Facetas
Te presentamos el siguiente análisis: Abriendo camino
08:30 AM / 13/08/2017-Arminda García (Profesora titular universitaria)
Agencias

Cada vez son más los jóvenes venezolanos, que dicen adiós a su tierra natal para emprender estudios en el extranjero, muy a pesar de los retos económicos, y de la adaptación que esto significa para sus familias, quienes se sienten privilegiados, si han obtenido alguna beca académica, que ayude a enfrentar estos costos.


Por otro lado, al abrir estas puertas en base a los méritos de sus hijos, ven recompensados   los esfuerzos académicos realizados por ellos, a pesar del duro momento que representa la separación familiar, sobre todo en la sociedad latinoamericana. Esto, lo hace una decisión muy difícil, ya que, la unidad familiar es una prioridad.


Para los jóvenes, significa una independencia que les demanda asumir las riendas de sus propias responsabilidades y la adaptación a las nuevas exigencias, por lo que, los progenitores deben estar muy involucrados apoyando esta decisión, a pesar de los sentimientos encontrados que representa la partida de los hijos, pues siempre desean lo mejor para ellos.


De esta manera, los padres deben brindar a sus hijos los recursos necesarios para saber manejar las distintas situaciones que afrontan cuando están lejos del hogar, tanto en su vida diaria, como en sus decisiones importantes. 


Además de la base académica, que es fundamental, son determinantes las costumbres, los principios  familiares,  los valores, las experiencias compartidas y las recomendaciones, que puedan servir de referencia en su adecuada actuación, en su actitud positiva y en el discernimiento entre lo bueno y lo malo, para que así, puedan aprovechar todas las oportunidades que se presenten para ser exitosos. 


Es bueno recordar, que esta situación representa también un momento de transición e incertidumbre para los jóvenes, pues, tampoco ellos conocen los retos que se pueden presentar en su nueva vida. Sin embargo, con su empuje y energía, sin duda demostrarán respuestas que sorprenderán satisfactoriamente a sus progenitores. 
Cuando llega el momento de una separación, por oportunidades de estudios para los hijos, la relación con ellos no termina y los padres deben ver con satisfacción que están abriendo su propio camino, labrando un futuro mejor. Esto, los hará madurar, les permitirá ser felices y más independientes, a través de cada experiencia vivida. 


Sin duda, los padres estarán siempre en disposición de orientarlos y apoyarlos, pues ellos, seguirán siendo el motor de las metas y del crecimiento familiar, así como, la inspiración para mantener la unión ante todo, a pesar de la distancia.

 

 

 

 

 

Publicidad
Publicidad
0Comentarios
Más notas de Facetas
Ver mas