Facetas
Nuestro corazón piensa
12:12 PM / 26/09/2017-Julio Bevione (Periodista y conferencista)
Agencias

 

Annie Marquier es una matemática francesa residida en Canadá, es además una reconocida investigadora de la conciencia. Ha escrito libros como “El poder de elegir”, “La libertad de ser” o “El maestro del corazón”. Annie Marquier dirige desde hace 30 años el Instituto para el Desarrollo de la Persona, donde ayuda a los participantes a elevar su grado de conciencia o, dicho de otro modo, a encontrarse a sí mismos. En una de sus entrevistas más representativas, Annie Marquier asegura que el corazón tiene “cerebro”.

 

“El corazón posee un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40 mil  neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.” Comenta Marquier. “Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir”.

 

¿Significa eso que el corazón puede influir en nuestra manera de pensar? A esto Marquier responde que sí, de hecho puede influir en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras acciones y reacciones.

 

Annie Marquier lleva muchos años investigando la intersección entre la ciencia y la conciencia y sus planteamientos son siempre rigurosos y están completamente documentados. A su vez asegura que la información pasa primero por el “Cerebro del corazón” y que gracias a esto, cuando pensamos de modo positivo nuestro cuerpo reacciona mejor a las situaciones. A su vez aconseja que la clave para activar los pensamiento del corazón están en ir cultivando las cualidades del propio corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio.

 

@JulioBevione

@Bevione
 

Publicidad
Publicidad
1Comentarios

1

Pedro Reyes 14/07/2017 04:56 PM

David Rockefeller murió hace poco tiempo, tuvo varios transplantes de corazón (dicen que fue trasplantado 6 veces). Sus decisiones jamás se vieron afectadas (decirlo así) por la conciencia de cada corazón de sus anteriores donantes. Por muy complicado que sea un proceso, posee siempre una o más explicaciones prácticas y sencillas. En mi opinión, new age a más. Pero a quien le funciones? Excelente.


Más notas de Facetas
Ver mas