Publicidad

Actualizado hace 22 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
10:00 AM / 26/04/2019
Proliferación de plantas eléctricas dispara el consumo de combustible y especulación
Giuliana Urdaneta
Enrique Rivas

Ante la crisis energética, las plantas eléctricas se han convertido en la nueva “necesidad” de los zulianos dando paso a un nuevo mercado especulativo con la creciente demanda de la gasolina o gasoil para la operatividad de estas máquinas.

Al no haber ningún surtidor específico para proveer combustible a los generadores eléctricos que poco a poco se han hecho comunes en mercados y hogares de la ciudad, los más “hábiles” han aprovechado la crisis para comercializar el combustible a cambio de jugosas sumas de dinero.

Mientras no exista ningún abastecimiento específico, los dueños de dichas plantas se han convertido en víctimas de la rosca especulativa.

“La crisis eléctrica ha golpeado fuertemente mi negocio, la operatividad de la planta eléctrica cada vez se hace más cuesta arriba por las largas colas que siempre hay en las bombas”, dijo José Alvarado comerciante del mercado La Curva de Maracaibo. 

“He llegado a pagar hasta 10 dólares por una pimpina de gasolina de 20 litros para surtir la planta, pero si sumas esos 10 durante una semanas es mucho dinero”, afirmó Alvarado.

Para la compra de estas pimpinas, las fuentes consultadas afirmaron que han llegado a pagar de 10.000 bolívares soberanos en efectivo, 20.000 Bs.S por punto o haber realizado “trueques” con algunos productos de la canasta básica.

“Para que me presten la colaboración de llenar los tanques de mi camioneta con la idea de trasegar gasolina para mi planta eléctrica sin perder el día completo en colas, suelo brindar uno que otro kilo de los víveres de mi negocio”, dijo un comerciante del mercado periférico de La Limpia.

Mientras que otros usuarios prefieren pagar sumas similares en algunas estaciones de servicios a cambio de no hacer la cola y acceder al combustible para luego ser utilizado en las plantas.

“Desde los apagones, casi no muevo el carro porque en las mañana lleno el tanque y toda la gasolina la dispongo para el consumo de mi planta eléctrica”, afirmó Roberto Urdaneta, residente del sector Veritas. 

“Todo es una maraña, si quieres gasolina debes ir a ‘chapear' en las bombas para poder llenar el tanque del carro y las pimpinas o sino hacer una cola de más de 6 horas e ir rezando para que alcance y no haberla hecho en vano”, aseveró Urdaneta. 

Una planta eléctrica pequeña de 2.000 vatios para encender el punto y bombillos de un local, consume 5 litros de gasolina cada cuatro horas durante las 8 que mantiene su operatividad, es decir que en total el generador de cargas gasta 10 litros diarios. 

Mientras que las de mayor potencia como las de 4.000 vatios en adelante pueden consumir de 20 a 40 litros (equivalente a un tanque de gasolina de un vehículo común) con duraciones de 15 horas diarias, aptas para cavas y electrodomésticos grandes. 

Las especificaciones técnicas, además, obligan a usar las plantas en horarios limitados. 

Debido a esta realidad con la crisis eléctrica, el consumo no es solo para el traslado vehicular sino también para la utilidad de las plantas y la reventa de combustible, por lo que las colas en las estaciones de servicio no van a bajar. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
1Comentarios

1

Jesus Bermudez 26/04/2019 02:25 PM

Bienvenidos a la Venezuela del burro y su banda.. gracias a todos los q votaron por esa basura y se prestaron al show electoral de tibisay y maduro.. ahi tienen su patria gozenla, hpts!!!!


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS