Publicidad

Actualizado hace 20 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Ciudad
04:34 PM / 04/09/2017
Crear una empresa tarda hasta seis meses en Venezuela
Jhoandry Suárez
3
Agencias.

El nacimiento de un nuevo negocio en Venezuela podría considerarse todo un “viacrucis”, por lo distendido y difícil de los procedimientos legales que implica. 

Desde el registro mercantil hasta la inscripción en instituciones gubernamentales, los solicitantes llegan a tardar hasta seis meses. Aunque el Banco Mundial apuntó que en realidad son 230 días, según su informe Hagamos Negocio (Doing Business), de 2017. 

En la publicación, el BM refería que Venezuela se ubicaba en el penúltimo lugar de las economías del mundo con más dificultades para abrir un negocio. En cuanto a trámites suma 20, mientras que en Colombia solo son 9.

La primera estación de este calvario comienza en el registro mercantil, donde se pueden invertir, en promedio, uno o dos meses. A través de las oficinas los interesados proceden a una lista extensa de trámites: reservar el nombre de su empresa, introducir el documentos constitutivo, consignar las planillas de pago por capital, firmar, ir a una revisión final de la documentación y por último, publicar la formalización.  

Incluso, hasta tres meses llegó a esperar Douglas Moreno, abogado marabino, por la inscripción de un comercio de refrigeración. “Me decían que solo había una impresora y por esto se retrasaba el proceso”. 

Los mismos funcionarios del Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) coinciden en que esta fase no amerita más de una semana y media. Problemas administrativos o técnicos, en su mayoría, como falta de insumos o apagones, son los que terminan dilatando aún más el proceso. De hecho, en el registro mercantil tercero de Maracaibo, ubicado en Bella Vista con la calle 72, se conoció  que llevaban dos semana sin servidor de red. 

Para el lunes se espera que puedan reanuadar con el dispositivo. Antonio Osorio, asistente de la oficina, apuntó que debido a la falla han dejado de gestionar “muchísimos” trámites. 

No obstante, para Pedro Campos, también abogado, esto le representó una traba por la cual tuvo que cambiar algunos documentos a otro registro.  

Esta burocracia es la que termina formando el “caldo de cultivo” para la aparición de gestores. Un usuario del registro mercantil, en calidad de anonimato, refirió que cobran más de Bs. 120 mil por otorgar la formalización en un día y siempre existe una “maraña” en otros pasos para que sean más rápidos. 

Luego de esta estación, viene la solicitud del RIF jurídico, la inscripción en el Inces, Seguro Social, Banavih, Ministerio del Trabajo, inspección de bomberos y solicitud de patente municipal.

William Suárez, propietario de un ciber recién registrado de Maracaibo, afirmó que en varias ocasiones ha intentado cumplir con el registro de actividad comercial en el  Sedemat, pero ve su objetivo truncado porque le dicen que no tienen sistema. 
 

“Para una empresa, esto (inscripción) lleva dos o tres meses más”, precisó Elios Ríos, presidente de la Unión de Comerciantes del  Zulia. “Si el negocio se va a dedicar a alimentos, necesita, además, permiso sanitario y si los va a distribuir, autorización Sada, el cual puede tardar más de un año en que lo entreguen”, aseguró. 
 

Una opinión que comparte Andrea Rondón, del  Cedice.

“Las excesivas regulaciones son nocivas porque terminan elevando el costo de hacer negocios y alejan la inversión (...) Por ello, el simplificar trámites para propiciar empresas formales, creadoras de empleo y riqueza debería ser la norma”, escribió en  su libro Hacer negocios en Venezuela: costos e impacto del marco legal.

El Gobierno hasta los momentos ha impulsado la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos (2014). En ese mismo año, Dante Rivas, en ese entonces Autoridad Única de Trámites, afirmó que en la administración pública existen 4.500 trámites que debían ser simplificados en dos años.

El economista y constituyentista Blagdimir Labrador, en entrevista a este medio, expuso recientemente que no estaba de acuerdo con las trabas burocráticas. 

Por lo tanto, el debate de este tema podría llegar a la Asamblea Nacional Constituyente.  Sin embargo, lo cierto es que en el último año no se han producido señales concretas de una reducción de los obstáculos para la creación de empresas y con ello, pasar de “viacrucis” a un proceso rápido y eficiente.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
3
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
3Comentarios

1

Marie . 05/09/2017 07:15 AM

Otro grandioso atraso revolucionario....!


2

Marie . 05/09/2017 07:14 AM

Otro grandioso atraso revolucionario....!


3

Pedro Reyes 04/09/2017 05:36 PM

No debería de ser. Pero es el resultado de largos años jugando al empresario con empresas de maletín. Todavía no se cansaron de perseguir a los chavistas en el extranjero?. Pues cuando se cansen vayan y se comen una arepita en un negocio montado en Miami con el dinero de la publicidad de un ministerio antes de Chávez. Y hay más, pero no vale la pena decírselo a los murciélagos. El problema de Venezuela siempre han sido los mismos venezolanos apenas agarran cargo público. Vengan ahora ingleses, franceses, gringos, alemanes y españoles, y junto con Leopoldito, sálvenlos!.


AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS