del país: recuperamos la producción de PDVSA a tres millones de barriles día, recuperamos el precio del petróleo, revertimos la Apertura Petrolera, negociamos con más de 33 empresas transnacionales, subordinándolas al control del Estado, enfrentamos con éxito los juicios internacionales de la “Exxon Mobil” y la “Conoco Phillips”; controlamos la inflación que promedió 25% en el período, controlamos el tipo de cambio, logramos estabilidad cambiaria, salarios dignos, Misiones Sociales: La Robinson, Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Gran Misión Vivienda Venezuela; servicios públicos: electricidad, gas, agua, transporte, teníamos salud, programas de medicamentos para enfermedades de alto riesgo, educación; luego de conquistar la estabilidad política, logramos crecimiento económico de 7% del PIB cada año: había alimentos, medicinas, seguridad, estabilidad, inversiones, proyectos, programas, obras, trabajo.

 

Ante el asedio y la falta de financiamiento de la Banca Internacional, creamos nuestra nueva arquitectura financiera: el Fonden, el Fondo Chino, Fondo Independencia, los mecanismos de intercambios, compensaciones. Todo se informaba al país, se publicaban los índices económicos, no había acuerdos secretos, en PDVSA se hicieron públicos por primera vez los informes de gestión y los balances, no evadimos los mecanismos de control, ni las Leyes, ni la Constitución, se gobernaba de cara al país. Era el gobierno de Chávez.

 

La “lucha contra la corrupción”, es otro de los “Falsos Positivos” del madurismo. Se ha utilizado al Ministerio Público y al Poder Judicial para “judicializar la política”, como ha sucedido en Brasil, Argentina, Ecuador, es el recurso de la derecha para perseguir revolucionarios o contrincantes políticos. También lo ha usado la administración norteamericana, a través de la “OFAC”, solo que agregan el tema del narcotráfico a través de la “DEA”. Maduro y los maduristas actúan con la misma lógica y ética de ellos: acusan-condenan-persiguen capturan, sin derecho a la defensa, sin audiencias, ni presentaciones, violando la Constitución, los derechos humanos, la inviolabilidad de la residencia, la presunción de la inocencia, entre otros.

 

Es un “Falso Positivo”, que ha dejado el camino regado de presos sin ningún tipo de derechos, sin protección judicial, una PDVSA destruida, en proceso de privatización, una Misión Alimentación, desmantelada, para dar paso al negocio de las importaciones para las “Cajas Clap”, desmovilizaron las Misiones Sociales. Cuando afirman que ellos “han hecho más viviendas con menos plata”, que antes “era más fácil” porque era una “revolucion a 100 dólares el barril”, y otra cantidad de cosas miserables, han provocado un profundo daño a la reputación y el honor de personas e instituciones, han enlodado la gestión del gobierno del Presidente Chávez, caracterizándolo como un gobierno corrupto.

 

Maduro insinúa la corrupción a todos los niveles del Gobierno del Presidente Chávez, sin atreverse, todavía, a culpar directamente al Comandante, “gafo no es”, como dice una querida lectora de estos artículos.

 

Este “Falso Positivo” de la “lucha contra la corrupción”, lo adelantan e instigan funcionarios corruptos, fracasados, resentidos con Chávez y su gobierno. Lo estimula un presidente cuyo círculo íntimo y equipo político es la clara expresión de la corrupción en el país. Todos lo saben, conocen a sus testaferros, operadores económicos, mecanismos, fachadas, nadie se atreve a decir nada. Las agencias norteamericanas y otras instancias internacionales, siguen avanzando en sus investigaciones y recibiendo abundante información de los “socios arrepentidos” del madurismo. Esta es una historia que no va terminar bien para los responsables de estas maniobras. Como he dicho antes “están rociados de gasolina”.

 

El otro gran “Falso Positivo” de este gobierno, es que el suyo es un “gobierno socialista” ¡Qué daño monumental le han hecho a la causa del socialismo y al Chavismo cuando afirman que este desastre es un gobierno socialista! Mienten. Este es un gobierno de derecha, restaurador del capitalismo más atrasado y rampante, incapaz, del que se tenga historia, ni siquiera le sirve al capitalismo globalizado. Maduro anuncia medidas económicas que son de corte neoliberal, compite con Macri (tan criticado por el madurismo), en su absurda meta de “déficit cero”, privatiza PDVSA, entrega las operaciones petroleras, reservadas por la Constitución al Estado, a través de los ahora llamados “contratos de servicios petroleros”, entrega el Gas de la Patria y el Arco Minero a las transnacionales, a los privados, lo que alguna vez el Comandante Chávez llamo “la propiedad patria”.

 

Por otra parte, la devastación social causada por sus medidas económicas, han tenido efectos más perversos que los causados por cualquier paquetazo en el mundo, el deterioro de las condiciones de vida van desde la imposibilidad de consumir proteínas, comer lo que quieras, de transportarse, de vestirse, de comunicarse, divertirse hasta sufrir apagones más de 12 horas, el acecho del hampa, el secuestro o morirse por no conseguir las medicinas.

 

Hoy día tenemos una sociedad y un país fracturado socialmente, más injusto que nunca, desigual. Un reciente trabajo del profesor Luis Pedro España, con los datos de la “Encovi”, indica que nuestro país es el segundo más desigual en la región, con un coeficiente de Gini (una medida de la desigualdad dentro de un país, mientras más cercano a cero, hay mayor equidad, cuando se acerca a uno hay más desigualdad) que pasó de 0,407 en el 2014 a 0,681 en el 2017, ¡Un desastre! Nuestra sociedad durante el período del Presidente Chávez era el segundo, después de Uruguay con mayor equidad en la región, es decir, el segundo con un coeficiente de Gini más bajo. Ahora después de cinco años de Maduro en el poder, se acerca más a la estructura social de Haití, país hermano que se ha mantenido como el más pobre del hemisferio.

 

Me pregunto ¿esta realidad no llama a la reflexión a tantos voceros del gobierno, que son tan fáciles al aplauso, pero tan dados al insulto o a la descalificación?

 

Ahora en nuestro país, existe, por un lado, una élite poseedora de recursos y con acceso al poder y sus divisas, vive un país de fantasía, son los nuevos ricos y magnates a los cuales les importa poco la situación, no la sufren. Por el otro, una inmensa mayoría, cercana al 80% del país, que está “pariendo” el día a día, que no tiene alimentos, no tiene seguridad, ni servicios, ni esperanzas. Manipulado por los “Falsos Positivos” del madurismo y por los mecanismos de control social, que medran en la miseria, en la necesidad, en el hambre para manipular y destruir conciencias. Han destrozado la dignidad y autoestima del pueblo de Chávez.

 

Maduro entrega nuestra soberanía económica, y nuestras conquistas sociales y políticas, porque está dispuesto a hacer lo que sea para mantenerse en el poder. Sigue agitando el trapo rojo, utiliza al Socialismo y a Chávez para hacer todo lo contrario, todavía consigue incautos.

 

Como los señalados, hay gran cantidad de “Falsos Positivos” del gobierno. Más que hechos aislados, errores, o como se quiera justificar, es una línea de acción deliberada del gobierno: mentir y manipular, mientras ganan tiempo para terminar de desmontar y entregar lo que nos queda de país. Esto es una técnica de neurociencia y manipulación de masas que seguramente aprendieron de quienes les manejan la propaganda y articulan los mecanismos de control social.

 

Al momento de cerrar estas notas, me envían de PDVSA mensajes y videos de las protestas en defensa de un salario justo para los trabajadores. Los acompaño en su lucha, en sus aspiraciones que son justas. El gobierno, en su “Falso Positivo” y lógica de destrucción de la industria, ahora pretende desconocer los importantes logros laborales de la industria, producto de la lucha de los trabajadores.

 

Bajo nuestra gestión, la gestión junto al Presidente Chávez, jamás le escamoteamos derechos a los trabajadores y siempre firmamos y avanzamos en Convenciones Colectivas progresivas, de protección y beneficios, características de un gobierno verdaderamente revolucionario y popular ¡Adelante muchachos! Con Chávez Siempre, ¡Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[Educación intercultural Bilingüe]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Educacion-intercultural-Bilingue-20181005-0079.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Educacion-intercultural-Bilingue-20181005-0079.html La educación intercultural bilingüe (EIB), como modelo educativo es una respuesta necesaria a la realidad multicultural, su carácter promotor del reconocimiento a lo diverso se hace pertinente en el marco de la convivencia societaria de paz y encuentro entre ciudadanos y conciudadanos que deben superar los complejos del etnocentrismo, xenofobia y racismo para formar personas criticas y conscientes de su rol en la sociedad plural. 

 Su impacto social en las sociedades amerindias ha sido altamente relevante, en virtud de convertirse en un canal para la exposición de las visiones propias de los pueblos contrapuestas a otras formas de mirar a la humanidad y la naturaleza. Diversos son los fundamentos que la sustentan no sólo en el plano científico sino metódico y hasta filosófico  permeables al proceso educativo y social. 
 En Venezuela, este año se cumplen 39 años de su origen con el decreto presidencial 283 de 1979, lo cual bien vale la pena conmemorar, porque es entonces, cuando se inicia la motivación política de reconocer la diversidad lingüística y multicultural de la nación, en este trayecto, son muchos los personajes que han contribuido significativamente en la revitalización de los idiomas nativos a través de la creación de cartillas, grupos de trabajo, investigación y otros esfuerzos dignos de reconocer. 
 Algunos se preguntarán: ¿Qué ha pasado en estos 39 años de existencia de EIB en Venezuela? Personalmente, considero que muchos han sido los aportes de este modelo educativo, por ejemplo; su preexistencia a la Constitución nacional de 1999, permitió que se contemplara el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas en el país. 
 No obstante, no podemos dejar de observar que el avance jurídico no se desarrolla en las políticas educativas de carácter intercultural como debiera ser, contrariamente seguimos enfrentando una realidad étnica desasistida que no se equipara con los espacios de poder alcanzados, reconociendo que no es problema del modelo sino del que lo ejecuta actualmente. Es así como, entre los aciertos y desaciertos en estos 39 años de EIB en Venezuela hay grandes compromisos contemplados tanto de aliados como de nativos. Desde la universidad auguramos los cambios que requieren las formas de concebir la política educativa intercultural. 
 

]]>
<![CDATA[Un corazón de mano tendida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-corazon-de-mano-tendida-20181005-0078.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-corazon-de-mano-tendida-20181005-0078.html Hoy, cuando tanto prolifera la exaltación del yo agresivo, dispuesto a todo con tal de proyectar una cultura competitiva, nada solidaria, que nos empobrece como jamás, pues lo importante es trabajar juntos y hacerlo para lograr un compromiso más humanístico, respetuoso con todas las culturas, nos hace falta pararnos y recapacitar. Por cierto, hemos de repensar sobre aquellas labores que han de estar enfocadas en las cosas que importan, haciéndolas de manera más eficiente. Sirva como ejemplo la actuación enérgica de cambio, propiciada por el primer ministro de la India, Narendra Modi, dispuesto a reducir el uso del plástico y de promover la energía solar, importante tarea distinguida por la ONU recientemente con el premio “Campeones de la Tierra”. Confiemos en que proliferen estas invencibles acciones. Es muy triste pasar por la vida sin dejar rastro.  Desde luego, hay estampas que nos vivifican.

Ciertamente, en ocasiones, nos perdemos en temas sin importancia, y omitimos lo que realmente es fundamental para nuestra supervivencia como especie. Desde luego, si el saneamiento universal y la energía renovable, son vitales para el desarrollo de la humanidad, aminorar los conflictos en el mundo es trascendente. En este sentido, nos alegra que la filosofía de rechazo a la violencia que inspiró al inolvidable Mahatma Gandhi sea uno de los faros que guía la labor de las Naciones Unidas, frente a esta incertidumbre permanente que soportamos, en parte por carencia de diálogo y entendimiento, por la ausencia de compromiso con la verdad y también con el bienestar de sus moradores, habiten donde habiten en la faz de la tierra.

 Por eso, hace falta un corazón de mano tendida, cooperante siempre con la diversidad, de respeto que ha de compartirse entre unos y otros, evitando contiendas inútiles que a todos nos perjudican. Para empezar, a mi juicio hay que acabar con las sanciones relacionadas con necesidades humanitarias. 
No podemos agravar las situaciones o extender la disputa. Sin duda, es bueno superar la desconfianza, las actitudes defensivas para ir al encuentro más allá del propio entorno, si cabe con una conciencia poética que nos conduzca a estilos de vida más auténticos, al menos para poder practicar el arte del acompañamiento con aquellas gentes abandonadas e incomprendidas. Caminar solo, aparte de ser muy aburrido, es desalentador por propia naturaleza humana. Acompañar, pues, ya sean momentos de alegría o de dolor, nos gratifica y es de agradecer siempre. 

 Dicho lo cual, pienso que nos faltan hojas de rutas mancomunadas, pues más pronto que tarde podemos lograr aquello que nos propongamos, a poco que corrijamos actitudes corruptas que socavan el crecimiento inclusivo. En consecuencia, hemos de reflexionar sobre el modo y manera de construir un futuro compartido en un mundo tan fracturado como el presente, en el que abunda la opulencia insostenible de algunos, mientras hay otro orbe circundante cada día más empobrecido. 
Por tanto, la brújula de la justicia social debe orientarnos hacia otros vínculos más justos, empezando por los modelos económicos que han de respetar una ética de desarrollo integral  basada en principios que pongan en el centro a la ciudadanía, sus derechos y obligaciones, sin obviar que una distribución justa y equitativa de los beneficios contribuye a armonizarnos. 

 Precisamente, desde este espíritu de concordia es como se construyen puentes que nos forjan a reencontrarnos hasta consigo mismo. La mano extendida hacia uno y hacia todos es un signo vivo  de hermanamiento, tan necesario como el aire que respiramos. Nuestra respuesta a este mundo dividido tiene un nombre, se llama hacer familia, que es lo que pide la continuidad de nuestro personal linaje como tal. No es cuestión de vencernos en venganzas. 
Tampoco nos interesan las políticas del ojo por ojo, porque al final acabamos todos enfrentados, y lo fundamental no son las luchas, sino las vidas salvadas del sufrimiento, de nuestras miserias, que lo único que hacen es arruinarnos hasta la dignidad que todos nos merecemos como seres vivos. Dignifiquémonos con nuestra libertad. Que nadie nos la robe.

]]>
<![CDATA[El teletrabajo: Nuevo paradigma laboral en la Sociedad del Conocimiento]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-teletrabajo-Nuevo-paradigma-laboral-en-la-Sociedad-del-Conocimiento-20181005-0069.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-teletrabajo-Nuevo-paradigma-laboral-en-la-Sociedad-del-Conocimiento-20181005-0069.html El teletrabajo no es una profesión sino una nueva forma de desarrollar una actividad productiva. Consiste en trabajar a distancia haciendo un uso intensivo de la amplia gama de tecnologías de información y comunicación (TIC).

Las  computadoras conectadas a internet han hecho posible una gran variedad de alternativas laborales desde lugares muy distantes a los tradicionales centros de trabajo. Permiten la deslocalización y reubicación física de los trabajadores, con base en la dotación de los medios técnicos necesarios, tales como: radio, televisión, teléfono fijo y móvil, escáner, computador, internet, correo electrónico, web, blog, Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram, etc.

El impacto del teletrabajo

El impetuoso avance de las TIC facilita que buena parte de la nómina desarrolle su función desde sus propias casas o desde un centro de telecomunicaciones equidistante. Diferentes estudios coinciden en señalar que, en los próximos años, al menos un 25 % de los trabajadores de cada empresa e institución realizarán sus tareas sin necesidad de hacer acto de presencia en el tradicional lugar de trabajo.

La masificación de su práctica desencadenará importantes transformaciones en las condiciones económicas y sociales de las empresas y personas:

  • Ahorro considerable de energía eléctrica al no tener que activar sistemas de luces, aires acondicionados integrales y uso de ascensores.
  • Se aliviará el tráfico al hacer innecesarios los desplazamientos diarios desde la casa  al lugar de trabajo y viceversa.  
  • Se ahorrará combustible y se aliviará la problemática de la contaminación por smog en las principales ciudades.
  • Aliviará el colapso del transporte público, reduciendo el estrés individual y colectivo por retrasos en la hora de llegada.
  • Permitirá importantes ahorros en los costos fijos de infraestructura física de edificios de oficinas, alquileres, mantenimiento, mobiliario, etc.
  • Los trabajadores ahorrarán tiempo y el dinero gastado en transporte y comidas.
  • Mejorará la calidad de vida y la satisfacción con el trabajo realizado.
  • Al flexibilizar el horario madurarán las condiciones para la reducción de la jornada laboral.
  • Surgirán nuevas formas de ocupar el tiempo libre y se ampliarán las relaciones interpersonales a través de la creciente gama de redes sociales.

Requisitos para la práctica del teletrabajo

El teletrabajo tiende a convertirse en un fenómeno social, capaz de cambiar radicalmente las formas de organizar la jornada laboral en las empresas e instituciones, modificar las relaciones sociales de producción y los hábitos de los ciudadanos. Su adopción implica el paso de un modelo de organización centralizada, piramidal y jerárquica, basado en la división funcional del trabajo, a otro desconcentrado, horizontal y dinámico, en el que la filosofía de trabajo se centra más en el logro de objetivos y metas que en el cumplimiento de un horario.

Pero no todos pueden ejercer la modalidad del teletrabajo. El aspirante o candidato debe cumplir con un perfil adecuado y unas competencias fundamentales. Debe tener dominio de herramientas informáticas; capacidad de organizar productivamente su tiempo y lugar de trabajo; tener responsabilidad, autodisciplina y habilidades de comunicación interpersonal a través de Internet.

La práctica exitosa del teletrabajo exige un uso intensivo de las TIC para la generación de valor agregado; disponer de un sistema de control de gestión altamente formalizado, así como sistemas de trabajo basados en la dirección por objetivos o trabajo por proyectos.

En definitiva, los teletrabajadores cumplirán su jornada laboral a través de Internet, la cual les permitirá obtener y enviar la información necesaria para desarrollar su trabajo, de acuerdo a los objetivos, metas y tiempos convenidos.

Oportunidad para los excluidos

El teletrabajo impulsa un nuevo mercado laboral que representa una oportunidad sin precedentes para personas con limitaciones físicas o discapacitados, madres de familia que no pueden someterse a un horario rígido, personas de la tercera edad y jubilados.

El hecho de que el trabajo pueda desarrollarse en diferentes lugares, incluida nuestra propia casa, proporciona a las personas con limitaciones físicas ventajas muy importantes: no requieren movilizarse diariamente de un sitio a otro, ni la asistencia de un familiar o tercera persona para desplazarse. Tampoco se requiere la adaptación especial del lugar de trabajo en la empresa u oficina pública.

Flexibilidad en el horario

Una de las ventajas más importantes del teletrabajo es la flexibilidad en el horario. La posibilidad de poder elegir si se trabaja de día o de noche, los fines de semana o los días laborables. Todas estas ventajas constituyen un aspecto clave para evaluar al teletrabajo como una herramienta en la lucha contra el desempleo, la pobreza, la exclusión social, la compensación por bajos sueldos y dificultades en los sistemas de transporte colectivo colapsados.

He aquí una muestra de las actividades que pueden ser realizadas mediante teletrabajo.

  • Medios de Comunicación Social: entrevistas, reportajes, artículos de opinión, análisis, etc.
  • Consultoría Jurídica, elaboración de documentos a ser notariados y registrados.
  • Consulta médica y telemedicina
  • Diagramación de libros y revistas, diseño de folletos, pancartas y afiches.
  • Imagen corporativa, publicidad en medios impresos y electrónicos, papelería y logotipos, diseño gráfico de anuncios, catálogos con productos, precios, características.
  • Diseño, realización y producción de CD y páginas Web.
  • Comercio electrónico, recepción de pedidos, despacho y cobranza 
  • Servicio de Contabilidad: balance general, estado de ganancias y pérdidas, declaración de impuestos, estadísticas, etc.
  • Manejo de nóminas, pagos a seguridad social, realización y seguimiento de contratos, bajas laborales, documentación fiscal.
  • Digitalización y manejo de archivos, traducción y transcripción de documentos
  • Organización en línea de viajes, foros, asambleas, congresos, encuentros, etc.
  • Compra y venta de vehículos, inmuebles, artefactos electrodomésticos.
  • Reservación de pasajes aéreos, hoteles, paquetes turísticos, etc.
  • Oferta de servicios de mantenimiento y asistencia: averías, grúas, mecánicos, albañiles y otros servicios.
  • Gestión de los canales de distribución y comercialización: facturación y seguimiento de la entrega del pedido, control y reposición de inventarios.
  • Telesecretaría: atención telefónica, recepción y emisión de fax, correo electrónico y  correo ordinario, gestión de agenda, servicio de reclamos, dirección comercial. 

]]>
<![CDATA[Marcha, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Marcha-por-Roberto-Malaver-20181004-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Marcha-por-Roberto-Malaver-20181004-0091.html ¡Si quieres paz, prepárate para la guerra! Estos chavistas no se cansan de hacer marchas por la paz. En un país donde hay tantas guerras: mediáticas, económicas, psicológicas y más, vienen estos tipos y se la pasan llamando a la paz, paz, paz, y lo peor es que siempre que marchan va un gentío, que seguramente son los que están deseando que haya un peo para que se acabe la vaina. 

En cambio nosotros estamos llamando a la calle, a defender tu salario, no a marchar, porque sabemos que no va a ir nadie, además, le decimos a la gente que se acerque a las inspectorías del trabajo, y que se amuñuñen ahí para la foto. Lo malo de esa vaina es que la invitación la hizo Andrés —Paro General— Velásquez y a lo mejor no va nadie a esa vaina, porque ya sabemos que no hay nada más inútil que un llamado a paro de este hombre de acero cincuenta.


Si uno se pone a sacar cuenta de la cantidad de marchas por la paz que han hecho estos marginales chavistas, seguro que nos vamos a encontrar con que tenemos record internacional como país haciendo estas marchas.

Estos tipos hacen esa vaina para tener en que entretener a ese montón de gente que anda por allí sin hacer nada. Deberían hacer un llamado a la marcha de la siembra general, y se van ese montón de carajos al campo a sembrar, y así si se pone buena la vaina, y después, cuando pase un tiempo, hacen un nuevo llamado, pero ahora a la marcha de la cosecha general, y se van a recoger el fruto de la marcha de la siembra, pero no, estos carajos salen a la calle a joder, para que uno sepa que hay chavistas que jode, y para que los países que nos quieren ayudar mandando alimentos y medicinas, se echen para atrás porque “allá en Venezuela hay un montón de chavistas que salieron a bailar y a cantar y a  pedir paz por las calles de Caracas y se nota que esos carajos no quieren ninguna ayuda nuestra”.

Por eso hacen la marcha, para que Darío –Gritón- Vivas monte cuatro o cinco tarimas y ponga una fiesta en cada equina y después salen los tuiteros con las noticas por todas partes de que el chavismo marchó pidiendo paz, paz, paz, así como nosotros pedíamos en nuestros tiempos de guarimbas, libertad, clap, clap, clap.


Haciendo marchas son unos machetes esos chavistas, pero para solucionar el peo que tenemos de frente y de perfil, no tienen tiempo, porque se la pasan en una sola marcha. Allí está, por ejemplo, el barco chino vino y se fue cuando vio que tenía una cola enorme de chavistas que se querían ir para China y estaban diciendo que no, que se querían curar un montón de enfermedades infantiles y adultas que tenían.


El papá de Margot llegó molesto porque estuvo en la inspectoría del trabajo y el único que estaba ahí reclamando su salario era Andrés —Paro General— Velásquez. “Y ese carajo no trabajó más nunca. ¿Qué salario le están pagando a él para que reclame? El a mí no me jode, como dijo el compañero Lusinchi”. Y se fue al cuarto y  agarró la puerta y le metió ese carajazo tan duro, que la nevera se abrió, y menos mal que nada más tenía una jarra de agua adentro. Y un vecino gritó: “Apiádate, desgraciado”.


-Únete a la marcha.- Me canta Margot.

]]>
<![CDATA[¡Bravo, Juan Pablo!, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Bravo-Juan-Pablo-por-Antonio-Perez-Esclarin-20181004-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Bravo-Juan-Pablo-por-Antonio-Perez-Esclarin-20181004-0090.html El pasado sábado, 29 de septiembre,  Juan Pablo Guanipa, diputado de la  legítima Asamblea Nacional, y Gobernador electo del Zulia según la voluntad mayoritaria del pueblo zuliano, fue detenido por sujetos armados vestidos de civil que resultaron ser policías municipales de San Francisco. Guanipa y un grupo de compañeros de partido venían de conversar con los comerciantes y público en el Sector Los Cactus de la parroquia Domitila Flores. En la esquina de la Avenida 10 con la 18 de Sierra Maestra, fue interceptado y golpeado el vehículo en que viajaban, y cuando salieron fueron agredidos verbal y físicamente, les destrozaron la ropa y les retuvieron los celulares y la cámara. Mientras los sometían, les gritaban expresiones como “¿Ustedes creían que podrían hacer política en San Francisco sin consecuencias?” “Esto es para que no vuelvan a este municipio”. 


Los llevaron a la sede policial y si bien fueron  liberados al poco rato, no podemos permitir y mucho menos acostumbrarnos a que hechos como este sean considerados normales y queden impunes, pues evidencian una conducta autoritaria y claramente anticonstitucional y antidemocrática. No olvidemos que la genuina democracia es un poema de la diversidad, que no sólo tolera sino que celebra las diferencias. Precisamente porque todos somos iguales, todos tenemos derecho a pensar y actuar según nuestra conciencia (cosa que algunos parecen haber perdido), dentro de las normas constitucionales y los derechos humanos. 


Más allá de que violaron el artículo 200 de la Constitución que garantiza la inmunidad parlamentaria del diputado Guanipa, fueron también violentados otros derechos fundamentales como  el de  libertad de expresión, de desplazamiento  y de que nadie puede ser detenido sin una orden judicial. Pero lo que verdaderamente resulta intolerable es que el amedrentamiento, los golpes y la violencia se conviertan en el modo normal de hacer política.

La violencia es la más triste e inhumana ausencia de pensamiento. Valiente no es el que amenaza, agrede o golpea, sino el que es capaz de dominar sus propias tendencias agresivas y las convierte en canal de encuentro y construcción de vida. Sustituir amenazas por argumentos es hacer que triunfe la sinrazón y la barbarie. Como dijo Unamuno cuando fue detenido por las hordas fascistas del franquismo “Venceréis pero no convenceréis”. Si la política se degrada a conductas de guapos y apoyados que gritan sus razones con las bocas de sus armas, estaremos cavando una tumba a la convivencia y los derechos humanos fundamentales. 


Se podrá estar de acuerdo o no con la decisión de Juan Pablo Guanipa de no querer juramentarse ante la  Asamblea Nacional Constituyente, por considerarla ilegal e ilegítima,  lo que permitió que llegaran al poder en el Zulia personas que nunca lo hubieran logrado si realmente funcionara la democracia;  pero con esta actitud, ciertamente discutible, Guanipa demostró coherencia, humildad y un gran desprendimiento.  


Después de su liberación, Juan Pablo Guanipa se apresuró a afirmar que estos hechos, en lugar de amedrentarle, fortalecen su decisión de seguir trabajando con decisión y entrega por rescatar a Venezuela mediante métodos no violentos. No me cabe la menor duda de que lo seguirá haciendo.  Si algo le sobra a Guanipa es coraje, amor a esta tierra  y una ética a toda prueba, ética que no parece abundar mucho  en la mayoría de los políticos.  
 

]]>
<![CDATA[El Abra Solar de Alejandro Otero: color, espacio, luz y movimiento en la Plaza Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Abra-Solar-de-Alejandro-Otero-color-espacio-luz-y-movimiento-en-la-Plaza-Venezuela-20181004-0017.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Abra-Solar-de-Alejandro-Otero-color-espacio-luz-y-movimiento-en-la-Plaza-Venezuela-20181004-0017.html ¨Hoy tenemos una pieza monumental, que cambia de color según la luz a la que intente acercarse, y cuyas ¨mariposas¨ mecidas por el viento, promueven el movimiento de los capitalinos, para integrar un ¨museo al aire libre¨ de visita gratuita y cotidiana para todos”

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*t_HUljLPxX8e9JgXocovLw.jpeg

El ¨Abra Solar¨ de Alejandro Otero en Plaza Venezuela

La Plaza Venezuela, es hoy el Complejo más representativo del cinetismo urbano en Latinoamérica. Sus obras, ¨Fisicromía¨ de Carlos Cruz Diez en Homenaje a Don Andrés Bello, ¨Pariata 57¨ de Omar Carreño, la Fuente de Santos Michelena y el Abra Solar de Otero, conforman al unísono, con su jardines y colores, un espacio donde la luz y el viento se confabulan a favor del movimiento.

Las piezas indicadas son ejemplo de cómo Otero buscó representar la realidad cambiante; primero, a través del uso de la técnica de la perspectiva; y luego, con la creación plástica tridimensional. Ésto, porque, el papel del arte abstracto es el de crear los medios para la percepción, de aquello que el ojo humano no puede advertir de forma directa.

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*SRGf7gST5Nn7GR_t_TEghw.jpeg

El ¨Abra Solar¨ antes de nuestra intervención

Al efecto, cuesta imaginar el trabajo que en nuestra gestión de PDVSA LA ESTANCIA (2004–2014), cuya principal intención fue la de recuperar sistemáticamente de la memoria colectiva mediante la humanización el espacio vital del citadino, se realizó para rehabilitar la obra ¨Abra Solar¨ de Alejandro Otero, que conjuntamente con su pieza ¨Aguja Azul¨, representara a Venezuela en la Bienal de Venecia de 1982, la cual, encontramos destruida y que, gracias a nuestra intervención, engalana actualmente con su grandiosidad, nuestra Plaza Venezuela.

Se trató desde el principio de entender al artista, Alejandro Otero, representante del Movimiento de los Disidentes de 1951, promotores del ¨op art¨ o ¨arte abstracto¨, sobre el que, ante las críticas de los conservadores, alegaban que el mismo representaba un lenguaje universal, entendible para todos (a pesar de no representar fielmente al paisaje), pero a través de la creación de formas únicas que se repiten rítmicamente en el espacio.

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*x1ZcUf5df5272eyHS3RELg.jpeg

Primer Prototipo del ¨Abra Solar¨ colocado en los jardines de PDVSA La Estancia

Así, el 11 de junio de 2006, con motivo de la inauguración de la exposición ¨Abra Solar de Alejandro Otero¨, en la sede de PDVSA La Estancia, bajo la dirección del curador Carlos Palacios y el museógrafo Nanín García, y la guía de su hija, Mercedes Otero Pardo, con obras demostrativas del desarrollo del artista desde el paisaje y los retratos hasta la abstracción, colocamos en los jardines el Primer Prototipo del ¨Abra Solar¨, ésto es, la primera de las 34 ¨Mariposas¨, que construyéramos en su totalidad y de las que, 33 se destinaron a la Escultura Monumental que hoy la conforma.

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*Z9eJj5OxNMpcfv2ZtYG1VQ.jpeg

La obra de Alejandro Otero implicó la elaboración de 34 piezas de metal giratorias, llamadas por el autor ¨Mariposas¨, pues no era sino su revoloteo provocado por el viento y nó generado por motor mecánico alguno, lo que buscaba el artista en su proceso de explicarse el vacío, a través del movimiento o cambio constante de la realidad circundante.

https://cdn-images-1.medium.com/max/600/1*Z5uzb6RGr7X9Wqk966dHKg.jpeg

Gracias a nuestro proyecto, realizado como siempre, con el mejor de los equipos con el que pocos hemos tenido la fortuna de contar, éstas fueron realizadas en nuestro país (no así las anteriores), y con material venezolano.

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*SsDnZtWKkiYkny5UzPEqzg.jpeg

Bajo la conducción del Ingeniero Wilker Alvarado y el hijo del artista, Gil Otero, fuimos construyendo y montando durante 6 meses consecutivos en la propia Plaza Venezuela, el ¨Abra Solar¨ de Otero, acotando los trabajos en una suerte de ¨taller al aire libre¨, en el que, con gigantografías se dieron las explicaciones del proceso, y se fijaron los plazos de su recuperación, para interesar al transeúnte en su goce y contemplación. Todo con el rigor metodológico de nuestra PDVSA LA ESTANCIA, en la intervención de obras que conformaran el patrimonio cultural de nuestro país, y siguiendo la normativa nacional e internacional en la materia.

Entregamos a Caracas el ¨Abra Solar¨, el 9 de junio de 2007. De esa forma, hoy tenemos una pieza monumental, de 16 metros de ancho por 42 de alto, que cambia de color según la luz a la que intente acercarse, y cuyas ¨mariposas¨ mecidas por el viento, promueven el movimiento de los capitalinos, para integrar un ¨museo al aire libre¨ de visita gratuita y cotidiana para todos, y generar el uso social del espacio público que la circunda. Todo con la iluminación ¨LED¨, que bajo la campaña ¨Sabana Grande Brilla para tí ¨, colocamos en la Plaza como parte del ¨Eje Cultural Plaza Venezuela- Sabana Grande¨, en el que nuestras actividades culturales con los criterios de programación de PDVSA LA ESTANCIA, basados en el reforzamiento de nuestra identidad desde la diversidad, garantizarían el empoderamiento responsable y cuidadoso del espacio para su mejor disfrute.

“Regalémosle a nuestra dinámica cotidiana, el viento, la luz, el espacio y el movimiento del ¨Abra Sola de Alejandro Otero, visitando nuestra Plaza, la Plaza Venezuela, ¨donde confluye el amor por Caracas”

https://cdn-images-1.medium.com/max/800/1*cHXHVjfrTVc-mx8bVd6alw.jpeg

 

]]>
<![CDATA[La plataforma de conflicto y el 5 de octubre: ¿Qué viene? ¿A dónde vamos?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-plataforma-de-conflicto-y-el-5-de-octubre-Que-viene-A-donde-vamos-20181003-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-plataforma-de-conflicto-y-el-5-de-octubre-Que-viene-A-donde-vamos-20181003-0093.html El 24 de septiembre de 2018, la oposición venezolana marco un nuevo hito político, pero éste es distinto a los anteriores.

La Plataforma de Conflicto nace como expresión demandada por sectores parte del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), y otros factores que no son parte de él pero que comprenden que la unión debe traducirse en acciones concretas.

El 20 de julio de este año, el FAVL como consecuencia de un debate intenso que se daba en su seno y en la opinión pública en general, convocó a una consulta abierta sobre el debate de si era pertinente o no llamar a una huelga o paro nacional y cuáles debían ser las condiciones de tal convocatoria.

El resultado de dicha convocatoria que se efectuó por diversas vías utilizando una guía de orientación metodológica para tal fin, dio como resultado después de dos semanas, que existía una imperiosa necesidad de convocar a una Huelga pero cuando las condiciones estuviesen dadas, desde una instancia mucho más amplia a la del FAVL y debía trabajarse en unión para lograr tal fin.

Ese mandato de la consulta fue comunicado públicamente y se decidió llamar a constituir un comité nacional de conflicto que articulara todas las luchas para acumular fuerzas con el fin de llamar a una “Huelga Nacional”, asumida como una acción de protesta nacional conjunta y organizada sin repercusiones jurídicas tal como lo podría ser una “Huelga General”, superando los llamados a “paro” de un país que ya la dictadura lo tiene parado.

Constituido un equipo promotor para tal fin, se iniciaron los debates sobre lo que debía ser una instancia de articulación y unificación de luchas desde los temas laborales y ciudadanos, con el objetivo de acumular fuerzas que permitan definir acciones más contundentes también desde lo político.

Parte del debate, desde mi opinión, ha sido que las luchas hasta hoy desarrolladas o eran extremadamente políticas: “Maduro vete ya”, o extremadamente reivindicativas: “Aumento de salario ya” o “queremos un gobierno que gobierne”, y las dos luchas carecían de comunicación con el objetivo final de la protesta: un cambio verdadero que permita generar las condiciones para una justa valoración del trabajo, respeto del Estado de Derecho y restablecimiento del hilo constitucional, que pasa por un cambio de modelo político, que tiene como el mayor escollo el actual gobierno y por tanto salir de él es un paso fundamental para lograr los cambios de fondo, lo que no descarta exigir mientras la dictadura ostenta el poder y se acumulan fuerzas para evocar un 23 de enero del siglo XXI, presionar para que algunas cosas que son derechos adquiridos se respeten y punto, utilizando estas luchas para conquistar espacios que logren el objetivo supremo.

En ese sentido, y a pesar de las posiciones irreductibles de algunos, se logró, con el esfuerzo de demostrar la voluntad cierta de articular, sin afán de protagonismo o de arrebato de las luchas que libra cada sector, que todos: sectores sindicales, gremiales, vecinales, económicos y de los partidos políticos nos pusiéramos de acuerdo en constituir una Plataforma de Conflicto, que tiene como objetivo fundamental acumular fuerzas en medio de la lucha para desarrollar una huelga nacional que sea el primer paso hacia una verdadera demostración de fuerza organizada de toda la sociedad civil venezolana, sin sectarismo, y así decirle a la dictadura y al mundo que no solo existe gente capaz de confrontar la tiranía sino gente capaz de tener propuestas para lograr cambiar las cosas.

Siendo esto así, la Plataforma ya constituida, de manera silenciosa y sin muchos aspavientos decidió nacer con una Proclama de Conflicto, presentada entre todos en el Aula Magna este 24 de septiembre.

Un éxito que algunos toman por las ramas. El contenido fue impecable, la Proclama, primer documento que desde hace años goza del consenso pleno de la mayoría de la oposición venezolana y sectores organizados, la asistencia plena, totalmente organizada y calculada a pesar de los temores de algunos de que no llenaríamos el Aula Magna, y la satisfacción de todos plena, a pesar de algunos errores, como el abuso en el uso del tiempo de algunos oradores que además desencajaron en el discurso, asunto que en el marco de la evaluación crítica interna se recalcó para que no volviera a suceder.

Sobre la cantidad de intervenciones, a pesar de que algunos asumieron que fueron demasiadas, los que estuvimos en la organización entendimos que era necesario para que todos nos sintiéramos incluidos y corrimos el riesgo.

Sobre el video de Alí Primera, siempre hay detalles que se escapan, y ese punto no fue suficientemente bien debatido en la organización, sin embargo, ninguno de los miembros de la Plataforma lo vimos mal, ya que la apropiación de símbolos también debe estar en disputa, y esto es parte del debate pendiente, pero los más triviales, se enteraron del evento por este hecho que generó cierto “escándalo en las redes sociales, y eso también podemos asumirlo como parte del éxito del evento.

Al final, un evento que no queda ahí, ya que además de presentar una proclama que deja claro los motivos de las luchas, indica pasos certeros para el cambio del país que queremos y delinea acciones en ese sentido.

Acciones convocadas por cada sector, y una lucha conjunta como inicio de las acciones para el 5 de octubre en todas las Inspectorías del Trabajo de país, es una ruta clara que evidentemente no devela todo a la dictadura, pero que le dice a la gente que si hay esperanza.

El 5 de octubre, es una primera acción tanto reivindicativa como política, porque no le vamos a pedir a las Inspectorías que atiendan un caso, les vamos a exigir a los funcionarios de la dictadura que obedezcan el mandato del pueblo expresados en los contratos colectivos, y vamos a demostrar la fuerza que tenemos para hacer imponer el Estado de Derecho sobre la arbitrariedad del tirano.

Ese día se anunciarán las próximas acciones en otros ámbitos, y la agenda crecerá en la medida que las fuerzas se acumulen para tal fin, demostrando al final que como dice la Proclama "Todas las luchas, una sola lucha".

La única manera de recobrar la esperanza es teniendo la certeza de que existe un camino y propuesta clara para salir de la dictadura y después de ella saber lo que se hará, y desde la Plataforma de Conflicto y del FAVL estamos trabajando todos los días para reconquistar lo perdido y construir lo novedoso que sea necesarios con nuevos, renovados y mejores liderazgos, que expresen y den respuesta a lo que la gente padece todos los días, sin agendas aéreas y menos ocultas.


Dato interesante: La Plataforma de Conflicto hasta ahora no tiene cuenta twitter, ni logo, ni correo electrónico, ni página web, ya que es la suma de los twitter, los logos, los correos electrónicos y las páginas web de sus miembros y de todo aquel que se quiera sumar a sus convocatorias y luchas, y quizá esto deba permanecer así.

