Publicidad

Actualizado hace 42 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mundo
05:48 PM / 14/02/2018
Cerró la precampaña en México, antesala con violencia
Prensa Latina
0
Agencia

La precampaña electoral concluyó en México y desde el 12 de febrero inició una especie de veda a la que, según la mayoría de las encuestas, llegó con ventaja el precandidato a la presidencia Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El abanderado por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo y Encuentro Social va en su tercer intento por la silla presidencial.

AMLO es, entre sus rivales, el más conocido por la población, según dicen varias encuestadoras que también le reconocen por sus promesas de enfrentar la corrupción y a la "mafia del poder", como él ha repetido desde antes de iniciar el proceso electoral hacia los comicios del 1 de julio.

La cuesta apenas comienza y en la contienda tiene que vencer al exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, quien va por el gubernamental Partido Revolucionario Institucional (PRI), en alianza con los partidos Verde y Alianza Nacional.

Meade es el primer candidato presidencial del PRI que no milita en esa agrupación, la cual más tiempo ha gobernado el país. Para ello el partido del presidente Enrique Peña Nieto debió reformar sus estatutos.

Es reconocido como un funcionario honesto y eficiente, que ha trabajado tanto en administraciones priístas como del Partido Acción Nacional (PAN).

Pero al también excanciller y exsecretario de Desarrollo Social le toca enfrentar el desgaste del PRI, afectado por la corrupción, la violencia y otros flagelos imperantes en el país.

López Obrador y Meade se las verán también con Ricardo Anaya, expresidente del PAN, apoyado por el desdibujado Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano.

Anaya es un joven político de 38 años cuyas aspiraciones presidenciales provocaron fisuras en el PAN por quienes lo consideran ambicioso y sin un programa de gobierno claro.

No son los únicos aspirantes a la presidencia de la República, puesto al que aspiran varios independientes como el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez, la exprimera dama Margarita Zavala (esposa del expresidente Felipe Calderón), el senador con licencia Armando Ríos Pitter y María de Jesús "Marichuy" Patricio.

Sin embargo, en la ruta a las presidenciales ninguno de los candidatos independientes tiene oportunidades reales de ganar.

De hecho, ellos se han quejado de los requisitos impuestos por el Instituto Nacional Electoral (INE), que incluye la recogida del miles de firmas equivalentes al uno por ciento del padrón electoral.
La forma de recabar las firmas es mediante una aplicación móvil que comenzó con problemas operacionales y que pone a la telefonía celular como elemento clave.

En el caso de Marichuy, aspirante indígena promovida por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la desventaja es mayor pues quienes la apoyan (léase habitantes de comunidades originarias) deben tener un celular, algo impensable en lugares recónditos y donde impera la pobreza.

Al buscar el árbol genealógico, Marichuy aparece, a primera mano, como la única independiente de buena cepa.

Jaime Rodríguez militó durante décadas en el PRI. Zavala abandonó el Partido Acción Nacional y Ríos Pitter se fue del Partido de la Revolución Democrática. Sus nominaciones, de cualquier manera, deben ser certificadas aun por el INE.

Hasta el 18 de marzo el INE tendrá para aprobar el acuerdo a fin de distribuir el financiamiento público con vistas a los gastos de campaña entre las candidaturas independientes.

A partir del 11 de marzo y hasta el 29 del propio mes el árbitro electoral analizará que las candidaturas cumplan con los requisitos legales.

El 30 de marzo iniciará la campaña electoral y la lluvia de publicidad, mítines, recorridos de los candidatos y tres debates televisivos.

También volverá la "guerra sucia", como algunos de ellos denominan los ataques que predominaron en la precampaña, en la que intervino el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, y senadores estadounidenses.

Al mejor estilo de los tiempos de la Guerra Fría los representantes de EE.UU. esgrimieron el argumento de la "injerencia rusa" en los comicios mexicanos, todo un dardo envenenado contra AMLO que el PRI se encargó de propalar.

López Obrador reaccionó con ironía y buen humor ante el descargo. Desde entonces se llama a sí mismo "Manuelovich"...

El 31 de mayo resultará la fecha límite para verificar la situación de los ciudadanos de la lista nominal que apoyan a los aspirantes a candidaturas independientes.

Las campañas de los candidatos cerrarán el 27 de junio, pues al día siguiente entrará en vigor la veda electoral hasta la jornada de los comicios. En ese período ningún candidato puede pedir el voto.

También se prohíbe a los medios de comunicación divulgar propaganda electoral o mediciones de encuestas.

El 1 de julio se elegirá al nuevo presidente, los 128 senadores y 500 diputados federales, varios congresos estatales, ocho gobernadores y el jefe del gobierno de la Ciudad de México, además de cargos municipales.

La intención es que el proceso electoral transcurra en paz, pero hasta ahora ha sido considerado como el más violento. De septiembre a la fecha más de una treintena de políticos, incluidos aspirantes a cargos de elección popular, fueron asesinados.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS