Síguenos...
Facetas
Veruzka Ramírez a FACETAS: “Lo más bonito de ser mujer es dar vida”
02:10 PM / 13/05/2018 Angélica Camacho
Cortesía Veruska Ramírez

Inspiradora es la palabra que mejor define a la primera finalista Miss Universo 1998, Veruzhka Ramírez. Luego de vivir una niñez "desafortunada", por haber sido abandonada por sus padres biológicos,  se esforzó por mantener su frente en alto y cumplir cada una de sus metas. Hoy ella disfruta de uno de sus más grandes anhelos: el haberse convertido en mamá de Sofía, una pequeña que ha sido motor principal de vida. 

 

Ella le ha despertado las má grandes emociones y la ha sensibilizado en el tema de apoyar campañas y fundaciones en pro de cuidar a los niños con condiciones especiales, porque considera que esta población está muy vulnerable en la sociedad y no quiere que Sofía crezca siendo señalada por los que la creen "diferente".

 

Ramírez recientemente lanzó la campaña: Los niños se respetan, con la idea de incentivar y apoyar a las madres que tienen que afrontar a diario cualquier "atropello". Además, la modelo comparte sus experiencias  desde su hogar por su canal en YouTube llamado: Mamá real en tiempo real VR con la idea de recrear, compartir experiencias e intercambiar información sobre el acoso o bullying.

 

De esta forma, y en el Día de las Madres, Ramírez, conversó con FACETAS  para explicar cómo ser madre es una bendición y cómo  a través de Sofía ha podido emprender y enfocarse en ayudar al prójimo, tanto que está por publicar un libro y está en busca de “morochas” por inseminación In Vitro.

 

 

¿Qué es lo mejor de ser mamá?

Es lo mejor que le puede pasar a una mujer. Darle vida a un ser, llevar un bebé en tus entrañas verlo crecer, nacer, desarrollarse es lo mejor del mundo. Y el momento en el que te dice mamá ya quedas totalmente desarmada. Esa inocencia que es parte de ti y al que le diste vida es el amor materializado en su totalidad.

 

 

¿Te costó desprenderte del mundo artístico para ser mamá?

Para nada. Mi mejor decisión ha sido encargarme del cuidado de mi hija. Uno de mis grandes sueños era tener mi propia familia, la verdad es que es un mundo que me ha dado muchísimas satisfacciones. Tengo 20 años en el medio, aunque sigo haciendo proyectos puntuales no cambio el estar con mi hija o estar con mi familia. Son otras vivencias, otras enseñanzas donde uno tiene que ser el pilar más fuerte para lograr lo que se tiene previsto como proyecto de vida.

 

 

¿Qué es lo más difícil que has vivido como mamá?

La serie de críticas. Los diferentes 'opinólogos', la gente que la ha etiquetado, que la ha señalado. Sin duda, es algo que parte para toda madre afecta muchísimo. El no entender el por qué la gente no aprende a verse un poquito en el espejo y dejar de juzgar a un niño. A esas personas solo tengo para decirles que se pueden meter conmigo todo lo que quieran, pero no juzguen ni jueguen con la inocencia de mi hija que solo vino al mundo a llenarme de alegrías e inocencia.

 

Muchas veces me han dicen que estoy a la defensiva, pero no se trata de eso, sino de que uno tiene que educar a las personas, porque por ignorancia etiquetan. Y como no se informan, no leen y como no se codean de personas que realmente le dejen un aprendizaje es muy fácil señalar. Los adultos tienen que entender que los niños van a ser niños solo una vez.

 

 

¿Este fue el motivo que te llevó a apoyar a distintas fundaciones?

Ese ha sido mi motivo desde el principio de cuando le hacían muchos señalamientos a Sofía, que si tenía problemas, que si tenía una condición, que si tenía un trastorno… Claro, uno como mamá se preocupa y se ocupa buscando expertos. Sofía está perfectamente, es una niña selectiva que cuando ella alcance su etapa madura va a dar el paso.

 

Esa es mi lucha constante aquí en los Estados Unidos, porque piensan que todos los niños tienen un problema, que todos los niños tienen una condición y no saben entender que cada uno tiene su propio proceso. Y a raíz de eso fue que empecé a hacer la campaña 'Los Niños se respetan' con el eslogan: 'No viven en su mundo, viven en el nuestro'. Porque a mí me escriben muchas mamás que tienen niños con la condición espectro autista y me dicen: 'Vero tenemos que luchar, tú lo haces con todo el cariño del mundo, pero aquí no hay una inclusión para los niños, aquí no hay actividades para incluirlos.

 

 

 

 

 

 

¿Cuál ha sido la mayor enseñanza que le has brindado a Sofía?

¡Uuufff! El ser guerrera,  trabajadora, no odiar a nadie. Que cada quien tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Tan poco es que va a poner la mejilla para que le den una cachetada, pero que sí sepa entender el proceso de cada uno.

 

 

¿Ser mamá te cambió la vida?

Totalmente, cambia tus prioridades, cambia todo hasta con la pareja. Hasta la manera de ver la vida, sabes entender el comportamiento de las personas y entender por qué el comportamiento de tu madre en un momento determinado. Ya tus prioridades son diferentes, alguien que pertenece a ti, alguien que tú le tienes que brindar mucho amor, al que tienes que ayudar a enfrentar la vida. Todo eso que yo aprendí o todo lo que no tuve quiero dárselo a mi hija.

 

 

 

¿Qué tiene Sofía de Veruzka Ramírez?

De la mamá el pelo y los ojos, más nada (risas). Ella es muy observadora, muy analítica, va a ser una niña muy diplomática. Yo digo que los niños de hoy en día son como más desarrollados, nosotros a la edad de ella no manejábamos ni tablet, ni celulares. Ella desde que nació ha sido muy activa e interesada por lo tecnológico.

 

 

 

¿Cuál es la experiencia más satisfactoria que tienes hasta ahora con tu hija?

La rapidez con la que Sofía aprende. Es increíble como le digo que hagamos una actividad y ella sola la desarrolla. Es muy inteligente y decidida.

 

 

 

 

 

 

¿Crees que hay una edad específica o perfecta para tener hijos?

No, yo creo que uno no puede tener los hijos por tenerlos. Eso sí lo tenía bien claro y también estaba decidida, porque si yo no llegaba a tener una estabilidad de una persona con quien compartir mi vida, iba a buscar la manera para tener mi bebé, eso lo tenía claro. Pero gracias a Dios me llegó mi esposo que lo amo y lo adoro y que juntos decidimos tener a Sofía. Y juntos estamos también luchando por tener otro bebé. Solo que a mí me costó tener a mi hija, tanto que tuve que acudir a la inseminación para lograrlo.

 

 

 

¿Después de Sofía volviste a intentar la inseminación?  

Ya tengo dos intentos fallidos. Estamos esperando dar un reposo para hacerme si Dios quiere un In Vitro para tener morochas (risas).

 

 

¿Has logrado todo lo que has querido en la vida?

Sí. Con mucha fuerza, dedicación, tenacidad. Lo que más quería en la vida era tener mi familia, ahora mi próxima meta es tener los integrantes nuevos de la familia que crezcan y seguí en esta labor maravillosa que es ser madre. Estar con Sofía y seguir ayudando a otras madres. Hay muchas historias que compartir eso también es ayuda.

 

 

Eso de mamá a tiempo real… ¿De dónde surge?

¡Ah! Porque como siempre estoy haciendo actividades con Sofía, empecé a publicar videos con ella. Muchas personas me sugirieron que los subiera a Youtube. Al principio pensé en hacerlo para mantenerme viva en mi carrera, pero luego me di cuenta que así podía tener esa conexión más de cerquita con otras mamás y por eso surgió Mamá real a tiempo real. Un día salgo maquillada, otro día con moño, otro día peinada porque esa es la realidad de nosotras. La verdad no necesito aparentar lo que no soy. Lo que tú ves es lo que yo soy, así de sencillo. Soy una mamá común y corriente.

 

 

 

 

 

¿Qué otros proyectos a corto plazo tienes?

Voy a sacar un libro que ya está listo. Quiero darle como un 'empuje' a todos esos jóvenes talentos a todas las personas que quieren salir adelante, que se den cuenta que tienen derecho a una oportunidad para crecer, para avanzar para desarrollarse, pero  que se la tienen que ganar porque si están sentados en el sofá de su casa viendo televisión no lo van a conseguir. Hay que luchar por los sueños, si te das 20 veces con la misma pared, bueno cambia la perspectiva, cambia la actitud y buscar otro camino, porque muchas veces lo que nosotros queremos para eso no estamos destinados.

 

 

 

¿Cómo celebra Veruzka Ramírez el Día de las Madres?

Soy extremadamente casera. Yo creo que el Día de las Madres es todos los días, porque somos todo terreno: mamá, esposa,  tía, amante  y aparte tenemos que cuidar también al niño grande porque también tenemos un niño grande en la casa  (Risas) Tu sabes… la demanda (risas).

 

 

 

¿Qué mensaje quiere hacerle llegar a las mamás en su día?

Que sigamos haciendo nuestra labor llena de amor y sobre todo inculcando valores para que nuestros hijos crezcan felices, sanos, fuertes y lleno de cosas maravillosas para brindarle al mundo. Respetar a los niños y hacerles entender a todos nuestro entorno y a los 'opinólogos' que cada niño piensa de manera diferente, se desarrolla de manera diferente y que lo más bonito de ser mujer es dar vida y esa vida la vemos plasmada en nuestros hijos que van a ser grandes, exitosos y niños de bien.
 

 

¿ Te gustó la nota ?
0 Comentarios