]]>
<![CDATA[¿Qué está pasando con la recuperación petrolera?]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-esta-pasando-con-la-recuperacion-petrolera-20181003-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Que-esta-pasando-con-la-recuperacion-petrolera-20181003-0091.html Todas y cada una de las revisiones, actualizaciones, modificaciones de las normativas económicas puestas en marcha por el Gobierno Nacional. tienen como fundamento la reestructuración de Pdvsa y el incremento y recuperación de la producción de petróleo.
Venezuela, tiene por delante el desafío de recuperar la producción de petróleo, en más de 1.000.000 de barriles diarios, para poder tener los ingresos necesarios para poder enfrentar los gastos internos como los compromisos externos de deuda financiera y  comercial.
Recuperar la producción de petróleo en 1.000.000 de barriles por día, implica decisiones ágiles. transparentes y efectivas en beneficios para el pais, aún bajo las circunstancias actuales. La dinámica puesta en marcha hace unos meses atrás por Pdvsa, no han logrado impactar, por ahora. en los volúmenes de producción 
Han involucrado empresas extranjeras como es el caso de China, mediante aportes del Fondo Chino $ 5.000 millones de dólares. Cada céntimo está comprometido para los proyectos en el área petrolero. Su implantacion y resultados los veremos en un mediano y largo  plazo. La recuperación de la producción incremental, parte de ella, irá a amortizar el préstamo anticipado por la China.
Los privados nacionales e internacionales,tienen un trato diferente. Las condiciones las impone Pdvsa, unilateralmente, lo cual es completamente inaceptables. Pdvsa no tiene ningún chance de aumentar la producción, aceleradamente. sino tiene el respaldo financiero internacional, a través de empresas nacionales y extranjeras 
El manejo inadecuado por las personas encargadas, están dando al traste con la ordenes del Presidente Maduro y del propio Mayor General Quevedo, presidente de Pdvsa y Ministro de Petróleo.   Se quieren imponer condiciones unilaterales , sin racionalidad alguna. con prepotencia y arrogancia. Un día dicen una cosa, otro días hacen otra.
Hay que tomar en serio lo que está sucediendo. Luego de 6 meses de conversaciones, selección de empresas. mediante requerimientos técnicos, económicos y financieros, se realizaron múltiples reuniones técnicas y económicas. Se compartió mucha información. Ahora Pdvsa. algunos de los encargados. Están queriendo establecer condiciones inviables. Pero sin definir las condiciones contractuales, exigiendo que las empresas entren a trabajar  en los campos invirtiendo los recursos sin un contrato discutido y aprobado por las partes.
Cada persona en Pdvsa se erige como la persona que tiene capacidad de decidir e imponer las condiciones contractuales  Sus actuaciones han sido  radicalmente opuestas a la del Mayor General Quevedo.
Las empresas pre clasificadas para operar conjuntamente con Pdvsa, algunas han sido sustituidas por otras. sin explicación alguna. Han incluido empresas implicadas en el saboteo petrolero del año 2002. Empresarios involucrados públicamente en hechos delictuales etc. De esta manera será muy pobre el esfuerzo del Gobuerno Nacional en la recuperación de la producción petrolera.
Quienes hemos estado toda la vida vinculados con nuestra Industria Petrolera, nos da mucha tristeza lo que está ocurriendo. Es una oportunidad histórica  para recuperar la producción petrolera . Nuestra producción de petróleo debe recuperar más de 1.5 millones de barriles al día. El nivel de deterioro, por falta de mantenimiento e inversiones, implica la captación de recursos financieros con capacidad técnica y sabiduría para emprender la recuperación cuanto antes.
Cuantos barriles se han producido adicionales ?  Se está combatiendo la declinación de la producción? El pais necesita saber que está sucediendo.

]]>
<![CDATA[El fallo de La Haya: la hora de la política y la diplomacia, por Atilio Borón]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-fallo-de-La-Haya-la-hora-de-la-politica-y-la-diplomacia-por-Atilio-Boron-20181002-0109.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-fallo-de-La-Haya-la-hora-de-la-politica-y-la-diplomacia-por-Atilio-Boron-20181002-0109.html El fallo de la Corte Internacional de Justicia cierra, por ahora y tan sólo en el ámbito jurídico, el histórico diferendo político relativo el acceso al mar de Bolivia. Porque tal como el periodista e historiador chileno Manuel Cabieses Donoso lo estableciera con su habitual clarividencia días antes de conocerse la sentencia, "después del fallo de la Corte Internacional de Justicia, lo único razonable es que Chile y Bolivia inicien el diálogo amistoso que el mundo les está pidiendo."

Según algunos observadores el fallo del tribunal de La Haya peca de un tecnicismo que no se compadece con la densidad histórica y geopolítica que encierra esa controversia. Los jueces obraron como si estuvieran en presencia de un litigio entre dos cantones suizos por el acceso a unas pasturas para sus vacunos de lechería. No se hicieron cargo de la dimensión y la génesis del conflicto y del papel de las grandes potencias de la época –Gran Bretaña y en menor medida Estados Unidos- que utilizaron al gobierno de Chile como un "proxy" para apoderarse de las riquezas mineras existentes en esa región. 
Este tecnicismo de la Corte era previsible. Es bien sabido que el sistema de las Naciones Unidas está en crisis, entre otras cosas porque el principal actor del sistema internacional, Estados Unidos, viola con impunidad casi todas sus normativas. Ante esta realidad era evidente que lo que La Haya iba a hacer era evitar producir una sentencia que pudiese, eventualmente, aportar un precedente susceptible de desestabilizar el delicado tablero de la política internacional.

El objetivo de máxima más razonable era que con su sentencia obligara a ambos gobiernos a iniciar un diálogo sobre el tema de la salida al mar de Bolivia. No podía esperarse ni un milímetro más que eso. Pero ni a eso se atrevieron los togados, y la razón es fácil de entender. No se les escapaba a su entendimiento que en caso de trasponer ese límite, ordenando por ejemplo la restitución aunque fuese parcial del territorio boliviano, un futuro gobierno de México podría plantear una reclamación similar por el robo de la mitad de su territorio a manos de Estados Unidos, ocurrido unos treinta años antes de la Guerra del Pacífico en la que Bolivia y Perú perdieran parte de sus posesiones. O, ya en el siglo veinte, una demanda similar podrían plantear las autoridades palestinas por el descarado robo de su territorio por parte del Estado de Israel. Por eso en La Haya primó el tecnicismo y una visión formalista del derecho para emitir una sentencia que nada ha resuelto.

Conocido el fallo Santiago y La Paz deberán ahora sentarse a conversar y encontrar una solución política y diplomática, satisfactoria para ambas partes y que ponga fin a una disputa que no sólo daña a Bolivia, encerrada en el Altiplano, sino que tampoco le hace bien a Chile, cuyo prestigio internacional se desdibuja cuando su gobierno se rehúsa, por momentos con tonos altaneros, a dialogar con una nación que estará a su lado hasta el fin de los tiempos. Son vecinos y lo seguirán siendo para siempre, y lo mejor es buscar un buen arreglo que mantener viva una tensión que podría ser el germen de futuros infortunios. El ejemplo de las relaciones franco-alemanas después de la Segunda Guerra Mundial es una provechosa fuente de inspiración. Siglos de guerras y enfrentamientos de todo tipo fueron superados cuando la derrotada Alemania en lugar de ser sojuzgada, como ocurriera con el Tratado de Versailles, fue convocada a unirse en el proyecto de la construcción europea.

Los aliados –y especialmente Francia- tuvieron ese gesto de inteligencia y sabia mezcla de interés nacional y altruismo que allanó el camino de la paz y la cooperación con la nación vencida. Bolivia, que posee las más importantes reservas de litio del planeta y enormes cantidades de gas (que Chile debe importar porque no tiene) reúne las condiciones económicas necesarias para un acuerdo político mutuamente beneficioso, cerrando definitivamente las heridas de una guerra de saqueo alentada en su tiempo por políticos e inversionistas inescrupulosos y respaldados por el colonialismo inglés hace ya más de un siglo. Con el fallo de La Haya llegó la hora de la política y la diplomacia. Ojalá la dirigencia de ambos países lo comprendan.

]]>
<![CDATA[Cállate, Donald!, por Domingo Alberto Rangel M.]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Callate-Donald-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20181002-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Callate-Donald-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20181002-0108.html Imitando a los augures y hechiceros de otros tiempos quienes desde la oposición llevan dos décadas anunciando lo que nunca ocurre, ahora predicen una invasión que según esos sinvergüenzas nos resolverá todos los problemas que del puntofijismo heredaron los chavistas y los que Hugo y Nicolás han creado que son muchos más.

Para uno que siempre ha militado en las huestes de la verdad y el patriotismo, dan pena ajena esas declaraciones de personajes, algunos que ocupan o han ocupado cargos relevantes, otros más bien ignotos, pidiendo que otros nos invadan para resolver lo que los venezolanos no hemos podido.

Si no fuesen patéticos provocaría reír cuando se basan en las balandronadas de Trump a quien habría que recordarle ¿cuándo es que míster Donald va a vaporizar a Corea del Norte… como lo anunció?

¿O por qué después de profetizar la caída del régimen sirio ahora la diplomacia estadounidense busca espacio para que empresas yanquis trabajen en la reconstrucción de ese país como lo hacen en Libia y antes en Irak?

Pero los avatares de míster Trump no son los nuestros: El trabajo de la inmensa mayoría que está muy molesta y con razón, por los mediocres resultados del gobierno, es despegarse de quienes han medrado del poder, chiquito en comparación con el que detentan los enchufados pero grande al lado de la miseria que vivimos los venezolanos.

El de quienes aspiren a dirigir nuestro futuro pasa por deponer mezquinos intereses. No se puede cambiar un sistema caudillesco y machista por algo similar ni siquiera dirigido por una mujer.

En este sentido la unidad es deseable pero no como mezclote abigarrado donde toda miseria tenga cabida: Unidad de quienes entiendan y nosotros los libertarios lo hemos entendido, que es una tarea ardua convertir nuestro sistema de gobierno, hoy nocivo y empobrecedor, en algo más estable donde mediante competencia libre se pueda crear riquezas nuevas, empleos y se paguen impuestos para que el estado funcione, la gente de trabajo pueda vivir y los políticos compitamos sobre la base de las soluciones que propongamos a guisa de programas.

No es mucho pedir, pero mientras tanto cabe decir como un rey español una vez le dijo a Hugo Chávez: ¡Cállate Donald! no ayudas.

]]>
<![CDATA[Independencia y pueblo revolucionario, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Independencia-y-pueblo-revolucionario-por-Elias-Jaua-Milano-20181002-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Independencia-y-pueblo-revolucionario-por-Elias-Jaua-Milano-20181002-0105.html Tremenda batalla geopolítica la que se ha librado esta semana pasada, en el seno de las Naciones Unidas.

El discurso de Donald Trump, mostrando al desnudo el mesianismo religioso que sustenta el accionar imperialista de la élite fundamentalista de los Estados Unidos de América, ha dejado claro que hemos entrado en una peligrosa etapa donde la diversidad cultural y la paz del mundo están seriamente amenazadas por el patrioterismo de los cowboys (vaqueros). Ninguna nación puede estar tranquila.

"Defendemos a los Estados Unidos y al pueblo estadounidense. Y también estamos defendiendo al mundo", expresó Trump en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado 25 de septiembre de 2018.

Esta frase sintetiza los cimientos religiosos de la superestructura ideológica del imperialismo yanqui: “Somos la nueva Jerusalén”; “Tenemos un destino manifiesto”; “Somos faro de libertad”; “Estamos obligados a cuidar nuestro patio trasero”; entre otras expresiones fundamentalistas, repetidas generación tras generación.

Tras enunciar dicha frase, el portavoz imperial pasa a explicar a lo largo de su discurso de qué y de quiénes tienen que defenderse. Según su interpretación, se defienden y nos “defienden” del expansionismo comercial de China y militar de Rusia, de la globalización impuesta por Europa, del socialismo venezolano, del fundamentalismo musulmán, de las amenazas nucleares que representan Irán y Corea del Norte, de los estafadores países de la Organización de Estados Exportadores de Petróleo (OPEP) y pare Ud. de contar. El doble rasero de la élite imperial no deja de asombrar.

En el desarrollo de su alocución, signada por la frase somos patriotas, es fácil deducir que el mandatario reclama para su nación el cetro del Imperio. El mensaje dado es contundentemente claro y duro, solo la nación “americana” tiene fundamentos religiosos válidos; solo ellos pueden fijar las reglas del comercio y los precios del petróleo; solo ellos pueden tener armas nucleares y hacer la guerra; solo ellos pueden decir que modelo de sociedad debemos tener los venezolanos y venezolanas y el resto de los países.

Vaya desafío que tiene la humanidad, vaya desafío que tenemos los venezolanos, las venezolanas. ¿Cómo preservar nuestra Independencia en un mundo en que lo poco que quedaba de respeto al derecho Internacional, garantía de paz entre las naciones, ha sido desconocido por el fundamentalismo yanqui en voz del Presidente Trump?

Consideramos en primer lugar que hay que rescatar, dentro de la gravedad de lo ocurrido en Naciones Unidas, que la posición sectaria, excluyente, amenazante y supremacista expresada por el gobernante estadounidense ha deslindado claramente el campo geopolítico mundial y especialmente ha evidenciado las contradicciones a lo interno del sistema de dominación mundial, cuya máxima expresión es la confrontación de la élite ultranacionalista que gobierna los Estados Unidos contra la élite globalizadora de la Unión Europea.

Esas contradicciones dejan intersticios para promover un gran frente de naciones independientes, que pueda articular una estrategia de defensa de un mundo plural, en el marco del derecho internacional, contra el intento de homogeneización imperial, reivindicando “la diversidad cultural, religiosa, política de la humanidad”, tal como lo planteó el compañero Presidente Nicolás Maduro en su discurso ante la Asamblea de Naciones Unidas, el pasado 26 de septiembre de 2018, donde respondió con coraje a la agresión permanente contra nuestra Patria y denunció la amenaza supremacista contra la humanidad.

En segundo lugar, para superar dichas agresiones, debemos reconstituir el tejido de nuestra unidad nacional; tenemos que consolidar la unidad entre los revolucionarios y las revolucionarias, desde el reconocimiento a la pluralidad y la reafirmación de lealtad con los principios históricos que hemos defendido como pueblo revolucionario y que el Comandante Hugo Chávez sintetizó y desarrolló, a lo largo de su vida como revolucionario, el modelo del socialismo bolivariano.

En tercer lugar, necesario es desechar las ilusiones que conllevan al extravío ideológico. Hoy más que nunca se requiere claridad teórica para poder desarrollar prácticas revolucionarias. Lo decimos sin rodeos, sin artilugios, lo decimos desde la convicción, con sinceridad y humildad, una lucha por la liberación y la Independencia nacional solo puede ser victoriosa si tiene como protagonista a la única clase potencialmente revolucionaria en la sociedad actual, el pueblo trabajador (obreros, campesinos, capas medias técnicas y profesionales, trabajadores por cuenta propia), así ha sido demostrado a lo largo de todo el siglo XX y lo que va del siglo XXI.

Compatriotas, solo los pueblos que defendieron sus ideas, que no arrearon sus banderas históricas han sido respetados por los imperios. Volvemos a insistir en esta afirmación: "Por suerte se ha visto a un puñado de hombres libres derrotar a imperios poderosos", expresada por nuestro Padre Simón Bolívar, por estos días hace 200 años, en Angostura, respondiéndole a un agente norteamericano, respuesta bolivariana hoy más vigente que nunca.

Decimos nosotros, sólo un pueblo revolucionario es libre de cualquier condicionamiento, del sistema capitalista mundial y sus expresiones nacionales, para construir su propio modelo de sociedad. Una sociedad honesta, auténticamente humana. Por el camino de Bolívar y Chávez lo lograremos. ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Se inicia la transición, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-inicia-la-transicion-por-Asdrubal-Aguiar-20181001-0106.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-inicia-la-transicion-por-Asdrubal-Aguiar-20181001-0106.html Si atendemos a los datos duros, los que golpean en las narices a los venezolanos más allá de las interpretaciones, cabe reducirlos a dos, los más protuberantes: Nuestra diáspora bíblica, del 10% de la población, víctima de la hambruna y la fractura de los lazos sociales, por la implosión de las seguridades para la vida en todos los órdenes, y la censura universal del régimen imperante, por criminal y deshumanizado, carente de toda legitimidad, huérfano hasta de las formas de la legalidad. 
Ello predica, como tesis y vistos nuestros ritmos históricos, el ingreso de Venezuela a una fase de transición por muerte de la “cosa pública” existente, y por la urgencia de otra, sustitutiva, que sirva a la verdad de la reconstrucción democrática.
En 2019 se cumplen 30 años de un largo período signado por la anomia y el relativismo institucional, que se inicia en 1989 con el Caracazo, una vez concluyen los 30 años de nuestra modernización en libertad iniciados en 1959. Paradójicamente, dicho año o el de la caída de la penúltima dictadura militar – la del Nuevo Ideal Nacional – en 1958, signa el final de los otros 30 años que se toma, para cristalizar, el sueño democrático de la generación estudiantil de 1928, que intenta purgar la fatalidad del gendarme necesario y al Estado como su patrimonio personal.
Es el tiempo actual, entonces, pertinente para que el país en su conjunto, acicateado por su drama existencial, se articule alrededor de un proyecto generacional propio; que habrá de ser distinto, por ser ya distinto el tiempo que lo reclama, aun cuando las necesidades perentorias de la gente sean similares a las de 1830, cuando pasados 30 años ingresamos al siglo XIX con vestidos de república sobre un charco de sangre.  
José Antonio Páez, nuestro primer jefe del Estado, una vez como nos separamos de la Gran Colombia, viniendo del mundo de la guerra e imponiendo la ley de las espadas entierra la épica de los gamonales. Confía a los hombres de pensamiento – preteridos por Simón Bolívar desde Cartagena, en 1812 – dibujar la nación en ciernes para estabilizarla y señalarle un horizonte de esperanza. Crea la Sociedad Económica de Amigos del País para “fundar instituciones nuevas en un país todavía dividido entre hombres libres y esclavos, en el cual los derechos ciudadanos son monopolizados por individuos alfabetos, dueños de bienes raíces, detentadores de diploma universitario o con salarios de elevada cuantía”, como lo recuerda Elías Pino Iturrieta.
Transición significa, entonces, no sólo el paso de un lapso, limitado, sino la fijación de las bases para el cambio de una realidad en otra diferente. Pero para ser democrática y calificarse como tal, implica, como su compromiso o razón de ser, instaurar la democracia, reivindicar los derechos fundamentales y asegurarlos con el Estado de Derecho. No es, obviamente, la consecuencia de una elección popular, pues resultaría sino tautológica sí contradictoria con la idea misma de lo transitorio. Pero ha de ser, para ser democrática, la obra de un consenso social tácito y si posible pactado o negociado, entre los actores fundamentales del propósito democratizador. 
Huelga decir que, en un país como Venezuela, sumido en la nada social e institucional, destruido y arrasado física y moralmente, mal podrá expandir sus pulmones la ciudadanía, recibiendo la nalgada que le permita expeler su primer grito de libertad, antes del tiempo de su gestación ex novo. Y eso es lo que cabe subrayar, si miramos las páginas de nuestro tiempo pretérito.
La transición democratizadora venezolana de 1958, que conducen el Contralmirante Wolfgang Larrazábal y el ilustre académico civilista Edgar Sanabria, nace atada a un claro compromiso con la libertad y es la respuesta adecuada y legítima a la premisa de toda transición como la indicada, a saber, o la guerra, o la ocupación y el secuestro arbitrarios del poder; la del poder que se usa para la vulneración de los derechos y las libertades democráticas. 
El supuesto actual es la ocupación tanto externa como interna del territorio de Venezuela, sea por los 30.000 “cederristas” cubanos que sostienen a su régimen, sea el secuestro de este por la familia Maduro-Flores y la de su partido no representativo, que se hace del poder impidiendo su devolución al pueblo a través de medios democráticos competitivos y mediante la práctica de violaciones masivas y sistemáticas de derechos humanos.
Mientras Larrazábal avanza en su propósito, es la enseñanza, se ocupa, estrictamente, de resolver la emergencia de la gente, provocar la reingeniería militar que afirme la gobernabilidad, y en paralelo, con el apoyo de los dirigentes políticos democráticos, ayudar en la construcción de las bases electorales y programáticas para la futura gobernanza, que se agota pasados 30 años. El ancla que asegura a dicha transición democrática, en suma, es la claridad de sus fines supremos pero limitados: el “inquebrantable propósito de conducir el país en esta contingencia, por un camino de dignidad, respeto y consideración cabal de los derechos que integran la dignidad de la persona humana”, según reza la proclama del 24 de enero de 1958.
 

]]>
<![CDATA[Ilusiones de intervención extranjera]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Ilusiones-de-intervencion-extranjera-20181001-0105.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Ilusiones-de-intervencion-extranjera-20181001-0105.html La reciente Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), celebrada en la ciudad de Nueva York dejó una estela de eventos que podrían animar a muchos a soñar con una intervención internacional en Venezuela como el mecanismo más efectivo para poder salir del gobierno del presidente Nicolás Maduro. 
El tema de Venezuela ocupó la atención de la mayoría de las delegaciones (de cada Estado) presentes, en las cuales quedó claro que la presión internacional sobre los temas de la apertura de un canal humanitario y el señalamiento de acusar al presidente ante la corte internacional penal gana aliados lo que obligó la presencia del Presidente en el podium de oradores de Naciones Unidas. Muchos se sorprendieron con esa visita y a otros les ocasionó confusión debido a que la vocería política opositora en Venezuela afirma que el presidente es ilegítimo, que tiene varios juicios abiertos en organismos internacionales, que el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio lo sentenció a 18 años de cárcel, que no podía viajar a Nueva York sin el permiso de la Asamblea Nacional,  que solo puede visitar los países aliados al gobierno, que internacionalmente nadie lo reconoce, y el hecho de haber hablado en la ONU desnuda muchos de esos argumentos. 
Lo cierto es que el gobierno ha venido perdiendo aliados entre las naciones del mundo y que es público y notorio que en Venezuela la crisis económica está asfixiando a los venezolanos. La soñada intervención extranjera pareciera que es la única agenda que tienen los voceros de la oposición política venezolana, la piden a gritos, mientras afirman que vienen por el Presidente, que será una intervención rápida, que el gobierno quedará paralizado, que las Fuerzas Armadas Nacionales, los colectivos, la milicia, no harán nada ante una fuerza extranjera, que será muy fácil para los intervencionistas lograr tomar el país desde Nueva Esparta hasta la Guajira Venezolana, que con la intervención  todo se resolverá y la coalición interventora le entregará el poder al líder más notable de la oposición, todo argumentado como en cuento de hadas.
Pero, a la par de ello, el gobierno se encuentra alerta, entretienen a su público con movimientos de tropas a la frontera de Colombia, con magnicidios, con reconversión monetaria, con aumento al precio de la gasolina, con la participación en la ONU. El gobierno domina el 95% de la información y hasta este momento sigue contando con aliados del calibre de Rusia y China, nada despreciables para lograr evitar intensiones de intervenciones internacionales. 
La diplomacia internacional sigue con sus embajadores y consulados en Venezuela, por ahora es una guerra de micrófonos y mientras el milagro extranjero llega debemos reflexionar ¿cuál es la agenda alternativa que ofrece la oposición?, será que pretenden esperar sentados hasta que florezcan las amapolas, o que están esperando que al gobierno lo sorprenda un bloque de sus aliados políticos de la mano de las Fuerzas Armadas Nacionales. De repente veremos a los invasores haciendo la cola para sacarse el carnet de la patria. Y en este aspecto, recordemos lo que dijo Ligia Romay “Mientras la Gallina ponga huevos el granjero no la sacrificará”. 
 

]]>
<![CDATA[Las Pulgas a gasolina]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-Pulgas-a-gasolina-20181001-0104.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Las-Pulgas-a-gasolina-20181001-0104.html  Gobernar Las Pulgas, gobernar el centro urbano de Maracaibo, implica realmente gobernar al Zulia,  lo demás es protocolo, caravanas escoltadas por patrulleros y demás solemnidades.

Que el Gobierno se decidiera a entrar al mercado de Las Pulgas y que lo hiciera con la resolución con la que hasta hora lo ha hecho es el primer indicio en años de que hay voluntad de gobernar porque, sin dármelas de Roñoquero, eso equivale a tomar por asalto la isla Tortugar o la famosa cueva de Ali Baba.
Hemos tenido gobernadores y alcaldes y alcaldesas que han gobernado el Zulia y Maracaibo sin gobernar en Las Pulgas, lo que, aunque suene a roñoquerada, equivale a no gobernar realmente el estado y mucho menos la ciudad a la orilla del Lago.
Las Pulgas son el corazón urbano de Maracaibo. Me refiero no sólo al mercado propiamente sino a toda esa franja de orilla que va desde Las Playitas hasta la Ciega y desde los marullos del Coquivacoa hasta más allá del desaparecido cerro La Gaveta o esa especie de frontera urbanística que es la avenida Padilla, que más bien es una calle.
De tal forma que gobernar Las Pulgas, gobernar el centro urbano de Maracaibo, implica realmente gobernar al Zulia y la “ciudad más bella que existe en el continente”, lo demás es protocolo, caravanas escoltadas por patrulleros y demás solemnidades.
Fíjese que la expresión que solían usar las mismas autoridades que en el Zulia han sido era “meterse en Las Pulgas”, había que “meterse” en Las Pulgas y el clamor de los maracaiberos y las maracaiberas era precisamente ese, que el Gobierno entrara al mercado.
Y es que Las Pulgas son una especie de “caja de conversión” de la economía informal que se ha impuesto a la región y no me refiero a los buhoneros de toda la vida sino al hecho de que la economía que se hace tras santamarías con cajas registradoras y demás máquinas fiscales también se informalizó.
La llamada guerra económica se basa precisamente en eso, en desconocer al Estado, en una especie de desobediencia que sólo es posible haciéndose informarles. Cuando las grandes productoras y distribuidoras de alimentos comenzaron a hacer una doble facturación para saltarse los precios regulados, una formal, con factura fiscal y con el precio fijado por el Gobierno y otra informal, en efectivo, sin factura fiscal, comenzó esta especie de golpe lento para el Gobierno y golpiza rápida y callejera para el pueblo. 
Las Pulgas, que toda la vida ha sido “la mata” del comercio a lo buchón, se convirtió en un centro de operaciones y en una especie de “banca” informal dónde en vez de cotizas, víveres, queso y pitisalé ahora se vendían bolívares, dólares, euros, pesos.
Toda la economía que genera el contrabando de la gasolina va a parar a esos “bancos” y financia, a su vez, toda la economía informal que incluso se consigue en los anaqueles de las cadenas de supermercados y demás comercios formales.
Por ser, además, el mercado más grande de la región y por la ingente cantidad de dinero en efectivo que le entra del contrabando de gasolina, Las Pulgas marca el precio de los alimentos e influye directamente en el resto de los mercados. Para saber que tan caro está un producto basta con compararlo con su precio en el centro, en la doble modalidad de “por punto” y en efectivo.
Las Pulgas es el único mercado de Venezuela donde la unidad de peso legal no es el kilo sino la libra, como en Colombia. Los pesos que son traídos de allá están calibrados en libras y es la prueba de que la economía de la frontera no está en Paraguachón, ni en Los Filúos, sino aquí mismo, bien cerca del Banco Central y los edificios de gobierno, en Las Pulgas.
Si el Gobierno quiere gobernar al Zulia de verdad tiene que acabar con el contrabando de gasolina que financia aguas abajo toda la economía de la informalidad y en consecuencia del abuso y su principal “banco” y centro de operaciones financieras, el mercado de Las Pulgas.
Es esa la primera demanda de la inmensa mayoría de los zulianos y las zulianas, restituir al Gobierno en la economía, que se controlen los precios, mano dura con los comerciantes abusadores, domar la furia de los avaros, la codicia tipo Midas, porque esta fulana guerra económica ha resultado ser peor que el neoliberalismo propiamente dicho.

]]>
<![CDATA[De pronto el femicidio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/De-pronto-el-femicidio-20181001-0040.html http://www.panorama.com.ve//opinion/De-pronto-el-femicidio-20181001-0040.html La muerte violenta de una mujer sigue siendo una crueldad de siglos. Sin embargo, es a finales del siglo XX cuando se habla de “femicidio” y “feminicidio”, dos neologismos cargados de asesinatos misóginos, de mujeres asesinadas por sus amantes o parejas, sus ex amantes, sus acosadores, agresores sexuales y violadores, o también de muertes de mujeres por ocupaciones estigmatizadas. Pero en estos tiempos cuando de nuevo se percibe la gravedad del problema, a raíz del asesinato de una joven madre en presencia de su pequeña hija, y recién aparecen otra  señora y una niña asesinadas en un sector de San Agustín en Caracas, nos viene a la memoria una frase de Nietzsche encontrada entre montones de papeles: “Una conciencia nueva para verdades que hasta ahora han permanecido mudas”. Hay, entonces, la necesidad de enfrentar con toda la fuerza de la ley la muerte violenta de la mujer, tanto como enfrentar, si se asoma, ese “machismo jurídico” que una vez penetró nuestras leyes.

¿Por qué ha sido desigual el trato hacia la mujer? Basta recordar las palabras de un jurisconsulto romano: “Si una mujer acusada de adulterio afirma que el marido ha sido el alcahuete, solo por esto debe ser condenada como adúltera”. El femicidio —dice Diana Russell— es el asesinato de una mujer a manos de un hombre por odio, desprecio, placer o un sentido de propiedad. Ahora, si bien femicidio y feminicidio se acercan de vez en cuando a una sinonimia, hay diferencias. Al vocablo “feminicidio” la socióloga Marcela Lagarde le da un significado político y lo define como el conjunto de hechos que contienen crímenes y desapariciones de mujeres cuando concurren el silencio, la omisión y toda política que derive en la muerte tolerada por el Estado.

Hoy, ya no se puede tapar el femicidio con paños pasionales. La violencia contra la mujer no ha cesado y arrastra de mucho tiempo atrás situaciones aberrantes, como la conducta “de puertas para adentro” que atenta contra la integridad corporal y psíquica de la mujer y la paz familiar, o cuando se les excluía de los cargos públicos, o era castigada con dureza, ella solamente, “con el solo y explícito fin de tutelar la honorabilidad de maridos y padres”, y así tantas y vulgares discriminaciones. Por supuesto, el “machismo jurídico” se desplomó en Venezuela con la revolución bolivariana, pero de pronto aparece el femicidio, asusta, y es tiempo de erradicarlo con todo.
 

]]>
<![CDATA[Los militares: parte de un proceso integrador, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-militares-parte-de-un-proceso-integrador-por-Jose-Vicente-Rangel-20181001-0034.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-militares-parte-de-un-proceso-integrador-por-Jose-Vicente-Rangel-20181001-0034.html 1) Me parece conveniente que los militares opinen. Porque ante todo son ciudadanos y participan de las preocupaciones que son comunes en una colectividad organizada y democrática.

Con los impresionantes desarrollos de la comunicación; con los actuales signos atípicos que caracterizan a la sociedad, pretender que personas con amplia formación intelectual queden relegadas a un rol meramente testimonial, es temerario.
     2) Hoy en día parte de la Fuerza Armada cumple, en el mundo, un rol mucho más amplio. Que va más allá del tradicional que se le adjudica, casi por inercia, a la institución castrense en los textos constitucionales. Consistente en preservar solo la seguridad y defensa de la nación. Esta concepción anacrónica fue generadora de conflictos, de desajustes provenientes de la no participación en tareas más trascendentes a los militares, lo cual los confinó a un ámbito cerrado, fuente de múltiples frustraciones.     
     3) Cuando se avanza en la incorporación de nuevos aportes a la estructura de nuestra Carta Magna, que recojan los cambios operados durante sus 20 años de vigencia, el aspecto relacionado con el tema militar obliga a análisis en profundidad y a una verificación de los diferentes aspectos del ordenamiento constitucional sobre la materia.
      4) Porque Venezuela es la nación que, en los últimos tiempos, ha avanzado más en la desmitificación del papel que cumple el militar en una sociedad moderna, democrática, cuyo eje central es la participación y el protagonismo. El país cuenta ahora con una institución castrense que actúa más allá de lo que ha sido la tradición, pero siempre en el marco de la Constitución del 99. Ésta se ha mantenido vigente gracias al binomio promovido por Hugo Chávez, Pueblo/Fuerza Armada. Los enemigos del proceso bolivariano han tratado por todos los medios de socavar esa relación y descalificar la posición del liderazgo militar sin lograrlo. Apelando, inclusive, a violentos ataques.
       5) Cuando uno observa a los militares opinando con propiedad y libertad sobre temas importantes: económicos, financieros, industriales, agrícolas y culturales, se da cuenta del nivel de progreso alcanzado por Venezuela. Además, cabe destacar que este logro se obtuvo con la participación de la Fuerza Armada que en el pasado fue rémora y símbolo represivo. Hoy es todo lo contrario: garantía de estabilidad, de paz y progreso. El militar es parte de un proceso integrador, homogéneo, coherente. No tiene porqué callar y ocultar su descontento. Ni recurrir a la opción subversiva. Los militares venezolanos dejaron de ser instrumento: seres dóciles y manipulables. Ahora piensan con independencia y su  organización se convirtió en sujeto histórico. Este dato explica, por si solo, los fracasos de aquellos que durante el proceso bolivariano los utilizaron para coronar con éxito sus aventuras. Sobran ejemplos de los casos en que salieron con las tablas en la cabeza, perdieron sus carreras y quedaron sepultados en el olvido más ominoso.

Política de canallas
     CADA día es más evidente el abismo entre la política y la ética. Lo confirma el comportamiento —que se  abre paso— de ciertos dirigentes políticos. Alejados de los principios. Siempre chapoteando en la charca. Ladrones, traficantes, capaces de cualquier ruindad. Un símbolo de esta realidad es, sin duda alguna, Luis Almagro, actual Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).
      Este inefable personaje se inicia en la política participando en el movimiento progresista uruguayo y ejerce cargos diplomáticos representando a su país en el exterior. Fue Canciller de Pepe Mujica, el legendario líder de Uruguay que ejerció en dos oportunidades la presidencia de la República. 
Luego Almagro dio el salto por presión de los organismos de inteligencia de Estados Unidos que lo captaron. Cuando el chileno Insulza culmina su mandato de Secretario General de la OEA, al plantearse la sucesión en el cargo, emerge Almagro como candidato promovido por Mujica, quien lo escoge y lo promueve con un trabajo muy especial sobre el gobierno venezolano. Luis Almagro es Secretario General de la OEA por Venezuela, a la que agrede cobardemente, al extremo de pedir la intervención armada contra el país. Almagro es basura. Es traición. Es un traficante de la política. Pagará sus fechorías, tarde o temprano.

Claves secretas
• EL DIÁLOGO parece retornar de la tormenta de silencios, evasivas y terribles ataques en que se ha visto envuelto. Un tenaz promotor del diálogo como Nicolás Maduro lo propone una vez más y con ello vuelve la esperanza que, como lo sentencia el lenguaje popular es “lo ultimo que se pierde”. Los distintos factores que integran la deplorable oposición que subsiste en el país, siempre patearon el diálogo. Cada vez que el chavismo lo propone, o lo sugiere, se encargan de descalificarlo. Lo definen como una sórdida maniobra —especie de trampa— para impedir la caída del gobierno de Nicolás Maduro. Por lo cual tan pronto se habla de diálogo la propuesta es negada de inmediato…
• EL RECORRIDO histórico de la oferta de diálogo lo confirma. A cada rechazo por la oposición, desde los tiempos en que  comenzó el proceso bolivariano, se produjo una derrota de este sector.  Esto quedó demostrado desde el propio 11 de abril de 2.002, pasando por la huelga petrolera y muchos otros episodios, como los sucesivos conatos subversivos producto de las manipulaciones en el seno de la institución armada, guarimbas, guerra económica y la etapa que culminó, dramáticamente, en República Dominicana.
 Seguramente que los resultados para la oposición hubiesen sido diferentes de haber adoptado una postura de otro signo, proclive a dialogar. El desgaste y el descrédito de la oposición quedaron vinculados al rechazo del diálogo, ya que esta actitud la condujo, fatalmente, a una radicalización sin salida. En el marco de la cual se fue consumiendo progresivamente. Ya que semejante actitud la dejó sin política en el campo legal…
• MADURO ACABA de insistir  en el diálogo sin exclusiones, y, como siempre, no ha faltado la respuesta arrogante de algunos sectores, consistente en afirmar que el Presidente lo hace porque tiene el agua al cuello, cuando la realidad es diferente. Al contrario, el gobierno luce más fuerte. Las encuestas —todas, sin excepción— lo confirman, así como confirman la debilidad de la oposición, el agotamiento de su liderazgo, la falta de proyecto político y económico; en fin, de un programa atractivo que recoja el sentir nacional…
• TITULAR DE un diario: “Cinco países denunciarán a Maduro ante la Corte Penal Internacional”. ¡Qué ociosidad!...
•ALGO PASA en el frente internacional que se forjó contra Venezuela. Quizá influya el hecho de que su propósito fundamental, el derrocamiento de Maduro, no se logró. Todos los intentos fracasaron y con el correr del tiempo se impuso la derrota de la oposición. A través de la violencia,  golpe, guarimba, bloqueo, sanciones, guerra económica, terrorismo, se estrellaron una y otra vez contra el apoyo popular y de la Fuerza Armada al proceso bolivariano. Igual en el terreno electoral. 
Con lo cual la única opción que le queda a la alianza EE UU, Unión Europea y lacayos del Grupo Lima, es la intervención armada. Pero hasta ahora no se atreven a ejecutarla por temor al repudio que generaría tan temeraria aventura. Es lo que explica que esa política comience a caer en contradicciones y muestre las costuras. Pero, ¿qué otra acción prepara la Casa Blanca? Cualquiera será otra locura…

]]>
<![CDATA[Miedo, por Eduardo Fernández]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Miedo-por-Eduardo-Fernandez---20180928-0100.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Miedo-por-Eduardo-Fernandez---20180928-0100.html Uno de los más prestigiosos periodistas norteamericanos, Bob Woodward, acaba de publicar un libro llamado “Fear” (Miedo) que está causando un gran revuelo en la opinión pública de aquel país.

Woodward es el periodista estrella del Washington Post y ha recibido dos veces el premio Pulitzer, una vez junto con Carl Bernstein por el seguimiento del caso Watergate que puso fin a la presidencia de Richard Nixon y el otro, en el año 2003, por la cobertura que le dio a los ataques terroristas del 11 de septiembre en las torres gemelas de Nueva York.

El libro que comentamos ahora tiene que ver con la gestión del Presidente Donald Trump. Con la autoridad que le confiere la experiencia de haber cubierto ocho gestiones presidenciales, desde Nixon hasta Obama, pasando por Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Regan, George Bush, Bill Clinton y George Bush Jr., Woodward aborda el análisis del gobierno Trump y de la manera que tiene de dirigir los asuntos públicos el nuevo presidente. Como se toman las decisiones en materia de política exterior y también como se deciden las políticas en relación con los asuntos domésticos.

En materia de política exterior el libro pone en evidencia las prioridades de la nueva administración. Le hace seguimiento al tema de la relación con Corea del Norte y la amenaza que representa esa nueva potencia nuclear. Aparecen Afganistán, Irán, el Medio Oriente, la OTAN (Organización del tratado del Atlántico Norte) China y Rusia. Analiza a fondo las prioridades de la agenda doméstica, particularmente las reformas impositivas y el tema del proteccionismo frente a la competencia de productos importados, los temas vinculados con la inmigración y la famosa muralla en la frontera con México. También los asuntos ecológicos y las obligaciones asumidas por los Estados Unidos como firmante de los acuerdos adoptados en Paris en la Cumbre mundial del medio ambiente.

Trump considera que las invasiones norteamericanas en Irak y en Afganistán ordenadas por el presidente George Bush, hijo, como el tratado de desarme con Irán suscrito por la administración Obama, como los acuerdos de Paris sobre el cambio climático, representan graves errores que deben ser corregidos.

Trump está obsesionado, según Woodward, con la necesidad de retirar las tropas norteamericanas de Irak y de Afganistán.

En el libro, que tiene más de cuatrocientos páginas, no se menciona a Venezuela sino una sola vez. En la página 109, hablando de Hezbollah dice que esta organización terrorista tiene agentes en Colombia, Venezuela, África del Sur, Mozambique y Kenia. Es la única mención que se hace de nuestro país en todo ese extenso análisis de los problemas que interesan a la Casa Blanca de Donald Trump.

]]>
<![CDATA[Narrativas migrantes, por Maryclen Stelling]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Narrativas-migrantes-por-Maryclen-Stelling-20180928-0099.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Narrativas-migrantes-por-Maryclen-Stelling-20180928-0099.html Retomamos el fenómeno migra torio, devenido en arma política y sometido a construcciones narrativas polarizadas y polarizantes.

La narrativa sobre la migración  es un modo de interpretar el fenómeno, mediáticamente construida, en donde imperan razones políticas y la competencia por las audiencias afines.  Más allá de la pretensión de objetividad, los medios ofrecen  —según su posición política— “imaginarios migrantes”, producto de enfoques parciales y parcializados  del proceso.  

En la narrativa elaborada por la oposición se desprecia el enfoque informativo y argumentativo,  imponiéndose un estilo narrativo políticamente construido, donde destaca  la calificación de éxodo y diáspora.
  A las críticas condiciones objetivas,  se le superpone la   representación subjetiva que enfatiza en lo más íntimo y singular de la experiencia migratoria.   Los datos cuantitativos se entretejen con la dimensión subjetiva, intimista y casuística del proceso  migratorio;   vivencias, conflictos, sentimientos, tensión y emoción… Se impone una estructura dramática donde hay víctimas, héroes, traidores y justicieros... En tales narrativas se pretende analizar el flujo migratorio desde la complejidad de la singularidad. 
 Así, en los desplazamientos “forzados” ya no solo están en juego las condiciones objetivas, sino también la subjetividad de cada individuo... 

Al tratarse de una representación subjetiva, se coloca el acento en lo íntimo, en la singularidad de la experiencia de casos específicos. 
El eje central son las vivencias y representaciones de las y los migrantes, constituidos en  actores protagónicos y principales de las narrativas mediáticas.  Construcciones periodísticas que distinguen entre héroes y villanos, demandándonos tomar partido.  Cobra especial relevancia la experiencia singular; sin embargo,  el uso y abuso del caso en las narrativas mediáticas de oposición, conduce sesgadamente a la generalización y a la interpretación de este complejo proceso social.  

La narración periodística de la oposición se construye entonces a partir de pequeños casos o de microrelatos dentro del gran relato: el éxodo y la diáspora. 

El tema de la migración posicionado en la agenda periodística de oposición,  desemboca en una suerte de serie narrativa trágica,  donde la única salida posible es precisamente la emigración.

]]>
<![CDATA["EnTrumpado", artículo de Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/EnTrumpado-articulo-de-Rafael-Ramirez-20180929-0035.html http://www.panorama.com.ve//opinion/EnTrumpado-articulo-de-Rafael-Ramirez-20180929-0035.html Salió Maduro disparado a Nueva York a ver si Trump lo recibía. Sus asesores y “negociadores secretos” con la administración norteamericana y un desliz o “peine” del mismo Trump desde la ONU, hizo que todo el gobierno se agitara. Rápido contactaron al encargado de negocios de la embajada en Caracas, en Nueva York había expectativas de la avanzada, emoción. “Ahora si lo va a ver”, “teníamos razón”, “resolveremos todo”, mientras la maquinaria de propaganda del madurismo se apresuraba a cantar “victoria” en las redes sociales, a regodearse con la posibilidad de que Trump recibiera a Maduro.

 

Un frío y preciso vocero del Departamento de Estado fue suficiente para hacer “un contacto con la realidad”: Trump no tenía interés alguno en recibir a Maduro con ocasión de la Asamblea General de la ONU, pero ya el avión había salido. Muy tarde.

 

Maduro no tenía agenda para el 73 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en su segmento de alto nivel. El gobierno está “EnTrumpado” o entrampado en sus propias contradicciones. Más allá de los “fuegos de artificios” y discursos altisonantes, lo que está claro, es que el madurismo, como un todo, insiste en intentar que la administración norteamericana los tome en cuenta o los “legitime” de alguna manera en el poder.

 

Al fin y al cabo, no hay razones para que no sea así, Maduro está dispuesto a hacer lo que sea para mantenerse en el poder, lo que pasa es que, a la administración norteamericana, ni le interesa Maduro, ni le conviene, por extraño que parezca, que su gobierno siga desbaratando el país, entregándoselo a otras potencias y creando un foco de inestabilidad en la región. Ni los “halcones” más retardatarios de Washington se creen el cuento de que Maduro representa una opción revolucionaria, ni socialista, que ponga en “peligro” su hegemonía ideológica, ni su influencia política, en la región, ni siquiera para sus intereses económicos.

 

Por el contrario, el gobierno de Maduro, le ha hecho un favor a la derecha norteamericana, porque su desastre ha contribuido, como nunca antes, al descrédito y desprestigio de la causa del socialismo y del ejemplo, de Chávez en la región. Situación injusta para nuestras ideas y para la trayectoria del Comandante, pero es consecuencia del pésimo gobierno de Maduro, no tiene nada que mostrar, ni nada que ofrecer, como esperanza, ni alternativa a los pueblos del mundo.

 

Ellos saben que Maduro no es Chávez, que ni de lejos representa el peligro estratégico, que el Comandante representaba para el imperialismo norteamericano en la región y el mundo. Probablemente lo que, si le preocupe e interese al Pentágono, son nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas y nuestro Petróleo.

 

Maduro llegó a la ONU sin agenda, ni porque tuviese “una avanzada” inusualmente grande, ni porque la Misión de Venezuela en Nueva York este bajo control de “los suyos”, pero fracturada en su seno. Se hizo una movilización de toda la jerarquía del madurismo vinculada a Cancillería y Casa Militar, con un derroche de recursos, mientras los Diplomáticos en Nueva York, y el resto de las Misiones y Embajadas llevan cinco meses sin cobrar su sueldo. Es la ética de este gobierno.

 

El segmento de alto nivel de las Naciones Unidas, es la oportunidad política, por excelencia, para los encuentros bilaterales entre los Jefes de Estado, para el debate de los problemas del mundo, para proyectar al país y hacer propuestas que interesen al resto mundo. Pero también es la oportunidad donde se puede tomar el pulso a la percepción que existe del país, a los resultados del trabajo diplomático en el seno de la ONU y de la política exterior.

 

Pues el resultado ha sido un rotundo fracaso. El discurso de Maduro fue ante una Asamblea General con escasa presencia de Diplomáticos, una intervención de un presidente que no genera interés, no emociona. Él fue a exponer “su” verdad, a hablar de un “dron” que a nadie le interesa y a pedir que el FBI, algo insólito y sin precedentes, fuera a Venezuela a investigar este “atentado”, como si fuéramos un país tutelado por fuerzas extranjeras. No habló de la verdad de todo un país.

 

Hizo un discurso, de sí mismo, no se refirió a nuestra situación, ni buscó apoyo para enfrentarla. A pesar de que la Constitución lo faculta para ejercer las relaciones internacionales de la República, para que cumpla un interés general, nos represente a todos. Se trataba de cumplir un deber, a favor del país, del pueblo. Nó sólo de ir para sí mismo.

 

En este segmento de alto nivel del 73 período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, la mayoría de los presidentes y Jefes de Estado de la Región, se han pronunciado contra el país. Han sido muy pocos los apoyos o expresiones de solidaridad.

 

El presidente norteamericano, sigue amenazando con una intervención militar en nuestro país, porque, a diferencia de sus otros enemigos, como Corea del Norte, Irán, Siria o Cuba, Venezuela luce debilitada y vulnerable por una errática e incoherente conducción del país. Debemos estar atentos y prestos a defender la patria, porque la irresponsabilidad e incapacidad del gobierno puede estimular una agresión contra la misma.

 

En su discurso, Maduro minimiza el desastre que él mismo, ha provocado, de la salida del país de más de dos millones, dos millones trescientos mil venezolanos según los reportes de la propia ONU, prefigurando una delicada y sin precedente situación de refugiados y emigrantes venezolanos. Maduro dice que esta situación no existe, pero el Secretario General Guterres, nombra un enviado especial de la ONU para hacerle seguimiento al tema.

 

No mencionó Maduro nada de las operaciones ilegales de la “Exxon Mobil” en aguas territoriales del Esequibo, en reclamación con Guyana. No dijo Maduro nada en apoyo a nuestra Fuerza Armada Bolivariana, de la cual, Mr. Trump hizo burlas en referencia a la reacción, inexplicable, de la parada del componente de la Guardia Nacional Bolivariana durante los eventos del pasado 4 de agosto.

 

No habló con humildad, no tuvo vuelo, ni altura estratégica. Utilizó esa tribuna, la misma donde se han dado discursos vibrantes e inolvidables de jefes de Estado, para victimizarse, mentir y evadir la realidad del país. No hubo iniciativa política, ideas, propuestas.

 

Por otra parte, Maduro no realizó mas de tres bilaterales con otros Jefes de Estado, no tuvo actividad política en el seno de la ONU, no tuvo actividad comunicacional, no participó en ninguno de los eventos, que son muchos, donde los Jefes de Estado debaten, fijan posiciones. No mencionó nada de los temas del debate, las preocupaciones del mundo con respecto al aislacionismo, la suerte del multilateralismo, los Objetivos del Desarrollo, el colonialismo, Palestina, nada.

 

No se llevó a cabo ninguna iniciativa del Movimiento de Países No Alineados, el cual nuestro país preside casi que, para extinguirlo, con una gestión fría y burocrática que ha provocado que el Movimiento este paralizado, sin iniciativas ni peso político efectivo. No hubo ningún tipo de actividad propia de Venezuela. Maduro se fue a Harlem a un evento organizado por Cuba para el presidente de aquellos.

 

Al día siguiente de su discurso, en Ginebra, el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, aprueba una resolución se condena a Venezuela por violación de los Derechos Humanos. Con abstenciones de países que han sido tradicionales aliados del país: Catar, Arabia Saudita, Angola, Suráfrica, entre otros, se aprueba este instrumento que reviste un serio peligro para nosotros, porque es la antesala a una acción en el seno de la Asamblea General de la ONU en Nueva York y de allí, en una operación de pinzas, puede llegar a convertir los asuntos internos de nuestro país en tema del Consejo de Seguridad.

 

¿Cómo llegamos a este punto? Estas decisiones y posturas en el seno de la ONU, son reflejo de una política exterior, marcada por la irresponsabilidad e inconsistencia. Una política exterior que ha pasado varios años insultando a otros Jefes de Estado, cancilleres y embajadores por tuiter o en intervenciones estridentes e irrespetuosas en organismos multilaterales. Es muy peligroso cuando un país resulta estar aislado en su propia región. Una política exterior incoherente, donde se abandonan causas y posturas tradicionales de nuestra Revolución como la lucha contra el Colonialismo, o el apoyo a la Causa Palestina. No tenemos nada que mostrar al mundo.

 

Desde que acepté representar a nuestro país como Embajador ante las Naciones Unidas, a partir del 05 de enero de 2015, me concentré en el trabajo político y diplomático, para blindar a nuestro país y neutralizar cualquier decisión política que pretendiera vulnerar nuestra soberanía.

 

Desde el Consejo de Seguridad de la ONU, mantuve las posiciones de principios, sin hacer concesiones de ningún tipo, que marcaron la política exterior del Comandante Chávez. Extendimos nuestra solidaridad a los países africanos y del norte de África, árabes, azotados por los conflictos bélicos, el intervencionismo, la pobreza y la desestabilización. Estrechamos las relaciones con nuestros aliados estratégicos y grupos de países en desarrollo.

 

Presidimos durante dos años consecutivos, a pesar de no tener el apoyo de Caracas, el Comité de Descolonización, donde se lleva la causa Saharaui, Puerto Rico, Las Malvinas y otros 17 casos de territorios bajo ocupación Colonial.

 

Por iniciativa propia, nos propusimos para ocupar la Vicepresidencia de la Primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y la obtuvimos. Igualmente, postulamos nuestra candidatura a la presidencia de la Cuarta Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, también sin apoyo de Caracas, pero con el apoyo de nuestra región, en el “Grulac”, fuimos a votación en el seno de la Asamblea a solicitud de la embajadora norteamericana y les dimos una paliza, sólo votaron en contra: Estados Unidos, Israel y Marruecos. Fue una victoria en toda la línea, que era un termómetro del apoyo que habíamos logrado para el país en casi tres años de intenso trabajo político en el seno de la ONU.

 

A pesar que desde Caracas se nos negaban todos los recursos y apoyo político, teníamos una importante presencia y una estrategia de alianzas que nos hicieron imbatibles en todas las iniciativas y candidaturas en el seno de la Organización. Nuestro país, sus logros y avances, los tuvimos siempre presentes en el ambiente diplomático del organismo.

 

Cuando nos correspondió asumir la presidencia del Movimiento de Países No Alineados, Maduro no quiso que lo manejáramos desde la Misión de la ONU en Nueva York. Se llevaba de forma aérea desde Caracas. Perdimos una tremenda herramienta política, por las fijaciones personales de Maduro.

 

Cuando finalmente renuncio a mi posición como Embajador Representante del país ante la ONU, el 04 de diciembre de 2017, el madurismo entró “a saco roto” en la Misión de Venezuela en Nueva York. Movieron, maltrataron al personal, fracturaron el equipo de trabajo y comenzaron a pactar en el seno del Organismo. Se retiraron de la Presidencia del Comité de Descolonización, disminuyeron al mínimo su posición en el Comité de Palestina, abandonaron la Presidencia de la Cuarta Comisión de la Asamblea General, ya que la región no quiso apoyar al nuevo embajador, abandonaron la Vicepresidencia de la primera comisión. Venezuela desapareció de la actividad y dejó de tener presencia política. Es lo que yo llamaba la “política de la Guacamaya” en referencia a un símbolo, previo a nuestra gestión, que estuvo en los eventos de la Misión cuando se desarrollaba allí la política de “no hacer, no decir, no moverse”. La Guacamaya volvió a la Misión.

 

Mientras la visita de Maduro a la ONU, pasa sin pena ni gloria, de fracaso en fracaso, mientras siguen “EnTrumpados” en sus contradicciones. Agitan los aires de guerra con Colombia. Es muy peligrosa la manera cómo el gobierno se está moviendo en la frontera con Colombia. Se está creando un ambiente que puede dar origen a un enfrentamiento que escale a una situación insospechada. Se agita el trapo de la guerra, para ocultar el fracaso y la falta de apoyo popular e internacional del gobierno de Maduro. Son capaces de utilizar sangre venezolana y colombiana, hijos de Bolívar, para distraer la terrible crisis a la que han llevado al país.

 

Al mismo tiempo, intentan ocultar y distraer la entrega de nuestros recursos naturales: el oro, petróleo y gas, la privatización de PDVSA, entregando a sus empresas relacionadas y amigas, actividades primarias reservadas por la Constitución al Estado, a través de PDVSA; la venta por partes de PDVSA, ellos lo deciden, le colocan un precio que nadie conoce, ni discute; siguen guardando silencio ante los avances de la “Exxon Mobil” en el Mar Territorial del Esequibo, sigue el paquetazo de Maduro erosionando y castigando a nuestro pueblo; sigue la improvisación y debilitamiento del país. Lo vuelvo a decir, y espero que nadie se moleste con la verdad, la Asamblea Nacional Constituyente no dice y no hace nada frente a esta situación. Entonces, ¿Cuál se supone que es su papel?, si no ván a controlar al Ejecutivo o ejercer el poder originario, entonces ¡devuélvanle las competencias a la Asamblea Nacional!

 

Nuestro país necesita una opción progresista, patriota, revolucionaria, Bolivariana, verdaderamente Chavista, ante el Madurismo y la extrema derecha injerencista. Nuestro Pueblo y las Fuerzas Armadas Bolivarianas deben estar prestos para rechazar cualquier injerencia o intervención extranjera, así como, rechazar e impedir cualquier aventura guerrerista del madurismo. Si nuestro Ejército sale de sus cuarteles, será solo para restablecer nuestra soberanía y proteger nuestras conquistas sociales. Es el Ejército Libertador, no agresor. Hay que recordar lo que siempre dijo el Comandante, acerca del papel y doctrina de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

 

]]>
<![CDATA[Homero Simpson ayer y hoy, por Roberto Hernández Montoya]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Homero-Simpson-ayer-y-hoy-por-Roberto-Hernandez-Montoya-20180928-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Homero-Simpson-ayer-y-hoy-por-Roberto-Hernandez-Montoya-20180928-0088.html Sorprende cómo nadie menciona el milagro más portentoso de Cristo: conservar 12 amigos a los 33 años.
Noam Chomsky declaró una vez que podíase contar con el estudiantado, pero por un tiempito nomás. Y ya. No pidas más.
¿Cuántas bellezas humanas no llegan a los 25 sin volverse una bazofia? Porque habitualmente no se trata de cambios de opinión, de matizar puntos de vista, sino de unos revolcones aparatosos y casi siempre caricaturescos y chocantes. Un día padecen pataletas contra el capitalismo y otro día, a menudo en horas, profesan el neoliberalismo más histérico y mire que el neoliberalismo es histeria pura. Pero esta gente que digo sobrepuja la histeria más energúmena, con temblequeras y todo. He visto este espectáculo repulsivo en primera fila, no me lo han contado. Y nos repudian a quienes hemos permanecido fieles a las más entrañables ideas de juventud, como si fuésemos quienes traicionamos aquellas venturosas aspiraciones.
Toda aquella simpatía, lucidez, generosidad, gracejo y amor de golpe y porrazo se vuelven hostilidad, ineptitud, egoísmo, rencor. Mírales la amargura que deforma su cara; molécula por molécula reniegan de todo lo que fueron, con tirria, con odio.
Consideran que todo lo bello que una vez profesaron son niñerías, inmadurez, desatinos de juventud. Que ser maduro, tener empleo, casarse, es ser amargo y abominable. Se vuelven peores que quienes fueron burguesía de toda la vida. Es más, fantasean que la burguesía es peor que lo que es y adoptan una acrimonia que no existe ni en Wall Street; se sienten en el deber de adoptar las posturas más asquerosas y deleznables, invitando invasiones contra su progenie misma, porque las bombas que lanza el Imperio no distinguen preferencias políticas ni religiosas ni ideológicas ni estéticas ni de gentilicio. Esas bombas matarían a su familia igual que a la mía, pero en su impaciencia por hacerse perdonar sus pecados de mocedad se sienten en la obligación de ser peores que Trump -y, ay, lo consiguen. Es triste, sí, y me siguen doliendo las amistades perdidas, pero también es repugnante.
Homero Simpson no fue siempre un mequetrefe, pero perdió sus méritos porque se le metió un lápiz por la nariz. ¿Será eso lo que les pasa? Es por una duda que tengo.

]]>
<![CDATA[La revolución del afecto]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-revolucion-del-afecto-20180928-0087.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-revolucion-del-afecto-20180928-0087.html No podemos rendirnos a tantas atrocidades vertidas contra nosotros mismos. A mi juicio, es el momento de que la reconciliación espigue en el mundo como sustento de vida y signo de amor. Para desgracia nuestra, se ha generado un ambiente de inseguridad e impunidad, que matar lo hemos convertido en un diario permanente en muchas partes de nuestro hábitat, activando una espiral de violencia que verdaderamente nos deja sin palabras. De ahí que la comunidad internacional, hoy más que nunca, deba actuar con más unidad y fortaleza, máxime en un tiempo en el que se está perdiendo ese respeto a las garantías de paz que todos nos merecemos. 

La pasividad no debe de ir con nadie. Lo importante no es caerse, sino levantarse para seguir caminando por la vida, ahora interconectados a través de la red. Confiemos en que esa interconexión nos aglutine, al menos para no sentirnos solos y poder conjugar experiencias, ya que las individualidades nos aíslan. Es hora, por tanto, de que activemos otras actitudes más afectivas que hagan de este espíritu globalizador, un cántico de luz y hermanamiento (...). 

 Por otra parte, lograr el desarme nuclear a nivel mundial es uno de los objetivos más antiguos de la ONU; sin embargo, hoy, todavía existen unas 14.500 armas nucleares. Desgraciadamente, los países poseedores de armamento nuclear cuentan con programas de modernización de sus arsenales a largo plazo con una dotación de fondos, en lugar de preocuparse y ocuparse de que los moradores, no pasen hambre, y de que no vivan en la pobreza. Verdaderamente, nos ha servido de poco estos setenta años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, e incluso sabemos que los buenos propósitos plasmados en las agendas están perdiendo fuelle esperanzador, y como contrapartida están renaciendo inútiles enfrentamientos que nos hunden en la más profunda tristeza. 

Por ello, ante este injusto y frío panorama, qué bueno es formar parte de la revolución de la ternura, frente a una economía excluyente, que idolatra el dinero, hasta deshumanizarnos y hacernos perder nuestro propio corazón. Dicho lo cual, reconozco, que me encantan las pasiones combativas, ante las embestidas del mal que todo quieren destruirlo, hasta nuestra distintiva existencia, a poco que nos dejemos atraparla. No nos abandonemos jamás. Las maldades de ciertas gentes sin escrúpulos, en ocasiones, nos roban la experiencia de hacer familia, de ser pueblo, de sentirse mundo sobre el planeta.

 Aprendamos a descansar unos en otros y en lugar de ser miembros de alianzas nucleares, seamos gentes de servicio permanente, como ese poeta que siempre está en guardia para servir raciones de brazos abiertos, de manos tendidas, de ánimo desprendido. Bajo este ardor poético del afecto sobran las armas. Y, evidentemente, los desafíos de seguridad que aún prevalecen no pueden ser una excusa para seguir confiando en las armas nucleares y olvidar nuestra responsabilidad de buscar otro empuje global más coaligado. Quizás tengamos que transformar esta selva mundana en una casa de todos, como en otro tiempo hizo una mujer, María, innovando una cueva de animales en un hogar de amor, donde nació Jesús, con unos pobres pañales y una montaña de ternura. 

Sea como fuere, la eliminación total de las armas nucleares sigue siendo la máxima prioridad de las Naciones Unidas para el desarme, y esta es una buena noticia, con la que todos hemos de despertar. Lo prioritario, ciertamente, es asegurar nuestro futuro colectivo, pero no desconozcamos que es a través del encuentro más emotivo y sensible, como se abrazan los verdaderos horizontes de concordia. 
(...)   Está visto que nuestro agobiante desconsuelo solo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse. Uno no vive mejor escondiéndose dentro de sí, negándose a compartir, a cooperar con los demás, encerrándose en su particular bienestar. Eso es como suicidarse en camino. Lo importante es revivirse para entregarse. Eso siempre. Solo así se crece el alma inmensamente y el cuerpo se nos llena de sonrisas, aunque sean lágrimas las que se viertan. 
 

]]>
<![CDATA[Petróleo a 100 por medidas gringas contra Irán, por Haiman El Troudi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Petroleo-a-100-por-medidas-gringas-contra-Iran-por-Haiman-El-Troudi-20180928-0036.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Petroleo-a-100-por-medidas-gringas-contra-Iran-por-Haiman-El-Troudi-20180928-0036.html La agencia de inteligencia financiera Bloomberg ha reportado ayer que las principales empresas de comercio de petróleo predicen el retorno del precio del crudo a 100 dólares el barril por primera vez desde 2014.


 Esto ocurre en el marco de las reuniones de la OPEP y sus aliados, que buscan compensar el mercado por las sanciones a las importaciones de crudo iraní que ha impuesto la administración Trump.

Trump ha presionado públicamente a la OPEP a que aumente su producción para compensar la escalada de precios que ha venido experimentando el crudo en las últimas semanas. Sin embargo, la organización se muestra renuente a ceder a sus presiones, tal y como se desprendieron de las declaraciones que se dieron en el marco de la reunión en Singapur.

La nota de Bloomberg cita al especialista Daniel Jaeggi, cofundador de la empresa Mercuria Energy Group Ltd: “el mercado no tiene la respuesta de la oferta para una posible desaparición de 2 millones de barriles al día en el cuarto trimestre. En mi opinión, eso hace concebible ver una subida de precios de más de 100 dólares por barril.”

Esta opinión coincide con la de otro especialista, Ben Luckock, que observa como la producción de Irán “va a ser significativamente menor de lo que era, y probablemente menor de lo que la mayoría de la gente esperaba cuando se anunciaron las sanciones.” Luckock pronostica el petróleo a 90 dólares para Navidad y 100 dólares para principios de 2019.

Y pareciera que el mercado lo acompaña en sus predicciones: el crudo Brent, la referencia para más de la mitad del petróleo mundial, subió 2,5% a $80,56 por barril este lunes en Londres, después de haber alcanzado antes el nivel más alto desde noviembre de 2014.

Sin embargo, este precio no pareciera ser sostenible en el largo plazo por el incremento de la producción saudita, emiratí y rusa, así como las proyecciones de que Venezuela recupere la caída en su producción. Otro factor que juega en contra del sostenimiento de ese precio es la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que amenaza el crecimiento económico en Asia, uno de los principales motores de la economía mundial y por ende del consumo petrolero.

“Los balances son precarios y la falta de capacidad de reserva podría hacer que los precios del crudo superen los 90 dólares o incluso los 100 dólares, en caso de que se materialice todo el riesgo potencial en el mercado”, dijeron los analistas, entre ellos Ed Morse, en la nota de Bloomb

]]>
<![CDATA[El colapso de la educación, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-colapso-de-la-educacion-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180928-0031.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-colapso-de-la-educacion-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180928-0031.html  Los voceros del  Gobierno siguen señalando entre los principales   logros de la revolución “la educación pública gratuita y de calidad”.  Si bien la calidad no pasó de mera proclama y aspiración, parecen ignorar que hoy el problema no es  la calidad, sino la educación a secas. Porque escuelas, liceos y universidades se están quedando sin alumnos y sin docentes. Por ello, me resultó inconcebible la afirmación  del  Presidente de que la vuelta a clases había sido un rotundo éxito, pues  más de siete millones de estudiantes habían regresado a las aulas. ¿Quiénes son los que informan al Presidente cuando la realidad es que la mayoría de las escuelas y liceos siguen todavía sin abrir sus puertas  y las inscripciones están dando  números alarmantes? 
Supongo que el actual ministro de educación, Aristóbulo Istúriz, no maquillará los números ni negará la grave crisis de la educación, a diferencia del anterior ministro Elìas Jaua que, en una de sus últimas entrevistas, afirmó que los números de la deserción no eran significativos ¿Era sincero el Ministro o ignoraba los números reales? ¿Conocía el entonces Ministro  que, según algunos estudios, de cien niños que ingresan en primaria sólo 37 terminan sexto grado, que de ellos 34 ingresan al bachillerato y solo lo culminan 4? Habría que investigar, además,  con qué formación egresan esos sobrevivientes pues algunos  lo hacen sin haber  cursado matemáticas, física, biología o inglés por carecer de profesores. ¿Sabía el Ministro que según el estudio de  la Fundación Redes, la deserción en Educación Media alcanza la astronómica cifra de 78 por ciento? En cuanto a la universidad, se calcula que la matrícula ha descendido a la mitad en la mayoría de las carreras y en educación ha llegado a  la  astronómica cifra de 70 %., hasta el punto que varias escuelas de educación han cerrado por falta de alumnos y la propia UPEL tiene una matrícula irrisoria. Y esto es gravísimo, pues nos estamos quedando sin maestros y profesores.  A los miles que se han ido o piensan  irse,  hay que añadir que no vamos a tener reemplazo pues son cada vez menos los que estudian educación. 
Tal vez al Ministro le presentaron la matrícula de alumnos y docentes inscritos. Pero ¿cuántos de estos continúan trabajando o asisten a la escuela regularmente?  ¿Sabía el Ministro que en los sectores populares tres de cuatro alumnos faltan a clases por no tener que comer? ¿Sabía que son cada vez más numerosos los docentes que desertan sin darse de baja ni esperar su liquidación por considerar irrisoria la cifra que recibirían?
Tan grave como estos números o  peor es la mentalidad de que no merece la pena estudiar pues bachaqueando o contrabandeando se gana  más que un profesional. De este modo, el gobierno ha logrado imponer esa mentalidad perversa de  que no merece la pena estudiar o trabajar pues no son puertas  para el ascenso social.  
El regreso a clases está siendo muy difícil para la mayoría. Aterra enterarse de los precios ya no sólo de los uniformes, zapatos y libros, sino de cosas tan elementales como un sacapuntas,  un lápiz o un cuaderno. 
Es urgente que todos colaboremos para asegurar buena educación a todos y tratar dignamente a los educadores si queremos un país próspero y en paz.
 

]]>
<![CDATA[Almagro, el US Marine]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Almagro-el-US-Marine-20180928-0044.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Almagro-el-US-Marine-20180928-0044.html  El discurso violento de Almagro  cuenta con el  financiamiento de todas las fuerzas conservadoras del continente y principalmente de las logias  reaccionarias del imperio norteamericano.

En medio de un total frenesí, en estado de Nirvana, el enajenado psicoterrorista Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos para más señas, llegó eufórico a la activa frontera entre Colombia y Venezuela, atiborrado de un vocabulario agresivo y altisonante, reñido con las funciones diplomáticas que se supone su cargo exige. Este triste personaje perdió hace rato la ecuanimidad y la cordura, ha terminado por comportarse peor que los más rabiosos neofascistas de la fauna opositora criolla. Cuando habla, brama más duro que ellos, superando incluso a los perros de la guerra. Por sus ojos hambrientos solo sale odio y sed de venganza, ansioso por restaurar los privilegios de clase de las logias conservadoras.

La visita turística de Almagro a Cúcuta, acompañado de la clase política dominante de Colombia, permitió develar al mundo algunos de los trastornos psicóticos que el pobre personaje está padeciendo. Puso al descubierto su agenda golpista, injerencista e intervencionista.

De tanto creerse el ungido, el libertador de la Alianza del Pacífico, ahora se pasó de maraca al pedir sin escrúpulo alguno la inmediata aniquilación del pueblo venezolano. De su boquita altanera e irresponsable salieron estos desgraciados versos recogidos por todos los medios a nivel mundial: “En cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro: creo que no debemos descartar ninguna opción”. Actuando así, como un evidente auspiciador de las salidas violentas, de las agresiones militares, tan terriblemente recordadas por la doctrina del garrote con las invasiones a Nicaragua, Guatemala, República Dominicana, Panamá, Granada, entre muchos otros.

Almagro se comió totalmente la luz, porque actuando al margen de las leyes internacionales y comportándose como un agente terrorista, confesó de plano su agenda injerencista, revelando que: “Todos sabemos que esto no se resuelve de esta forma, se resuelve cayendo Maduro”. ¿Este extranjero puede votar y decidir quién gobierna en Venezuela? Pues no. Parece que Almagro hubiese sido elegido por alguna potencia o monarquía trasnochada para imponer el futuro de Venezuela, por encima de sus propios ciudadanos. Este es un comportamiento de gente deschavetada.

Pero claro, él no actúa solo. Al perro faldero le mueven la cola. El discurso violento del disociado Almagro está tutelado. Cuenta con el decidido acompañamiento y financiamiento de todas las fuerzas conservadoras del continente y principalmente de las logias ultraderechistas y reaccionarias del imperio norteamericano.

En Cúcuta estuvo escoltado descaradamente por el canciller de Colombia. Y el discurso de la intervención militar sobre Venezuela lo lanzó frente a las narices del impávido José Vivanco, el mismísimo de Human Rights Watch, el que supuestamente se rasga las vestiduras defendiendo los derechos humanos y la paz. Vivanco hizo mutis ante la amenaza de intervención militar. Cosas de la hipocresía y de los que miden su independencia de acuerdo al tamaño de la chequera del aliado de turno. El que más paga es el que más vale.

El colmo es que Almagro es apenas un diplomático, un empleado de un organismo multilateral. Pero desde esta instancia se está erigiendo como derrocador de gobiernos, como promotor de invasiones militares. Estamos frente a un gran exabrupto. Una perversión sin precedentes en la historia diplomática de nuestra américa.

Almagro y sus patrocinadores están violando descaradamente la Carta fundacional de la Organización de Estados Americanos, que en su artículo 1 destaca “la organización internacional que han desarrollado para lograr un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia” y expresamente indica que “ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros”.

El deschavetado Almagro está violando flagrantemente estos principios al subordinar a toda la OEA a su cruzada de odio personal. Donde pisotea además lo establecido en el artículo 118 de la propia Carta de la OEA, que indica taxativamente que ni el Secretario General ni la Secretaría “solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún Gobierno ni de ninguna autoridad ajena a la Organización, y se abstendrán de actuar en forma alguna que sea incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante la Organización”.

Pero Almagro está alzado con su agenda militarista e intervencionista. Para eso le pagan al peón. Ya se midió su uniforme de belicoso guerrerista. Un uniforme de los US Marine Corps. Le gusta el olor de la sangre. Ya no le importan las excusas ni guardar las formas. Por eso en su mediocre verbo, cita la “responsabilidad de proteger”, omitiendo descaradamente las tragedias y los millones de muertos de Afganistán, Irak, Libia y Yemen. Países donde sus patronos imperiales de occidente tienen décadas hundidos fútilmente en las arenas del desierto. Solo han logrado sembrar la muerte y la destrucción con sus despliegues militares y sus bombardeos. El Estado-Nación de estos países desapareció para dejar paso a la anarquía y a la fragmentación.

Pero Almagro está tan disociado que ni siquiera se atrevió a recular cuando 11 de los 14 países del Grupo de Lima (sus supuestos patronos) expresaron su “rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela”. A Almagro lo colma la soberbia. Está enajenado, envenado de odio. Por eso se mantiene sublevado. Sus paranoicas alucinaciones le hacen creer que pondrá sus botas manchadas de sangre sobre las cenizas ardientes de Miraflores. Bien loco que está.

Almagro actúa como el Secretario de Guerra de la derecha continental, como un avanzado agente de la CIA o como el elemento más aventajado de la vanguardia asesina de los US Marine Corps. Sueña con llenar su pecho de condecoraciones, montado en la cubierta de un portaviones en el Mar Caribe. Este disociado ya quemó todas sus naves, no tiene vuelta atrás, no le queda otra que aupar activamente la intervención militar y la guerra.

]]>
<![CDATA[La excepción es la regla]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-excepcion-es-la-regla-20180928-0037.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-excepcion-es-la-regla-20180928-0037.html El Decreto 3610 que renueva el estado de excepción con el que viene gobernando el presidente Maduro a partir de 2016, le otorga la facultad de manejar los recursos públicos sin control institucional en el tiempo que resta para asumir la presidencia en el nuevo período constitucional. Según este, podrá dictar “normas que excepcionalmente y sin sometimiento alguno a otro Poder Público, autoricen las operaciones de crédito público, sus reprogramaciones y complementos, que regirán para el ejercicio económico financiero 2019”. Así como, “aprobar y suscribir contratos de interés público y sus enmiendas, para la obtención de recursos financieros, asesorías técnicas, aprovechamiento de recursos estratégicos para el desarrollo del Plan Económico del País, sin sometimiento a autorización o aprobaciones de otros Poderes Públicos”, eso significa que podrá endeudar más al país y suscribir contratos para la explotación y comercialización de hidrocarburos, oro, coltan o liquidar activos de la República en los términos y condiciones que él determine sin control alguno.

Las consecuencias de esta forma de gobernar, en la que se maneja el Estado como una caja negra vaciada del control social, sin contrapesos que limiten el poder, es lo que explica los altísimos niveles de corrupción, despilfarro, endeudamiento, deterioro de los servicios públicos, destrucción ambiental y pobreza, en la que ha desembocado esta nueva crisis cíclica del modelo rentístico capitalista dependiente venezolano. Las políticas públicas funcionales a ese modelo y la burocratización del incipiente Poder Popular autogestionario, que floreció en la etapa temprana de la revolución, hirieron gravemente el proyecto bolivariano.

Así, sin prisa pero sin pausa, se ha venido imponiendo un régimen autoritario, muy distante del proyecto original de la revolución bolivariana, el de la democracia participativa y protagónica en la que el pueblo sería el protagonista de la transformación social. Lo que falta para que el estado de excepción se convierta en la regla, es que se formalice la derogación de la Constitución con la aprobación del proyecto constitucional de la ANC. Solo podría evitarlo una unidad superior de los movimientos sociales y políticos que luchan por una salida constitucional y soberana a la crisis, participando masivamente en el referéndum constitucional.

]]>
<![CDATA[Trump en la ONU: Entre risas, frustraciones y amenazas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-en-la-ONU-Entre-risas-frustraciones-y-amenazas-20180926-0093.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-en-la-ONU-Entre-risas-frustraciones-y-amenazas-20180926-0093.html El discurso de Donald Trump ante la 73ª Asamblea de la ONU es la constatación de la crisis política de la globalización neoliberal y la decadencia del imperio estadounidense. Pero también, del caos económico y político que vive el planeta.
Es el primer presidente de USA que reta el poder de la Burguesía Financiera Global. Trump los llama “globalistas” porque no puede (o no logra) identificar a sus enemigos, que interna y políticamente son los Obama-Clinton pero que, en verdad, son todos los capitalistas que deslocalizaron las industrias y las manufacturas buscando obtener en los países de la periferia los rendimientos que no pueden obtener en las antiguas metrópolis híper-desarrolladas.

Por ello, Trump dispara su frustración contra Europa (Alemania), Rusia, China, Irán y… también lanza “fuegos artificiales” contra Venezuela para darles contentillo a sus aliados republicanos que son profundamente anti-cubanos y “anti-socialistas”.

Ese discurso desnuda el desconcierto que viven actualmente las clases dominantes de las potencias imperiales. La elite financiera no se explica cómo, porqué y en qué momento aparecieron en su interior los sectores políticos —como el de Trump y los del Brexit— que aprovechando la inconformidad de los trabajadores y de otros sectores sociales afectados por la globalización neoliberal, se apoderaron de sus gobiernos para destruir su orden global.

En su delirio “nacionalista” Trump quiere hacer creer que su gobierno en dos (2) años ha logrado lo que ningún presidente de los EE.UU. consiguió en toda su historia. El público que representa a los gobiernos de todo el mundo se burló del optimismo del gobernante estadounidense que pareció sorprendido por la reacción histriónica de los delegados.

Pero esa risa bien pudiera ser la de todo el planeta. Todo el mundo debe estar sorprendido de que el primer mandatario de la nación más poderosa del mundo, ridiculice y desconozca a las instituciones internacionales creadas por las grandes potencias después de la 2ª guerra mundial como la ONU, la Corte Penal Internacional, la OTAN y demás.

Trump mencionó –tal vez en forma inconsciente– a los pocos países que le quedan como aliados seguros o aquellos que todavía necesitan su respaldo como Arabia Saudita, Israel, Polonia, Corea del Sur, India y Colombia, mostrando que efectivamente ya no considera a Europa o a Japón como sus amigos cercanos y confiables.

El ataque de Trump está dirigido contra los potentados transnacionales que desmantelaron sus empresas y las trasladaron a China o a otros países periféricos. Ellos también van a ser afectados por las políticas “nacionalistas” de Trump, que usa los aranceles para forzar negociaciones en la OMC o de carácter bilateral. 
Lo que ocurre es que Trump no los puede llamar por su nombre y por ello los llama chinos, mexicanos, hindúes o paquistaníes.

Por eso es que los “globalistas” encabezados por los dueños del complejo industrial-militar de los EE.UU., los monopolios informáticos de la red global de Internet y los poderosos medios de comunicación de “occidente”, quieren derrocar a Trump y lo acusan de ser aliado de Putin. Es todo un entramado difícil de entender con las premisas geopolíticas del siglo XX.

El discurso de Trump es histórico porque confirma que la guerra comercial y monetaria que estamos presenciando va en serio y va para largo, y que la globalización neoliberal que el mundo vive desde 1973 ha entrado en una fase crítica y caótica que va a generar nuevas formas de “neo” y “proto-fascismos” que pueden conducir al planeta a conflictos de mayor calado, incluyendo guerras de un carácter e impacto nunca visto.

Trump con su discurso confirma una vez más la necesidad que tienen los pueblos y los trabajadores de todos los países de construir “otras miradas” para no tener que alinearse y/ defender a los “fascismos nacionalistas” o a los “fascismos globalistas”. 
En gran medida, en muchos de nuestros países latinoamericanos ya está ocurriendo ese fenómeno de tener que escoger entre lo “malo” y lo “peor”. Entre las viejas derechas “compradoras” y entreguistas, y las “nuevas” derechas nacionalistas y anti-globalistas.

]]>
<![CDATA[Seguimiento de OPEP y no OPEP]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Seguimiento-de-OPEP-y-no-OPEP-20180926-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Seguimiento-de-OPEP-y-no-OPEP-20180926-0092.html Ha concluido la reunión del Comité de países productores y exportadores de petróleo, tanto OPEP como no OPEP, donde se revisaron los cumplimientos de las decisiones del año 2017, en cuanto a las cuotas de producción, la oferta al mercado consumidor etc. Se discutieron  los desafíos que tiene la Organización de mantener los volúmenes de producción y el precio del petróleo.
Definitivamente los precios del petróleo se mantendrán estables. Sin embargo, hay una dinámica de imponer sanciones políticas y económicas a países como Irán y Venezuela, que predicen inestabilidades en los mercados, sobre todo los asiáticos, donde en consumo de los hidrocarburos van en aumento.
La petición por parte del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, de que la OPEP y no OPEP, produzcan más volúmenes de petróleo, para que disminuya el precio, es una provocación innecesaria. De hecho el Comité de seguimiento la ignoro y dejo  el tema para ser tratado en otra oportunidad.


Por otra parte, tenemos las confrontaciones entre los Estados Unidos, Rusia y China. Son confrontaciones comerciales y financieras, por ahora. pero que pudiéran convertirse en bélicas. La amenaza nuclear de Corea del Norte y EEUU, renace una tensión importante.
El peligro e inestabilidad del Oriente Medio. Irán, uno de los mayores productores y exportadores de petróleo, amenazada. Siria, Afganistán e Irak con guerras fratricidas, religiosas, donde se destrozan  miles y miles de seres humanos.
Con un mundo globalizado  y en permanente  confrontación, el precio del petróleo subirá.  Solo el hecho de que el suministro pueda ser perturbado por ataques a países productores y exportadores de petróleo, es suficiente para potenciar el precio del petróleo.
Las fuerzas del mercado están demandando mayor volumen de petróleo. El mercado será atendido debidamente, sin crear artificialmente una situación de desplome de los precios del petróleo. El mercado ha estabilizado los precios en favor de los productores y exportadores, así como de los consumidores. 
Cabe destacar. el mercado consumidor es atendido en un 80% por los paises de la OPEP y los no OPEP. No puede un Presudente de un país, ordenar el aumento de la producción para disminuir el precio de los hidrocarburos. La unión de los paises de la OPEP y los de la no OPEP, manejan el mercado petrolero, basado en la atención debida de los consumidores.
En definitiva, los previos del petróleo, han tomado la senda de la valorización de un bien  natural no renovable, indispensable para la sobrevivencis  del ser humano. El justo valor del petróleo, está marcado por una oferta y demanda atendida debidamente por los paises productores y exportadores, mediante un suministro seguro y confiable.
El petróleo, es y seguirá siendo el elemento clave, la causa de los conflictos bélicos. Las grandes potencias pretenden apoderarse de las reservas de petróleo y del agua.

]]>
<![CDATA[Salvación del lago, por Francisco Arias Cárdenas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Salvacion-del-lago-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180925-0092.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Salvacion-del-lago-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180925-0092.html En días recientes conversamos con el Presidente del Instituto para el Control y Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Iclam), compañero Jorge Pedroza y el Contralmirante Héctor De Abreu, Autoridad Única del Sistema Portuario de la región occidente. 


Con ambos compartimos experiencias y propuestas donde la recuperación de la vida en el Lago de Maracaibo es fundamental, es la razón más importante de la región, del país y del planeta todo.
 
El Lago de Maracaibo, por sus condiciones, su ubicación y su tamaño marcó la población de sus riberas y la domesticación de espacios naturales que ahora son fundos productivos para las diversas siembras: de plátano, de palma aceitera, de pastizales para los rebaños y frutas tropicales en general. 

Darle la cara al lago, sentir con él, como seres vivos y actuando como tales, debemos amarrar la navegación lacustre a estas condiciones originales, las condiciones que creó la madre naturaleza. Los puertos gabarreros, aptos para el traslado de los productos del Sur del Lago, de los estados andinos inclusive en algún momento de nuevo  del Oriente Neogranadino.

Sueños obligantes para quienes tenemos como centro el corazón de cristal de la tierra de Rafael Urdaneta y de la luz permanente del “Rayo del Catatumbo”.
Navegar el lago sin apuñalarlo más con la penetración de la cuña salina, esto implica replantearnos el puerto de Maracaibo y los puertos interiores y establecer la zona portuaria, posiblemente en la zona limítrofe Falcón-Zulia donde el impulso de la Industria petrolera debe ser punta  de lanza.

La presidencia de Pdvsa en manos de un zuliano de bien como es Manuel Quevedo, obliga para que sobre la urgencia de la recuperación petrolera, no dejemos de lado la salvación del lago de Maracaibo,  reservorio que durante años  ha  resistido el desarrollo de actividades industriales que atentan con la preservación,  es necesario que revivamos su historia bonita, como cantó Alí Primera.

]]>
<![CDATA[Los grandes desafíos en Educación, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-grandes-desafios-en-Educacion-por-Elias-Jaua-Milano-20180925-0091.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Los-grandes-desafios-en-Educacion-por-Elias-Jaua-Milano-20180925-0091.html  Inició el año escolar en nuestra Patria. Venezuela es hoy uno de los pocos países del mundo que cuenta con un extendido sistema de educación pública de acceso universal y gratuito, desde la educación inicial hasta la universitaria. Una conquista del pueblo venezolano consagrada, como derecho humano, en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que debemos valorar en su justa dimensión, en un contexto mundial donde la tendencia es a la privatización de este derecho.

El sistema financiero global, ávido de dinero para tapar los agujeros de la burbuja financiera que ha creado, ha puesto su mira en la educación, así como lo hizo con los inmuebles de millones de familias en la primera década de este siglo, para hipotecar mediante créditos estudiantiles a centenares de millones de jóvenes estudiantes en el mundo. En Venezuela eso no será posible, mientras haya Constitución Bolivariana.

La juventud venezolana cuenta con educación pública y gratuita, que cada día tiene que ser de mayor calidad, como garantía de capacitación, de formación para su porvenir. Son muchas las cosas que hay que perfeccionar e innovar en materia de acceso pleno a la educación, infraestructura, servicios de alimentación, acceso a las tecnologías de información, entre otras.

Pero más allá de estos temas, en el cual los gobiernos bolivarianos de nuestro Comandante Chávez y del Presidente Nicolás Maduro han hecho extraordinarios esfuerzos de inversión. Quisiera en este artículo puntualizar tres desafíos que como sociedad tenemos en materia educativa.

En primer lugar, debemos comprender y valorar el rol fundamental del educador, de la educadora, en especial del Maestro y la Maestra de educación inicial y primaria. Durante mi gestión como Ministro de Educación, tomé plena conciencia de que no se debe escatimar esfuerzos y recursos en garantizar las máximas condiciones laborales y sociales, en brindar todas las condiciones necesarias para la formación y toda la dedicación que haga falta para la transformación educativa al hombre, a la mujer que, dotado de una metodología para el proceso de aprendizaje, se presenta frente a 30 o más niños, niñas y jóvenes, la mayoría de los días del año.

La inmensa mayoría de nuestros educadores y educadoras, posee una vocación y una mística que debemos acompañar. No es cierto que el magisterio venezolano sea contrarrevolucionario, el educador y la educadora venezolana tienen un pensamiento y un accionar crítico, que con compresión amorosa puede ser canalizado para un gran cambio cultural en nuestro país. Yo, hoy, me siento más orgulloso de los maestros y las maestras de mi Patria.

El segundo gran desafío es avanzar definitivamente hacia una educación para la liberación, para la definitiva descolonización de la sociedad. Nunca más, en un libro escolar, la imagen de un indio arrodillado ante el invasor.

De nuestro sistema educativo debe egresar, generación, tras generación, un joven, una joven con identidad con nuestra historia de resistencia y lucha por la libertad; con reconocimiento y respeto por nuestra diversidad étnica cultural; con conciencia de clase; con capacidad de rebelarse frente a lo injusto, frente a la exclusión; con vocación para construir una sociedad amante de la paz, de la diversidad, de la igualdad social, donde el éxito individual, sí, el éxito individual, sea parte y sume a la prosperidad colectiva de todo el pueblo.

En tercer lugar, si queremos de verdad diversificar nuestra economía y superar la cultura rentística petrolera, hablo de cultura porque considero que la economía nacional tendrá siempre base en la renta petrolera y minera, dado los inmensos yacimientos de hidrocarburos y materiales preciosos y estratégicos sobre los cuales tenemos que preservar nuestra soberanía nacional, debemos comenzar por educar a una generación en una nueva cultura de la honestidad, del trabajo productivo, de la innovación científico tecnológica.

En tal sentido considero inaplazable iniciar un proceso, que debe ser paulatino, de incorporación de la formación técnico productiva, no sólo en las valiosas Escuelas Técnicas con las que contamos, sino a lo largo de todos los niveles y modalidades de nuestro sistema educativo. En cada Escuela, en cada Liceo se debe educar para la producción de alimentos, para el mantenimiento y la reparación (mecánica, carpintería, plomería, herrería, etc.); para la producción de contenidos informáticos, para las telecomunicaciones, para la robótica, en general para el trabajo no alienado, para el trabajo liberado y liberador.

El programa Todas las Manos a la Siembra, que ha llenado de conucos escolares nuestras escuelas, idea de nuestro Comandante Chávez inspirado en el Maestro Simón Rodríguez, impulsado con decisión por el Presidente Maduro y hecho realidad con la constancia y método del Profesor Carlos Lanz y de centenares de miles educadores, educadoras, estudiantes, cocineras, obreros y obreras, padres y madres, es el preludio de lo que tenemos que hacer en todas las áreas del saber hacer.

Superar estos tres grandes desafíos, que me atrevo a identificar, será la clave para despejar el camino hacia un buen porvenir, para sentar las bases de una sociedad democrática, educada, honesta, innovadora, productiva que conviva en paz a partir del reconocimiento de nuestra diversidad. Ya se visualiza en el horizonte. Será el sueño de nuestro Padre Bolívar realizado. Rumbo al 2030.

]]>
<![CDATA[En las puertas del infierno, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-las-puertas-del-infierno-por-Asdrubal-Aguiar-20180924-0096.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-las-puertas-del-infierno-por-Asdrubal-Aguiar-20180924-0096.html Dante Alighieri describe cuanto reza de pavoroso sobre las puertas del infierno: ¡Lasciate ogni speranza, voi que intrate! Los que aquí entráis, perded toda esperanza. “No hay nada después de esto. No hay nada más que esto. No albergues falsas esperanzas. No hay más oportunidades. No hay más misericordia. No hay más perdón. Todo termina aquí”, leo en su Divina Comedia.

La cita es, quiérase o no, un relato lógico de la actual Venezuela. Sin embargo, cabe discernir con cuidado. Es susceptible de interpretarse como que habrá salida para unos, pero no para otros, o acaso para ninguno, según sean las circunstancias.

Tan terrible condena a la oscuridad puede predicarse, sin más, de quienes han secuestrado al pueblo venezolano negándole alternativas a su actual régimen, sea sometiéndolo a vejaciones apenas imaginables allí donde domina el mal absoluto.

Repetiré para el entendimiento del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, como en propiedad lo intenta Luis Almagro, secretario de la OEA, que ese mal absoluto es real e indefendible. Adquiere corporeidad en la dictadura a la que sirve con tanta obsecuencia y le gana desde ya el octavo círculo del infierno, el de las bolsas malas o de los bolsas (malebolge). Es narcotráfico, terrorismo, crímenes de lesa humanidad, oscuridad perpetua y para todos, hasta para quienes hacen parte de la diáspora venezolana, por víctimas del ostracismo.

No hago calumnia. Ese inframundo se construye como proyecto político y como “obra de arte” a partir del 10 de agosto de 1999. La encarga Hugo Chávez Frías y la realizan sus artesanos de mayor intimidad y disposición a lo criminal. Implica avenirse con los peores de la tierra, los narcoterroristas colombianos, una vez como insurge de la nada electoral y se hace del poder auxiliado por un cruce de intereses podridos que lo apoyan, creyendo moderarlo o para lavarle sus inmundicias en pública almoneda.

No por azar, al término y desde su lecho de muerte, en La Habana, reza aquél sobre las páginas de Así habló Zaratustra. Ha dado a Dios por muerto. Ha entendido que todo cabe en la empresa de gobernar a la animalia. Nos deja como cabeza a su más acabado exponente.    

“El superhombre es el sentido de la tierra. Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombre el sentido de la tierra! ¡Yo os conjuro, hermanos míos, permaneced fieles a la tierra y no creáis a quienes os hablan de esperanzas sobre terrenales! Son envenenadores, lo sepan o no. Son despreciadores de la vida, son moribundos y están, ellos también, envenenados, la tierra está cansada de ellos: ¡ojalá desaparezcan!”, escribe Friedrich Nietzsche. Cierta “oposición” les llamaría radicales.

Los causahabientes de Chávez, los autores de primera línea, quienes realizan sus designios con mayor empeño y espíritu disoluto no gozarán siquiera del citado ostracismo ateniense. No tienen esperanza y lo saben. Se ocupan de que los respalden fuerzas globales impregnadas de igual talante, cultoras del relativismo ético, patrocinadoras del progresismo como morigeración práctica del socialismo del siglo XXI, con un único objetivo: sumar almas perdidas a los 9 círculos dantescos que se distribuyen entre traidores políticos, hipócritas y falsarios como los Rodríguez, violentos, tiranos y bestiales como Cabello y Padrino, iracundos y envidiosos como Carreño, derrochadores como el Drácula de Carabobo, glotones como Maduro y Cilia, ladrones y lujuriosos como los personajes de Las Muñecas de la Corona.   

Ello explica el realineamiento opositor en curso. Le da sentido a los movimientos de piezas sobre el ajedrez global por Zapatero y su camarada Antonio Guterres, en la ONU, muñecos de ventrílocuo del castrismo cubano y del sancho-podemismo español. Se empeñan en convencer a los venezolanos de que hasta la práctica del mal absoluto es legítima, por humana y primaria. Es corregible o atenuable, políticamente, según ellos.

El señor Zapatero, ahora acusa a Almagro de olvidar los preceptos de la ONU. No se percata que es él quien los ignora. Reivindica los de la vieja Sociedad de las Naciones, partera del nazismo y el fascismo. Solo los imbéciles, por malos entendedores de la verdadera diplomacia, no registran que a partir de 1945 fueron excluidos de los asuntos internos del Estado el respeto y la garantía universal de los derechos humanos, a fin de abrir, justamente, las puertas del infierno y para permitir que los justos salgan y suban al purgatorio, mediante la intervención humanitaria.  

Zapatero y los suyos, cabe admitirlo, a diario repasan las páginas escritas por el florentino Maquiavelo: “Cualquiera que llegue a hacerse dueño de una ciudad acostumbrada a gozar de su libertad, y no la destruya, debe temer que será destruido por ella”. Pero, al paso, deja de lado lo que también dice el autor de El Príncipe: mientras subsista el grito de libertad y no hayan sido dispersados todos los habitantes, “nunca se desarraigará de su corazón, ni soltará su memoria el nombre de libertad”.

Nuestros padres fundadores civiles, a la sazón, prefieren traducir y estudiar a Giovanni Botero, por enemigo del florentino. Beben en su Razón de Estado, hija de la decencia humana y testimonio cabal de la moral en el ejercicio de la política: “Es causa también de la pérdida de los Estados, intrínsecamente, la crueldad con los súbditos, la sensualidad de la carne [ahora pienso en Maduro y Cilia y en su bacanal de Estambul], ya que mancha la honra, …”, leo en sus páginas.

En suma, para la mayoría de los venezolanos Dios sigue vivo. Existe la esperanza. Para los otros y Zapatero, convencidos de que Dios está muerto, su empeño se reduce a no dejar sola en el infierno de Venezuela a su incontinente, bestial y maliciosa dictadura.  

 

 

]]>
<![CDATA[En opinión: La conjura de los necios]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-conjura-de-los-necios-20180924-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-La-conjura-de-los-necios-20180924-0098.html La élite burguesa y sus antífonas culturales y sociales, la llamada clase media, se han pasado la vida acusando a la gente de izquierda de ser unos resentidos sociales. Siempre velando, siempre rumiando en los pastizales del reconcomio, por lo que uno no puede menos que asombrarse de la iracundia, la histeria salival, desatada porque el presidente Nicolás Maduro fue a un exclusivo restaurante en Turquía.

En una de estas radios caraqueñas que son de evidente oposición, un periodista describía con la boca hecha agua los pedazos de carne que engullía el mandatario nacional insinuando que aquel paladar de autobusero, nacido para la chinchurria y el capirote, seguramente no supo degustar la delicada jugosidad dorada de aquel manjar.

Ni un dato, ni un solo comentario sobre los convenios suscritos con China. Ni siquiera el calichoso ritornelo de la injerencia del “alo flito” en las arepas.

Los periodistas, los medios y los militantes 2.0 de la oposición ni se dan por enterados de que su relato sobre la realidad nacional es cada vez más la expresión de un rencor, mezclado con el despecho por el fracaso de la dirigencia en el exilio y la frustración de que la dirigencia que aún está en el país no es capaz de encontrarse y reagruparse tras la implosión de la MUD.

La prueba irrefutable de que han perdido toda esperanza, de que ya no aspiran realmente a derrotar al Gobierno y no pueden entender el tiempo que como un reloj de arena les cae encima, es que ya sólo creen en una intervención militar estadounidense en Venezuela. Ya no creen en marchas a Miraflores, ni en la guarimba total, ni en la huelga general indefinida, ni en el Dólar Today, ni en el golpe de Estado tradicional, menos en diálogos y elecciones, sólo creen en Donald Trump y sus marines desembarcando en Caimarechico o en los Guaraguaos.

Y es comprensible porque la oposición comparte con Trump la pretensión de creer que la historia es como su reloj de pulsera, que pueden adelantar o retroceder a conveniencia. El presidente de los EEUU le ha declarado la guerra económica al mercado común global capitalista creyendo que sus enemigos están en China y la Unión Europea, sin percatarse que realmente están en las bolsas de valores de Nueva York y en los mundiales intereses de los bancos de su país.

Todas las “bombas” comerciales que Trump lance a China, Rusia, Alemania o Francia van a explotar también en su territorio porque la globalización no es retráctil, no es reversible. De la misma forma, los tiempos en que EEUU podía enviar a su Ejército a invadir un país en su exclusiva área de influencia han terminado.

No dudo que Trump nos tenga el hambre, que los planes militares estén hechos. No creo en imperios genocidas conversos. El detalle está en que Venezuela y América Latina en general ya no es la exclusiva área de influencia de los EEUU y, sobre todo, que a pesar de lo que diga el Grupete de Lima y el infeliz secretario general de la OEA, existe hoy una ciudadanía latinoamericana, desde la Tierra del Fuego hasta el Río Grande, que no aceptará una agresión militar a los venezolanos y a las venezolanas como la que pide la resentida oposición mediática y la 2.0.

Más aún, los venezolanos y las venezolanas, desde hace rato, venimos diciendo con meridiana claridad que no queremos violencias y menos una agresión militar estadounidense, pero la dirigencia opositora y resentida no se da por enterada. No han aprendido la lección de las guarimbas que les hizo más daño a ellos que al Gobierno porque los dividió y los alejó del sentir popular.

Y al dividirse y alejarse de la gente no se les ocurre otra idea más brillante que apostar por más violencia, por la guarimba mayor, una invasión yanqui a nuestra patria.

Pero Venezuela es como un árbol que se carga de hojas y aprende a sacar oxigeno de tanto veneno que le lanzan.

]]>
<![CDATA[Política para tontos, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-para-tontos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180924-0094.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Politica-para-tontos-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180924-0094.html  

El gobierno nacional reta a los venezolanos a sobrevivir en la más absurda economía del mundo. La distorsión en la banda de precios bolívar versus dólar es espantosa al convertir el dólar en referente de precios y a su vez lograr que ese dólar sea inflacionario, nadie en Venezuela es capaz de dejar el mismo precio de un día para otro, lo que hace insostenible el modelo económico actual.

El anuncio del aumento del precio de la gasolina incentivó de inmediato a incrementar los precios de muchos productos indicando lo cual revela que si el gobierno logra ejecutar la medida la inflación seguirá en aumento acelerado pulverizando el salario mínimo y la reconversión monetaria lo que provocará mayor desesperanza, hambre y miseria. Mientras todo esto pasa la dirigencia política opositora no logra encontrar unificar criterios para reagruparse y se empeña en seguir confrontándose a lo interno.

Es tal crítica la situación , que ni siquiera el anuncio del aumento de la gasolina, por parte del gobierno nacional, ha logrado reanimar a la oposición, lo que certifica que  en Venezuela aunque pareciera que el pueblo va explotar no pasa nada y eso parece inyectarle fuerza al presidente y  seguir avanzando en la ejecución de su plan, sin encontrarse muchos obstáculos, debido a que las protestas presentadas en el país son aisladas, como dice el refrán popular “cada quien por su lado” y mientras las protestas no se encuentren en una sola y sea masiva, organizada y en Caracas el gobierno no reculara.

No todo en el país está perdido porque más de 25 millones de venezolanos se encuentran luchando para no abandonarlo y lograr mantenerse a flote en el evidente naufragio, lo que activa las posibilidades de reanimar a los ciudadanos en organizarse para eventos de calle, para la participación electoral, para la exigencia en la mejora de la calidad de servicios públicos, transporte, salud, educación, cultura, deporte, mejores condiciones laborales en la administración pública.

Sin embargo, el ciudadano tiene la esperanza que aparezca un Mesías que logre reanimar la fe de que todo puede mejorar y, si ese Mesías no llega a aparecer, la capacidad de que la población logre organizase entre si es baja debido al miedo que existe hacia los mecanismos de defensa y control  con los que cuenta el gobierno, sobre todo los cuerpos de seguridad, colectivos, milicia, fuerzas armadas que de acuerdo a los antecedentes han actuado en contra de los ciudadanos y en otros sectores temen por represalias al cierre de comercios así como expropiaciones, lo que hace más complejo una reacción organizada desde la sociedad civil.

El debate político actual está centrado en las confrontaciones internas desde el PSUV y el llamado “Madurismo”, y sin duda, eso está desviando la atención de los verdaderos problemas y la gente se entretiene con los chismes de la farándula, los chismes políticos, cenas presidenciales, señalamientos entre aliados del gobierno y las distorsiones de los voceros de la dirigencia política opositora.

El pueblo venezolano es fácil de entretener y además olvida muy rápido lo que complica aún más los escenarios futuros porque los cambios siguen concentrados entre lo que pueda ocurrir a lo interno de las fuerzas armadas y una intervención internacional. Como lo dijo Johana Martuchi “La mayoría de los gobernantes están convencidos que el pueblo que gobierna está lleno de tontos”.

 

 

]]>
<![CDATA[Inspiradores de conductas y actitudes]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Inspiradores-de-conductas-y-actitudes-20180921-0090.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Inspiradores-de-conductas-y-actitudes-20180921-0090.html La situación política del país es muy compleja. Difícil de desenredar y entender. El papagayo pareciera que va en picada hacia el suelo y el hilo que lo sostiene da vuelta desordenado.  Mil variables salen a escena y complican su dinámica en la lucha por el poder y por la captación de adeptos y partidarios. Es como un nudo que se forma en cada instante y en cada circunstancia. Inentendible.  
Enrevesado. Embarazoso. Vivimos un apresurado acontecimiento, uno tras otro, repleto de señales y códigos de naturaleza política. La información y contra información invade los espacios y los tiempos dejando una estela de dudas, confusiones e incertidumbres. Quienes gobiernan aprovechan este estado colectivo para avanzar en su proyecto de país. Adoctrinar y manipular, en beneficio de sus interesadas acciones. 
          Todo no es teoría ni filosofía. De tras de eso, hay una intensión franca y despejada de dominio e intervención social, en las aspiraciones y conducta de la población. En el fondo, se trata de conducir comportamientos que concuerden con las metas y propósitos de un modelo que posee como factor esencial la división de la sociedad. La exclusión y el descarte. 
Igualar hacia abajo el estatus socio económico de las mayorías. Como consecuencia empujar hacia un proceso de empobrecimiento generalizado. Donde el papel del gobierno será básico en la vida y evolución colectiva. Hacer dependiente a la personas de los programas y acciones del gobierno es el medio para dominar e imponer conductas y opiniones. Una estructura de conquista se desplaza por todo el territorio nacional, con la finalidad de subyugar a las familias. 
     El país exhausto y postrado observa cauteloso. A simple vista no hay alternativa… no hay salida. Y lo que ve resulta indefinido y discordante. Sin fuerza y poca viabilidad. Las señales que recibe son débiles y individualizadas. No hay por donde coger y los caminos resultan espinosos y vacilantes.  
Prefiere que otro haga el trabajo. Se arriesgue y ponga sus pertenencias bajo el fuego.  La colectividad es floja, interesada y conservadora.  Exige seguridad y garantía de triunfo. Sabe a conciencia que la fuerza está del otro lado y el poder de fuego hipotecado. No se sacrificará si no percibe probabilidades de ganar. 
 Así ha sido a través de la historia. Y en la evolución de la humanidad es una constante predestinada.  Las aventuras y las paradas en el abismo son posibles cuando hay pasiones y emociones que destellan finales de bengalas y brillar de estrellas.
       Lo que supera esta conducta ya conocida de los pueblos, son las motivaciones concluyentes de un discurso apasionado y visionario que despierte valores y principios de gran significado en la cultura y las creencias. Fenómeno que también registra la historia de forma determinante. 
Que crea esperanzas y motive para construirlas. Hace falta entonces un liderazgo inspirador, un guía a quien seguir, unas propuestas salidas de la realidad objetiva de los ciudadanos. Lo existente no ha podido frotar de las extrañas maltratadas de un pueblo sacrificado y sojuzgado. El peso inconmensurable de quienes tienen las armas genera estados psicosociales de naturaleza anímica aparentemente indiferentes. 
     El desespero de la gente es tal que una chispa puede incendiar la pradera. A la presión internacional hay que incorporar la reacción interna. La protesta masiva y la manifestación pacífica pero multitudinaria. 
Esta es la de mayor efecto en la idea de poner contra la pared al gobierno. Incompetente. ¡Un paso adelante y dos atrás! Pero no hay baquiano y muchos de quienes se las echan aparecen erráticos y enredados. Son momentos para  gigantes de pensamiento y acción. 
 

]]>
<![CDATA[El golpe engatillado, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-engatillado-por-Jose-Vicente-Rangel-20180921-0089.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-golpe-engatillado-por-Jose-Vicente-Rangel-20180921-0089.html  1) Por la vía que menos se esperada, Venezuela obtuvo la confirmación del entramado golpista montado y dirigido por el propio presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Y pudiéramos agregar que la información la publica el medio de comunicación menos sospechoso de parcialidad hacia nuestro país: nada menos que The New York Times, un diario defensor del status y nada amigo de los procesos políticos de avanzada en la región latinoamericana, particularmente el que encabeza el presidente Nicolás Maduro.
      2) Aquí, en el país, muchos hemos denunciado, sistemáticamente, la conjura instrumentada por el gobierno de Trump, por los halcones y buitres que lo secundan, y por los estímulos que el establecimiento militar de esa nación promueve en diversos momentos y circunstancias. Durante los años 2017-2018 la intensa reacción antivenezolana del gobierno norteamericano, de su entorno económico, del cariz ideológico de los ataques, de las amenazas constantes del Pentágono, del Comando Sur, la CIA, el FBI, estuvieron en la primera plana de las noticias. Los voceros del imperio utilizaron, incluso, un lenguaje sin medias tintas, descarnado, sin tapujos, para descalificar al proceso bolivariano y al gobierno venezolano.
       3) Pero siempre la oposición venezolana desmentía la conspiración que avanzaba. Interpretaba con dulzura infinita las amenazas y les negaba importancia. Siempre en naciones del exterior hubo una excusa mediante la cual se negaba que la verdadera intención del gobernante norteamericano fuera agredir a Venezuela, conspirar contra la institucionalidad democrática del país, y, mucho menos, meter las manos en los cuarteles para promover una aventura golpista, o para organizar una invasión del territorio nacional. En síntesis --decía la oposición vasalla de los EE.UU.--, no existía por parte del presidente Trump propósito alguno de derrocar al gobierno constitucional venezolano, y que quienes  denunciaban esas presuntas actividades desestabilizadoras y golpistas, lo hacían para desacreditar a los Estados Unidos, a su gobierno, a sus instituciones, y para distraer la atención de los ciudadanos de los temas fundamentales, aquellos que más afectan a la colectividad nacional, como la situación económica.
      4) Ahora la develación de la conjura, al más alto nivel del gobierno de los Estados Unidos, tiene efectos letales. Porque constituye la más contundente comprobación de que efectivamente había --y hay-- una sórdida conspiración, urdida por el gobierno norteamericano, contra las instituciones venezolanas. Que efectivamente existe un plan para derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro, producto del voto popular, y que los golpistas no tienen escrúpulos para utilizar los medios y recursos que sean necesarios para alcanzar ese logro.
      5) Personajes del entorno del presidente Trump se estuvieron reuniendo con oficiales venezolanos. ¿Con cuántos? La información del diario habla de más de 100, a los que les ofrecieron la logística necesaria, recursos financieros y apoyos de inteligencia, pero que finalmente el plan no se ejecutó porque parte de los comprometidos desertaron; porque el supuesto apoyo ofrecido por la oposición no se concretó, lo cual frustraba la posibilidad de que el golpe contara con apoyo popular. En otras palabras, que el golpe se engatillo --lo que significa en lenguaje popular que se atascó. Es decir, que a los oficiales que participaron en las reuniones con los representantes de Trump se les enfrió el guarapo y que el propio mandatario gringo se dio cuenta que los voceros de la oposición que le calentaban las orejas, no tenían nada en la bola. Ahora los preparativos se concentran en la intervención armada desde el exterior por “razones humanitarias”. En la cual muchos no creen, por ahora, debido a que Trump tiene bastantes problemas con los topos de la Casa Blanca y con el libro en circulación del periodista estrella Bob Woodward.-
 

Claves secretas
• EL GOBIERNO colombiano sigue en su campaña antivenezolana con bríos renovados. Ahora con Duque en la casa de Nariño. No pasa un día sin que diga algo contra el gobierno de Maduro y sobre el tema de la migración de venezolanos. El énfasis que pone en la necesidad de crear un Fondo multinacional de ayuda, porque Colombia no puede soportar la carga económica sola, es sospechoso. Al final puede resultar algo parecido a las cuentas del gran capitán…
•PERO DUQUE debería preocupares más por la situación interna de su país. El acuerdo de paz prácticamente fracasó. A diario son asesinados líderes sociales, aumenta la inseguridad en general en el territorio nacional y comienza a tomar cuerpo una severa crisis económica dada la situación en que dejó Juan Manuel Santos las finanzas del país…
•POR CIERTO, el Ministerio de Educación mandó a fabricar 24 millones de cuadernos en Colombia, ignorando a INVEPAL que los fabrica, incluso de mejor calidad. Pero así somos los venezolanos: esto ocurre mientras el vecino nos bloquea la compra de medicinas…
•EN EL Festival de cine de Toronto, Michael Moore presentó su nueva película Fahrenheit 11/9, en la cual hace una radiografía implacable del presidente Donald Trump. El film acaba de estrenarse en miles de salas el pasado 21 de este mes. Dice Moore que “Trump es nuestro Frankenstein y nosotros somos su doctor”. En efecto, la conducta exhibida por Trump es lo más próximo a la irresponsabilidad. Insulta y agrede a todo el mundo. Lo acaba de demostrar cuando su jefe de inteligencia, Jhon Bolton, amenaza con sanciones a la Corte Penal Internacional si ésta abre juicios a los efectivos militares y de inteligencia que operan en Afaganistán por incurrir en delitos de lesa humanidad. Sanciones como la prohibición a sus miembros de viajar a EE.UU., medidas sobre los bienes de los integrantes del Tribunal y otras muy similares a las que se le aplican a los miembros del gobierno venezolano y dirigentes del chavismo…
•SORPRESA TE da la vida: para un intelectual calificado, historiador y  columnista, el venezolano es un “pueblo envilecido”. Envilecido porque no se subleva contra el presidente constitucional, porque ante la crisis económica no reacciona lanzándose a la calle para acabar con la Constitución y las instituciones de la democracia. Para este personaje seguramente que el pueblo no envilecido es el que hace causa común con el golpismo, con la ingerencia extranjera en los asuntos internos del país, con magnicidios frustrados como el del 4/A. Al personaje lo exaspera que haya millones de compatriotas que votan por el chavismo y que no se van del país. En lo que a mi respecta, no hay pueblo envilecido. Todo pueblo es respetable, tanto aquel con el que uno comparte ideas como el que discrepa de uno…
•PREGUNTA ¿Hasta donde piensan llegar algunos cuerpos policiales? Las informaciones sobre sus actuaciones son verdaderos partes de guerra. Ejemplo: en un solo día de la pasada semana reportaron la muerte de 18 personas, 8 de ellas en Fuerte Tiuna. ¿Quién da las órdenes y qué organismos del Estado investigan?...
•LOS GOBIERNOS de Temer en Brasil y de Macri en Argentina fueron la opción escogida  por la derecha y la oligarquía para oponer, como modelo, a los movimientos progresistas. Sus teóricos imaginaban que el problema de gobernar naciones plagadas de conflictos se resolvía restableciendo el equilibrio de las cuentas públicas, controlando la inflación, etc. Pero por ahí andan esos modelos poniendo la torta.-
 

]]>
<![CDATA[El porqué de la guerra económica de Trump]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-porque-de-la-guerra-economica-de-Trump-20180921-0088.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-porque-de-la-guerra-economica-de-Trump-20180921-0088.html Usted se ha preguntado cuál es la razón por la que el magnate estadounidense Donald Trump ha lanzado una agresiva guerra económica contra diversos países lo que pone en peligro la recuperación económica mundial que aun no se ha podido levantar completamente de la última crisis iniciada en 2008.

Trump ha ido contra todos bajo el enunciado de su política “América primero” y ataca con impuestos aduaneros, bloqueos y fuertes medidas económicas no solo a Irán, China, Rusia, Corea del Norte, Siria, Venezuela o Cuba, sino también a aliados como Japón, Corea del Sur, Canadá y la Unión Europea.

En realidad es que su colimador esta dirigido hacia China y Rusia, sus dos principales potencias enemigas desde los ámbitos económicos políticos y militares, las que a mediano plazo podrían limitar la hegemonía universal que ha mantenido Estados Unidos desde principios de la década de 1990 cuando desapareció la Unión Soviética y se desintegró el campo socialista de Europa Oriental

A Rusia le ha impuesto cuantiosas sanciones económico-financieras desde hace dos años las que han sido apoyadas por la aliada Unión Europea. Ante esa situación, el gigante euroasiático ha enfilado sus negocios y comercio hacia otros destinos, principalmente Asia, Medio Oriente, Lejano Oriente, África y América Latina.

China, por su parte, sigue diversificando sus relaciones y se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los principales socios comerciales e inversionista en numerosos países del planeta.

El paso que acabó de abrir la actual guerra comercial lo dio Trump cuando en un acto publicitario efectuado en Washington, firmó y enseñó en marzo pasado los documentos que imponían un arancel del 25 % sobre las importaciones estadounidenses de acero y del 10 % a las de aluminio.

De ahí en adelante, se han sucedido gravámenes de nuevos aranceles sobre todo a productos importados desde China con las consecuentes respuestas por parte del gigante asiático.

Otros países se vieron en la necesidad de hacer algo similar con los productos estadounidenses que importan y también han recurrido a la Organización Mundial del Comercio para denunciar las prácticas anticomerciales llevadas a cabo por Washington.

El presidente estadounidense se ha lanzado contra Pekín para tratar de detener sus constantes avances económicos y tras imponer aranceles desde julio a los productos chinos por valor de 50 000 millones de dólares, el pasado 13 de septiembre se anunció que aplicaría otros por 200 000 millones, aunque se desconoce cuando entrarán en vigor.

Con su decisión, Trump ha creado una interrupción de gran alcance en el comercio internacional con consecuencias negativas sustanciales para empresas y consumidores.

Pero vayamos a la verdadera razón de la agresiva política sancionadora que ha tomado fuerza dentro de la Casa Blanca.

El analista chino Chen Ping, en un reciente artículo publicado en varias páginas web, indica que dos sucesos similares ocurrieron después de la Segunda Guerra Mundial.

El primero, la llamada Guerra Fría desatada por Estados Unidos contra la antigua Unión Soviética que incluía fundamentalmente un fuerte enfrentamiento ideológico- comercial con el fin de estrangularla en todos los campos y evitar que lo sobrepasara como potencia mundial.

El segundo sucedió al observar que el desarrollo industrial y tecnológico de Japón resultaba vertiginoso.

Tokio se acercaba al 60 % del Producto Interno Bruto estadounidense y al considerarlo como una de las mayores amenazas contra su hegemonía emprendió medidas comerciales y económicas para debilitar al país del sol naciente.

De esa forma, limitó el acceso a su mercado de productos como automóviles, telecomunicación, equipamientos médicos, semiconductores y también prohibió una serie de exportaciones de alta tecnología hacia ese país. El resultado ha sido la detención durante dos décadas del crecimiento acelerado que llevaba Japón.

En estos años, China ha mantenido un desarrollo incontenible y en la actualidad su Producto Interno Bruto (PIB) se ubica en el 65 % del estadounidense con la expectativa real de sobrepasarlo en los próximos cinco años, según varios expertos.

Esa perspectiva ha puesto nerviosos a los magnates políticos norteamericanos.

A esto se suma el super-megaproyecto denominado la Franja y la Ruta de la Seda que con una fuerte inversión china enlazará y beneficiará a cerca de 100 países del orbe con enorme predominio para el gigante asiático.

Pekín también ha puesto en ejecución el Plan Nacional de Fabricación 2025 para incrementar el desarrollo de alta calidad en las industrias y las tecnologías.

Aquí se encuentran las auténticas razones de toda esta furia de sanciones y severas medidas comerciales adoptadas por la Casa Blanca.

En conclusión, el objetivo de Estados Unidos no es disminuir su déficit comercial con China, sino detener el auge estable y progresivo del gigante asiático que de no presentarse ningún obstáculo se convertirá en pocos años en la primera potencia económico-científico-industrial del mundo.
 

]]>
<![CDATA[Maduro privatiza Pdvsa y aumenta la gasolina, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-privatiza-Pdvsa-y-aumenta-la-gasolina-por-Rafael-Ramirez-20180922-0037.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Maduro-privatiza-Pdvsa-y-aumenta-la-gasolina-por-Rafael-Ramirez-20180922-0037.html Lo que está haciendo el Gobierno de Maduro va en dirección opuesta a lo que hizo el Presidente Chávez en materia petrolera. Es un retroceso que compromete nuestra soberanía económica y limita las posibilidades de salir de la profunda crisis del país.

Mientras nuestra Política de la Plena Soberanía Petrolera se concentró en recuperar la soberanía y el control sobre la explotación del petróleo, Maduro lo cede a entidades privadas, en una reedición de la nefasta Apertura Petrolera que tanto daño causo al país.

La batalla por la Plena Soberanía Petrolera se libró en PDVSA, durante la derrota del Sabotaje Petrolero de 2002-2003, fue un enfrentamiento cruento, entre las transnacionales petroleras y el Estado venezolano. Allí aprendimos una lección: no podíamos recuperar la soberanía en el manejo del petróleo, si no teníamos control de nuestra empresa nacional, PDVSA.

Mientras las operaciones de PDVSA estuvieron bajo control de las entidades privadas, no se podía aplicar la Ley Orgánica de Hidrocarburos promulgada durante el gobierno del Comandante Chávez.

La vieja PDVSA estaba en abierta rebeldía y confrontaba al Estado venezolano: mantenía los “Convenios Operativos”, y como la ley no los permitía dijeron que “eran contratos de servicios petroleros”. Las “Asociaciones Estratégicas”, solo pagaban 1% de regalía y manejaban las operaciones y comercio del petróleo, a pesar de que la legislación establecía lo contrario; mientras “Bitor”, empresa creada con la empresa china “CNPC”, seguía produciendo Orimulsión, que se vendía al precio del carbón.

Es decir, aunque el Estado venezolano había promulgado una nueva Constitución y una nueva Ley de Hidrocarburos, la misma no se podía aplicar, porque las transnacionales tenían el control político y operacional de la vieja PDVSA.

La “meritocracia petrolera” de PDVSA eran agentes de las transnacionales. Esta posición de desacato al Estado se confrontó violentamente durante el Sabotaje Petrolero, provocando más de 17 mil millones de dólares de pérdidas directas y la paralización económica del país. Fue solo después de derrotarlo y rescatar la empresa que pudimos manejar el petroleo y ponerlo al servicio del pueblo, tener estabilidad y crecimiento económico.

Habiendo tenido esta experiencia traumática y nefasta para el país, uno se pregunta: ¿por qué el gobierno de Maduro ahora hace lo mismo? ¿por qué hace lo mismo que la IV República? ¿por qué se vuelve a entregar PDVSA a las empresas privadas, ahora chinas, rusas o venezolanas de dudosa trayectoria?

Los argumentos del gobierno son los mismos dados por la Apertura Petrolera en su momento: “la incapacidad de PDVSA de asumir estas operaciones, la falta de recursos, la necesidad de atraer inversiones extranjeras”, etc.

El Gobierno de Maduro agrega a estos, la infamia de que PDVSA, la Roja Rojita, la de Chávez, es una especie de entidad corrupta e ineficaz. Es decir, Maduro actúa con mayor desprecio hacia los trabajadores de PDVSA que las mismas transnacionales.

Tal como en la Apertura Petrolera, la privatización de Maduro fue antecedida de un proceso de destrucción de capacidades de PDVSA, para luego ceder las operaciones a los privados. El gobierno persiguió a los líderes operativos de la empresa en una política de “tierra arrasada” en las áreas petroleras. Sobre las ruinas de lo que alguna vez, no muy distante, fue la empresa orgullo y soporte de toda la Patria: PDVSA, ahora avanzan los nuevos rostros que socavan nuestra soberanía.

La entrega de Maduro, como casi toda la acción de su gobierno, ha sido ramplona, soberbia, inmoral, una traición al pueblo, una lesión a los intereses de la Patria.

El gobierno actúa de espaldas al país, en secreto, mintiendo, sin rendirle cuentas a nadie, al margen de la Ley Orgánica de Hidrocarburos y de la Constitución.

No les importa entregar y privatizar PDVSA. Actúan con la soberbia del que está “sobrao”, del que hace lo que le viene en gana, del pranato. Solo cuentan con el aplauso de los nuevos grupos económicos y de los aduladores de su entorno. Es la Ética del Desastre.

El gobierno con sus “astucias comunicacionales” intenta minimizar estos actos de entrega de soberanía, en medio del caos reinante en el país y, entre escándalo y escándalo, se están haciendo cosas muy graves que comprometen nuestro futuro.

En este caso, el petrolero, entregan la empresa a los privados e inmediatamente arremeten contra la supuesta “conspiración Chavista” para tumbar la producción y derrocar su gobierno. El gobierno prefiere confiarle la salvaguarda de los intereses nacionales a los privados que “defenderán y gestionarán” mejor el petróleo que los propios trabajadores de PDVSA.

Los ahora llamados “Contratos de Servicios Petroleros” de la Apertura de Maduro es la privatización de toda la industria petrolera y, de allí para abajo, no habrá una sola empresa del Estado, que quede en pie, bajo control y propiedad social, Estatal. Es cuestión de tiempo y prioridades del gobierno, en su bandazo a la derecha.

Lamento decir que he tenido razón cuando desde mis artículos he advertido de manera sistemática que está en desarrollo una nueva Apertura Petrolera,algo impensable hace tan solo cinco años atrás. Igual sucede con el oro y demás minerales a través del Arco Minero, y con la entrega del Gas de la Patria. El gobierno de Maduro tiene una línea de acción clara de entrega de nuestros recursos naturales, comprometiendo la soberanía económica del país.

Como se hizo durante la IV República, la entrega se produce de manera progresiva, en distintos eventos en la misma dirección, hasta que, finalmente, se consigue el objetivo del madurismo en su visión político-económica del país: una abdicación del socialismo, del Plan de la Patria; una restauración de la hegemonía del capitalismo, ramplón y dependiente, a cambio de mantenerse en el poder. Es un nuevo pacto con un sector de la derecha, que exige hacer concesiones en áreas estratégicas de la economía, como justamente está sucediendo ahora.

Pero la propaganda del madurismo trata de negar lo que es evidentemente un bandazo a la derecha de su gobierno: manipulan, mienten, distraen. Que nadie se deje engañar: si algo repetía insistentemente el Comandante Chávez era su rotundo rechazo a cualquier tipo de privatización de PDVSA (véalo Ud mismo en este video) no se trata de abortar ninguna “conspiración” de los trabajadores de PDVSA, se trata de una entrega de las operaciones y el control a los privados. Hay que remitirse a los resultados: si tiene cola de perro, orejas de perro, cuatro patas y ladra, entonces, ¡es un perro! El resto es paja, es auto engañarse. ¡Basta!

El gobierno del Presidente Chávez, creó un marco legal muy estricto en materia petrolera, justo para resguardar o preservar los intereses de todo el país, independientemente del signo político del gobierno. La paradoja y lo que no sospechaba el Comandante Chávez, ninguno de nosotros, era que existiera un gobierno, como el actual, que violaría todo ese marco Constitucional y legal, sin importarle la institucionalidad ni la legitimidad de sus acciones. Un gobierno del “pranato” político.

Es otra lección para los revolucionarios: a la derecha, tenga el nombre que sea, poco le importan las leyes o la legitimidad, cuando se trata de alcanzar sus objetivos políticos y económicos. Así, parafraseando la célebre enseñanza del Ché: a la derecha ni un tantico así”.

Aunque confrontamos un problema de orden político, es necesario precisar la inconstitucionalidad e ilegalidad de los actos de privatización del Gobierno, pues resulta importante denunciar que los mismos, no solo son inconstitucionales, sino que, resultan ilegítimos.

Cuando retomemos el cauce de un gobierno revolucionario y patriótico, todos estos actos ilegales e ilegítimos del gobierno serán revertidos, porque están viciados de toda nulidad, y por tanto, no tienen efecto jurídico alguno, tal como hicimos con la nefasta Apertura Petrolera.

El Artículo 12 de nuestra Constitución establece que “todos los yacimientos mineros y de hidrocarburos pertenecen a la República y son bienes del dominio público”. Es decir, son bienes, que de someterse a Contratos o Acuerdos, estos son de interés público, “por lo que deben ser aprobados por la Asamblea Nacional” de acuerdo al artículo 150 de la misma, o -agregamos nosotros- en su defecto, por la Asamblea Nacional Constituyente, ya que la misma se ha abrogado las competencias de la primera.

Por otra parte, el artículo 302 de la Constitución establece que “el Estado se reserva, mediante la Ley Orgánica respectiva, por razones de conveniencia nacional, la actividad petrolera, otras industrias y servicios de interés público y de carácter estratégico”. La reserva de una actividad significa, “la exclusión de los particulares del ejercicio de la actividad o lo que es lo mismo, la exclusiva realización de los mismos por parte del Estado”, como señala la Doctora Hildegard Rondón de Sansó en su libro “El Régimen Jurídico de los Hidrocarburos”.

Finalmente, el artículo 303 establece que, “por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., ... exceptuando la de sus filiales”.

Pareciera que Maduro aprovecha la rendija que dejó abierto el “miquilenismo” en la Constitución del 99, para violentar la intención del Constituyentista y la voluntad del propio Comandante Chávez, de no privatizar de ninguna manera y bajo ninguna patraña como los mencionados “Contratos de Servicios Petroleros” a PDVSA.

Los maduristas tratan desesperadamente de esconder la entrega del gobierno, argumentando incluso, en contra de la Ley Orgánica de Hidrocarburos vigente, la de Chávez, diciendo que los “Contratos de Servicios Petroleros” firmados por Quevedo, son mejores que las Empresas Mixtas de Chávez, reivindicando los “Convenios Operativos de la Apertura Petrolera. Ya el madurismo critica abiertamente a Chávez. Se caen las caretas.

Cuando la Constitución reserva al Estado la actividad petrolera, señala que lo hará “mediante la Ley Orgánica respectiva”; veamos entonces qué dice la Ley Orgánica de Hidrocarburos respecto a las “actividades reservadas”, las cuales son: la exploración, extracción, la recolección, transporte y almacenamiento inicial de petroleo, a las cuales se llama “actividades primarias”.

Señala la Ley que estas “actividades reservadas” o “actividades primarias”, las realizará el Estado “por empresas de su exclusiva propiedad o a través de Empresas Mixtas donde tenga una participación accionaria mayor al 50%” . Además, esta Empresa Mixta, “debe garantizar al Estado un control real y un poder decisorio sobre todos los negocios y operaciones de las empresas creadas para actuar en la actividades reservadas”.

Luego de la derrota del Sabotaje Petrolero, desde el Ministerio de Petróleo y la Nueva PDVSA, comenzamos la ofensiva de la Plena Soberanía Petrolera, ahora le tocaba al Pueblo. Teníamos al Comandante Chávez, sin su apoyo no hubiese sido posible avanzar.

Logramos conducir un proceso exitoso de migración de los antiguos “Convenios Operativos”, ilegales e inconvenientes a los intereses del país a la figura de las Empresas Mixtas. De 33 empresas migraron 31. Las otras dos las ocupamos con los trabajadores, en nombre del Estado, restableciendo la Ley y su autoridad.

En el equipo del Ministerio de Petróleo y en la Dirección de la Nueva PDVSA, nos dimos cuenta que, la participación del 51% de PDVSA no garantizaba el “control real y un poder decisorio sobre todos los negocios y operaciones de las empresas creadas para actuar en la actividades reservadas y por tanto no cumplía con el mandato de la Constitución.

Es por esa razón que en todas las Empresas Mixtas creadas en el marco de nuestra ley, PDVSA tiene como mínimo un 60% de participación, que nos garantiza el control real y poder de decisión en la Empresa Mixta, pues los puestos de dirección o estratégicos están bajo control de PDVSA: el Presidente, producción, finanzas, planificación.

Por supuesto que los privados siempre prefieren tener ellos el control de la Empresa Mixta, es más, prefieren estar solos en el negocio. Son empresas capitalistas, y el petróleo es el mejor negocio del mundo. Todas las transnacionales petroleras son capitalistas y se rigen por los mismos intereses y la misma lógica del capital. Si no hay un gobierno capaz de defender nuestros intereses nacionales, las transnacionales se llevan nuestros recursos y riquezas como hacen ahora mismo.

Cuando Quevedo firma una cesión de 9,9% de la participación de PDVSA en la Empresa Mixta Petrosinovensa, a favor de CNPC, sencillamente está vendiendo parte de la propiedad del Estado, es decir de PDVSA, a una entidad privada, lo cual es un proceso de privatización, independientemente de que PDVSA continúe con el 50,1%.

Es propiedad del Estado lo que se cede al privado. Se hace contraviniendo, como hemos visto, la Constitución y la Ley Orgánica de Hidrocarburos, de espaldas al país.

Volvamos a Chávez para recordar cómo era su conducta irreductible en defensa de nuestra soberanía económica e intereses nacionales, independientemente de que empresa o país se tratara. Recordemos lo que hacía Chávez como Presidente:

Con la Empresa Nacional China de Petróleo, la CNPC, se había creado la empresa Sinovensa para producir y vender Orimulsión. La empresa se constituyó, aceleradamente, antes de que entrara en vigencia la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos en el año 2002. Era el último gazapo de la Apertura Petrolera.

Así, luego de la derrota del Sabotaje Petrolero, cuando avanzamos en la ofensiva de la Plena Soberanía Petrolera, debíamos migrar esa empresa, ya constituida con un socio estratégico, al esquema de Empresa MIxta con mayoría del 60% de PDVSA, pero además, para producir petróleo y no Orimulsión.

Estábamos en Beijing, en el marco de una Reunión de la Comisión Mixta Sino-Venezolana, junto al Presidente Chávez. Los chinos, a todos los niveles, presionaban para que la Ley no aplicará a esta Empresa de Orimulsión. Era muy fuerte la presión: por un lado los chinos y del otro, ministros del propio gobierno, todos le decían a Chávez que dejara ese proyecto tal como estaba, aludiendo “razones estratégicas”.

Recuerdo que fue una discusión con el Presidente Chávez, dura, pero él era un líder que escuchaba y siempre tomaba decisiones ajustadas a nuestra leyes e intereses nacionales.

Le expliqué al Presidente Chávez, en medio del fragor del momento, que esa empresa china violaba todos los preceptos legales sobre las actividades reservadas al Estado, sobre el control de las mismas, pero que además, producía Orimulsión que era un proyecto de la Apertura Petrolera, creado para evadir el control del Estado sobre el petróleo, violar las cuotas OPEP y el régimen fiscal petrolero.

Incluso, le pude explicar que al vender la Orimulsión (que no era más que petróleo pesado emulsionado con agua) como un “producto” sustituto del carbón, entonces se valoraba, no al precio del mercado internacional de petróleo, sino a precio del carbón, con contratos a 25 años. Eran 34 dólares la “tonelada”, equivalente a 4 dólares el barril.

Así fue la discusión, crítica, constructiva, entre revolucionarios. De todas maneras, seguía preocupado, porque la presión era muy fuerte y teníamos una reunión con el Presidente de la CNPC quien se vería con el Presidente Chávez en el complejo Da yu Tai en Beijing.

Estábamos en uno de esos majestuosos salones, colmado por ambas delegaciones, expectante de cuál sería la decisión del Presidente Chávez, qué diría. Cuando el Presidente de CNPC levantó el punto, que realmente era una queja en mi contra y contra el equipo del Ministerio de Petróleo y de PDVSA, el Presidente Chávez intervino, dando un irrestricto apoyo a nuestra posición, explicando las razones legales y económicas de nuestra posición e incluso reclamando a CNPC que tuviesen un comportamiento hacia el país, igual al del resto de transnacionales petroleras.

Desde mi puesto, en medio del silencio de la sala luego de que tronara la voz de nuestro Comandante, casi que me paraba a gritar consignas a favor de Chávez y la Revolución. Estaba muy emocionado y orgulloso de mi Presidente, del Comandante. No sería esta la única ocasión en que lo vería actuar de esa manera, radicalmente a favor de los intereses nacionales y del pueblo, un hombre valiente y honesto conducía los destinos del país. ¡Viva Chavez por siempre en el corazón de los hombres y mujeres justos de la Patria!

El Presidente de CNPC fue destituido y el gobierno chino mandó a Caracas a un nuevo presidente de su empresa a darnos garantías de que serían la primera empresa extranjera en migrar al esquema de las Empresas Mixtas contempladas en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, y así lo hicieron.

La nueva Empresa Mixta se llamaría PetroSinovensa, donde nosotros teníamos el 60% de participación, lo cual nos garantizó el control sobre la operación y decisiones de la empresa. Nuestra producción pasó de 20 mil barriles día de Orimulsión a 120 mil barriles día de petróleo, que ¡vendíamos al precio internacional del petroleo!

Esta es la historia de la empresa donde Maduro acaba de vender una parte de nuestra propiedad y cedido el control a la CNPC. Lo ha hecho de espaldas al país, a nuestra Constitución y leyes, de espaldas a Chávez.

Pero no es la primera vez que esto sucede, la privatización de PDVSA avanza en silencio, para eso es el Decreto 3.368 que denunciamos en su momento por ilegal y por el peligro que implica para el país, que se concentre en manos de un Ministro, el general Quevedo, todo el poder para hacer lo que “considere necesario”, para aumentar la producción de PDVSA; sin ningún tipo de control, saltándose todos los procedimientos establecidos en la Ley Orgánica de Hidrocarburos, sin rendirle cuenta a nadie.

Igual que hicieron privatizando, vendiendo, parte de la participación de PDVSA en PetroSinovensa a favor de CNPC, hicieron en la Empresa Mixta Petromonagas, a favor de la empresa rusa Rosneft. Nadie se entera de nada, los procesos son secretos, nadie sabe por qué, a qué precio, ni se conocen los contratos. Es una opacidad sin precedentes, ni siquiera cuando la Apertura Petrolera se actuó de esta forma, a pesar de que son contratos de interés público, violando la Ley Orgánica de Hidrocarburos y la Constitución.

No son hechos aislados, es una política clara del gobierno. Igual entregaron el manejo del gas a la Shell en el Oriente, y se entregaron las actividades reservadas al Estado por la Constitución, a empresas privadas en los “Contratos de Servicios Petroleros”, mencionados anteriormente. Por cierto, se entregaron, entre otros, los Campos “Dación” y “Jusepín” que habíamos recuperado para control del Estado con el Comandante Chávez.

Esta entrega sucede sin que la Asamblea Nacional diga nada, lo cual refleja un acuerdo tácito con el gobierno de “dejar hacer, dejar pasar”, cediendo sus competencias mansamente y con el silencio inexplicable de la Asamblea Nacional Constituyente, plegándose cobardemente a la entrega del país. Asamblea Nacional Constituyente, instalada para hacer “lo que Maduro diga” y de la cual ya nadie espera nada, más aun cuando Diosdado Cabello, su presidente, aplaude la nueva Apertura Petrolera de Maduro y se va a Anaco a mentirle a los trabajadores petroleros, diciendo que “los que mandaban aquí antes, montaron una estructura para tumbar la producción de petroleo”, Diosdado “quien mandaba aquí antes” ¡era el Comandante Chávez! Diría el Comandante: “Diosdado, ponte la mano en el corazón y dime por qué dices eso, porque aplaudes esto, por qué guardas silencio”.

Lo vuelvo a decir: conozco las capacidades de nuestra industria petrolera, el corazón de PDVSA, sus posibilidades operacionales, su funcionamiento, las potencialidades de apoyo financiero, las áreas cuya producción ha caído, conozco a los trabajadores, a los líderes de las áreas. Hemos trabajado en un plan posible, viable, de recuperación de la producción. Haciendo bien las cosas, la producción comienza a recuperarse en menos de un año. No hace falta privatizar PDVSA, no hace falta entregar el petróleo. ¿Por qué se compromete, se remata nuestro futuro? Lo he dicho antes, el problema de PDVSA no es técnico, es político. El problema de PDVSA está en Miraflores.

Mientras escribo estas líneas, desde la Patria, recibo noticias de la antesala de lo que puede ser el mayor error de cálculo político del madurismo: el aumento de la gasolina a precio internacional. Se le impondrá al país un precio internacional impagable para un pueblo, agobiado por la crisis económica y cuyo sueldo mínimo promedio son apenas 30 dólares mensuales.

A horas de su aplicación, todavía este precio no se conoce, el gobierno sigue haciendo gala de improvisación y abuso contra los ciudadanos. Las colas de los que tratan de adquirir gasolina son enormes, las estaciones de gasolina están cerradas en el Zulia y Táchira, son imágenes que me recuerdan al caos del Sabotaje Petrolero. Son los estragos del Paquetazo de Maduro.

Tiene que haber pronto un pronunciamiento y un rompimiento de los sectores Chavistas y patriotas con este desastre, con este gobierno derechista, autoritario y entreguista de Maduro.

Los que estuvimos con el Comandante tenemos la responsabilidad histórica de renovar nuestro mensaje, de reafirmar nuestros principios, de dar un paso al frente, levantar la voz orientadora, valiente, deslindarse de este desastre, luchar por el poder. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

]]>
<![CDATA[Derechos de las personas con discapacidad intelectual, por José Grasso Vecchio]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Derechos-de-las-personas-con-discapacidad-intelectual-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180921-0084.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Derechos-de-las-personas-con-discapacidad-intelectual-por-Jose-Grasso-Vecchio-20180921-0084.html Sin duda, las personas con discapacidad, desde hace mucho tiempo, nos están enviando un mensaje muy claro y contundente: ¡"Queremos derechos, no favores"!

Las personas con discapacidad intelectual son ciudadanos como cualquier otra persona. Tienen derecho a ser incluidas en todas las áreas de la vida: Familia, Escuela, Comunidad, Trabajo, etc. Tienen derecho a vivir, aprender, trabajar, y pasar un buen rato junto a otras personas.

Los Estados tienen la obligación de conocer qué cantidad de personas con discapacidad constituyen sus ciudadanos y en consecuencia desarrollar efectivas políticas públicas para abordarlos y satisfacer sus necesidades especiales. Pensemos en que el grado de desarrollo de un país lo determina la calidad de atención que reciben sus ancianos, sus niños y sus connacionales con discapacidad.

Pero a menudo, su vida real es diferente. Las personas con discapacidad intelectual son, a menudo, excluidas de la sociedad. 
No tienen acceso a la información, son institucionalizados en muchos casos. A menudo tienen que aprender en centros especiales.

Queremos una vida mejor para todas las personas con discapacidad intelectual y sus familias: 
Queremos que conozcan sus derechos.
Queremos que sus derechos se hagan realidad.
Queremos que participen en todas las decisiones que afecten a su vida.

 

Es difícil aún, para las personas con discapacidad intelectual, conseguir trabajo, dado que en nuestro país, recién comienza a implementarse, la inserción laboral a través de los programas de Empleo con Apoyo que facilitan la incorporación de las personas con discapacidad en las empresas. Anterior a esto, la situación era muy desalentadora, ya que después de prepararse por mucho tiempo, esa meta tan ansiada de poder trabajar, se veía desvanecida rápidamente cuando culminaba la escolarización y no se planteaban expectativas como la oportunidad de ingresar al mercado laboral.

 

La inserción de los jóvenes con síndrome de Down en el mundo del trabajo se ha convertido en la prueba de toque que evalúa la eficacia del trabajo realizado por todos los actuales programas de formación y apoyo del niño y del adolescente. Toda la magia que hemos logrado alcanzar cuando brindamos a nuestros niños y jóvenes la oportunidad de estudiar puede quedar derrumbada si el joven, al término de su etapa escolar, vuelve a su casa sin un trabajo que realizar, o termina en un programa de segregación laboral.

 

 

 

]]>
<![CDATA[“Éxodo” Los que se fueron]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Exodo--Los-que-se-fueron-20180921-0083.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Exodo--Los-que-se-fueron-20180921-0083.html Se alude a las diferentes razones que expresan los grupos de migrantes venezolanos.

Son variados los motivos que llevan a los venezolanos a inmigrar para buscar nuevas condiciones de vida en el exterior, siendo la razón común: el estado de inseguridad existente; la escasez de alimentos y de medicinas; la inflación; la carencia de nuevas fuentes laborales.

Además, de estas razones generales hay motivaciones de cada sujeto o grupo que se decide a partir. Las más constantes están fundadas en el conocimiento de personas que están en el país al cual se pretende llegar, que les han tendido sus manos, o bien, fueron quienes sugirieron la idea de la partida. Es posible también que se trate de la existencia de compatriotas que ya se instalaron en el país de migración y ya gozan de condiciones laborales favorables. En efecto, uno de los motivos que más pesan sobre el éxodo, es el tener ascendientes, aun cuando sean lejanos, en los lugares de destino. Como Venezuela fue un país de inmigración, el país-refugio de los desplazados por las guerras, por las tiranías o por las crisis económicas de otros países, algunos de los inmigrantes que vinieron a nuestro suelo, al mejorar las condiciones de su tierra de origen, regresaron y, son los que les sirven de puente.

También se cuentan los que emigran buscando sus lazos de parentesco. Ellos serán los candidatos a no regresar, porque en la misma forma en que sus antepasados se asentaron en Venezuela, tuvieron descendencia en ella y establecieron múltiples relaciones, sobre todo, las amistosas, porque nuestro pueblo es profundamente proclive a la amistad, están “blindados” con la promesa de un trabajo bien remunerado y la posibilidad de una vivienda acogedora.

Hay lamentablemente un grupo que asume el viaje, la ida, la separación, como algo intrascendente que no se detiene a verificar si posee alguna seguridad de empleo; si conoce a alguien; si ha sido invitado o llamado por quien pueda suavizarle el rigor de la llegada, con la seguridad de un pequeño refugio. Ese tipo de inmigrante es normalmente el aventurero que, como tal, tiene la actitud de quien no ha medido todas y cada una de las consecuencias. Ese atolondrado que se va simplemente por viajar, por cambiar, no es la mayoría, pero sí está constituido por un grupo relevante que es el que impresiona más a los nacionales del país a donde se dirige, que no pueden entender cómo se deja todo a la suerte, es decir, que no se analiza el significado y consecuencia de un cambio vital.

Otra categoría de venezolanos que se han ido son los que dejamos escapar hacia el exterior a cursar estudios, a innovar en sus conocimientos o bien, a establecer relaciones comerciales. Este grupo es el que posee mejor visión de las cosas porque tiene un pré-conocimiento de lo que le espera, lo cual le permite asumir conductas e iniciativas que son bien recibidas.

El éxodo más dañino para Venezuela es la pérdida de sus profesionales, tanto de los que se han ido en plan de estudios de los diversos grados, pero sobre todo, los que llegaron a la importantísima categoría de cursantes de post-grado. Estos, son la juventud sustituta que se nos escapa. Igualmente están los especialistas que están abandonando sus clínicas, sus talleres y bufetes en Venezuela porque han sido llamados a ejercer en el exterior en altos niveles económicos o intelectuales.

Es este último grupo el que nos afecta con mayor rigor, porque por un lado, son los especialistas en las tareas y materias más exclusivas  que, al partir para siempre, se están llevando una porción relevante de nuestro futuro.

]]>
<![CDATA[Invasión, por Roberto Malaver]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Invasion-por-Roberto-Malaver-20180920-0126.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Invasion-por-Roberto-Malaver-20180920-0126.html ¡Es mejor que digan que aquí corrió uno, a que aquí quedó uno! Al compañero Almagrotesco parece que los países que conforman la OEA le van a aplicar la Carta Democrática, porque se le ocurrió decir una vaina que después dijo que no dijo. 


 Es decir, dijo que no se descartaba una invasión contra Venezuela, y ahora dice que donde dije digo no es digo lo que dije sino Diego, una vaina que ya es típica de nosotros desde que nos metimos en el golpe aquel que empezamos a decir que yo no firme, que a mí me llamaron, que yo no estaba, que por allá fumea, y a Almagrotesco se le pegó esa vaina nuestra, lo que quiere decir que ya se jodió. También la gente del Grupo de Esgrima, porque están entre la espada y la pared, le dijeron a Almagrotesco que ni de vaina, que avisa con tiempo cuándo vas a decir una pendejada como esa, para ver si nosotros estamos de acuerdo, pero cómo se te ocurre, ¿tú eres loco?. Y además, ya la gente del New York Time también le habían enviado un mensaje a Trump,  allá en Venezuela manda papá Montero, y el hombre se achantó. Los que no hemos dicho un carajo somos nosotros, la gente de la oposición, qué vergüenza con ese gente que nos apoya. Ahora sale el Duque de Uribe a atacar al país, y uno busca lleno de esperanzas el camino que no encuentra por ninguna parte.
Y para más remate de saldos, no criticamos el viaje a China del dictador y su pueblo, - fue un gentío- sino que empezamos, como unos mismos bobolongos,  a criticar una papa que se metió el dictador con su primera combatiente allá en Turquía, coño, no hay derecho a ser tan estúpidos. Y de paso, no conforme con caerle encima en las redes, salió el compañero Marco- Truhan- Rubio a dar una orden de cacerolear los restaurantes del señor que invitó al dictador a comer en Turquía, y nos fuimos como unos mismos bolsiclones en Miami a decirle al tipo que no es no. Es que tenemos una calidad comprobada en las vainas que hacemos. La verdad es que alguien que sea capaz de seguir a Marco Rubio, lo único que demuestra es que es un incapaz, no queda otra vaina que pensar. Uno pensaba que no quedaban más errores que cometer, y aparece este Rubio diciéndonos, "epa, aquí hay errores que jode",  y allí caímos como somos novios y nos queremos.
El papa de Margot está asustadísimo. “Almagro enloqueció con esa vaina de la invasión. Eso lo que demuestra es que está arrecho con la oposición nuestra que no sirve para un carajo. Y ya ese hombre no sabe qué hacer. Ni yo tampoco.” Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió aquel coñazo tan duro, que un tipo gritó: “comenzó la invasión”
- Mambrú se fue a la guerra, qué dolor, qué dolor, qué pena.- Me canta Margot
 

]]>
<![CDATA[Gobernantes y gobernados]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobernantes-y-gobernados-20180920-0125.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Gobernantes-y-gobernados-20180920-0125.html Todos tenemos una responsabilidad que cumplir. Los gobernantes han de trabajar por asegurar los justos derechos a su pueblo, pues solo así puede espigar un desarrollo armónico verdaderamente esperanzador. Cuidado con aquellos que rebosan el campo de su poder y pervierten la rectitud. Son los corruptos. El huracán de la corrupción es tan sucio que nos impide hasta respirar. También los gobernados han de ocuparse, y preocuparse como deber de conciencia, por someterse a lo dispuesto en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en la que se reconocen la dignidad inherente y los derechos igualitarios e inalienables de todas las personas.

No olvidemos que una sociedad pacífica es un consorcio poético, en el que los versos por si mismos son ecuánimes, porque su métrica está al alcance de todos. Y así, el verdadero ser humano, no solo crece y aprende por lo que vive, también confiesa más pronto que tarde, que es el principal garante de lo que le ocurre. Por ello, nos hace falta ser más responsables para evitar que sucedan injusticias, que se siembren odios dispuestos a desarrollarse en venganzas por doquier, puesto que de la adicción a los sobornos se pasa a la adhesión de los enfrentamientos, que lo único que hace es envenenarnos y activar las barbaries. ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

 Hemos de ser ciudadanos de paz. La violencia jamás resuelve nada, máxime en un mundo globalizado y muy fragmentado, es la justicia la que nos allana el camino de la convivencia, teniendo presente las necesidades de todos los moradores y el bien de cada uno de ellos; también es el diálogo comprensivo y global el que nos ayuda a entendernos, o si quieren, la escucha de nuestro propio interior lo que nos injerta otro espíritu de mayor consideración hacia nuestros semejantes. De ahí que los gobernantes han de ser especialmente sensibles y también los gobernados han de estar dispuestos a converger en las ideas, sabiendo que la unidad siempre es más significativa y enriquecedora que el conflicto. Puede ser que las diferencias generen discrepancias, es lo natural, pero siempre se pueden rebajar las tensiones con un mínimo de espíritu conciliador. De este modo, todo estamos llamados a programar nuestra vida desde un estilo de comportamiento, más de relación unos con otros, sin obviar ese respeto inherente a la libertad que todos nos merecemos como ciudadanos de un planeta que hemos de compartir. 

 Por eso, hoy más que nunca tienen que propiciar los gobernantes un orbe que tienda a crear entre sus moradores condiciones de igualdad de oportunidades y, por tanto, se ha de favorecer a aquellos que, por su condición social, etnia cultural o salud, corran el riesgo de quedar relegados. Se me ocurre pensar ahora en los trescientos setenta millones de indígenas, repartidos por setenta países, pues ellos son el vivo ejemplo de las personas más desamparadas, marginadas y olvidadas de muchos gobiernos. O en esos niños, más de trescientos millones, una quinta parte del total, que no van a la escuela. "Cuando un país se ve afectado por un conflicto o un desastre, sus niños y sus jóvenes son víctimas por partida doble", lo ha dicho recientemente Henrietta Fore, la directora ejecutiva de UNICEF. De igual modo, pienso en aquellas gentes desempleadas, o con trabajos en precario, demandantes de esa justicia social, a los que muchos gobiernos no les prestan la atención debida, ignorando que promover el empleo, por si mismo ya es protegerles. 

Ojalá aprendamos la lección de lo armónico, que no puede llegar de otra manera que haciendo justicia. Los ricos no pueden hacerse más ricos, mientras los pobres son cada vez más pobres. ¿Dónde está el corazón humano? Quizás tengamos que meditar más, gobernantes y gobernados, y juntos en la convicción, es cómo podemos cambiar nuestra morada, nuestras actuaciones. Las aportaciones de cada uno, sin duda, cambiarán el mundo. Desde luego, si en verdad queremos salir de esta adicción permanente a los cohechos y demás vicios, no hay otra que dignificarnos humanizándonos, hablar claro y profundo entre todas las culturas, enfrentarse menos y cohabitar más con compasión, justicia y amor hacia nuestros análogos. Los Derechos Humanos y las libertades, junto con las correspondientes obligaciones, han de estar siempre presentes en todos los gobernantes, pero también en todos los gobernados, haciendo prevalecer la fuerza de los latidos (el del raciocinio es básico) sobre los pulsos de la fuerza que tanto nos embrutecen y destruyen.

]]>
<![CDATA[Se van, por Ramón Guillermo Aveledo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-van-por-Ramon-Guillermo-Aveledo-20180920-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Se-van-por-Ramon-Guillermo-Aveledo-20180920-0124.html  La creciente emigración de compatriotas acumula titulares, imágenes, tiempo de transmisión en medios de la región, el hemisferio y el mundo. Los venezolanos sabemos que no es una fabricación comunicacional. Todos conocemos personas de carne y hueso, familiares, amigos o conocidos que se han ido. Principalmente jóvenes, pero cada vez más variados en edad. 
De todas las regiones y de todos los sectores sociales. Todos estamos enterados de gente a quien le fue difícil decidirse, que le costó dejar atrás afectos y el saldo de sus certezas, para lanzarse a la incertidumbre aunque tenga el atractivo de la esperanza que aquí parece cada vez más limitada.

Antes, predominaba la emigración aérea y se decía, para despacharla con facilismo, que era la deteriorada clase media o sectores acomodados, cuando nos consta de gente que con enorme esfuerzo y vendiendo todo compró los pasajes para irse a ver qué pasa. Ahora, las imágenes de las fronteras terrestres, a Colombia por Táchira y Zulia, a Brasil por Bolívar, y las noticias de balseros criollos rumbo al Caribe, hacen imposible ignorar este fenómeno históricamente nuevo para Venezuela, conmovedor, abrumador.

Ante este drama humano al cual se han referido entre otros el Papa Francisco y el Secretario General de Naciones Unidas, la Acnur, países sudamericanos por llamado de Ecuador, el Grupo de Lima, el Secretario General de la OEA, el gobierno venezolano que debería ser el directamente concernido pero que todo pretende resolverlo con propaganda, ha decidido dar una respuesta en tres líneas. 
Una es negar de plano que la masiva emigración exista. Se trata, insiste, de un flujo migratorio normal interesadamente exagerado porque somos, repite, el “segundo país receptor de migrantes en la región”. Otra es estimularla, convencido de que así alivia la presión social interna y mejora su posición político-electoral porque “los que se van son escuálidos, traidores o están a punto de serlo”. 
Y la tercera es usarla como arma propagandística para presionar a otros estados: los voceros oficiales “defienden” a los migrantes venezolanos de la discriminación y malos tratos y piden a los gobiernos que “no le impidan regresar” a los que quieren hacerlo en la inventada misión “vuelta a la patria”.

Otra vez, propaganda en vez de soluciones. Como tampoco hay escasez ni hiperinflación, sólo “guerra económica”. El grupito en el poder está dispuesto a cualquier sacrificio, ajeno claro, con tal de no asumir la verdad.
 

]]>
<![CDATA[China- Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/China--Venezuela-20180920-0025.html http://www.panorama.com.ve//opinion/China--Venezuela-20180920-0025.html La reciente visita del Presidente Maduro    a China pone en evidencia que la relación entre ambos países,cada día se fortalece y profundiza, tanto en lo económico, financiero y político. 

La base de esa relación, son nuestros recursos naturales con los que cuenta nuestra Nación. Venezuela tiene algo que China carece “ el petróleo”. Es el petróleo como arma de negociación con China. Ya Hugo Chávez, abrió las puertas con el país asiático para iniciar el acceso comercial y financiero con China. Se creó el Fondo Chino, con el fin de monetizar nuestro petróleo, a través de préstamos con pago de petróleo a futuro. Estos préstamos han sido para financiar proyectos diversos presentados por el gobierno nacional tanto en infraestructura como en el sector de los hidrocarburos.
El  Fondo Chino es repagado a China, con el suministro  de más de 300.000 barriles diarios. Venezuela ha venido pagando sus obligaciones asumidas, en el marco de un fondo rotativo, con características favorables para el país, puesto que el precio del petróleo es el internacional y monetizan nuestro petróleo anticipadamente... Venezuela obtiene recursos para emprender proyectos, sobre todo en el área de los hidrocarburos, con lo cual China se garantiza el pago correspondiente.
En la reciente visita del Presidente Maduro  a China se firmaron más una veintena de proyectos conjuntos y donde se destaca $ 5.000 millones de dólares frescos para atender proyectos de nuestra Industria Petrolera con el fin de recuperar nuestra producción. Estos proyectos han sido evaluados y aprobados para ser ejecutados de inmediato.
Esto demuestra que Venezuela no está quebrada. A Venezuela la han bloqueado con sanciones que hacen difícil la vida cotidiana de los venezolanos. Pero seguimos adelante en nuestro país. China está ejerciendo su participación en nuestro país. Ellos tienen el mayor Mercado consumidor de hidrocarburos con recursos muy poderosos y nosotros tenemos una base de recursos naturales para satisfacer sus necesidades. Somos un proveedor de hidrocarburos confiables y seguro 
Venezuela y China, con el reciente préstamo, a través del Fondo Chino, refuerzan sus relaciones, y ponen en evidencia sus estrategias de apoyar la recuperación de la producción de petróleo. eje central de nuestra economía. Los préstamos de China, van atados a la utilizacion de las capacidades industriales del país asiático.  Las empresas venezolanas sirven de apoyo local a las empresas chinas. Esto con el tiempo debe conllevar a la transferencia tecnológica y operativa, con el fin de fortalecer en parque industrial local.
En fin, Venezuela tiene que recuperar a su Industria Petrolera en el corto, mediano y largo plazo, produciendo más de 3.000.000 de barriles diarios, con la participación de países que respalden a nuestro país, en el marco del respeto de su independizar y soberanía nacional.

]]>
<![CDATA[La “guerra” de Almagro contra Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-de-Almagro-contra-Venezuela-20180920-0107.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-guerra-de-Almagro-contra-Venezuela-20180920-0107.html “El expediente de la “violación masiva de derechos humanos” con que pretenden justificar la agresión contra Venezuela no es creíble ni para quienes lo intentan, aunque ya sabemos que los escrúpulos no son virtud de los guerreristas”.

En mi pueblo se usaban ciertos términos para tipos como Luís Almagro: “mosquita muerta”, “bobo perro”, “judas”; de este último se solían hacer muñecos de trapo para quemarlos en Semana Santa: que la cultura popular se las arregla para ejercer su derecho a la aplicación de justicia.
Así lo vi a inicios de diciembre de 2014 en la recepción del hotel donde se realizaba el encuentro de Comisiones Nacionales de Refugiados de Latinoamérica y el Caribe auspiciado por Acnur para conmemorar la Declaración de Cartagena de 1984.   
El excanciller uruguayo se movía sedoso entre las autoridades allí convocadas, para mover su aspiración a ser electo secretario general de la OEA, hecho que se consumó algunos meses después en una Asamblea General Extraordinaria en la cual recibió 33 votos, incluido el del Gobierno Bolivariano de Venezuela.
El miércoles 18 de marzo de 2015 Luis Almagro se convirtió en el nuevo Secretario General de la Organización de Estados Americanos, con la promesa de reestructurar el parapeto fundado en 1948, para "rescatar la legitimidad del organismo", comprometiéndose con su transformación “para ponerla al servicio de todos los americanos", según sus propias palabras.
II
Los peligros del verbo escoger…
Lo vengo repitiendo hace un puñado de años: ningún verbo tan peligroso en política como “escoger”. Toda la gloria de los héroes puede derretirse en cosa de minutos por un mal tipo escogido para misiones elevadas. 
En el campo de la izquierda revolucionaria se acuñaron las categorías “oportunistas” y “arribistas”, para identificar al flagelo de los escaladores de hombros ajenos. Muchos cuadros comprometidos de toda la vida sufren el desprecio de los jefes que prefieren a especímenes recién llegados a las cercanías del poder, con algo de verborrea acomodaticia, poses seductoras de incautos, bilingüismos, y corbatas bien anudadas. 
Así cabalgó este gris jinete sobre al influjo del Pepe Mujica y se aprovechó del momento ventajoso de la izquierda latinoamericana. Si alguien creía que la de Insulza había sido la peor gestión de un secretario general de la OEA, la sorpresa debe haberlo decepcionado.
Porque el bravucón de la OEA nunca fue de izquierda; vean como se presentaba de joven, según él mismo relata que lo enseñó su “apá”: “Hola, yo soy Luis Almagro Lemes, para servirle a usted y al Partido Nacional”.
III
“Me faltó tiempo…”
En una universidad gringa el criminal de lesa humanidad, Álvaro Uribe -el del “Clan de los 12 apóstoles”, el de las “Convivir”, de los “falsos positivos”, de las “chuzadas”, del bombardeo a Ecuador- afirmó tenso que “le faltó tiempo para una acción militar contra Venezuela”.
A tono con las declaraciones del nuevo ministro de defensa colombiano el pasado viernes 14 de septiembre, uno se pregunta si el presidente Iván Duque vino a cumplir esa tarea que dejó pendiente quien se dice ser su padrino político. ¿O son las instrucciones ya enunciadas por el atorrante de la Casa Blanca? ¿O los deseos de la mafia mayamera expresados por el patiquín “Narcos” Rubio?
Se me hace que el disonante ministro de guerra sabe muy poco de la guerra. Porque una cosa es haber vivido en un país con sesenta años en una guerra interna, y otra muy distinta es comprender el fenómeno de la guerra. El maestro Sun Tsu nos enseña que dominar el arte de la guerra, es saber domesticar ese “monstruo grande”, que “pisa fuerte”, según los versos de León Gieco.
Pero quien no puede controlar su lengua, difícilmente controlará sus torpezas. No es lo mismo matar centenares de líderes sociales desprevenidos y desarmados, que tener en la trinchera de enfrente a un pueblo –bien armado- ansioso de reivindicar su gloria ancestral.
IV
Cara o sello, vida o muerte…
La apuesta del imperialismo es más que obvia: “tendencia creciente a la violencia”
Las apetencias alocadas de la oligarquía santanderista, evidentes: Golfo de Venezuela, Lago Maracaibo, petróleo venezolano, salida al Caribe-Atlántico (soñar tan engreídamente puede salir caro), servir de peones al ajedrez del capital transnacional seguro será muy mal negocio para la región. 
El expediente de la “violación masiva de derechos humanos” con que pretenden justificar la agresión contra Venezuela no es creíble ni para quienes lo intentan, aunque ya sabemos que los escrúpulos no son virtud de los guerreristas. Hablemos claro. Una guerra fratricida nunca tendrá fin. El campo de batalla será continental. Las huestes bolivarianas nunca nos rendiremos. Eso es pacto de sangre que El Libertador recordaba a su leal General Rafael Urdaneta desde Purificación el 1 de enero de 1829: “Mucho tiempo ha, que nuestra divisa ha sido triunfar o morir…”.
La gente decente de este continente debe exigir sin devaneos la salida del ogro Almagro de toda representación pública. El prestigiado gentilicio de Artigas, Galeano y Benedetti no se merece el escarnio a que lo somete este bribón ponzoñoso. 
El más encarecido derecho humano, transgeneracional y superlativo, es la paz. La CELAC declaró zona de paz al continente. La UNESCO  lo validó como bien irrenunciable de la humanidad. Víctor Jara lo cantó y pagó con su vida. Lennon lo proclamó paradigma civilizatorio. 
Y el pueblo bolivariano de Venezuela y Nuestra América, defenderá su derecho a la paz con la convicción suprema de la 7654 razón, y la rabia consciente, la mayor fuerza que mueve la historia.

]]>
<![CDATA[La iniciativa de Mike Pompeo a favor de un diálogo con Venezuela]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-iniciativa-de-Mike-Pompeo-a-favor-de-un-dialogo-con-Venezuela-20180920-0106.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-iniciativa-de-Mike-Pompeo-a-favor-de-un-dialogo-con-Venezuela-20180920-0106.html Luego de las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que señala que estaría planteada una intervención en Venezuela, se ha incrementado la inquietud sobre las posibilidades de un conflicto bélico. En esa misma dirección se inscribe el reciente discurso del expresidente colombiano Álvaro Uribe, quien propone que su país realice una acción armada en el territorio venezolano.
Por otra parte, se desconoce aún cuál es la posición definitiva de Donald Trump, quien ha señalado que “ninguna opción está descartada”, pero que en días recientes dio un paso en el sentido del diálogo y las negociaciones al encomendarle a dos de sus funcionarios entrar en contacto con el presidente Nicolás Maduro y tratar una agenda de diez puntos. 
Esta reunión pautada para el  sábado 8 de septiembre  finalmente no se realizó porque factores internos en Washington lograron bloquearla. Se trataba de una iniciativa oficial, en la que se preveía que participarían Michael Fitzpatrick y Pete Marocco, altos funcionarios del Departamento de Estado, al frente del cual se encuentra Mike Pompeo, un hombre de confianza de Trump.
Como se sabe, la lucha entre facciones tiene convulsionado al mundo político estadounidense. No hay claridad sobre las líneas de trabajo. Hay sectores en la propia administración que se han constituido, de acuerdo al reciente artículo publicado en el New York Times, en una red clandestina, organizada en las distintas oficinas para obstruir aquellos lineamientos de Trump que consideran errados. 
Y el asunto se complica cuando se trata de Venezuela, ya que existe un grupo muy activo que gira en torno a los sectores cubanoamericanos opuestos a las políticas de apertura de Barak Obama. Tiene fisonomía propia y no responde a la visión que pudiera tener el Pentágono, ni se amolda exactamente a los intereses o al ritmo  de Trump. Son muy radicales, partidarios de medidas extremas y de acciones de guerra. Tienen  mucho peso y han incrementado su influencia con la designación de Mauricio Claver-Carone en el Consejo de Seguridad Nacional. De su lado se ubican otros funcionarios, como Nikki Haley y diversos cuadros en posiciones de mando, tanto demócratas como republicanos. 
En medio de estas dificultades por las que atraviesa Washington, de órdenes y contraordenes, es difícil saber a qué atenerse, de modo que una intervención no luce como algo inminente, pero sin dudas hay preparativos. Se prevén nuevas medidas de bloqueo económico que afectarían las condiciones de vida de la población y se acoplan dispositivos bélicos para potenciales actos de guerra.
Las probabilidades de un conflicto bélico dependen de quien se imponga en Washington. La iniciativa de Mike Pompeo de tomar el camino del dialogo con Venezuela no debe considerarse como descartada de forma definitiva. Se ha dado un paso atrás, pero ha habido encuentros de la cancillería con representantes del Departamento de Estado. Eso es lo razonable: explorar la vía de las negociaciones y buscar puntos de encuentro.
 

]]>
<![CDATA[Cinismo sin límites]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Cinismo-sin-limites-20180920-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Cinismo-sin-limites-20180920-0110.html Varias semanas atrás, leí con atención –y conmoción- las declaraciones de la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, en la cual manifestaba que había una campaña internacional contra Venezuela, y como consecuencia de esto “se está construyendo de forma artificiosa una matriz de opinión para justificar la intervención militar de Venezuela (…) lo que hay contra Venezuela es una gran operación que responde a la política del Pentágono de Estados Unidos”. Además, dijo que en Venezuela habían  5 millones 600 mil colombianos. 
Amigo lector, no le diré que esto es cierto o falso, pero sí le invitaré a hacer un ejercicio: Acérquese a 10 casas de su vecindario o en 10 apartamentos de su edificio y pregunte cuántos de sus integrantes se han ido del país. Además, pregunte a los que todavía están ahí, si se irían en caso de tener la oportunidad. De acuerdo al resultado, forme usted su opinión al respecto. Por estos días, el presidente Maduro declaró que los venezolanos se van del país con “15 o 20 mil dólares, porque la migración venezolana no se va con una mano alante (sic) y una mano atrás”. Y a esto le añadimos que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, opina sobre la migración que: “cogieron una moda terrible, parecía que daba estatus decir ‘yo tengo un hijo que se fue para Perú, mi hermano se fue para Colombia‘, (emigrar) se convirtió en una moda”.
Nuevamente, no haré ningún juicio de estas afirmaciones, pero sólo les haré tres preguntas que intente invitarlos a analizar un poco: Si usted tiene 15 o 20 mil dólares, ¿estaría dispuesto a estar ilegal en un país, no poder ejercer su profesión por un buen tiempo o viajar en autobús por varios días? ¿Estaría dispuesto a desprenderse de sus familiares, resetear su vida, enfrentarse a mil incertidumbres por moda? 
Ahora bien, muchas instituciones especializadas en el proceso migratorio venezolano proyectan que a final de año estarán ‘regados’ por todo el mundo 4 millones de nuestros ciudadanos. Eso significaría que más del 12% de la población estaría en el extranjero, lo que da cuenta de un éxodo masivo que conforma una crisis regional sin comparación.
Finalmente, quiero acercarles el siguiente cálculo: Venezuela tiene aproximadamente 32 millones de habitantes, y el presidente Maduro dice que existen en el país 5.6 millones de colombianos, lo cual representaría casi el 18% de nuestra población (sólo colombianos, léase bien). Para que valga de ilustración, les comento que la población de inmigrantes en Estados Unidos representa el 13%; en Alemania es el 15%; en Nueva Zelanda roza el 22% y en Australia se acercaría al 28%. Todos estos son países desarrollados donde su población goza de altos ingresos salariales, gran cobertura de protección social, buenos servicios públicos, en definitiva mayores niveles de bienestar. 
Considerando estas cifras y el contexto actual: ¿usted cree que Venezuela hoy pudiera superar el número de migrantes que recibe alguno de los países antes mencionados? Hay que ver que el cinismo no tiene límites.
 

]]>
<![CDATA[Morral de ausentismo escolar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Morral-de-ausentismo-escolar-20180918-0111.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Morral-de-ausentismo-escolar-20180918-0111.html Llevo varios meses tratando de escribir sobre los populares “morrales tricolor” que regaló el gobierno a niños, niñas y jóvenes de la patria en condición escolar; uno va por la calle y de pronto ve que una madre carga en su espalda el morral, un obrero lo lleva para guardar su muda de ropa, un indigente lo carga para guardar lo que recoge de la calle, un vigilante lo usa para guardar su uniforme; en fin, una gran parte de la población venezolana carga a cuestas el morral que almacena la pobreza que se refleja en los rostros de sus usuarios. 
Uno que otro alumno aún conserva el bolso, pues seguramente sus padres lo tomaron prestado por tiempo indefinido, pero quienes sí se beneficiaron del “morral tricolor” fueron el importador o fabricante de los millones de piezas esparcidas en todo el territorio nacional y hasta internacional, porque también los hemos visto cruzar las fronteras en la diáspora.
Este lunes 17 de septiembre inició el año escolar 2108-2019, los grandes ausentes fueron los niños y los morrales “bussines”. A diario me encuentro  con más padres y representantes que me comentan que aún no han inscrito a sus hijos por falta de dinero, que no les han comprado los útiles ni mucho menos un par de zapatos. Ir a clases era alegría para los niños, pues ese primer día estrenarían pantalón (o falda), camisa, zapato, morral y útiles;  eso quedó en la historia y en el recuerdo hasta el período de Chávez y toda la Cuarta república.
La miseria de un gobierno como el venezolano cuyo mandatario, de regreso de su visita a China se dio un banquete en uno de los restaurantes de alta categoría mundial en Turquía como el de Nusr- Et Sandel Bedesteni, quedará para la posteridad. Eso es lo que muchos llamarían “pornografía del poder”: buenos restaurantes, buen reloj, disfrute de un habano; esto es como la tos: no se puede ocultar. 
Señor Nicolás, tome nota, por citar unas cifras serias le doy estas que ofreció Gualberto Mas y Rubi, aguerrido defensor de los derechos de los maestros, secretario general de Fetramagisterio y del Sindicato Único del Magisterio, en 153 planteles en el Zulia solo asistieron 232 alumnos, o sea, 97% de ausentismo escolar; y esto es sólo una muestra de un estudio realizado el mismo día de regreso a clases.
¿La razón? Infinitas: los padres no tienen cómo comprarles el uniforme a los muchachos, mucho menos los útiles escolares, tampoco tienen para darles la merienda, los maestros no tienen efectivo para el pasaje, tampoco tienen para un bocado de comida, y a los dependientes de la Gobernación del Zulia por ejemplo, no les han pagado desde el 8 de septiembre cuando les depositaron la última quincena de agosto.
Según el recién nombrado, por segunda vez, ministro de Educación, Aristóbulo Isturiz, la matrícula de prescolar y primaria es de siete millones y medio de estudiantes; en Zulia sería de 450 mil, pero si sólo asistieron 232 alumnos a 153 escuelas, algo grave está pasando.
A estas cifras que alarman, hay que sumarle las ofrecidas por Susana Raffalli  en un tuit, la cual refleja que 4.444 alumnos (Fe y Alegría), han visto partir a sus padres, 3.500 maestros han renunciado (AVEC), 400 escuelas privadas cerrarán sus puertas (ANDIEP) en el 2018; y en las escuelas de Fe y Alegría menos del 50% de la matrícula escolar del 2017 se han inscritos.
En resumen, podemos concluir que vivimos un ausentismo escolar histórico y sin precedentes. En Venezuela la educación que fue de primera y competitiva de la que gocé y me formé, hoy está a punto de fallecer, el modelo socialista implantado ha fracasado y de no revertirse se llevará por delante dos generaciones de venezolanos que no serán los que hoy salen en manada emigrando a otros países con un título bajo el brazo.
El morral del ausentismo escolar tiene un origen, el “hombre nuevo” ha llegado para quedarse sin estudios, sin alimentos y sin oportunidades.
 

]]>
<![CDATA[Estado de emergencia económica, por Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Estado-de-emergencia-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20180918-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Estado-de-emergencia-economica-por-Luis-Britto-Garcia-20180918-0108.html   Desde hace más de un quinquenio estamos en emergencia, territorial, social, económica, política, diplomática y cultural. El Decreto Ley N° 3.610 publicado en Gaceta Oficial de 10 de septiembre de 2018, mediante el cual se declara el Estado de Emergencia Económica, responde a una situación que amerita correctivos urgentes, totales y revolucionarios.

    Van algunos comentarios sobre  norma tan necesaria como perfectible. En sus considerandos reconoce  que “la extracción, alteración y uso fraudulento del signo monetario nacional” también se efectúa “a través del sistema bancario nacional”. Tal conducta delictiva de la banca debió ser desde hace años severamente castigada.

   El numeral 4 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Autorizar erogaciones con cargo al Tesoro Nacional y otras fuentes de financiamiento que no estén previstas en el Presupuesto Anual, para optimizar la atención de la situación excepcional”. Ello  deja sin efectos  la normativa presupuestaria, y  posibilita incrementar desmedidamente el gasto. Habría que definir normas  para evitar la   anarquía presupuestaria.

     El numeral 8 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “Establecer sistemas de exoneración de impuestos y tasas a la importación de bienes de capital y materia prima necesarios para la producción, la industria nacional y los servicios esenciales”. Cabe tener extremo cuidado con  las exoneraciones tributarias. Gómez exoneró a las petroleras del pago de impuestos aduaneros, y posteriormente  Gumersindo Torres demostró que perdimos más con esa exoneración  que todo lo que nos pagaron por llevarse el petróleo.

     El numeral 10 del artículo 2 faculta al Ejecutivo para “La creación e implementación de subsidios y otros beneficios de carácter directo a los sectores sociales más vulnerables, que conformen un sistema de protección económica transitorio, con el cual se impida que los sectores con mayor capacidad contributiva trasladen a aquellos los efectos de medidas económicas implementadas para alcanzar una justa y equilibrada distribución de riqueza en el País”. Los sectores de mayor capacidad contributiva siempre trasladan tanto  la carga tributaria y el peso de la crisis sobre los menos favorecidos, en forma de sobreprecios. Pero lo ideal sería impedir drásticamente tales  traslaciones, antes que limitarse a paliar sus efectos.

    En la próxima entrega seguiremos comentando estas  medidas decisivas.
 

]]>
<![CDATA[Venezuela en el contexto mundial]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-en-el-contexto-mundial-20180918-0110.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-en-el-contexto-mundial-20180918-0110.html La imposibilidad de llegar a acuerdos políticos internos ha desencadenado una serie de situaciones que colocan a Venezuela como un peón en el tablero de ajedrez internacional, la ubicación geográfica venezolana, así como sus reservas energéticas naturales lo convierten en un actor importante para las grandes potencias mundiales que luchan incansablemente por el dominio mundial, la historia se ha encargado de recordarnos que la lucha por el dominio territorial ha sido recurrente e interminable.

 El archivo grafico que acompaña este artículo evidencia la lucha por el control mundial y como Venezuela se inserta en él, es cierto que Venezuela esta fuera del “espacio vital” y estratégico de China y Rusia, sin embargo Cuba ha sido el aliado estratégico para que estas potencias puedan tener presencia en el “patio trasero” de los Estados Unidos, mantener “desestabilizada” la región latinoamericana ya es un triunfo para China y Rusia, dado la importancia que esta representa para los Estados Unidos.
Recientemente el Departamento de Defensa de los Estados Unidos publico en su reporte anual para el congreso un documento intitulado “Military and Security Developments Involving The People’s Republic of China 2018” en el alertan sobre el crecimiento tecnológico militar y como ya esta nación esta capacitada para ganar guerras, todo esto enmarcado en el plan del Estado Chino denominado “China Dream of national rejuvenation” el cual esta en desarrollo y planificado para que en dos décadas sean capaces de tener una nación “estable, poderosa y prospera”
Para lograrlo, China tendrá que contar con muchos aliados, quizás por eso no es casual la reciente visita de la canciller y el presidente de la República de Venezuela a tierras chinas, así como el encuentro entre el presidente ruso Vladimir Putin y Xi Jinping en Siberia, quienes algunos lo han calificado como la “ Boda Militar entre Rusia y China” o la reciente visita del presidente chino al Foro de la FOFAC en África en donde afirmo la importancia de esta región para China y expreso la importancia que tiene para la humanidad “China y África: una comunidad de intereses para la humanidad”
Las piezas del tablero de ajedrez internacional se mueven y empiezan a surgir jugadas arriesgadas que complican la estabilidad mundial, no es casual que el Papa Francisco en meses atrás advirtió que el mundo había entrado en la tercera guerra mundial, lamentablemente Venezuela se dejo arrastrar por esta lucha de poder y hoy los venezolanos sufren y huyen, seguiré insistiendo que la mejor opción es ponerse de acuerdo sin tener que recurrir a factores externos quienes al final velaran por sus propios intereses.
En caso de que los venezolanos no sean capaces de ponerse de acuerdo internamente, la suerte sobre el futuro quedara sujeta a acontecimientos externos tales como las elecciones de Brasil, las del Congreso y Senado en los Estados Unidos o la reelección de los Republicanos prevista para el 2020, por ahora el eje China/Rusia/Cuba dominan a Venezuela y siguen avanzando en consolidar un Estado parecido al de ellos, queda mucha tela por cortar, seguiremos atentos a los acontecimientos y tratando de promover una solución pacifica entre todos los venezolanos.

 

]]>
<![CDATA[La disputa por Venezuela, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-disputa-por-Venezuela-por-Elias-Jaua-Milano--20180918-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-disputa-por-Venezuela-por-Elias-Jaua-Milano--20180918-0114.html “Es necesario recordarle a los editorialistas del NYT, que los gobiernos de su país nunca han soltado ese garrote, en lo que va del siglo XXI han consumado el derrocamiento de gobiernos".

En estas dos semanas del mes de septiembre de 2018, hemos presenciado unadisputa entre el influyente diario estadounidense The New York Times (NYT) y la administración de Donald Trump sobre el caso venezolano. Un artículo anónimo, publicado por el referido medio, donde se revela las reuniones de funcionarios del Departamento de Estado con algunos militares venezolanos, para "conocer" de los planes para derrocar al Presidente Nicolás Maduro, desató la controversia.

Inmediatamente, voceros de Trump replicaron que era normal y parte de su trabajo estar informados de cualquier situación como ésta en la región y en el mundo, que sería una irresponsabilidad no hacerlo. Claro, digo yo, se han autoproclamados los policías del planeta tierra y más allá.

La contrarréplica a través de un editorial del periódico no se hizo esperar, en éste el consejo editorial reclama que una cosa era enterarse y otra sostener “varios encuentros con los comandantes rebeldes” que eso sonaba a “complicidad”.

Se reclama, en el editorial del diario, que Trump no puede volver a la política del "Gran Garrote" del siglo XX. En este punto es necesario recordarle a los editorialistas del NYT, que los gobiernos de su país nunca han soltado ese garrote, en lo que va del siglo XXI han consumado el derrocamiento de gobiernos democráticos en Honduras, Paraguay y Brasil y los han promovido sin éxito, pero ocasionando graves daños, en Venezuela, Bolivia, Ecuador y más recientemente en Nicaragua.

Ahora la administración Trump, anda tras el “topo” (infiltrado) que suministró la información al diario en cuestión y denunciando la falta de probidad del impreso.

¿Cuál es el fondo de esta polémica? ¿Las próximas elecciones parlamentarias en ese país, la guerra de los medios con Trump, visiones encontradas de las grandes corporaciones petroleras de cómo ponerle la mano a nuestros hidrocarburos?

En cualquier caso todos buscan lo mismo, desconocer nuestra Independencia, violentar nuestro derecho a la autodeterminación nacional, vulnerar nuestra economía y conculcar la soberanía sobre nuestros recursos naturales estratégicos.

Es por eso, que el editorial del NYT aclara con precisión que no hay dudas en que el Presidente Maduro debe salir, pero le recomienda a Trump que no promueva un golpe de estado ni ejecute una intervención armada, pero que si continúe asfixiando económicamente al gobierno de Venezuela hasta que éste se derrumbe, como es la opinión compartida “con sus aliados en la región” (dícese del llamado Grupo de Lima). A confesión de parte, guerra económica comprobada.

Compatriotas, hoy más que nunca debemos enarbolar en alto nuestra bandera tricolor, nuestra bandera histórica de lucha por la soberanía petrolera, soberanía finalmente conquistada y desarrollada bajo el liderazgo de nuestro Comandante Chávez, soberanía plena plasmada y aprobada por el pueblo en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Compatriotas, la grave amenaza que nos toca confrontar requiere de nosotros fortaleza ideológica y programática en torno al proyecto bolivariano de Independencia, soberanía, igualdad social y de una nueva ética pública.

Solo un pueblo convencido de que tiene cosas sagradas que defender es capaz de cumplir la máxima de nuestro Libertador Simón Bolívar: “Por fortuna se ha visto a un puñado de hombres libres vencer a imperios poderosos”. Máxima expresada por cierto, como parte de la polémica con el agente norteamericano Bautista Irving, en carta fechada en Angostura, 12 de octubre de 1818, hace casi ya 200 años.

Hoy más que nunca hay que informar, explicar, debatir y convencer de cada acción que se tome. Somos un pueblo sabio y libre, cuando estamos convencido del rumbo histórico que debemos seguir, siempre hemos sabido que hacer y sabremos qué hacer. Así será. ¡Viva Venezuela!

]]>
<![CDATA[Plaza Venezuela: ¡Volvamos a la Plaza!]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Plaza-Venezuela-Volvamos-a-la-Plaza-20180919-0048.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Plaza-Venezuela-Volvamos-a-la-Plaza-20180919-0048.html El espacio público es el sitio donde se cultivan los valores de la convivencia, la ciudadanía, el compañerismo, así, los del ser humano en la ciudad, y debe estar destinado al disfrute de todos. No es un lugar de paso.

Hoy el urbanismo, más que en el diseño de vías, transporte y conexiones, elabora un modelo urbano sostenible, que garantice al ciudadano una mejor calidad de vida.

En este ámbito, la Plaza se nos presenta como un emblema urbano, no siempre por su magnitud, pues las hay de diferentes tamaños, sino, sobre todo, por su rol.

En nuestra Latinoamérica, es preponderante la influencia de la arquitectura y el concepto españoles de la ¨Plaza Mayor¨, como centro de la urbe; alrededor de la cual, no sólo se encontraban las edificaciones de la Corona y la catedral, sino también las viviendas de ¨los mantuanos¨, Jefes Militares y los de Gobierno. Bajo este esquema de ciudad, se desarrollaron nuestros actuales centros urbanos.

La Plaza es el principal espacio del centro de una ciudad. Por lo general, estratégicamente colocada, para nuclear a los distintos agentes que la conforman.

No nos referimos sólo a las ¨Plazas Institucionales¨, destinadas a eventos políticos, comerciales, militares o religiosos, en las que generalmente, se colocan monumentos, para preservar, entre otros, la memoria histórica del sitio; sino también, a las ¨Plazas Sociológicas¨, en las que lo trascendente, es la presencia de la vida urbana continua, y del espíritu unitario de barrio. 
Se trata de la Plaza como ya la concebía en 1900, el arquitecto-urbanista Idelfonso Cerrá, en su diseño de Barcelona-España, con la que promovía la interacción entre transporte, uso de la tierra, espacio público, encuentro, y, sobre todo, peatonalización. Para él, la misma, tenía como objetivo principal, eliminar, la separación entre ricos y pobres, era el espacio común.

Entonces, en virtud de nuestra tradición urbana, promovimos desde nuestra gestión en PDVSA La Estancia, para el espacio público, la tesis de ¨Volver a la Plaza¨.

Así lo señalamos en 2006, con ocasión del acto de compromiso de inicio de obras para la reconstrucción y recuperación de nuestra querida Plaza Venezuela de Caracas.

“Volver a la Plaza, significa, estimular en ella, el encuentro, el juego infantil, la conversación con el amigo, la cita amorosa, el estudio en conjunto…”

Todo, porque ¨Volver a la Plaza¨, significa, estimular en ella, el encuentro, el juego infantil: el trompo, las metras, la perinola, la patinata, entre otros. Implica igualmente, la conversación con el amigo, la cita amorosa, el estudio en conjunto, la lectura de un libro, la invitación a un concierto, tomarse un raspado o simplemente, la tarde de contemplación.

Pero presupone, sobre todo, contrarrestar las deformaciones urbanas de las ¨ciudades dormitorio¨, y de los grandes conjuntos de Edificios o casas, donde el ciudadano carece de espacios de encuentro, y sólo tiene como opción, la visita al ¨mall¨ o centro Comercial.

Con esa idea, buscábamos homenajear a Caracas, a través de su propia esencia, de su identidad cultural, y lo hicimos con la rehabilitación de la Plaza Venezuela, centro de convergencia del espíritu de los caraqueños, ícono de la ciudad, durante tantos años abandonada y olvidada, como parte de la vida cotidiana del caraqueño.

Caracas, la cuna del Libertador, el punto de partida del sueño emancipador de América, debía y debe reflejar nuestro espíritu. La Plaza Venezuela, emblema de nuestra ciudad, debía y debe tener un propósito patrio, convertirse en el estandarte de la inclusión de todos los venezolanos.

Con la ampliación de nuestra capital, y justamente por su condición de valle, la misma se fue esparciendo, a lo largo de su estrecha franja, creando grandes concentraciones de viviendas, cada una con su propio ¨centro¨. Las urbanizaciones dividieron en ¨guetos¨ a las comunidades, y éstas dejaron de integrarse, para sólo cubrir sus necesidades de servicios, e incluso de paseo, en los centros comerciales aledaños.

El factor petrolero, creó y estimuló la formación de los barrios caraqueños, verdaderos cinturones de miseria, sin ningún tipo de ordenamiento, ni concepto urbano.

Nuestra querida ciudad, quedó dividida entones, entre el ¨Este¨ y el ¨Oeste¨, entre las urbanizaciones y los barrios, sin un punto de encuentro o conexión, unida sólo por una columna vertebral artificial e inhumana, como lo es, la Autopista Francisco Fajardo.

La Plaza Venezuela, sin embargo, existía, como el espacio de cruce entre los habitantes de las distintas áreas de Caracas, aunque lamentablemente, sólo lo era para acompañar el tránsito vehicular que la circundaba.

Su cercanía a la Ciudad Universitaria (Patrimonio Mundial de la Humanidad), también al Bulevar de Sabana Grande, convertido en un enorme y atiborrado bazar de la buhonería, y la presencia de su fuente sin funcionar, y de sus obras de arte urbano destruidas, exigían que se hiciera en ella, un trabajo de rehabilitación, que la devolviera a los caraqueños como verdadero espacio urbano.

Procedimos a desarrollar un complejo y extraordinario Proyecto de Rehabilitación, único en su tipo, para la recuperación de la Plaza, su Fuente y sus importantes Obras de Arte Público. No hacerlo podía haber afectado el carácter patrimonial de la Universidad, para la cual, la misma, debe actuar como antesala, y preparar al visitante para du disfrute.

De inmediato, realizamos los Diagnósticos necesarios (histórico, vehicular, número de transeúntes, estado físico de cada pieza, servicios públicos, seguridad, iluminación, jardinería, áreas patrimoniales, seguridad), levantamos la planimetría, produjimos los cómputos métricos, contactamos a los artistas de las obras, a sus representantes y contratamos a los técnicos y expertos.

Una condición era que el resultado se ciñera a la visión original de cada artista, y al concepto de integrar las distintas áreas del Complejo. Era una complementación del espacio como un todo, para que el ciudadano pudiera disfrutarla de un extremo a otro. Como un¨museo al aire libre¨.

Así, rehabilitamos la Fuente de Plaza Venezuela, con la activa participación y entusiasmo del MAESTRO SANTOS MICHELENA, autor de su última versión, incluidos los aspectos de diseño e ingeniería. Más tarde, daríamos, al Maestro antes de su muerte, la satisfacción de invitarlo a su reinauguración, pero ahora, engalanada con luces, música y jardinería.

Restauramos con la participación directa de los artistas o sus representantes, y talleres autorizados: la ¨Fisicromía de Carlos Cruz Diez en Homenaje a Don Andrés Bello¨; El ¨Abra Solar¨ de Alejandro Otero; y con posterioridad, ¨Pariata¨ de Omar Carreño. Sólo quedó el pedestal de la antigua estatua de Cristóbal Colón, que consideramos, no debía ser intervenida con ningún elemento superpuesto a su diseño y época originales.

Se instaló un sistema de iluminación, sonido, caminerías, riego, paisajismo y áreas infantiles. Todo la Plaza Venezuela, re-obtuvo y se enriqueció en su carácter de ¨Complejo Urbanístico Artístico y Cinético¨ más importante de Latinoamérica. Caracas recuperó la prestancia de uno de sus espacios emblemáticos, hoy día dispuesto para el disfrute y sosiego de todos.

“espacio rehabilitado, espacio tomado por la cultura”.

En ésta, aplicamos nuestra premisa ¨espacio rehabilitado¨, ¨espacio tomado por la cultura¨. Y al igual que en la sede de PDVSA La Estancia, hicimos en adelante en sus espacios, presentaciones semanales de nuestros Festivales y actividades de impacto. Ello porque siempre defendimos que la cultura permite que el ciudadano se ¨empodere¨, ésto es, se haga dueño del espacio, lo sienta suyo, y, en consecuencia, lo disfrute y lo cuide.

Hoy, la Plaza Venezuela es el elemento nuclear de las comunidades circundantes. Su color y movimiento es admirado por los capitalinos de todas las zonas, por sus niños; son muchos los que se han apropiado de ella, y miles los capitalinos que la viven, disfrutan y fotografían.

Caracas, ni ninguna otra ciudad, puede seguir dividida en guetos, el hecho cultural debe imponerse como instrumento de cambio, que impida que se borre nuestra identidad. El espacio público, limpio, ordenado, rehabilitado, por tanto, querido y seguro, y, sobre todo, la Plaza, son un antídoto contra la inseguridad, los flagelos de la droga y el ocio improductivo. Ya lo decíamos en nuestro artículo anterior sobre la ¨Esfera de Soto¨.

Insistimos entonces en la necesidad del uso responsable de ésta también ¨utopía de lo posible¨, y de todas nuestras joyas patrimoniales, cuyo esfuerzo de rehabilitación les iremos narrando, a la espera que me acompañen con entusiasmo, para lograr, que nuestros íconos, perduren como testigos vivientes de nuestra venezolanidad.

En próximos artículos seguiremos narrando cómo reacondicionamos cada una de las obras de arte y la Fuente de Plaza Venezuela, fue un trabajo complejo y difícil, sólo posible gracias a la participación de todos los involucrados, y en especial, de mi magnífico equipo de trabajo de entonces.

Los invito a ¨muchas tardes de Plaza¨, donde sólo nos detenga nuestra imaginación, y podamos disfrutar de nuestra ciudad deseada: Caracas, la Cuna del Libertador. “Volvamos a la Plaza! ¨

]]>
<![CDATA[Burbujas sin ley, por Carola Chávez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Burbujas-sin-ley-por-Carola-Chavez-20180917-0072.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Burbujas-sin-ley-por-Carola-Chavez-20180917-0072.html Los colegios privados se volvieron locos, Wilfrido. Como cada año, pero más delirantes, convocan a asambleas que son un remedo de lo que exige la resolución 114, una vuelta ingeniosa salida de algún cerebro decente y pensante para impedir que el gobierno imponga la idea de que la educación es un derecho y no un negoción.

Comienza la campaña: Una convocatoria chucuta, sin la estructura de costos que exige la ley, esencial para que papás y mamás puedan decidir, con la precisión del que está bien informado, el precio que pagarán por la matricula de sus chamos. El conocimiento os hará libres… mejor no… El miedo os hará esclavos.

Entonces la ola de rumores: que si el colegio cobra lo que le da la gana, va a tener que cerrar, imagínate tú, a pocos días del comienzo de año, y tú chamo sin cupo, y el miedo, y la ley no existe, y los dueños del colegio son la ley, y sus directores asalariados son sus verdugos. Cuchillos pa’ sus pescuezos.

Y supura el clasismo, y el bullying de los salones de clase se muda a los chats de whatsapp. Que si ”qué bueno, porque así vamos depurando” (al colegio de niños pelabolas). Que si el que no pueda pagar que se vaya, porque para lo bueno hay que trabajar —dice una cadivera—. Y las otras mamás aspirantes a sifrinas, calladitas, no vaya a ser que se les note la pelazón y les vayan a hacer el bullying que ellas mismas hacen a quien cometa la desvergüenza de admitir que vive de un salario…
 “¡Fuchi!”

Y así, desinformados, presionados, aterrados, llegan a la asamblea donde se votará en voz alta, delante de todos, si aceptas pagar tu salario y la mitad del de tu marido, en la matrícula de uno solo de tus hijos. Si acepta, tranquilamente, ver partir a los de los compañeros de tu hija, del colegio donde han estudiado durante los últimos 10 años, por no poder pagar. Si aceptas la “depuración”. Si aceptas que los dueños del colegio estén por encima de las leyes. Si aceptas dejar abierta esa puerta al peligroso vacío, que hoy te toca los bolsillos y mañana te puede tocar a tu hijo, sin marco legal que lo ampare, porque tú decidiste aceptar.

Y podríamos decir que ellos son locos y se entienden, pero sería una irresponsabilidad por parte del Estado permitir que haya burbujas privadas auto eximidas del cumplimiento de la ley y más cuando hay niños en medio.

]]>
<![CDATA[En opinión: Maracaibo: calor y surrealismo]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Maracaibo-calor-y-surrealismo-20180917-0070.html http://www.panorama.com.ve//opinion/En-opinion-Maracaibo-calor-y-surrealismo-20180917-0070.html  Fue en ese preciso momento cuando al “cenit se encumbra la cuadriga de sol”, durante la sombra cero. Estaba frente al viejo edificio de la Botica Nueva y vi como levantaban sus cabezas. Con una mueca de dolor estiraron sus brazos y espaldas petrificadas en la misma postura desde que llegaron y con el atletismo de un gato saltaron a tierra. 
Los sansones de Maracaibo, tan estoicos siempre, se veían tristes y cansados. Ya en tierra miraron hacía Rafael María Baralt que, como ellos en su pedestal, tiene la cabeza hacia abajo, como quien siente una gran pena o busca algo que se le ha perdido. Entonces él también levantó su ilustre testa, volteó a mirar al convento de San Francisco, su compañero de esperas, vaciló un momento y se lanzó del privilegiado pedestal en el que lo han olvidado.
Su plaza estaba sola. Lo vi caminar hacia el Lago escoltado por los sansones y cuando pasaban al lado del viejo mercado nuevo, con un estruendo metálico el edificio se convirtió en un vapor y añorando el tiempo en que llegó a la ciudad hecho en pedazos se hizo al agua.
Quise correr tras Baralt para preguntarle si se iba de nuevo y a dónde, pero dos enormes sombras volaron sobre la plaza. El sol me cegó por un instante y entre un fulgor de fuego reconocí de inmediato a las cosas aladas que se han posado desde hace años en lo más alto de la fachada del Palacio de los Cóndores. No eran cóndores realmente, ni águilas calvas, pero volaban y desde el cielo se unieron al cortejo.
Ya en el puerto, a punto de subir al vapor, un hombre con uniforme de granadero preguntaba insistentemente por su espada. No pude verlo bien a la distancia pero era sin dudas la estatua de Francisco de Miranda que está en la avenida el Milagros y que de milagros se ha escapado de los fundidores de metales. La segunda piqueta que azota a Maracaibo.
Entonces escuché que uno de estos “clochar” maracuchos, que intentaba subirse al vapor con un par de buchones que ya no podían volar, cantaba un viejo rock argentino: “en esta pobre ciudad, todo se enciende y se va. Ciudad de pobres corazones”.
Me desperté nadando en mi propio sudor y la boca más seca que una pipa o un tanque en un barrio de Maracaibo que lleva días sin agua. Fue algo así como un sueño de una madrugada de verano en que Corpoelec te apaga el aire acondicionado mientras duermes.
Me acordé de la gente de mi ciudad haciendo cola bajo el sol en la parada de la estación Altos de la Vanega del Metro de Maracaibo y a lo largo de la Circunvalación 2, donde a la Alcaldía le dio por cortar los pocos árboles que quedan y que uno ya los quiere aunque sean “nin”.
Y es que Maracaibo se ha quedado sin paradas de autobuses y sin autobuses. Aun así la gente insiste en hacer su vida como dice la gaita de Guaco: si no hay carritos yo camino/ si falta el agua yo no me baño/ mi linda tierra maracaibera/ tantos problemas me desesperan/ pero yo muero en mi Maracaibo.
Pero quienes dicen gobernar en Maracaibo como que se tomaron literalmente lo de Tierra del sol amada. Algunos maracuchos interpretan que el emblemático verso de Baralt quiere decir que la tierra y el sol son amantes y hasta llegan a elucubrar metáforas más eróticas que en su criterio expresan mejor el afán del sol sobre la tierra.
Primo lo que Baralt intentó decir es que esta es la tierra del sol y él la ama, que sois vos el que la ama o él que debería amarla, como a una madre, como a la tierra. Quizás si nos tomamos el atrevimiento de reescribir el verso salgamos de dudas. Sería igual decir: Amada tierra del sol. O si le ponemos una coma: Tierra del sol, amada. Pero sin dudas Baralt es un enorme poeta y es: Tierra del sol amada
Si alguien cree que a los maracaiberos nos encanta estar a pleno sol a mediodía esperando a ver si pasa una chiva y por eso no hay paradas y cortan los árboles, porque a eso no se le puede llamar podar, o que nos da placer caminar bajo el sol recalcitrante y no sienten piedad de la gente de esta ciudad, ¡por favor! despierten que quizás a usted también Corpoelec le apagó el aire mientras dormía.
 

]]>
<![CDATA[Seriedad en la política, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Seriedad-en-la-politica-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180917-0065.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Seriedad-en-la-politica-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180917-0065.html La frecuencia en la que mienten los políticos en Venezuela es tan alta como la hiperinflación, es difícil que los ciudadanos logren identificar a un dirigente político o gobernante que sea percibido como una persona seria, honesta y competente. El más reciente estudio de opinión pública (Agosto, 2018) de la empresa Datanalisis revela que la dirigencia política opositora se encuentra con niveles de rechazo por encima del 60%  y un estudio realizado por la Fundación Zulia Productivo del 3 al 7 de septiembre de 2018 en 7 municipios del Estado Zulia refleja que la dirigencia política oficialista mantiene niveles de rechazo por encima del 70% lo que refleja la baja credibilidad y aceptación que tienen un gran número de dirigentes  y gobernantes por mentir tanto y tantas veces seguidas.
El país requiere urgentemente de una clase política seria, competente, capaz de pedir disculpas cuando se equivoque y que le de reconocimiento a los dirigentes y ciudadanos más destacados, quienes a pesar de la aguda crisis apuestan por un porvenir para todos los que habitan en Venezuela, no se puede seguir castigando a los buenos y premiando a los malos, el amiguismo le está haciendo muchísimo daño a los partidos políticos y gobiernos en funciones. Los partidos políticos se alejaron de sus objetivos que son el participar en procesos electores, ostentar el poder, preparar y formar al liderazgo político emergente, presentar propuestas para el diseño de políticas públicas, visitar las comunidades diariamente en la formación de las estructuras electorales de cada centro de votación por municipio, estado, país dependiendo de su interés geopolítico. 
Sorprende que el 9 de diciembre de 2018 se avecinan las elecciones para elegir a 2850 concejales en los 335 municipios del país y como muy responsablemente los 27 alcaldes de la oposición política manifestaron que si participarían en las elecciones debido que para ellos sería un revés político dentro de sus gestiones como alcalde permitir que las cámaras municipales sean dominadas por concejales oficialistas lo que les dificultaría la toma de decisiones en la gestión pública. En política los espacios ganados no se regalan y de no pensar en la política con seriedad, estrategia y táctica entonces el adversario por muy malo que sea siempre avanzará debido al abandono de los espacios políticos, así que quienes, con una altísima ignorancia en el tema político actual, señalen con críticas destructivas a estos alcaldes por impulsar la participación electoral dejan en evidencia que son partes de quienes equivocadamente asumen una estrategia de enfrentar al gobierno cediendo espacios, o de brazos caídos. 
Los dirigentes políticos opositores que bajo el argumento de que: las dictaduras no salen con votos, que el Consejo Nacional Electoral se roba los votos, que es imposible ganarle elecciones al actual gobierno bajo ésta condición, demuestran su incapacidad de organizarse y de movilizar al ciudadano, simplemente no tienen la fuerza electoral ni capacidad de convocatoria. Esa dirigencia desprestigiada opositora se comporta como los cobardes que no asumen que a consecuencia del abandono de esos espacios y que el hecho de no hacer el trabajo de organización electoral en los centros de votación garantizando la presencia de los testigos electorales, movilizadores, coordinadores de centros de votación, es la principal razón por la que la oposición política del país ha sido derrotada electoralmente. 
Hay políticos que se atreven a prometer que el gobierno ya le falta poco (Un discurso que tiene 18 años), que ya viene en camino una intervención internacional, que estamos cerca de una explosión social, y con esos desgastados y repetidos argumentos colaboran para que el gobierno nacional que tiene más de 87% de niveles de rechazo se mantenga de pie. El gobierno miente descaradamente a los venezolanos cuando afirma que la economía con las actuales medidas mejorará, porque es evidente que el anuncio de esas medidas solo contribuyó a acelerar la miseria y el hambre en Venezuela. Sin embargo, no son los únicos que mienten, la dirigencia de la oposición política también lo hace cuando afirma que al gobierno le falta poco para ser derrotado. Como lo dijo Cicerón Zafra  “Los políticos mienten con frecuencia por contar con ciudadanos ingenuos que les creen y votan por ellos”.

]]>
<![CDATA[La última ratio, por José Vidente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ultima-ratio-por-Jose-Vidente-Rangel-20180917-0019.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-ultima-ratio-por-Jose-Vidente-Rangel-20180917-0019.html 1) El plan para liquidar al proceso bolivariano en Venezuela, cuya iniciativa es de los gobiernos de Estados Unidos, Unión Europea y mandatarios cipayos de Latinoamérica para acabar con la soberanía e independencia de países que adelantan cambios sociales y políticos de avanzada, entró en su fase final.

Ya las máscaras cayeron al suelo y los promotores de la aventura actúan con singular desparpajo. Dejaron de lado los escrúpulos principistas de los cuales alardeaban a diario como, por ejemplo, el respeto a los gobernantes electos por la voluntad popular, la no intervención en los asuntos internos de las naciones, la libertad y exaltación de los derechos humanos.
     2) Desde hace 20 años Venezuela es objeto de un acoso excepcional. De una casería inusitada, sostenida en el tiempo y con múltiples expresiones: bloqueos financieros y económicos; conspiración permanente; desconocimiento de elecciones libres; golpes de Estado; sabotaje de la industria petrolera; terrorismo, guarimbas, e, incluso, intentos frustrados de magnicidio. 
Los gobiernos de la V República no han tenido un solo instante de tregua de parte de factores internos y de agresiones provenientes del exterior. Porque la verdad es que no existe precedente alguno en la historia de las conspiraciones contra gobiernos legítimos de la región, de una concertación tan estricta de grupos nacionales e internacionales que trabajan con la sintonía que caracteriza a los sistemáticos ataques contra Venezuela.
      3) Pero lo cierto es que Venezuela y el proceso bolivariano resultaron un hueso duro de roer. La “conspiración permanente” ha tenido, en frente, una sólida “resistencia permanente”. La alianza de la ultraderecha que agrupa al imperio, la oligarquía y la gran burguesía, ha topado con la alianza “Pueblo-Fuerza Armada Nacional Bolivariana”. Todos los esfuerzos hechos por la alianza de la derecha nacional y mundial, fueron derrotados de manera contundente, tanto los intentados a través de la vía electoral como los que pretendieron derrotar a la revolución bolivariana con la violencia: golpe de Estado militar, insurrección popular, terrorismo. Todos los intentos terminaron en fracaso; lo cual significó que, progresivamente, cundiera en el ánimo de los conjurados la desesperación y el convencimiento de que no puede haber golpe militar sin militares e insurrección popular sin pueblo. 
      4) ¿Qué alternativa le queda a la mafia, al imperio, a la ultraderecha, a la oligarquía, luego del fracaso en todos los terrenos, tanto en el armado y violento como en el institucional y electoral? Una vez agotadas todas las fórmulas, con una militancia disminuida y frustrada, y con una dirección desacreditada al máximo por el cúmulo de errores en que ha incurrido, ¿qué hacer ahora? Inclusive, luego del fracasado magnicidio del 4/A en la Avenida Bolivar y del retruque desolador que esa cobarde acción ha tenido, ¿cuál es la fórmula a emplear?
      5) O mejor, ¿qué queda en el arsenal criminal de los factores que integran el frente de la contrarevolución? En apariencia, casi nada. Pero no nos engañemos: sí queda la carta privilegiada, que no es otra que la invasión del país. La intervención mediante una fuerza militar que siempre ha figurado en la lista de recursos. Y no lo escribo para revelar secretos. Porque la agresión internacional siempre fue concebida como la “última ratio”. 
      6) Si se observa con atención el cúmulo de declaraciones de las últimas semanas de gobernantes y jefes militares norteamericanos; de figuras destacadas del frente nacional e internacional que se ha formado contra Venezuela, uno se encontrará en todas ellas la mención, directa o indirecta, a la intervención. Unas veces advirtiendo que se trata de un recurso planificado en detalle, cuando  su origen es una fuente castrense de USA, o bien de un propósito intervencionista disfrazado con la máscara de “ayuda humanitaria”.
      7) Sin duda que la cama está hecha. Los planes están listos. La argumentación que justificaría la agresión, sólidamente apuntalada en un barraje mediático bestial, como siempre ha sido la característica a través de la historia, de episodios similares. Todo lo cual obliga a tomar conciencia, por parte del gobierno, del pueblo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, de la gravedad de las circunstancias, 
  

Claves secretas
• ¿JUECES DE Venezuela? ¿Tienen atributos para juzgar a nuestro país aquellos que adelantan una campaña feroz para descalificar a las instituciones forjadas al calor de la Constitución más democrática del mundo, para tildar de dictadura a una nación con profundos avances sociales y respeto a la libertad? Desde luego que no. Pero amparados en la impunidad —y en la cobertura que les da la potencia norteamericana—, avanzan en la consumación de una aventura  miserable.
 Personajes como Temer, presidente de Brasil, golpista y corrupto; como el argentino, Macri que en dos años y medio en la Casa Rosada, quebró al país, a miles de empresas, lanzó al desempleo a  millones de trabajadores y está envuelto en numerosos negocios sucios; como el chileno Piñera, colaborador  de Pinochet y negociante empedernido que no distingue entre lo privado y lo público; o como los siniestros personajes del gobierno peruano, casi todos con amplios prontuarios policiales; o el gobierno ecuatoriano en manos de un reconocido traidor; o la narco Colombia, primera productora de droga del mundo, la de los Uribe, los Santos y los Duques, un trío de políticos depredadores y verdugos de su propio pueblo (que se vayan todos al carajo). Porque carecen de estatura ética y moral para colocar en el banquillo a Venezuela y a los venezolanos…
•¿QUÉ HARÁN los dirigentes de la oposición ante las elecciones convocadas por el CNE para el 9 de diciembre? Una mayoría aguarda que ocurra una sorpresa que le resuelva el dilema de participar o no en los comicios municipales; mientras que otro sector insiste en considerar que no hay condiciones, que su situación organizativa es precaria y que, además, hacerlo convalidaría a la autoridad electoral severamente cuestionada por el sector. ¿Pero cómo manejarán la política con cada vez menos representación institucional? ¿Volverán al atajo de la violencia?...
•¿O ES que acaso piensan sus dirigentes que se dará la fatalidad de un golpe o la intervención armada extranjera? No tiene nada de raro que en el mundo de las ilusiones en que viven esos personajes se le asigne posibilidades a esas opciones. Tal percepción, siempre equivocada, ha conducido a la  oposición al actual grado de postración. Esperemos los desarrollos inmediatos de la situación…
•DOS LIBROS cuya lectura recomiendo, Emblemas de Rebelión y Sueños de Pueblo, del luchador político  y embajador Jorge Valero. Quienes lo conocemos y hemos compartido con él luchas y sueños, sabemos de su coraje cívico y elevado nivel intelectual. Detrás de todo cuanto escribe hay  sólidos conocimientos y profundas reflexiones. 
Él sabe conjugar, en uno de estos libros, la historia, la diplomacia, la política; y, en otro, se inspira en una visión optimista que junta la historia con la poesía. Del relato de su experiencia en el oficio diplomático, surge una original mirada que abarca el mundo contemporáneo. Valero es un cultor del debate democrático a partir de la defensa del pueblo y de los cambios sociales…
•A LOS que montaron e indujeron la “operación migrantes”, les salió el tiro por la culata. Ahora comienza el retorno con dramáticas revelaciones sobre el engaño de que fueron víctimas.- 
 

]]>
<![CDATA[Una población sometida]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-poblacion-sometida-20180917-0023.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Una-poblacion-sometida-20180917-0023.html  El objetivo es mantener a la población ocupada en la solución de sus problemas de subsistencia (...) Haciendo cola para  cobrar pensión y lograr mejor precio en los alimentos.

Semana de rumores y golpes de estado. Zarandeada y maltratada la opinión pública, que recibe los mensajes y crecen sus deseos y aspiraciones; por ratos reprimidos. Los  reportes e informes diseminados sobre movimientos en los cuarteles aumentan la ansiedad. Pero lo que realmente mueve el piso y se le da todo crédito es la reunión de funcionarios estadounidenses con militares venezolanos.

“Esto como que va en serio”, decía un amigo. Mucha gente pegada a los celulares. Las redes revientan y miles de personas son receptores de estas noticias siempre frescas y de gran demanda en la clase media y alta. Mientras, la clase D y E se informa por el sistema de medios oficiales, el mensaje boca a boca y las emisoras comunitarias. 
        Sin embargo, la gran batalla ya se escenifica en las calles, urbanismos y barrios. Pueblos y ciudades. El choque principal es el de la gente por el desabastecimiento y los altos precios de alimentos y medicinas. Con una moneda devaluada y carente de capacidad de compra. Sueldos míseros y moneda depreciada. Sin perspectivas de triunfo se le ira la vida a las personas.

Sin esperanza de cambio a corto, mediano y largo plazo. Si no hay cambio en el modelo de políticas económicas y financieras la expectativa de mejorar hacia la prosperidad se irá haciendo cada vez más lejos. Por ahora, la meta de crecimiento y desarrollo social será una ilusión inalcanzable. El proceso de empobrecimiento es agudo, difícil de alterar y hacer cambiar de rumbo. Vamos por un camino ideado y planificado como proyecto ideológico de factura populista y dirección autocrática. 
        Al fin y al cabo, el objetivo es mantener a la población ocupada en la solución de sus problemas de subsistencia…  manutención. Haciendo cola para comprar pan, cobrar pensión y lograr mejor precio en los rubros alimenticios. Para eso escasea el efectivo, los bancos lo que dan es miserias y la conversión monetaria mantiene confundida e inhábil a las personas. Un pueblo resignado…condescendiente.  Es el día día el que nos subyuga. No hay tiempo para protestar ni pensar en cómo mejorar y hacer crecer nuestro nivel de vida. Encadenados a una situación de compleja resolución desde el punto de vista personal o familiar. El deterioro personal es alarmante. La carga es larga y pesada y la lentitud acompaña cada paso que da la población. El pensamiento de la gente solo tiene espacio y chance para indagar y resolver sus problemas de alimentación y salud.  Sabe que le espera una larga y penosa cola. Dónde conversa sobre precios, efectivo y servicios públicos. Poco tiempo gasta en comentar la grave  situación política del país. 
      Una colectividad desprovista de un mensaje de aliento que apalanque sus congénitas fibras de trabajo y sacrificio por un futuro de cambios y progreso social. Atrapada en las redes de una paupérrima situación económica que no da chance a sublevarse y exigir una mejor vida.

Capaz de generar una conducta colectiva de protesta e insubordinación. Desamparada, además, de un liderazgo con visión homérica e histórica para una Venezuela democrática, moderna y civilizatoria.  La actividad internacional es importante pero no suficiente y deberá estar acompañada de una fuerte e intensa movilización de calle en barrios, comunidades y urbanismos. Para lo cual se necesitarán organizaciones políticas estructuradas en todo el territorio nacional y con decisiva trayectoria e influencia en las masas populares. Dicho hasta la saciedad, el país demanda un proyecto sociopolítico opositor de gran aliento que aumente la fe en nuestros líderes,  instaure la esperanza y llene de optimismo a la población. Divididos, cada quien por su lado, irradian un pigmeismo  colosal y una impotencia soberbia. 

]]>
<![CDATA[Invitación al delito, por Francisco Arias Cárdenas]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Invitacion-al-delito-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180917-0021.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Invitacion-al-delito-por-Francisco-Arias-Cardenas-20180917-0021.html Esta semana que pasó destacó la noticia de voceros  del gobierno de Estados Unidos que afirman haber participado como “oyentes” en reuniones conspirativas con militares venezolanos que plantean derribar al Presidente de la República Nicolás Maduro Moros. Afirman que sólo “oyeron”  y que según dice la fuente norteamericana, solamente tenían visiones y críticas globales, sin mayor organización ni plan concreto.

 Aún cuando no parece ser el estilo de las acciones encubiertas, no resulta extraña la afirmación, sino más bien un salto hacia adelante con lo que podrían ser informaciones y testimonios fehacientes de ese trabajo antidemocrático, inamistoso e intervencionista  de la potencia continental, que pudiera salir de investigaciones de los órganos de seguridad de Venezuela. Pero también tiene un sentido de decir a los descontentos algo así como “anímense, conspiren que cuentan con la maquinaria fuera de los Estados Unidos”

En cualquiera de los dos casos es una postura y actividades que están no solamente reñidas con la ética y la relación sincera de respeto que debe existir entre Venezuela y  Estados Unidos, es una muestra de descaro y arbitrariedad propia de los fuertes sin consciencia y mínimo acato al derecho internacional y a los derechos humanos.

Si de algo pudiera servir, es urgente que los políticos de todos los partidos de Venezuela, los verdaderos empresarios de todos los sectores, exigiéramos al gobierno de USA que dé buenos consejos y asesoramiento a la oposición. Que vayan a elecciones y ganen elecciones, y si llegaran a ganar, que no cometan de nuevo la torpeza  que les anuló la victoria del 2015, usar un espacio tan poderoso y emblemático como la Asamblea Nacional para amenazas,  conspiraciones y guarimbas  que solo les ocasionan derrotas con mucho dolor para inocentes.
Y que si ganan, asuman y gobiernen, como lo deben estar haciendo los opositores en espacios regionales y municipales, sin la tentación de la violencia y la destrucción que rechaza nuestro pueblo.
 

]]>
<![CDATA[El Cometa Rojo, por Rafael Ramírez]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Cometa-Rojo-por-Rafael-Ramirez--20180915-0047.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-Cometa-Rojo-por-Rafael-Ramirez--20180915-0047.html Estaba haciendo una revisión de materiales y videos para los trabajos que estoy haciendo para difundir el pensamiento político y la acción del Presidente Chávez, cuando me conseguí un video que no correspondía a su época. Era un video de 2015, y su contenido no deja de sorprenderme aún, nos deja una lección a todo el país y al Chavismo o lo que queda de él.

El video fue tomado en algún lugar de los llanos, donde un grupo de guardias nacionales y policías, dirigidos por un arrogante oficial, tratan de someter, no se indica la razón, a un llanero afrodescendiente. La primera impresión que uno tiene es que se trata de algún episodio de represión en el campo durante la IV República.  Después de indagar un poco, y sobre todo por los argumentos del campesino, rápidamente se cae en cuenta de que efectivamente es un episodio de represión en el campo, pero durante este gobierno de Maduro. Es increíble la similitud de la actuación y la actitud del oficial de la Guardia Nacional en el video, con lo que era la práctica extendida de este cuerpo durante la IV República.

La diferencia la hace el pueblo, en este caso el campesino agredido, un hombre joven, humilde y provisto de los argumentos que le dio el Comandante Chávez al Pueblo. Este hombre que se batía con valor, y al que los guardias y policías no podían someter a pesar de las órdenes y la alteración del oficial, quien lo amenazaba con pegarle un tiro, exigía respeto, que no lo atropellaran, se zafaba, hacía fuerza, corría, discutía, no agredía a nadie, en ningún momento se amilanó, lo que reflejaba un orgullo propio del que tiene convicciones.

En algún momento más de cinco funcionarios lo logran tirar al suelo, a la tierra, para tratar de amarrarlo con un cable, uno de ellos le coloca la bota militar en el cuello, y pareciera que van a poder controlar a aquel hombre que se negaba a ser vejado por la “autoridad” ofendida por la actitud rebelde del negro. Este logró ponerse nuevamente de pie y el oficial ordena esposarlo, a lo que el hombre se resiste, argumentando que “él no era ningún delincuente”. El oficial ordenó que lo volvieran a tirar al piso, mientras le repetía y amenazaba porque “se la tiraba de arrecho”. Era precisamente eso lo que más molestaba al oficial Guardia Nacional.

Es en ese momento, cuando el hombre sometido en el piso por los funcionarios, como si a través de él estuviese hablando el mismísimo Comandante Chávez, o Florentino en la sabana, le dijo con voz premonitoria al oficial, “... debería darles vergüenza, debería, como funcionario policial … locos se volvieron ustedes, … ¿tu crees que eres autoridad? pero Dios sabe... ¿quiere que le diga una cosa comandante? … mira yo tuve un sueño, yo tuve un sueño, y en el sueño que tuve, ...me soñé que miré un cometa rojo grande y estaba bien elevado, ¿oíste?, y estaba bien elevado, y yo llegué y miré el cometa y dije na’guevonada,... mira como tratan al campesino, … al mismo pueblo que formó Chávez, vengan ustedes a atropellarlo, pero no se preocupe que esto empezó y todavía no ha terminado…”

El hombre, ya amarrado, sigue exigiendo respeto, de repente comienzan a llegar campesinos, reclamando, en particular una mujer lo hacía de manera muy aguerrida e indignada, mientras la guardia trata de llevarse  al detenido. De entre los gritos y la discusión se escuchan voces que dicen “... ¿este es el legado de Chávez?... ¿este es el socialismo? ...” la discusión se acaloró tanto, y llegaron tantos campesinos, uno con una bandera nacional, muchos con palos en la mano, que el oficial y sus funcionarios fueron desbordados: el campesino detenido logra zafarse y el video sigue captando la refriega, hasta que alguien impide que continúe y se acaba.

El problema es orgánico, el problema es la actitud del oficial de la Guardia Nacional, del componente militar, que refleja que en el país hay un acelerado proceso de desmontaje de la Revolución Bolivariana, su ética y conducta, que acompaña al acelerado proceso de restauración de la hegemonía del capitalismo, no solo en lo económico (que ya es más que evidente con el paquetazo de Maduro, la entrega del petróleo, gas y la privatización de PDVSA) y social, sino en su ética y conducta. Es decir, retrocedimos como sociedad.

Estos hechos no son aislados, se trata de un fenómeno que se expresa permanentemente en la vida cotidiana, la verdadera tragedia diaria del ciudadano para mal vivir actualmente. Nuestro pueblo, el ser humano, no es el centro, ni el objeto de protección del gobierno madurista, nunca lo fue, a diferencia de la Revolución Bolivariana, del gobierno del Presidente Chávez, donde su amor al pueblo y su orientación profundamente humana y revolucionaria jamás permitió que nadie atropellara a los ciudadanos, los humildes, fuera militar, civil, juez, político o de “gran apellido”.

Existe una correlación directa entre el bandazo a la derecha del gobierno y el maltrato al pueblo. La restauración capitalista salvaje, que sucede en el país, necesita imponer al pueblo duras condiciones de vida, desmejorarlo en todos los sentidos y reprimir cuando se oponga a ello.

Ese campesino atropellado por la Guardia Nacional que vemos en el video, desde el piso, ya amarrado con un cable, le da una lección de ética, valor y coherencia a buena parte de la dirección política del país, sindicatos maduristas y partidos que se proclaman revolucionarios, quienes guardan silencio, miran hacia otro lado o sencillamente ya no les importa el sufrimiento del pueblo.

El acento antipopular y represivo del gobierno se expresa en la manera en que abandonaron al Pueblo a su suerte, en medio de la profunda crisis que genera la restauración de la hegemonía capitalista en el país.

Recordando el libro de Orlando Araujo “La Violencia en Venezuela”, entendemos que, así como durante los gobiernos del Pacto de Punto Fijo, durante el gobierno madurista el pueblo es objeto de violencia diaria, impuesta por distintos métodos, desde el chantaje y el control social, hasta la abierta represión. Se ha llevado al pueblo a un tipo de vida que era impensable hace tan solo cinco años atrás.

Primero se ha sometido al pueblo a la angustia y al sufrimiento del desabastecimiento, largas, interminables colas para obtener alguno que otro producto; imposibilidad de adquirir alimentos y medicamentos. Luego se le ha sometido al escarnio de estar detrás de una caja Clap con productos insuficientes, de mala calidad. Se le somete a las consecuencias del colapso de las empresas prestadoras de servicios públicos esenciales, como el agua y la electricidad, largos apagones, prolongadas sequías, todo racionado. El transporte público colapsó, así como muchos medios de transporte terrestre, incluyendo el metro y el tren a los valles del Tuy. El pueblo se desplaza como puede, hasta en camiones que son utilizados para transporte de animales, lo que llaman “las perreras”. El pueblo es azotado, ante la ausencia o complicidad de los organismos responsables, por todo tipo de anti sociales: malandros, pranes, secuestradores, “bachaqueros”, contrabandistas y “matraqueros”.

Luego de cinco años de esta acumulación de calamidades, ahora el gobierno decide cargar el peso de sus errores e inconsecuencia otra vez al pueblo, ahora con la imposición de un paquetazo neoliberal y su meta de “déficit cero”: una hiperinflación que se proyecta a fin de año en 1.000.000%, una mega devaluación donde el gobierno pasó de un cambio de 6 Bs por dólar a 93 millones de Bs por dólar, pero para terminar de enredar las cosas, que se puedan manejar las cifras, suministrar efectivo y disminuir el impacto de las cifras en el publico, se le quitan cinco ceros, así, de la nada, y se proclama un nuevo cono monetario, el “Bolívar Soberano”. Se decreta un aumento de salario mínimo que, producto de la devaluación desde los anuncios del paquetazo, apenas el pasado 17 de agosto, está otra vez rondando los 2 dólares mensuales, que terminaron de sepultar las posibilidades de vivir del salario para los trabajadores que llevan cinco años empobreciéndose por el proceso de mega devaluación e hiperinflación.

Pero, además, el gobierno decide que los empleados públicos tendrán un solo salario, no importa si estas menos o mas preparado, si eres profesional o no, se eliminan de un solo plumazo los beneficios alcanzados por los trabajadores en toda una historia de lucha sindical. Se nivela hacia abajo, es decir, se sigue violando la Constitución, en este caso el carácter de progresividad de los derechos y conquistas laborales y, como si esto no fuera suficientemente grave, se viola la Ley Orgánica del trabajo promulgada por el Comandante Chávez, en uno de sus últimos actos oficiales.

Por otra parte, se impone al país, el pago de la gasolina al precio internacional, el mismo que pagan los habitantes de los países industrializados, donde el sueldo mínimo mensual, no es de 2 dólares, sino entre 1.500 y 2.000 dólares. Se sube el IVA del 14 al 16%, el impuesto más regresivo que existe, sube la unidad tributaria, mientras se decreta una “exención” de impuestos a las empresas petroleras, incluidas las transnacionales.

Tal vez la violencia que más daño hace al pueblo es cuando, en medio de este cuadro de angustia y caos, se demuele y erosiona constantemente la autoestima del ciudadano, esa del campesino luchando para no ser atropellado por la Guardia Nacional, se envilece al ciudadano, se destruye la conciencia y el carácter rebelde alcanzado por el Pueblo movilizado con Chávez. Al ciudadano se le lleva al extremo de la necesidad y la penuria, para luego ponerlo a correr por una caja Clap, por obtener un “carnet de la patria”, que responde más a una filiación política que a ningún instrumento de subsidios. Se obliga al pueblo a sacarse el carnet si es que quiere recibir cualquier beneficio o dádiva. Por poco que sea, la gente lo necesita porque está al borde de la desesperación. Si no tienes el carnet de la patria, prácticamente no tienes derechos de ningún tipo: ni al pago de pensión, ni al pago de bonos, ni al aumento de sueldo, ni al subsidio del precio de la gasolina ante la monstruosidad de su aumento.

Por supuesto, cuando esto no es suficiente para contener la molestia generalizada, se recurre a la violencia abierta contra cualquier protesta o contra los pocos dirigentes políticos o militares que se atreven a acompañar al pueblo.

Se recurre al uso de la GNB y a la policía para reprimir, así como se hacía en la IV República. No voy a mencionar los tristes y sangrientos episodios del 2017, pues en los mismos intervinieron muchos factores y elementos políticos que desataron la extrema violencia que vimos en las calles. Pero si se debe mencionar el uso permanente de las fuerzas represivas para abortar cualquier protesta genuina de los sectores populares o gremios. Ahora se “gasea” a quien sea: jubilados, enfermeras, campesinos, vecinos, etc.  Además de las detenciones por razones políticas de una cantidad indeterminada de dirigentes sindicales, obreros, trabajadores de todos los sectores y militares.

Probablemente el reflejo más grave de este maltrato contra el pueblo, son los 2,3 millones de venezolanos, reportados por la ONU, jóvenes y humildes que han salido del país, lo hacen a pie y en autobús desesperados por la situación agobiante, inaguantable que existe en el país. Los voceros del pranato madurista los insultan, descalifican y simulan ignorar el hecho, construyendo su “realidad” de “tuiters”, que solo existe para las nuevas elites en el poder.

Para abordar esta realidad hay que querer verla. Muchos dirigentes políticos del campo revolucionario tienen la tendencia, me imagino que auto complaciente o evasiva, de negar la situación, mirar a otro lado, hacerse el loco pues. No es la primera vez que esto sucede en la historia política del mundo. Así fue en el surgimiento de las peores experiencias totalitarias, a través de la represión selectiva, brutal, se imponen el miedo y la desmovilización, cuando se está fomentando un ambiente propicio para el surgimiento del fascismo, o para decirlo de otra forma, tener el comportamiento represivo típico de los gobiernos de élites, de derecha latinoamericanos.

Para los que todavía se niegan a aceptar este cambio cualitativo de las cosas, los que insisten en no querer ver, entonces solo pregúntense: ¿hubiese dejado el Comandante Chávez que algo así pasara? ¿él qué habría hecho? Recuerden: ¿alguna vez Chávez hizo algo así? ¿habría volado a un opositor, así estuviese armado, con un cohete? ¿habría permitido que la Guardia Nacional atropellara a los campesinos o los trabajadores? ¿hubiese metido preso a Rodríguez Torres y a cientos de oficiales militares? ¿Chávez me habría perseguido, me hubiese ofendido y acusado de manera cobarde, sin darme ni siquiera el derecho a la defensa? ¿hubiese Chávez destruido a PDVSA y repartir su Junta Directiva entre facciones políticas? ¿habría privatizado PDVSA o entregado el Arco Minero? ¿hubiese entregado el Gas de la Patria, la Faja Petrolífera del Orinoco? No. La respuesta es NO, y quien diga lo contrario mentiría sobre el Comandante.

El pueblo, como gritan los campesinos del video, sabe que Chávez no hubiese hecho, ni hubiese permitido nada de esto. Un amigo Comandante Bolivariano y Chavista, de los Jefes de las rebeliones militares de 1992, me dijo un día: “Rafa por menos de esto nosotros dimos un golpe de Estado”.

Mientras el pueblo está solo en su padecimiento, en sus problemas, mientras siguen desmantelando las instancias de inclusión y democracia protagónica y participativa, el gobierno avanza en la entrega de la Patria y en la imposición del paquetazo de Maduro. Lo hacen ya, ni siquiera sin cuidar las formas, con la prepotencia e impunidad del que siente que no tiene que rendirle cuentas a nadie, del que se siente “sobrao”, como el oficial de la Guardia Nacional del vídeo.

La entrega

Maduro va a China, de manera apresurada, a firmar nuevos compromisos en el sector petrolero, que no se atreven a revelar, porque sigue la privatización de PDVSA, el remate de los activos de todos los venezolanos. Es como la entrega de los campos petroleros a las empresas privadas o la entrega del gas de la Patria a las trasnacionales que operan en Trinidad y Tobago: todo se hace de espaldas al país, sin dar razones ni explicarle a nadie.

Entre los anuncios que hace el gobierno desde China (algo tiene que decir) se menciona que se recibieron una cantidad indeterminada de millones de dólares y se “firmó” la venta de más del 9,9% de participación de PDVSA en la empresa mixta PetroSinovensa. Es decir, no es que China nos está dando una línea de crédito o un préstamo, no, lo que está sucediendo es que Maduro sigue privatizando PDVSA. Desprenderse de participación accionaria en PetroSinovensa no es más que una venta de PDVSA a la CNPC de China. ¡Es su privatización!, por eso los chinos dan recursos, porque pagaron por la compra por pedazos de PDVSA.

Todo esto es ilegal, no se consulta a la Asamblea Nacional, ni a la Asamblea Nacional Constituyente, ni a nadie, no les importa, no se informa sobre los términos, condiciones, el monto. Se llevan por delante nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Constitución y a Chávez con su oposición radical, hecha a viva voz, a la privatización, de cualquier forma y de cualquier filial de PDVSA.

Por eso comparto el sueño de ese campesino, a través del cual nos habla el Pueblo, los humildes, nos habla Chávez: “un cometa Rojo grande, muy alto, esto ya comenzó”. Tenemos que darle un parao al madurismo antes de que siga entregando al país, su soberanía, vendida al mejor postor y acabando con nuestra revolución.

Si la dirigencia chavista, o los partidos revolucionarios, no quieren asumir su responsabilidad, entonces harán el triste papel de ser el soporte político de la nueva elite, del nuevo pacto, entreguista de la Patria y restauradora del pasado, que se ha entronizado en el poder. El pueblo les pasara por encima. Estoy irreductible e irrefutablemente con el pueblo, entre el campesino y el Guardia Nacional, estoy con el campesino. Entre Chávez y Maduro, estoy con Chávez. Con Chávez siempre, ¡Venceremos ¡

]]>
<![CDATA[Venezuela nos necesita, por Antonio Pérez Esclarín]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-nos-necesita-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180914-0098.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Venezuela-nos-necesita-por-Antonio-Perez-Esclarin-20180914-0098.html No permitamos que nos derroten  el pesimismo  y la desesperanza. Desoigamos las voces que nos invitan a la resignación  y la rendición. En estos días, más que nunca, fortalezcamos el compromiso, la resiliencia, la amabilidad, la solidaridad.   Venezuela tiene un hermoso futuro de prosperidad y   paz, futuro que debemos construir entre todos y para todos.  Venezuela es un país maravilloso,  que Dios lo llenó de potencialidades que debemos convertir en realidades,  mediante el  esfuerzo y el trabajo honesto y responsable.  Por ello, lo que tienes que hacer, hazlo con buen ánimo,  con honestidad, con calidad. Piensa más en Venezuela y en los venezolanos que sufren, y en lo que puedes hacer para remediar su sufrimiento.  No te aproveches de la situación para cultivar conductas egoístas, especuladoras, deshonestas. No permitas que triunfe la antiética y el darwinismo social donde sobreviven y triunfan los que pisotean los valores esenciales. Hay que recuperar en Venezuela la ética, la responsabilidad, el buen trato.
Venezuela está gravemente enferma y malherida, languidece agobiada por múltiples maltratos y penurias. Por ello, Venezuela nos necesita. Necesita de sus hijos esforzados, generosos  y valientes, capaces de asumir las dificultades como oportunidades para mejorar y superarse. Nadie abandona o se desentiende de su madre cuando está enferma o herida. Por eso,  si bien respetamos a los que decidieron marcharse por pensar que les resultaba imposible vivir aquí con dignidad y, pensando en sus hijos o familias, hicieron el gran sacrificio de enfrentar valerosamente el desarraigo  y la incertidumbre, la decisión de los que optamos por quedarnos  en Venezuela debe abandonar los lamentos y convertirse en esfuerzo y empeño para curarla y llenarla de  vigor. Todos tenemos  derecho a vivir con dignidad mediante un trabajo digno y bien remunerado, derecho que debemos conquistar porque hoy se nos niega.  No podemos conformarnos con limosnas que nos humillan, ni aceptar que haya hermanos que enferman de depresión ante lo insoportable de la situación, o pasan hambre y mueren víctimas de la  miseria. 
La historia nos confirma que en ningún lugar del mundo  ha resultado  exitoso el camino que tratan de  imponernos en Venezuela, sin importarles los resultados y  el dolor  y la desesperación que causan. Por ello, debemos oponernos con valor y tenacidad y trabajar por cambiar de rumbo.  Para ganar la batalla de la libertad, debemos estar convencidos de que podemos ganarla. Si piensas  que perderás, ya has perdido. Si piensas que no vale la pena el esfuerzo, nunca te esforzarás.  Piensa que puedes, que podemos, y  lograremos triunfar.
No podemos seguir desanimados o resignados.  No podemos acostumbrarnos a vivir como mendigos en esta miseria e indignidad. Hace falta invocar al bravo pueblo del himno nacional y no permitir que nos sigan  imponiendo unas políticas  que en vez de resolver los problemas los agudizan. Necesitamos recuperar el coraje para levantar a  Venezuela de su postración. Recuerda a Martin Luther King: “Lo preocupante no es la perversidad de los malvados, sino la indiferencia de los buenos”
 ¡Es la hora de la organización y  de la acción  firme y no-violenta!!   
 

]]>
<![CDATA[“La objeción de conciencia en la Constitución”]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-objecion-de-conciencia-en-la-Constitucion-20180914-0122.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-objecion-de-conciencia-en-la-Constitucion-20180914-0122.html La objeción de conciencia es una justificación jurídicamente válida para rechazar políticas lesivas de nuestros intereses.

A la figura de la objeción de conciencia le dediqué un artículo anterior, pero mi interés por la materia no se ha agotado, por cuanto la considero invalorable para la protección de los derechos ciudadanos frente a los poderes soberanos.

 La objeción de conciencia está mencionada en el art. 61 de la Constitución pero, lamentablemente, su redacción es contradictoria. Al efecto, el mismo nos dice que toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y a manifestarla, salvo que su práctica afecte su personalidad o constituya delito. Este primer reconocimiento que hace el constituyente de la objeción de conciencia tiene un valor muy relativo. ¿Qué significa que la práctica de un principio ético, como es lo que se tutela con la objeción de conciencia, “puede afectar la personalidad” del objetor? Indudablemente que la limitación que el constituyente le opone al ejercicio de la objeción de conciencia es difícil de entender y, bien sabemos que, las malas interpretaciones son las que afectan a los ciudadanos en general.

Continúa diciendo el legislador que la objeción de conciencia no puede invocarse para eludir el cumplimiento de la ley o impedir a otros su cumplimiento o el ejercicio de sus derechos. En esta segunda frase es más evidente la contradicción del constituyente, porque la objeción de conciencia está por encima de las normas que la conciencia rechaza.

 Vamos a comenzar desde el principio, para que pueda entenderse el por qué de las dudas frente al art 61. En efecto, la objeción de conciencia es el derecho subjetivo, acordado a los ciudadanos, de inaplicar los mandatos de la autoridad que contrasten con los principios fundamentales de los destinatarios de tales decisiones. El nombre de la figura misma nos dice cuál es su mejor definición, ya que, comienza por señalar que es un “rechazo”. 

El segundo elemento es el objeto del motivo del rechazo, constituido por cualquier exigencia que se haga al sujeto, individualmente, o como miembro de un grupo, de hacer o no hacer algo; de inhibirse o de aceptar una carga.

El tercer elemento de la objeción de conciencia es que la razón que justifica su ejercicio, constituida por una pretensión contraria a la convicción ideológica, moral o religiosa del sujeto, es contraria a su conciencia.

 Recordemos que, la objeción de conciencia, está presente cuando hay una exigencia legal que una autoridad alega ante un sujeto para fundamentar sus actos. Es decir, hay una norma que obliga a hacer algo o a abstenerse, lo cual sin embargo, es contrario a lo que la conciencia ordena. Un ejemplo cercano es el llamado a inscribirse en un determinado partido, que es contrario a las ideas políticas del afectado, ya que tiene postulados sobre el Estado, contra los cuales el objetor ha luchado. 

Como podemos comprender, la figura es particularmente compleja y, aceptarla en su totalidad, implica un avance muy grande en la comprensión conceptual de la sociedad. Es por eso que una revisión de los diferentes textos constitucionales de nuestras colegas sudamericanas, nos revela, con tristeza, que es una minoría la que la consagra en su Texto Fundamental. Es también por eso que la definición del art. 61 ejusdem, en su última oración, revela que no hay reconocimiento verdadero y real de la objeción de conciencia, ya que prohíbe que la misma se ejerza cuando se rechaza el dar cumplimiento a un acto fundado en una norma que lesiona principios morales fundamentales.

En estos momentos, cuando la autoridad nos exige como condición la tenencia de un carnet o cédula vinculada al régimen de gobierno, para acordarnos el ejercicio de derechos básicos como lo es el de votar o el de llenar el tanque de gasolina del carro; debemos enfrentarnos a tales exigencias planteando nuestra objeción de conciencia.
 

]]>
<![CDATA[Conversar para evitar una guerra, por Leopoldo Puchi]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Conversar-para-evitar-una-guerra-por-Leopoldo-Puchi--20180912-0130.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Conversar-para-evitar-una-guerra-por-Leopoldo-Puchi--20180912-0130.html En días recientes ha cobrado de nuevo actualidad la posibilidad de una intervención militar extranjera en Venezuela. La expectativa se ha alimentado por las declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio, en las que señala que ya no existen las condiciones para una evolución pacífica en la política venezolana y que estaría planteada como una necesidad una acción de fuerzas externas.

En esa misma dirección se inscribe el reciente discurso del ex presidente colombiano Álvaro Uribe, quien plantea abiertamente que su país debe participar en una acción armada en el territorio venezolano para cambiar el actual Gobierno.
Tanto Rubio como Uribe son voceros calificados, por la cercanía con los gobernantes de sus países. Sin embargo, la posición de Uribe no encaja con las declaraciones del presidente Iván Duque, quien ha señalado que “la intervención militar no es el camino para Venezuela”.

Por su parte, en Washington se han fortalecido y han alcanzado nuevas palancas de mando los sectores cubanoamericanos opuestos a las políticas de apertura de Barack Obama. No obstante, se desconoce aún cuál es la posición del propio Donald Trump, quien le habría encomendado a dos de sus funcionarios entrar en contacto con el presidente Nicolás Maduro y tratar una agenda de diez puntos. Esta reunión pautada para el pasado sábado finalmente no se realizó porque factores internos en Washington se opusieron y a última hora lograron frenar la iniciativa tomada por el departamento de Estado. 
Pudiera decirse que en este cuadro de líneas contrapuestas en Washington, una intervención no está planteada como algo inminente, pero sí hay preparativos. Se prevén nuevas medidas de bloqueo económico que afectarían las condiciones de vida de la población y se acoplan dispositivos bélicos para potenciales actos de guerra. De llegar a ocurrir, se trataría de una guerra en la que se confrontarían ejércitos y en la que al menos una porción de la población venezolana tomaría las armas frente a los efectivos extranjeros. Más que evaluar las probabilidades de éxito de una acción militar como la anunciada, quienes la promueven deberían pensar en las consecuencias para las futuras relaciones entre los países del hemisferio y en cuanto a los efectos sobre la población civil. 
De tomarse la decisión de iniciar una confrontación bélica con Venezuela, sin duda sería precedida de iniciativas diplomáticas para validarla. Siempre ha ocurrido así en la historia. Cada país que ha entrado en guerra siempre ha esgrimido justificaciones morales o argumentos humanitarios y éticos, como los de salvar poblaciones y tantos otros. Toda intervención militar, grande o pequeña, tiene su espada y su cruz que la legaliza. Aunque en la actualidad, solo son legales en la normativa internacional las intervenciones autorizadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. 
Más allá de cualquier “justificación” es innegable que sería desastrosa una confrontación armada entre países del continente. Lo sensato es conversar, discutir fórmulas de entendimiento y de cooperación. Es la vía civilizada para resolver los conflictos y desencuentros.
 

]]>
<![CDATA[Trump, patán y desarmado, por Richard Canán]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-patan-y-desarmado-por-Richard-Canan-20180912-0129.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Trump-patan-y-desarmado-por-Richard-Canan-20180912-0129.html “Trump continuará la tradición de anotarse en las páginas oscuras y miserables de la soberbia imperial. Cuando él pase al olvido, allí seguirá erguido el inquebrantable y heroico pueblo palestino”.

El poderoso e inescrupuloso imperio norteamericano dedica más de 610.000 millones de dólares anuales a su presupuesto militar. Este gasto "supera la suma de los siete países que lo siguen" en la lista, a todos juntos, incluyendo a Rusia y China. Y como Trump nunca se queda atrás, superando siempre sus propios desmanes y atrocidades, en el proyecto de presupuesto para el año 2019 ya ha solicitado la cifra récord de 686.000 millones de dólares. Una barbaridad de recursos con la que se podría alimentar a todo el planeta o destruirlo. Trump contará c on una ingente cantidad de dólares para mantener activa su maquinaria militar asesina, con sus aviones, sus misiles y sus drones a la cabeza. Sus juguetes preferidos.

Frente a este oprobioso gasto, el inmoral gobierno de Donald Trump ha cumplido sus amenazas de cortar totalmente el financiamiento que Estados Unidos históricamente ha proporcionado a la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Medio (UNRWA).

Con estupor llegó la noticia. Pero sin sorpresas, ya que todo el planeta conoce los niveles de insensatez, torpeza, patanería y falta de escrúpulos de Trump. Actúa con total soberbia, como si estos recursos fueran parte de su botija personal, retirando un apoyo financiero realizado durante décadas para apoyar le restitución de los derechos humanos fundamentales de un pueblo que ha sido vejado, agredido y despojado por una fuerza colonizadora.

Tiene miles de millones de dólares disponibles para la guerra y la muerte, pero Donald Trump ordenó reducir los aportes de Estados Unidos de ínfimos 364 millones de dólares en 2017 a 60 millones en 2018; y ha anunciado ahora que no realizará más aportes en el futuro para los refugiados palestinos.

La respuesta de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina ha sido clara y contundente: "Expresa profundo pesar y decepción por el anuncio de Estados Unidos de que ya no dará fondos a la Agencia después de décadas de apoyo. Esta decisión es aún más sorprendente si tenemos en cuenta que UNRWA y Estados Unidos renovaron un acuerdo de financiación en diciembre de 2017 que reconocía la gestión exitosa, dedicada y profesional de la Agencia".

Pero nada de cruzarse de brazos, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina ya ha anunciado que "procurará con mayor determinación y compromiso movilizar fondos de los donantes", todo de cara de minimizar el impacto negativo de las inhumanas acciones realizadas por Trump.

¿A quién le está negando los fondos el patán de Donald Trump? Este desarmado está afectando los programas educativos de 712 escuelas donde estudian más de 526.000 niños palestinos; y está afectando la atención médica hospitalaria de 143 centros sanitarios. Estos y otros servicios son prestados por más de 31.000 trabajadores, todos desplegados sobre el terreno, en medio de la guerra y del bloqueo colonizador, siendo la mayoría de ellos también refugiados.

En total son 58 campamentos los que atiende la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina. La cifra de refugiados bajo su protección supera los 5.000.000 de personas, ubicados principalmente en la franja de Gaza, en Cisjordania, en Jordania, el Líbano y otros países más.

En cuanto a Trump no hay más nada que esperar. Por la Casa Blanca, desde 1948, han pasado 13 presidentes, todos cómplices de la Nakba (catástrofe) contra el pueblo palestino. Trump continuará la tradición de anotarse en las páginas oscuras y miserables de la soberbia imperial. Cuando él pase al olvido, allí seguirá erguido el inquebrantable y heroico pueblo palestino.

Nunca debemos olvidar que la causa del pueblo palestino es la causa más justa y noble de la humanidad. Desde 1948, luchan porque se cumpla la resolución 194 de la Organización de las Naciones Unidas que intentó subsanar los errores generados por el Mandato Británico de Palestina. En el artículo 11 de esa resolución se señala claramente: "Resuelve que debe permitirse a los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, que lo hagan así lo antes posible, y que deberán pagarse indemnizaciones a título de compensación por los bienes de los que decidan no regresar a sus hogares y por todo bien perdido o dañado cuando, en virtud de los principios del derecho internacional o por razones de equidad, esta pérdida o este daño deba ser reparado por los Gobiernos o autoridades responsables".

La ONU ha reconocido el derecho de las familias palestinas a regresar a las casas de sus padres, de sus abuelos, a sus tierras ancestrales. Son 69 años de oprobios, de injusticias y de crímenes sangrientos, todos cometidos impunemente por el colonizador. El pueblo palestino ha resistido estoico todos los embates. Palestina vencerá!!!

]]>
<![CDATA[Pdvsa y su diagnóstico]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su-diagnostico-20180912-0128.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pdvsa-y-su-diagnostico-20180912-0128.html La revisión y reestructuración de Pdvsa deberá tomar en cuenta la Misión y Visión de nuestra principal industria. ¿Será Pdvsa una empresa Operadora y Productora de petróleo, que optimice sus procesos y garantice a nuestra nación la generación de recursos suficientes para atender las necesidades de nuestro pueblo?.


Pdvsa es una empresa compleja y con negocios nacionales e internacionales con competencia mundial. Es una empresa con más de 300 filiales, con atención en diferentes negocios, la explotación como tal, exploración, transporte, almacenamiento, comercialización interna y externa, compra de insumos, relación con terceros, financiero etc. Es una empresa muy compleja, que implica mucha dedicación y atención con el mejor recurso humano.
Se ha designado una junta que se encargará de evaluar y diagnosticar  a Pdvsa, luego hacer las recomendaciones, para luego tomar las decisiones que correspondan. Ahora bien, los venezolanos requerimos saber, previamente, que será de nuestra principal industria. Cuál es la estrategia y objetivos. ¿Será Pdvsa, una Operadora y productora de petróleo, aportando a nuestra Nación, los impuestos, regalías y demás aforos a que está obligada? ¿Qué pasará con las funciones y responsabilidades asumidas que nada tienen que ver con la actividad petrolera? ¿Serán asumidas por otros Ministerios?.
¿Se concentrará Pdvsa, en el negocio petrolero? ¿Se utilizarán los mejores talentos, para hacer de nuestra Pdvsa, una empresa eficiente, de calidad mundial y altamente rentable para nuestra nación y el Estado Venezolano, para el bienestar de nuestro pueblo?
Debe haber transparencia y claridad meridiana en el qué harán y también sobre el cómo se hará. Nada debe quedar oculto. De Pdvsa depende,hoy en día, todo el país.
Recomiendo que el Gobierno, además de la Comisión designada, que le deseamos el mayor de los éxitos, comparta ad hoc, con personas expertas en la materia, tanto nacionales como internacionales, para que el resultado y recomendaciones, escuchen todas las voces de nuestro país,
Es está la oportunidad para deslastrar a Pdvsa, de tantas y tantas responsabilidades y la dediquen a la actividad propia de nuestra Industria, buscando la excelencia en sus resultados.
Venezuela con sus reservas de petróleo, con su potencial de producción, con su infraestructura instalada y con el deseo de recuperar su producción. con esfuerzo propio, con las empresa a internacionales y las empresas nacionales. La recuperación de la producción, se logrará en el corto, mediano y largo plazo. Recuperaremos más de 1.5 M de barriles diarios y atenderemos los mercados internacionales y nacional, aprovechando la estabilidad de los previos del petróleo.

]]>
<![CDATA[Pocos retornan, por Domingo Alberto Rangel M.]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Pocos-retornan-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180911-0113.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Pocos-retornan-por-Domingo-Alberto-Rangel-M.-20180911-0113.html Algunos llaman “diáspora” lo que para otros es un “éxodo”… no creo que el símil sea justo entre otras cosas porque los venezolanos no somos muy dados a leer la Biblia y pocos entenderán el significado de esas palabras que entre nosotros nunca se habían escuchado.

Tampoco son exiliados y la mayoría de estos caminantes aun cuando en sus rostros se adivina una mezcla de rabia, desencanto y pocas esperanzas… no califican como políticos y menos como Boliburgueses o Bolichicos que después de saquear el erario público… huyen a destinos donde se vive mejor.

Siento dolor, ira y desesperanza cuando veo hileras de compatriotas caminando a velocidad de marchista olímpico, intentando llegar a la frontera con el Perú antes de septiembre porque a partir de esa fecha ese país anunció soberanamente su negativa a recibir más venezolanos sin pasaporte.

Esa condición de viajar sin pasaporte rebela que son gentes muy pobres los que huyen del paraíso a pesar de las promesas.

Esas imágenes dejan a la sociedad venezolana y sobre todo al gobierno muy mal parados por más que en estos días hayan retornado algunos compatriotas que se quejan de lo mal que les fue en el Perú.

El gobierno acosado por los precios que ya se han triplicado y el dólar que sigue trepando cimas aprovechó para repatriar vía aérea ochenta y siete compatriotas que fracasaron en el intento de recomenzar sus vidas en el Perú… y los hizo famosos poniéndolos a declarar lo mal que se vive en el extranjero.

Como salvavidas mediático es lo único que le queda al gobierno… pero… lo que afirman ochenta y siete compatriotas va a contrapelo de la realidad de millones que no regresan ni que les abonen gratis el pasaje.

Por una pobre mujer que trabajaba veinte horas al día se quedan cientos de miles que se asentaron en tierras del Inca y no regresan porque allí “se le ve más queso a la tostada”.

El retorno o al menos frenar la estampida de venezolanos huyendo de la miseria es un desiderátum de todo político decente y nacionalista… pero eso no se dará sin un gran cambio en la dirección del estado y de la sociedad… cambio que evidentemente no lo hará ni la MUD, ni el gobierno.

¡Sería pedirle peras al olmo!
 

]]>
<![CDATA[Conoce a tu enemigo, po Luis Britto García]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Conoce-a-tu-enemigo-po-Luis-Britto-Garcia-20180911-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Conoce-a-tu-enemigo-po-Luis-Britto-Garcia-20180911-0114.html En mis libros La Máscara del Poder y La lengua de la demagogia analicé cerca de medio siglo de discurso populista utilizando entre otros métodos el de los roles actanciales de Julien Algirdas Greimas.


Postula Greimas que en todo texto, sea poema, narrativa o ensayo, figuran seis actantes o personajes definidos por sus roles: El Objeto del Deseo (o sea, lo que buscamos) el Sujeto Deseante (el que requiere o necesita), el Destinador (quien facilita el Objeto del Deseo) el Destinatario (quien lo recibe) el Ayudante (el que apoya el logro del deseo) y el Oponente o Enemigo (el que se opone al logro del deseo).


En otras palabras, quién soy, qué quiero, quién aportará lo que deseo, quién lo recibirá, quién me ayuda, quién se me opone.


Aplicado al discurso político, este método de análisis revela sorprendentes volteretas. Así, en el Plan de Barranquilla (1931), Betancourt caracteriza como enemigos a "el capital extranjero" y "el caudillismo latifundista". 
En las bases programáticas de Acción Democrática (1958), por el contrario, se proponen alianzas con el capital y los latifundistas, y el adversario es disfrazado con el rótulo de "la Reacción". Y en el programa de Carlos Andrés Pérez de 1988, el enemigo es invisibilizado como "El entorno internacional poco propicio" y "La crisis económica".

Conoce a tu enemigo y ganarás cien batallas, decía Sun Tzu. Si estamos en una guerra múltiple, Económica, No Convencional, de Cuarta o Quinta Generación, cuyos actores nos declaran amenaza inusual y extraordinaria, nos bloquean fondos y suministros, nos calumnian en todos los monopolios mediáticos, intentan cercarnos diplomáticamente y condenarnos en organismos internacionales, aniquilan el signo monetario, subsidian a nuestros enemigos internos y realizan maniobras militares intimidatorias, debemos saber quién lo hace, y qué hacer con respecto a él.

Actor o actante privilegiado en tales agresiones es el gobierno -que no necesariamente el pueblo- de Estados Unidos. Si así fuere, no tiene explicación que sus ciudadanos no requieran visa para visitarnos, que las empresas estadounidenses no paguen impuestos en Venezuela en virtud de los infames Tratados contra la Doble Tributación, y puedan gozar de privilegios tales como créditos, contratos que impiden que se les suban los impuestos, exenciones tributarias y asignaciones
preferentes de recursos naturales en virtud de la neoliberal Ley de Promoción y Protección de Inversiones.

Actantes o actores en la continuada agresión contra Venezuela son los gobiernos y las oligarquías –que no el pueblo- de varias naciones aliadas con Estados Unidos, entre ellas la vecina República de Colombia. Dicho lo cual, resulta inexplicable que nuestra frontera con ella sea permeable hasta el punto de la inexistencia, que 40% de cuanto producimos o exportamos se vaya por ella; que los convenios cambiarios hayan permitido una bicicleta cambiaria de cambio de bolívares por pesos colombianos que son convertidos en dólares para comprar más bolívares con los cuales repetir el procedimiento, que mantengamos el Acuerdo de Cartagena, que es casi un Tratado de Libre
Comercio con un país que a su vez tiene otro con Estados Unidos.

Actor o actante en la guerra a muerte contra Venezuela parece ser el oligopolio de una docena de empresas capitalistas que han malversado la mayoría de los dólares preferenciales que se le otorgaron y destruyen el bolívar aplicando a capricho el cambio del dólar paralelo. ¿Tiene sentido que las autoridades no hayan publicado sus nombres y delitos? Es como si dijéramos, "El enemigo nos está matando, pero no te voy a decir quién es, no sea que le hagas daño".

En fin: ¿Son enemigos o amigos los cómplices de tales políticas?

Dormir con el enemigo puede producir el sueño eterno.
 

]]>
<![CDATA[Prefigurar el porvenir, por Elías Jaua Milano]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Prefigurar-el-porvenir-por-Elias-Jaua-Milano-20180911-0112.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Prefigurar-el-porvenir-por-Elias-Jaua-Milano-20180911-0112.html “Es por eso que desde la compleja situación que nos toca atravesar como pueblo, debemos prefigurar nuestro porvenir con esperanza, con conciencia y diría más, con optimismo”.

En medio de una tormenta es difícil pensar en lo que vendrá luego de sobrevivir a ésta. Sin embargo, lo que se haga para salir airoso de la misma será determinante para la vida futura. Es por eso que desde la compleja situación que nos toca atravesar como pueblo, debemos prefigurar nuestro porvenir con esperanza, con conciencia y diría más, con optimismo.

Desde la turbulencia debemos diseñar y en algunos casos comenzar a desarrollar acciones y medidas que apuntalen una Nación independiente; una democracia protagónica, revolucionaria; una economía productiva, transparente y una sociedad unida a partir del valor de la igualdad social y del reconocimiento de nuestra diversidad étnica cultural.

Desde nuestro modelo, el modelo desarrollado por el Comandante Chávez, el Socialismo Bolivariano del siglo XXI, debemos construir las bases para un buen porvenir. Para eso es necesario perseverar y en algunos casos corregir e innovar en el rumbo trazado para alcanzar los objetivos en el horizonte futuro. Al menos en los siguientes ámbitos, nos proponemos plantear algunas ideas para el debate y la acción:

La Independencia Nacional: cultivando nuestra identidad nacional; preservando la soberanía sobre nuestros hidrocarburos y demás recursos naturales; fortaleciendo la moral y la doctrina democrática y patriótica de nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANBV) e innovar en las formas de lucha diplomática para contener la política de injerencia y agresión contra nuestra Patria.

La Democracia Revolucionaria: estimulando la más amplia y consciente participación electoral; promoviendo o facilitando la emergencia de un poderoso poder popular protagónico, en sus distintas expresiones; defendiendo y expandiendo la plena vigencia de los derechos humanos integrales en nuestra sociedad.

La igualdad social, practicada y postulada, como lo expresó nuestro Libertador Simón Bolívar en el Congreso de Angostura, a partir de seguir persistiendo en un modelo educativo republicano, productivo, inclusivo y de calidad; en una necesaria e ineludible trasformación del sistema de justicia y en la promoción de una cultura del reconocimiento a la diversidad étnica y cultural que conforma nuestra nacionalidad.

La economía mixta diversificada: A partir del reconocimiento positivo de que tenemos una base económica rentística, reactivar y expandir una plataforma productiva en todos los sectores necesarios para garantizar una vida humanamente gratificante; crear un sistema de coexistencia armónica y complementaria entre las distintas formas de propiedad (pública, social, comunal y privada); definir y diferenciar de manera transparente los ámbitos de acción y de cooperación de todos estos actores y finalmente poner todo el empeño nacional en los procesos de innovación para la producción de insumos y tecnologías adecuadas a nuestro desarrollo.

Los sujetos del porvenir, nuestras juventudes, es los que más tenemos que cuidar en medio de la tempestad. Tenemos que garantizar que tengan acceso a la alimentación, a la educación, a la recreación, a la cultura, al sano acceso a las tecnologías de información, a la salud sexual y reproductiva, a la planificación familiar, entre muchos otros derechos. Pero sobretodo debemos facilitar que ellos y ellas cultiven la dignidad humana, basada en una cultura del esfuerzo propio y colectivo, del saber y el trabajo, del liderazgo positivo ganado con transparencia, de la convivencia pacífica, en fin, una cultura para una vida que tenga un ethos, un sentido, para ser vivida.

Promoviendo y ejecutando estas y muchas otras políticas prefiguramos, desde el presente, lo que será sin duda un hermoso porvenir para Venezuela durante el transcurso de la cercana segunda década del siglo en el que nos toca vivir. La década del 20, del siglo XXI, tenemos que ganarla hoy logrando la estabilidad y la paz mediante la construcción de una sólida unidad nacional para conjurar las amenazas de agresión extranjera; con la contribución responsable de todos los actores, más allá de las diferencias de enfoque, a las acciones emprendidas por el gobierno del Presidente Nicolás Maduro para intentar estabilizar las variables macroeconómicas y con la profundización de los valores y políticas democráticas frente al intento de implantar un modo existencia fascista en nuestra sociedad.

En los próximos artículos abundaremos en cada uno de los ámbitos aquí expuestos, para seguir contribuyendo a despejar el camino hacia el porvenir, rumbo al 2030. Expresaba el Comandante Chávez en el libro "Mi Primera Vida", entrevista biográfica que le realizara Ignacio Ramonet, que lo que más reivindicaba como logro de su accionar, en este tiempo histórico, era haberle abierto el apetito al pueblo venezolano por lo imposible. No perdamos nunca la capacidad de imaginar y construir un país que esté a la altura del sueño de todos los venezolanos y venezolanas.

Un país donde la bandera nacional, nuestra bandera tricolor nos cobije a todos y todas, un país donde quepamos todos y todas con igualdad justicia y dignidad. Especialmente le corresponde a la juventud venezolana luchar y construir una Venezuela a la medida de sus anhelos.

Desde la calle; desde las escuelas, liceos y universidades; desde las industrias y centros de trabajo, investigación e innovación; desde los campos y sembradíos; desde las comunas y desde la militancia patriótica y revolucionaria emergerá esa Venezuela por venir. Ya se oye, ya se siente. Por el camino de Chávez lo lograremos. Así será.

]]>
<![CDATA[La "Esfera de Soto", la "Utopía de lo Posible"]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Esfera-de-Soto-la-Utopia-de-lo-Posible-20180911-0108.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-Esfera-de-Soto-la-Utopia-de-lo-Posible-20180911-0108.html  

Los venezolanos estamos a la búsqueda de una utopía. Queremos encontrarnos con nuestra identidad, y extraer de ella elementos de lo hermoso, genuino, profundo, inteligente y único de cada uno de nosotros, para compartirlo entre todos. Ésto ha sido siempre así, pero ahora, es una urgencia.

 

En aquellos años de 2004, cuando imaginamos a PDVSA LA ESTANCIA, en la que me mantuve hasta los tempranos meses de 2015, cuando la concebimos en nuestra mente, pero, sobre todo, en nuestro espíritu, sólo teníamos en las manos una casa y un Jardín grandes, que eran mayormente utilizados para eventos corporativos; entonces, nos propusimos lograr, que lo que parecía inalcanzable, se hiciera realidad.

 

Estamos hablando, de los comienzos, de la casa abierta para el pueblo sin discriminación o límite, de ambientes que llegaron a recibir hasta un millón de personas al año, disfrutando de la cultura en todas sus manifestaciones; y, más tarde, del arte y recuperación de los espacios públicos, devueltos al ciudadano como parte integrante de su cotidianidad.

 

Fue así como dimos inicio a una gestión incansable y eficiente en materia de áreas urbanas; restauración y revalorización de bienes y patrimonio cultural, que, como un torbellino, fue esparciéndose a lo largo y ancho de nuestro país, hasta lograr la realización de más de 2.000 actividades culturales anuales y 100 proyectos en el lapso de 8 años. Todas nuestras intervenciones y actividades, se desarrollaron bajo tres premisas fundamentales: la continuidad, la gratuidad de su disfrute y la altísima calidad.

 

Queremos, a partir de hoy, por esta vía, contar y compartir con todos, cómo fue el desarrollo de un proyecto que llamamos ¨PDVSA LA ESTANCIA¨, que logró entusiasmar a muchos jóvenes, profesionales, técnicos, artistas, y a todos los venezolanos; que generó confianza, que fue admirado, y que resultó en un trabajo formativo, y sobre todo, necesario para nuestras ciudades, sin precedentes en el país.

 

Así, lo que hoy nos llega, sobre todo, a través de las redes sociales, o por grupos de chat, las cientos de fotos de la ¨Esfera de Soto¨, de la nuestra, la más linda; la de Caracas, la también llamada ¨Esfera Solar¨, por su brillo e intensidad cromática, que se aprecia durante el día y, que resplandece en la noche gracias a la iluminación ¨led¨ que le incorporamos para valorizarla; nos confirma que el esfuerzo de tantos años de trabajo al frente de PDVSA LA ESTANCIA,  para lograr que ¨la Utopía se hiciera posible¨, valió la pena.   

 

La Esfera Caracas, conocida popularmente como la ¨Esfera de Soto¨, el primero de los proyectos del que hablaremos en esta sede, otrora símbolo de la ciudad, destruida y abandonada, que se mantuvo triste por largos años, fue nuestra primera incursión en la restauración de una obra de arte urbano y rehabilitación de su espacio público circundante.

 

Era el año 2006, siguiente al de la muerte del más grande de nuestros Maestros del cinetismo, Jesús Soto, de la mano de la Fundación que lleva y honra su nombre, y con la plena confianza de su hija Isabel, depositada en el proyecto, y acompañados de un extraordinario equipo, trabajamos con ahínco para devolverle su intenso color naranja y su ondulante movimiento a este ícono de Caracas. Prácticamente, la Esfera como tal, había dejado de existir. Estaba sólo en la memoria de algunos y en la visual de las pocas ¨guayas¨ que quedaban colgantes de su cuerpo aislado.

 

Construimos todas y cada una de sus varillas, y reforzamos la enorme estructura de 12 metros que conforma sus pórticos, restablecimos y le agregamos, entre otros: seguridad, nueva jardinería y un moderno sistema ahorrativo-ecológico de iluminación. Todo ello, gracias a la posibilidad única de destinar una parte de los ingresos petroleros a la calidad de vida de los venezolanos, como bien lo instruye el artículo 5 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos.

 

Cuatro años más tarde de dicha rehabilitación, le hicimos su primer intenso mantenimiento extraordinario, y cuatro años después, una reubicación, que era necesaria debido a la construcción del nuevo Puente La Carlota, en la Autopista Francisco Fajardo; con lo que aprovechamos para darle una visión de 360 grados, actualizar otra vez sus sistemas eléctricos, de seguridad, renovar su jardinería, fabricar una máquina de bombeo de agua para el riego, construirle un área especial de servicio, excavar una trinchera profunda para su colocación (ésto constituyó una acción muy compleja) y, lo más importante, construir réplicas de todas y cada una de las 1800 varillas de aluminio que la conforman, usando para ello los materiales más nobles.

 

Así, en un trabajo de arqueología artística, con el uso de tecnología de punta, fueron producidos tantos barrotes como los que conforman originalmente la obra de arte, identificándoseles uno a uno con seriales, para evitar a futuro una reconstrucción profunda, de no ser necesaria; y facilitar la sustitución expresa de aquel que, por motivo del movimiento, del paso del tiempo, de condiciones atmosféricas adversas o de una eventual acción delictiva, necesitara de reemplazo. 

 

Cada rehabilitación fue acompañada de un trabajo de divulgación, y explicación del proyecto para promover en los ciudadanos, el sentido de identidad y apego, y de tal manera, generar por parte de todos, su cuido y tutela. Podíamos haber realizado los distintos mantenimientos y los dos trabajos de rehabilitación en la sede del Taller Soto; pero era necesario, a pesar de que aquello fuese más complicado, hacerlos ¨in situ¨, con las debidas explicaciones del proyecto en grandes pancartas visibles, de manera de generar el interés y la curiosidad de los transeúntes que, serían, no sólo los capitalinos, sino también quienes atravesaban la ciudad para desplazarse del oeste al este de nuestro querido país. Era como crear un ¨salón de clase abierto cultural, de urbanidad y civismo¨, porque además constituía un placer pasar y detener un poco la marcha para identificar el trabajo de expertos, que más que artistas o ingenieros, parecían cuadrillas de acróbatas circenses colgados de pernos como personajes del cuento de ¨Gulliver¨, trepando para alcanzar el color, la luz y el movimiento de nuestra Gran Esfera Caracas.

 

Fue entonces la Esfera, el punto de partida de nuestro trabajo en materia de espacio público, rehabilitación urbana, revalorización patrimonial, y restauración y recuperación de bienes culturales tangibles e intangibles.  Luego, ejecutaríamos más de 100 proyectos en todo el país, todos ellos solicitados por la comunidad y la ciudad, basados en diagnósticos serios y especializados. En nuestro trabajo jamás improvisamos, para garantizar así la nobleza que los caracteriza.  

 

Nos fuimos engolosinando con la idea de poder generar calidad de vida para los venezolanos a través del hecho cultural. Estábamos y continuamos estándolo, convencidos de que la cultura, y más aún, la cultura en el espacio público, son un verdadero antídoto contra los flagelos de la inseguridad, la droga y el ocio improductivo que aqueja a las grandes ciudades.

 

La ¨Esfera de Soto¨, esa obra de arte de gran escala urbana, es hoy un hito de nuestra ciudad, pero más que eso, es la expresión de un sentimiento venezolano hermoso, que, ahora más que nunca, florece sobre todo en nuestros jóvenes. Es la materialización del sueño de una Venezuela posible, la que todos queremos, la que todos deseamos, la que sabemos que podemos lograr. En la actualidad, se ha convertido en telón de fondo, o mejor, en protagonista de nuestros eventos vitales de trascendencia: desde la celebración de una boda por el civil hasta la graduación, de la petición de matrimonio, del encuentro de promociones y grupos, de las imágenes y momentos para recordar, del que publicita sus diseños y sus fotos, es la foto obligada de quienes dejan el país o lo reencuentran.

 

La Esfera, tímidamente se fue convirtiendo en lo que es hoy, y de ésto no cabe la menor duda: el ícono de Caracas, ella, con su don de la ubicuidad, como nuestra montaña ¨El Ávila¨o ¨Waraira Repano¨, en su nombre indígena, es lo primero que nos viene a la mente cuando nos paseamos por las imágenes de nuestra hermosa ciudad.

 

Es un torbellino de belleza, que refleja las más distintas imágenes citadinas. La urbe es ella, su omnipresencia resalta en la extensión verde de su espacio, donde aparece como testigo del día a día del caraqueño, de sus estados de ánimo, de sus proyectos.

 

¡La Esfera es Caracas, Caracas es la Esfera! Se reconocen entre sí, porque ella refleja, como Caracas, luz donde hay luz, cinetismo donde hay movimiento, color donde hay matices. Es el punto de encuentro entre el este y el oeste, entre las distintas etapas y estilos capitalinos, es el nexo común de los venezolanos, nos representa sin distinción, sin diferencias sociales, económicas, políticas, ni intelectuales.  Todos la amamos.

 

Por eso, cabe preguntarse cuál es el fenómeno que la Esfera implica y que se ha generado entre los ciudadanos. La respuesta está en que de ella fluye el amor que se puso en su diseño, el alma bohemia y musical de su creador, el cuido en la proyección de su rehabilitación, montaje y mantenimiento, el respeto a los detalles. La Esfera entonces, con la fuerza del río Orinoco, cuyas aguas vieron crecer al Maestro Soto, hace tangible, con su color y movimiento, ¨la utopía de lo posible¨, de la Caracas cosmopolita que merece despertar en una Venezuela grande, fuerte y presente en el mundo, justamente por sus virtudes y cualidades únicas. Con esa idea, entregamos como regalo de Navidad al caraqueño, su última rehabilitación, el 23 de diciembre de 2014 ante un pueblo emocionado. 

 

Ahora bien, estas notas son también un exhorto a su protección, a su mantenimiento. Porque un proyecto de tal naturaleza, no es el resultado de una acción simple, es la conjunción del esfuerzo de muchos, la expresión técnica y artística de expertos y creadores, el complemento perfecto de materiales nobles e ingeniería de avanzada.

 

Es una obra que está expuesta al aire libre, aledaña a la Autopista del Este, por la que transitan miles de vehículos al día, sometida a un sol inclemente, a la lluvia, el viento, la polución. Su extremado y permanente seguimiento, es indispensable.

 

Es además la Esfera, la reivindicación de un concepto que compartieron nuestros grandes Maestros del Cinetismo: sacar el arte de los museos y de la contemplación privada, para llevarla a la calle, a los espacios públicos, donde se conjugan con el medio ambiente, lo impactan positivamente y permite que el citadino, pueda acceder al hecho creativo; el arte al alcance de todos. Ésta fue una línea de acción estratégica de nuestra gestión, que luego se traduciría en grandes proyectos de restauración y réplicas de obras de arte que han convertido a Caracas en la más grande exposición de arte cinético al aire libre, a través de dos de nuestros otros proyectos, Plaza Venezuela y el Bulevar de Sabana Grande, que complementan a la Ciudad Universitaria, ejemplo del gran movimiento de la integración del arte al espacio, de la que la misma fue pionera y por la que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

 

Llamo entonces a su cuido, a su mantenimiento, a lograr sobre ella un control que la haga sustentable. Aunque no por ello, inaccesible a todos. Más importante que el trabajo de rehabilitación y revalorización patrimoniales, es el mantenimiento constante y detallado de los espacios y obras. 

 

Si la Esfera se deteriora, el optimismo que ella transmite, su luz, movimiento y color, serán opacados por una sensación a la cual las generaciones que la inspiraron, y todas las posteriores, no quieren apostar. Llamo la atención de las comunidades, de los jóvenes, de las organizaciones sociales para que, la Esfera, no sólo sea el símbolo de nuestras fotos, sino el elemento de lucha, común para todos. Porque la revalorización, rehabilitación y conservación del patrimonio cultural, es un instrumento para restablecer la esencia y espiritualidad de lo afirmativo venezolano.

 

 

 

 

]]>
<![CDATA[Políticos cobardes, por Jesús Castillo Molleda]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Politicos-cobardes-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180910-0114.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Politicos-cobardes-por-Jesus-Castillo-Molleda-20180910-0114.html Recientes estudios de opinión pública realizados en el mes de agosto de 2018 en los estados Zulia, Lara, Carabobo, Mérida, Táchira, Anzoátegui, Caracas Distrito Capital y Falcón revelan que la esperanza de los venezolanos sobre la mejora de la situación económica es poco optimista y señalan a la administración del gobierno nacional como responsable directo de la crisis. 
Es difícil tener un día tranquilo y de disfrute en Venezuela, se complica el abastecimiento de alimentos, medicamentos, repuestos, los productos de primera necesidad acompañados de carne, pollo, pescado, escapan del presupuesto familiar, y es que lograr comprar calzados, prendas de vestir es un privilegio que muy pocos pueden cumplir, hasta lavar la ropa en Venezuela es un lujo. 
Sin dejar de lado  que  el maltrato que sufren los pensionados a las afueras de las entidades bancarias para lograr cobrar tan solo Bs.S. 90 es un acto de violación a los derechos humanos sin precedentes, la manera en que se transportan los usuarios del transporte público en la mayoría de las ciudades de Venezuela es un acto inhumano que goza del silencio colectivo, lo que ocurre en las instituciones de salud pública es deprimente además de humillante para quienes requieran la atención, lo mismo ocurre en las oficinas del Saime, registros y notarias, terminales aéreos, terrestres, marítimos, en donde los gestores abundan. Los servicios de aseo urbano y agua potable se han convertido en un lujo en el caso del estado Zulia, ciudades como Maracaibo, San Francisco el olor a m...  se evidencia  en  cada rincón, así como la alta presencia de moscas y roedores, el estado de calamidad desnuda la poca capacidad resolutiva que tienen los alcaldes, gobernadores y la presidencia en darle la solución a los problemas que padecen los venezolanos, lo que acompañado de unos indicadores de hiperinflación señalan que el Gobierno nacional carece de políticas económicas coherentes. 
Ante este desastre no es posible que los políticos venezolanos se comporten tan cobardes, y que sus ambiciones personales no les permita cohesionar fuerzas ante tanto descontento. Es una moda escuchar a dirigentes políticos quejarse de todo, pero si ellos eligieron ser dirigentes, políticos, gobernantes... deben comportarse como tal y enfrentar con coraje sus responsabilidades. 
Ser político no es para atrincherarse, esconderse y lloriquear, ser político es para emprender el camino de propuestas, de gestionar acciones para el logro del bienestar colectivo, para enfrentar al adversario con organización, tácticas y estrategias, ser político no es solo para intentar enriquecerse con engaños, por el contrario, es emprender acciones para  proponer soluciones ejecutables de la mano de expertos.  Muchos políticos venezolanos son expertos en manejarse desde las redes sociales o desde el exterior haciendo creer que luchan y se sacrifican por el colectivo y la verdad es que se la mantienen en hoteles de lujo, comiendo lomito, tomando bebidas que alegran la vida, y chuleando a todo el que puedan, sin ninguna duda, esos son políticos cobardes desinteresados de que la situación en el país mejore porque a mayor crisis ellos reciben mayores beneficios. Como lo dijo Teresa Salcedo: “Un político que se esconda y huya de sus responsabilidades está invadido de cobardía, lo que lo delata en la sociedad”.

]]>
<![CDATA[El derecho a decidir]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/El-derecho-a-decidir-20180910-0124.html http://www.panorama.com.ve//opinion/El-derecho-a-decidir-20180910-0124.html Mientras los venezolanos están concentrados en la dura lucha por sobrevivir y en descifrar el acertijo de cómo el gobierno logrará “déficit fiscal cero” creando más dinero inorgánico, el abogado Hermann Escarrá, coordinador en la ANC de la elaboración del proyecto de Constitución, anunció que su avance es de 80%.

 Dejó entrever que la ANC podría sancionar y promulgar pronto la nueva carta magna. Sin embargo, el presidente Maduro prometió que “La nueva Constitución saldrá a referendo consultivo para que sea el pueblo el que diga si está de acuerdo” ¿Cumplirá la palabra empeñada?

Más allá de los malabares y cabriolas jurídicas propias de una hermenéutica con dobleces inconfesable, la facultad del soberano de aprobar y cambiar su carta fundamental de convivencia, en Venezuela es un derecho histórico indelegable e incontrovertible, materializado en el referéndum consultivo que legitimó la carta magna vigente (1999), en la reforma y enmienda constitucional (2007) y garantizado en el artículo 19 de la misma que consagra la progresividad de los derechos. Ese ejercicio de la democracia directa y refrendaria es la máxima expresión de la soberanía, que tal como señala el artículo 15 de la misma “(…) reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejercerá directamente en la forma prevista en esta constitución, e indirectamente mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. (…)” y para no dejar resquicios vulnerables, el artículo 347 proclama que “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario (…)” y es ejerciendo ese poder originario que elige una ANC en la cual delega la misión de preparar el proyecto constitucional, que luego debe volver al soberano para su aprobación definitiva.

Si ésta ANC monocolor, ilegítima e inconstitucional, que se autoproclama “poder constituyente originario”, le niega al pueblo su derecho a votar en referéndum consultivo para decidir si quiere o no cambiar su Constitución, usurparía la soberanía popular. En ese caso, la inmensa mayoría de los venezolanos, independientemente de nuestras diferencias políticas e ideológicas, debemos converger en una unidad superior para hacer valer el derecho inalienable a decidir nuestro destino y para decirle no al autoritarismo, ratificando la Constitución Bolivariana en referéndum constitucional.

]]>
<![CDATA[La mano de Dios, por Asdrúbal Aguiar]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mano-de-Dios-por-Asdrubal-Aguiar-20180910-0123.html http://www.panorama.com.ve//opinion/La-mano-de-Dios-por-Asdrubal-Aguiar-20180910-0123.html Venezuela no tendrá siglo XXI sin redescubrir su auténtico ethos. Uno que le hable y nos hable de civilidad en el espa cio de lo compartido, como patrimonio intelectual de lo venezolano.

Desde distintos ángulos he vivido, observado y auscultado la Venezuela del último medio siglo. Puedo decir que, aguas abajo, en su realidad actual, ominosa, más que dolor provoca desgarramientos. Los diagnósticos que pugnan al respecto convergen en lo esencial, a saber, en la resurrección del fenómeno del militarismo, pero en su más pobre vertiente, la del pretorianismo asolador. 

No obstante, coincidiendo en que se trata de un mal congénito venezolano, acaso originado desde las guerras por la Independencia, que se afirma durante el cruento período de formación de nuestra república hasta muy entrado el siglo XX, que anula a nuestra Ilustración civil fundadora mientras a las sucesivas las hace serviles del gamonal de turno, no todas las perspectivas advierten lo que hoy lo hace indigerible: su colusión activa con la criminalidad trasnacional, su medrar subyugado por fuerzas extranjeras, y dominado por algo más que el espíritu depredador de la riqueza pública que le es característico. 

Esta suerte de militarismo endógeno sin vocación de grandeza ahora provee —lo que es extraño a su génesis moderna y corporativa— a la destrucción de la institucionalidad que fragua en 1830, se mantiene como remedo durante 130 años, y se hace raíz a partir de 1961; de suyo, en su novedad, estimula la disolución de los lazos sociales en la población. Es decir, favorece como estrategia de dominio la fractura del afecto social –affectio societatis – que es nutriente de la identidad nacional. 

Llegado el siglo XXI nos ha vuelto, así, un país de nómades —negado siquiera a lo reticular— similar al de nuestro remoto tiempo precolombino, cuando somos diáspora hacia adentro y hacia afuera entre miríadas de naciones originarias por obra de la violencia, bajo el terror y el desembozado espíritu de la barbarie dominante: Caribes esclavizando o asesinando a pacíficos Arahuacos que huyen hacia las islas, alcanzando incluso a Puerto Rico. 

No es del caso abundar, en lo inmediato, sobre la anomia venezolana corriente. Sí cabe señalar, empero, que destruido como ya se encuentra el Estado y su armazón humana hecha rompecabezas, lo más gravoso es que la idea del Ser que somos está a la deriva o se revela en su falta de concreción moral histórica. 

Si algo resta de esa identidad, real o falseada, que cargásemos a cuestas, renacida hace 20 años alrededor de la vida de los cuarteles con desmedro de otra eventualmente subyacente, concordante y libertaria, es el aspecto emocional; que se confunde con la nostalgia por el tiempo de bienestar de los mayores o el tremolar de la bandera patria como símbolo de despedida para quienes se van del país o talismán protector para quienes se quedan, huérfanos, sí, de todo anclaje dentro el espacio de lo público. 

¿Existió una identidad o espíritu venezolano en algún momento de nuestro recorrido histórico, o ha sido remedo dentro de una nación que no alcanza a ser tal sino una suma forzada de grupos, intereses, e individuos? Es esta la pregunta que me acicatea. Le busco respuesta, por necesaria, por agonal, por urgente. Pues si los venezolanos aspiramos transitar por un porvenir distinto, domeñando nuestra tragedia a la vista, sin dejarnos vapulear por las circunstancias o superando la línea de supervivencia que se nos ha trazado, y si decidimos purgarnos de traficantes de ilusiones, cabe reencontremos el alma que nos sustrae la maldad en una hora de diletantismo ciudadano y de generosidad para los odios. Es lo imprescindible, para la vuelta a la tierra prometida.

Venezuela no tendrá siglo XXI sin redescubrir su auténtico ethos. Uno que le hable y nos hable de civilidad en el espa cio de lo compartido, como patrimonio intelectual de lo venezolano. Mal podremos zafarnos, en su defecto, del centralismo autoritario, del paternalismo, del patrimonialismo, del culto de la historia bélica, del perdón a los felones cuando son partidarios, del ostracismo al que son sometidos los adversarios y que concluyen, como taras, en la nada. 

Se trata de poner la mirada sobre nuestra constitución originaria. Es lo que propongo como ejercicio. Hay que desandar la historia propia y a la vez ajena, la que nos devuelva hasta el punto de copulación. 
La que nos lleve al instante preciso en que, metidos como en una suerte de acelerador cósmico, ocurrido el choque de las fuerzas contrarias, las originarias y las venidas desde el Viejo Mundo al despuntar el siglo XVI, todos conocemos la chispa de Dios e iniciamos juntos nuestro azaroso recorrido. 

Darle un sentido virtuoso a lo venezolano, purgarlo de su degeneración pretoriana, requerirá como en la hora germinal – no exagero ni desvarío – otra vez de lo primero, de Adelantados y de Encomenderos que hagan cesar la dispersión, nos den piso geográfico, dominen a los salteadores, reúnan a las familias, las alimenten y sanen sus heridas, incluidas las inmateriales, y apelen a las mentes más lúcidas para que nos dibujen como nación y patria ex novo, montándonos sobre el ferrocarril de la civilización. Eso es posible. No digo que fácil.

]]>
<![CDATA[Un país sin oposición, por José Vicente Rangel]]> http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-pais-sin-oposicion-por-Jose-Vicente-Rangel-20180910-0041.html http://www.panorama.com.ve//opinion/Un-pais-sin-oposicion-por-Jose-Vicente-Rangel-20180910-0041.html 1)El tema tiene absoluta pertinencia. Porque a medida que pasa el tiempo se acentúa, en sectores de la opinión pública, el reclamo por la inexistencia de una verdadera oposición, organizada y coherente, que se involucre en el manejo de los grandes temas nacionales y en aquellos problemas que afectan directamente a la ciudadanía. 

Sectores que se mueven en la angustia de no contar con una fuerza política y social con capacidad para competir en un proyecto de nación claro, bien elaborado y trabajado con esmero. 

       2) Particularmente en las actuales circunstancias, luego del frustrado magnicidio del 4 de agosto, de la puesta en marcha por el gobierno de Nicolás Maduro del Plan de Recuperación Económica, de la celebración del IV Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y de otros tantos acontecimientos en los que se evidencia la ausencia de un movimiento opositor responsable, anclado en el marco de la Constitución, que ofrezca opciones racionales al conjunto de ciudadanos que discrepa del actual gobierno y que solicita respuestas en materia económica, social, cultural.
      3) Muchos se preguntan con angustia dónde está la oposición para debatir seriamente sobre el magnicidio y acerca de una política de Estado contra el terrorismo. Para fijar posición con seriedad en torno a las propuestas del gobierno en materia económica. Para dilucidar el tema de la unidad frente a la dispersión que hoy afecta a  quienes se presentan como representantes de la oposición, y mostrar una imagen de seriedad como lo acaba de hacer el PSUV debatiendo a fondo --y con amplia participación de la militancia-- los asuntos más complejos que encara el país.
       4) Venezuela no puede seguir sin una oposición confiable. Respetuosa de la legalidad  democrática y del Estado de derecho. Con una oposición que no es tal, porque su objetivo  consiste, únicamente, en adversar al gobierno buscando siempre el atajo, la conjura. Desconociendo la legitimidad de los gobiernos electos por el pueblo, socavando las instituciones y plegada a la tutela extranjera.
       5) Lo que hoy se autocalifica como oposición es la negación del concepto y la praxis de una verdadera oposición. Que contribuya a dotar al país de una alternativa que fiscalice, que haga seguimiento a la gestión gubernamental. Una oposición que trasmita confianza. Que persista en la lucha cívica y democrática para alcanzar el poder. Ya que para el funcionamiento de un país es indispensable contar con una oposición respetable y, al mismo tiempo, defensora de los valores de la democracia.
      6) Como persona ubicada en el espectro político del progresismo, de la lucha social y de los cambios que garanticen avances fundamentales a una nación, me resisto a aceptar que Venezuela tenga que soportar la existencia de una oposición sin calidad democrática ni  principista. 
Una oposición liderizada por personajes que no hacen política dentro del país sino afuera. Que se la pasan todo el tiempo visitando gobernantes y Parlamentos de otros países pidiéndoles que intervengan, no solo bloqueando económica y financieramente a su patria, sino militarmente. Que se muestran incapaces de presentar un programa de gobierno bien elaborado, y, al mismo tiempo, a organizarse para dar la batalla con talante democrático y extirpar de su seno  el virus de la división. En concreto, una oposición unida y no una caótica colcha de retazos. En fin: una oposición que a la hora de un hecho de la gravedad del magnicidio frustrado del 4/A contra el Presidente, en vez de banalizar el crimen, o prácticamente ignorarlo, sea capaz de producir una condena categórica, contundente, y un deslinde inequívoco del terrorismo y la violencia.-

Claves secretas
•NO DUDO que el Plan de Recuperación Económica presentado a la nación por el gobierno del presidente Maduro suscite dudas y cuestionamientos. Observaciones críticas por parte de diversos sectores, rechazos y confusión. Pero no se le puede negar a la iniciativa su solidez, reveladora de que el mismo es producto de un serio trabajo sobre la situación del país. No es algo improvisado ni un dudoso producto de laboratorio. Es, sin duda, la obra de un equipo que asumió la delicada tarea de encarar la realidad y de dar respuestas audaces a graves problemas económicos con repercusión social y política…
• CUANDO EN  un país en el que impera la frustración y no se veían caminos para transitar, Maduro decidió optar por la acción y dejar de lado el inmovilismo y el burocratismo. Cuando la oposición, hundida en la charca de sus propias contradicciones, y ganada por el aventurerismo, no proponía nada, no se atrevía a ofertar iniciativas positivas, pensando  siempre en que la salida no era otra que el derrocamiento de Maduro, éste apeló a otro golpe de audacia --hubo uno anterior, cuando llamó al pueblo a Constituyente…
• ES EVIDENTE que Maduro sabe aprovechar el factor sorpresa para reaccionar con rapidez ante situaciones críticas. Y, además, jugar con extraordinaria habilidad con la torpe valoración que sus enemigos hacen de él, fundada en sentimientos de desprecio y subestimación…
• HORA EL desafío para Maduro será adelantar con éxito el cumplimiento del programa, garantizar su ejecución, no caer en las provocaciones de los que nada aportan y siempre negarán cualquier iniciativa proveniente del movimiento bolivariano. El propio presidente estableció un lapso de 90 días para evaluar resultados…
• EL GOBIERNO norteamericano comenzó a tender puentes con el nuevo mandatario colombiano, Iván Duque. Tan pronto éste tomó posesión el 19 de agosto en Bogotá, se reunió con el Secretario de Defensa de los EE.UU., el general James Mattis. 
En la reunión, en la que también estuvo presente el Ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero, la delegación norteamericana planteó la preocupación de la Casa Blanca por el incremento en Colombia del narcotráfico, sobre todo por la expansión de los cultivos durante la gestión de Juan Manuel Santos; y el “caso venezolano” por lo que éste irradia sobre la región…
• EL PERIODISTA: así, a secas, mucha gente en este país llama a Eleazar Díaz Rangel, director de este diario, reportero, brillante columnista, gremialista, exdirector de la Escuela de Periodismo de la UCV; y, también en lo político, militante de lealtad inquebrantable, preso político de los de verdad en el Cuartel San Carlos en la IV República. Eleazar acaba de publicar un libro (Monte Ávila/Editores), titulado “Periodismo, medios y comunicación”. Un libro síntesis sobre el periodismo, los medios y la comunicación, de lectura obligada en los tiempos que vivimos, por el excelente material que maneja el autor con singular acierto. Con el profesionalismo que lo caracteriza…
• LA DERECHA de la Iglesia católica reacciona contra el Papa Francisco. El Arzobispo Carlo María Viganó, en carta de 12 páginas, lo acusa de encubridor y echa las bases para una campaña en su contra. Según algunos analistas la ofensiva la encabeza la cúpula de la Iglesia católica norteamericana. Tardó esta reacción que se veía venir, suscitada por las denuncias sobre la pedofilia practicada por los jerarcas…
• PEDRO SÁNCHEZ, Presidente del gobierno de España, de gira por algunos países latinoamericanos, visitó en primer lugar a Chile, donde en rueda de prensa junto al presidente Sebastián Piñera, le dio a éste una lección. Al tocar el tema Venezuela advirtió que, a diferencia de su predecesor, Mariano Rajoy, su gobierno no se involucraría. Mientras que el ex pinochetista Piñera insistió en atacar al presidente Maduro.-
 

]]>