Facetas
¿Cuáles son las mejores apps para ligar?
12:00 PM / 13/09/2017-Pablo Hernández

Las relaciones han cambiado a todos los niveles y se debe, en gran parte, a la incidencia de las nuevas tecnologías en nuestras vidas. La fórmula básica es la del aquí y el ahora, y eso de que no exista la necesidad de tener a alguien delante para poder hablar con él, implica la posibilidad de conocer gente alrededor del mundo.

 

Hoy día, amoldados por completo a uso de dispositivos móviles y redes sociales, no parecemos conscientes de la revolución que esto ha supuesto. Ha permitido, entre otros beneficios, mantener un contacto más fluido con familiares y amigos que viven lejos, y ha convertido a Whatsapp o Facebook en vías preferentes para la comunicación, en lugar del cara a cara o incluso llamar por teléfono.

 

No todo es positivo. El contacto físico ha quedado despersonalizado en favor de estas nuevas herramientas. En parte, se han sustituido relaciones en el mundo físico que han pasado a construirse en el plano virtual, donde nadie está seguro de la veracidad de lo que se cuente. La vida de alguien puede ser muy diferente a como se muestra en las redes.

 

En la mesura y en el sentido común está la virtud. Ni el denostado “postureo”, ni la posibilidad de adicción, ni la merma de intimidad, deben ser contras que hagan renunciar a los también obvios beneficios.

 

Hacer amigos: no todo es ligar

 

Hay que verlo por el lado positivo. Las relaciones han sufrido cambios significativos a lo largo de la historia, como sucedió con la incorporación de la mujer a la vida laboral o a medida que los más jóvenes han ido postergando el  compromiso. Pese a ello, han persistido porque, al fin y al cabo, somos animales sociales.

 

Cierto es que la revolución tecnológica no admite comparación, sí, pero también ha ayudado a muchas personas. La timidez es un obstáculo que puede considerarse de grandes proporciones en según qué casos, y eso no de tener que salir de la zona de confort para conocer a gente nueva no supone más que atractivos para miles de personas.

 

Una ventana se abre al mundo entero para poder incluso cambiar de círculo, cuando las relaciones en el de toda la vida se han vuelto algo tóxicas. Y es que no solo para los amores esporádicos y el sexo fácil están pensadas herramientas como las webs de cita, sino también para hacer amigos.

 

TuAppPara, precisamente, recopila en uno de sus artículos apps para conocer gente a través de las redes sociales, que no tienen por qué usarse solo para el flirteo. Ni siquiera tienen  que ver con las grandes conocidas que, para alcanzar el éxito, te piden que desembolses dinero.

 

Destaca, en primer lugar, Meet Me, una app que permite conocer a gente en los alrededores, y con la que se comparten aficiones, gustos e intereses. Su éxito es tal que, según TuAppPara, cuenta ya con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo. Se puede vincular a la cuenta de Facebook para ampliar las posibilidades de éxito.

 

Geokeda también se basa en la geolocalización, por lo que también es un app que invita a desvirtualizar. Al fin y al cabo, es contraproducente que las personas se estanquen detrás de una pantalla, y TuAppPara considera que esta opción es estupenda para salir de casa y conocer personas nuevas.

 

La lista también incluye MeetUp, Skout o Badoo Gente Cerca, todas dando prioridad a las citas cara a cara. La última, por ejemplo, tiene más de 340 millones de usuarios en todo el mundo y, como punto a favor, destaca la eliminación de perfiles falsos de forma constante.

 

Buscar por afinidad, la mejor opción

 

Encontrar a la persona ideal a través de internet, sin embargo, no es tan fácil. El algoritmo de las webs de citas consigue filtrar a usuarios según gustos comunes, pero eso no garantiza que la relación vaya a ir como la seda. Por eso, han sido muchas las que han tratado de darle una vuelta de tuerca a modelos como el de Tinder o Badoo, con idea de ampliar las posibilidades de éxito.

 

Un sitio web perteneciente a El Mundo, Buhomag, recogía aplicaciones para ligar específicas, asegurando que estas se han centrado en las posibles incompatibilidades que pueden surgir en la cita. Hater, por ejemplo, está expresamente diseñada para ello. 

 

Así pues, con esto de ligar también se han creado nichos específicos que, además, se blindan ante los “intrusos”. Veggie Connection, por su parte, ha conseguido que veganos y vegetarianos puedan hacer algo tan básico como salir a cenar con sus potenciales parejas sin que surja el conflicto por dónde ir, y sin que terminen con el estómago revuelto. En su lado opuesto están las apps para ligar de los amantes de la carne.

 

Como la vida en pareja implica mucho más que coincidir en la elección del restaurante, también existe Sapio, que calibra cada perfil haciendo al usuario que responda más de 300 preguntas. Así, trata de unir por nivel intelectual.

 

Habrá a quien le parezca raro, pero es cuestión de prioridades. Y, como cada establece las suyas, Jswipe da opciones de unir por grado de religiosidad a parejas pertenecientes a la comunidad judía.

 

Tampoco falta, por supuesto, las webs de citas para amantes de los animales.

 

Aprendiendo a vivir con cada situación

 

Está bien intentarlo por las nuevas vías de contacto que ofrece la tecnología, y que ya no obligan a superar a ese miedo al rechazo, que es más pronunciado en el cara a cara.

 

Sin embargo, lo mejor es no obsesionarse, sino tomarse esto de ligar con apps como algo divertido. Si una persona aprende a vivir con sus circunstancias, aceptarlas y buscar el lado positivo, será más feliz que si se marca como objetivo encontrar la pareja ideal o hacer más amigos.

 

Lo de tener pareja también es un convencionalismo, un estado idílico que se ve alimentado por el cine y por los medios de comunicación. Hay que saber ver las ventajas de no tenerla para que no se vea afectado el plano emocional.

 

Publicidad
Publicidad
0Comentarios
Más notas de Facetas
Ver mas