Publicidad

Actualizado hace 25 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Experiencia Panorama
11:30 AM / 09/10/2017
Beatriz Canaán de Rincón devota del arte: Perfil de la galerista
Yesenia Rincón Castellano
2

Como una obra de arte moderna, una instalación que apela al abigarramiento de objetos, cada uno colmado de significación, más una alta carga de afectos. Así es el escritorio de Beatriz Canaán de Rincón, un rompecabezas donde cada pieza es un recuerdo que se integra perfectamente a esa mesa de trabajo  y a su vez, al local PB 27 del Centro Comercial Costa Verde que, en cuatro décadas de trabajo ininterrumpido, se convirtió en la galería activa más antigua de la ciudad.

Pero el lugar de blancas paredes donde moran una multitud de cuadros y esculturas  de los creadores más destacados de Venezuela y algunos del mundo, trasciende de la actividad galerística, gracias a su creadora. Beatríz Canaán en sí misma es una institución del arte del Zulia para el mundo, que ha sabido promocionar artistas nacionales en ferias internacionales, y traer obras de Caracas y del exterior a Maracaibo, para la contemplación de los zulianos. 
Su labor como galerista evolucionó al de una promotora cultural consagrada que ha apoyado la creación de instituciones culturales como el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez (Camlb), por lo que es una de las fundadoras de la Sociedad de Amigos del Camlb y  su primera presidenta mujer.

También es la creadora de la Feria Internacional de Artes y Antigüedades de Maracaibo (Fiaam) y  de la Fundación Fernando Rincón Canaán, así como benefactora del Hogar San José de la Montaña, entre muchísimas instituciones, actividades, proyectos y fundaciones que tienen que ver con el arte, el altruismo y el desarrollo de la ciudad que habita, que ama y que  la vio nacer, el 23 de junio de 1942.

“En los primeros años de mi vida yo vivía en el centro de Maracaibo, en una hacienda cerca de Mendoza. Pero luego, durante casi toda mi infancia y adolescencia viví en Valera, estado Trujillo y allí fue mi mayor acercamiento a las artes. Soy la menor de seis hermanos, pero como cinco son de un primer matrimonio de mi mamá, me crié como hija única”, contó la señora Beatriz detrás del escritorio en el que las elevadas vírgenes, santos,  esculturas y portarretratos fungen casi como un velo que impide ver quien está sentado tras ellos.

Su padre, don Ramón Abelardo Canaán, nació en el Líbano, y  era comerciante en el área de la mueblería, y su mamá, doña Mercedes Aché de Canaán, nació en Valencia,  era de padres libaneses, también se dedicaba al comercio, pero su talento en la cocina le permitió escribir libros de gastronomía libanesa.
“En Valera fueron mis primeros acercamientos al arte, con amigos que eran poetas y afectos a lo artístico como Adriano González León y David Alizo”, rememoró la galerista quien asegura haber tenido una educación bastante católica y de rigor en la Escuela Eloísa Fonseca, de Valera y luego en el Colegio Salesiano Inmaculada Concepción, de Mérida, por eso “La Inmaculada” se ha convertido en su advocación más preciada de la Virgen.

“Ya a los 16 años mi mamá decide que los estudios superiores los debía hacer en Europa, y por ello nos fuimos por agua, en un trasatlántico italiano llamado El Surriento, hasta el viejo continente donde estudié los idiomas inglés y francés, en Francia e Inglaterra y en España, donde también estudié secretariado universal e intérprete público. Mi primer trabajo como intérprete fue en el Primer Congreso Petrolero, donde me tocó  traducirle a los delegados de Trinidad y Tobago al presidente Rómulo Betancourt”. 

En esos años por Europa conoció todos los grandes museos de ese continente. Y de tanto arte que ha visto en la vida asegura que la que logró impresionarla fue el cuerpo alado y sin cabeza de La Victoria de Samotracia. “Recuerdo habérmela encontrado al finalizar una escalera y me sorprendió su imponencia de más de dos metros y su acabado perfecto en mármol”.
Cuatro años después de su vida europea se  regresó a Maracaibo. Y en la asoleada ciudad puerto fue donde conoció su gran amor, Ender Rincón.

“Recién llegada de Europa fui a visitar a una primas de apellido Azar. Ellas eran amigas de Ender y me lo presentaron. Yo de allí me fui a misa. Y él dice que a él no le gustaban las misas, pero fue a esa por mí”, cuenta con una sonrisa, hoy consciente que,   aquella misa les bendijo la unión, porque nunca más se separaron,  lleva casi 56 años juntos, tres de novios y 53 de casados.
El enlace con Ender, comerciante,  coleccionista,  escultor egresado de la Escuela Neptalí Rincón y docente,   terminó de sellar su afición por las artes. 

El matrimonio fue en la iglesia San Antonio Claret, la parroquia que ya se ha convertido en el sitio en el que ella y toda su familia se abraza a Dios. Allí fue también la despedida de Fernando, el menor de sus cuatro hijos, fallecido hace 11 años y cuyo recuerdo aún le quiebra la voz y le inunda los ojos. 
“Eso no se supera. Uno aprende a vivir con eso”, citó a Indira , hija del héroe Gandhi,  en un intento de  explicar el desconsuelo de una madre ante la irreparable pérdida de un hijo. Dolor que en su vocación altruista le llevó a formar la Fundación Fernando Rincón Canaán, Putuplúm, como el sobrenombre que le decían a su hijo.

Él es una de las estampas que aparecen en su escritorio, junto con el resto de sus hijos: Enrique, Ana María y Roberto; más sus nietos: Andrea, Sara, Luis Fernando, Samuel, Tomás y María Fernanda. Así como sus padres, hermanos, ahijados y, por su puesto, Ender, su fiel compañero de vida, incluso dentro de “700” nombre con el que todos abrevian la galería, donde siempre se le encuentra sentado, observando monedas de su amplia colección numismática.

“Es nuestro segundo hogar —afirma la señora Beatriz—. Por mucho que uno quiera alternar la faceta de madre con la profesional, cuando yo trabajaba como bibliotecóloga en la Casa Americana (que hoy es el Cevaz), ya con cuatro hijos comencé a pensar qué hacer que no me demandara tanto tiempo y pudiera estar más con mis hijos. Entonces decidí con Ender crear la galería, asociados con una prima llamada Ina Velasco. Primero estuvimos en el edificio Socuy. Y luego, cuando comenzaron a hacer este centro comercial me enamoré de este espacio en forma de “L”. Decidí ponerle 700 porque en la nomenclatura de bibliotecología, ese es el número que corresponde al estante donde se guardan los libros de arte y decoración.  Y aquí estamos”.


 Su ética le impide hablar de preferencias de algún artista u otro. Todos cuentan con su compromiso y vocación de servicio, al punto, de crear un espacio en ‘700’  para exponer la  obra de artistas jóvenes. Así se puede ver en ese espacio en ‘L’, la  evolución artística  de Maracaibo en 40 años.

“Nada de esto habría sido posible sin el apoyo de los empleados de la galería. Las que están y los que se han ido —agradece a su equipo con humildad—. Así como también a Dios, por supuesto, y a los artistas, a los medios de comunicación, en especial a PANORAMA, y a todos los que se ha sumado al quehacer artístico y las nobles causas por la ciudad y el país. El arte debe estar siempre al servicio de la gente, porque eso es lo que nos acerca a lo más bello de la vida”.

La galerista y también orfebre asegura que bajo la circunstancia que sea, ella cree en Venezuela y el arte: ¡Yo no me voy de aquí! ¿Dónde voy a vivir si no es en mi país? Es aquí donde hacemos falta. Hay que seguir adelante. Yo soy perseverante como me enseñó mamá”. Se le desborda más que la esperanza, la devoción, por su suelo,  por la constancia y por el arte como redención.   
 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
2
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
2Comentarios

1

Pedro Reyes 08/10/2017 09:31 AM

Brillante!. Aunque de arte no sé nada. Me gusta leer a quien lo aprecia. A veces voy a uno que otro museo. Cada vez que paso por la puerta me dá murcielaguitis.


1

Pedro Reyes 08/10/2017 09:34 AM

Bueno. Me corrijo. No voy, me hacen ir. Ella se para viendo su arte y yo al lado. Miro el arte y la miro a ella, vuelvo a mirar el arte y la vuelvo mirar a ella, tratando de descubrir que le vé?.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS