Publicidad

Actualizado hace 13 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
05:45 PM / 14/06/2019
Principales parques de Maracaibo muestran su peor cara
Luis Alberto Dagand
Alberto Briceño

Los espacios para la familia marabina están  en un “decrescendo”  estructural. Sitios como el parque La Marina, parque Rafael Urdaneta y la plaza Centenaria, son objeto de tristes miradas por parte de los habitantes cercanos, que perdieron las alternativas económicas para una salida familiar.

En paupérrimas condiciones se encuentra el parque La Marina, ubicado en la avenida  El Milagro. Hace un año malhechores se llevaron placas, letras y figuras de bronce de sus espacios. La ‘joya’ del parque, El Mirador, icónica estructura que permitía una vista privilegiada de la ciudad muestra las evidencias de ociosos que se han dedicado a romper sus vidrios y recientemente robar cables, puertas y hasta las santa marías del recinto recreacional. Hasta de baño público lo han tomado.

A finales del 2000 la atracción cerró, para ser reabierta en el año 2014, desde entonces poco a poco los expendios de comida y entretenimiento de La Marina fueron cerrando sus puertas hasta cercar a El Mirador, obligándolo a clausurar sus puertas nuevamente. A cerca de tres años de su último cierre, el panorama del lugar es cada vez más lúgubre.

“Esto es un desastre, uno puede ver de noche como rompen las cerámicas de las monumentos para llevárselas o usarlas para tirárselas a los carros y frenarlos para robarlos, da impotencia como cada día se llevan algo de este lugar, ya no es ni siquiera seguro, no solo por el hampa, sino porque donde sea hay vidrios y piedras, cualquiera se puede cortar”, relató Jhon Sepúlveda, habitante del barrio Zapara. 

En una oportunidad, Selene Estrach, quien encabezaba el Sedepar (Servicio Desconcentrado de Plazas y Parques) admitió que “el parque La Marina es uno de los espacios más grandes, entonces tienen bastante complejidad”, aseguró que “la Gobernación tienen un proyecto de recuperación. El año pasado hicieron el levantamiento del proyecto y está planteado que a mediados de este año empiece la intervención para ponerlo a funcionar”. Hasta la fecha no se aprecia alguna cuadrilla de aseo o mantenimiento en el sitio.

 

En la antigua avenida Padilla, llamada ahora Urdaneta, las figuras ecuestres del parque con el mismo nombre,  están casi en el suelo. Las estatuas que representan un momento heroico del general Rafael Urdaneta, conocido como el ‘brillante’ tienen sus bases destruidas.

“Eso tiene un montón de tiempo así, no sabemos cómo están en esas condiciones. Algunos dicen que por los chubascos, otros dicen que las iban a robar y no pudieron, lo cierto es que se ve horrible”, contó Juan Soto habitante cercano a al lugar.

 

El último trabajo de mantenimiento largo y tendido se realizó en marzo del año pasado. Mientras que en octubre del mismo año se realizó la Fiesta de la Luz, en un renovado parque, que hoy muestra una cara muy contrastante desde aquel entonces.

 

En el caso de la plaza Centenario, ubicada en la calle con avenida 16, la basura y desagradable olores hacen un ambiente insoportable para sus visitantes, en especial para quienes se ven obligados a realizar trámites en el registro civil de la parroquia Chiquinquirá. “Yo vengo a buscar la partidas de nacimiento de mis hijos, me quiero ir del país con ellos y las necesito, pero venir para acá pone en riesgo mi salud, no los traigo a ellos para evitar que se enfermen”, contó Cinthya Bermúdez, mientras tapaba su nariz con un pañuelo.

 

El espacio que conmemora al General Rafael Urdaneta, fue inaugurado en 1945, 74 años después, la desidia reina en el lugar. Este medio intentó comunicarse nuevamente con algún vocero de los organismos encargados de los lugares,  pero los esfuerzos fueron infructíferos. 

¿Te gustó la nota?
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DECiudad
Ver más