Facetas
Parejas dependientes
02:38 PM / 04/09/2017-Alberto Barradas (Psicólogo)
Agencias

De las diferencias más difíciles de establecer siempre estarán en la punta el amor y la dependencia.  El amor incluye importantes niveles de interdependencia y eso se confunde a veces con relaciones de dependencia nocivas.


La diferencia entre la interdependencia y la dependencia es que en la primera ambos se llenan, en la segunda, uno de ellos es barril sin fondo. Las relaciones dependientes generalmente nacen de la unión de “yo necesito” con un “yo tengo lo que necesitas”.


En las relaciones dependientes uno es una especie de enfermo y el otro es siempre la ambulancia. Al final, degenera en patologías de la unión. Sin duda alguna la relación dependiente la va a generar un miembro inseguro al polo “necesito ayuda” y otro inseguro al polo “yo te salvo”.


El hombre inseguro buscará una mujer que no represente peligro de dejarlo. La lleva a que deje de trabajar, de tener amigos, etc. La mujer insegura estará siempre comportándose en un nivel de indefensión donde el recibimiento de “ayuda” le generará seguridad.


La pareja dependiente desarrollará una versión distorsionada de la dependencia del niño a sus padres. La inseguridad llevará a la pareja dependiente a convertirse en anexos uno del otro y no tendrán ningún tipo de libertad individual.


La relación dependiente siempre será una relación de miedo a perder. No es el amor sino el miedo lo que unirá a este tipo de pareja.El miedo a perder la economía, la estabilidad, afectar a los niños, es generalmente el miedo de la mujer dependiente.


El miedo a perder virilidad,  que le sean infiel, a que se burlen de él, a que se piense que no sirve,  generalmente el miedo del hombre dependiente. En la relación dependiente el factor común es que ambos saben que la relación no sirve pero temen profundamente separarse.


Un elemento que causa profunda dependencia es la relación materno/paterno filial a la que llegan algunas relaciones de pareja. El rol de la mujer que siempre le dice al marido que él no la complace y que este nunca le hace caso. Recrea relación materno filial.


El rol del hombre que constantemente le dice a la mujer que ella tiene “que mejorar”, que él sabe lo que le conviene, recrea relación paterno filial. Las relaciones dependientes tienden a convertirse en relacione agresivas, debido a que el rol controlador y dependiente, termina agotando.


En un principio el hombre hace dependiente a la mujer y luego le reclama que ella no es independiente. Así empieza y así termina. La mujer hace de todo para que el hombre se sienta seguro y luego le reclama que él es un tirano o déspota, en las relaciones dependientes.


Los roles dependientes en la pareja harán que la separación que llega como culminación inevitable, se convierta en un martirio. Toda pareja en relación dependiente dirá que todo va mal pero ellos “se aman”, sin entender que ese “amor” más bien lo hunde.


La pareja dependiente se agredirá, insultará, harán de su vida un infierno, pero dirán “es que nos amamos”. En la pareja dependiente el “amor” es visto como una fuerza imposible de disminuir a pesar que entre gritos, golpes y humillaciones, vaya la relación.


Este “amor” es visto como una especie de droga en la pareja dependiente. Algo imposible, irracional, pero que los une. Una pareja dependiente puede estarse matando, pero si le dices que lo que ellos sienten no es amor, se “unirán” contra ti y decirte equivocado. 


Muchas parejas dependientes vivirán vidas insufribles solo por miedo. Lo que tenía que unir el amor, terminó uniéndolos el miedo. Salir de una relación dependiente pasa por aquello que más temen los miembros de la pareja: la rebelión.


Salir de una relación dependiente pasa por entender que lo que no sirve, se termina, y aunque el dolor sobreviene, se supera. Sentimientos de culpa, deseo y miedo al castigo (soledad, pobreza, arrepentirse de la decisión) deben abandonarse si se desea la independencia. 


Una relación dependiente puede sanarse sin necesidad de separarse, pero para que eso ocurra, las inseguridades han de terminar. 
 


 

 

Publicidad
Publicidad
0Comentarios
Más notas de Facetas
Ver mas