Publicidad

Actualizado hace 112 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
08:41 AM / 08/08/2018
Veinte años de los "Juegos del Sol"
Guy Acurero
Archivo PANORAMA

La llama del Caribe recorrió el “Pachencho” Romero de Maracaibo hace 20 años. Una cita entre 32 países que se reunieron en Venezuela para la edición 18 de los Juegos Centroamericanos y del Caribe (CAC) de 1998, que significó uno de los eventos deportivos más importantes que se hayan disputado en la capital zuliana.

Maracaibo 1998, denominados los “Juegos del Sol”,  tuvo una magnitud a la altura de la final de la Copa América de fútbol en 2007, también celebrada en la casa del balompié de la región.

Uno de los atletas más importantes en la historia del país inició su historia en Maracaibo hace 20 años. El karateca Antonio Díaz, con 18, ganó su primer oro en Centroamericanos en kata.

“Los Juegos Centroamericanos de 1998 en Maracaibo para mí fueron una gran experiencia porque fue el año en el que estaba  entrando oficialmente a la selección  nacional de mayores y además fue mi primer evento de ciclo olímpico”, declaró el sensei a PANORAMA.

“Yo recuerdo que toda la organización del evento fue muy buena, fue una gran experriencia estar en la villa. Ver atletas de otros deportes, delegaciones de otros países, ir a ver competencias de atletismo, apoyar a la selección de voleibol, que recuerdo que  fuimos a verla jugar en Cabimas. Fue una experiencia muy bonita que me llenó muchísimo”, detalló el karateca.

Los Juegos fueron inaugurados por el ex presidente Rafael Caldera, mientras que la llama olímpica estaba sobre las manos del boxeador Pedro Gamarro. El miembro del Salón de la Fama, Luis Aparicio,  y el actual Rey de España,  Felipe VI, que en su momento era Príncipe de Asturias, fueron dos de los invitados más destacados.

 

Felipe VI y el ex presidente Rafael Caldera.


 

Pedro Gamarro, con la antorcha.

 

Participaron 6.100 atletas de 32 naciones diferentes y Caracas, Punto Fijo, Cabimas, San Francisco, Jesús Enrique Lossada y Lagunillas sirvieron como subsedes en el país. Guatemala albergó la competencia de remo. 

Venezuela terminó en el tercer lugar del medallero de los CAC 1998, con 56 doradas, 87 de plata y 67 de bronce para un total  de 191 medallas. 
Cuba fue la delegación que arrasó en Maracaibo, con 191 auríferas, 74 plateadas y 69 de bronce. Lideró el medallero por delante de México (61 oros, 87 platas, 71 bronces) y Venezuela.

El futbolista Leopoldo Jiménez, integrante de la selección masculina que ganó oro en Maracaibo 1998, dio declaraciones a este rotativo sobre el momento que vivió Venezuela.

“La experiencia en lo personal fue increíble. Sumamente impresionante. Donde valoré mucho el ser atleta, deportista y poder compartir un evento como unos Centroamericanos  en el  cual compartías ese establecimiento, compartía concentración, comedor, con deportistas de otras disciplinas, de tu país, de otra nacionalidad, y ese intercambio cultural siempre es bueno y positivo y te ayuda a crecer y a ver las cosas de diferentes maneras”.

Jiménez, quien jugó en la Vinotinto en la era Richard Páez, habló de lo deportivo: “Sin duda alguna, uno de los mayores logros que he podido tener (la obtención del oro), no solo por ser campeón sino por lo que podía representar en ese momento para el fútbol venezolano ya que no estábamos obteniendo buenos resultados a nivel de selecciones en categoría grande y ya la generación estaba empezando a dar muestras de lo que podía dar después de haber hecho cosas importantes en torneos sub 20. Esa generación logró conseguir el oro, teniendo buenas actuaciones, resultados y performance”.

Destacó la entrega de la afición durante los Juegos Centroamericanos y del Caribe: “El ‘Pachencho’ y la fanaticada marabina se portó a la altura. Recuerdo que tuvimos un partido a la 1:00, 2:00 de la tarde y había una cantidad de gente importante cuando el calor en esa parte del día es fuerte”. 

 

Los integrantes de la selección venezolana masculina, oro en Maracaibo 1998

.

 

El presidente de la Asociación de Judo del estado Zulia, Carlos Díaz, conversó con PANORAMA sobre lo que fue el evento, en el que fungió como jefe de acreditaciones.

“Yo creo que Maracaibo 98 como sede los CAC representó un compromiso para el deporte venezolano y especialmente el zuliano, donde se demostró una vez más la capacidad organizativa de toda la dirigencia deportiva zuliana”, destacó Díaz.

Explicó: “(Los Juegos) sirvieron para remozar las instalaciones deportivas del estado, de Maracaibo, de San Francisco y de la Costa Oriental. En nuestro estado hay una gran cantidad de material deportivo de primera clase, de los cuales quedan algunos vestigios. Sirvieron para la construcción de diferentes escenarios, como el Palacio de los Deportes de Combate de San Francisco y la reparación del Polideportivo”. 

“Ocurrieron cuestiones importantes, como la reparación de la pista sintética. La adecuación de la Villa Deportiva que estaba ubicada en el centro de Maracaibo, fue importante, allí llegaron las delegaciones y los hoteles del Lago y el Maruma sirvieron como hoteles principales donde se alojaron árbitros y diferentes personalidades deportivas, de manera que la ciudad y el Zulia tuvieron la oportunidad de observar a atletas de gran categoría internacional, compitiendo en esos Juegos en las diferentes disciplinas deportivas”.

Díaz lamentó que 20 años después del evento, “las instalaciones deportivas del estado se encuentran completamente deterioradas, no tenemos material deportivo, nuestros atletas carecen de becas, no hay recursos para asistir a los eventos deportivos nacionales”. 
“El deporte amateur es el que hace el desarrollo deportivo, el que representa a las asociaciones deportivas. Esperamos que el gobierno regional los apoye (a los atletas) para que nosotros sigamos engrandeciendo y representando al Zulia, que tantos triunfos le ha dado al deporte nacional”.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
0Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS