Publicidad

Actualizado hace 4 minutos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Belleza y Salud
12:02 PM / 09/05/2018
¿Has sufrido de picazón crónica? Un estudio descubre sus causas
Redacción WEB / Agencias
0
Archivo referencial

La comezón crónica es una de esas sensaciones que no se quieren sufrir ni por casualidad. Si una simple picadura de mosquito es molesta, imagínate una picazón constante en algúna zona de tu cuerpo... o en todo el cuerpo.

Las respuestas de casi todos los problemas las encontramos en la ciencia y esta no es la excepción: Investigadores de la facultad de Medicina de la Washington University en St. Louis, EE.UU. (WUSTL) publicaron un trabajo en la Revista Science donde explican que, de acuerdo a un estudio realizado en ratones, la falta de una célula sería la causante de la picazón, reseñó el portal Con Bienestar de TN, en Argentina.

De acuerdo a la investigación, existen unos receptores del tacto en la piel, llamados células Merkel, cuyo número está directamente vinculado con la sensación de picor. La cantidad de receptores se reducen a medida que, en este caso, el animal envejece; así como también aquellos que tienen piel seca poseen menor cantidad de estos receptores.

Los científicos utilizaron un hilo de nylon para analizar las respuestas. Al ser rozados, aquellos ratones con menos células Merkel eran más proclives a sentir picazón. De la misma manera, los roedores más viejos se rascaban más que los jóvenes.

Estos estudios explicarían, entonces, por qué tanto las personas mayores como quienes poseen piel seca sufren comezones con apenas tocarlos. “Puede ser muy molesto y no hay fármacos para tratar este tipo específico de picor, por lo que queríamos identificar sus causas para encontrar mejores formas de tratarlo”, explica uno de los investigadores, Hongzhen Hu (profesor asociado de anestesiología).

De acuerdo al profesional, si bien aun no tienen en claro qué hacen con exactitud las células Merkel, su descubrimiento sugiere que ayudan a controlar la respuesta al picor, por lo que, al carecer de ellas, se pierde la capacidad de resistirlo. Para respaldar esta hipótesis, los científicos utilizaron también ratones genéticamente modificados, sobre los cuales pudiesen activar las células en cuestión mediante un componente químico. Esto demostró que, expuestos a esta sustancia, los ratones se rascaban menos.

Actualmente, el equipo de investigación analiza muestras de piel de pacientes que sufren de esta comezón crónica, para comprobar si se cumple la baja presencia de células Merkel. En un futuro, entienden que, si lograsen controlar su actividad, podrían aliviar la picazón.

¿Te gustó la nota?
Publicidad
0
TOP 5 DE NOTICIAS
Publicidad
Comentarios
AVANCES
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
TOP 5 DE NOTICIAS
MAS NOTAS DEBelleza y Salud
Ver más